nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


España no es un mito
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> España
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Mar Ene 17, 2006 4:03 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

Reproduzco también un artículo de Cristina Losada que acabo de encontrar en Libertad Digital. Al margen del valor de la exposición de Losada ( quien siempre es impecable e implacable en sus argumentos), el texto se hace eco de uno de los últimos "rasguños" de don Gustavo enEl Catoblepas.

Cita:
El humor de ZP

España se rompe, ja, ja, ja
Cristina Losada

El gobierno recurre a la mofa y la caricatura porque no puede ofrecer garantías de que vaya a mantener en pie la viga maestra del edificio constitucional. No alberguen temor alguno Moncho Borrajo ni otros cómicos que andan por España ganándose la vida. A pesar de las carcajadas que arranca ZP a su público, el presidente no podrá hacerles sombra. El mejor de sus chistes es uno que ya vienen contando desde hace meses Rubalcaba, Blanco y otros aprendices de cómico, o de brujo, que son oficios que a veces se tocan. Es el chiste de la ruptura de España. Con letra de ZP sonaba más o menos así en Valencia: “Estamos haciendo las reformas de los Estatutos, ¡y dicen que se va a romper España!” Y acto seguido, plantó el gesto y la pausa precisos para que el público respondiera como se esperaba de él, obediente, que para eso eran socialistas cautivos: Ja, ja, ja. Ay, qué risa, tía Felisa. En tiempos, los reyes solían tener bufones y cada uno cumplía su papel. La novedad española es que el rol de gobernante y bufón lo haya asumido un solo actor.

El socialismo gobernante ha adoptado la bufonada como respuesta a la inquietud de la sociedad por los experimentos que está haciendo en Cataluña. Un laboratorio cuyo anexo, o tal vez, matriz, se encuentra en el País Vasco. Sea como sea, estamos en vísperas de una nueva coincidencia, de esas que con tanta abundancia salpican la era ZP. Puro azar todo, dice él. Sincronicidad, diríamos con Jung, que creó ese concepto para ahormar las casualidades significativas. Pues resulta que el regateo en la sombra sobre el Estatuto catalán va a culminar, si se cumple el deseo socialista, al mismo tiempo que el aún más penumbroso proceso que asomará a la luz en la asamblea de Batasuna. Asomará, porque metidos en este ejercicio de paralelas, a ver quién se interpone en el camino de la casualidad, digo, de la fatalidad.

Pero la risa lo cubre todo. Y lo encubre. Si quisiera, el gobierno podría infundir seguridad a los ciudadanos con declaraciones claras. Pero no lo hace. Del concepto de nación ya sabemos lo que no piensa. Luego, no ha querido formular enmiendas comme il faut a un proyecto que no reforma un Estatuto, sino que lo deroga; y que deroga también la Constitución. Después, no ha querido debatir el texto en la sede de la soberanía nacional, sino en petit comité y a puerta cerrada. En el País de las Maravillas, del “pensamiento Alicia” (Gustavo Bueno) de ZP, se ha engendrado un país de las camarillas. Nos dicen que se mantendrán firmes en la financiación. Pero Cataluña podía haber conseguido la financiación que ahora ofrece el gobierno por la misma vía que logró las anteriores ventajas fiscales: con el mismo Estatuto. Ahí sí que habló claro Manuela de Madre. En el Congreso, el 2 de noviembre: “queremos el Estatut para decir que somos una nación”.

En el preámbulo o en el articulado, tanto da que da lo mismo. Y la imposición de la lengua y el control sobre la educación y la información y un largo etcétera. El gobierno recurre a la mofa y la caricatura porque no puede ofrecer garantías de que vaya a mantener en pie la viga maestra del edificio constitucional. Que es el sujeto constituyente: la nación. ZP, Blanco y Rubalcaba se ríen, ja, ja, ja, como si la ruptura de España fuera un delirio de orates catastrofistas, una alucinación como pensar que unos gnomos pueden dinamitar las fronteras entre las comunidades autónomas. Se ríen, sí, pero ni un argumento, ni una razón, ni un compromiso de que no van a repartir la soberanía a espaldas de su único titular, los ciudadanos españoles. Para más, como dicen en mi pueblo, no tienen gracia ninguna.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Agustín Lozano Vicente



Registrado: 04 Mar 2004
Mensajes: 71
Ubicación: España

MensajePublicado: Mie Ene 18, 2006 9:38 am    Título del mensaje: Pensamiento ZP Responder citando

Hola a todos!

A pesar de que seguramente no es el sitio más indicado, dejo una "perla" del pensamiento débil y debilidad de pensamiento de nuestro "bobo" presidente. Es un artículo de Jesus Cacho, del que extraigo lo más señalado. Como el propio Cacho dice después, sencillamente aterrador.
Atentamente,

"Y para tratar de conocer ese pensamiento, nada mejor que transcribir dos frases del prólogo redactado por el propio Zapatero (es de suponer que en 2001 todavía no tendría negro a su servicio) al libro escrito por Jordi Sevilla, actual ministro de Administración Territorial, titulado “De Nuevo Socialismo” (Editorial Crítica, Barcelona 2002). Esto decía el señor Rodríguez en dicho prólogo:

"Ideología significa idea lógica y en política no hay ideas lógicas, hay ideas sujetas a debate que se aceptan en un proceso deliberativo, pero nunca por la evidencia de una deducción lógica (...) Si en política no sirve la lógica, es decir, si en el dominio de la organización de la convivencia no resultan válidos ni el método inductivo ni el método deductivo, sino tan sólo la discusión sobre diferentes opciones sin hilo conductor alguno que oriente las premisas y los objetivos, entonces todo es posible y aceptable, dado que carecemos de principios, de valores y de argumentos racionales que nos guíen en la resolución de los problemas".

Sencillamente aterrador. No hay principios, ni valores, ni argumentos racionales. No hay ideología ni fundamentos morales que valgan. Mucho menos una idea de España, ni del otrora llamado patriotismo constitucional. No hay Historia. Todo está abierto en canal. El presidente del Gobierno nos revela en ese prólogo que la base metodológica de su toma de decisiones es la “epistemología de la tertulia” (como ha dicho, con su brillantez habitual, Vidal-Quadras), y que el fundamento ético de su gestión es la moral de eso que los anglosajones llaman el brain storming. Todo se reduce, pues, a sentarse en torno a una mesa camilla y empezar a hablar. Y a ver qué sale...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Iglesias Díez



Registrado: 12 Nov 2003
Mensajes: 59
Ubicación: Ávila

MensajePublicado: Mie Ene 18, 2006 3:04 pm    Título del mensaje: Lógica del Zapatiesta Responder citando

Saludos.

La lógica de zaparrastrerismo intelectual del Zapatiesta tiene tanta lógica que logra, cuando nos manifiesta su "pensamiento profundo", que entendamos perfectamente lo que tiene en su miserable caletre y sus irresponsables y criminosas decisiones. !Ahora sí se le entiende! Pero una sociedad que ha podido encumbrar políticamente a semejante y peligroso chiflado, tiene bien merecido cualquier desastre. La sociedad española está tan chiflada como él.

Hasta otra
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Mie Ene 18, 2006 6:43 pm    Título del mensaje: La imaginación al poder (Alicio Maravillas - ZP) Responder citando

Como podemos observar por ese escrito “maravilloso” de ZP que, por cierto, recoge los tópicos que sobre la lógica (deducción e inducción) se siguen explicando hoy día, la política está más allá de toda lógica (tanto formal como material). Sin duda tal pensamiento ramplón engarza con corrientes antiguas de la filosofía, pero muy especialmente con corrientes empiristas como la de Hume, para el que la razón vale muy poco (aunque al final apela a una naturaleza consuetudinaria) y “todo es composible con todo” imaginativamente.
Por cierto, según su manera de pensar (que reduce los conceptos a su significado etimológico más superficial), si no cabe la Ideología (ideas lógicas) en política, tampoco debería caber el “diálogo” (“a través de la lógica) al que apela hoy en día, ni el “dis-curso” que menciona en dicho prólogo, a no ser que entienda, como Antonio Machado, que “el camino se hace al andar” (y no, más bien, al volver…).
Nuestro Alicio Maravillas cree, como Jhon Lenon, como los jóvenes del 68, que la imaginación pura (sin limitaciones racionales, lógicas, materiales) debe llegar al poder (ayer mismo decía, el muy estúpido, que <<una democracia avanzada no debe pelearse por palabras y conceptos>>, como si los conceptos no tuvieran nada que ver con la realidad, o como si “todo fuese composible con todo”, por lo que las palabras serían meros sonidos convencionales, al estilo nominalista). Y, por supuesto, de nada vale el pasado histórico-político, que será un mero relato (grande o pequeño) sin ningún valor de guía para el presente.
Es, propiamente, la mentalidad (porque no llega a la categoría de ideología, aunque luego engarce con la ideología política más indefinida) de un adolescente “soñador”, de esos que no han tenido que afrontar la realidad por sí mismos y se han dedicado al vivir del cuento, de la política en su sentido más despreciable. Con políticos así, y además “rojos resentidos” contra la “derechona reaccionaria” -que identifican con España- nuestra patria tiene los días contados, pues no dudará en ceder nuestro poder (que ZP no aprecia lo más mínimo, pues se considera con “derechos innatos”, “naturales” –llovidos de un cielo imaginativo-, no heredados histórico-políticamente) ante aquel que le apriete más los tornillos, siempre que no sea español. Este malcriado megalómano cree que con su imaginación tiene suficiente para cambiar el mundo, porque a eso se reduce la política para ZP, sin caer en la cuenta de que se está apoyando en España hasta para seguir vivo. Pero Alicio Paraíso no puede apreciar algo que ni siquiera comprende, que ni siquiera conoce, aunque a la edad que tiene no puede eximirse de su responsabilidad, de su ignorancia culpable y desastrosa. Muy mal tiene que estar España para que nos gobierne un sujeto como éste. Y si se sale con la suya es que nos lo habremos merecido, por imbéciles, por comodones, por conformistas satisfechos, por parecernos tanto a ZP.

Un saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mie Ene 18, 2006 8:08 pm    Título del mensaje: Responder citando

Si es que ya lo decía el propio Jordi Sevilla hace unos días, en una entrevista (puro "mamoneo") concedida en la Cuatro a Eva Hache:
"-¿Cómo es el Presidente?
-Pues le responderé que es como parece, no tiene ninguna doblez.
-Ah sí?
- Sí, yo diría que es el primer gran lider político posmoderno de la historia."
Así dijo literalmente el Ministro: Don Gilles Alicio Maravillas, genio y figura... sólo hay que escuchar lo que dijo ayer en el Instituto ese de Jaén, y que podemos resumir del siguiente modo:


p y no p
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Antonio Romero Ysern



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 386
Ubicación: Aracena (España)

MensajePublicado: Mie Ene 18, 2006 8:10 pm    Título del mensaje: Zapatero, el gato cósmico Responder citando

Estimados amigos:

Impagable el fragmento de Zapatero que nos trae Agustín Lozano. Contribuye, sin duda, a entender mucho mejor todo lo que está pasando en España. Ciertamente, individuos como este pueden ser trascendentales en la historia.

A la vista de estas letras de la serie infantil "Doraemon, el gato cósmico", propongo otra advocación para Alicio Paraiso: Zapatero, el gato cósmico. Si no, lean ustedes. Un saludo.

"Muchos sueños tengo yo
que quisiera realizar
bellos sueños y deseos
que yo quisiera lograr.

Que un bolsillo mágico
todo vuelve realidad
por el cielo libremente
me gustaría volar
el gato cósmico
te puede ayudar"

Y, en otro momento,:

"Ven a mirar las flores que brillan con el sol,
os saludan diciendo buenos días,
todos vamos saltando y cantamos la canción
la, la, la, la, la, la, la, la, la, lailaiooo

Somos los niños de la Tierra, uniendo las manos
vamos juntos a crear un país de maravillas y felicidad
en este bello planeta del gran universo.

Somos los niños de la Tierra, juntos creamos con mucho
tesón una ciudad de maravillas, plantas y amor
y vivirán sin olvidar nunca esta ilusión."
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Jue Ene 19, 2006 4:14 pm    Título del mensaje: Fundación para la Defensa de la Nación Española Responder citando

Para todos aquellos que aún se extrañen de las contradicciones del Gobierno actual y, especialmente, de nuestro ministro de Defensa, que reivindica a España como una de las naciones más antiguas del mundo y, acto seguido, exhorta a los militares para que no defiendan la “España de los Reyes Católicos”, como si dicha España no tuviese nada que ver con la actual, no está mal que se relean el artículo que sobre España, y las declaraciones del Teniente General Mena Aguado, publica hoy mismo El Catoblepas (artículo antes publicado en La Razón). Por cierto, que sepáis que el Ministerio de Cultura socialista acaba de rechazar el reconocimiento de la Fundación para la Defensa de la Nación Española, de la que forman parte varias personalidades de relevancia (Fernando García de Cortázar, Alejo Vidal Cuadras, Amando de Miguel, y el mismo Gustavo Bueno) apelando a una interpretación muy peculiar del articulado pertinente, pues podría generar confusión respecto a organismos públicos de similar denominación (ver El Mundo de hoy mismo, pág. 10). Otra prueba más del patriotismo de este gobierno.

Un saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Jue Ene 19, 2006 8:24 pm    Título del mensaje: Los compromisos de Zapatero con Maragall Responder citando

Por si alguien tenía dudas sobre el hilo conductor que guía la política de Zapatero, respecto al tema del Estatuto de Cataluña, aquí están las palabras del propio Maragall, sobre todo al final de la entrevista, cuando habla del <<deterioro>> que supuso para la Constitución el paso de 3 a 17 nacionalidades (aunque en el texto pone 7), y, sobre todo, cuando admite y reconoce los compromisos que contrajo Zapatero en el congreso del 2000 en que fue elegido Secretario General del PSOE. También es interesante observar cómo no le preocupa tanto que aparezca la palabra “nación” tal cual. Él sabe que lo importante es el poder que están adquiriendo para desarrollar la política que consideren más oportuna, sin que el gobierno de España pinte apenas nada en su protoestado.
Un saludo. Antonio Sánchez

Cita:

Maragall dice que el Estatuto es la "salvación" de Zapatero porque resolverá "el problema catalán y vasco"
El presidente de la Generalidad, Pasqual Maragall, dijo este jueves que el Estatuto es la "salvación" de Zapatero, ya que será "la persona de la que España dirá por fin que el problema catalán y vasco se han resuelto". Recordó que el socialismo catalán "apoyó masivamente a Zapatero en el Congreso de 2000, él lo sabe y ese día se comprometió a lo que hoy está pasando". Maragall se mostró convencido de que la definición de Cataluña como nación "va a estar" en el Estatuto y pidió a Ibarra que "retire sus palabras" sobre paralizar las reformas estatutarias.




L D (Europa Press) Maragall señaló que "se ha hablado de fórmulas que no son nación, pero lo son, no nos engañemos". Maragall aseguró haberse "negado a mi mismo" pensar en una retirada del Estatuto porque "no veo razones" y subrayó que "es mejor no obsesionarse con este escenario para llegar a buen puerto". Para Maragall, el Estatuto es la "salvación" de Zapatero, ya que será "la persona de la que España dirá por fin que el problema catalán y vasco se han resuelto". La solución, añadió, "no está muy lejos, y quienes lo critican lo ensalzarán".

En declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, Maragall ironizó sobre las palabras del ministro de Defensa, José Bono, para sostener que "igual sabe más que yo, pero yo creo que sí va a estar". "Le preguntaré quién se lo ha dicho", añadió. También se refirió a las petición de Juan Carlos Rodríguez Ibarra de paralizar todas las reformas estatutarias para pedirle al presidente de la Junta de Extremadura que "retire sus palabras". Según Maragall, el tema "está muy maduro", "se ha enfocado bien" y "deberíamos extremar la prudencia en declaraciones sobre un tema que, de por sí, ya está caliente". Para Maragall, Ibarra "siempre habla de cosecha propia", tiene su "pensamiento y en el PSOE siempre se lo han respetado". "Es mejor que si lo piensa lo diga", añadió.

Sobre la posibilidad de incorporar al PP en el consenso estatutario, Maragall se limitó a señalar que "hay que dejarles tiempo para evolucionar hacia otro talante" y añadió que "si no votaron la Constitución sería mucho pedir que ahora votaran el Estatut". Maragall, que instó a la periodista Concha García-Campoy a preguntarle "mañana si estoy de buen humor", no quiso pronunciarse sobre si habrá o no pacto en las próximas horas y se limitó a señalar que "no soy quién para decirlo". "Espero y deseo un acuerdo. Quiero un acuerdo", insistió.

El presidente de la Generalidad explicó que "se hacen muchos cálculos" sobre "quién gana o pierde" con el Estatuto y sostuvo que la respuesta es siempre la misma: "Cataluña y España, España y Cataluña". Para Maragall, "hay que romper huevos para hacer tortillas" y añadió que, "muchas veces, para que las cosas sigan igual de bien hay que cambiarlas". En este sentido, señaló que el Estatuto debe "poner al día las cosas que en 25 años se han deteriorado de la Constitución" como el paso de "3 a 7 nacionalidades". "Hay que restablecer la dualidad inicial" y "tiene que haber una adecuada distribución de las competencias", explicó Maragall, convencido de que el Estatuto "restablecerá la autoestima que en algún momento ha fallado" en Cataluña. Además, resaltó que no será fruto del "nacionalismo puro" sino que se hace por "una España plural".

Sobre su relación con Zapatero, Maragall señaló que "tenemos, no sólo una buena amistad, sino además una coincidencia de criterios desde el primer día". Recordó que el socialismo catalán "apoyó masivamente a Zapatero en el Congreso de 2000, él lo sabe y ese día se comprometió a lo que hoy está pasando".
(Tomado de Libertad Digital de hoy mismo)
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Rufino Salguero Rodríguez



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 88
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Ene 26, 2006 12:43 am    Título del mensaje: Responder citando

Estimados foristas:
Pego a continuación el estúpido artículo de Francisco Revuelta, que aparece hoy en Huelva Información. Así está el patio. En este caso concreto el patio andaluz (Lo siento, Lino):



francisco revuelta


¿Qué es España?


LOS recientes acuerdos entre Rodríguez Zapatero y los representantes de CiU acerca del Estatuto catalán son importantes tanto por lo que políticamente significan como por sus repercusiones. Por ello, resulta difícil, en estas circunstancias, sustraerse a dar una opinión sobre los mismos. Es del todo conocido que los dos puntos que más han tensado las negociaciones han sido el empleo del término nación para referirse a Cataluña y la financiación. El primero, especialmente, es el que ha provocado los comentarios más encendidos y, frecuentemente, alejados de la más mínima racionalidad, habiéndose convertido el PP en el abanderado de la idea de que en el Estado español sólo existe una única nación, la española. Particularmente, cada vez que escucho o leo frases en este sentido, recuerdo aquello que dijo Ortega y Gasset: "Dios mío, ¿qué es España?" y pienso que, en realidad, lo que viene sucediendo es que todavía no se ha encontrado la respuesta definitiva que satisfaga a todos. Algo de esto debe ser verdad cuando, desde entonces, se han publicado muchos artículos y libros con ese propósito. Por ejemplo, Laín Entralgo, en 1970, tituló una de sus obras "¿A qué llamamos España?", algo después, en 1985, Julián Marías, con el mismo objetivo, "España inteligible" y, más recientemente, en el 2005, José Luis Gómez, "A vueltas con España" y Gustavo Bueno, "España no es un mito". Se trata, pues, de un tema recurrente y que, presumo, aún no ha llegado a su final, por mucha Unión Europea y globalización de por medio que haya. En la actualidad, como ayer, nos encontramos con un nudo gordiano que, tal vez, nunca o muy lejanamente pueda ser desatado.
El quid de la cuestión está en llegar a asumir una de estas dos posiciones: que España es una nación y que dentro de ella no hay ninguna otra o que es un Estado plurinacional, con sus reglas de juego y marco de convivencia, lo que no obliga a ninguna disgregación. Algunos, en un intento de una solución intermedia se sacan lo de España, nación de naciones, pero esta formulación se topa con sólidos rechazos conceptuales. El proyecto de Estatuto catalán con su definición nacional de Cataluña lo único que ha venido a hacer es a recordar que se tiene una asignatura pendiente que requiere mucho diálogo y entendimiento mutuo, sin demonizaciones y sin miedos. Por eso, resultan sorprendentes algunas manifestaciones estentóreas que parecen haberse basado en el Catecismo patriótico español, de Menéndez-Reigada, de 1939, con el que se adoctrinaba a los españolitos en los primeros años del franquismo, y esto no sólo desde las filas del Partido Popular sino, también, desde las del PSOE. Ahora bien, como lo cortés no quita lo valiente, mientras se debate y se debate sobre qué es una nación y si hay una o varias en España, lo que no debemos perder de vista es lo económico. Lo que han pactado en este terreno debe ser revisado concienzudamente porque parece que puede afectarnos negativamente y sin suficiencia financiera no hay autonomía, ni progreso y se dificulta la justicia. Para finalizar: Andalucía es una nación.









[/quote]
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Vie Ene 27, 2006 1:27 am    Título del mensaje: Hacia la distaxia de España Responder citando

Aunque el siguiente artículo de Roberto Centeno, publicado en El Mundo el 24 de enero, podría haberlo incluido en otros apartados de estos foros, me parece oportuno meterlo en esta página en la que discutimos sobre la prudencia de nuestros gobernantes para que la eutaxia de España no acabe de romperse por la promoción de múltiples desequilibrios. Espero que cuando empecemos a ver al lobo actuar (no sólo sus orejas, que aún muchos confunden con las del perro pastor) sepamos reaccionar dignamente: como españoles.




TRIBUNA LIBRE

La rendición de Zapatero ante los nacionalistas

ROBERTO CENTENO

Las perspectivas económicas de España en el año que comienza son las correspondientes a la fase final de un ciclo de fuerte crecimiento que todavía se mantiene por la inercia de un consumo y una inversión muy por encima de nuestras posibilidades -lo que consumimos más los que invertimos es ya un 8% superior a lo que producimos- estimulado por tasas de interés reales negativas y por una política crediticia de dinero fácil, en la que tan irresponsablemente están instaladas numerosas entidades financieras. Pero ante todo y sobre todo, el hecho económico más importante es que el Estado español quedará reducido en su capacidad de gasto total a poco más que una gran CCAA -apenas el 20% del total frente al 70% en los Estados federales- y además supeditado por los blindajes otorgados a Cataluña, lo que en la práctica supone la desaparición de España como nación soberana y su conversión en un Estado vasallo, política y económicamente inviable a medio plazo. La cohesión social y territorial habrán llegado a su fin, creándose una sociedad dual con regiones y ciudadanos de primera y regiones y ciudadanos de tercera, es decir una traición sin precedentes a España, a la Constitución y a la inmensa mayoría de la población.
Respecto al primero de los temas, a esta etapa final de crecimiento, cuyos primeros síntomas de desaceleración están ya a la vista, se contraponen los mayores desequilibrios económicos y estructurales de nuestra historia económica, y una política económica o una falta de ella, que no sólo no ha abordado ninguno de los grandes problemas estructurales pendientes, aprovechando la oportunidad realmente única de la mejor coyuntura económica desde los años 60, y que hubiera permitido prepararnos para un aterrizaje suave, sino que muy al contrario está inequívocamente orientada a negar la evidencia y a, utilizando las palabras del economista austriaco Ludwing von Mises, «mantener la estufa caliente quemando los muebles», es decir, endeudándonos para financiar a los nacionalistas.
La permanencia de tipos de interés reales negativos durante tanto tiempo, ha estimulado la creación de una gigantesca burbuja inmobiliaria, la mayor de todo el mundo occidental, y cuya dimensión ha sido recientemente estimada, tanto por el semanario The Economist como por el Banco de España, en una sobrevaloración de precios de más del 30%, y sostenida además por rentas familiares mucho más reducidas e inciertas que las de cualquier otro país con este mismo problema. Y es precisamente el crédito fácil, obtenido sin garantías efectivas, lo que sostiene el crecimiento del PIB, pero a costa del hundimiento de las tasas de ahorro personal, de un nivel de endeudamiento irracional en niveles históricos desconocidos, y de un déficit por cuenta corriente y de capital que es, en términos relativos, el mayor de todo el mundo desarrollado y, en palabras del señor Almunia «totalmente insostenible» añadiendo que la preocupación de la Comisión Europea por la situación de nuestra economía «es aún mayor de la que se deriva de los análisis e informes oficiales».
Peor aún, los déficit corriente y de capital se agudizan y adquieren carácter permanente por la pérdida continua de competitividad -el diferencial de inflación con la zona euro casi se ha doblado en 2005-, algo que sólo puede ir a peor, primero por la falta de reformas estructurales y la falta de competencia en los sectores esenciales; después por la irresponsable política exterior del señor Zapatero, que nos ha granjeado la hostilidad de los principales inversores mundiales a quienes traicionó vilmente, reduciendo casi a cero la entrada de capitales; y final pero fundamentalmente por el proceso de balcanización de España decidido por unos gobernantes indignos y traidores, en contra de la voluntad mayoritaria y del programa que presentaron a sus electores. Muchos españoles, engañados por la masiva manipulación de los medios, no conocen el desastre que para la cohesión territorial y social, y en consecuencia para sus vidas y las de sus hijos, supone la rendición incondicional de Zapatero ante los nacionalistas y los terroristas, y donde el primer efecto será convertir a los habitantes de las CCAA más pobres, es decir, de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Galicia, en ciudadanos de tercera clase, con las prestaciones sociales fuertemente recortadas y con la imposibilidad de recibir sus pensiones en un futuro no lejano. Es particularmente indigno, la colaboración del señor Chaves, engañando a los andaluces sobre el verdadero saldo económico.
En el contexto internacional, las expectativas para 2006 son, por el contrario, buenas, y donde la gran incertidumbre procede del precio del petróleo, donde los cuellos de botella en la producción y en el refino permanecen intactos, y podrían dificultar la cobertura adecuada del incremento de la demanda, que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y la AIE (Agencia Internacional de la Energía) estiman en 1,9 millones de barriles/día, y de factores de carácter geopolítico, y más en concreto las derivadas de la confrontación con Irán y de la inestabilidad en Nigeria.Pero fuera de estas no despreciables alternativas, todo podría ir bien si la media de precios del crudo se sitúa en 65 dólares, pero que en cualquier caso será malo para España, ya que en este escenario el euribor podría situarse en el 4% a mediados del 2007, los que convertirá la actual desaceleración en una recesión, que la balcanización de España convertirá en caída libre. Claro que sería mucho peor si la media del crudo supera los 70 dólares, ya que en ausencia de política energética de Montilla, excepto la del expolio de España, nuestra dependencia del petróleo y del gas natural no cesa de crecer y es ya un 50% superior a la media de la UE de los 15, y un 100% superior a la de los nuevos miembros.
Ciertamente, España, gracias a Aznar, dispone de un nivel de endeudamiento admirable -un 43% del PIB frente al 72% de la media de la eurozona- lo que permitiría ir a déficits masivos para compensar la caída del consumo privado, pero esta política, ya en marcha, con unos Presupuestos expansivos, ya no podrá realizarse de forma efectiva, pues la claudicación de Zapatero ante los nacionalistas deja al Estado sin capacidad de gasto; por otra parte, del lado del ingreso, es radicalmente falso que el Gobierno haya reducido en 4.000 millones la presión fiscal, antes al contrario, ésta ha aumentado sustancialmente sobre las clases medias, es decir, sobre la mayoría, para poder financiar las concesiones de toda índole realizadas a Cataluña, primero por el efecto fiscal de la inflación, después por el incremento en tres puntos del impuesto sobre las plusvalías de los pequeños ahorradores, pues las de los ricos vía SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable) siguen exentas, y finalmente por la derogación de la exención de plusvalías para la venta de activos adquiridos con anterioridad a 1994, aparte de penalizar seriamente el ahorro de las familias.
Y respecto al gran tema, el fin de la soberanía nacional, entregada por Zapatero a los nacionalistas, en una traición sin precedentes a la Constitución, a su programa y a los españoles, los efectos económicos y sociales serán sencillamente devastadores. En primer lugar Cataluña se define como nación, y se arroga el derecho a la anexión de todos los territorios que histórica, lingüística y culturalmente hayan sido catalanes, esto es, Valencia, Baleares, Aragón y el territorio italiano de Alghero; adicionalmente se expulsa a España de Cataluña, se persigue la lengua y la Historia comunes, y se abandona a su suerte a tres millones de hispanohablantes a los que se priva de derechos tan esenciales como el de que sus hijos sean educados en su lengua y en sus creencias El pueblo catalán tampoco se va de rositas, pues se le impone un régimen marxista intervencionista, donde todas sus libertades y derechos quedan fuertemente recortados; Cataluña se convierte así en la única región de la UE sometida a una dictadura marxista. En segundo lugar se reconocen toda una serie de blindajes que en la práctica convierten a España en una colonia de Cataluña, pues el Parlamento español carece de potestad para intervenir en Cataluña, mientras el Parlamento catalán interviene y puede vetar las decisiones mas importantes del Parlamento español.
En términos económicos las enmiendas a los Presupuesto aprobaron partidas de gasto en las que Andalucía ha recibido 18 veces menos dinero que Cataluña y 11 veces menos dinero que el País Vasco, y en situación similar quedaron Extremadura (14 veces menos que Cataluña) o Castilla-La Mancha(12 veces menos), pero todo es infinitamente peor con el Estatut, donde el patriota social don José Luis Rodríguez Zapatero, ha cedido a los nacionalistas el 50% del IRPF, que es el único impuesto que redistribuye la renta de los ricos a los más pobres, junto con el 50% del IVA y el 58% de los impuestos especiales, lo cual supondrá, cuando esto sea trasladado al resto de CCAA, que el Estado perderá unos 20.000 millones de euros/año, es decir, el equivalente al conjunto de los presupuestos de los ministerios de Defensa, Fomento, Justicia, Exteriores, Educación y Ciencia, Economía y Hacienda, Agricultura e Industria y Comercio, y ademas la cesta fiscal se revisara al alza en 5 años. Para compensar esta canallada histórica, el señor Solbes, si es que no tiene la decencia de dimitir, tendrá que echar mano del Fondo de Suficiencia, lo que multiplicará el efecto devastador sobre las CCAA más pobres, y a entrar en un déficit público estructural. Adicionalmente el Estatut limita su aportación a sus nuevos vasallos a que Cataluña no pierda renta relativa, lo que significa que la absoluta incompetencia en la gestión de los nacionalistas la pagará lo que quede de España; y lo que ya es el colmo, sólo aportarán dinero si están conformes en cómo lo gastamos, y no lo aportarán para unas Fuerzas Armadas que tengan la misión de defender la unidad de España y sus fronteras geográficas. Además, se comprometen a realizar 3.000 millones de inversión adicionales en Cataluña.
Para culminar tanta ignominia, Zapatero entregará a los nacionalistas el control efectivo de todas las fuentes energéticas, petróleo, gas y electricidad, el santasanctórum de una sociedad moderna, tanto es así que ha cedido 7.000 millones de euros de los fondos estructurales europeos, destinados a Andalucía y Extremadura fundamentalmente, con tal de que los nacionalistas consigan este control. Y como el grado de pillaje y desvergüenza no tiene límite, el responsable de Comercio del tripartito hace un llamamiento a los catalanes a consumir «productos de proximidad», es decir, al boicot a los productos del resto de España, y amenaza con las penas del infierno si se hace lo mismo con los productos catalanes en otras CCAA. Desde los hijos de Witiza en la batalla de Guadalete en el 19 de julio de 711, nadie había perpetrado un acto de alta traición con unas consecuencias de daño profundo y duradero para su patria, como la que está en vías de cometer Jose Luis Rodríguez Zapatero, si es que quienes juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución, incluidos los líderes socialistas, no se lo impiden.
Roberto Centeno es catedrático de Economía de la Escuela de Minas de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2006 6:11 am    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios:
Se publica en El Comercio la siguiente entrevista a Gustavo Bueno.
Cita:
GUSTAVO BUENO FILÓSOFO
«Plantear que Asturias sea nacionalidad es de una paletería completa»
«La unidad de España está amenazada, pero no en peligro; lo que sí se puede romper es la identidad» «Zapatero actúa por impulsos. No tiene una proyección política concreta y, así, se mete en follones»
LAURA F. MAYORDOMO/OVIEDO

EXPRESIVO. Uno de los múltiples gestos con los que el filósofo acompaña sus explicaciones. / M. ROJAS

ImprimirEnviar

EL PERFIL
Nació: en 1924 en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja).

Asturias: se instaló en el Principado en 1960, como catedrático en la Universidad de Oviedo.

Familia: está casado y tiene 5 hijos.

Última obra: 'España no es un mito. Claves para una defensa razonada'.


Estos días Gustavo Bueno habla mucho del término 'nación'. Su último libro, 'España no es un mito', aborda esta cuestión y, además, es uno de los patronos de la Asociación para la Defensa de la Nación que se presentó la pasada semana en Madrid y a la que también pertenecen Sabino Fernández Campo o Amando de Miguel. Con sus respuestas Bueno disecciona el panorama político nacional y regional, consciente de que sus opiniones siempre generan polémica.

-¿Corren malos tiempos para el patriotismo?

-Sí. La propia palabra hay que justificarla. Dices «yo soy patriota» y te miran mal. En este país existe una fobia a la bandera española, algo que no ocurre en ninguna nación del mundo. Es un ejemplo de estrechez mental.

-¿Hay mucho estrecho de miras?

-Huy, sí, mucho. Un ejemplo, si utilizar el test de Jung y entre las palabras estímulo pones 'Imperio', la respuesta de mucha gentes es: José Antonio. El que contesta eso es un cretino. Si tienes una visión un poco amplia dirías: Cesar Augusto o Alejando Magno. Ahora, cuando tienes el cerebro tan estrecho... pues José Antonio.

-¿Peligra la unidad de España?

-Está amenazada, pero no en peligro. Porque a los catalanes, a los vascos, a los gallegos no les interesa romper con su principal mercado, y también por la mezcla de relaciones personales que existe. Otra cosa es la identidad; ésa sí que se puede romper.

-¿Quién la amenaza?

-Existen peligros externos e internos. Un peligro exterior clarísimo es la 'yihad' musulmana. Quieren convertirnos de nuevo al Islam, que volvamos a vestirnos con chilabas. La paz perpetua y la Alianza de Civilizaciones que defiende Zapatero son cuentos chinos. No tiene sentido. Es lo que yo llamo el 'pensamiento Alicia'.

-Explíquelo.

-Es el que se opone al pensamiento utópico, que se imagina una sociedad futura ideal pero no dice cómo se llega a ella. Éste es el pensamiento de Alicia en el país de las maravillas, donde, de repente, a través del espejo, aparece un país absolutamente maravilloso.

-¿Y de dónde proceden las amenazas internas?

-De los nacionalismos fraccionarios, que en estos momentos son Cataluña y el País Vasco.

-¿Cree que los socialistas han dado alas a los nacionalismos?

-Sí, el Gobierno es el responsable de haber dado entrada en las Cortes al 'plan Ibarretxe', cuando ni se debería haber discutido, y lo mismo ocurrió con Maragall, cuando Zapatero dijo que apoyaría el Estatuto que saliera de Cataluña. Dicen los socialistas que lo de nación y nacionalidad son sólo cuestiones semánticas. Tal frivolidad hace que les retire el voto para toda la vida.

-¿Cataluña es una nación?

-Aunque Cataluña se llame nación con mayúsculas, más de la mitad de los catalanes son andaluces o murcianos, es decir, que no hay nación étnica.

-Tampoco nación política...

-¿Nación política? Imposible, porque sólo hay una. Ellos hablan de nación sin mencionar lo de política, y ahí está la ambigüedad.

-¿Qué se esconde tras ella?

-Un deseo de secesión. Y en los demás, un mimetismo por no ser menos.

-Las reformas estatutarias sólo interesan al 2,4% de la población. ¿A qué se debe el desinterés?

-A que la gente no se da cuenta de hacia dónde va el asunto. La gente es muy inculta.

-¿Habrá Estatuto?

-Sí. Si las Cortes se tragan la ambigüedad lo aprobarán, porque los que están en las Cortes quieren seguir siendo diputados, fundamentalmente por lo que cobran. El poder es dinero.

-Veo que no cree en la honradez de la clase política...

-No, no, si ellos son honrados. No roban. Claro, Maragall dirá: «Si cobro veintitantos millones es porque el divino papel que represento lo merece».

-¿Ve bien el referendum sobre el 'Estatut' que propugna el PP?

-Me parece bien; de hecho es una propuesta de la Asociación por la Defensa de la Nación y es posible que Rajoy se inspirara en ella.

-O sea que usted participaría...

-Según como estuviera redactado. Si fuera en defensa de la nación española sí, sin duda.

-¿Tiene claro el Gobierno el modelo de Estado que quiere para España o actúa por impulsos?

-Zapatero actúa por impulsos pero dentro de una idea general que es la del krausismo: el federalismo, la armonía universal... Ideales del siglo XIX que han influido mucho en esta corriente del PSOE.

-El talante de Zapatero...

-(interrumpe) Eso son bobadas, son cosas para las revistas del corazón. Déjate de talante, un político tiene que tener las cosas claras y explicarlas.

-¿Y, según usted, no las tiene claras?

-Las ideas generales sí, pero a la hora de llevarlas a la práctica es un oportunista. Va viendo cómo las va aplicando en cada momento. Tiene una idea general, pero no una proyección política concreta y, así, no se da cuenta de los follones en que se mete.

-¿Qué le parece que Asturias pueda ser reconocida como nacionalidad en el nuevo Estatuto?

-Me tiene sin cuidado. Esa es una cuestión antropológica, no política. La gente no sabe lo que pide. Plantear que Asturias sea una nacionalidad es una paletería completa, es de una ignorancia supina. Si nación se entiende en el sentido cultural, de una etnia, hay que dejar claro Asturias no es una nación en el sentido étnico porque es producto de la repoblación.

-¿Y la cooficialidad del asturiano que plantea IU?

-¿Pero si el asturiano no existe! Es un invento de la Academia de la Llingua, que lo está metiendo a tornillo.

-¿Qué aspiraciones debería mantener Asturias en el proceso de reforma de su Estatuto?

-Su condición de fundamento de la nación española. Mantener un punto de vista más general, no del puerto de Pajares para adentro. En el momento en que se circunscribe a sus fronteras, se convierte en una población rural y paleta, que es la impresión que está dando Galicia.

-Ya que menciona a nuestros vecinos, ¿qué le pareció aquella propuesta del BNG de propiciar la anexión de territorios limítrofes?

-Una locura. Otro despiste. Se van a la prehistoria cuando invocan a los celtas.

-El Gobierno regional de coalición se ha convertido en el más estable de la autonomía asturiana. ¿Ve bien avenidos al PSOE y a IU?

-Están acoplándose como pueden. Me parece irrelevante porque, en la práctica, la influencia de IU se centra en cuestiones como el bable, que es lo que marca las diferencias con los socios de Gobierno, y otras cuestiones de calado social que las suscribiría cualquiera, tanto la derecha como la izquierda, porque saben que dan votos.

-¿Llegarán juntos al final de la legislatura?

-Aquí pienso lo mismo que con el tema de Cataluña: por mucho desacuerdo que haya en los principios, prima el mantenerse en los cargos, lo que le supone una fuente de bienes. El pacto está asegurado para las próximas elecciones por defensa propia. Y si no, que digan misa.

-¿Peligra el liderazgo de Ovidio Sánchez en el PP regional?

-Ni entiendo ni quiero opinar. No soy del Partido Popular. Tampoco del PSOE.

-¿Y Álvarez-Cascos, cree probable su vuelta a la política regional?

-Me ha parecido desde siempre un individuo muy capaz y que cuando estuvo en el Ministerio de Fomento hizo cosas buenas; otra cosa es que se lo quieran reconocer. Es un hombre ejecutivo, rápido y no robó, algo muy importante. Podría perfectamente volver a la escena política, pero es algo impredecible.

-¿Le ve futuro a la región?

-Creo que se puede recuperar de la crisis porque hay una población muy entrenada tecnológicamente Asturias tiene una tradición industrial muy fuerte y ese es un valor importante. Lo que ocurre es que la Europa negra, la verde y la blanca la ha partido por el eje.

Saludos
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Ene 31, 2006 6:19 am    Título del mensaje: Responder citando

Por cierto, en el Diario de León aparece el siguiente artículo:
Cita:
Cuñas de la misma madera

CON VIENTO FRESCO
JOSÉ A. BALBOA DE PAZ

LO QUE algunos que se dicen de izquierdas no soportan es que muchos de los que cuestionan la política del actual gobierno socialista sean antiguos miembros de partidos de izquierda, pues hacen verdad el refrán de que no hay mejor cuña que la de la misma madera. Por eso odian tanto a personas como Gustavo Bueno, que se atreve a criticar el apoyo de Zapatero a los nacionalistas y que sin ambages afirma que está rompiendo España, que ésta no es un mito como lo es, según el título de uno de sus libros, el de la izquierda. No es una opinión sino una verdad que, por desgracia, he podido constatar. A comienzos del pasado verano, en una cena en Oviedo con algunos militantes de Izquierda Unida, pude escuchar las mayores obscenidades contra una persona que fue durante el franquismo el principal referente asturiano de la izquierda. Es tal el odio que concita entre estos majaderos, cuya incuria intelectual es proporcional a su maldad, que si pudieran le taparían la boca.

No soportan que les recuerde las contradicones de esta política respecto a su propio discurso sedicentemente de izquierdas. Desde un punto de vista dialéctico, los conceptos de izquierda y derecha son relativos y, por tanto, se han de determinar históricamente. Lo que definió a la izquierda, en su origen topográfico durante la Revolución Francesa, fue la defensa de la igual jurídica. Frente al Antiguo Régimen, los revolucionarios, y con ellos el liberalismo progresistas posterior, pretendieron eliminar los privilegios feudales, tanto de los grupos estamentales como de los territorios, y lograr que los súbditos se convirtieran en ciudadanos con los mismos derechos y deberes; este fue el fundamento de la moderna nación política. En España esta obra la realizaron los gobiernos liberales durante el siglo XIX, eliminando los fueros que aún gozaban algunas regiones. La derecha más recalcitrante, el carlismo, fue por el contrario partidario de aquellas desigualdades jurídicas y por ello encontró en Cataluña y el País Vasco un mayor eco.

Si la igualdad jurídica fue la bandera de los grupos liberales más progresistas junto con la defensa de la libertad -que tenía un origen incluso anterior, nobles que buscaban limitar el poder absoluto del monarca mediante la división de poderes-, los socialistas, sin cuestionar esas conquistas, defendieron que no hay verdadera igualdad sin el acceso de los trabajadores a los medios de producción. Todas las luchas que los partidos socialistas y los sindicatos obreros emprendieron desde entonces, unas veces por vía revolucionaria y otras por cauces democráticos, han buscado mejorar las condiciones de vida y de trabajo y por tanto una mayor igualdad social. También con avances y retrocesos, con aciertos y errores, los socialistas han propiciado a lo largo del siglo XX conquistas que hoy nos parecen irrenunciables. La igualdad de todos ante la ley y el gozar de derechos sociales y económicos, como sindicación, educación, sanidad, jubilación, son las grandes conquistas de la izquierda histórica. La política del actual gobierno socialista va justamente contra el proceso descrito por su apoyo al nacionalismo. Éste, en esencia, es el viejo carlismo defensor de las desigualdades jurídicas y económicas de los grupos sociales y las regiones. Aún peor, pues el carlismo no cuestionaba la idea de patria, ni pretendía romper España, sólo quería una España hecha de privilegios forales y desigualdades sociales. Hoy sus herederos dan una vuelta de tuerca más, buscando lo mismo pero disgregando lo que se ha tardado dos siglos en unir y homogeneizar. ¿Cómo gentes que se dicen de izquierda pueden defender semejante política?. No por ideas -estos recogepelotas que mandan no las tienen-, ni por política -hasta ahora no eran sino los que hacían las fotocopias en las sedes, como dice mi amigo Pepe-, sino porque hacen de la política una forma de la que vivir. Odian a los que decimos estas cosas pues no soportan las cuñas de la misma madera .
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Carlos M. Madrid Casado



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 60
Ubicación: Collado Villalba (España)

MensajePublicado: Dom Mar 05, 2006 9:18 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados todos:
Quisiera dar noticia de la reseña de 'España no es mito' de GBueno
aparecida ayer sábado en página 25 del ABC de las Artes y las Letras
-vamos: el ABC Cultural de toda la vida- a cargo de César Alonso de los Ríos. A continuación, pego la misma...

Gustavo Bueno y el «mito» español,
por César Alonso de los Ríos.

<<En su último libro, España no es un mito (Planeta), el profesor Gustavo Bueno ha vuelto a sus dos temas más queridos: el de España y el de los mitos. Sobre el primero escribió España y Europa; sobre el segundo, El mito de la cultura y El mito de la izquierda.

¿Pero cuál es la acepción del término «mito» en este caso? Lo aclara el profesor ya en la primera página. No tiene nada que ver con el sentido platónico del término, esto es, con un «sentido profundo y admirativo», sino con su contenido despectivo. Cuando se hace equivaler mito a algo inexistente o a aquella realidad a la que se le atribuyen cualidades inexistentes. Por ejemplo a la idea de España. En este sentido el término España estaría ocultando las verdaderas realidades nacionales: Cataluña, Euskal Herría, Galicia e incluso otras... El mito de España estaría dando a entender la inexistencia de la Nación y, desde luego, de aquellas cualidades que, como la unidad, le son inherentes. Mito como entelequia.

Así que Bueno se ha sentado ante el ordenador y, como aquel buen lector de escolásticos que fue en sus primeros años de profesor en Salamanca, ha decidido desenterrar, una vez más, el hacha de la lógica y se ha ido enfrentando a las proposiciones tópicas con las que se alimenta la patulea progresista, no sin interés, para analizarlas de forma implacable. Hasta hacer trizas de ellas.

Bueno ha organizado su texto en torno a siete preguntas en las que, a su entender, viene a resumirse el discurso de todos aquéllos a quienes les gustaría que la idea de España no tuviera fundamento histórico ni sentido en la actualidad. Son las siguientes: ¿existe España?, ¿desde cuándo?, ¿está amenazada?, ¿es Europa?, ¿es idea de la derecha o de la izquierda?, ¿hay una cultura española?, ¿es nación o es pueblo?...

Debo decir que éste es un método satisfactorio a la medida de un determinado interlocutor, esto es, el que abruma al profesor Bueno en Asturias, al que le llama fascista e incluso trata de agredirle, al que enfrenta la realidad asturiana a España como podría hacerlo un andaluz o un aragonés. El libro está concebido y muy bien planteado para esta patulea progresista que quiere negar la existencia de España porque le resulta muy costosa en términos partidarios y corporativos y morales y mentales. Éste es el «interlocutor» al que desafía Bueno. Se trata de radical-autonomistas, españolitos desnacionalizados, progresistas que se aferran de modo visceral a la inexistencia no ya de España sino de unos imperativos que les conducirían necesariamente a comportamientos que no desean. Quiero decir que el discurso de Bueno puede funcionar muy positivamente para aquéllos que se han dejado arrastrar por unos tópicos antiespañoles que vienen desde el franquismo hasta hoy. Pero dudo que entren en los supuestos a los que les invita el profesor aquéllos que, como Zapatero, están ya convencidos de que la idea de Nación española es una creación «histórica» perversa y que su existencia ha determinado tensiones, disfuncionalidades y guerras... Por supuesto, en el discurso de Bueno no entran los nacionalistas, ya que parten de unos fundamentos distintos e incluso pueden llegar a admitir la existencia histórica de la Nación española con sus exigencias de unidad y, por todo ello, rechazable en términos institucionales y, si fuere preciso, violentos.

Los razonamientos que expone Bueno para demostrar que España no es un mito sino una realidad que llega hasta los reyes asturianos no le dicen nada a quien se ha educado en Rovira Virgili. Un nacionalista no entra siquiera en la lógica que le propone el profesor, va por un camino distinto y sus convicciones no se ven afectadas por los argumentos que se manejan. Por ejemplo: a un nacionalista catalán le da igual la respuesta que se puede dar a la cuestión de si existe o no una cultura española común. Ni siquiera se lo plantea. Por lo mismo, tampoco entran en esta lógica aquéllos que cree en España como una realidad histórica y exigen unos argumentos a la altura del debate que plantean los nacionalistas y que no es, por cierto, discursivo sino que está montado en torno incluso al crimen metódico.

Hay un punto que le afecta al autor de este comentario. Creo que Bueno ha entendido que la «traición políticamente correcta» a la que me refería en el subtítulo de mi libro La izquierda y la nación tenía que ver con la condición de izquierdas. Afirmo que es una traición a las convicciones que deberían tener como «españoles», no como gentes de izquierda. Por otra parte, claro que ha habido en nuestra historia una izquierda con sentido nacional e incluso españolista: desde Prieto a Paco Vázquez y por supuesto a los contendientes en la Guerra Civil que llegaron a tomar ésta como una reedición de la guerra de Independencia. Hay algo verdaderamente útil y beneficioso en el libro de Gustavo Bueno: enseña a discurrir. Ahí es nada.>>

A mi entender, su contenido resulta cuanto menos sorprendente. De los Ríos, creo, no se muestra tan acertado como en otros artículos. La tesis fundamental parece que viene a ser que, pese a lo "beneficioso"
del libro de GBueno ("enseña a discurrir"), éste no resulta demasiado "satisfactorio" frente a la gran mayoría de posibles interlocutores ("nacionalistas", "patulea progresista afín a Zapatero", &c.), a excepción quizá de ciertos "españolitos desnacionalizados", por cuanto el libro se resuelve en términos "lógicos", "discursivos", en los que no necesariamente se ha de entrar (obsérvese la curiosa tendencia a
escribir continuamente "profesor Bueno" y a hablar de sus "lecturas escolásticas" allá por Salamanca).

El problema de la tesis de de los Ríos descansa tanto en sí misma como en su prueba. Primero, para apoyarla, se recurre a dar por sentado una especie de relativismo gnoseológico consistente en afirmar que cada grupo posee su propia lógica (en sentido material): "Un nacionalista no entra siquiera en la lógica que le propone el profesor, va por un camino distinto...". Y segundo: efectivamente, el libro no frenará por sí solo a los nacionalistas fraccionarios o a ZP, pero precisamente por eso, GBueno reitera la importancia de las armas frente a las letras en El Quijote (cuestión, en estos días, también defendida a capa y espada por Arturo Pérez-Reverte). Algo que de los Ríos omite señalar. En resumidas cuentas, pese al comentario, 'España no es un mito' no es libro de puertas adentro de la Academia.

Saludos, C.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> España Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6
Página 6 de 6

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán