nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


definir el fascismo , si existe esa posibilidad, hoy día
Ir a página Anterior  1, 2
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Antonio Iglesias Díez



Registrado: 12 Nov 2003
Mensajes: 59
Ubicación: Ávila

MensajePublicado: Vie Sep 17, 2004 6:07 pm    Título del mensaje: Fascismo y visión del mundo Responder citando

Saludos a todos.

Nada me gustaría mas que saber sintetizar y matizar al mismo tiempo como lo hace Rodriguez Pardo.

En fin. A mí me parece de todos modos, que el ideario del fascismo falangista y en parte del franquismo no era rendir culto al subjetivismo. Defendían el mismo sentido social y humano de las izquierdas , pero conjugado con el sentido nacional y cristiano de la derecha. Querían conservar la libertad de los padres en transmitir los valores heredados a sus descendientes. (Hoy los padres han sido desautorizados, efectiva y moralmente a influir en sus hijos). Pero por otra parte querían espolear a las nuevas generaciones y dirigirlas hacía la adquisición de juicios que les permitiera, primero distinguir, y luego arradicar los vicios antiguos. Insistían en la defensa de lo que llamaban “realidades permanentes” como la familia, la Nación, el Estado y la Religión..Yo no veo tampoco que estuvieran colgado del guindo idealista y utópico; al fin y al cabo así había sido durante siglos. También compartían con las izquierdas su visión funesta de parte de la historia contemporánea de España y aquí, como ellas, se pasaron ocho pueblos, aunque en las izquierdas el repudio era total y se extendía a la totalidad del pasado. Ya saben; se trataba de crear a un hombre nuevo en un mundo nuevo.

Sea como fuere, en cualquier sistema político viable debe haber dos tendencias más o menos definidas y opuestas que se sirvan de contrapeso: la que conserve y transmita los logros del pasado y la que defienda nuevos proyectos sociales o políticos. Si una de las dos es eliminada, la otra sucumbe tambien antes que tarde. El comunismo real intentó ésto pero fracasó. Pero el falangismo, que intentó lo primero, tambien fracasó. El presente de hoy solo es el mercado y su TV. No existe lucha política y no existirá mientras el “mercado” esté bien abastecido y tenga muchos clientes. La “dialéctica” actual es sólo peleas (y crímenes, si llega el caso) de banderías, tribus y camarillas, resultantes, más que de la atomización de la política, de la lucha de intereses materiales. Los objetivos son en todos los mismos. ¡Si poseen las facultades depredadoras y mafiosas para medrar en la mismísima selva, cómo no lo van a lograr más fácil y comodamente entre las inmensas y mansas manadas y muchedumbres pacifistas!!

No sé quién dijo que los pueblos que no saben apreciar y honrar las gestas y logros de sus antepasados no haran nada que sea digno de ser respetado ni aprovechado por sus remotos descendientes. Spengler era otro que tambien daba en el clavo al decir que cuando todo se derrumba, cuando las estructuras de la sociedad caen en el cataclismo, si algo logra salvar de la catástrofe, es siempre un oscuro pelotón de soldados.

Lo que no sé qué móviles les atribuiría el MF a estos individuos y si sería posible que entre ellos estuviera el afán de salvar a la especie humana entera (fuera como y la que fuera). ¿En qué tipo de sociedad estaría pensando Spengler?. Ya no quedan casi candidatos posibles que quisieran asumir la tarea. Hoy lo que se lleva es cuidar a los recien nacidos tomando la “baja maternal” en lugar de su parienta o irse de vacaciones a Tánger, Marruecos, Cuba o Tailandia con su pareja homo-lo que sea.

Saludos. Antonio
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 2:46 pm    Título del mensaje: El fascismo IV. Responder citando

Hola.

Espero que el festejo de los ochenta años de Don Gustavo Bueno Martínez haya sido alegre y opíparo. Felicidades Don Gustavo, y lamento no haber podido ir a ese evento...espero que no hayais los contertulios comido demasiado y que el vino no os haya resbalado por las mejillas...y que no os hayais despellejado allí como aquí. Que la fiesta haya transcurrido en paz a pesar de las soterradas concepciones, al parecer opuestas, del dichoso MF.

Por cierto...¿Donde está Antonio Muñoz Ballesta? ¿Se habrá enfadado también? Veremos...

En fin, hablemos del fascismo.

---------

Cualquier característica que atribuyamos al fascismo creo que también la podemos encontrar en muchos otros movimientos o partidos.
Ya queda hecha la separación entre nazismo y fascismo. Al fin y al cabo eso ya lo hizo Himmler...de igual manera a como el mismísimo Hitler “reconoció la afinidad entre el movimiento nazi y el comunista”. (Cf. Harendt. Los orígenes del totalitarismo. Taurus, pág. 390)

Pardo ha hablado de la extracción de clase:< “no se debe olvidar que tanto Hitler como Mussolini eran de origen obrero, mientras que Marx, Engels, Lenin o Estalin tenían un origen pequeñoburgués, burgués, aristocrático, o de clase media, respectivamente, ya puestos a buscar determinantes clasistas”.>...Pués precisamente. ¿Acaso los más reaccionarios o burdos no son siempre los pertenecientes a los estratos bajos? ¿Acaso la sabiduría es un asunto que no pertenezca a los hombres más cultivados? El demócrata fundamentalista creerá que del pueblo llano sale lo mejor...yo creo que casi siempre sale lo peor (así creo haberlo dejado claro en varios artículos en el Catoblepas), por tanto de las clases bajas sale la propia ruina del pueblo mismo cuando en la época no hay virtud política y la falta de virtud coincide con la “crisis”. El fascismo sólo es posible precisamente porque es muy posible engañar por completo al pueblo. Nada mejor que hacerlo desde sus filas.

Tengo la desgracia de no haber leído nada de Pareto ni de Sorel (o no me acuerdo y encima no los encuentro), pero pienso que una de sus características -o que generalmente se le atribuye al fascismo- es, por ejemplo, el pincelazo de la “Raza”, el mito de la raza..., cosa muy natural, pues que estaba de moda en todas partes; piénsese en la craneometría ejercida por los norteamericanos y en los antecedentes de Gobineau y Rosemberg, Disraeli, &c. El mismo José Vasconcelos, sin ser xenófobo pues que estaba por el “mestizaje”, era racista, creía en esas “categorías”, en ese mito, en el mito de la <Raza Cósmica> y de la <Raza Iberoamericana>..., como a su vez Miguel de Unamuno y Jugo, que decía de sí mismo ser el “jugo de la raza” vasca y por eso española. (¡ahora son fascistas todos los etnicistas!, pero antes el racismo no era patrimonio del fascismo).
También Péguy -uno de los cuales arranca el fascismo, según palabras del mismo Mussolini- (La Doctrina del Fascismo, 1932. de Ed. Bosch, 1935. Pág. 34) es de extracción vulgar...<...“y se sumerge con alegría en esa enorme masa anónima. Se vuelve hacia su raza”.> (Nota conjunta sobre Descartes y la filosofía cartesiana. EMECÉ editores. Buenos Aires 1946, pág. 67)...y Péguy odiaba a la “masa” a la vez que la adulaba. Yo la lleno de reproches, pero no la odio, sino que la amo. Para Mussolini la raza “es un sentimiento, no una realidad” (pág. 73), o sea, es una xenofobia del patos.

Una de las características para definir el fascismo, es el ANTIESTATALISMO, y esto es lo que ahora trataré de demostrar.
Esta faceta la tiene en común con el comunismo: es antiestatalista porque es antipolítico, que trata de superar “las contraposiciones” eternas, dialécticas...en este sentido es también milenarista. Aquí es por completo opuesto al MF.

Trataré de demostrar esto basándome en ese texto de Mussolini, y aunque el fascismo también se dice de muchas maneras, es este antiestatalismo -a pesar de la prédica contraria de los mismos fascistas -y de ahí el engaño, el amago-,una de sus principales `señas de identidad´:

Cita:
<El fascismo, ha sustituido al Estado en su actividad soberana reivindicando contra todos los particularismos de clase y de categoría, el absoluto valor ético; ha restituido al Gobierno del Estado, reducido a instrumento ejecutivo de la Asamblea electiva, su dignidad de representante de la personalidad del Estado y la seguridad de la potestad de Imperio; ha sustraído la administración de las presiones de todas las facciones y de todos los intereses.> (Mussolini. Op. cit. pág. 13).

El fascismo se dice “interclasista”, ni de derechas ni de izquierdas..., está pues contra la existencia misma de la política entendiendo esta como el campo que brota de esas mismas contraposiciones “particularistas” y...“facciosas”. El fascismo faccioso se dice Universalista (en esto es común con el socialismo -en sus fines-, con el kantismo, con el krausismo, con todos los milenarismos-tipo Negri, tipo Habermasiano, tipo “Aldea Global” de Trías y consortes y de los socialfascistas españoles estilo PSOE e IU, ninguno de los cuales se dice particularista aún y siempre siéndolo) y en esto es por completo opuesto al MF que se sabe particularista, como el viejo Marx. El fascismo es antidemócrata porque la democracia precisamente es la confluencia de las divergencias, “de todas las facciones y de todos los intereses” propios de la esencia de lo político. Al igual que el socialismo, pretende “conciliar los intereses en la unidad del Estado”,, afirma “el Estado como realidad pura del individuo” por su antiliberalismo (págs. 26 y 27), por su apoliticismo:
Cita:
<En el régimen fascista, la unidad de todas las clases, la unidad política, social y moral del pueblo italiano se realiza en el Estado y sólo en el Estado fascista.> (pág. 71)
...su llamada es una llamada a la voluntad, esto es, al subjetivismo individualista...(ético).
El Estado es para Mussolini, para esta forma de decir el fascismo, la desaparición de la política por cuanto en él se realiza esa pretendida “unidad de las clases, social y moral”; y Mussolini dice ahí “unidad política”, o bien por desconocer lo político (?), o bien por ejecutar -ocultándolo- el amago de ser simplemente una facción más en la lucha por el poder (lo que es una contradicción teórica)...para aquellos que luego lo conservarán en beneficio de una determinada clase.
A la vez que el fascismo pregoniza la unificación de “todas las facciones y de todos los intereses”, como el “Estado que gobierna todas las fuerzas que obran en el seno de la Nación(pág. 71) su totalitarismo, o reducción absoluta de todas las esencias, en el sentido freundiano, su reducción a la política como “esencia acabada”, finiquitada, es un eclecticismo que oculta el amago del...“Estado corporativo”, esto es, que “el Estado unitario vital” se resuelve en el Estado de las corporaciones, o sea, en el Estado desmembrado para así mejor controlar aquellas contraposiciones perennes de la política y de lo político:<-con- ...“la corporación integral, -dice- se establecen los equilibrios entre los intereses y las fuerzas del mundo económico......el Estado de la sociedad nacional, el Estado que reúne, gobierna, armoniza y atempera los intereses de todas las clases sociales, las cuales se ven tuteladas por igual.” (págs. 72 y 73)...El Estado corporativo como “organismo” que vela por todas sus partes no desea ni puede tolerar la representación liberalburguesa, democrática...busca la “representación directa de cada uno de los intereses” (pág. 36) diversos, en el real pluriverso interno político
-decimos nosotros-, para así descoyuntar la lucha política que es por entonces, ¡desde luego!, el peligro de la revolución del cuarto estado. Lo “colectivo” de la revolución (sea esta revolución eutáxica o distáxica, eso ahora no viene a cuento) se desvía con el pretexto del antiliberalismo “individualista” (ético) y se hunde en el colectivismo estatal, como enjambre abejerril, como colectividad sin fisuras, como Estado Total. Es “el siglo del Estado”. (pág. 49), del “Estado absoluto” (pág. 50):

<El Estado, tal y como el fascismo lo concibe y actúa, es un hecho espiritual y moral, porque condensa la organización política, jurídica y económica de la nación”.> (pág. 51), condensación -claro es-, que sólo significa la pretensión de acabar con la política por la reducción de todas las esencias a lo político del Estado, o mejor, a lo político del poder personal del “Duce”, del “Jefe” voluntarioso, viril, &c. El reduccionismo político es apolítico. Es apolítico en su teoría aunque no le queda otro remedio en la práctica que usar ese reduccionismo para proteger políticamente a una determinada clase.
Esta contradicción flagrante es la esencia de todo totalitarismo. El totalitarismo es siempre un mero reduccionismo, un querer decir el pluriverso político de una única manera. Ya se le llame Estado o Iglesia (teocracia), o en la boca de Mussolini, Imperio (nostalgia del Imperio Romano como excusa), lo unívoco del fascismo como Totalidad del Estado es solamente un intento de acabar con la política para así destrozar cualquier contraposición política. Y es claro que la principal contraposición política del momento de los fascismos (Mussolini escribe todo esto en 1932) es el peligro de la revolución tipo bolchevique, que la principal dialéctica en aquellos tiempos (desde 1905 hasta 1945) es la revolución proletaria. A posteriori, y atendiendo a la posterior eutáxia y distáxia de los diferentes Estados, hay tal vez que reconocer que el fascismo cumplió una función eminentemente política: de aquellos lodos vinieron estos lodazales. El comunismo como reduccionismo político también ha desaparecido per saecula saeculorum.

Lo apolítico del fascismo es que pretende “resolver las dramáticas contradicciones del capitalismo” (pág. 52), y, al igual o de parecida manera que el socialismo, lo pretende con una reducción total al Estado..., pero no para afincarse en los “particularismos” de las contraposiciones perennes de la dialéctica como afirma el MF (o un Burke, un Freund, un Aron), por ejemplo, sino, como hemos dicho, para apologizar su supuesta superación a través del Estado sin contradicciones...a través de un Mito que es el Estado o el Imperio acabado. El fascismo es antimaquiaveliano siendo maquiavélico y sus devaneos sobre el “eterno retorno” nada tienen en común con el “Momento Maquiavélico” (J. G. A. Pocock) y la Rueda polibiana que afirman el perpetuo movimiento dialéctico de las contraposiciones sociales y del hombre mientras este siga siendo este hombre.

El fascismo, dice Mussolini...
Cita:
“No es reaccionario, sino revolucionario, porque anticipa las soluciones de determinados problemas universales, tales como se plantean en otras partes, en el campo político, por el fraccionamiento de los partidos, por la prepotencia del parlamentarismo, por la irresponsabilidad de las asambleas”...(pág. 54)

Está muy claro que la pretendida resolución de “los problemas universales” ha de ser una solución también Universal, milenarista; de paso que elimina el “partidismo” propio de la política, parlamentaria y no parlamentaria, elimina lo “ético” y lo moral...al eliminar las “asambleas”, parlamentarias o no parlamentarias. El fascismo es una mera voluntad política de acabar con otras voluntades políticas. Todo esto -hay que decirlo- lo es a pesar de las verdades que a veces suelta el mismo Benito Mussolini desde su “realismo político”. Pero estas verdades son el fondo “clasista” de sus ocultas intenciones, que, conscientes o inconscientes, se reducen a la preservación de las contraposiciones que dice negar para beneficio de la clase dominante:
Cita:
<El Estado fascista organiza la nación, pero deja después margen suficiente a los individuos; con lo cual limita las libertades inútiles o nocivas, pero conserva las esenciales. El que juzga en este terreno, no puede ser el individuo, sino sólo el Estado.> (pág. 55)
...y en esto último Mussolini, como verdad abstracta que es, tiene toda la razón, sea ese Estado fascista o no. Lo importante es que el “individuo” libre al cual se le deja “suficiente margen”, ese tan denostado individuo liberal, es el propietario privado, el burgués particularista al cual también le molesta el Estado como resultado consecuente y determinado que es de las luchas libradas anteriormente en su seno. Ni el fascista ni el liberal acérrimo estilo de los criticados por Mossolini, los Jules Simón y los McCulloch, desean para nada la libertad de las “asambleas” (la lucha de clases). El fascismo es un dominio total del “vector ascendente” para la hegemonía anárquica y descontrolada del productor capitalista, del “voluntarista” agresivo, burgués. El fascismo es un odio hacia las masas.

El fascismo también tiene una vertiente teórica de “realismo político”, como ya he dicho..., pero este realismo político suyo es en cierta forma y en la práctica cínico, como ya vio Lukács:<Hemos destruido todas las verdades, hemos renegado de todos los dogmas y rechazado todos los paraísos, despreciado a todos los charlatanes -blancos, rojos, negros- que introducen en el comercio las drogas milagrosas para dar la `felicidad´ al género humano. No creemos en los programas, en los esquemas, en los santos, en los apóstoles, y, sobre todo, no creemos en la felicidad, en la salvación, en la tierra prometida.> (Mussolini. pág. 66). Este antidogmatismo de realismo político es el vivo reflejo de la falta de estructuras estatales (Harendt) propia de todo totalitarismo político, al cual las prólepsis del Bien Común propias de la tradición euroatlantica le estorban para el logro del verdadero individualismo como es el individualismo del fascista voluntarioso: el supremo egoísta que no deja de usar al Estado con el pretexto de la Totalidad acabada para sus intereses de clase y para servir a esa clase. Bajo la capa de ese realismo político se esconde el Imperio...pero proseguido con métodos torticeros...en esto el fascismo, a pesar de su prédica, no logra salirse fuera de la política. No puede...ahí queda varado en esencia como lo que es: Un movimiento tan maquiavélico como otro cualquiera. Esto es lo que pienso. Adiós.


Ultima edición por José Mª Rodríguez Vega el Sab Sep 18, 2004 8:47 pm; editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 5:32 pm    Título del mensaje: ¿Fascismo? Responder citando

Estimados contertulios: Siguiendo recomendaciones de personas nobles, retorno a intervenir en los foros, pero ni perdono ni olvido. Cuando Dios no existe, no hay perdón que valga, ni hay cielo ni infierno, pero por eso no hay ningún Dios que me diga que perdone a nadie. Volviendo al tema del fascismo, si analizamos sus notas, nos daremos cuenta de que no es tan malo. Veamos: 1. Nacionalismo canónico, Exaltación del egoísmo sagrado de la patria, del Estado-nación. 2. Salvaguarda de los intereses de las clases medias frente a la oligarquía capitalista plutocrática y a la plebe de inadaptados, inmigrantes y lumpen proletariado. 3. Paz social y prosperidad para el pueblo, tranquilidad pública. 4. Autoridad estatal, ley y orden sin complejos e implacable lucha contra el delito. 5. Independencia nacional. En fin que esto lo suscribo yo, pero me parece que muchos contertulios estarían perfectamente de acuerdo con todo esto para mal de los progres, secesionistas y musulmanes. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 9:10 pm    Título del mensaje: Fascismo y marxismo Responder citando

Muy señores míos: El fascismo copió las técnicas demagógicas marxistas, populistas, que los izquierdistas movilizaban al vulgo, el fascismo por supuesto. Que los marxistas hablaban y se llenaban la boca de pueblo, el fascismo más aún. En Alemania aún hoy Volk, volkisch tienen connotaciones negativas por el excesivo uso que hicieron los nazis de tales palabras. Respuesta a Rodríguez Pardo: El marxismo como economía política no vale ni un céntimo, no digamos como filosofía política. La teoría del valor es falsa. Otro asunto, El primer principio de la economía política es que las necesidades humanas crecen más `rápidamente que la capacidad de satisfacerlas. Los bienes son escasos. Seamos realistas. Miren el marxismo cometió la estupidez de pensar que el Estado era un instrumento de clase y que se podía aniquilar por extinción. El fascismo tiene la superioridad de sostener que el Estado es la libertad concreta. El marxismo trajo la miseria al vulgo: Trabajar gratis para el partido y comer ideología. El fascismo es más realista: reconoce la necesidad de la propiedad privada y de la intervención estatal en el mercado. El marxismo repartió la miseria por doquier. Era un formidable máquina de matar. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Antonio Iglesias Díez



Registrado: 12 Nov 2003
Mensajes: 59
Ubicación: Ávila

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 9:26 pm    Título del mensaje: Fascismo e islamismo Responder citando

Bienvenido Felipe de nuevo. Ya somos pocos los que intervenimos aquí como para que encima sea él uno de los que se largue.

Si el fascismo es como lo pinta Rodriguez Vega, muera el fascismo para siempre. Creo que si éso es así, ni el falangismo ni el franquismo fueron fascismo. Claro que no hay ninguna idea que sea pura, digo yo. El franquismo era pro-árabe, por ejemplo, aunque no tanto como los socialistas y comunistas y demás patulea de ahora. El nuevo libro de Oriana Fallaci, (La Fuerza de la Razón-La Esfera de los Libros-2004) los retrata muy bien a todos ellos y a los millones que los votan.
“Hoy, he aquí la verdad que los dirigentes han silenciado, incluso ocultado como un secreto de Estado, la mayor conjura de la Historia moderna. El más miserable complot que a través de los timos ideológicos, las suciedades culturales, las prostituciones morales, los engaños, nuestro mundo haya producido jamás.

Hay la Europa de los banqueros que han inventado la farsa de la Unión Europea, de los Papas que han inventado la fábula del Ecumenismo, de los facinerosos que han inventado la mentira del Pacifismo, de los hipócritas que han inventado el fraude del Humanitarismo. Hay la Europa de los Jefes de Estado sin honor y sin cerebro, de los políticos sin conciencia y sin inteligencia, de los intelectuales sin dignidad y sin coraje. La Europa enferma, en definitiva. La Europa que se vende como una prostituta a los sultanes, a los califas, a los visires, a los lansquenetes del nuevo Imperio Otomano, EURABIA, en definitiva.”


Saludos. Antonio
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 9:35 pm    Título del mensaje: La cuarta oleada Responder citando

Apreciados contertulios: Hace años Alvin Toffler habló de la Tercera Ola, luego Sharon Calderón de las tres oleadas del Materialismo filosófico, prefiero llamarlas generaciones o floraciones, me dá igual cómo llamarlas, como si se las llama pelotones. Quisiera afirmar que lo que afirma la Fallaci es genial. No hay nada como ser marxista o comunista o progre en la juventud para luego sufrir la catarsis, la purificación, entonar la palinodia y tener una lucidez genial como Albiac, como Bueno, como Jiménez Losantos. La cuarta oleada del MF será fascista porque llamará a las cosas por su nombre y luchará contra el colectivismo a cara descubierta. La actual tercera oleada lee a Pío Moa con fruición, a Ricardo de la Cierva, a César Vidal, a Martínez Bande, a Francisco Olaya Morales, ya no se puede descalificar a Franco. Falta dar un paso al frente para defender a la Nación Española. Bueno dijo que representamos a la nación española por hablar español y eso está muy bien. Desde luego, la Nación Española no se merece ninguna reedición del Frente Popular. Las consecuencias que las saque cualquiera con ayuda de la lógica. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 9:45 pm    Título del mensaje: Neofascismo Responder citando

Estimados contertulios: Tal vez fuera más conveniente hablar de neofascismo para indicar que hoy el fascismo no será igual que el de los años treinta del siglo XX en Europa. El fascismo puede adoptar un rostro amable, adaptado a las necesidades de una sociedad de mercado pletórico amenazada por la barbarie, de una sociedad de consumidores satisfechos que comienzan a estar insatisfechos y que buscan orden, jerarquía, disciplina, seguridad, protección, mercado, tranquilidad pública, menos demagogia, menos progresismo. Ciudadanos que han sabido asociar el bienestar con una determinada política exterior. Hay que decir una cosa, los fascistas actuales y pasados eran antisemitas. Será un fascismo pro EE.UU. y pro Israel, que quede muy claro. El antisemitismo es cosa de progres, musulmanes y nazis. Esto nos dice de la inanidad de sus proyectos políticos. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 11:18 pm    Título del mensaje: Il Duce Responder citando

Estimados contertulios: Decía Benito Mussolini: "Si la burguesía, decía yo entonces, cree tener en nosotros un pararrayos, se engaña...Nosotros hemos de salir al encuentro del trabajo..Queremos acostumbrar a las clases trabajadoras a la capacidad directiva, para convencerlas de que no es fácil hacer funcionar una industria o un comercio." Otra joya: "Ante todo, el fascismo, por cuanto respecta en general al porvenir y al desarrollo de la humanidad, y aparte toda consideración de política actual, no cree en la posibilidad ni en la utilización de la paz perpetua.Rechaza, pues, el pacifismo, que oculta dentro de sí una renuncia a la lucha y una cobardía frente al sacrificio. Sólo la guerra lleva a la máxima tensión todas las energías humanas e imprime un sello de nobleza a los pueblos que tienen la virtud de afrontarla." Fascismo, Enciclopedia Italiana, XIV, pp. 848-851. Aquí tenéis a la Nación como mito político esclarecedor, positivo. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Sep 18, 2004 11:35 pm    Título del mensaje: El Fascismo Responder citando

Muy señores míos: Se me antoja que tal vez sea menester exponer el fascismo en toda su amplitud sin retroceder ante las dificultades que vayan surgiendo al exponer tan importante ideología política. "el fascista acepta, ama la vida, ignora el suicidio o le considera un acto de cobardía, comprende la vida como deber, exaltación, conquista; la vida que debe ser elevada y plena, vivida para ella misma, pero sobre todo para los otros, próximos o lejanos, presentes y futuros.....Semejante concepción de la vida conduce al fascismo a una decidida negación de aquella doctrina que constituyó la base del socialismo llamado científico o marxista: la doctrina del materialismo histórico, segun la cual la historia de la civilización humana sólo se explicaría únicamente con la lucha de intereses entre los diversos grupos sociales y con el cambio de los medios e instrumentos de producción." op. cit. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Dom Sep 19, 2004 9:06 am    Título del mensaje: Fascismo V. Responder citando

Hola.

Que el fascismo fue o es un conservadurismo no significa que todo conservadurismo sea un fascismo. Teniendo en mente las tesis que ya he expuesto en mi mensaje anterior, hay que decir del fascismo -como de cualquier otro movimiento maquiavélico- que es “oportunista” (lo que es un rasgo político que contradice su pretendida superación definitiva del conflicto político). Y si el franquismo era proárabe -como dice Antonio Iglesias Díez-, no significa otra cosa que la cara de la misma moneda mussoliniana o hitlerita; se pacta con quién sea aunque sea de una raza más fea o inferior (sic!), se pacta con bolcheviques rusos, feudales japoneses...y moros hijos de Alá. La política exterior fascista (y también la bolchevique) está por completo libre de “prejuicios” y pacta hasta con sus enemigos ideológicos más acérrimos (ya que detrás están las reales prólepsis estatales).
Ya he dicho que aunque Felipe se diga (emic) fascista sólo puede llegar a ser (etic) estatalista. Estatalismo que yo le niego al fascismo por considerarlo un movimiento que se pretende ideológicamente apolítico y que pregoniza desde su eclecticismo la “Unidad” nacional como la solución de la perenne dialéctica. El Estado fascista pretende solucionar lo esencial del propio Estado, esto es, su perenne contradicción interna, lo que lo hace ser Estado. En esto el fascismo es un romanticismo o ataca al núcleo “sensitivo” del sujeto individual romántico. Las citas “positivas” y verdaderamente políticas que podamos entresacar de los diversos autores fascistas...son sólo una acomodación a su raíz escolar marxista y a la moda y necesidad de los tiempos.

Ramiro Ledesma Ramos y consortes puede que no fuesen mussolinianos, pero desde luego que Ramiro era un perfecto solucionador de las diferencias y conflictos sociales. Así, y para acallar y dominar el conflicto, no está por la continuación de la política y el ámbito (estatal) de las luchas de clases...sino que está por la reducción absoluta de las dialécticas internas a las externas, por el desplazamiento y acallamiento de las luchas de clases a las luchas entre Estados. Lo que aquí es fascista es eso de lo “absoluto”. Por eso es que Ledesma Ramos distingue -como los bolcheviques, aunque estos la llamaban “real”- entre “Democracia formal y Democracia esencial”:
Cita:
<...la Democracia formal encierra a veces espíritu de tiranía, y que la Democracia esencial es el conjunto de instituciones que el pueblo reputa indispensables para la adecuada expresión de su voluntad. Claro que estas instituciones varían en función de las exigencias históricas de cada pueblo. Entiendo por Democracia esencial la voluntad popular misma independiente de sus medios de expresión.........Los comunistas se apoderaron del Poder sin preguntar al pueblo ruso qué pensaba. Hoy gobiernan en nombre del pueblo; pero sin consultar su voluntad. Stalin sabe y dice que cuenta con una minoría harto exigua de incondicionales; y, sin embargo, su política traza rutas hondamente populares. ¿Es democrata Stalin?(Emiliano Aguado)
(La Conquista del Estado, 17 de Octubre de 1931)

Y, claro es, la “voluntad popular misma independiente de sus medios de expresión”, es -(desde la crítica a la democracia formal burguesa en su crisis, y aparte de las similitudes con la dictadura bolchevique)-, la total falta de expresión, el total secuestro de esa voluntad, su amordazamiento y su suplantación por la “voluntad” del joven y aguerrido fascista, por la voluntad del individuo...Fürer o Jefe; es la solución política para hacer un mundo sin política que responda a los revolucionarios de izquierda y al democratismo burgués y financiero que son los otros dos actores de la crisis.
Ya el “pacifismo colectivo” de la época del fascismo y la creencia en la Liga de las Naciones similar a la creencia actual en las NN.UU. como solucionadoras de las perennes dialécticas, fue lo que <“envenenó a las democracias con un sentimiento de superioridad moral y un bienestar físico, mientras minaba su sentido de la responsabilidad”....“Así, el crecimiento del fascismo es únicamente comprensible si lo consideramos sobre un paisaje de pacifismo colectivo”> (R. H. S. Crossman. Biografía del Estado Moderno. FCE, pág. 272 y ss.)

Y desde luego que puede haber una legitimidad política sin la democracia tan amada por el fundamentalismo democrático. Pero lo que no puede ser es decir que esto es política cuando al pueblo, a los hombres concretos, se les escatima el “procedimiento democrático” (el vector ascendente) con la excusa de la corrupción del parlamentarismo, de la “asamblea”. Podrá el fascismo como movimiento político que es, recurrir como arma al interclasismo, pero esta faceta suya (apolítica) como respuesta al desengaño de la crisis de la democracia liberal-burguesa (y no hay otra), es un engaño, un mito. Desde el momento en que cualquiera reconoce dentro de su Nación la perennidad de los intereses de los diversos grupos contrapuestos, desde ese momento no es fascista. El fascismo niega la lucha de clases como la esencia de la política interna y por tanto como la esencia de donde arranca la Constitución misma del Estado -sus diversos poderes-, el fascismo es netamente “individualista” y sólo usa al Estado para el individuo Supremo. Por esto es por lo que yo no considero a Carl schmitt un “fascista”, por ejemplo, ya que es por completo imposible ser un fascista a la vez que uno que cree en la Constitución, en el Status como expresión genuina de las luchas perennes que son el núcleo inmutable de lo político y cuyo efecto emergente es el propio Estado.

Lo que dice Felipe del fascismo puede ser dicho de cualquier conservadurismo. Eso no es lo esencial en el fascismo. Lo esencial en el fascismo es su apoliticismo, la reducción absoluta a la voluntad subjetivista del “mandamás”. El fascismo no es un cesarismo o un gaullismo o un franquismo...el fascismo es la pretensión de la eterna dictadura, del eterno escamoteo. En esto se diferencia del socialismo que se pretende una “etapa de transición”. La distáxia dio buena cuenta de los dos.

La cosa puede llegar a ser larguisima. Ya lo dejo. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Sep 19, 2004 12:57 pm    Título del mensaje: Más fascismo Responder citando

Estimados contertulios: "Después del socialismo, el fascismo combate todas las ideologías democráticas y las rechaza, tanto en sus premisas teóricas como en sus aplicaciones o instrucciones prácticas....Pueden ser definidos como regímenes democráticos aquellos en que se da al pueblo de cuando en cuando la ilusión de ser soberano, mientras que la verdadera y efectiva soberanía está en manos de otras fuerzas a veces irresponsables y secretas. La democracia es un régimen sin rey, pero con muchísimos reyes, a veces más exclusivos, más tiranos y ruinosos que un solo rey que sea tirano......Para el fascismo el Estado es un ente absoluto, en el cual individuos y agrupaciones son lo relativo....Desde 1929 hasta hoy, la evolución económica política universal ha venido reforzando estas posiciones políticas doctrinales. Quien crece es el Estado. Quien puede resolver las dramáticas contradicciones del capitalismo es el Estado. Lo que se llama crisis no puede resolverse sino por el Estado y dentro del Estado....Si quien dice liberalismo dice individuo, quien dice fascismo dice Estado. "Op. cit. Creo que Zarpax yerra en torno al fascismo. El fascismo es estatalista. Plurinam salutem
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Sep 19, 2004 6:26 pm    Título del mensaje: Economía Responder citando

Estimados contertulios: El tiempo es importante, pero los precios dependen de muchos factores, las necesidades subjetivas, la oferta y la demanda. El principio de la Economía política es el de la escasez. Si un bien no es económico es porque es abundante. Los bienes abundantes que están a disposición de todos son bienes no económicos y sobre ellos no hay que hacer economía. Justamente como los recursos son escasos, hay necesidad de administrarlos. La Economía se ocupa de la administración de los recursos escasos. Escasez significa que la producción suministra menos de lo que los individuos desean tener. Las necesidades son históricas, pero ilimitadas. Los deseos de tener aumentan siempre por encima de las posibilidades de los individuos. Ninguna sociedad civil puede satisfacer todos los deseos de todos los individuos que en ella viven. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mie Sep 22, 2004 1:16 am    Título del mensaje: Fascismo Responder citando

Estimados contertulios: Parece que el fascismo es estatalista, pretende reforzar el Estado, no le hace ascos al Estado y tampco cree que el Estado sea un producto del pecado como pensaban en el fondo los anarquistas, los liberales y los marxistas. En ese sentido, es más realista y pisa más el suelo de la tierra que esas ideologías que se quejan de la maldad intrínseca del Estado. El marxismo fracasó por sus propias contradicciones internas porque desde luego es absurdo analizar el marxismo al margen de sus realizaciones terrestres. Ese marxismo celeste al que algunos se aferran como a un clavo ardiendo para conservar la vaga ilusión de que el socialismo es posible me parece que es una fantasía. El fascismo como defensa de los intereses nacionales y de la clase media y con su creencia en el Estado-Nacional y en la Idea de Imperio, me parece que ofrece la base para una ideología política racional y realista hoy en el siglo XXI y ello apartando toda la retórica y toda la nebulosa lingüística que es la que empaña un recto entendimiento de la cuestión. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2
Página 2 de 2

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán