nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Imagenes contra el olvido: la imagen de España

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Cine
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Lino Camprubí Bueno



Registrado: 13 Oct 2003
Mensajes: 85
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Dom Dic 10, 2006 4:08 am    Título del mensaje: Imagenes contra el olvido: la imagen de España Responder citando

Buenas,

El pasado 4 de diciembre de 2006 se puso a la venta en Fnac la colección de deuvedés “Imágenes contra el olvido”. Se trata de trece películas documentales producidas entre 1996 y 2006 como proyectos independientes, cuyos autores han querido promocionar distribuyéndolas juntas (de la mano de Suevia Producciones, que ha distribuido casi todo el cine de Basilio Martín Patino).

Las películas han sido proyectadas como ciclo por diversas instituciones dentro y fuera de España. Por ejemplo, la Universidad de California, Los Angeles, organizó uno de esos ciclos sobre “cine y memoria histórica” inaugurado por el consul revolutum Inocencio Arias. El ciclo está financiado por el consulado de España en el país de Gobernator y el Ministerio de Educación y Ciencia, y tanto los comentaristas como los directores que acudieron, así como las películas mismas dan una imagen preocupante del período franquista: “genocidio”, según palabras afines a las de Preston en su libro de 2005, que no he leido, llamado “El holocausto español”.

Esa imagen, junto con la de Cataluña y País Vasco como pueblos oprimidos, es la que se expande por el exterior por virtud del dinero público, y eso es de una gravedad tremenda. Algún que otro Instituto Cervantes y departamento de español en universidades extranjeras se complace en exhibir la misma serie de documentales mnemotécnicos a los cuatro vientos.

Por cierto, de cara a la imagen internacional que las instituciones españolas se empeñan en inventar y airear, merece la pena ver la rebelión del Wall Street Journal el 4 de diciembre: http://www.libertaddigital.com/php3/noticia.php3?cpn=1276238430 Entre las muchas críticas al presidente Zapatero, está la de que se ha empeñado en rescribir la historia de España. Por cierto que el mismo periódico ya había criticado la otra gran política de Zapatero en su empeño de dotar de contenido a su partido que lo distinga del otro gran partido, es decir, la política de fragmentación de España: http://www.uce.es/DEVERDAD/ARCHIVO_2005/02_05/DV02_05_10balcanizada.html

Mucho habría que decir de la serie de documentales, pero por ahora sólo he podido ver dos películas. De ellas omito fichas técnicas, disponibles en la red, y me limito a señalar por dónde van ideológicamente, aunque ya sepamos que caen en el esquema de la historia (pues eso quieren rescribir a base de memorias) como “drama” y no como “tragedia”, por utilizar la distinción de Gustavo Bueno en su artículo acerca de los maquis en el Canal de Historia, es decir: a. Identificar al PP actual con la derecha del 36 (véase el tema en “textos” recientemente abierto por Atilana a cuenta de un libro sobre los Maestros de la República), ambas habrían roto la (supuesta) “legalidad democrática”; b. Presentar la democracia coronada como heredera de la República del 36 (francamente ridículo) y, de paso, a los perdedores de entonces como vencedores de ahora.

1. Los presos del silencio.

Narra la construcción de los 150km del Canal del Guadalquivir, que empleó la obra barata (según muchos, esclava: vease el folleto periodístico de más de 300 pp de Isaías Lafuente, Los esclavos de Franco) que suponían los presos del bando republicano. No voy a negar ese uso de presos, el propio NO-DO defendió el famoso “programa de redención de penas” con unas imágenes en las que el puño en alto de los presos se extendía hasta convertirse en el saludo marcial de los nacionales gracias al trabajo redentor. Y me parece un interesante tema de estudio histórico, pero precisamente por eso es gran ejemplo de las limitaciones de la memoria histórica: con una serie de entrevistas se arañan algunos de los efectos éticos del asunto, pero ninguno de los políticos ni económicos. Al acabar la película, no sabemos cuántos presos se emplearon, quiénes iban al trabajo y cuál era la alternativa de la que disponían, cuál era el régimen de pagos, cuál la reducción de condena, cómo afectó tal política al regadío de 75.000 hectáreas, cuántos presos volvieron al trabajo una vez liberados, etc. Sólo tenemos unos trabajadores descontextualizados clamando que, desde la CNT (por cierto que grandes impulsores de esto de la memoria se congregan, al menos en Andalucía, en torno a la CGT actual) o el Partido Comunista luchaban “por la libertad” y alguno de sus hijos arropados por la Junta de Andalucía diciendo que los terratenientes y los industriales fueron los únicos beneficiarios del régimen hasta la llegada de la democracia.

2. Muerte en el valle.

Una periodista neuyorquina de ascendencia leonesa va a El Valle (León) a hacer un documental sobre la muerte de su abuelo, cuya casa de montaña servía de refugio a guerrilleros hasta que alguien le delató a la Guardia Civil. Llega a entrevistar al Guardia Civil que lo mató, y hace decir a su tío: “no quiero saber quién es, porque si me lo cruzo, igual lo mato”. La represión de la policía (y de los vecinos, porque alegar que es por miedo por lo que delataban o simplemente no apoyaban a los maquis, como Stalin sabía al ordenar su desmantelamiento, es mucho alegar), aparece también descontextualizada, explicada como si los guerrilleros no llevaran fusiles, o, tal vez, como si sus razones para llevarlos fueran mucho más “justas” que las de los guardias civiles. Organizados por el Partido Comunista, también ellos, al parecer, “luchaban por la libertad”. De nuevo, no se trata de negar la importancia de estos sucesos, sino la ideología y el programa político (mejor, electoralista, dada la ecualización efectiva de los dos grandes partidos en la democracia de mercado) de este tratamiento que se quiere enmascarar como “memoria histórica”.

La película se estrenó en Londres en 1996 y en España no hasta el 2004. Claro está, la directora aprovecha para echar la culpa a una supuesta censura del PP (el público extranjero, está bien dispuesto a creer que esto sea posible en la España de hoy porque se le ha hecho creer, durante el visionado del documental, que el pueblo español ha vivido reprimido hasta la irrupción, no ya de la democracia, sino del “Foro por la Memoria”) y celebrar la libertad de los soplos de Zapatero, con el aliciente (perdón por el chiste fácil) de la solemne condena del parlamento europeo a Franco en 2006, el “año de la memoria histórica”. Lo que no explica es porqué precisamente la mayoría del resto de documentales de esta ideológica serie salieron a la luz durante el gobierno del PP, ante el cual muchos sintieron de pronto la necesidad, acuciados por no se sabe qué situación urgente de consolidación o muerte de la democracia, de ponerse a excavar tumbas o grabar entrevistas con damnificados con el cuento de que los nacionales ya habían sido homenajeados durante 40 años.

“Ahora nos toca a nosotros”, piensa Alicia.

Saludos, y esperemos comentarios sobre éstas u otras películas de la serie,

Lino
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Cine Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán