nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Introducción a la Filosofí­a

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Symploké
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Enrique S. Ward Suárez



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 34
Ubicación: Lobos (Argentina)

MensajePublicado: Mie Ago 31, 2005 5:03 pm    Título del mensaje: Introducción a la Filosofía Responder citando

Hola a todos.

Me gustaría anunciarles que estoy a punto de dictar un curso de Introducción a la Filosofía en Lobos, mi ciudad natal. Dada la relevancia del materialismo filosófico, tendrá éste un lugar en dicho curso.
Respecto a esto me gustaría saber sus opiniones, aunque tan sólo sea la expresión de acuerdo o de desacuerdo y por qué. He publicado la planificación en mi blog, que pueden consultar (www.filosofiaargentina.blogspot.com).
Verdaderamente me interesa saber qué despierta esta iniciativa en ustedes.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mie Ago 31, 2005 6:35 pm    Título del mensaje: Interesante y valioso manual Responder citando

Estimados amigos:

Siguiendo la sugerencia de Enrique Ward Suárez he visitado su blog y lo que he encontrado me ha resultado de gran interés. Como es natural, me faltan elementos de juicio al no disponer del libro para leerlo, pero el índice del mismo da a entender una buena programación; lo que más destaca, aparte de la deferencia de nombrar al materialismo filosófico, que agradecemos, es la forma de abordar las etimologías y planteamientos (triple etimología de saber como sabor, soler y poder, por ejemplo). Quizás la falla principal sea no incluir en el programa el punto de vista del materialismo histórico y dialéctico de Marx y Engels, así como de Lenin, que son un basamento muy importante para el materialismo filosófico desde el que trabajamos. Por otro lado, observo algunas distinciones que no alcanzo a entender, como la distinción entre un dentro y un fuera, que no sé si tiene algo que ver con la distinción de Pike, asumida por el materialismo filosófico, entre emic y etic.

Sin embargo, lo que más ha despertado mi interés es la presentación de este libro, Criterios para una Educación en Democracia, incluida junto al programa. Hay dos partes en las que yo quisiera resaltar que Enrique Ward Suárez, si acaso no representa el punto de vista del materialismo filosófico, en su ejercicio se le acerca bastante. Uno de ellas es en la que hace referencia al funcionalismo de las Ideas filosóficas, sobre el que ya discutimos a propósito de Arangúren en estos foros:

Enrique Ward Suárez escribió:
Me encuentro que cuando quiero explicarle a un chico de 15 años qué es la “igualdad”, qué la “justicia”, qué el bien común, no tengo referentes en lo real. Esto hace que los conceptos se ahuequen, se los tome, como incluso defienden algunos juristas, como simples “expresiones de deseo”. Bueno, se debe mostrar que si se desea eso es porque todavía no es real y está por hacerse; y si está por hacerse, ¿vivimos realmente en una Democracia?
Los pibes no son ningunos giles: tienen una visión sorprendente sobre lo que ocurre. ¿Cómo defiendo el Artículo 17, que dice que la propiedad es inviolable, si la Ley 25.561 hizo justa la confiscación de bienes, el denominado “corralito”? ¿Cómo le digo que tenemos libre tránsito si para ir a Buenos Aires tiene que pagar peajes? ¿Cómo hablo de justicia si los que vendieron nuestro país gozan de indultos y tienen amplias posibilidades de volver a postularse?Lo que hay, evidentemente, es una educación real y una educación ficticia. Mientras la Escuela siga desoyendo el clamor de la realidad, y quienes nos formamos para ser docentes seamos preparados para ocultar lo que verdaderamente pasa, no haremos más que colaborar con este cambalache en bancarrota que tenemos por mundo.


Evidentemente, este párrafo es una refutación a quien postula que sólo puede tratarse de Filosofía en un sentido sustancial, sin tomar referencia de los parámetros del presente; parámetros que convierten en ideología tantos supuestos del Derecho contemporáneo como la inviolabilidad de la propiedad, la libertad de circulación, etc.

La segunda referencia es otro fragmento que me recuerda a la crítica que Platón realizaba a los sofistas, señalando que la virtud no es enseñable, al tiempo que es imposible que una elite pueda ser la que eduque a los ciudadanos o los convierta en personas, cuando éstos ya están siendo educados en cada momento de sus vidas, en cualquier situación que viven. Es decir, que todos los temas transversales, valores, etc., en realidad no sirven para nada más que para ocultar la verdadera realidad de lo que es la educación, perspectiva formalista que queda en entredicho en este fragmento:

Enrique Ward Suárez escribió:
La Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que toda persona tiene derecho al trabajo. El chico al que le estoy enseñando esto a la mañana no desayunó y no sabe si a la noche va a cenar.El chico al que le quiero enseñar que el Bien Común es el fundamento de una sociedad sabe, incluso antes de oírme a mí, que rige la ley del “sálvese quien pueda” y que sólo se sube pisándole la cabeza al que está por debajo.¿Dónde lo aprende? Esa es la pregunta: en su cotidiano contacto con la realidad. Se lo enseñan sus vecinos, sus amigos, sus padres, los políticos, la telenovela y demás ídolos televisivos.¿Es que los alumnos no aprenden? Yo me atrevo a rebatir esta tesis. Sí, aprenden; no lo que el sistema quisiera, pero aprenden. La realidad repercute pedagógicamente en la vida de cada uno de nosotros. Estamos coaccionados a aprender, a formarnos una idea de la realidad en la que tenemos que vivir. Ellos reciben una cultura y son consecuentes con ella; no la que se ofrece la Escuela, porque los docentes no fueron capacitados para hacerlo, ya que en los años que dura su formación se los mantiene muy entretenidos con las ideas de “curriculum”, “eje transversal” y con el “abordaje del área en forma significativa”.[...]Es que la Escuela es solamente una instancia en la vida de las personas, y es la sociedad en su totalidad la que forma a sus miembros. La Escuela es una institución creada para la incorporación básica de principios tecnocientíficos, pero en rigor todos somos educadores porque somos amigos, hijos, padres, colegas. Estamos en continuo contacto con nosotros mismos, aconsejándonos, mostrándonos, siendo (aunque no lo queramos) el ejemplo de alguien para alguien.
Al mundo lo hacemos entre todos, no lo hacen nuestro políticos ni lo hace ningún sistema educativo.


Lo último que yo señalaría es que, al respecto de las líneas finales, donde se habla de la educación como herramienta para generar un cambio, yo más bien diría que la educación busca perpetuar lo que ya existe. Ahora bien, eso no significa que toda educación, dentro de una sociedad concreta, sea siempre la misma y no evolucione en sus contenidos. Desde luego que hay muchas cosas que son parte de nuestro mundo, como la tradición filosófica desde la que aquí estamos hablando, y que tienden a ser suprimidas de los planes de estudio o a ser ignoradas. Y que un número significativo de ciudadanos pueda conocerlas y trabajar sobre ellas es, a nuestro juicio, algo clave para que este mundo que se nos cae a pedazos pueda perseverar y perpetuarse. Al menos este sentido de la filosofía como parte de nuestra civilización es el de la Academia platónica, y en él nos movemos.

Y nada más, simplemente felicitar a Enrique Ward por la publicación de este libro que espero sea de gran ayuda en su país. Ojalá podamos leerlo para juzgarlo con mayor amplitud.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
B. Rodríguez Bernardo



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 237
Ubicación: Leganés (España)

MensajePublicado: Mie Ago 31, 2005 7:16 pm    Título del mensaje: Comentario sobre el programa del curso. Responder citando

Hola,
Creo que antes de dar opinión habría que saber a quién va dirigido el curso, con qué fin se da (para conseguir qué), desde qué pre-supuestos (pre-juicios) habla (o lo imparte) el profesor, cuánto duda el curso, etc. ¿Podría aclarar usted esto? También me gustaría saber que va a decir usted del materialismo filosófico pues no cabe juzgar de la oportunidad de hablar de algo (el MF, pongamos por caso) a priori.

Otra cosa: me gustaría también que usted aclarara que significa entablar un diálogo amable con personas libres de prejuicios gnoseológicos o de cualquier otro tipo, pues se que usted lo considera un requisito imprescindible de todo dialogo. En mi opinión ese dialogo es útópico (imposible, irrealizable), pues cabe ser amable (si bien ‘amabilidad’ se dice de muchas maneras…) pero no creo que se pueda estar libre de prejuicios gnoseológicos (entre otros), en el sentido en que yo entiendo la cosa. ¿Cómo lo entiende usted? ¿Cabe ser neutral u ‘objetivo’ gnoseo-ontológicamente hablando? Yo estoy convencido de que no: por eso me asombra lo que dice y le solicito que me explique...

Nada diré de su planificación, hasta que contextualice usted, como le digo arriba el curso. Bueno si, una cosa: ¿Dónde esta Marx? O si acaso considera usted que no debe estar: ¿Por qué no está Marx”. Que Marx haya dejado de ser, por fin, y en beneficio suyo, palabra ‘sagrada’, no significa que haya dejado de ser… Es, en la historia, uno, al menos, entre otros (de los Grandes) y mejor e incluso más imprescindible que muchos –incluso de los que usted incluye en su curso. ¿Con que criterio ha elegido usted a los autores que presenta (a todos en general, y al MF en particular?

Un saludo,
Baldomero

PD.
He leído al entrar a enviar mi respuesta, el comentario de Rguez Pardo, y en lo referente al programa del Curso, estoy de acuerdo. Salvo en su echar de menos (me refiero en un curso de introducción a la filosofía) a Lenín...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Enrique S. Ward Suárez



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 34
Ubicación: Lobos (Argentina)

MensajePublicado: Jue Sep 01, 2005 2:59 pm    Título del mensaje: Responder citando

Hola.
Quiero agradecer, antes que nada, por las opiniones vertidas en torno a la planificación de mi curso y la presentación de mi trabajo Criterios... del cual pienso el rótulo de "libro" le queda un tanto grande, si es que aceptamos que un libro es algo más que un conjunto de páginas escritas hiladas unidas a dos tapas. Apenas se trata de un trabajo breve de reflexión referido a la compleja realidad presente que vive mi sufrido país, y que carga seguramente un montón de insuficiencias. Javier Delgado Palomar, en correspondencias privadas, me propuso alguna vez enviárselo para considerar su publicación en el Catobelas, cosa que yo jamás hice, sin saber muy bien por qué. Si gusta, puedo hacerlo llegar a quien le interese, luego de ajustar algunas tuercas que por allí andan sueltas. En papel no se ha publicado, y creo más probable que a este trabajo concluyan por leerlo más españoles (ustedes, los despiertos) que argentinos. Aquí en Argentina todo pasa sin pena ni gloria...

Pero en relación al curso que dictaré urge aclarar ciertas cosas. B. Rodríguez me pide que explique a quien va dirigido. Yo le respondo que mi gran interés radica en llevar a cabo una introducción verdadera a la Filosofía, frente a tantas verdaderas introducciones, que suelen llevarse a cabo en tantas otras disciplinas. Venga como ejemplo la Introducción a la Oceanografía de Panzarini, que de introducción no tiene más que el título en el frente. Una introducción es correcto entenderla como el acercamiento de alguien que necesariamente debe declararse fuera para poder luego ser declarado dentro de la disciplina a la que pretendía introducirse. La introducción es un meterse dentro de..., haciéndose cargo de lo que esto implica, la unión de dos dimensiones opuestas, la del que sabe y la del que de raíz ignora, no una exposición de principios como si ya se estuviese dentro, como si ya se supiera de lo que se va a hablar. Teniendo en cuenta estos supuestos, el curso favorecerá la situación de aquellos que de filosofía no entiendan nada. Por ello la lección primera es una "Introducción a la introducción"; antes de llevar a cabo una introducción, hubiese sido antifilosófico no aclarar lo que significaba introducirse.

Además me pide Rodríguez que muestre lo que entiendo por entablar un diálogo amable con personas libres de prejuicios gnoseológicos. La verdad es que no entiendo nada. Es como si lo hubiese escrito otra persona. Esa frase quedó desde el momento en que me permitieron acceder a estos foros, hace cosa de dos años ya y nunca más la volví a tocar. Debo reconocer que no me veo reflejado en lo allí expresado, y que hoy denuncia mi arcano idealismo. Idealismo que ya puedo considerar superado. No sé si le pasará lo mismo a otro de los contertulios, pero mucho de lo que pienso el Martes ya el Jueves me parece pueril. A fuerza de estos desencantos es que vamos hallando lugares más firmes en los cuales pararnos. Corro inmediatamente a borrar aquello y coincido con usted: no se puede estar libre de prejuicios, por eso importa aclarar cuáles son éstos antes de entablar el diálogo. En esto consistiría para mí hoy la "amabilidad".

Con respecto a la ausencia de Marx en la planificación del curso. No ha sido, naturalmente, un descuido, pero que no lo haya escrito no significará que no lo haya. Como mi intensión primaria no es llevar a cabo una "historia de la filosofía", sino más bien mostrar las transformaciones que ha sufrido a través del tiempo (inspirado en esa obra a mi juicio indispensable de Dilthey, La Esencia de la Filosofía), el sitio de Marx irá ligado a las consideraciones ametafísicas del conocimiento y la filosofía (pero ¡ojo! de la "Filosofía", no de la Historia, ni de la materia ni del Materialismo), en la Lección VI. La importancia de Marx es independiente de lo que se pueda pensar de él, mas para el enfoque que pretendo dar al curso, en dicho lugar queda asentado.

Espero haber sido claro, reciban mis saludos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Sep 05, 2005 9:21 am    Título del mensaje: Una cuestión metodológica Responder citando

Estimados amigos:

Aclarada la posición de algunos contenidos en el temario de este nuevo libro de Enrique Ward, me gustaría que explicase un poco más detalladamente el índice de los temas. Yo ya señalé que las referencias etimológicas usadas me parecen muy acertadas, pero algunos conceptos no los entiendo. Por ejemplo, la distinción entre «dentro» y «fuera», que no sé qué puede significar, como ya señalé en mi anterior mensaje.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Enrique S. Ward Suárez



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 34
Ubicación: Lobos (Argentina)

MensajePublicado: Lun Sep 05, 2005 7:38 pm    Título del mensaje: Responder citando

Rodríguez Pardo me había pedido que explicase lo que entiendo por dentro y por fuera en este curso, ya próximo a ser dictado, interpretando que quizá existe una relación entre las perspectivas emic y etic propuestas por Pike y asumidas por el MF. No he logrado ser claro, lo que justifica su interés. Veré si puedo serlo ahora.
En primer lugar, estos conceptos los postulo antes de llevar a cabo la Introducción a la Filosofía sensu stricto, conceptos que sirven como parámetros de cualquier introducción en general, esto es, de cualquier introducción a cualquier disciplina. Se toman como supuestos fundamentales la existencia previa del cuerpo sistemático (ciencia, Filosofía) respecto del cual se va a llevar a cabo la introducción. El que va a introducirse (el discípulo) por su propia condición se declara fuera de ése ámbito o cuerpo sistemático; de lo contrario la introducción real no llega a producirse. Que yo me haya visto en la necesidad de dejar en claro estos supuestos obedece acaso a una "cuestión de pueblo"; el argentino medio es un tipo que "se las sabe todas", incluso antes de entender aquello que tiene que saber; el argentino, hombre por antonomasia de la calle, tiene un problema para cada solución, y por esta soberbia fracasaría el propósito fundamental de este trabajo. Si no nos vemos ajenos (en la terminología empleada fuera) al ámbito donde se proyecta la introducción, esa introducción es irrealizable.
Para ilustrarlo mejor voy a tomar cierto pasaje de Etnología y Utopía, que lo tengo a mano, luego de responder a Jesús González Maestro a propósito de Jacques Derrida. Dice Bueno (págs. 108, 109) Llamaré constantes etnológicas ---por analogía con lo que en los sistemas formalizados se llaman constantes: el "0", el "1" etc. en Aritmética; el "H", el "O" en Química, etc.--- a aquel conjunto de términos o relaciones (predicados) incorporados al vocabulario etnológico tales que resultan ser imprescindibles para que la construcción etnológica sea posible en cuanto etnológica (es decir, que no se convierta, por ejemplo, en Cibernética, Semiología, Etología o Zoología)....
Resulta ser que la filosofía también posee sus constantes. La filosofía en cuanto tal y, por si fuera poco, también un sistema filosófico como el MF posee las suyas. El diccionario de Pelayo García es el ejemplo más claro de la existencia de estas constantes. Introducirse al MF implicaría luego utilizar las mismas coordenadas, el mismo marco referencial, constituido por las constantes y los principios propios del MF. El dentro sería un dentro de ese sistema o marco referencial. Claro que aquí lo amplío a la Filosofía como cuerpo sistemático. El fuera es la posición del que no participa de esas constantes.
Creo que es posible hallar un paralelo entre estos conceptos y los de emic y etic, aunque con ciertos recaudos, como no extralimitándolos al estudio de la Historia, la Etnología o la Lingüística. Por ahora dejo tal tarea a su buena consideración, si así lo prefiere.
Hasta pronto.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Sep 05, 2005 9:10 pm    Título del mensaje: Sobre dentro/fuera y filosofía académica/mundana Responder citando

Estimados amigos:

Siguiendo las aclaraciones de Enrique Ward, pienso que la distinción entre dentro/fuera tendría más sentido si en lugar de compararla con emic/etic se la comparase con la distinción entre filosofía académica y filosofía mundana, tal y como se plantea en ¿Qué es la filosofía? de Gustavo Bueno. Evidentemente que el argentino (y cualquier otro, añado) que «se las sabe todas» tienen su propia sabiduría mundana, al igual que el científico, el barrendero, el cocinero, etc., sin ser filósofos. Pero ellos mismos se ven obligados a tratar con Ideas que desbordan las categorías o ámbitos en los que se mueven. Por ejemplo, un científico no puede tratar sobre la Idea de Ciencia simplemente con las respuestas que aporta la disciplina en la que se mueve; de hecho, muchos manuales de Física comienzan hablando del método científico con experimentos, como si éste fuera ya algo propio de la ciencia; pero nosotros sabemos de sobra que ese método es una herencia del Positivismo Lógico, y por lo tanto un planteamiento filosófico acerca de la naturaleza de la Ciencia.

De hecho, este trasvase de conceptos, desde la filosofía de tradición académica (desde Tales a nuestros días) hasta ámbitos mundanos, implican que la Filosofía no puede nutrirse de su propia sustancia y ha de tomar contacto con los problemas que el mundo presente plantea; problemas que ni el panadero, ni el científico, ni el barrendero, ni nadie puede resolver simplemente basándose en que «se las sabe todas», porque esos problemas son filosóficos. Y precisamente el valor que tiene la Filosofía en la enseñanza media, frente a la universitaria, es que en la Universidad hablan los profesores para aquellos que en su día serán también profesores; en un centro de segunda enseñanza el profesor habla para los que serán barrenderos, oficinistas, cajeros de supermercado, ingenieros, etc., es decir, para toda la nación, que es donde se encuentra la filosofía mundana que la tradición académica debe abordar. Por eso mismo, considero más acertado hablar en el sentido de la distinción filosofía académica/mundana, aunque la distinción emic/etic puede tener valor según en qué contextos.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Enrique S. Ward Suárez



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 34
Ubicación: Lobos (Argentina)

MensajePublicado: Mie Sep 07, 2005 6:13 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimado José Manuel.

Estoy de acuerdo con todo lo que usted ha dicho, pero creo que los conceptos dentro/fuera propuestos por mí como lugares posibles para poder efectuar una introducción verdadera a la filosofía nos ofrecen ciertos parámetros que no sé si son considerados por la distinción entre filosofía académica y filosofía mundana, entendida ésta última fundamentalmente como weltanschauung, sea ya en el sentido originario de Dilthey (para Dilthey la filosofía misma era una "visión del mundo", parangonable al arte y la religión) o en el sentido de Kant, recogido por Bueno en "¿Qué es la Filosofía?".

De hecho, los conceptos dentro/fuera pueden aplicarse en sentido vertical, donde los dos puntos extremos A y B son la filosofía mundana (A) y la filosofia académica (B), tanto como en sentido horizontal, donde los mismos puntos extremos son la filosofía académica 1 y la filosofía académica 2. En estos aspectos también es válido hablar de un dentro y de un fuera, referidos a dos filosofías académicas. El mundo, visto desde las coordenadas del aristotelismo, no es el mismo que visto desde las coordenadas del hegelianismo, y ambas son filosofía en su sentido académico.

En lo personal, todavía me debo una reflexión más firme sobre las relaciones entre dentro/fuera y emic/etic.

Hasta luego.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Sep 19, 2005 5:30 pm    Título del mensaje: Una cuestión más. Responder citando

Estimados amigos:

Sólo una cuestión que añadir que se me había quedado olvidada: la filosofía no es una visión del mundo más, pues en tanto que saber «de segundo grado» implica a otras disciplinas desde las que partir. La postura de Dilthey sobre las concepciones del mundo es de raigambre idealista (Arte, Religión y Filosofía como formas de expresarse lo Absoluto; los héroes históricos como manifestación del Espíritu, etc.), e ignora que la Filosofía no puede ser una disciplina como las demás, ni tan siquiera una ciencia. De hecho, no hubo filosofía en otros lugares donde sí había «concepciones del mundo»: China, África, América precolombina, etc. Pienso que esto es fundamental a la hora de concretar conceptos sobre este manual que hemos comentado.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Symploké Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán