nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


México y las «cuentas» de la ultraderecha

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> América
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Sab Ene 10, 2004 9:55 am    Título del mensaje: México y las "cuentas" de la ultraderecha Responder citando

estimados amigos y amigas:
la revista Proceso http://www.proceso.com.mx publica un artículo titulado "La ultraderecha niega a sus muertos", del analista Álvaro Delgado, que sugiero tomar en cuenta, para conocer un poco más acerca de las cuestiones de las luchas por el poder en este país.
Por ejemplo, resulta interesante la referencia a un diario, "El Heraldo de México" , que abría sus puertas, en los años 70,a los periodistas de la primera generación de graduados de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación Social, de la Universidad Anáhuac( en la capital, México DF), dirigida por los Legionarios de Cristo( ver el artículo sobre esta "orden" católica escrito por Sharon Calderón en la revista El Catoblepas).http://www.nodulo.org/ec/2002/n001p10.htm.
Es interesante que se pida aclaraciones al economista , luego candidato del PAN a la gobernatura del Estado de Veracruz,
Luis Pazos, que fue un excelente crítico de un ex presidente priista, yerno de uno de los más sanguinarios comnuistas anti católicos en tiempos de "Los cristeros", padre de su esposa Esther Zuno de Echeverría...los lazos de poder son violentos, pero en México se debe hacer esta catársis, para lograr la necesaria eutaxia...
Cita:

Análisis político: La ultraderecha niega a sus muertos
álvaro delgado/apro


México, D.F., 8 de enero (apro).- Tal como ha ocurrido con los asesinatos del varios miembros de la ultraderecha mexicana, entre ellos el del jefe nacional Ramón Plata Moreno, presuntamente ejecutado a balazos por órdenes de Fernando Gutiérrez Barrios, se ha guardado un ominoso silencio ante la muerte de Luis Felipe Coello Macías, fundador del Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO).

Fallecido el viernes 2 de enero, al cabo de una larga enfermedad, Coello Macías fue un combativo anticomunista desde que era estudiante de Economía en la UNAM, a tal punto que fue expulsado por recurrir a la violencia, en julio de 1961, lo que dio lugar a una movilización que propició la fundación de MURO, uno de los membretes con que ha operado la secreta Organización Nacional de El Yunque, que cogobierna con Vicente Fox.

Coello Macías fue un notable estudiante --se graduó con mención honorífica--, hombre congruente con su ideología ultraderechista y dedicado a impartir durante varios años el Curso Teología del Empresario y a editar la revista “Acción”. Director de ventas de El Heraldo de México, que acogió a muchos periodistas ultraconservadores, trabajó como asistente del patriarca empresarial de Monterrey Eugenio Garza Sada, asesinado en 1975, presuntamente por la Liga Comunista 23 de Septiembre.

La noche del viernes, un anuncio radiofónico hizo pública su muerte y, el sábado, las esquelas de su familia convocaron a una misa de cuerpo presente en la funeraria Gayosso Félix Cuevas, donde por la tarde fue velado e incinerado, en compañía de apenas un puñado de amigos. El duelo mereció sólo el desdén de sus antiguos compañeros, acomodados actualmente en el poder.

No es raro. Actitud análoga han asumido ante crímenes como los de Plata Moreno, el jefe nacional de El Yunque asesinado a balazos a las puertas de la casa de su suegra en diciembre de 1979; de Jorge Kalfópoulos, jefe regional en Jalisco, abatido a tiros, en 1982, junto con su hijo Kristos, de apenas 10 años de edad; y de los dos jóvenes acejotameros ultimados, también con armas de fuego, en el Cerro del Cubilete, en Guanajuato, en 1975.

Cometidos en el contexto de un régimen autoritario y de una aguda confrontación ideológica, estos crímenes siguen impunes.

Pero mientras la izquierda reclama el esclarecimiento de arbitrariedades cometidas por los cuerpos de seguridad, que torturaron, asesinaron y desaparecieron a muchos mexicanos, algo que se procesa mediante una fiscalía especial, la ultraderecha guarda silencio ante abusos análogos.

Tal omisión resulta inexplicable, sobre todo si muchos de quienes forman parte de la secreta y vigente Organización Nacional de El Yunque ocupan importantes cargos en el gobierno federal y el PAN, como Ramón Muñoz Gutiérrez, el principal consejero de Fox, y Luis Felipe Bravo Mena, presidente de ese partido, quien, por cierto, dejará el cargo a finales de este año para preparar su candidatura a la gubernatura de Guanajuato.

La sociedad tiene derecho a saber quiénes son los responsables de tan aberrantes agresiones a mexicanos, independientemente de la ideología que cada uno observó, precisamente para inhibir su repetición. No puede haber plena reconciliación nacional y reconocimiento del otro, que tanta falta hace, sin conocer la verdad.

Con la misma vehemencia con que El Yunque exige el esclarecimiento del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, que pretende llevar “a los altares”, debe promover que se aclaren estos crímenes. A no ser que esa organización, no el mal llamado “Grupo Jalisco”, lo que busque sea solamente raja política.

Así, el silencio de los secreteros de la ultraderecha en el poder ante los crímenes no puede atribuirse a otra cosa que ausencia de valor y congruencia o a la cómoda posición para mantenerse en la penumbra para seguir avanzando políticamente, tal como lo han venido haciendo exitosamente desde que se fundó, en los cincuenta, la Organización Nacional de El Yunque.

A eso debe atribuirse, también, el soslayo a la muerte de Coello Macías, un personaje que asumió con gallardía una posición ideológica que, al margen de que se esté o no de acuerdo con ella, mantuvo desde que se inició en El Yunque --que controlaba a MURO--, una organización que hoy más que nunca conspira contra la democracia.

Salvo que tengan un poco de valentía, seguirá el silencio de Ramón Muñoz, Bravo Mena, Cecilia Romero, Manuel Espino, Carlos Abascal, Jorge Ocejo Moreno, Guillermo Velasco Arzac, Federico Muggemburg, Luis Pazos, María de la Luz Lima Malvido, Jorge Manzanera, Bernardo Ardavín, Ramón Martín Huerta, Fernando Rivera Barroso, Juan Carlos Romero Hicks, Antonio Sánchez Díaz de Rivera, Gerardo Mosqueda, Julio Corredor, Alfredo Botello, Ana Teresa Aranda…

Que descanse en paz Luis Felipe Coello Macías.

Comentarios: delgado@proceso.com.mx



un saludo
Eliseo R.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> América Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán