nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Nacionalismos Periféricos.

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun Nov 17, 2003 6:58 pm    Título del mensaje: Nacionalismos Periféricos. Responder citando

Hola.

El PNV, por boca del falsario Arzallus vuelve hoy a retar al Estado. Dijo -según recoge hoy El Mundo diario-, que:<...se está intentando negar la existencia del pueblo vasco, para negociar la soberanía y no tener que reconocer que “es un colectivo que tiene voluntad propia y puede decidir”.>
Arzallus iría por “su cuenta”, dice, caso de que el Tribunal Constitucional aprobara la impugnación contra el Plan Ibarretxe llevada a cabo por el gobierno de España.

No se trata de saber si este jesuita es un vocero manipulador, que lo es. Se trata de ver que tampoco importan las razones (ni tan siquiera la Constitución como razón), ya que las razones son únicamente la iustificación de lo jurídico y este lo es de la voluntad...y de nada sirve la ley si no hay una clara voluntad de acatarla...El mando es la voluntad de querer ser obedecido. Un mando sin obediencia ya no es mando...A este paso puede la voluntad de desobediencia del secesionismo vasco ser más férrea que la voluntad en ser obedecido el propio actual Estado. Si esto ocurre los vascos serán independientes.
Parece que los recursos presentados por el gobierno de Aznar conllevan la voluntad de imponer la obediencia...esperemos que esa voluntad no se acabe ahí, y que, como todo buen Soberano, sepa usar de la espada y la metralla lo mismo que de la astucia, caso de que sea necesario. El recurso a la fuerza, razonada, sí, de las armas o el estado de excepción, sólo es útil en la medida en que también es por completo necesaria la férrea voluntad del querer usarlos. Si esta voluntad falla o es tibia el Estado se deshace..., y entonces el Arzallus habrá conseguido su propósito: su voluntad y saber de hacerse obedecer.

¿Alguien cree aún en la “democracia”? Ni las razones ni las leyes ni lo jurídico como justificación del Poder valen aquí gran cosa...lo único que cuenta es la voluntad dura del mando. Cuando esa voluntad es potente, entonces sí, entonces bajo ella aparece la razón, se usan las razones y las leyes y con ellas emerge el Poder justificado del Estado.

Es el gobierno el que debe conformar la opinión del pueblo, y no el pueblo el que conforme la opinión del gobierno. ¡Que los dioses nos protejan! Adiós.

¡Por España!, ¡Por España!...¡Viva España!

¿Debe un español sentir vergüenza de gritar esto? Por lo visto, para la contertulia “comunista” Sra. Lorena Ortiz Sandoval, gritar esto es de fascistas...muy curioso...sí, muy curioso. Seguro que cuando ve a un francés hacer otro tanto en su Francia o a un cubano gritar: ¡Patria o muerte!, entonces no se le ocurre pensar lo mismo. ¿Qué entienden los rusos cuando hablan de la Gran Guerra Patria refiriéndose a la segunda guerra mundial? ¿No usaban su bandera?

Para el idealismo, es la idea prefijada lo que prima...y como la idea que tienen de España y de su actual bandera les viene de la época de la Catapúm, pues siguen con ella tan contentos. Como para un marxista lo que cambia es la realidad...a muchos de ellos les ocurre que se quedan fijos, con sus ideas fijas...estatuas de sal de la historia. Ya no son dialécticos, ni lo pretenden...ahora está de `modé´ ser antiespañoles.
---------

Nos dice Eliseo Rabadán:
Cita:
Por cierto, una sugerencia, para José Mª Rodríguez Vega, como moderador de este foro: discutir acerca de lo que es el papel y el concepto de sociedad civil, en cuanto concepto oscurantista y metafísico en nuestros días...
Saludos
Eliseo R.


Hazlo, Eliseo, hazlo cuando lo creas oportuno. Ponle al tema por nombre <SOCIEDAD CIVIL. Ahora me pondré a comentar tu “Kelsen”, no se me olvida, pero dame tiempo ya que el asunto se las trae. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Lun Nov 17, 2003 8:48 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: Está claro que frente a los nacionalistas fraccionarios sólo cuenta la fuerza. El mejor argumento son los cañones, los tanques. Ni diálogo ni nada: rendición incondicional. Eso sí que es filosófico, realista y materialista. También con Irak no caben negociaciones. EE.UU. atacó y venció. Eso es lo que cuenta. Qué voy a decirte Zarpax sino que es una verdadera vergüenza que un 7% de los españoles imponga su voluntad al 93% restante. El Gobierno debe gobernar, aplastar a los enemigos internos y externos y fortalecer al Estado. Si hay que declarar el estado de excepción eso mostraría a las claras quién es el soberano. Cada vez me convence más gente como Hobbes o Schmitt o Freund y menos los progres que creen en el Estado de derecho. Arriba España. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Pedro Ignacio Fernández



Registrado: 22 Oct 2003
Mensajes: 1
Ubicación: Toledo

MensajePublicado: Vie Nov 28, 2003 9:28 am    Título del mensaje: Responder citando

Hace tiempo alguien muy adelantado a su tiempo pronuncio unas palabras totalmente clarificadoras: el nacionalismo es el egoismo de los pueblos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Nov 28, 2003 3:33 pm    Título del mensaje: Altruismo nacional. Responder citando

Hola.

Pedro Ignacio Fernández parece creer en la frase que cita, de cuyo idealista autor ahora no me acuerdo:
<el nacionalismo es el egoísmo de los pueblos.>
Esto hay que matizarlo mucho.

Si el egoísmo pertenece a una voluntad “periférica”, tipo Plan Ibarretxe, puede ser (y yo así lo creo) un egoísmo particularista innecesario que merece ser extirpado con el uso prudencial de la fuerza, prudencia esta que ya conlleva en sí el Derecho pertinente y mientras este le baste...porque si no le basta, el mejor derecho es la pura fuerza.
Pero si el egoísmo pertenece a una Nación canónica, España por ejemplo, decir egoísmo es decir solamente España, pues para afirmarnos como españoles no nos vamos a afirmar altruistamente como franceses, faltaría más!
Lo político no trata de los “pueblos” como son tratados por la antropología. Para lo político es pueblo todo aquél conjunto que está principiado, que se ha dado a sí mismo una voluntad de ser (Constitución) frente a otros, que se ha constituido como status, como Estado o como cualquier otra forma que distinga la dicotomía y la relación de las jerarquías: amigo/enemigo, mando/obediencia, público/privado...¡tributo/fisco y erario público!
No hay pueblo alguno sin “Status” (sin Príncipe)...y como fue el Estado el creador de la Nación moderna podemos igualmente decir que no hay Nación sin Estado...que para ser Nación, es decir, pueblo político, es imprescindible el Estado, la voluntad de ser...españoles, y no franceses, pongo por caso.
El egoísmo es un requisito mínimo de la supervivencia política. En política no existe el “altruismo”...ese supuesto nace de una falsa concepción de lo político...la creencia en el altruismo nace de un idealismo religioso que supone fines escatológicos en el mundo político y una bondad intrínseca en el hombre propia de un incauto o de un ingenuo. (Esto, sin negar que el verdadero altruismo también se da en el interior de las Naciones como servicio al Bien común, incluso como heroísmo.)
Si la frase tiene connotaciones peiorativas es estúpida, por cuanto supondría la superación de las dialécticas de lo político en favor de una humanidad despolitizada, que pudiera vivir en una Arcadia eterna libre de “egoísmos nacionalistas” y sujeta a un absurdo “derecho natural” kantiano del que a su vez se desprende ese manido “Derecho internacional” neutro, al que se le supone no depender de ningún poder concreto existente.
La raíz de todo este galimatías de ignorancia política sale de los prejuicios adquiridos y mantenidos durante casi doscientos años por los soñadores de mundos imposibles en los cuales ya todo estaría dominado por “el derecho” a todo sin el “deber” a nada. Ese es el nihilismo moderno al cual encima se le tiene por ser de “izquierdas”...izquierdas divagantes, claro.
Nunca como hasta hoy ha sido el mito de un Estado supranacional tan nefasto, por cuanto eso sólo ayuda a las Naciones con vitalidad a tener aún más vitalidad a la vez que mengua a las Naciones cuya vitalidad y potencia es débil y las lleva a ser más débiles aún. El “egoísmo nacional” es predicado como defecto por los que son aún más egoístas que los que se creen ese cuento y a los cuales va dirigido.
Todo progre es un parachutado altruista...pero es porque ignora las profundas desgracias y calamidades que se derivarían caso de llevar a cabo sus bondadosas intenciones...Bastaría pensar en la de miles de veces que los pueblos de este planeta han buscado la mejor manera de perseverar y vivir en paz a través del ensayo/error (cuyo fruto es hoy por hoy el Estado), para repudiar tales ideas, pero la humanidad no tiene remedio y busca casi siempre el camino más corto para su propia ruina

Le recomiendo a Pedro Ignacio Fernández que sea consecuente con sus palabras y me regale bonitamente la mitad de su sueldo y la mitad de todas sus pertenencias mobiliarias e inmobiliarias (si las hubiere), luego, que se meta a anacoreta bajo los pedruscos de las ruinas de Palmira. Allí no hay política...pero duraras dos días.

¿Cómo es que hasta el pensamiento cristiano ha llegado a pervertirse tanto?, se me ocurre preguntarme ahora...Mientras y en tanto no llega el Reino de los Cielos, el mismísimo Jesucristo nos dijo que no vino a traer <paz, sino espada.> (Mat. 10, 34), esta disensión, que desde Kant (y Rousseau), ha pretendido solucionarse con <la instauración de una sociedad civil que administre universalmente el derecho.>(Ideas para una historia universal en clave cosmopolita. Principio quinto)...y esto de Kant es el Estado absoluto policiaco a menos que no se tenga la ilusión de que es posible un “Derecho”...sin fuerza, sin fuerza de obligar...(y con un ser perfectamente justo, un Dios como legislador) ya que todos somos buenos y honrados...pues si ese Derecho tuviera, en tan absurda hipótesis, fuerza para obligar, sería su poder irresistible, tiránico.

El egoísmo es un asunto de la moral, no de la política. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Nov 30, 2003 4:06 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: El egoísmo es cosa de la moral o de la ética más que de la política, pero el gran Mussolini habló muy a las claras del egoísmo sagrado, refiriéndose al nacionalismo, al patriotismo, al egoísmo nacional, al interés de la nación, al interés de Estado que es egoísta tomando al Estado como un Sujeto, el Soberano, el Estado como un Ego Político. Entonces cabría hablar de egoísmo político del Estado por analogía y tomando al Estado como un sujeto de derechos y deberes como hizo Kelsen en cierta manera y con capacidad de obrar. El nacionalismo es el egoísmo del Estado Nacional canónico inculcado al vulgo para fortalecer al Estado y fomentar la eutaxia política. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mar Dic 09, 2003 10:17 pm    Título del mensaje: Derecho de resistencia. Responder citando

Hola.

<Tras la noción del derecho de resistencia se perfila una filosofía histórica, la del derecho natural, tal como fue elaborada en los siglos XVII y XVIII, que se completa con el derecho a la libertad, a la igualdad, etc.>(Julien Freund.)

Pocos hay que prefieran ver su fama por los suelos cuando por su oficio la han de levantar. La principal herramienta para esto ha sido siempre la adulación a la plebe; ya que, por lo que parece, nunca se sufre menoscabo de la opinión de las masas cuando estas son alabadas y puestas en el pedestal de los más altos méritos. Aquí hacen su agosto los demagogos y los populistas, la mentira y el engaño, y este es el suelo de todas las sediciones y revueltas que un sinnúmero de veces han hundido los Estados y con ellos la seguridad y la libertad misma del pueblo.
El derecho justo al libre pensar y a la libre opinión se mezcla casi siempre con la traición y la abrogación de supuestos derechos a la sedición y a la sublevación escudados en un no menos supuesto derecho a la resistencia al poder vigente. Ya por el mero hecho de tener que soportar al poder, hasta los más doctos -como dice Espinosa-, no saben ni pueden contenerse de hablar cuando deberían a veces callar.

En las épocas de mínima virtud política es cuando los ignorantes créense tener derecho a todo...y tanto más derechos creen tener cuanto más nimio se es.
En estas épocas, <el nomos de la tierra> se hace pueblerino, se reduce al pedrusco y al terruño propio más cercano para excluirse del resto y así poder recluirse en su particularismo y en su egoísmo individual. La Patria verdadera es reducida al andorranismo, al luxemburguismo...a la <meba terra>..., se trata entonces de recuperar el “nomos enano” al cual se le supone conquistado o colonizado por el poder vigente ante el cual (y por ello), se ejerce el pretendido “derecho de resistencia” para llegar más tarde al no menos supuesto “derecho de autodeterminación”.
Pero ni es racional ni existe en parte alguna ese “derecho de autodeterminación” ni ese “derecho de resistencia” (ni esto es plausible siquiera poder pensarlo bajo la más dura tiranía). La resistencia no es un derecho, sino una voluntad política enfrentada a otra voluntad política, dice Freund. (La esencia de lo político. Ed. Nacional. Madrid 1968, pág. 219 y ss.)
Benito Espinosa escribió:
<Cada uno, pues, cede su derecho de obrar con arreglo a la voluntad propia (Finis ergo reipublicae vera libertas est), pero no el de juzgar y razonar; por esto ninguno, salvo el soberano, puede obrar contra sus decretos, pero cada uno puede sentir y pensar y, por consiguiente, también decir sencillamente lo que diga o lo que enseñe por la sola razón y no por el engaño, la cólera o el odio, prohibiéndosele introducir, por autoridad suya, modificación alguna en el Estado. Por ejemplo, si alguno demuestra que cierta ley repugna a la sana razón y piensa que debe ser por esta causa derogada, si somete esta su sentencia al juicio del soberano (en quién reside la potestad de establecer y derogar leyes) y nada trabaja durante ese tiempo contra lo prescrito en las leyes, merece bien de la república y es un excelente ciudadano. Pero si, al contrario, hace acusar al magistrado de iniquidad y atrae contra él los odios del vulgo o intenta sediciosamente derogar él mismo aquella ley, en vez del magistrado, es, seguramente un perturbado y un rebelde. Vemos, pues, por qué razón cada uno, sin herir el poder y la autoridad de los poderes supremos, esto es, dejando a salvo la paz del Estado, se puede decir y enseñar aquello que piense; es decir, dejando a los soberanos el derecho de arreglar por decreto todas las cosas que deben ser ejecutadas y no haciendo nada contra sus disposiciones, aunque se encuentre más de una vez obligado a obrar contra su conciencia, cosa que puede hacerse sin ultrajar la piedad, ni la justicia y aún debe hacerse si se quiere aparecer como ciudadano justo y piadoso. En efecto, como ya hemos dicho, la justicia depende únicamente de la voluntad de los poderes soberanos, y por eso nadie puede ser justo sino aquel que vive dentro de los preceptos admitidos.>

(Tratado Teológico Político. Ed. Tecnos. 1966, cap.XX, pág. 125)

La ilimitada libertad de pensamiento no ha de ser la que ponga lo ilimitado de la libertad de expresión...la libertad de expresión tiene sus limites y ha de tener sus limites:
Benito Espinosa escribió:
<...Si alguno piensa que el poder soberano no se apoya en derecho bastante (sui juris non esse), o que nadie está obligado a lo prometido, o que conviene a cada uno vivir de esa manera y otras muchas cosas de este género, que repugnan al susodicho pacto, será sedicioso, no tanto por ese juicio y esa opinión, sino por los hechos que envuelve; es decir, porque con este dicho mismo rompe la fe dada tácita o expresamente al poder supremo.>
(Tratado Teológico Político. Ed. Tecnos. 1966, cap.XX, pág. 127)

El nacionalista periférico pretende ejercer el supuesto “derecho de resistencia” apelando a lo “injusto de su situación”, como si él pudiera determinar qué es lo justo y lo injusto precisamente en el momento mismo en que expresa su sedición.
Ser “luxemburgués” o decir que “este Estado no me sirve”, como ha dicho el Roviretxe este de ERC, es una expresión sediciosa que apela a una situación futura que se presume arbitrariamente que será “más justa” y más idónea con unos supuestos principios que manan del mítico “nomos enano de la tierra enana”. Aquí en Cataluña, Albert Boadella da en el clavo cuando dice hoy en El Mundo, que: <son los ricos los que se quieren largar de la familia.>...Pero nada de todo esto sería confuso para nadie si el supuesto derecho de resistencia no estuviera él engarzado en el no menos supuesto derecho a la desobediencia y a la misma ravolución, los cuales a su vez, están apoyados en la creencia mítica del “derecho a la autonomía” y al “autogobierno del pueblo”. Esta herencia de la Ilustración es lo primero que la Unidad política debería machacar sin piedad alguna, pues es de ella de donde brotan todos los males actuales de España. El comienzo de la desobediencia es el principio de la disolución del mando.
Cuando se pretende meter bajo el derecho lo que es sólo una voluntad política de poder enfrentada a la otra voluntad política del soberano lo único que se está haciendo es tratar de jurificar lo que no puede ser jurificado, santificar la ilegalidad a la vez que se demoniza el poder legal vigente del Estado. Ante esta actitud sediciosa fuera de derecho y políticamente y maquiavelicamente irreprochable, el Poder Soberano, por el bien del Pueblo, debería masacrar esta voluntad de sedición y esa libertad de opinión. El mejor método es la dictadura...pero la dictadura es lo que menos está de moda...de eso se aprovechan las otras Unidades políticas fuertes. Cuando la Patria está en las manos de los demagogos a través de la estulticia del pueblo, no valen ascos sobre las otrora virtudes verdaderas de ese pueblo. Lo que el Soberano debería hacer es someter y poner en vereda a los ricos del “nomos enano de la tierra” y educar al pueblo, que es, no os quepan dudas, apreciados contertulios, hoy por hoy, simplemente gilipollas. ¿Es esto ir contra el pueblo por el bien del Pueblo? Exactamente eso es...y eso es todo lo contrario de ir a favor del Pueblo para lograr el mal del pueblo, que es lo que siempre han hecho los ricoshombres del nomo enano de la meba terra. ¡Maleït!

Sin embargo, esto mío es sólo una opinión bajo mi libertad de expresión. Vale.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mar Dic 09, 2003 10:43 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: Modestamente se me ocurre que España está siendo atacada en dos grandes frentes: En el frente exterior, la UE nos quiere aplastar y hay que resistirse reforzando el vínculo con los EE.UU. En el frente interno hay una alianza de la estupidez progresista con el nacionalismo fraccionario. En el 2004 España tendrá que resistir al frente interno diciendo NO a los nacionalistas y utilizando si ello fuere preciso la legítima violencia contra los fraccionarios. Estamos atravesando unos momentos muy decisivos. Vamos a descubrir si hay soberano en España o si el soberano es Arzalluz o Carod Rovira. ¿Quién manda? El art. 8 de la Constitución dice que el Ejército será quien defienda la unidad de España. Eso es una apelación a la dictadura comisarial para preservar la constitución y la Unidad de España. Pues bien, creo yo llegado el momento de la refundación de la nación política republicana española. La monarquía es ridícula, bufa, cara, parásita e inútil. Viva la República presidencialista de España. Esto sólo lo puede hacer un dictador constituyente. El dictador comisarial sólo lo hace para defender el sistema. El dictador soberano quiere una dictadura permanente como régimen per se y el dictador constituyente quiere la dictadura para cambiar el régimen y hacer otro, pero piensa en principio que la dictadura es provisional. Necesitamos un De Gaulle para salvar a España y organizar una buena gobernación del Estado. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Dic 18, 2004 9:22 am    Título del mensaje: Don Perignon. Responder citando

Hola.

Hace años que el cava me produce ardores y nauseas, por ello sólo bebo de vez en cuando champan francés, el Chandon o el Don Perignon, me gustan más. Pero lo mío es la Ribera del Duero y La Rioja en tinto.
El Sr. Roviretche, el amigo de los etarras, ha “rectificado” para ahondar aún más en la herida:
Cita:
<...“si ellos no nos han ayudado a nosotros, nosotros no tenemos que ayudarlos a ellos. Y eso fue un error, por el hecho que dije en voz alta y en público aquello que muchos catalanes pensaban en privado".>


Lo que pensaba -y piensa- este secesionista “tan humano”, y tan lleno de “sentimientos” queda ahora ampliado a esos “muchos catalanes”, que lo que impera es su intención primera, que no fue sólo no apoyar los Juegos del 2012 en Madrid, sino además insultar una vez más a la idea de España y a la Nación española para acrecentar su nacioncita con el detrimento de la susodicha España. Esto es lo principal y el daño ya está hecho. La ideología del victimismo necesita a una Cataluña “no ayudada”, cuando no perseguida. Su “rectificación” va dirigida a ampliar la herida, tanto de los catalanes -pocos pero cada día más- hacia España, como de los españoles no catalanes hacia Cataluña, hacia la región catalana. Y así se crea la historia falsa y la patria que aún no existe.
A este traidor le va pero que muy bien que en España se genere “una sensibilidad anticatalanista”, ¿pues qué oposición podría tener una moneda con las dos caras iguales o la imposible de una sola cara? Carod necesita más anticatalanistas fuera que no antiespañolistas dentro. Aquellos generarían a estos, y tanto más habría “catalanistas” verdaderos aquí -que le aseguren su chollo caciquil futuro- cuanto más anticatalanistas españoles allá. Los dados ya han sido echados y la partida ganada de antemano, ya que no consumir cava en venganza por el aparente desafuero de este inmoral y traidor personajillo de Teruel (que ahí nació), le ayuda muy mucho a lo que pretende, a saber: que un bebedor de Cádiz, por ejemplo, no perjudica a la industria del cava española, sino a la “catalana”, con lo que el mismo acto del boicot al cava se convierte en una perfecta moneda con dos definidas caras: Cataluña y España.

Es lo mismo: Cataluña no sólo está fuera de la agenda del terror de la ETA porque “no es España”...y los españoles hacen el boicot al cava porque no son “Cataluña”. Victoria pírrica.
De la inmoralidad y de la traición política que anida bajo toda esta purria esperpentica, evidentemente son cómplices todos aquellos que tienen pactos con este sujeto y su ERC, o sea, el PSC y el entero PSOE y otras bestias.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mie Abr 20, 2005 1:18 pm    Título del mensaje: Som y serem una Nació! Responder citando

Cita:
<<La propuesta de los socialistas para el nuevo Estatut coincide con la de CiU y ERC - Discrepancias en el PSOE por la contradicción entre la iniciativa y la Constitución

FERRAN BOIZA

BARCELONA.- Cataluña es una «nación» que en el ejercicio de su «derecho de autogobierno» ha decidido constituirse en Comunidad Autónoma y todos los ciudadanos tienen el «deber de conocer» la lengua catalana.

Esta es la propuesta del PSC, coincidente con la de CiU y ERC, para el redactado del título preliminar del nuevo Estatut, que se está debatiendo en la ponencia parlamentaria.

Aunque el tripartito -PSC, ERC e ICV- había anunciado su intención de presentar una propuesta conjunta, la diputada Lídia Santos, representante socialista en la ponencia que elabora el Estatut, sorprendió ayer a todos avanzando el redactado que defenderá su partido.

En el artículo cuarto, el PSC defiende que «la lengua propia de Cataluña es el catalán» y que, como tal, «es la lengua de uso normal y preferente de todas las instituciones públicas».Además, señala que «el catalán es el idioma oficial de Cataluña, así como también lo es el castellano, que es oficial en todo el Estado español». A continuación, se indica que «todas las personas en Cataluña tienen el derecho a utilizar y el deber de conocer las dos lenguas oficiales» y se insta a los «poderes públicos» a «establecer las medidas necesarias para facilitar el ejercicio de este derecho y el cumplimiento de este deber».

El redactado de este artículo difiere sustancialmente del actual Estatut d'Autonomia de Catalunya, aprobado en octubre de 1979, en el que sólo se indica que la Generalitat «garantizará el uso normal y oficial de ambos idiomas [el catalán, como propio de Cataluña, y el castellano, oficial en todo el Estado], tomará las medidas necesarias para asegurar su conocimiento y creará las condiciones que permitan alcanzar su igualdad plena».

Los derechos y deberes lingüísticos son, hasta ahora, uno de los principales escollos con los que se ha encontrado la ponencia parlamentaria que elabora el nuevo Estatut. De hecho, cuando se trató este aspecto en primera lectura, los partidos políticos no consiguieron ponerse de acuerdo. El PP hizo una «reserva» en relación al «deber de conocer» la lengua catalana.

La propuesta sobre el título preliminar del Estatut presentada ayer por el PSC, sin embargo, se inicia con la definición de Cataluña como una «nación que, en ejercicio de su derecho de autogobierno, se constituye en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatut».

Aunque Santos aseguró que el PSC no tiene la intención de proponer que el título preliminar del Estatut incluya el derecho a la autodeterminación, puesto que «todo lo que introduce elementos de confusión es mejor no tratarlo», la afirmación de que Cataluña se constituye en Comunidad Autónoma «en ejercicio de su derecho de autogobierno», puede inducir a equívocos.

El redactado de este artículo es un cambio sustancial respecto al actual Estatut, en el que se indica que «Cataluña, como nacionalidad y para acceder a su autogobierno, se constituye en Comunidad Autónoma de acuerdo con la Constitución».

En opinión de Santos, reconocer que Cataluña es una nación es una «obviedad» y no tiene por qué «suponer problemas» para el PSOE, aunque admitió que «algunos constitucionalistas discuten sobre si es admisible o no». El PSC, sin embargo, considera que la definición tiene «pleno encaje constitucional».

De la misma opinión es el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, aunque no piensa lo mismo el secretario general del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido.

Sevilla consideró ayer que no existen contradicciones entre la propuesta del PSC y la Constitución porque «el concepto nacionalidad que figura en nuestra Carta Magna siempre se ha entendido como nación sin Estado». Contrariamente, López Garrido recordó que la Constitución reserva el concepto de nación para España, aunque se mostró partidario de que se produzca un debate «amplio y libre» al respecto.

En esta línea, afirmó que políticamente es «opinable y lícito» utilizar el término nación, pero jurídicamente podría plantearse alguna dificultad a la vista de la redacción de la Constitución.Aun así, insistió en que los socialistas son favorables a que las comunidades autónomas incluyan en sus estatutos la denominación que «consideren oportuna» con el único límite de la Carta Magna.

López Garrido pidió además que el Estatut tenga una «factura impecablemente constitucional».

El texto en vigor, aprobado en 1979, no establece el deber de conocer el catalán.>>

En : http://www.elmundo.es/diario/espana/1787897.html

Así están las cosas...

A parte de las confusiones a que semejante texto pueda dar lugar en caso de salir adelante, lo que sí parece claro es que eso es, aparte de sus incongruencias que ya discutiremos más tarde, una manera más de profundizar en el acabamiento de España.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán