nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


La metafí­sica distinción entre izquierda y derecha
Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mar Nov 04, 2003 1:01 pm    Título del mensaje: La metafísica distínción entre izquierda y derecha Responder citando

Estimados contertulios: En el número 17 del Catoblepas se me permitió graciosamente comentar críticamente el último libro de Bueno sobre "El mito de la izquierda" y J.M. Rodríguez Pardo en el número 21 afirma que yo no he entendido el libro. Yo planteo a los contertulios si tiene sentido hoy aún distinguir entre izquierda y derecha y si sirve para algo. Yo sostengo que tal distinción es metafísica y sin sentido y que no tiene ninguna utilidad para el pueblo. ¿Qué es de derechas hoy? ¿Qué es de izquierdas hoy? Estas dos palabras sólo sirven para manipular al vulgo y ejercer la demagogia. Defender tal distinción es defender la demagogia. El libro de Bueno es una arqueología trascendental de algo que existió pero que ya no existe y si existe, que se demuestre su existencia y la operatoriedad de tal distinción. Porque si tal distinción como dice Bueno es confusionaria, lo mejor es abandonarla. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Mie Nov 05, 2003 9:47 pm    Título del mensaje: no es metafísica la distinción: hay referentes fisiccalistas Responder citando

Estimados amigos y amigas:
la lectura del artículo reseña contrarreseña de José manuel Rodríguez , además de tener la virtud de ayudar a muchos a entender mejor el alcance del debate entre Bueno e Ignacio Sotelo( ideólogo del PSOE y la socialdemocracia española y europea, o lo que quede de ella)y el debate con el ex líder del eurocmunismo y ahora en el PSOE, Carrillo, emitidos en TVE ...sirve para aclarar la cuestión que planeta Felipe..no es metafísica, si nos atenemos a los fenómenos realmente existentes, amigo felipe: ONG s , ecologistas, partido de los verdes en alemania, etc. es tan real como que hay unos fenómenos que la estran, pero , quizá tú piensas que el hecho de que sus progarmas y ortogramas estén ya agotados, encuanto a su definición política en el seno de los Estados, es lo que te hace pensar que hay una situación de sustancialización metafísica, porque no logran ecualizar su divergencia , debido a los cambios en los sistemas políticos actuales...pero de eso a negar que haya izquierdas, es un abismo, a mi juiicio. Lo que Bueno , según lo entiendo , plantea , es que hoy por hoy, las izquierdas , definidas o indefinidas, no saben cuáles proyectos pueden llevar a la práctica, de llegar a tener el poder real, porque sus proyectos ya los ha asumido la derecha, en cuanto a los objetivos del Estado de bienestar...como sabes,Felipe, la capa basal necesita algún otro grupo de sujetos operatorios que la lleve a sus fines , dentro de la eutaxia máxima, y de eso habla Bueno, de que la izquierda, hoy por hoy, no sabe definir cómo acoplarse a los cambios, sobre todo económicos...sigue anclada en moldes viejos para problemas nuevos...en fin. No tengo más que añadir por el momento.
El "curso del cuerpo político" no lo puedes decidir tú, so pena de acer en el idealismo de corte kantiano del que se te comentó algo en el Encuentro de Filosofía de Gijón del año 2003. Hay sujetos operatorios , no puede haber un fin de la Historia tipo Hegel o sus seguidores italianos como Croce y Gentile...el estado totalitario es un límite al que no se llega ...auqnue se pueda aproximar en algunas circunstancias, pero no se dan por ahora en Europa ni en España.
Lo que tiene la izquierda que hacer, como le decía Bueno a carrillo en TVE , es "espabilarse", cosa que no han podido o sabido hacer.Por lo cual los votantes les dan la espalda, pues con consenso y acción comunicativa o con la cobstitución( decía Anguita) no se come...ni se pagan las nóminas, acuérdate de que el 70 % de los que pagan impuestos en España son autónomos...quizá son queines a pesar de pagar impuestos , votan a la derecha, porque la izquierda ha demostrado que no aporta beneficios sociales , bien común, de la manera que la está aportando el PP...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mie Nov 05, 2003 10:42 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: No hay final de la historia pero sí final de la distinción entre izquierda y derecha. Para empezar hay que localizar los referentes. Además, ¿Por qué Aznar es de derechas? ¿Porque quiere conservar el capitalismo? Entonces todo el mundo es de derechas? ¿Porque defiende la propiedad privada? ¿Porque defiende el orden social? Entonces la izquierda no existe porque todo el mundo defiende tales posiciones políticas. Entonces la izquierda es algo platónico, es un deber ser. Eso se llama idealismo kantiano. Un hegeliano, o sea un materialista diría que no hay más cera que la que arde. Entonces la posición de Bueno puede ser considerada idealista porque afirma que hay unos géneros de la izquierda y tiene que salir un 7º género de izquierda en el futuro. Él mismo reconoce paladinamente que no sabe nada al respecto y que nadie puede arrogarse el privilegio de predecir el futuro. Yo no invento hipótesis. Sólo afirmo que hoy en 2003 no hay izquierda, luego no hay ni izquierda ni derecha, porque la derecha sólo puede existir con la izquierda en mutua oposición. A mí me parece que se puede analizar la realidad empírica política sin hacer distinciones entre izquierda y derecha. Si el capitalismo es malo, que se diga y que se propongan soluciones. Lo único que se puede hacer son reformas e introducir un mayor intervencionismo económico, pero entre intervenir en el mercado y no intervenir la diferencia es bien poca y tal diferencia no justifica el hablar entre izquierda y derecha. La distinción entre izquierda y derecha no me sirve para nada a la hora de entender el mundo político. El propio Bueno en una entrevista dijo que Aznar era de izquierdas y Almunia de derechas. Esto muestra las dificultades con las que se encuentra hasta el propio Bueno. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Jue Nov 06, 2003 11:26 pm    Título del mensaje: Sobre las diferencias entre Izquierdas y Derecha Responder citando

Diferencias entre Izquierdas y Derecha.
Es posible que peque de ingenuo y temerario al meterme en un foro tan complejo como éste, en el que se pretenden definir los conceptos de izquierda y derecha, y apuntalar una posible séptima generación de la primera. Pero, de perdidos al río. Hay que mojarse. Expongo la siguiente argumentación, que pretende fundamentarse en el libro de Bueno, por si sirve de algo. Y si no, a triturarla como es debido.
Al final de la presentación del libro “El mito de la Izquierda” (en Madrid, en el Círculo de Bellas artes) le pregunté a Bueno si cabía establecer algún tipo de correlación entre Izquierda y eutaxia, y si la URSS, por haber mostrado su distaxia, podría considerarse como un gobierno de derechas. Y, aunque vio las dificultades del asunto, no me contestó afirmativamente.
Y es que los conceptos de Izquierda y derecha no cabe aplicarlos a los estados (como un todo) tal cual, por su “aislamiento” relativo, por su soberanía respecto a otros estados. La dirección política que un gobierno da dentro de su estado no cabe enjuiciarla respecto a la dirección que toma dicho estado en relación a sus vecinos.
Las nociones de Izquierda y Derecha sólo son aplicables a partir del surgimiento de la nación política, de la holización del todo social que se lleva a cabo sobre el Antiguo Régimen en que los individuos son concebidos como “átomos racionales”. Dichos átomos son “conceptos límite”, semejantes al Dios Aristotélico), que sólo a través de la democracia (como ficción jurídica) tiene sentido. (Este concepto es paralelo, a otro nivel y con ritmos disociables, al de “Imperio metapolítico”: un imposible efectivo). Es decir, la Izquierda se constituye como una parte (partido, único en principio) de la sociedad política que pretende llevar al límite de la totalidad social el gobierno de los átomos racionales (democraticismo). Esto implica, en el límite, la pretensión de acabar con la derecha, que se niega a la instauración de tal “holización”, y es la parte originaria positiva defensora de sus “privilegios”, de sus propiedades (heredadas del Antiguo Régimen). Dichos “privilegios” son vistos como tales desde la nueva perspectiva: en el Antiguo Régimen formaban parte de su “justo” derecho. Pero para la izquierda naciente no caben ya “leyes privadas” que distingan “injustamente” a unos sujetos de otros. La racionalidad y universalidad que pretende alcanzar la Izquierda para el todo social es interpretada a través de la justicia.
Con el surgimiento de las naciones políticas la “justicia” cambia de parámetros y variables. Ya no es aplicable a “estamentos” cerrados, sino a “átomos racionales”, aunque se sigue entendiendo según dos tipos de función distinta: aritmética y geométrica. Dejamos de lado la justicia conmutativa (El artículo de Bueno de El Basilisco 33 sobre los tributos creo que daría mucho juego en estas cuestiones, pero aún no lo he trabajado). En términos genéricos la izquierda busca la eliminación (y en algunos casos el exterminio) de las derechas, de las herencias del patrimonio del Antiguo Régimen (no sólo económico –abstracto-, sino también social y cultural), y buscarán distribuirlo entre los átomos racionales “justamente”. Pero tal Justicia es imposible de manera radical. Aunque se acabe con las clases “herederas”, aunque se les arranque su herencia histórica (como se hizo en la URSS en gran medida) hay herencias ineliminables, necesarias para la misma constitución de las personas como “átomos racionales”. Herencias naturales y culturales (objetivas y subjetivas), históricas y familiares.
Precisamente por eso la Derecha es positiva y unívoca, porque es el punto de partida que, además, no tiene ningún interés en desaparecer, ni en que los átomos racionales consigan derechos que menoscaben sus posiciones. Ni tienen interés en conseguir estados que profundicen la justicia para dichos átomos (no tienen interés en construir motores cada vez más perfectos, aunque no se pueda alcanzar el “motor perpetuo”). Por eso la Derecha no propone nuevas fórmulas y proyectos de convivencia, simplemente, como la Iglesia, se acomoda a los nuevos tiempos, retrocede lo que le obligan las izquierdas. Su función es más cómoda, pues parten con ventaja. Sólo tienen que “ecualizarse” con las izquierdas lo justo para contentar sus exigencias.
Las Izquierdas, por el contrario, son “negativas” respecto a las derechas, y se ven obligadas a forjar proyectos que busquen una mayor justicia (en los distintos ámbitos). Pero en muchos casos sólo consiguen, lo que no es poco, una igualdad jurídica “igualitarista”, democraticista, que no deja de encerrar muchas ficciones y engaños. Y la dialéctica del asunto, la contradicción, consiste en que por muchos proyectos que formule (según Bueno ya van seis), no podrá alcanzar el límite buscado. Pero eso no significa que se deba conformar (“Izquierdas satisfechas”) con lo ya alcanzado. Se pueden construir sistemas más justos.
Ahora bien, hay ciertas izquierdas que han fracasado estrepitosamente (sobre todo anarquistas y comunistas), por haber entendido la justicia sobre todo según su función “igualitarista”, democraticista (aritmética), y por haber intentado un imposible: eliminar cualquier vestigio de “herencia” como una “injusticia” que debe ser removida, cuando las “diferencias” (no sólo las originarias) son también imprescindibles para la constitución de las personas (diferentes).
Pero, más aún, muchos de esos proyectos en vez de construir mejores sistemas, en el fondo contribuían, en muchos casos, a retroceder, a consolidar las injusticias de origen en los resultados. La Logse (que está plagada de componentes “anarquizantes”: desprecio de la autoridad, de la disciplina, etc.) es un buen ejemplo de ello. Los alumnos de la Logse (con su promoción automática) salen de los institutos “igual de desiguales” que entraron. Se mantiene a los alumnos en su respectivo estamento intelectual, impidiéndose que ocupen el lugar que les corresponde (como quería Platón con su “comunismo aristocrático”). Y el que entra al colegio con ventajas (herencias) económicas, por ejemplo, podrá progresar más que el que no tiene dichas ventajas (aunque no se las merezca) apuntándose a academias por las tardes, contratando profesores particulares, etc.
Quien se ha cargado la enseñanza pública (y la enseñanza en general, en la medida en que está regulada por leyes estatales) es el PSOE con su Logse. Otra cuestión es que el PP quiera enmendar el entuerto, cosa que dudamos. La izquierda le ha dejado en bandeja a la derecha el poder desarrollar una política educativa menos mala, menos injusta.
El anarquismo, en general, quiere alcanzar la justicia a través de la independencia de los distintos átomos, sin que quepa polarizar su conducta a través de corrientes de un nivel superior (estatal o incluso grupal). Pretenden la “autodeterminación” total de dichos átomos. Dichas concepciones conducen directamente al fracaso. Y por culpa de estos fracasos de las izquierdas, especialmente de la anarquista y la comunista (que también han sido las más pretenciosas) es por lo que la política de la derecha puede “aparentar” ser más de izquierdas en muchas ocasiones.

Respecto a otros parámetros ocurre lo mismo. En política del derecho civil y penal algunas izquierdas apelan a una supresión del “policía represor” (aunque pidan más policía, pero sólo vigilante y complaciente) que conducen a la permisividad más irresponsable (Ley del Menor, Leyes penales, etc.). En política económica pretenden que se genere riqueza (que luego debe ser redistribuida justamente) sin dar incentivos personales a los empresarios, o suprimiendo las empresas, como si fuera posible un Estado Empresario totalitario (la URSS fue “ejemplar” en este sentido). En política administrativa algunas izquierdas apelan a un cantonalismo o municipalización sin límites. En política militar algunas izquierdas apelan a un pacifismo que puede dejar en la indefensión al estado, etc. (Ver “Las líneas de variables discriminadoras de las funciones Izquierda/Derecha“ en “La ética desde la Izquierda”, accesible en Internet en la web de la Fundación Gustavo Bueno). Ser de izquierdas, en principio, es mucho más difícil (si se hace bien, si se construyen motores mejores) que ser de derechas. Pero las izquierdas actuales parecen conformarse con lo alcanzado hasta ahora, con lo que hay. No quieren “despabilar” y despertar, como les dice Bueno. En contra de lo que dice Felipe Giménez creo que caben políticas de derechas y de izquierdas, pero conforme el motor funciona mejor (en los países desarrollados en los que cabe hablar, con un mínimo sentido, de “átomos racionales”), más complicado resulta construir otro que lo supere. Pero al que se duerme en los laureles le acaban cayendo palos por todas partes.
La cuestión de la séptima generación es más compleja aún, porque aún no se muestra nítidamente, con lo que dejamos el asunto para otra ocasión.

Un saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Romero Ysern



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 386
Ubicación: Aracena (España)

MensajePublicado: Vie Nov 07, 2003 2:24 pm    Título del mensaje: Responder citando

Saludos a todos los contertulios.

Contra lo que dice nuestro amigo Felipe:1.295,33 millones de habitantes (cifra del quinto censo demográfico nacional, dado a conocer en el 2001), lo que supone un 22 por ciento de la total mundial, viven bajo un régimen que encarna una de las generaciones de la Izquierda. Por tanto, no puede decirse que ya no hay izquierdas. Contra hechos, no hay argumentos. Lo que, por supuesto, no hay es Izquierda. (La coalición Izquierda Unida es una impostura desde su nombre).

Antonio Sánchez escribió:
Al final de la presentación del libro “El mito de la Izquierda” (en Madrid, en el Círculo de Bellas artes) le pregunté a Bueno si cabía establecer algún tipo de correlación entre Izquierda y eutaxia, y si la URSS, por haber mostrado su distaxia, podría considerarse como un gobierno de derechas. Y, aunque vio las dificultades del asunto, no me contestó afirmativamente.



Yo también me había hecho esa pregunta. Creo que es una pregunta clave porque está de un lado la Idea de eutaxia como una Idea central en la consideración de la Política desde el materialismo filosófico. Pero de otro lado está "El mito de la izquierda", y no parece claro como encajar una pieza con la otra.

No parece claro, pero eso no quita para que pueda darse una respuesta. Y la respuesta, a la espera de que ustedes la critiquen, es que la izquierda contribuye mejor que la derecha a la eutaxia del Estado. Dicho de forma algo brusca: si el origen de la izquierda es la racionalización (holización) del todo social, entonces esa racionalización necesariamente tiene que implicar más fuerza para el Estado. Otro asunto será si los planes y programas de determinados gobiernos de algunas de las generaciones de la izquierda -por ejemplo, de la extinta URSS- resultan finalmente más o menos logrados en orden a la eutaxia. Pero es que además, la Filosofía académica es solidaria desde la Atenas de Platón del proyecto de racionalización de la izquierda, y (porque) solidaria del proyecto de fortalecimiento del Estado.

Finalmente otro asunto, referido al estrecho marco de la España actual, es que partidos tiene planes y programas más propios de alguna de las Izquierdas. Por seguir con un ejemplo sacado por Antonio Sánchez: en materia educativa, PSOE e IU, al defender de hecho (finis operis) la disolución de la Enseñanza Pública, están a la derecha del PP, que en algunos aspectos pretende frenar esa disolusión. En segundo lugar, en cuanto PSOE e IU no garantizan la unidad de España, sino privilegios feudales propios del Antiguo Regimen para algunas partes de España, el PP está a la izquierda de esos partidos.

Atentamente.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Nov 07, 2003 8:26 pm    Título del mensaje: Phantasmas. Responder citando

Hola.

Yo, en el caos que es común a todo estudioso desordenado (anarquista), puedo permitirme el lujo de marrarla sin ningún tipo de escrúpulos. Y digo y sentencio, que si no hubiera visto hace ya un tiempo la imposibilidad de trascender la sociedad política hacia el reino de la completa justicia y del completo autogobierno, si no hubiera visto que es del todo imposible la desaparición entre gobernantes y gobernados y la superación de la heteronomía por la autonomía, si yo aún creyera que es posible hacer desaparecer la dicotomía del amigo/enemigo y hacer coincidir la figura del fisco y del erario ( El Basilisco, Nº 33, pág. 16) con la del pagador (paganus) de tributos..., si no lo hubiera visto..., entonces yo seguiría siendo aún de “izquierdas”.

Dijo Felipe:
Cita:
<“El propio Bueno en una entrevista dijo que Aznar era de izquierdas y Almunia de derechas. Esto muestra las dificultades con las que se encuentra hasta el propio Bueno. Atentamente,”>

Desde luego que hay dificultades...pero yo creo que eso hay que interpretarlo así: Aznar es un político...Almunia es un phantasma, no es un político. Aznar se sabe pertenecer a una tribu (tributos), Almunia cree y si le hemos de creer (Almunia es sólo un ejemplo), en la igualdad última y total y por tanto en el cese del tributo y la extinción del Estado con la desaparición del Soberano al no admitir autoridad por encima del pueblo, por encima de todos. No es que Aznar sea de “izquierdas”, sino que Almunia al no pisar tierra firme se sitúa en la Luna, se sitúa fuera de la política, y por tanto es por completo imposible que sea de izquierdas si hemos de suponer que las izquierdas han de ser terrícolas. Es por completo imposible la existencia de las izquierdas mismas, ya que al no darse su ámbito entre Estados (como ha demostrado una vez más la historia moderna y la Nación moderna), sólo puede enmarcarse en el ámbito interno del Estado, y es y se convierte en un asunto de “orden interno”. Ser de izquierdas sólo puede consistir en una de estas dos cosas: o la izquierda delincuente...o la izquierda phantasmal. Las dos cosas son objeto del Estado, mientras que por contra el Estado no es objeto de ninguna de ellas, sino sólo de manera negativa, como negación de la esencia de lo político. Iglesia militante que se anula a sí misma al poner y tener por objeto y objetivo un phantasma: pues lo negativo del Estado es en acto la propia negación de la izquierda.

Dice Antonio Sánchez:
Cita:
<“Y es que los conceptos de Izquierda y derecha no cabe aplicarlos a los estados (como un todo) tal cual, por su “aislamiento” relativo, por su soberanía respecto a otros estados. La dirección política que un gobierno da dentro de su estado no cabe enjuiciarla respecto a la dirección que toma dicho estado en relación a sus vecinos.

Esto es cierto respecto de los Estados, y solamente hasta llegar a la totalitaria Ciudad de Dios. Como eso es absurdo, siempre habrá Unidades políticas entre nosotros y no sólo no será jamás superada la dicotomía amigo/enemigo sino que esta misma dicotomía es el ser mismo del Estado y por tanto es a su vez el desvelamiento mismo del phantasma de las izquierdas. ¿Pero qué es un fantasma? Un fantasma no es una realidad cuya idea (M2) sea adecuada a una realidad externa (M1) aunque sea expresada (M3), sino que es sólo una idea verdadera pero no una verdadera idea. Una ensoñación.
Si la dialéctica entre Estados es más verdaderamente política que la dialéctica de clases dentro del Estado, eso sólo quiere decir que la dialéctica de clases entre Estados es otra ficción, que nunca podrá darse el proletariado cubano, pongamos por caso, contra la Nación de los EE.UU., sino que sólo podrá darse el clásico “Cuba contra los EE.UU.”, Nación contra Nación...por tanto los conceptos de “izquierdas” y “derechas” quedan borrados o únicamente son operativos para el escarnio ideológico, como ficciones.

Y esto de Antonio Sánchez me parece muy inexacto:
Cita:
<“Es decir, la Izquierda se constituye como una parte (partido, único en principio) de la sociedad política que pretende llevar al límite de la totalidad social el gobierno de los átomos racionales (democraticismo). Esto implica, en el límite, la pretensión de
acabar con la derecha, que se niega a la instauración de tal “holización”, y es la parte originaria positiva defensora de sus “privilegios”, de sus propiedades (heredadas del Antiguo Régimen)...”>

No me parece a mi muy certero eso de que la burguesía fuese la heredera de las propiedades y privilegios de Antiguo Régimen. El burgo nace extramuros y genera riqueza y dinero al margen del Sr. Feudal y al margen de la Monarquía, que se van quedando atrás; acaso el nacimiento de la burguesía fue `paralelo´ al declive de ese feudalismo y de esa Monarquía, pero no heredero...cortarla la cabeza al Rey, no es una bonita manera de heredar...Respecto a la holización tampoco veo claro que esto sea así...la izquierda se constituye como una división o un ala del Tercer Estado...solo mucho más tarde entrará el Cuarto Estado a formar la parte parlamentaria y de agitación política interna y callejera que vendría más tarde a desembocar en las izquierdas escleróticas de hoy en día. De todas formas, es por completo imposible que una <“parte (partido, único en principio)>, dices, sea “único en principio”. Eso es un desliz.
En realidad, y a mi caótico entender, la holización sólo puede ser llevada a cabo por el Poder, lo detente cualquiera que lo detente. Las izquierdas “creen siempre encontrarse más allá del estrecho nacionalismo” (El Basilisco, pág. 18), y, como su pretendida holización es puramente phantasmal -como ya he dicho-, pues tenemos que un phantasma no puede ser nunca operativo ni operatorio.
En el artículo citado de Bueno sobre los tributos, ya queda claro, una vez más, la futilidad y verdadera inexistencia de la llamada “sociedad civil” (pág. 22 y 24), es en ella y desde ella desde la que se cae en el individualismo y el atomismo social que pueden llegar a destruir incluso “la característica fundamental de los hombres entendidos como animales sociales”(pág. 18) Nada más con mirar la tabla de la página 10, se comprende por la dirección vectorial de las relaciones políticas de donde parte la holización. La holización verdadera parte siempre del Poder realmente existente, no del phantasma
Cita:
<“Dichos “privilegios” son vistos como tales desde la nueva perspectiva: en el Antiguo Régimen formaban parte de su “justo” derecho.
Pero para la izquierda naciente no caben ya “leyes privadas” que distingan “injustamente” a unos sujetos de otros. La racionalidad y universalidad que pretende alcanzar la Izquierda para el todo social es interpretada a través de la justicia........ Pero tal Justicia es imposible de manera radical. Aunque se acabe con las clases “herederas”, aunque se les arranque su herencia histórica (como se hizo en la URSS en gran medida) hay herencias ineliminables, necesarias para la misma constitución de las personas como “átomos racionales”. Herencias naturales y culturales (objetivas y subjetivas), históricas y familiares.”>

(Si esas <Herencias naturales y culturales (objetivas y subjetivas), históricas y familiares>, son reales y verdaderas...entonces no somos “átomos”, aunque seamos racionales.)
Ese es el phantasma y ahí es donde nace el phantasma! Aunque Antonio no plantea la cosa como la hubiera planteado Marx, ya que para Marx no consiste la cosa en saber o no saber si las leyes son justas o no, sino en subvertir el orden social entero y caminar hacia la superación de las dicotomías...eso de “átomos racionales” es la cara opuesta de la holización liberal...quiero decir que el liberalismo puede profundizar la holización por un lado mientras que por el otro pretende disyuntar al hombre del todo, atomizarlo. Yo no soy un átomo! Soy una persona (a veces irracional o estúpida) ligada a otras por muchos lazos biológicos y sociales, como bien dices...de los cuales los más importantes son sin duda alguna mi trabazón social a través de mis derechos y deberes...y eso...mis deberes me los impone el Estado y mis derechos me los regala a cambio. Ergo es el Estado y el Poder los únicos capaces de llevar a cabo cualquier holización. Precisamente es más de “izquierdas” el Aznar que el Almunia, porque el Aznar me obliga a formar parte del Todo mientras que el Almunia -bajo la ideología de la “sociedad civil”- pretende descoyuntarme. En realidad es como ya he dicho: como esa descoyuntación es imposible el Aznar es un realista político y el Almunia una nada, un phantasma, ya que todo lo que haga ira siempre en dirección hacia la ruina y sus actos serán opuestos a la verdadera holización.

¡Mira que me gusta esto del “phantasma”! Se me ha quedado gravado en la mollera y no hay manera de sacármelo de encima.

Ha dicho Antonio Romero:
Cita:
<“No parece claro, pero eso no quita para que pueda darse una respuesta. Y la respuesta, a la espera de que ustedes la critiquen, es que la izquierda contribuye mejor que la derecha a la eutáxia del Estado. Dicho de forma algo brusca: si el origen de la izquierda es la racionalización (holización) del todo social, entonces esa racionalización necesariamente tiene que implicar más fuerza para el Estado. Otro asunto será si los planes y programas de determinados gobiernos de algunas de las generaciones de la izquierda -por ejemplo, de la extinta URSS- resultan finalmente más o menos logrados en orden a la eutáxia. Pero es que además, la Filosofía académica es solidaria desde la Atenas de Platón del proyecto de racionalización de la izquierda, y (porque) solidaria del proyecto de fortalecimiento del Estado.>

Ni hablar! Si hemos de hablar de holización hemos de relativizarla siempre, pero si nos referimos a una holización total, entonces Antonio Romero tiene razón: las izquierdas son las que mejor predican la idea estoica de la “Cosmópolis”, de la Ciudad de Dios, de la Ciudad del phantasma (ver pág. 18 del Basilisco)...pero esa phantasmada para nada sirve respecto a la eutáxia política por su sustancialismo intríseco. Mal puede racionalizar nada un phantasma...Pero si nos referimos a una holización concreta, estatal, como Unidad política, entonces es la derecha la más eutáxica y la más racional. ¿Acaso el “fiscus” de que habla Bueno, no es la más alta racionalización a que es posible llegar al crear el “tributo”, al crear la tribu, o que la tribu es tribu precisamente por pagar tributo? En ese artículo demuestra Bueno que los ideales de “las izquierdas” se hacen borrajas al enfrentarse a la realidad: todo Estado para ser tal ha de cobrar impuestos y tributos, en el momento en que deje de cobrar, de imponer esos tributos deja de ser Estado y se disuelve en mafias o en otros Estados. La racionalización de las “izquierdas”, como es una racionalización sobre phantasmas, es irracional, irreal, y por tanto distáxica. Las “izquierdas estarían por el “tributo justo”, &c. Esos problemas internos harían al Estado más débil frente a sus vecinos que no sufrieran de ellos.

Y si lo último que dice Antonio Romero sobre la Academia &c. es cierto, entonces mañana mismo me hago phantasma y voto al Carod Rovira.
La Academia es solidaria con lo racional...y si la razón de las “izquierdas” es un puro sustancialismo, una pura irracionalidad phantasmal, hay que expulsarlas de la Academia y dedicarnos al perseverar, que es lo nuestro. Las izquierdas no son “solidarias del proyecto de fortalecimiento del Estado”, sino que son insolidarias con él, acaso sin saberlo a veces, pero insolidarias al fin y al cabo.

Gustavo Bueno (el cual me gusta más por su coraje que no por su filosofía a la que entiendo a medias y gusta de usar ejes y ángulos hasta sacarme de quicio), me sirve de perillas a mis malignos propósitos si hemos de suponer que las “izquierdas” están por el “tributo justo” (sociedad igualitaria e igualitarista). Dice allí, en la página 16, Gustavo Bueno:
Cita:
<<La idea de un <sistema tributario justo>, como sistema ordenado capaz de sostenerse, sin generar entropía, es una idea límite, un imposible político, como puede serlo el perpetuum mobile en termodinámica. La justicia sólo tiene sentido en un alcance limitado y abstracto a las reglas de juego...>>

Creo que ya no es necesario seguir adelante. Como bien ha dicho Antonio Sánchez, la <Justicia es imposible de manera radical> cuando por justicia se entiende otra cosa más allá de la ley. La holización de las izquierdas es un imposible político, utópico y distáxico...en lo demás, transportes, pensiones, &c. cualquiera vale...siempre que cobre impuestos. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mario Martínez Angelini



Registrado: 15 Oct 2003
Mensajes: 32
Ubicación: Buenos Aires

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 1:15 am    Título del mensaje: Responder citando

Como dijo Antonio a fuer de ser considerado temerario seré breve agregando una hipótesis por lo que percibo de las relaciones entre Estados.

Pocos son los Estados verdaderamente soberanos, y aunque José -seguramente- no acuerde conmigo debo decir que los gobiernos que se dicen de "izquierda" tienen una propensión mayor a la generacíón de nuevos Estados continentales o sub-continentales. Digo "que se dicen" puesto que yo no creo en la distinción de izquierda y derecha en cuanto es funcional a que todo siga igual teniendo en el ring dos contendientes uno "potente" y amigo de los negocios y otro "phantasmal" que sólo existe para hacer de partenaire.

A lo que voy es que la ubicación explícita de los gobiernos hacia la izquierda parece una argumentación que colabora en el acercamiento con otros Estados para la generación de nuevos proto-estados continentales. Ahora mismo está ocurriendo en SudAmérica con Brasil y Argentina como impulsores del MercoSur con acoplamiento legal y creación próxima de parlamento. Seguramente es de hecho necesario para Estados débiles y "phantasmales" la generación de una nueva entidad que no tenga tal característica y por la propia dinámica de la argumentación dificil de evitar la unión que haga la fuerza en lugar de la "negociación" a la que es propensa la derecha siempre tratando de ocupar el lugar de la fuerza.

Gracias y saludos a todos los contertulios,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 3:03 am    Título del mensaje: Sobre los "átomos racionales" Responder citando

Estimado José María, de la crítica que me haces quisiera destacar algunos malentendidos e interpretaciones inadecuadas que creo que no recogen lo que quise decir (seguramente por culpa de mi falta de explicitación, y por mi escasa certidumbre).
Dice José María:
<< De todas formas, es por completo imposible que una <“parte (partido, único en principio)>, dices, sea “único en principio”. Eso es un desliz. >>
Pero yo no hablo de un “unico partido, en principio” respecto a la totalidad social, sino respecto a las distintas generaciones de izquierda que sucesivamente (y posteriormente de manera simultánea, y enfrentada en muchas ocasiones) intentarán desarrollar la “holización” que da origen a la “nación política”.
Dice Jose María:
<< Las izquierdas “creen siempre encontrarse más allá del estrecho nacionalismo” (El Basilisco, pág. 18), >>
Pero Bueno no se refiere a “todas las izquierdas” realmente existentes en esa frase, sino a las que pretenden entender su proyecto ligado a la “sociedad civil” (anterior, posterior al estado, o a través de él). Justamente las que pretenden ver al estado como una superestructura que entorpece la formación de una sociedad apolítica global, y que presupone como dada (democraticistamente) “individualidades racionales atómicas” (sin percatarse de que tal suposición es un “límite” que no puede existir efectivamente). Bueno no utiliza, según lo interpreto yo, el concepto de “átomos racionales” como si realmente existiesen de manera positiva y absoluta (como tampoco existe un motor perpetuo, pero su importancia para “entender” los procesos termodinámicos es fundamental).
El problema, de nuevo, es que José María me atribuye ideas que yo no expreso tal cual (o al menos es lo que he intentado) y posicionamientos que no comparto. Si se lee, por ejemplo, mi artículo de El Catoblepas 15 verá que soy crítico con la idea de una “sociedad civil”, con el “democraticismo”, con la “pedagogía no dirigista”, etc. (por cierto, Felipe Giménez en su web de “El Pasquín de Voltaire” metió un artículo mío publicado en “Escuela Española”, titulado “Para la contrarreforma de una LOGSE clasista” en que expongo algunas de dichas críticas).
En estos párrafos lo que intento poner de manifiesto es justamente lo mismo que afirma José María, que no es posible un “democraticismo” efectivo (es una ficción jurídica, ideológica), que no caben, de manera absoluta, “átomos racionales”, “sujetos autodeterminados”, etc. Pero existen personas racionales y responsables (no de manera absoluta: "atómica"), Estados con mayor y menor soberanía, grupos con proyectos “propios” (no absolutamente) y divergentes respecto a otros, etc.
En la siguiente cita creo que está una de las claves de que José María no me entienda:

<<Gustavo Bueno (el cual me gusta más por su coraje que no por su filosofía a la que entiendo a medias y gusta de usar ejes y ángulos hasta sacarme de quicio), me sirve de perillas a mis malignos propósitos si hemos de suponer que las “izquierdas” están por el “tributo justo” (sociedad igualitaria e igualitarista). Dice allí, en la página 16, Gustavo Bueno:
<<La idea de un <sistema tributario justo>, como sistema ordenado capaz de sostenerse, sin generar entropía, es una idea límite, un imposible político, como puede serlo el perpetuum mobile en termodinámica. La justicia sólo tiene sentido en un alcance limitado y abstracto a las reglas de juego...>> >>

Precisamente por lo que significa la idea de “concepto límite” digo lo que recoge José María de manera ambivalente. En unas ocasiones toma mis frases como si apelase a que la situación límite existiese y, sin embargo, en otras ocasiones las interpreta como es debido: como “límites” que sólo tienen un sentido positivo a través de su “reversión” sobre el material fenoménico.
Por otra parte, en el mismo escrito hablo de varios tipos de justicia que José María no recoge.


Un Saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 8:53 am    Título del mensaje: Cosmopolitismo. Responder citando

Hola.

Es posible, que como dice Antonio Sánchez, que yo me haya liado, y ya le pido disculpas por anticipado. Ahora no voy a entrar si el lío es así o asá porque entonces no acabaríamos nunca. No pretendo, Antonio, atribuirte ideas que no has expresado. Pero como algo hay que decir, ahí va otro ataque (por decirlo de alguna manera):

Ahora, Antonio Sánchez dice:
Cita:
<< Las izquierdas “creen siempre encontrarse más allá del estrecho nacionalismo” (El Basilisco, pág. 18), >>
Pero Bueno no se refiere a “todas las izquierdas” realmente existentes en esa frase, sino a las que pretenden entender su proyecto ligado a la “sociedad civil” (anterior, posterior al estado, o a través de él). Justamente las que pretenden ver al estado como una superestructura que entorpece la formación de una sociedad apolítica global, y que presupone como dada (democraticistamente) “individualidades racionales atómicas” (sin
percatarse de que tal suposición es un “límite” que no puede existir efectivamente). Bueno no utiliza, según lo interpreto yo, el concepto de “átomos racionales” como si realmente existiesen de manera positiva y absoluta (como tampoco existe un motor perpetuo, pero su importancia para “entender” los procesos termodinámicos
es fundamental).>>

Pues otra vez nos liamos. Dime tú qué “izquierda”..., NO pretende <entender su proyecto ligado a la “sociedad civil”>, como afirmas. Lo dices ahí arriba, ya que se sobreentiende que si Bueno no se refiere a todas las izquierdas, alguna quedará en la cual su proyecto NO esté ligado a la “sociedad civil” y sea por tanto un proyecto puramente estatal, realista.

El párrafo de Bueno va enmarcado contra los <partidarios más radicales del “Estado mínimo”, anarquistas y liberales...>(pág. 17), ciertamente, pero dime tú si será de izquierdas algún partido que no busque la superación del Estado...que no busque el ser “ciudadanos del mundo”...en la medida en que no lo haga ya estará ecualizado con la derecha y por tanto no será ya “izquierda” aunque él se diga de sí mismo tal cosa.
De todas formas, Bueno nada nos dice en ese párrafo de las izquierdas, sino que soy yo el que hace extensivo ese argumento englobando en él a los partidarios de la Cosmópolis, a los partidarios de los “ciudadanos del mundo”, englobando en él a todas las izquierdas por creer que todas las izquierdas buscan esa hipostasiada Totalidad. El párrafo de Bueno es este:
Cita:
<El ciudadano del mundo no se considerará miembro de una sociedad política; él cree encontrarse situado “más allá” de cualquier “estrecho nacionalismo”......la concepción cosmopolita de la sociedad civil suele ser individualista, en el sentido de que considera como término de la sociedad civil antes a los individuos que a los grupos, alas sociedades folk, &c.>(pág.18)

Al margen de las confusiones en las que puedo caer yo, la cuestión es esta: ¿Hay alguna izquierda que no sea cosmopolita?
Mi respuesta es: NO!
Todas las izquierdas se han dicho de sí mismas, cuando menos ideológicamente, que son cosmopolitas y que están por la superación del Estado y por una “ciudadanía mundial”...y como eso es absurdo, según yo me lo veo, pues resulta que aunque la idea de “átomo” sea muy útil como idea límite, las izquierdas no han sido nunca creadoras de holización porque su práctica va precisamente en dirección contraria al ser falsas sus premisas, creo que en esto estamos de acuerdo.

Sea como fuere, la tesis mía la podría resumir así: sólo bajo lo concreto de los Todos discretos (Estados) es posible una profundización de la holización...hacia el Imperio..., y su vuelta a empezar por su disgregación (la rueda polibiana.)

Y como todas las izquierdas creen en que es posible la holización total como Cosmópolis, como Ciudad de Dios...pues se desmadran y entran en procesos phantasmales, metafísicos, como afirmaba Felipe. Solo eso.

Las ideas limite son falsas por eso, porque son “limites”. Una izquierda que viera al Estado como lo que es...ya sería y estaría plenamente ecualizada. Cuando una izquierda es “pro-estatal” ya es derecha: China, Corea, Cuba...solamente siguen siendo izquierda en la medida en que aún postulen ideológicamente su cosmopolitismo (y en el cual por su práctica no creen) a sus pueblos...pues en tanto anticapitalistas, yo no las puedo definir como izquierdas, a menos, claro es, que ser anticapitalistas sea también trabajar con la maquina del movimiento perpetuo...y por tanto proseguir en la creencia de ese mismo cosmopolitismo: el socialismo, &c.

Las izquierdas, sólo pueden “espabilarse” (como nos recordaba Eliseo Rabadán), si olvidan de una vez por todas ese su cosmopolitismo acompañado del humanitarismo igualitarista...es decir: sólo pueden espabilarse si se dedican a la “buena constitución”, a la eutaxia del Estado. Cuando eso hagan, -y por espabilarse-...ya no serán “izquierdas” en su acepción actual. Serán sólo una parte en ese todo discreto que es el Estado. ¿No es eso lo que ocurre en los EE.UU.? La distinción entre demócratas y republicanos es únicamente una distinción de partes...no de contraposiciones sustancialistas dentro del Estado. El resto de lo que allí queda no sale en la foto.
Eso no anula las luchas de clase dentro del Estado, pues ya en la Roma republicana había esas luchas sin que la holización hacia el Impero consistiera en ser todos iguales a los bárbaros...el verdadero holizador metafísico de este mundo fue San Pablo...y el estoicismo, que dice Bueno. La conciencia vergonzante del Imperio.

Adiós.

Pretendía ser escueto y corto, y ya veis...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 11:21 am    Título del mensaje: La ética desde las Izquierdas y desde la Derecha Responder citando

Estimado José María,
No tengo tiempo ahora de entrar en detalle en tu último mensaje (tengo que hacer compras, etc.) , pero te mando algunas ideas que había elaborado antes de leerlo, por si sirve para aclarar la confusión (no sólo tuya, sino de todos, pues la cuestión tiene bemoles). De entrada te digo que aciertas al pensar que todas las izquierdas pretenden sobrepasar las fronteras nacionales (como también dice Bueno), pero luego no todas caen en ese utopismo. Las izquierdas "realmente existentes" no han intentado alcanzar dicho límite sin más (hasta algunos anarquistas, durante la guerra civil, coincidieron con el PCE -movido por Stalin- en la necesidad de intervenir en el gobierno....).
Intentando precisar más lo expuesto en anteriores mensajes diré lo siguiente (por si sirve de algo):
La Justicia es eminentemente una relación moral. Pero la Justicia distributiva, entendida de manera “igualitarista”, aritmética, tiene raíces éticas innegables (ve a la moral desde la ética). Precisamente por eso pretende sobrepasar las barreras de cualquier grupo hasta llegar a la Humanidad (y muchas veces creyendo que tal límite es alcanzable o aproximable sin la intervención de instituciones políticas). Pero la generosidad o la amistad que parte de cada uno de los individuos (átomos, límite del proceso de reestructuración, que algunos pretenden sobrepasar desde la bioética: entendiendo como átomos distintas partes del cuerpo) es completamente impotente sin instituciones múltiples que permitan la conexión (sinecoidal y alternada a lo sumo) de unos individuos con los demás. Si supunemos (como se hace desde el “individualismo” extremo) que cada individuo fundamenta su propio ser, su propia “potencia de obrar”, en sí mismos (lo cual es absurdo), veríamos que, aún así, cada hombre entra en contacto “amistoso” o “amoroso” con muy pocas personas a lo largo de su vida, y que, además, la amistad es una relación “no simétrica” y “no transitiva”, por lo que se torna imposible y utópico (ridículo, absurdo) el proyecto de resolver los problemas del mundo “amándonos los unos a los otros”.
Aquí está la raíz de los que buscan una “sociedad civil” independiente de las sociedades políticas. Buscan una “Sociedad apolítica”, no una “Sociedad Política Universal”. Es la raíz del democraticismo y del eticismo. Pero éste no es criticable por intentar rebasar las “sociedades nacionales”, sino por no contar con los contextos atributivos, morales y políticos. Es criticable por su reduccionismo que, como dice Pedro Insua (en el Foro de Teoría Política sobre el “Estado…”) les conduce al democraticismo, a intentar rebasar cualquier barrera o corteza social (capa corticale), creyendo que la política se desenvuelve sólo en la capa “conjuntiva”.
Creo que José Maria cae en un reduccionismo de sentido contrario. Desconsidera el papel de la Ética, centrándose en la moral y la política. Y quizá sea esto lo que le acerque más a la “Derecha negra” que a la “Izquierda roja”, pues ésta es Universalista y busca suprimir los privilegios, aunque suele fracasar, según lo veo yo, por no tener suficientemente en cuenta los límites infranqueables de algunos tipos de “herencia” que son “ineliminables” (como sugiere Bueno en “El mito de la Izquierda” (pp. 292-4 y crítica a la Lotería, p. 276, etc.)
Un Saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 11:59 am    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

A mi me parece que si la contrareseña de José Manuel Rodríguez Pardo pone algo bien a las claras es que las tesis mantenidas por Felipe en su recensión de El Catoblepas, no pueden sostenerse precisamente como lectura del libro de Bueno en el que efectivamente, como José Manuel hace notar , no puede encontrarse ni por ejercicio ni por representación la "arqueología trascendental" a la que el mismo Bueno se refiere en los Ensayos, en un contexto doctrinal sin duda muy diferente de suyo a aquel en el que se desenvuelven los contenidos de El Mito de la Izquierda. De otro modo: el escollo principal con el que se topa la "hermenéutica" ejecutada por Felipe es el propio libro de Bueno, en el que se defiende no solamente la posibilidad de la existencia de una séptima generación de izquierda definida en el futuro ( aunque claro tampoco podemos conocer sus contenidos, carentes como estamos de ciencia de visión) sino también el hecho de que la equalización no aniquila l tampoco en el presente, la operatividad de la oposición en el plano político ( aunque eso sí, oscurece sus límites). De hecho lBueno deja en rídiculo en las páginas de la obra
posiciones que como las de Toffler o Giddens, emprenderían precisamente esta dirección. El diagnóstico de José Manuel es certero , me parece ( y el porpio Felipe , digámoslo así, lo ratifica en uno de sus mensajes)cuando detecta una suerte de hegelianismo larvado ( o acaso explícito) envolviendo - varando- la lectura de Felipe. Y es cierto que algo de ésto ya había salido a colación en los pasados encuentros como bien nos lo recuerda Eliseo Rabadán :




Cita:
Finalmente, cabría señalar, a tenor de su valoración sobre El mito de la izquierda, que Felipe Giménez parece preso de concepciones historicistas de corte hegeliano, que consideran a la Historia acabada, al menos en lo referente al problema tratado en el libro, que es el desarrollo de las múltiples Ideas de Izquierda.



Pues bien, este hegelianismo ( línea además: kojeve-fukuyama) supone una concepción hasta cierto punto incoordinable con la propia de Bueno quien más que hegeliano es "marxista" y "espinosiano" ( un "marx sin barbas"). Recuerdo que en su libro Un Mundo Desbocado, Antonio Giddens - ideólogo de la "tercera vía"- afirma sin más que la "globalización" ha permitido la emergencia de un mundo en el que se avizoran el final de las guerras dado que los estados democráticos parlamentario (de mercado) no tienen según él, enemigos: quedaría eso sí la posibilidad de "intervenciones humanitarias" ( Giddens alude en este contexto a la guerra de Kossovo etc)... vamos que aviene la paz perpetua en gracia a un proceso globalizador entendido como un terreno homógeneo, carente de anfractuosidades. Frente a esta tesis me parece que conviene citar el importante colofón que Gustavo Bueno pone a El mito de la Izda:

Cita:
No cabe hablar por tanto de ninguna globalización como proceso que estuviera impulsado por el Género Humano, La globalización sólo puede hacerse desde alguna parte de la Humanidad con capacidad para ello y según sus intereses. En nuestros días la globalización es el nombre que ha tomado tras la caída de la Unión Soviética, la mundialización promovida por el imperialismo de Estados Unidos.
La izquierda surgió hace doscientos años en Europa como proceso de racionalización dirigido a la globalidad del GGénero Humano Este proceso experimentó una inflexión y un repliegue decisivo con la caída de la Unión Soviética. En nuestro presente es imposible admitir que el proceso de racionalización de la humanidad haya avanzado tanto y de modo armónico como algunos optimistas quieren creer, la miseria y la pobreza de muchos pueblos, por un lado, y la suprestición, el vudú, el tarot, los horóscopos, las falsas crrencias y la ignorancia en creciente aumento en el seno de las propias sociedades del bienestar, olbigan a concluir que la historia está muy lejos de haber encontrado su fin


( pág 298)


Atentamente.

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Romero Ysern



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 386
Ubicación: Aracena (España)

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 12:13 pm    Título del mensaje: socialdemocracia, Imperio... Responder citando

Estimados contertulios:

La cuarta generación de izquierda, o izquierda socialdemocrata, si ha muerto ha sido de éxito en las democracias del "Estado de Bienestar". Los llamados partidos "de derecha" (la "Internacional Popular") son en sus actuaciones socialdemocratas. Hay tenemos a Gallardón, pasando al PSOE por la izquierda. Por tanto la izquierda socialdemocrata ha muerto de éxito.

El cosmopolitismo de la izquierda puede ser phantasmal, hippy, altermundista en las izquierdas indefinidas, pero en la forma de un Imperio generador, ese cosmopolitismo ha sido y puede volver a ser perfectamente posible.


Atentamente.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 12:15 pm    Título del mensaje: Responder citando

Por cierto, me había dejado en el tintero una cuestión de detalle que querría comentar, nos dice Antonio Romero en una de sus intervenciones:

Cita:
Pero es que además, la Filosofía académica es solidaria desde la Atenas de Platón del proyecto de racionalización de la izquierda, y (porque) solidaria del proyecto de fortalecimiento del Estado.



Bueno, pues yo no sé hasta que punto puede defenderse eso tal y como Antonio lo formula. Quiero decir: ¿ implica esta postura considerar a Sócrates como "de izquierdas" frente a los "derechistas" Anito y Meleto por ejemplo?... A mí particularmente, ésto me recuerda a las tentativas de considerar como orinetados hacia la "izquierda" a los comuneros de castilla o a los herejes de Valladolid, de las que habla Bueno en algunos lugares . Es decir, un modo ahistórico ( ucrónico) de entender la oposición, como oposición además absoluta, dilemática. Pero la izquierda, desde luego, no existe desde siempre y desde luego no puede rastrearse en el contexto de formación de la filosofía académica.

Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 3:05 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios;


Antonio Romero señala:

Cita:
El cosmopolitismo de la izquierda puede ser phantasmal, hippy, altermundista en las izquierdas indefinidas, pero en la forma de un Imperio generador, ese cosmopolitismo ha sido y puede volver a ser perfectamente posible.



Efectivamente dice bien. Ello es así, tan así que esta "posibilidad" puede perfectamente pensarse bajo el rubro modal de la "existencia" ( y de esse ad posse valet consequentia) al menos en vistas al curso que está adoptando en nuestros días la sexta generación de la izquierda definida, definida precisamente merced a la República Popular China, el estado más populoso de la tierra; una morfología política continental que comienza a perfilarse como un importante Imperio en ciernes. No podemos si no barruntar todavía el signo del imperialismo chino y sin duda no nos es dado más que calcular sus verdaderas consecuencias, pero resulta de lo más recomendable seguir mes a mes la sección correspondiente en El Catoblepas. Tampoco está de más, curiosear en la edición española del Diario del Pueblo, a través por ejemplo de su versión digital del libre acceso:

http://fpspa.peopledaily.com.cn/home.html


Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Nov 08, 2003 5:00 pm    Título del mensaje: Izquierdas, Derechas y Estado Responder citando

Estimado José María, en tu último mensaje decías:

<<Las ideas limite son falsas por eso, porque son “limites”. Una izquierda que viera al Estado como lo que es...ya sería y estaría plenamente ecualizada. Cuando una izquierda es “pro-estatal” ya es derecha: China, Corea, Cuba...solamente siguen siendo izquierda en la medida en que aún postulen ideológicamente su cosmopolitismo (y en el cual por su práctica no creen) a sus pueblos...pues en tanto anticapitalistas, yo no las puedo definir como izquierdas, a menos, claro es, que ser anticapitalistas sea también trabajar con la maquina del movimiento perpetuo...y por tanto proseguir en la creencia de ese mismo cosmopolitismo: el socialismo, &c.>>

Pero precisamente Bueno habla de generaciones de izquierda no sólo teniendo en cuenta sus ideales, sino su desarrollo “realmente existente” (p. 156). Refiriéndose a la cuestión religiosa nos dice Bueno: <<Sin embargo, incluso la izquierda más agnóstica , que pretendiese en su idea inhibirse por entero de las cuestiones religiosas, no podría menos de establecer algún tipo de política religiosa>>. También nos dice (p. 154) que: <<La Izquierda se distingue por la negación, pero no sólo por ella>>. Y antes nos ha hablado de “El nihilismo de la izquierda como teoría de la derecha” (p. 152). Y mucho antes, al principio (pp. 22 y ss.) nos habla de los criterios de clasificación lógicos (para las Ideas sobre la Izquierda) y su relación al Estado (para las corrientes)…. Y hay que distinguir entre perspectivas emic y etic (p. 27), pues las primeras muchas veces no van más allá de distinguir entre “buenos y malos”: <<Unos criterios que (…) no permiten diferenciar el fascismo y el comunismo, habrán de ser considerados como criterios poco potentes y fracasados, precisamente porque carecen de capacidad de discriminación entre estas dos situaciones políticas, antagónicas precisamente en el campo histórico-político>>. (En mi crítica a Moradiellos en El Catoblepas 17 precisamente intenté resaltar algunos aspectos relacionados con esta cuestión). Y en la p. 33 hay sugerencias muy sustanciosas sobre la relación asimétrica entre izquierdas definidas e indefinidas. Y, por fin ( en la p. 36) nos dice que no sólo hay que fijarse en los “fines” que proponen anarquistas, socialistas y comunistas (pues coinciden en buscar una “sociedad sin clases), sino en los “medios” que cada corriente propone. <<Pero la diferencias en los medios tienen que ver precisamente con el Estado>>. Los primeros consideran necesario prescindir de él, los segundos hablan de controlarlo para evolucionar gradualmente hacia el socialismo, y los terceros creen que hay que hay que asaltar el Estado “capitalista” e implantar, a través de él, la dictadura del proletariado (que ya no sería capitalista)… Y continúa Bueno hablando de que la oposición de clases sólo tiene sentido político a través del criterio del Estado. En la página 38 viene a decir lo que fundamenta la tesis de José Manuel Rodríguez Pardo (e Iñigo Ongay) sobre la interpretación de Felipe. No cabe una perspectiva metahistórica (metafísica). Y termina diciendo (p. 38): <<La oposición izquierda /derecha se nos muestra, en todo caso, como resultado de uno de tantos cruces en los que interviene la dialéctica de clases y la dialéctica de estados>> (y las izquierdas no suelen ver que el Estado es también “propiedad” privada de las clases “explotadas”, frente a otros estados).
Si la distinción entre izquierdas y derechas se basase en la importancia que dan al estado (que es más bien la diferencia entre izquierdas “definidas” e indefinidas, pues las variedades que pueda haber en la derecha todas parten del Estado como una “propiedad” también …), sin antender a los “medios” para desarrollar su programa, entonces no cabe entender ninguna diferencia entre Hitler y Stalin, o entre Hitler y Franco, etc. Pero, sobre todo, tampoco cabría establecer diferencias, por ejemplo, entre los anarquistas y los liberales, ya que ambos pretenden también sobrepasar los límites del Estado. Pero los primeros pretenden llegar al individuo (de una forma absoluta), mientras que los segundos se quedan con agrupaciones económicas (empresas) como “átomo” de la holización… Precisamente en la guerra civil se vio la oposición entre las colectivizaciones anarquistas, y los pequeños empresarios (por ejemplo en Cataluña), cuestión que supo aprovechar Stalin (el PCE) de manera magistral (aunque le salió mal el “camuflaje”), pero aún hoy día hay muchos incautos que siguen pensando que realmente el PCE era “moderado”. Y es que la “propaganda” ideológica es básica en política. Pero la única manera eficaz, a la larga, de combatir las propagandas que van contra la racionalidad y la universalidad, es el entendimiento. La cuestión es que toda crítica se lleva a cabo “desde” alguna plataforma que no es universal, aunque en los fines pretenda serlo.
Un saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Página 1 de 4

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán