nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Elecciones en Guatemala

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> América
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 6:41 pm    Título del mensaje: Elecciones en Guatemala Responder citando

Estimados Contertulios;

¿ Qué tienen que decir los foristas acerca del resultado de la primera vuelta de los comicios electorales guatemaltecos celebrados el pasado domingo 9 de noviembre en el que quedó descartado el Frente Republicano Guatemalteco de Ríos Montt?. Es interesante comprobar cómo trata el particular el diario mejicano La Jornada en su editorial del 11 de noviembre

Cita:
El saldo más significativo de las elecciones realizadas en Guatemala el pasado domingo no debe buscarse en los vencedores de la contienda -dos candidatos anodinos, representantes ambos de la oligarquía tradicional agro exportadora, comercial y financiera-, sino en el derrotado principal: el general Efraín Ríos Montt, genocida y dictador reconvertido en político y árbitro máximo, hasta ayer, de la vida política de la nación vecina.

Es pertinente recordar que Ríos Montt apareció por primera vez en el panorama electoral guatemalteco en 1974, cuando, como candidato de una alianza de centro izquierda, ganó las elecciones de ese año. La jerarquía militar desconoció el triunfo e impuso, en forma fraudulenta, a su propio presidente. Ocho años más tarde, en plena guerra civil, esa misma cúpula militar lo llevó al poder mediante un golpe de Estado. Entonces Ríos Montt, reclutado por una secta religiosa estadounidense, mostró su verdadero rostro genocida. En los 18 meses que duró su paso por la presidencia ordenó el asesinato de decenas de miles de guatemaltecos, borró del mapa a sangre y fuego más de 400 aldeas indígenas que simpatizaban con las organizaciones insurgentes de la época, y colocó a su país como sinónimo de violaciones masivas y atroces de los derechos humanos.

Ríos Montt fue derrocado por un nuevo cuartelazo militar que culminó con la restauración de una democracia formal y la entrega a los civiles de una presidencia fuertemente acotada y casi simbólica. En el nuevo entorno democrático, el criminal de lesa humanidad formó una agrupación política, el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), a la que pretendió usar como trampolín para ocupar de nueva cuenta la jefatura de Estado. Lo intentó en 1990 y en 1995, pero se vio inhabilitado por una disposición constitucional que prohíbe ocupar el cargo a responsables de golpes de Estado. En 1999 Ríos Montt impuso como candidato de su partido al actual presidente, Alfonso Portillo, quien durante su mandato se exhibió no sólo como una marioneta del ex dictador, sino también como uno de los mandatarios más corruptos e ineptos de la historia de Guatemala.

En los meses previos a los comicios de anteayer, el gobierno de Portillo usó descaradamente los aparatos de Estado para favorecer en la contienda a Ríos Montt, quien, ante la evidencia de su escasa popularidad, intentó como recurso desesperado desestabilizar el panorama político mediante acciones vandálicas de sus partidarios y amagos violentos de fraude electoral, acciones que sólo acentuaron el repudio nacional hacia la figura del general asesino.

La derrota electoral del FRG implica automáticamente la pérdida de la inmunidad de que gozaba su líder máximo, en tanto que diputado y en tanto que candidato, y abre la posibilidad de someterlo a proceso en su propio país. Cabe recordar, a este respecto, que Ríos Montt es requerido en España por demanda de la premio Nóbel de la Paz Rigoberta Menchú, para que rinda cuenta de los crímenes cometidos durante la dictadura que encabezó.

Cabe felicitarse, en suma, de que un delincuente represor como el general guatemalteco haya sido políticamente neutralizado y que se plantee ahora la viabilidad de llevarlo a un tribunal junto con sus cómplices. Aunque fuera sólo por esos resultados, las elecciones guatemaltecas del domingo pasado deben considerarse exitosas.



Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 6:56 pm    Título del mensaje: Un criminal. Responder citando

Lo único que se y que digo, es que efectivamente, Ríos Montt es un verdugo de los EE.UU. en Guatemala y un redomado criminal. Chomsky, en su mejor época, ya dio buena cuenta de él. Sus crímenes ni sirvieron para nada ni arreglaron nada para Guatemala, excepto, claro es, favorecer las políticas represivas del Imperio y de la United Fruits Company en esa zona. Merece la muerte a manos de cualquiera. El mundo sólo perdería un miserable.

Salud.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Mie Nov 12, 2003 10:00 pm    Título del mensaje: Ríos Montt y elecciones en Guatemala Responder citando

el texto que envía Iñigo Ongay , tomado del diario mexicano La Jornada, en que se comentan las atrocidades perpetradas por el ex dictador Ríos Montt, está muy bien, pero sugiero que es ya un pasado que a nadie , salvo a los jueces que pudieran perseguir delitos en el área penal contra este ex presidente, pero ahora los votantes de Guatemala loque buscan es construir un porvenir "decente " para este cuerpo político tan maltrecho y tan lleno de odios que deben ser dejados a un lado para que ese porvenir sea realmente algo que merezca la pena, y la lucha por el poder se da entre dos candidatos , el de la derecha y el del centro derecha...veremos qué sucede, pero por bien de la eutaxiaen Guatemala, ya Ríos Montt fue enviado a un reñlativo olvido, pues podría ser que tenga diputados en el Parlamento de Guatemala, a pesar de todo.
En cuanto a lo que se refiere a Chomsky, no entiendo en que sentido Rodríguez Vega habla del Chomsky de los buenos tiempos...¿ acaso ya el Chomsky de los buenos tiempos no vale para analizar los sucesos políticos del presente ?, me gustaría tener más datos al respecto , si fuera factible.

Un saludo
Eliseo R.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Jue Nov 13, 2003 1:14 am    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

De acuerdo por entero a la observación que Eliseo planteaba al mensaje de José María " zárpax". Chomsky sigue siendo un lúcido analista político , a veces impacable y siempre informado al pormenor ( claro que con sus límites como es natural) del que pueden aprenderse muchas cosas. De hecho es en muchos puntos coordinable con los planteamientos políticos de Bueno . Otra cosa claro está, es que no debamos plegarnos a sus propuestas ni seguirle en su "pars construens"

Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Mar Ene 06, 2004 7:38 am    Título del mensaje: nuevo presidente y retos de su gobierno Responder citando

estimados amigos y amigas:
un artículo de la revista mexicana Proceso, analiza la situación que enfrenta el recién elegido presidente de la República de Guatemala,Berger.

Cita:

autora del artículo: Velia Jaramillo (Apro)

Guatemala: los retos de BergerCiudad de Guatemala.-- Apenas unas horas después de haber sido proclamado presidente de Guatemala, al empresario azucarero Oscar Berger empezaron a lloverle las demandas y los emplazamientos:

Los paramilitares grupos de autodefensa civil amenazaron con reiniciar sus violentas protestas el 15 de enero, apenas un día después de su toma de posesión

El Cardenal guatemalteco Rodolfo Quezada Toruño le pidió no olvidar a los 200 mil muertos y 100 mil desplazados que dejó la guerra interna concluida hace apenas siete años, y convertir los Acuerdos de Paz en su proyecto de nación.

Y la premio nobel Rigoberta Menchú lo emplazó a no servir de cobija dando impunidad a los genocidas, y entregar a los tribunales españoles, si su demanda prospera, a Efraín Ríos Montt.

Y no es para menos. El flamante presidente electo que ha hecho de la unidad su principal promesa de campaña, empezará a dirigir el 14 de enero un país con más pobres y desempleados, abatido por la violencia generalizada en las calles y las agresiones sistemáticas contra jueces y líderes sociales; con un estancamiento en los compromisos del los Acuerdos de Paz; con sectores gubernamentales penetrados, según voceros del gobierno estadounidense, por el crimen organizado; y con una nación donde la exclusión social se agudizó mientras crecía la confrontación entre actores políticos y económicos.

Más de un 56% de los 11.7 millones de guatemaltecos vive en la pobreza, las víctimas de la guerra y los campesinos sin tierra siguen esperando respuestas, el gasto en salud es el más bajo del continente y de Centroamérica –1% del Producto Interno Bruto, según la Instancia Nacional de Salud-- y 1.5 millones de guatemaltecos están fuera de los servicios de salud; 80% de los niños menores de 5 años padecen desnutrición y la mortalidad materno-infantil sigue siendo la más alta del continente. Hay 2 millones de analfabetas --68% de la población adulta-- en el país.

“O Berger asume el gobierno e impone la agenda que interesa a los sectores económicos privilegiados y aplica la receta clásica gatopardista -- cambiar todo para que nada cambie--, o la presencia de la sociedad civil organizada y de algunas cabezas dentro de su equipo logran introducir los problemas reales de Guatemala en la gestión del futuro gobierno”, prevé la analista Marielos Monzón.

Tierra concentrada en pocas manos --94% de los pequeños productores manejan un 18% de la tierra, y 1.5% de los grandes propietarios acumulan 62.5% de la superficie agrícola--, una distorsionada distribución de la riqueza --50% del ingreso está concentrado en 5.6% de los hogares y el restante 50% del ingreso está distribuido en 94.4% de la población—, empresarios reacios a pagar impuestos y un presupuesto deficitario para 2004, completan el desalentador panorama para el nuevo gobierno.

Columnista política, Monzón sostiene en entrevista con Apro: “El reto más grande de Berger es el combate de los cuerpos clandestinos que tienen tomado el aparato estatal. Otro reto: combatir la pobreza y con ello terminar con los privilegios de ese mismo grupo que lo apoyó en su campaña. Eso es lo que me parece como lo más complicado. Si el Presidente quiere rescatar al país tendría que hacer una transformación en la tenencia de la tierra, promover la desconcentración de la riqueza y realizar una reforma fiscal. Eso tocaría al grupo que catapultó a la presidencia”.

Exsecretario de la Presidencia durante el gobierno de Alvaro Arzú y uno de los promotores de los Acuerdos de Paz, Gustavo Porras dice a la corresponsal: “Creo que uno de los temas que va a presionar mucho desde el primer momento es el tema fiscal, porque no se ha logrado llegar a los niveles que son necesarios para sostener el desarrollo del país, incluso ahora hay una situación más difícil y habrán tentaciones de querer echar para atrás en las políticas tributarias, pero creo que se deben mantener y hacer un esfuerzo de recaudación”.

Ironía de la vida

El Presidente saliente, Alfonso Portillo sentenció el 29 de diciembre en un encuentro con la prensa: “Hoy van a llegar a ejercer el poder muchos de los que se opusieron a la reforma fiscal. Esa es la ironía de la vida”. Explicó que la carga tributaria que su gobierno logró elevar a 10.6% del PIB, se reducirá a 8% del PIB para el 2004, como efecto de recursos de inconstitucionalidad ganados por empresarios que impugnaron los aumentos de impuestos.

Porras estima que el voto adverso a Berger en las zonas rurales de de Guatemala --particularmente en aquellos con alta población indígena y mayores niveles de marginación--, tendría que generar un compromiso del nuevo gobierno para responder a las necesidades de esa población. El mensaje de esa población, sostuvo el analista Edmundo Urrutia, “es la demanda de inclusión, la exigencia de mayor igualdad en las relaciones sociales y culturales”. Por su parte, los votantes urbanos que favorecieron a Berger, estimó, se manifestaron contra “la polarización y el uso del resentimiento como arma política”.

El lunes 29 de diciembre, en su primer encuentro con la prensa tras ser declarado presidente electo, Berger insistió en su oferta de gobierno de unidad y para los más pobres, sostuvo que no permitirá privilegios, defendió la pluralidad de su proyecto y ofreció facilitar en lo que le corresponda el enjuiciamiento del general Efraín Ríos Montt por sus crímenes de guerra.

A quienes lo señalan como el representante de la oligarquía guatemalteca en el gobierno, replicó: “El anterior gobierno, y el de Ríos Montt, han sido los períodos en que crecieron más la pobreza y el desempleo, por su populismo, confrontación, por su falta de seguridad y certeza a los que invierten y producen”.

--Siendo un empresario de origen y finquero ¿qué garantías habrá de que su gobierno ofrecerá avances en temas con el acceso a la tierra y una reforma fiscal, y que no se preservarán viejos privilegios?, preguntó la corresponsal a Berger.

--He sido claro: cero privilegios. No vamos a aceptar la impunidad. Nuestra propuesta no es la de engañar a un grupo mayoritario en el país. Es la de servir, de ser solidarios e incluyentes, descentralizar. Somos un proyecto político joven pero muy plural, de mucha apertura, tenemos campesinos, sindicalistas, empresarios y académicos, no es una casualidad haber ganado éstas elecciones con un número de votos tan importante. Vamos a retomar el pacto fiscal y que sea en ese contexto que se analicen las cargas. Pienso que con mucha transparencia, con eficiencia en la captación, con el ejemplo de que los impuestos van a ser bien invertidos, vamos a transformar esa cultura de no pago.

--¿Qué voluntad política tendrá su gobierno para favorecer el enjuiciamento a criminales de guerra acusados de genocidio como el general Ríos Montt, y a funcionarios actuales acusados de corrupción?

--Nadie es superior a la ley. Que se inicien juicios y nosotros facilitaremos para que se investigue. Que el Ministerio de la Defensa y la Contraloría abran sus archivos (...) Vamos a reorganizar las instituciones a efecto de que cumplan con sus funciones, el organismo judicial tiene que ser absolutamente independiente y disponer de los recursos para aplicar la justicia.

Con el país “desertificado” por el gobierno estadounidense, Berger ofreció esfuerzos para que las relaciones vuelvan a la normalidad, y en torno a la relación con el gobierno mexicano, ofreció: “Tenemos que mejorar las relaciones. Pienso que hay un intercambio comercial que puede mejorar. Es obvio que la colaboración para combatir el narcotráfico, el tema fronterizo y de migrantes va a ocupar un espacio muy particular en el gobierno de Berger”.

Las mismas caras

De la mano con su oferta de gobierno incluyente, austero, transparente y para los más pobres, Berger anunció desde su primer día la invitación a destacados dirigentes sociales a participar en su gobierno: a la activista Helen Mack la invitó a presidir el Consejo Asesor de Seguridad y a Rigoberta Menchú le pidió sumarse a su gobierno en un cargo diplomático. Más allá de esas inclusiones, en su equipo cercano, señalan observadores, destacan empresarios, financieros y militares ligados a los poderes fácticos del país: Otto Perez Molina, exdirector de inteligencia durante el conflicto armado y uno de los militares involucrados en el proceso de paz, coordinará la política de seguridad; el consultor Richard Aikenhead, con ligas en la cúpula empresarial, dirigirá la política económica y financiera; el exdirector de la Cámara de Comercio, Jorge Britz, es mencionado como el futuro canciller; el empresario Ricardo Castillo --miembro de una de las familias empresariales mas poderosas del país, con inversiones en cerveza y bebidas--, coordinará el área de infraestructura; y el Ministerio de Economía se encomendará a Marcio Cuevas, director de la Asociación de Exportadores.

Se prevé que uno de los operadores políticos importantes del nuevo gobierno será el excanciller del gobierno de Alvaro Arzú y actual vicepresidente Eduardo Stein, quien posee nexos con sectores sociales en el país. Otro de los principales operadores de Arzú, Gustavo Porras, fue propuesto por Berger para dirigir la Secretaría de la Paz.

“Son las mismas caras del sector empresarial y del grupo que desapareció con el gobierno de Alfonso Portillo. Los de Helen Mack y Rigoberta parecen nombramientos simbólicos”, acota Monzón.

En realidad, opina, “Berger tiene una agenda impulsada por un grupo conservador dentro de su propio partido, que fue el mismo que cuestionó la candidatura de Stein, acusándolo de comunista. En estos primeros meses se va a establecer quien manda... y la cuota de poder mucho más grande la tiene el grupo conservador”.

Para la periodista, la endeble alianza electoral de tres pequeños partidos --liderados por Castillo, Pérez Molina y Britz-- que llevó a Berger a la presidencia, podría generar al nuevo mandatario pugnas internas. “Todos ellos querían ser presidentes, y permanecerán en la alianza hasta que les empiece a afectar”.

“Los tres partidos que integran la alianza que lo postuló tienen un común denominador: Representan a poderosos empresarios conservadores cuyo interés no es precisamente la búsqueda del bien común sino aumentar su riqueza (...) Temo que el próximo gobierno obedecerá sus consignas y el pueblo será, como siempre, el perjudicado”, escribió el columnista Jorge Palmieri.

Otra debilidad de Berger: No tendrá una bancada mayoritaria en el Congreso. Desde el primer día de conocer su derrota, su contrincante Álvaro Colom presidió las negociaciones para asegurar que un diputado de su partido --la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)-- encabece la presidencia del Congreso y repartir así las principales comisiones legislativas, reparto en el que GANA, que también participa en la negociación, alcanzaría una participación equitativa con las bancadas de UNE y del Partido de avanzada Nacional (PAN). El Frente Republicano Guatemalteco (FRG) fue excluido de las negociaciones, pero podría presionar para lograr algunos espacios. El FRG obtuvo 43 de las 158 curules del Congreso, y será la segunda bancada más importante después de la de GANA que colocó 47 legisladores, y UNE, con 32.

“Hay un esfuerzo para que en el Congreso podamos tener una agenda en la que podamos avanzar en los temas legislativos. Esfuerzos de GANA, UNE y PAN para ir conformando equipos y unificando criterios con lo que estaríamos logrando una auténtica gobernabilidad”, destacó Beger.

El truncado camino de la paz

La elección de Berger coincidió con el aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz en Guatemala, suscritos en diciembre de 1996. Siete años después, prevalecen las heridas de la guerra contrainsurgente, la polarización y la convulsión social.

En su 14 informe sobre derechos humanos, presentado en noviembre, la Misión de Verificación de Naciones Unidas en Guatemala (MINUGUA) esbozó un panorama sombrío: Periodistas acosados, un aumento en las muertes violentas solo equiparable a los años de guerra --3 mil 600 en 2002, colocando a Guatemala con una de as tasas de violencia criminal mas altas del continente--, un salto en los casos de amenazas contra defensores de derechos humanos --356 en los últimos cuatro años que gobernó el FRG--, instituciones sin recursos, invadidas por la corrupción y por elementos incapaces.

“El país está en el camino equivocado en relación con las cuestiones de derechos humanos. El impulso en la reforma de instituciones cruciales --principalmente la policía, el ministerio público y las cortes-- se ha estancado (...) Aun en medio de éste panorama tan difícil, los fundamentos de muchas reformas institucionales estipuladas en los Acuerdos de Paz están establecidos, esperando un renovado compromiso de parte del próximo gobierno”, declaró Tom Koenigs, jefe de la misión.

Directora de la Fundación Myrna Mack y una de las mas reconocidas activistas en temas de justicia, Helen Mack dijo a Apro: “En los últimos cuatro años que gobernó el FRG se debilitó mucho toda la institucionalidad democrática. Volverla a construir será la parte más difícil”.

Y anticipó: “Esperamos más comunicación con el sector civil, lejos de la confrontación que tuvo el gobierno pasado. Y esperamos que los Acuerdos de Paz sean acuerdos para construir una nueva nación”.

Según Mack, los grandes retos del próximo gobierno serán avanzar en temas de reconversión militar, indígenas, derechos humanos, justicia y seguridad. “Que cesen los acosos y termine la impunidad. La táctica del gobierno pasado fue estar amenazando, hostigando y haciendo allanamientos. Fue una táctica de control poblacional con la mentalidad contrainsurgente que caracterizó al FRG. Esperamos que con este gobierno cambie”.

La premio nobel guatemalteca, Rigoberta Menchú, muestra expectativas similares: “Creo que éste gobierno tiene la oportunidad de proyectar una política sobre derechos humanos. El tema de los juicios por genocidio en Guatemala va a prosperar, pero entendemos que son procesos penales judiciales en los que lo único que debe hacer el Estado guatemalteco es no obstaculizar en el momento en que los tribunales exijan que comparezca Ríos Montt”.

En entrevista con la corresponsal, habló sobre las demandas contra Ríos Montt y otros militares golpistas guatemaltecos: “En España sigue el trámite y espero que prospere cuanto antes. Ojalá que éste gobierno no sirva de cobija dando impunidad a los genocidas”.

--¿Confía en que Berger no tenderá esa cobija de impunidad?

--Creo que el nuevo gobierno va a enfrentar una serie de problemas. Veremos en que estado dejaron a nuestro país después de cuatro años en que vulneraron todo el sistema legal. Hemos visto que la impunidad se ha visto desde los propios tribunales.

Y sobre los Acuerdos de Paz sentenció: “Tienen que revivir porque nos ofrecen la agenda nacional y la democratización del país. Se estancaron y hoy es el momento de retomarlos”.

Menchú prefiere dar a Berger y al equipó de empresarios con los formará el gobierno, el beneficio de la duda: “No podemos quedarnos en esa dicotomía de ricos y pobres, por eso creo que Colom perdió las elecciones. Esa es una confrontación ideológica que no debe estar en Guatemala. Tenemos que encaminarnos al diálogo (...) La brecha altísima entre ricos y pobres no puede ser un destino para Guatemala”.

un saludo
Eliseo R.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> América Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán