nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Crónicas Marcianas y Losantos
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Lun Nov 17, 2003 6:39 pm    Título del mensaje: Crónicas Marcianas y Losantos Responder citando

Estimados Contertulios;

Aquí inserto un artículo de F. J. Losantos que quizás interese a los foristas; se trata de un comentario acerca de la "telebasura" , y en particular de Crónicas Marcianas, espacio que justamente esta noche celebra los 1000 programas emitidos


Cita:
Probablemente, la telebasura está siendo utilizada de forma demagógica por políticos y empresarios de comunicación cuya responsabilidad en el modelo de televisión que padecemos en España es más importante que la de los grotescos mamarrachos que alquilan sus públicos secretos o remiendan su caducada virtud de plató en plató. Ni Aznar ni Cebrián tienen derecho a alzar la voz contra el vértigo de ordinarieces que ocupa la pequeña pantalla, el uno porque su política en materia de comunicación ha tendido a favorecer precisamente a las empresas que producen basura más o menos destilada y el otro porque pertenece precisamente a la empresa más favorecida por el uno. El Aznar responsable de Telemadrid o de la casposa TVE de José Luis Moreno no puede reprochar a nadie la existencia de telebasura. El Cebrián responsable del tipo de obscenidad de diseño que el hermano de Pedro Schwartz y el hijo de Javier Pradera crearon para Canal + no puede dar lecciones de delicadeza ni a pajares ni a jesulines.

Sin embargo, es indudable que lo que hoy entendemos por telebasura ha nacido de la prodigiosa capacidad comunicativa y de la escalofriante amoralidad de Javier Sardá. Él ha hecho el mejor programa basuriento y, por tanto, si la basura fuera mala, el peor. A través de su productora Gestmusic y de su propio programa, "Crónicas Marcianas", Sardá ha sabido marcar a toda una cadena, la del Grupo Correo y Berlusconi, con una fórmula de sectarismo izquierdista y obscenidad delirante que han imitado, con más o menos claridad, con más o menos suerte, todas las demás cadenas, públicas o privadas, en horario de mañana, tarde y noche.

Lo insoportable de Sardá no es la telebasura, que al cabo emiten los que le pagan, sino que encaramado al cerro de popularidad de las "Crónicas Marcianas" pretenda disimular la defensa de su negocio a cualquier precio con alegaciones políticas y hasta culturales. Que el cómico catalán, convertido en la Manolita Chen de la madrugada, instale su parada de monstruos domésticos, astutos delincuentes y analfabetos funcionales para solaz de una audiencia amplísima (aunque escasa en términos absolutos por la hora de emisión) es asunto que sólo compete a Sardá, a su empresa y a su audiencia. Que pretenda medirse con Aznar, compensar a Matamoros con el "Prestige" y seguir posando de progre antiamericano en el estilo Goebbels (yo dejé de verlo cuando empezó a sacar a Bush convertido en gorila, como hacen los nazis con los judíos en "Cabaret") es un poco excesivo. Apoyar al partido de los Gal y de Filesa, defender a Ben Laden y Sadam Hussein del imperialismo de Bush y manipular a una corrala de jovencitos para hacerlos cantar contra el PP o gritar contra el Papa son concreciones de su personalidad que pueden parecer repugnantes a muchos pero que si gustan a los Ibarra y Berlusconi que son los que le pagan, seguirá permitiéndose muchos años. Únicamente debería moderar su soberbia a la hora de tasar apoyos y audiencias. Los diez millones que respaldaron a Aznar en las últimas elecciones siguen siendo muchísimos más de los que ven "Crónicas Marcianas". O sea, que menos lobos



Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mar Nov 18, 2003 10:13 am    Título del mensaje: Telebasura y elecciones: cuantificación del producto Responder citando

Estimados amigos:

El texto de Jiménez Losantos tiene interés, no sólo por los comentarios más o menos ácidos hacia el progre Sardá, sino porque es realizado por uno de los paladines de nuestra democracia coronada, no un hombre crítico con ella. Es decir, que no nos vamos a encontrar los comentarios eruditos de Sartorio o Habermas, sino un repertorio de cuestiones más mundanas, y puede que más acertadas. Paso a comentar el texto.


Cita:
Probablemente, la telebasura está siendo utilizada de forma demagógica por políticos y empresarios de comunicación cuya responsabilidad en el modelo de televisión que padecemos en España es más importante que la de los grotescos mamarrachos que alquilan sus públicos secretos o remiendan su caducada virtud de plató en plató. Ni Aznar ni Cebrián tienen derecho a alzar la voz contra el vértigo de ordinarieces que ocupa la pequeña pantalla, el uno porque su política en materia de comunicación ha tendido a favorecer precisamente a las empresas que producen basura más o menos destilada y el otro porque pertenece precisamente a la empresa más favorecida por el uno.


Esta declaración creo que es parcialmente verdadera, pues es evidente que los políticos son responsables de fomentar la telebasura, pero el pueblo, que según Losantos, como buen paladín de nuestra democracia que es, no se equivoca en las elecciones, luego esa franja de audiencia que ve Crónicas Marcianas u otros programas del mismo estilo, importante cuantitativamente, es perfectamente responsable. No cabe separar, en principio, la telebasura de las elecciones democráticas.


Cita:
El Aznar responsable de Telemadrid o de la casposa TVE de José Luis Moreno no puede reprochar a nadie la existencia de telebasura. El Cebrián responsable del tipo de obscenidad de diseño que el hermano de Pedro Schwartz y el hijo de Javier Pradera crearon para Canal + no puede dar lecciones de delicadeza ni a pajares ni a jesulines.


Quizás aquí debiera haber Jiménez Losantos explícitas sus concepciones de lo que es basura. Sin ir más lejos, Telemadrid ofreció una parte de la famosa comisión de investigación de la Asamblea de Madrid, sobre la que hicimos una serie de comentarios, y esa basura, caso de serla, no era buscada expresamente por los programadores. Los que allí hablaban no eran actores grabados, sino políticos en directo que aireaban cosas muy interesantes. En todo caso, aquello no era basura fabricada, como pueda serlo Crónicas, sino desvelada.

Cita:
Sin embargo, es indudable que lo que hoy entendemos por telebasura ha nacido de la prodigiosa capacidad comunicativa y de la escalofriante amoralidad de Javier Sardá. Él ha hecho el mejor programa basuriento y, por tanto, si la basura fuera mala, el peor. A través de su productora Gestmusic y de su propio programa, "Crónicas Marcianas", Sardá ha sabido marcar a toda una cadena, la del Grupo Correo y Berlusconi, con una fórmula de sectarismo izquierdista y obscenidad delirante que han imitado, con más o menos claridad, con más o menos suerte, todas las demás cadenas, públicas o privadas, en horario de mañana, tarde y noche.


Aquí Losantos ofrece un criterio claro de lo que él considera telebasura: la ideología izquierdista de la que es paradigma indiscutible, a su juicio, Javier Sardá. Sin embargo, habría que explicar por qué tanto éxito de estos programas, cosa que de momento Losantos no aborda.

Cita:
Lo insoportable de Sardá no es la telebasura, que al cabo emiten los que le pagan, sino que encaramado al cerro de popularidad de las "Crónicas Marcianas" pretenda disimular la defensa de su negocio a cualquier precio con alegaciones políticas y hasta culturales. Que el cómico catalán, convertido en la Manolita Chen de la madrugada, instale su parada de monstruos domésticos, astutos delincuentes y analfabetos funcionales para solaz de una audiencia amplísima (aunque escasa en términos absolutos por la hora de emisión) es asunto que sólo compete a Sardá, a su empresa y a su audiencia.


Aquí Losantos realiza una sinécdoque errada, asimilando el negocio de Sardá a su audiencia, como si fuera una competencia puramente particular. Sin embargo, cuando un programa de televisión alcanza una cierta franja de popularidad, medida cuantitativamente en forma de audiencia, ya no es una cuestión puramente empresarial. Es una cuestión que afecta a buena parte de la sociedad política, en tanto que consumidores de un determinado producto, y por lo tanto responsables de todo tipo de cambios, especialmente los políticos, en una sociedad de mercado.

Cita:
Que pretenda medirse con Aznar, compensar a Matamoros con el "Prestige" y seguir posando de progre antiamericano en el estilo Goebbels (yo dejé de verlo cuando empezó a sacar a Bush convertido en gorila, como hacen los nazis con los judíos en "Cabaret") es un poco excesivo. Apoyar al partido de los Gal y de Filesa, defender a Ben Laden y Sadam Hussein del imperialismo de Bush y manipular a una corrala de jovencitos para hacerlos cantar contra el PP o gritar contra el Papa son concreciones de su personalidad que pueden parecer repugnantes a muchos pero que si gustan a los Ibarra y Berlusconi que son los que le pagan, seguirá permitiéndose muchos años. Únicamente debería moderar su soberbia a la hora de tasar apoyos y audiencias. Los diez millones que respaldaron a Aznar en las últimas elecciones siguen siendo muchísimos más de los que ven "Crónicas Marcianas". O sea, que menos lobos


Aparece aquí un criterio interesante: Aznar saca más votos que Sardá televidentes, luego no puede medirse de igual a igual a Aznar. Así, la democracia dictaría la plena legitimidad de Aznar frente al director de Crónicas Marcianas. Sin embargo, parece suponer Losantos que Aznar está plenamente legitimado por las elecciones, y que a Sardá sólo le legitiman los dueños de su negocio, ya sean Berlusconi u otros. ¿Por qué considerar en distinto rango a uno u otro, cuando se señala idéntico criterio para distinguirlos? Tan responsables son los que votaron a Aznar como los que ven Crónicas Marcianas, pues todos ellos son ciudadanos consumidores, fundamentales en una sociedad de mercado.

Pienso yo que, para entender este doble rasero de Jiménez Losantos, hay que acudir al conservadurismo liberal que defiende. Para Losantos, el libre mercado está justificado mientras no se dañen con él la moral y las costumbres establecidas. Por eso, Cronicas Marcianas sería un programa de telebasura, ya que vulnera repetidamente esas costumbres, con menosprecio al Papa incluido. Sin embargo, para evitar esto no nos sugiere Losantos ninguna solución especial. Dado el tono economicista que a veces emerge de las letras de este artículo, podría ser suficiente con eliminar el monopolio televisivo de Berlusconi, Polanco u otro.

Sin embargo, si vamos a la raíz del problema, este no es creado porque el mercado haya sido vulnerado e intervenido, sin permitir su autorregulación, sino porque desde una cierta posición de poder y privilegio, se vulneran la moral y buenas costumbres. En todo caso, para resolver el problema de primera mano, habría que censurar este tipo de contenidos en televisión. Es decir, implantar una suerte de Inquisición, institución que casa mal con los planteamientos liberales.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Mie Nov 19, 2003 7:07 am    Título del mensaje: basura y democracia Responder citando

Los periodistas son un gremio muy interesante para el etólogo y para el etnólogo, sin duda.

Entre ellos se adulan o se "atacan", según líneas de actuación etológicas bastante bien delineadas. Por ejemplo, cuando se despide a los directores de un programa de tipo "rosa" en la cadena de TV telecinco, por no seguir la línea editorial del tipo de programa para una hora de audiencias delicadas (niños, por ejemplo)... y se habla de igualar a trasvestidos, homosexuales y padres heterosexuales... y así, las cadenas de televisión compiten para que esos ciudadanos consumidores los consideren dignos de su elección como productores más dignos de aprecio.

La cuestión no sería moral , sino meramente comercial.

¿No hay —me pregunto, al hilo de este asunto planteado por Jiménez Losantos y los foristas— diferencias entre la estructura de un ciudadano y la de un consumidor?

La moral tiene una diferencia respecto del derecho, que resulta a mi juicio fundamental: el derecho obliga y sus «debe», «debería» y «tiene que»... son distintos de los derechos morales, y las obligaciones morales... la norma de Sardá y la norma de Losantos (ambos periodistas o comunicólgos, como ustedes quieran) se diferencian en algo o son identificables respecto de los fines de la comunicación, que son informar o entretener y supuestamente (esto es de manual de facultad de periodismo) formar opinión. Lo que está en juego es la cuota de mercado... lo demás, ¿importa demasiado para la eutaxia de una sociedad donde el negocio es el eje central de la política? La clase empresarial domina a las otras capas, a mi juicio, en el sentido de Buen... la eutaxia de la democracia actualmente es la que aumenta las ganancias y cotizaciones en bolsa de los grupos multimedia... lo demás, es mera ideología, nada más, pero nada menos.

La basura (telebasura o radiobasura o periódicobasura o educación basura, etc.) tiene un objetivo, cuando de desvelarla y fabricarla se trata: controlar los rebaños de consumidores.

Un saludo
Eliseo Rabadán
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mie Nov 19, 2003 11:41 pm    Título del mensaje: Una aclaración sobre Jiménez Losantos Responder citando

Estimados amigos:

Como aclaración sobre mi comentario al texto de Jiménez Losantos, creo que sería interesante comprender que este periodista, aunque no lo represente explícitamente (no estamos ante un teórico del liberalismo, como ya afirmé anteriormente), ejerce una identificación entre el derecho y la moral. Para decirlo en términos de teoría política, para un individuo de esta filiación, la fuente principal de derecho es el commom law o derecho consuetudinario. La costumbre es una cuestión muy importante para los anglosajones, pues al no existir una verdad objetiva más allá de la repetición de acontecimientos (empirismo), la conducta queda limitada por la moral o conducta que más provechosa se haya mostrado, en este caso las normas morales que tengan mayor arraigo en la comunidad. Respecto a la eutaxia y la televisión, sin duda que están relacionados, pero creo que la cuestión es más compleja. Al menos, así intento mostrarlo.

Un saludo cordial,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Lun Nov 24, 2003 9:48 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;


Si se me permite y casi a modo de ratificación del diagnóstico de José Manuel sobre Losantos y su liberal-conservadurismo (su "liberalismo doctrinario" al estilo más exquisitamente canovista) quisiera aportar otro texto de crítica televisiva extraído de Libertad Digital, donde los dardos —que de nuevo tienen mucho que ver con determinados parámetros morales y "de costumbres"— van en esta ocasión contra el programa de Tele5 "A tu lado", lugar por cierto, junto a las C.M. de Sardá, donde suelen reciclarse los "grandes hermanos" de todas las ediciones


Cita:
No sólo Antena 3 tiene problemas laborales. Telecinco se va a encontrar esta semana con la demanda de cuatro trabajadores por despido improcedente. Nadie, sin embargo, va a llorar porque la cadena "castigue" a unos contratados por hacer un programa, como es el caso de "A tu lado" que es un basurero pero sí que conviene advertir que con la expulsión del director, subdirectora, coordinadora de testimonios y redactora del programa se pone en evidencia el ejercicio de cinismo de las televisiones y los manejos de las productoras en un tipo de programas que buscan carnaza a cualquier precio.

Aparentemente Telecinco se vio sorprendida hace unos días al comprobar que, a las cinco y media de la tarde, en horario infantil, "A tu lado" presentaba bajo el título "Erotismo a la carta" distintos testimonios de personas dedicadas a la pornografía. Nada que no haya ocurrido en anteriores ocasiones en programas parecidos. Pero, quizá por lavarse la conciencia y no perder todos los referentes morales, decidió la dirección hacer una especie de castigo ejemplar que le va a costar unos duros, pero que tendrá que asumir dada la fórmula que se emplea con las productoras de este tipo de programas, cuya supervivencia depende de conseguir una audiencia preestablecida por contrato a costa de lo que sea, que suele ser llegar a los niveles más bajos de la explotación de los llamados "testimonios".

Telecinco, al igual que otras cadenas, llenan su programación con una especie de magazines a los que se lleva gente que llame la atención por estar en el borde de lo tolerable. Gente monstruosa, rara, bordeando la legalidad que tiene que estar dispuesta a hacer y decir lo que sea para atrapar a un espectador morboso o, simplemente, atónito. Sobre la forma tramposa en la que se hace este tipo de programas de "testimonios" es bastante ilustrativo el libro escrito por Mariola Cubells, Mírame tonto, sobre cómo se hace la telebasura en España. En él se dan las claves, desde la experiencia de su autora, de la relación laboral y contractual entre cadenas, productoras y trabajadores, y todas ellas están basadas en la mentira y el cinismo. Hasta las televisiones públicas están dispuestas a arrostrar las críticas y algún quebranto laboral con tal de llegar a los objetivos de audiencia, aunque sea pura basura lo que presenten.

Probablemente, Telecinco tendrá que pagar por despido improcedente pero no dejará de ser un pequeño detalle de cara a la galería que no altera el mecanismo diabólico de un sistema de contratos de empresas externas en el que la cadena está dispuesta a bordear la ilegalidad con tal de subir la audiencia. Los que se dedican a esto ya saben a lo que se arriesgan, a ser despedidos y largarse con su agenda de monstruos a otro despacho para seguir haciendo lo mismo. Oportunidades no faltan cuando cada vez hay más programas de este tipo y menos escrúpulos



Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José M. Gallego García



Registrado: 16 Nov 2003
Mensajes: 48
Ubicación: Murcia

MensajePublicado: Vie Dic 05, 2003 3:53 pm    Título del mensaje: Responder citando

saludos a los contertulios.

Me ha contado mi novia que el otro día en Crónicas Marcianas, Gustavo Bueno II se llevó un rapapolvos tremendo de Sardá. Estaban discutiendo sobre Letizia y luego se pasaron a lo del homenaje a los maquis y a los comunistas al que no acudió el PP. Estaba Pilar Rahola y todo. Sardá, que nunca abre el pico para casi nada, estuvo más de dos minutos gritando a Gustavo Bueno, porque, al parecer, estaba defendiendo la postura del PP. Como se que los del Catoblepas a veces transcriben grabaciones, se podrían animar a transcribir lo que este catalán tan mal educado dijo a nuestro querido y admirado Gustavo, y las respuestas que dio este. Claro que, la calidad de los debates de CM dejan mucho que desear y es normal que no dejen hablar a quien lleva razón.

A Boris sí, ese si tiene derecho a decir lo que le venga en gana. Hace poco llegó a hacer unas afirmaciones en plan "que más me da si da o no da", pero claro, como es progre, extranjero y homosexual, le dejan decir lo que quiera, aunque pueda herir a los seropositivos, entre otros.

saludos
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Vie Dic 05, 2003 8:08 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

En primer lugar debo indicar que yo no vi el programa al que se alude, sin embargo algo me han contado sobre sus contenidos. Al parecer la venilla progre del Sardá terminó de explotar cuando se tocó el tema de la "memoria histórica" de tantos antifranquistas retrospectivos ( como lo es por ejemplo Tussell, pero también el propio Sardá al que no sé conoce ningún pasado heroico al respecto, no digamos nada de Boris, cuya única posición política conocida es la correspondiente a un "escuálido" de los que apoyan el golpismo en Venezuela), por lo demás claro, el ambiente estaba seguramente caldeado a raíz del "homenaje"que la oposición en pleno prestó en el parlamento a los combatientes " republicanos" ( y entrecomillo lo de republicanos por la sencilla razón de que alguno de ellos no eran en absoluto "republicanos). Cuando Gustavo hizo ver a Sardá que sus posiciones eran sencillamente demagógicas, pues evidentemente la cosa saltó por los aires. En fin, el asunto sin duda engrana muy bien con las controversias que se están desarrollando en el foro España en torno a la significación histórica de la figura de Franco.


Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Ene 11, 2004 9:27 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: Está claro que Crónicas Marcianas marcha, funciona, porque el vulgo lo ve. Sin embargo, hay censura. Por ejemplo, la doctrina de Gustavo Bueno el Joven es censurada. Si hubiera una Cadena de Televisión o un programa de televisión que transmitiera la doctrina atea y materialista y antiprogre, seguramente que tendría gran audiencia y sin embargo, eso no existe. Entonces el público no es pasivo, pero también ocurre que ve lo que le ponen porque no hay otras alternativas ideológicas. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Sharon Calderón Gordo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 48
Ubicación: Oviedo

MensajePublicado: Mie Ene 14, 2004 5:35 pm    Título del mensaje: el futuro de Crónicas Marcianas Responder citando

Ayer por la noche (13 de enero) Javier Sardá, en medio de una acalorada discusión entre dos concursantes (ex-concursantes ya) de la última edición de Gran Hermano y a propósito de los insultos que estaban dedicándose el uno a la otra (y viceversa), anunció que en un futuro próximo quedaría totalmente prohibido «por contrato» lanzar insultos e improperios en Crónicas Marcianas (de hecho, comentó que los abogados del programa o de la cadena estaban trabajando en la claúsula «anti-insulto» para incorporarla cuanto antes a los contratos).

Son muchos los que aseguran, sin ninguna duda, que el exito de Crónicas Marcianas, reside precisamente en la «falta de educación» y el «comportamiento vulgar» de sus colabodores. Es evidente que Javier Sardá les ha lanzado un guante a todos aquellos que opinan por el estilo. ¿Se trata de un desafío de la dirección o de un simple farol? ¿Resistirá CM sin la facilidad de palabra de sus colaboradores? Podrían algunos también preguntarse por qué se «censura» en CM si no está dentro del estricto y puro horario infantil.

Un saludo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Jue Ene 15, 2004 1:08 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

Al hilo de lo que nos comenta Sharon Calderón, conviene advertir que al parecer ayer mismo ya empezó a funcionar tal cláusula contractual según lo señaló Sardá en el contexto de un enfrentamiento entre la desdeñosa y "sarracena" Aída Nízar y Nuria Bermúdez. Claro que a lo que se ve poco efecto tiene una tal cláusula, dado que la Aída y la Bermúdez estuvieron insultándose a lo largo de todo su enfrentamiento. En fin.



Atentamente
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Jue Ene 15, 2004 10:49 pm    Título del mensaje: Responder citando

Veamos, aquí se dice que el vulgo es el que premia o castiga a los programas de televisión igual que castiga a los políticos con las elecciones. Se supone que Crónicas Marcianas deben su éxito al vulgo televidente que aprueba tal asunto, porque le da gusto. Entonces, ¿Para qué censurar a Gustavo Bueno el Joven? Si la masa es la que aprueba a Crónicas Marcianas, ¿Para qué censurar a Gustavo Bueno el Joven si es imposible que éste influya al vulgo? Si el vulgo fuera pasivo, tendría sentido la censura, pero el vulgo es responsable de aceptar o no la ideología, la televisión, la propaganda. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Sharon Calderón Gordo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 48
Ubicación: Oviedo

MensajePublicado: Mie Ene 21, 2004 9:09 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados amigos:

Intervengo, creo que en nombre de varios (no porque me hayan otorgado ningún poder para «hablar por ellos», sino por una cuestión de «sentido común», «común» en tanto que se extiende a varios), para intentar aclarar en qué términos está expuesto el mensaje anterior y, sobre todo, qué tema pretende plantear.

Tanto si plantea la cuestión de la «censura» en CM, como si plantea la cuestión, ya tratada en otro apartado (Televisión y democracia), de la responsabilidad que el ciudadano con el telemando tiene en la elección de contenidos de las cadenas de televisión (y que, dicho sea de paso, queda fuera de los límites de este «tema» [Crónicas Marcianas]), se muestra demasiado críptico y sintético. Tanto, que olvida dar las razones de las afirmaciones que hace.


Es evidente que si CM se mantiene «en antena» es porque un número importante de ciudadanos elige libremente, cada noche, ese programa, de entre otros tantos que ofrecen las distintas televisiones. Y todo ello en un escenario de libre mercado. Ahora bien, los motivos de esa elección, si es que queremos saberlos, no deben pasar exclusivamente por conceptos como el de «premio» o «castigo». Desde luego que tampoco es aceptable decir, como dice nuestro amigo F.Giménez, que la audiencia elige CM «porque le da gusto».

El ciudadano con el telemando no elige CM porque pretenda reprender al director de otro espacio en otra cadena, o corregir a su presentador, o amonestar a sus productores; como tampoco la mayoría de los votantes del PP, eligen la lista ofrecida por ese partido para amonestar al PSOE, IU o cualquier otro (sin negar ese porcentaje de votos que llaman «de castigo»). En cualquier caso, «adentrarse en la mente» de cada uno de los sujetos que forman la audiencia para averiguar los motivos de su elección (de los que podemos prescindir aquí) parece tarea más del psicólogo o del sociólogo.

No parece necesario explicar aquí que los actores y planteamientos de un programa de televisión pueden disociarse de su formato general. Es decir, el formato de CM, late-show, puede mantenerse y funcionar independientemente de los invitados a debatir cualquier noche sobre algún tema de actualidad; sin perjuicio de que éstos puedan, efectivamente, subir, bajar o mantener la audiencia.

«Cada pueblo tiene la televisión que se merece». ¿Era esto lo que nos quería decir F. Giménez? Tenemos conocimiento de ello y no es necesario que lo repita hasta la saciedad, como quien está revelando alguna verdad oculta… La pregunta es: ¿somos todos capaces de extraer las consecuencias de esta afirmación o simplemente nos quedamos en el comentario facilón y elitista sobre el «común de la gente popular»?

Creo que un dato interesante con respecto a la audiencia de CM, y de cara a desmontar esas argumentaciones que van por la vía del «la mayoría de los españoles ven CM, ergo la mayoría de los españoles son imbéciles integrales», es que su media de espetadores gira en torno a los 2.000.000, cantidad despreciable si tenemos en cuenta en conjunto de la población española (43.000.000).

Un saludo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Jue Ene 22, 2004 1:22 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: Si se dice que la masa o el vulgo no es influida por los programas de televisión, que el vulgo es libre de elegir uno u otro, entonces ¿Cómo explicar la censura en los programas de televisión? ¿Para qué reprender a D. Gustavo Bueno Sánchez si no hay peligro de contaminación ideológica? Lo que apunta Sharon ya lo sabía, pero entonces la censura no tiene sentido. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Sharon Calderón Gordo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 48
Ubicación: Oviedo

MensajePublicado: Jue Ene 22, 2004 6:12 pm    Título del mensaje: Responder citando

¿De dónde proviene la información que suministra F.Giménez, que asegura que en CM se censura y se reprende a los invitados?

Compartir esa informacion con el resto de usuarios y detenerse sólo unos minutos más en hilar la argumentación, sería de gran ayuda para todos de cara, principalmente, a no repetir «cosas que ya se saben».

En cualquier caso, insisto en que la cuestión de la responsalidad del ciudadano con el telemando con respecto a la posible censura que se pueda ejecutar en las cadenas de televisión, debe ser tratado en otro tema: Televisión y democracia. Salvo, claro está, que se insista en la cuestión de la represión a los invitados en CM, cuestión, que lógicamente, hay que probar.

Un saludo a todos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Jue Ene 22, 2004 9:48 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: Simplemente esa información la han suministrado los contertulios en días pasados. Me limito a recogerla. Si es cierto que el vulgo selecciona democráticamente los programas de televisión, entonces ¿Por qué se concede tanta importancia al control de la televisión? Parece que la conducta de Sardá con D. Gustavo Bueno Sánchez desmentiría esa idea del vulgo activo en la TV. Parece que el vulgo es pasivo y por eso es necesaria la censura y la propaganda, porque se piensa que la propaganda influye al vulgo y eso tiene consecuencias electorales. Simplemente, Gustavo Bueno sostiene que el vulgo selecciona los programas de televisión igual que selecciona las élites políticas, pero entonces, ¿Cómo se explica la importancia que los partidos políticos conceden al control de la TV? Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán