nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Alejandro W. Magno

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Cine
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab Ene 08, 2005 8:42 pm    Título del mensaje: Alejandro W. Magno Responder citando

Estimados foristas:
Ayer he visto la película Alejandro Magno, de Oliver Stone.
Aunque me parece una película un tanto desigual -destaca unos episodios de la vida de Alejandro sobre otros (ante la imposibilidad de "contarlo todo") sin quedar muy claro con qué fines-, tiene detalles y composiciones escenográficas de gran valor –por ejemplo, son impresionantes las secuencias relativas a la incursión por la India y el enfrentamiento de los macedonios contra un ejército que cuenta entre sus filas con elefantes como cabalgadura-. Otras, sin embargo, a pesar del peso que tienen en la película, son algo confusas -como la representación de la batalla de Gaugamela-.
Pero a lo que voy es que, a pesar de ser una película dirigida por Oliver Stone, no deja de llamar la atención, y al margen de su valor en sí, el que parece destinada, sin perífrasis de ningún tipo, directamente, a la justificación de la guerra de Irak. Y es que, lo que desde luego no resulta ninguna novedad, el cine épico americano, y quizás “Gladiator” ha sido pionero en este sentido (teniendo en cuenta que fue estrenada antes del 11-S), es seguramente la fuente más importante de justificación de la actual política imperial. “Gladiador”, “Troya” y, ahora, “Alejandro Magno” son tan importantes, diría yo, para el imperio americano, como la “Eneida” lo fue para el romano.
En “Alejandro Magno” las semejanzas se muestran con toda evidencia, de tal manera que la anábasis de Alejandro parece un metro de la “anábasis” de Bush por la actual “Persia” (Irak, Afganistán), siendo claves en este sentido el discurso que Alejandro dirige a sus tropas como arenga, antes de la batalla de Gaugamela, así como el discurso final de Ptolomeo en Alejandría (Ptolomeo es el narrador de la historia desde el principio, a través del recurso a numerosos flash-back). Otros detalles, como es el parecido entre los persas y los árabes (y no dudo de que tal parecido esté fundamentado históricamente), así como -y esto es una cosa de la que me llamó la atención Atilana Guerrero-, el extraordinario parecido físico entre Colin Farrell y George W. Bush.
Algunos contertulios (me refiero a Sharon Calderón e Iñigo Ongay) ya han sacado a la palestra de estos foros este asunto. Insisto en ello, pues.
Es curioso, por otra parte, que la farándula holywoodiense, si bien se opone, en general a la política de Bush (aunque está lejos de alcanzar la unanimidad opositora característica de la farándula de la cinematografía europea), sin embargo, sus producciones no dejan de contribuir a la justificación de tal política. Pareciera como si los “personajes” caminasen en contra de los realizadores (actores, directores...) que los representan: sin duda hay mucho que aprender de Unamuno para explicarse tal disociación, y es que, me parece que son estos, “Máximo”, “Aquiles”, “Héctor”, “Alejandro”, los verdaderos “ideólogos” del imperio (ríete tú de los fukuyamas y huntingtons).

Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Carlos Pérez Jara



Registrado: 02 Jul 2004
Mensajes: 130
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Sab Ene 08, 2005 10:32 pm    Título del mensaje: El cine imperial basado en la épica Responder citando

Estimados foristas:

Al hilo de la interesante exposición de Pedro Insua sobre la película Alejandro Magno, quiero enlazar lo ya dicho con lo que, no solo han tratado Iñigo Ongay y Sharon Calderón en otros foros de cine, sino también Lino Camprubí en su mensaje sobre la película china Héroe.
Y es que, a la pregunta ¿existe un cine imperial en nuestros días? podemos aplicarle no solo los criterios ideológicos del Imperio americano, sino también del emergente imperio chino, que necesita de un bastión estético sólido sobre el que justificar su ideología, su política. Por otro lado, podemos ver que, en efecto, la “Ilíada americana” sirve como base emocional de una evocación nacionalista.
También es interesante lo que apunta Pedro sobre esa divergencia entre las opiniones políticas de realizadores (actores, productores, etc,) americanos y estas películas y su posible sentido ideológico. En efecto, muchos de ellos parecen “actuar” en contra de sus “principios”, lo que acaso se deba, no solo a las millonadas que cobran por película sino también a su “ceguera” a la hora de ver tal sentido ideológico de apoyo a EEUU y a su política belicista.
Tal vez suceda que, realmente, el cine de los grandes estudios (chino o americano), financiado por los resortes de grandes productoras que quedan controladas por los mecanismos del poder establecido, necesita darle al público que acude a las salas una doble ración: una superficial, consistente en aventuras y grandes batallas, ya sean históricas o míticas, y otra más profunda, que justifica el orden establecido del Estado del que proceden estos productos. Al menos esa es la moda actual, sin duda, aunque también es cierto que Hollywood ha vivido otra moda, no muy lejana, de obras anti-belicistas, como es el caso de La lista de Schlinder (1994), Salvar al soldado Ryan (1998), La delgada línea roja (1998), etc, películas que iban, de hecho, contra ese propio sustrato ideológico del poder y la conquista (ya sea territorial, ya sea económica) en el que se asienta EEUU como Imperio. Tal vez sea, en efecto, el 11-S el detonante de este cambio de "perspectivas".
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Gema Fernández del Río



Registrado: 25 Feb 2004
Mensajes: 22
Ubicación: Oviedo

MensajePublicado: Dom Ene 09, 2005 9:20 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estoy bastante de acuerdo con vosotros, pero no del todo convencida: sería contraproducente para tales fines, sería tirar piedras sobre el tejado del imperio, no encaja, el hecho de que Alejandro Magno se retire con sus tropas... nadie ha hablado de retirada de tropas desde el gobierno de los EEUU...
De todas formas un detalle que me puso de muy mal humor fue que el mapa que sigue Ptolomeo, a pesar de estar en un contexto supuestamente riguroso respecto a la época, está en inglés. Pero no sólo eso: ¿en qué idioma escribe Alejandro, aunque lo haga en un riguroso papiro?, pues en inglés...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Carlos Pérez Jara



Registrado: 02 Jul 2004
Mensajes: 130
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Dom Ene 09, 2005 10:35 pm    Título del mensaje: El símbolo del poder y el liderazgo Responder citando

Buen apunte del de Gema, con su lectura de la retirada de las tropas que se niegan a seguir al caudillo victorioso. Es cierto que esta lectura del cine épico como soporte ideológico hay que hacerla entre líneas, y que puede que haya algunas contradicciones visibles entre lo que se muestra y lo que se pretende… Desde luego no pretendo convencer a nadie ni mantener paralelismos forzados, y puede que esa otra visión final de la retirada pueda ir en contra del glorioso patriotismo yankee, pero yo me pregunto: ¿no queda suficientemente remarcada la evocación de un gran líder que, pese a sus tropiezos, sabe comandar a su tropa y dirigirla hacia allí donde se proponga? ¿No es esto la exaltación simbólica de los líderes que pueden manejar los mecanismos de un gran Imperio? El símbolo del liderazgo es más potente que las fatalidades de un fracaso que, de todas formas, iba a producirse, como se producen al fin las debacles de todos los Imperios. Y Alejandro no deja ser por ello la representación simbólica del hombre que maneja con brazo firme a su propio Imperio.

No obstante, tengo que decir que, pensándolo con detenimiento, las semejanzas entre George W. Bush y Alejandro Magno no están sino en el plano de ser los líderes de un Imperio: fuera de este contexto, tampoco veo excesivas similitudes físicas entre ambos, como apunta Pedro. Con esas melenitas medio rubias y ondulantes este Alejandro Magno parece una versión macedonia de la señorita Pepi.

Respecto al manuscrito en inglés, pues ciertamente el cine se apoya en convenciones comerciales de esta clase, pero no por ello debe irritarse demasiado Gema: no veo película más deleznable que La pasión de cristo del “ortodoxo” Mel Gibson aunque en ella pueda “respetarse” la lengua de origen. Son convenciones que chocan, pero que también ayudan al ejercicio del entretenimiento, como también todos escuchamos la voz de Mc Farell doblada al español y procedente del inglés. Si nos ponemos rigurosos no acabamos nunca, y el cine sabe saltar estos obstáculos por medio de alguna “inocentes” falacias.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Ene 09, 2005 10:38 pm    Título del mensaje: Responder citando

Sí, están los papiros en inglés, aunque con grafía griega, y además en el mapa pone "Mediterranean Sea", cuando aún no había cristianos al norte y musulmanes al sur que justificase tal nombre..., tela.
Pero bueno, dejémoslo en "licencias cinematográficas", aunque tiene Gemma toda la razón y podían ser más cuidadosos con ello.
Muy aguda, por otra parte, con eso la "retirada de las tropas", pero, sin embargo la vuelta (el regreso que forma la anábasis), más que "retirada" se produce ante el muro montañoso que les impide el paso por la zona de la Bactriana: precisamente ante el deseo de retirada de algunas facciones de sus tropas, Alejandro emprende una serie de castigos ejemplares contra los que pretenden abandonarle. Y en todo caso tales facciones lo que querían era regresar temporalmente a Macedonia, pero no abandonar el Imperio recién forjado.
En cualquier caso, Ptolomeo subraya en el discurso final que la expedición, realmente fue un fracaso, pero un fracaso, reconoce el propio Ptolomeo que ya no dejaría las cosas como estaban: ya se realizó el canon político imperial, USA mantiene ahora el canon (pudiera ser la moraleja).
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Ene 09, 2005 10:56 pm    Título del mensaje: Responder citando

Cuando envié mi último mensaje se cruzó el de Carlos, y, en esencia, creo que hemos dicho lo mismo (juro Carlos que no leí tu respuesta antes de enviar mi mensaje).
Respecto del parecido entre Farrell y Bush, digamos que, sin pretensiones de ser un especialista en fisiognómica, sobre todo el "careto" es muy similar (los ojos muy juntos, que dan cierto aire cuando miran de picardía ingenua). En fin, desde luego tampoco puedo, sin duda por falta de pericia literaria, explayarme mucho en ello...
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Carlos Pérez Jara



Registrado: 02 Jul 2004
Mensajes: 130
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Dom Ene 09, 2005 11:37 pm    Título del mensaje: De acuerdo en lo esencial Responder citando

No hace falta que lo jures, Pedro, porque estas cosas pueden suceder fácilmente: y es que, al lanzarnos a contestar a Gema, mientras yo estaba escribiendo mi mensaje tú estabas haciendo lo propio con el tuyo, de forma que es imposible que ninguno hubiera leído el mensaje del otro antes. En fin, que solo quiero añadir que estoy de acuerdo contigo en lo esencial.
Un saludo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Lino Camprubí Bueno



Registrado: 13 Oct 2003
Mensajes: 85
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Lun Ene 10, 2005 1:49 pm    Título del mensaje: y también Ben Laden Responder citando

Saludos contertulios,

Abundando en las analogías Alejandro - Bush:

1. Darío perseguido hasta los confines de Oriente aparece muerto cual Ben Laden en alguna montaña afgana. Como todo el mundo sabe, aún no han conseguido los yanquis lo propio, pero abunda en la ideología necesaria para el proyecto de su imperialismo (generador o depredador es algo que se ha discutido alguna vez por estos foros y que sólo el tiempo y el análisis lo dirán).

2. Bush I - Filipo; Bush II - Alejandro.

Seguro que hay más, y más de fondo (el final por Ptolomeo, ya citado, etc.); aunque no sobra recordar que Oliver Stone ha querido desmarcarse de la acusación de ideólogo republicano arguyendo que lleva 15 años trabajando en el proyecto, ello no es óbice para aceptar, con Pedro y Carlos, (y con Miguel Ángel Navarro en el artículo de El catoblepas de la sección semianrio preparatorio para el congreso filosofía y cine) que mito, cine e Imperio van bien unidos. En este contexto, la evolución temporal que apunta Carlos merece la mayor cosideración (y también, como Pedro ha argumentado en alguna ocasión, en el diagnóstico de EUA en términos de la distinción imperio generador / imperio depredador).

Por otra parte, totalmente de acuerdo en la aparente arbitrariedad de las selecciones de los fragmentos de la vida de Alejandro, el hecho de que no quede claro cuál es el hilo conductor de la película refleja aperturas en el eje sintáctico (por hacer referencia a otras discusiones de este foro) que restan gran calidad a la película. En descargo de directores y guionistas hay que reconocer la enormidad y dificultad del tema.

Menos justificable es la confusión de la batalla principal señalada por Pedro, una lástima dado que los subtítulos (Centro Macedonio, Flanco Izquierdo Macedonio) prometían una explicación técnico militar suficiente de la victoria del ejército de Alejandro, con menos soldados que el de Darío (por lo demás, disponible en los muchos documentales y libros que hoy se realimentan con la película) que con la magnífica producción podría haberse convertido en una referencia en estos tiempos de grandes batallas en nuestras pantallas (incluyendo aquí las de El Señor de Los Anillos).

Por último, puede ser interesante seguir la reacción del público ante esta película. Creo que en EUA no está teniendo mucho éxito, y sospecho que aquí tampoco lo tendrá, a pesar de la publicidad y la inversión millonaria que arrastra. Hay varias razones para que esta película no sea un éxito de público, desde mi punto de vista estas son algunas de las más importantes:

1. La dificultad del tema de la que antes hablaba y la consiguiente falta de unidad a la que Pedro apuntó, hacen que la película no sea "ni chicha ni limoná": un poco de historia (lo suficiente para aburrir al público dispuesto a ver sagas con referentes fantásticos como los de Tolkien); un poco de cine épico; mucho sentimentalismo (Colin Farrel flaquea en estas interminables escenas y no creo que inspire demasiado a las muchachas); algo de sexo violento; etc. Una película en la que aparece Aristótieles necesita algo más que un par de batallas y de pechos para llegar al gran público, una historia bien trabada podría haber hecho las veces. En tres horas de película parece que has visto varias. Por ejemplo, la batalla de la India a la que se refiere Pedro, parece hacha por el mismo Oliver Stone de Asesinos Natos: psicodelia (también presente en los muy artísticos créditos), rojo sangre, violencia extrema (hay un fotograma de una trompa y una cabeza que pone los pelos de punta), poesía (el elefante y el caballo frente a frente), etc. Rasgos que no encontramos en el resto de la película.

2. El hecho muy subrayado de la bisexualidad de Alejandro, aunque nada explícito en la película, puede hacer que las escenas de amor (con Efestón, representado por un protagonista de una malísima serie de adolescentes estadounidense, en la que utilizaba las mismas desagradables expresiones de cordero degollado para conquistar a la "más popular" de la high school) no sean bien recibidas. Desde mi punto de vista, le sobra metraje en este sentido, pero es que además pretender con él atraer a un público acostumbrado a relaciones heterosexuales, me parece va a ser difícil.

No se qué os parece, pero me extendido mucho más de lo que es de recibo y mi costumbre, así que me despido cordialmente animando a los foristas a ir a ver esta, a pesar de todo, imprescindible película.

Lino

Por lo demás
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun Ene 10, 2005 6:32 pm    Título del mensaje: Responder citando

Pues lo que dice Lino me parece muy ajustado. Y por abundar aún más en el fiasco que supone la representación de la batalla de Gaugamela, quisiera subrayar el asunto con más detalle. Alejandro, antes de la batalla, explica a sus generales las operaciones que van a realizar, y se supone que el espectador tiene que "quedarse con la copla", porque llegado el momento de desarrollar la táctica, y a pesar de esas primeras indicaciones dirigidas al espectador de las que habla Lino que se suponen auxiliares de la memoria del espectador (la memoria de la táctica anunciada por Alejandro), después, curiosamente, ya no siguen las indicaciones y, entre el polvo y las secuencias "movidas" (inspiradas claramente en Gladiador: incluso la secuencia de la "caída del caballo" de Alejandro parece una copia de la secuencia en la que Máximo Décimo también es abatido de su caballería), el espectador se va irremediablemente perdiendo poco a poco, hasta que llega la operación más audaz desde el punto de vista táctico (giro de la caballería y penetración por el centro, hacia el carro de Darío), en lo que constituiría el clímax de la batalla y en la que el espectador se encuentra totalmente perdido. De este modo el climax queda completamente desdibujado (sólo detectable porque la música y otros elementos lo van indicando, pero el espectador hace tiempo que ya se ha perdido). Una pena, como dice Lino.
También de acuerdo con Lino en que le sobra metraje a raudales en lo relativo a la relación de Alejandro con Hefestión: quizás las molestias que han manifestado los "republicanos" americanos ante estas imágenes tengan su razón de ser, precisamente, en las analogías de las que hablamos entre Alejandro y Bush II: molestos porque ahí se rompen las analogías.
Y desde luego, lo peor de la película, es esa maraña de hilos que se van hilando, entretejiendo algunos con otros, otros no, quedando hilos sueltos que, a pesar del tiempo que se le dedica no nos llevan a ningún sitio (por ejemplo, todo lo que tiene que ver con Roxana -que, como apunta Lino, parece más bien un mero reclamo-, tampoco se sabe muy bien qué hacer con el "triángulo cuasi-freudiano-edípico" dibujado, y en el que se pone mucho empeño, entre Olimpia, Filipo y Alejandro).

Pero, vamos, al margen de los defectos narrativos...de la película, parecen claras sus funciones ideológicas, y es que, desde luego, el cine se ha revelado como un instrumento ideológico poderosísimo: el poder de convocatoria de las distribuidoras, que hacen que se mantengan a lo largo de semanas, sino de meses, a millones y millones de personas metidas en las salas durante dos o tres horas (y para los que no lo hagan, existe el apéndice del dvd o la televisión en sus funciones de cinematógrafo), tiene un alcance mucho mayor que cualquier género de literatura. Los libros de Huntington o Fukuyama, ¿cuántos lectores arrastran?. Parece que en esto los USA se revelan más "católicos" que "protestantes", quiero decir que la ideología entra más por el "icono audiovisual", la imagen y el audio, que por la "letra".
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Martín González Martínez



Registrado: 16 Jun 2004
Mensajes: 196
Ubicación: Valencia

MensajePublicado: Lun Ene 10, 2005 10:32 pm    Título del mensaje: Responder citando

Saludos a todos. Todas las críticas que se apuntan aquí las encuentro ajustadísimas. Me gustaría que algún contertulio especialista en historia -o en todo caso más formado que yo -dijese algo al respecto de la a que a mi juicio es la mejor parte de la película con diferencia: el retrato de la adolescencia de Alejandro, con los apuntes -no exentos de poesía -que se ofrecen acerca de la educación de la juventud macedonia, la cual se aparece como una suerte de "nueva Grecia" que tomara el relevo de la antigua, anquilosada, aun "envilecida". Efectivamente me pareció que los macedonios -que en muchos momentos del filme se autodenominan orgullosamente de "griegos" -hacen gala de un optimismo cultural y moral -el cual busca, por cierto, claramente la complicidad del espectador -propio de ardientes conversos. Algo así podría esperarse de los estadounidenses autoerigidos en el pueblo educador del mundo entero, si no en lo "moral" o en lo "cultural", sí decididamente en lo ético o, meramente, diantre, siquiera en lo político.
Otra faceta del filme en mi opinión muy por encima del resto está en la relexión sobre el realismo político que puede detectarse en la relación paternofilial entre Filipo y Alejandro. Algunos fragmento de diálogo son emocionantes, y el trabajo de Val Kilmer supera al de todos sus compañeros de reparto. En una escena triunfal durante las campañas hindúes, si no recuerdo mal, llegamos a contemplar incluso al "demonio" del mismo Filipo sonriendo aprobadoramente a su hijo.
Una película ambiciosa en el mejor de los sentidos, más que propagandística pretende ser educadora para todos, además de, por supuesto, comercialmente rentable. Otra cosa es que lo consiga. Conmigo sí lo ha hecho.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mar Ene 11, 2005 12:10 am    Título del mensaje: Alejo. Responder citando

Hola.

Acabo de ver Alejandro...Bueno...se podría pedir el oro y el moro, pero es lo que hay, y el moro desde luego que lo tenemos...
Una de sus “cuñas” principales es, a mi modo de ver, esa idea de “aglutinación” entre civilización y barbarie...“hacerles cambiar”, amoldarlos a un nuevo mundo...holizarlos...al Imperio (supuestamente generador y generoso) a través del multiculturalismo, ritos, matrimonios, &c. Koinonikon (imposible) en la punta de los dedos y por mano del Imperio que hasta ahora jamás ha generado nada... y la Anábasis posterior en la que el mundo no estuvo a la altura de Alejandro/Bush...ese retorno por el desierto en el que se pierden la mayoría de los griegos/gringos después de haber ganado mil batallas. Que no se diga que no lo intentaron aún y a pesar de volver a la Grecia/USA cargados de tesoros.
Si uno ve la película después de haberles leído a ustedes...el parecido con el Sr. Bush y del Darío con el Ben Laden es...¡pero que muy grande!
Infinidad de frases en el film pueden hacer una referencia bastante `literal´ respecto de los acontecimientos actuales (No caben dos reyes en el mundo). Lastima no recordarlas!
En fin...ésta fue siempre la función de todo cine: conformar a las masas como arte de masas que es, que no “educarlas”, aunque por educación solamente comprendo conformación, ideología. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Miguel A. Navarro Crego



Registrado: 13 Sep 2004
Mensajes: 20
Ubicación: La Felguera (España)

MensajePublicado: Mar Ene 11, 2005 5:31 pm    Título del mensaje: Alejandro Magno y la Gnoseología. Responder citando

Estimados amigos y contertulios.
Yo también vi la película en Oviedo el pasado domingo y estoy bastante de acuerdo con lo que apuntais respecto a las similitudes entre los personajes fímicos y el presente histórico de los EE. UU.
Yo también pienso que el Cine de Hollywood es con estas superproducciones el ejercicio y la representación de la Mitología en marcha. Por eso para el Ortograma Imperial de los EE. UU. y su eutaxia el cine cumple funciones esenciales, como la épica y la tragedia para los Clásicos o Shakespeare para los británicos.
Yo el cine lo estudio desde la Gnoseología, así podemos analizar "Alejandro Magno" desde la reconstrucción materialista de la Poética de Aristóteles. La tragedia como el cine tiene (aunque esto es un tema muy amplio) diferentes partes; Así: Lenguaje, Composición Musical, Pensamiento, Carácter, Argumento ( Peripecia, Anagnórisis o Reconocimiento y Patetismo) y Espectáculo:
1º El Pensamiento de la película se construye desde del narrador , que es Ptolomeo. Por lo que me dijo esta mañana Santiago Escudero que es profesor de Filosofía Antigua en Oviedo está bien construida la biografía en el aspecto de la narración, pues Alejandro si quiso ser Aquiles, quiso pues hacer una mímesis del Mito, y sl parecer todas las biografías posteriores copian la de Ptolomeo.
Pienso que Stone se sitúa en la perspectiva de quien narra para así ejercer de "Conciencia Crítica". El Hollywood "progre" habla desde la Biblioteca de Alejandría para evaluar al Mito desde el Logos.
2º No obstante la película construye el Mito del Héroe, sobre todo a través de los dos climax del film que son las dos batallas. Stone recurre como es habitual en la industria del cine de los EE. UU. al "eje angular", "numiniza" a Alejandro. (Presentación de Bucéfalo, el papel del águila como portavoz del espíritu y el destino, etc...)
3º Los anticlimax argumentales son excesivamente largos y construidos desde los tópicos del melodrama: (Relación edípica con su madre y sensibilidad estética homosexual). Aquí hay demasiado toque hamletiano y sobreactuación del pesonaje Aalejandro.
4º El Pensamiento de Alejandro queda claro: Extender el sueño de Aristóteles : La polis como Paideia y como Poleteia. Es decir se construye el pensamiento del Imperio Generador. Stone mete toques de multiculturalismo y de relativismo cultural (matrimonio interétnico de Alejandro), pero no abunda mucho en ello argumentalmente, pues las purgas o venganzas de Alejandro se construyen desde el "Espíritu subjetivo", al modo edípico melodramático.
5º La película acaba como empieza con la reflexión sobre el Mito, pero que es justificación, porque la Biblioteca y el Museo de Alejandría no están dados sub aespecie aeternitatis. El Mito se convierte en Logos, con el toque progre se Stone deudor de otra obras como JFK o Platoon.
Pretender construir (representar) un Mito y analizarlo (con vistas al presente político de los EE.UU.) tal vez sea demasiado pretencioso en el cine comercial de HOllywood, que a buen seguro se recuperará económicamente con el videojuego de la película y la versión en DVD.
Os dejo pues tengo que ir a clase, que estoy escribiendo desde el Instituto.
Un saludo: Miguel Ángel Navarro.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Gema Fernández del Río



Registrado: 25 Feb 2004
Mensajes: 22
Ubicación: Oviedo

MensajePublicado: Jue Ene 13, 2005 6:48 pm    Título del mensaje: Responder citando

Lo que voy a escribir a continuación no está relacionado directamente con la película; podría haberlo situado en el foro destinado a la televisión, o al de política, o al de España...
Quería aprovechar para agradecer a Pedro y Carlos sus mensajes casi simultáneos, y también a Lino: ya estoy totalmente convencida de que esta película es un claro caso de aplicación de una tesis que ya me parecía verdadera anteriormente.
Pero además voy a aprovechar para comentaros un fenómeno similar, a ver qué os parece (disculpadme, ya sé que no viene muy a cuento, pero a mí me abrió los ojos también respecto a la película):
Ayer, después de ver el telediario, empecé a ver un capítulo nuevo de la serie "Aquí no hay quien viva": pues me pareció que seguían emitiendo el propio telediario... Uno de los personajes (Mauri) quería hacer unas obras en su casa, y tuvo que pedir permiso al resto de vecinos. Este Mauri es análogo a Ibarretxe, que quiere hacer unas obritas dentro de España, concretamente en su piso.
El Sr. Cuesta (análogo al PP, a Rajoy...) acaba de perder la presidencia de la comunidad de vecinos, y como está ansioso por recuperarla protesta: no quiere que Mauri haga su obra, pese a que no va a suponer ninguna complicación... Realmente esta sería una alusión directa, ya que el ex-presidente se autoproclama "la oposición"...
En fin, que a todos los vecinos les da igual que Mauri quiera hacer sus obras, y el presidente actual no le da mayor importancia al asunto: sólo Rajoy (en el Debate de Maria Teresa Campos, en el Congreso...), quiero decir, el Sr. Cuesta (En la Junta de Vecinos) dice que hay que atenerse a la ley, respetar los procedimientos... (¡y nadie les hace caso, a ninguno de los dos!)
El caso es que Mauri hace la obra sin permiso (es lo que se propone Ibarretxe), y todo sale mal. Pero no pasa nada: todos se dan un abrazo muy democrático, y cuando veamos el capítulo siguiente lo habremos olvidado todo...
Me parece un buen ejemplo de la unión entre política y medios de comunicación, y de que esa unión se da incluso de manera más fuerte cuando no se les muestra explícitamente a los espectadores...
Un saludo,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Cine Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán