nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


El Telos de la Historia.
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Dic 29, 2006 9:35 pm    Título del mensaje: El Telos de la Historia. Responder citando

Hola y buen año.

Parece que el asunto de la universalización recurrente que se decía propia de las “izquierdas” y el particularismo facha o que se le atribuye a las “derechas” ha quedado olvidado o tapado por otras vías colaterales de la discusión.


Si la Historia es un proceso (entre los cuales se mueve el racionalismo materialista, (Bueno dixit) hemos de suponer provisionalmente que va hacia alguna parte..., que algún “sentido” ha de tener su rumbo. Entre sus “particularidades” y sus “universalizaciones” parece como si la Materia ontológica general o la Realidad trascendental actuasen hacia algún lado (recurrencia).
Una vez admitida la universalización recurrente de algunos o muchos procesos, parece que a ese movimiento habría de buscársele algún “sentido”... Y nada más se me ocurren tres sentidos, que la Historia (Universal) sólo puede tener tres inconcretos “sentidos”: el escatológico, el gnóstico, y el último que consiste en que no tendría ningún sentido, que sería un “sin sentido”, un ir hacia ninguna parte.

Se me antoja que este “sin sentido” último es lo que concuerda más con el ateísmo materialista, aunque acaso sea desesperante para algunos.

¿Hacía donde van las universalizaciones? ¿Hacia otras mayores -(periagogué)-?

¿Acaban en algún lugar y momento?

Y si no hay “sentido”...¿Qué más da ser o estar por el particularismo o la universalización de procesos cuya recurrencia acaba tarde o temprano en nada, ya que hasta los más grandes imperios acaban feneciendo?

Hemos quedado en que no podemos admitir el sentido del gnosticismo que consiste en llegar hoy a la meta, pues eso es ser gnóstico: un hegeliano o neohegeliano que ve realizada la cosa en la Idea absoluta, absolutamente acabada (felicidad). La Idea bella o el comunismo es lo mismo, pues para mi Carlos Marx era un gnóstico.

Tampoco podemos admitir el “sentido” escatológico al no ver un “más allá” o un Contracto cusano –Dios- en el cual por fin descansar por toda la eternidad de nuestras tribulaciones.

¿Entonces...?

¿Metástasis, metábasis, catástasis, catábasis, anástasis...?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Dic 31, 2006 4:56 am    Título del mensaje: Particularismo Responder citando

Estimados contertulios: El gobierno de la URSS era un gobierno particularista porque defendía los intereses de Rusia tanto o más que lo hicieran en el pasado los gobiernos zaristas. Eso de la clase universal es un mito como el del cuerpo místico de Cristo que era la Iglesia Católica. En rigor, hablar de particularismo de la derecha y universalismo de la izquierda es un error. Todo Gobierno es particularista y defiende el interés nacional.
Por lo demás la Historia es un conjunto de movimientos irracionales y sin sentido, sin telos, sin finalidad, sin causa final,porque Dios no existe. Tampoco existe el Progreso Global. Claro, que como tampoco existe una cosa tal como la Humanidad, al igual que la Cultura es un mito, la Historia también lo es, al igual que la Naturaleza. Atentamente.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Dom Dic 31, 2006 8:51 am    Título del mensaje: Prolepsis/Anamnesis. Responder citando

Dice Felipe el impío:

<Por lo demás la Historia es un conjunto de movimientos irracionales y sin sentido, sin telos, sin finalidad, sin causa final, porque Dios no existe. Tampoco existe el Progreso Global. Claro, que como tampoco existe una cosa tal como la Humanidad, al igual que la Cultura es un mito, la Historia también lo es, al igual que la Naturaleza.>

¡Pero esto, Felipe, es terrible! Entonces todo proceso universalista acaba en meros y nuevos particularismos, todo Imperio acaba en nuevas partes suyas, en excrecencias suyas, partidas, rotas, migas que pájaros ignotos se comen al vuelo, que el “proceso” mismo sólo es el banquete de Cronos comiéndose a sus propios hijos, a los hijos de Rea (de la rea-lidad)... Parece que si esto es así lo único que nos queda es la desesperante rueda polibiana y que la virtud jamás aumenta en el mundo, sino que su porcentaje es siempre el mismo mientras el mundo sea mundo y sólo muda de lugar (anástasis), como decía el maquiavélico Maquiavelo.

El mito, sea el que sea, nos asemeja a todos como desesperados, pues parece como si lo creásemos para consolarnos en nuestra “inmanencia”, en nuestra soledad sin finalidad alguna, más alla de la serie (metábasis eis allos genos), que implica la resolución de toda dialéctica en el “acabamiento” del santo proceso.

¿No será, Felipe, que somos tú y yo unos metástasicos, unos corroídos acabados que solo esperan la muerte? ¿Y qué más podríamos esperar?
¿Es esto ético y moral?... ¿O esto es el estar más allá del bien y del mal?

Prolepsis...

Parece desde esta negra perspectiva que el universalismo o los procesos universalistas se asemejen a la piedra de Gea, que burla el hambre del veloz Cronos dándole gato por liebre para salvar a Zeus..., el antrópico antropomórfico.

A todo esto algunos materialistas deben responder adecuadamente, pues cierto es que la cosa es terrible, que todo parece una mísera conformación ordenada, un orden nuestro a un fin nuestro.

¡Ay, Felipe! Empero si todo es un orden puesto por nosotros, determinado por alguna de las alternativas posibles, entonces el universalismo es lo mejor que podríamos encontrar entre tantas vías..., puesto ad hoc: de lo que se trata entonces es de reconocer que el término final del proceso determina materialmente el mismo concepto del proceso..., una conformación, un finis operis, un «destino», un fin proléptico que confiere significado al referente y lo lleva a su plenitud o perfección actual, sin tener que caer en el Destino como meta-físico, como causa sui, como autodirección predeterminada.

¿Pero esto no es una proléptica arbitrariedad?... Sí, pero lo otro –sea lo que sea- también, pues somos, para bien y para mal el único demiurgo. Anamnesis.

Es muy difícil salirse del Materialismo filosófico.


¡Buen año!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Juan A. Rodríguez Molina



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 306
Ubicación: El Escorial (Madrid)

MensajePublicado: Dom Dic 31, 2006 5:50 pm    Título del mensaje: Telos y telas Responder citando

El MF es impío; cualquiera que piense es impío; excepto, acaso, el judío que, más trágico que nadie, incluye en su fe el oscuro, negro destino final.

Así como el individualismo responde a la anomia, el pensamiento responde al horror vacui; con un glorioso final de los tiempos y una circularidad eterna, respectivamente. Juntos (mito) o aislados (historia) nuestro destino es perdernos. Y así no se puede vivir. La mito-historia de la humanidad es la mito-historia de la mentira piadosa. Bueno, no tan piadosa, pues no oculta del todo la realidad.

Poco navideño todo esto, pero Salud hasta el fin.

P.S.: En realidad, quería “abrir uno de los temas” pendientes en lo de Méjico aprovechando este del telos de la Historia, pero es tan fácil contagiarme desesperanza que... ¿para qué? Porque no queremos consuelo, sino sentido. Lo haré. Afrontémoslo con entereza. Por ejemplo, relacionando aquello que decia Sócrates acerca de «la más reprochable ignorancia», «creer saber lo que no se sabe» (Apología, 29b), con la Historia.

¿Cuál sería la más reprochable ignorancia en un historiador? Tengamos en cuenta que un historiador no se ocupa de la finalidad de la historia, al menos como historiador, cuando es o hace de historiador. ¿Estará en aquello que confesaba Ortega en el Prólogo a las Lecciones sobre la filosofía de la Historia universal de Hegel, o sea en 1928?: «Yo creo firmemente que los historiadores no tienen perdón de Dios. Hasta los geólogos han conseguido interesarnos en el mineral; ellos, en cambio, habiendo entre sus manos el tema más jugoso que existe, han conseguido que en Europa se lea menos historia que nunca». (Madrid: Alianza, 2004, p. 17). En la página anterior podemos ver la causa de ese “pecado”: «Bajo un aparente rigor de método en lo que no importa, su pensamiento es impreciso y caprichoso en todo lo esencial». Que esto se dijera hace casi ochenta años (también Hegel, un siglo antes de Ortega, ya se quejaba de algo parecido, luego no debemos culpar a la erudición o el positivismo más romo —miento, Hegel no se quejaba, dejaba a los historiadores “lo acontecido” y su reflexión a los filósofos) da igual, pues aunque hoy se les reconozca un esfuerzo en ser más rigurosos, creo que se les estima de forma muy parecida. Y como cuando el río suena, agua lleva, este historiador metido a filósofo —no a la inversa— se lo va a tomar muy en serio.

Antes de empezar o al empezar ya tenemos algo en común historiadores y filósofos: ninguno podemos empezar por el principio. La Filosofía ha de hacerlo in medias res; la Historia, más simple, no ve el inicio, se encuentra un proceso en marcha. Ambas han de comenzar con una literatura previa, además; y de escritores que tampoco empezaron en el principio. ¿O, acaso, ya me he equivocado (nada más empezar)? ¿No es la Filosofía la que ha de ocuparse de principios y finales, parta de donde parta? A ver si va a resultar que los filósofos tampoco tienen perdón de Dios. Por otra parte, ¿por qué un proceso (ida) y no un retroceso (vuelta)?

Vísteme despacio, que tengo prisa.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun Ene 01, 2007 8:32 pm    Título del mensaje: El sentido. Responder citando

Pero Molina, un proceso recurrente que acaba en otro proceso igualmente recurrente dependiendo de las prólepsis y basado en las anamnesis (de los greandes hombres) y de los pueblos y naciones y de las civilizaciones (culturas), aunque no tenga al final de los eones ningún sentido, sí que lo tiene en esas mismas prolepsis presentes, como un presente cargado de “universalismo” que establece un nuevo estadio o “nivel del ser”, como lo llama el metafísico de Voegelin. Este ser “para nosotros” no es pues una “mentira piadosa”, sino una gran dureza del pensar político que acaba comprendiendo que ni el gnosticismo nos conduce al Paraíso aquí y ahora, ni la escatología nos lleva a un excelso “más allá” repleto de almas. Otra vez: <de lo que se trata entonces es de reconocer que el término final del proceso determina materialmente el mismo concepto del proceso..., una conformación, un finis operis, un «destino», un fin proléptico que confiere significado al referente y lo lleva a su plenitud o perfección actual, sin tener que caer en el Destino como meta-físico, como causa sui, como autodirección predeterminada.>

Por otra parte, para nada se trata aquí del cuento o historieta del historiador, sino de la Historia como proceso universal, como esa señora andante compuesta de Naciones, Imperios, Civilizaciones y Culturas encaminadas a la virtud de la universalización a través de sus luchas e interacciones. En este sentido es tan Historia el Hacha de silex como la batalla de Waterloo o el motor de vapor.
Es evidente que puede haber retrocesos y hecatombes..., pero mientras el hombre viva y sea lo que siempre ha sido, o sea, este bípedo implume, después de cualquier retroceso siempre comienzan nuevas prólepsis encaminadas a nuevos “niveles del ser” basados en el “significado del referente” previo. Este signo, este significado, no es un Mito, sino un verdadero sentido de dirección desconocida, de dirección ni gnóstica ni escatológica, sin dirección última que se realizase en un Todo. En el fondo, como el hombre es un mero predicado del Estado, de la sociedad, de su civilización, por fuerza comienza siempre por estar determinado por el mismo proceso que le da la vida suya, biológica y política. Más que progreso es un saltar de nivel a nivel sin remedio, una conformación causal a lo que se es y para seguir siendo. El que haya un fin proléptico no significa que haya un “glorioso final”, pues todo lo que es sabemos que es temporal, ligado al tiempo y a lo finito. Adiós y buen año.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun Ene 08, 2007 5:10 pm    Título del mensaje: Universalismos. Responder citando

Ah! El revolucionario me llena de satisfacción!!
<Parece ser que la izquierda extravagante confunde ese «¡Oh, musulmanes de todas partes!», con aquel otro célebre manifiesto que terminaba «¡Proletarios del mundo, uníos!». Hay que ser mentecato para no ver sus diferencias.>
Bueno, la cosa va de cadenas: ¿Todos bajo las cadenas de Alá o la liberación de todas las cadenas?
¿Os acordáis de aquél Reinhold Niebuhr que se mofaba del “sentido bíblico del fracaso” como aquella universalidad cristiana que reunía a todos los mancos, cojos y ciegos, a todos los pecadores, a todos los pobres, tontos y lisiados, que reunía a todos los enfermos y débiles en una nietzscheana perversión y transmutación de todos los valores? Los sanos son los enfermos y los ricos, pobres..., los tontos heredarán la Tierra y los listos en su soberbia serán ensombrecidos..., son y serán anulados gracias a estas “perversiones espirituales modernas” en las cuales aquél que más posee es el que puede y presume de ser más de “izquierdas” porque está así metido hasta el hocico entre la contradicción potencial de toda realización histórica en el Mercado pletórico y el significado último de la vida sin el apreciado Mercado... Significado escatológico en el que algunos gustan creer so pena de desesperar por “toda una eternidad”, tal fue la prédica en que la razón la lleva siempre el muerto de hambre, el perdedor, el fracasado, el que SÍ será invitado al gran banquete:<Sal inmediatamente por las plazas y las calles de la ciudad, y a los pobres tullidos y ciegos y cojos tráelos aquí...> (Luc. 14. 21) Coge toda la purria y asóciate a ella pues ella es la garantía del futuro, coge lo peor para lograr lo mejor...Este es el choque verdadero con este mundo, pues si tal cosa se llevase a cabo desde luego que este mundo estaría perdido y acabado y se hundiría en una verdadera implosión sobre sí mismo.
Los simbolismos de estas “perversiones espirituales antiguas” que ya “están tan lejos de la esfera de la crítica racional como los simbolismos modernos...” O viceversa...(que dice Eric Voegelin)...
O sea:<Cualquiera que haya tratado de explicar alguna vez a un marxista convencido que la idea de una sociedad sin Estado es una escatología derivada y que el marxismo no es un socialismo científico, o que haya intentado explicar a un fanático de la organización mundial que términos como la paz del mundo, naciones amantes de la paz, agresores, etc., no son conceptos de política empírica sino símbolos de una escatología intramundana, puede imaginar por la reacción que haya encontrado cuán absurdo habría debido parecer a un cristiano antiguo que alguién hubiera argumentado contra la Encarnación con razones biológicas.> (Cf. Carlos A. Casanova: Verdad escatológica y acción intramundana. La teología política de Eric Voegelin. Ed. Eunsa 1997. Pág. 258)
Se trataba de provocar la discusión.
Se trataba del fin último de la Historia, o del penúltimo..., de su universalismo recurrente `hacia´...... Se trataba del escato o del telos o del no sé qué más... Pues si ha de haber algún “universalismo” fuerza y nobleza obliga a buscarle alguna finalidad o “camino” hacia un no sé cuantos... Y si no hay tal cosa o camino explicar sus buenas o sus malas consecuencias, por qué no hay “choque”, etc., o si todo es particularidad, etc..., para así saber si el futuro, o sea, el MF o el M no se cuantos, es de...”izquierdas” o de “derechas” o un empedernido constructo aclasista que no se acuesta con nadie, por ser eso de la “izquierda y la derecha” también meros símbolos conformantes y encima ecualizados por y en su náusebunda práctica en universalismos ya obsoletos.
Yo hubiese querido ver alguna respuesta de estos mis muy apreciados materialistas en busca de una Séptima Ilusión sobre estos egregios asuntos que he tratado de exponer aquí... No he debido explicarme bien y acaso todo esté aún más confuso que antes de empezar.

¿Bastaría el saber que “todo poder implica la culpa de su uso”, como decía Reinhold Niebuhr? Porque si lo que deseamos es ser unos pardillos inocentes, entonces es que somos unos inmensos ignorantes.

El realismo político es como los geniecillos de Kierkegaard: geniecillos que son como los truenos, van contra el viento, asustan a los hombres, limpian el aire...Y lo establecido ha inventado numerosos pararrayos... Y resulta. Sí. Vaya si resulta; y resulta que la próxima tormenta será aún más seria...(EL INSTANTE Nº 6)

La existencia y su filosofía kierkegdistante dicen que la peor indiferencia es la de aquellos que tienen una religión de forma desapasionada...Pues justamente al tener esta porquería bajo el nombre de religión, se está, se piensa, asegurado contra, fuera del alcance de cualquier acusación de no tener ninguna religión..., pues el escato es escatológico y el telos es gnóstico.
¡Decidme de una vez, Oh materialistas, qué es y cómo es vuestro Universalismo y hacia donde va si va hacia algún lado! Tenemos derecho a ser enseñados pues no queremos ser gnósticos ni pensar que <los dioses, disfrazados bajo formas extrañas, andan por todas partes, de ciudad en ciudad> diciéndonos que todos ellos son ese bello Universal.

¿Aún hay silencio? ¿Aún no hemos alcanzado en la tierra el premio destinado a la virtud?
Pues daos prisa, pues yo quiero saber eso antes de cruzar el Leteo...¡Y a este paso...!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Juan A. Rodríguez Molina



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 306
Ubicación: El Escorial (Madrid)

MensajePublicado: Mie Ene 10, 2007 1:36 pm    Título del mensaje: Historia e historia Responder citando

Ruego se omita lo anterior al P.S. en mi mensaje anterior; a veces olvido que una cosa es escribir para quien quisiere entender y otra escribir y, ¡hale!, que lo entienda quien pueda. Hay mucha condensación y no está bien expresada (ni concebida).

Pero Vega, ¿cómo no se va a «tratar aquí del cuento o historieta del historiador»? ¿De qué otra cosa puede partir un historiador que no sea de un montón de cuentos previos, relatos? ¿Crees que sin alguna lectura de relatos puedes siquiera acceder a las reliquias? ¿O que, si toparas primero con las reliquias, no tendrías necesidad de relatos? Los relatos son las reliquias que permiten entender las reliquias. No son lo único, pero sí lo primero, epistemológica y gnoseológicamente hablando; ontológicamente son lo último, lo que va a ser triturado y mandado al estecolero por ese imparable fluir que arrastra todo a su paso. De lo contrario, ¿a santo de qué necesitaríamos regressus y progressus? Perdona, pero da la sensación de que has leído poca Historia.

Por cierto, cuando, como es común, escribo Historia, con mayúscula, me refiero a la disciplina académica, al estudio de la materia, no a la materia de estudio, para la cual empleo la minúscula. Los que lo hacen a la inversa (J. Aróstegui, p.e.) deben advertirlo y lo advierten porque, repito, no es lo usual. Así pues, habremos de ponernos de acuerdo en esto porque, me parece, ya ha sido motivo de equívoco: tu «Historia como proceso universal...» es mi historia. No vayamos a confundir el telos de la historia con el de la Historia.

Igualmente ocurre con Mito. Desde luego, etimológicamente mito es relato, cuento, pero no conviene confundir la mitografía y la mitología (ambas más Historia que Mito) con el mito. Dejémos también las mayúsculas, pero el lío puede ser mayor que con la historia; es decir que puede haber más equívocos entre la materia y su conocimiento. El Mito es oral y dramático; la Historia es escrita (generalmente en soledad) y sigue un razonamiento discursivo o discurso razonado, ordenado, en el que se tiene en cuenta el tiempo. No sé si es ordenado por considerar el tiempo o que, al tomar en consideración el tiempo, resulta ordenado, pero, desde luego, en el Mito no hay tiempo ni orden. Otra cosa es colocar correctamente, pues no siempre hay datos suficientes. Lo curioso es que el Mito cambia sin querer, con el tiempo, y para “cambiar” la Historia hay que recurrir al Digo y al Diego, a la crítica.

De hecho, sin que ello sea empezar por el principio, deberíamos comenzar distinguiendo entre Mito e Historia, teniendo en cuenta que no podemos hacerlo entre mito e historia, ya que las “épocas míticas” también son historia. Y en las históricas, no faltan mitos... Pero me parece que no es esto de lo que quieres discutir. Sin embargo, supongo que no te importará responderme a la pregunta-objección que te he hecho; más que nada para aclarar tu postura acerca de uno de los dos temas por los cuales tengo debilidad y “estoy a la que salta”: la Historia (lo histórico y lo historiador). (El otro, ya sabes, es el anarquismo).

Salud sin piedad (Año nuevo, despedida nueva)
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mie Ene 10, 2007 4:58 pm    Título del mensaje: ¿Quo vadis, Molina? Responder citando

Pues no, no nos entendemos... Molina que no nos entendemos...

Mira... Yo hace un tiempo iba a mi pueblo en burro por un camino sin asfalto y las horas me pasaban tranquilamente con el canto de las cigarras entre los encinares... Ahora voy por el mismo camino –por decir algo- y ni voy en burro ni apenas oigo a las cigarras de tanta velocidad que llevo por el negro y pestilente asfalto. Nadie me ha contado nada y me da igual qué pueden contarme del camino o sobre el camino... La cuestión es que el camino es otro siendo a la vez el mismo –por decir algo heracliteano-.

No, Molina, ahora no me interesa saber quién cuenta el cuento ni si es cierto, sino para qué lo cuentan y por qué lo cuentan. El así o el asá ahora no me interesa. La Historia Universal camina y es camino con independencia ahora de cómo nos ha sido explicada, pues ahora no pregunto por el qué de la muerte de César..., sino que afirmo que hablamos latín, quiero decir español paladino, camino, un camino independiente del cuento de la muerte de César o de la nariz de Cleopátra Filopator. Nexos causales que no comparten las cigarras.

Me refiero al supuesto Telos de la Historia universal diferenciándola de la “historia de Roma” o de la historia de España, y que es más bien objeto de los filósofos y de la filosofía que no de los historiadores. Se trata, no de “historia” –en pequeñito-, sino de “Filosofía de la historia” a lo grande, de sus por qué y para qué, más bien que no del “como”. Claro que para esto hay que haber leído historias pequeñitas..., concédeme pues, el haber ojeado cuando menos a Herodoto y preguntarme el por qué nada más comenzar sus libros se justifica diciéndonos que él escribe para que no llegue a desvanecerse con el tiempo la memoria de los hechos públicos de los hombres y sus maravillosas hazañas... Parece que la finalidad de Herodoto es únicamente la memoria o el conservar esa memoria y nada más, aunque a renglón seguido culpe de todos los males a los fenicios (y la “culpa” ya es un propósito político, polémico, lleno de prólepsis).

Polibio y Maquiavelo no serían o no estarían por el “causalismo histórico”, sino que todo en ellos es (o sería) un mero aparecer y desaparecer para nada (en la rueda) -como dijo Meinecke en “El historicismo y su génesis”-, una mera escenificación sin nexos causales... Parece que el nexo causal hay que buscarlo a partir del individuo burgués y su jusitificación de un mundo secularizado “para él” o “para nosotros” (Schelling, Hegel, Marx, etc.), que el historicismo y el gnosticismo pueden verse bastante unidos entre sí y en oposición a lo escatológico cuya esfera imposible estaría “fuera del tiempo”. El historicismo es gnosticismo o a veces puede serlo..., pues la base de todo gnosticismo es algún universalismo irrecurrente, despolemizado.

Frente a Herodoto o Polibio y Maquiavelo podríamos poner la cúspide del Telos de la Historia Universal: el gran Hegel..., el cual dice:<“Debemos buscar en la historia un fin universal, el fin último del mundo, no un fin particular del espíritu subjetivo o del ánimo”.>........(Lecciones...FCE. Pág. 44)

Y como ese “fin último del mundo” (teleología del escato) se le supone en el mundo, es por ello un gnosticismo que piensa su universal, o que no es “particularista”... Pero Hegel no trata de los acontecimientos del mundo, de los acontecimientos particulares de lo “finito”... Hegel trata de la “Razón”... que para nada necesita de la nariz de Cleopatra Filopator, para nada necesita de lo “finito contingente”...<Pero el gran contenido de la historia universal es racional y tiene que ser racional.>, dice Hegel...

Estoy buscando con lupa un “universalismo recurrente” y nada más se me ocurre la difusa “Humanidad” o el Imperio... ¿Pero para qué? ¿Qué camino es ese? Ese es el camino de las bestias: ¡boskematón diké!, el camino de la costumbre de las bestias..., pues que a ninguna de ellas se les ocurriría hacer un camino de “comportamiento irregular”, que vaya y labre su costumbre el camino por la distancia más larga (Cf. Leo Strauss. ¿Progreso o retorno? Piados, pág. 188).

¡¡Otra vez: <de lo que se trata entonces es de reconocer que el término final del proceso determina materialmente el mismo concepto del proceso...,>!!

¿Tú sabes, Molina a donde vamos? ¿Quo vadis, Molina?

Hay un silencio grande… Y es que deben estar todos escribiendo en El Revolucionario.org

Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Martín González Martínez



Registrado: 16 Jun 2004
Mensajes: 196
Ubicación: Valencia

MensajePublicado: Mie Ene 10, 2007 11:01 pm    Título del mensaje: Una pregunta Responder citando

Saludos. Bueno, yo no estoy escribiendo en El Revolucionario. Claro que yo no soy materialista, amén de que piloto mucho menos que los que sí escriben allá sobre cualquier tema. Esto lo digo simplemente porque no me atrevía a terciar aquí hasta que he leído la última obsrvación de JMª, je, je. Lo cierto es que estuve dándole vueltas al tema aquí tratado cunado J Mª abrió el hilo. No sé, a lo mejor estoy diciendo una burrada, pero ¿existe algo que pueda ser considerado el <<proceso de la Historia universal>>?
Corríjame si me euquivoco, J mª, pero creo que usted entiende ese supuesto <<proceso>> como una multiplicidad sucesiva. No obstante, a mí me parece que el proceso de la Historia no es una multiplicidad sucesiva. Así, también se me ocurre preguntarme, ¿No estará vd en sus comentarios –y sólo en sus comentarios de este hilo que yo sepa -esbozando ese <<proceso>>, análogamente, como un espacio lineal o vectorial, es decir, un conjunto de procesos (hechos o fenómenos) ordenados según determinadas leyes de composición? Y si es así, ¿no es más apropiado esbozarlo más como una serie de conjuntos, tal vez como una clase a la que la axiomática de Zermelo nos permitiese proponer como interconectada en symploke?.

Simplemente estoy sugiriendo, porque reconozco que no acabo de entender buena parte de lo expuesto por J Mª. Pero diantre, ¿para qué demonios se plantea un materialista encontrar UNA finalidad al proceso de la Historia? Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Jue Ene 11, 2007 8:58 am    Título del mensaje: La Historia Universal. Responder citando

Ya se conoce la “ley” marxista de la lucha de clases como el motor de la historia, ese “hacer su propia historia” de los hombres bajo la opresión de todas las generaciones muertas que “oprimen como una pesadilla el cerebro de los vivos” (en el comienzo de El dieciocho brumario de Luis Bonaparte de Marx)... Motor, progreso y etc. (la “rueda de la historia” de la última nota de Marx a la <Tendencia histórica de la acumulación capitalista>, por ejemplo. Esta “rueda” supone allí un “progreso” por contraposición a la “reacción” de un volver atrás)... Motor, progreso, etc, dicen entonces camino hacia alguna parte, hacia un fin o hacia algún abismo... Un transcurrir hacia una meta más o menos conocida o ignorada, indefinida. No hay duda de que el invento del tubo catódico hace posible la universalización de la televisión y todo lo que ella comporta a más de un correr en una dirección ignorada (¿hacia la pantalla de plasma?).
Por tanto donde hay multiplicidad hay por necesidad sucesión y proceso, por ello sí que entiendo ”ese supuesto <<proceso>> como una multiplicidad sucesiva”..... “No obstante, a mí me parece que el proceso de la Historia no es una multiplicidad sucesiva.”, me dices... ¡Pero esto es absurdo! Si hay proceso, correr o discurrir, hay por fuerza multiplicidad, ya que es la Unidad absoluta y sola –el Dios inmóvil- el que por ser absolutamente único no padece ni multiplicidad ni sucesión alguna. Dios no es “histórico”, sino eterno, etc., ya que por historia se entiende precisamente el tiempo, el mudar y el suceder de lo múltiple en el tiempo.

Cita:
< ¿No estará vd en sus comentarios –y sólo en sus comentarios de este hilo que yo sepa -esbozando ese <<proceso>>, análogamente, como un espacio lineal o vectorial, es decir, un conjunto de procesos (hechos o fenómenos) ordenados según determinadas leyes de composición? Y si es así, ¿no es más apropiado esbozarlo más como una serie de conjuntos, tal vez como una clase a la que la axiomática de Zermelo nos permitiese proponer como interconectada en symploke?.


Bueno, como queda claro, me parece, todo proceso es múltiple y por tanto puede ser dividido a su vez en “conjuntos” o en “series de conjuntos” o en totalidades discretas (La comunidad de mi escalera, Estados, Imperios, ¿civilizaciones?), o sea, como “conjuntos platónicos” que para nada se parecen a los conjuntos de ese Zermelo del cual no se ni una higa.

Lo importante de ello es ver que nunca puede haber un conjunto Total (la Humanidad en marcha), sino que todo proceso es movimiento de una parte sobre acaso las otras partes en suspensión o relentí (bárbaras o no desarrolladas)... que la virtù de Maquiavelo o la “energía moral” de otros, muda de lugar, se va de viaje a donde menos uno se lo espera, aunque generalmente gusta de anidar allí donde “hay un fuerte sentido político de comunidad”, siendo siempre la “virtud” total en el mundo la misma cantidad, el mismo porcentaje.

Symploké: Entrelazamiento de las cosas que constituyen una situación (efímera o estable), un sistema, una totalidad o diversas totalidades, cuando se subraya no sólo el momento de la conexión (que incluye siempre un momento de conflicto) sino el momento de la desconexión o independencia parcial mutua entre términos, secuencias, &c., comprendidos en la symploké.

Sí, muy bien todo... ¿Pero hacia donde vamos?

Porque si no vamos hacia algún mejor lado y cualquier dirección siempre nos lleva al abismo, entonces es indiferente el “universalismo” o el “particularismo” y todo es un cuento para viejas. Esta es la cuestión.

Es claro que esta cuestión le interesa mucho a este “materialista”. Adiós y...¡Viva España en su Destino universal!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Jue Ene 11, 2007 8:27 pm    Título del mensaje: Destino Responder citando

Estimados contertulios: Esta cuestión es algo acerca de lo cual el materialismo filosófico se pronuncia afirmando que no hay sentido de la vida y no hay progreso global. Como Dios no existe, no hay providencia. Somos libres porque no hay un sentido predeterminado de la vida. El sentido de la vida lo va haciendo cada individuo con su acción. La Historia como algo inteligible, con sentido, con telos final, universal predeterminado no existe. Ni hay sentido de la vida, ni hay sentido histórico o destino histórico. No hay una meta de la historia hacia la cual nos encaminamos. Atentamente.

Arriba España. Abajo el PSOE amigo de ETA. Muerte a la Antiespaña.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Jue Ene 11, 2007 10:56 pm    Título del mensaje: El egoísta y su particularidad. Responder citando

<Desde el punto de vista de los ateos, los anarquistas y los científicos positivistas, toda teología política –al igual que toda metafísica política- ha sido liquidada científicamente desde hace mucho, porque, según ellos, la teología y la metafísica están acabadas como ciencias.> (Carl Schmitt. Teología política. FCE 2001, pág. 397)
..................
.................

Entonces, y si lo que dice Felipe es cierto, da igual ser o estar por los universalismos recurrentes (periagogué) o por los particularismos egoístas. Entonces da igual todo, todo da igual, y por lo tanto ni existe la ética ni existe la moral..., y ni el MF es incompatible con la derechona ni con la izquierdona.

¡Viva la Virgen!

Felipe dice que...<El sentido de la vida lo va haciendo cada individuo con su acción>... Caminante no hay camino... se hace camino al andar... ¿Es eso? (Aunque yo para nada he hablado de... la “vida”)

¡Entonces tampoco existe el Estado ni España!
¡¡Qué horror, Felipe!! Qué horror que sea tu individualidad la creadora del patriotismo y de la moral pública. Eso se parece mucho al “egoísta y su particularidad”, o sea, a un gnosticismo solipsista cuya felicidad stirneriana es puesta donde se ponen las gafas para ver tres en un burro.

¡Oh, Felipe..., me has decepcionado!

Otra vez: <de lo que se trata entonces es de reconocer que el término final del proceso determina materialmente el mismo concepto del proceso..., una conformación, un finis operis, un «destino», un fin proléptico que confiere significado al referente y lo lleva a su plenitud o perfección actual, sin tener que caer en el Destino como meta-físico, como causa sui, como autodirección predeterminada.>, por tanto no es necesario que el telos sea una “predeterminación” del escato, ya que sólo lo escatológico puede predeterminar algo en sus términos.
Puede haber determinismo sin “destino”, sin “causa sui”, sin predeterminismo.

Y Felipe dice:<<<<<< No hay una meta de la historia hacia la cual nos encaminamos. Atentamente.

Arriba España. Abajo el PSOE amigo de ETA. Muerte a la Antiespaña.>>>>>


Pero con todo, para mí, el ir a mi pueblo por el mismo camino me cuesta menos tiempo -y conste que no voy ya en un asno o borrico, sino en un BMW con 250 caballos a toda marcha-..., Pero el camino es más o menos el mismo (ahora asfaltado)... Es como si el viejo camino hubiese obligado a los peones camineros a rehacerlo sobre sus anamnesicas huellas..., y como si el burro hubiese mutado –pobrecillo- en un incremento proléptico alucinante...(la periagogué asnal), y con esto no me refiero al incremento de la burricie...

¿Por qué, Felipe, una vez has negado la meta a la historia vas tú entonces y nos planteas tus planes y prólepsis sobre eso de “abajo el PSOE”... ¿Abajo para qué? ¿Qué propósitos son esos? Parece que meta no hay pero que hay camino.

¿Pero de qué España hablas, Felipe? ¿Dónde has oído tú esas novísimas expresiones? ¿Padeces o no padeces anamnesis?

Pues si no estamos de acuerdo en que es eso de “España”, o en que los impuestos de hoy son y no son lo mismo que los tributos pagados por las antiguas tribus..., entonces efectivamente nos acercamos a épocas profundamente bárbaras que no distinguen el ritual de la ceremonia y la ceremonia de la institución ni ninguna otra etimología. Lo mismo podrías haber dicho “viva la Antiespaña”, ya que todo da igual y da igual sal que salario...¿no?

...Yo pensaba que tú y yo creíamos en la misma España, que España era un “proyecto común”...


Mañana me hago gnóstico, o sea, progre.... Total...!

¿Quién ha visto al “Ius”? ¿Alguién ha visto al “Ius” por alguna parte?

Curiosamente, Gustavo Bueno acaba su Zapatero alición hablándonos de una nave y su probable “encallamiento” con las otras naves que navegan por el mundo... ¡Para no ir la nave a ningún lado, el timonel es muy necesario, demasiado necesario...!

Además! ¿Si no va a ningún lado, cómo es que “encalla”?

Tal vez es que la nave navega en el océano absurdo de la solarística..., los monstruos de la razón soñando. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Vie Ene 12, 2007 7:46 pm    Título del mensaje: Metas Responder citando

Estimados contertulios: La Historia no tiene metas. El hombre tiene planes, programas, ortogramas y prolepsis. Pero la Historia como tal no tiene meta ni fines ni sentido, igual que el sentido de la vida no existe, tampoco existe el sentido de la Historia, a no ser que creamos en Dios Padre Todopoderoso o en el Eterno Retorno de lo Idéntico o en el Progreso global de la Humanidad dirigida por los progres hacia su auténtico destino. No hay causa final histórica, Zarpax. No está escrito el destino de España. El futuro no existe como dijeron los estoicos. No sabemos si triunfarán los progres con su sentido histórico, si triunfarán los católicos con el Juicio Final o los musulmanes con su paraíso lleno de fulanas huríes. Isaiah Berlin tenía razón: No hay inexorables leyes del destino histórico. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Juan A. Rodríguez Molina



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 306
Ubicación: El Escorial (Madrid)

MensajePublicado: Sab Ene 13, 2007 12:50 am    Título del mensaje: Dificultades salvables e insalvables Responder citando

Cita:
¿Tú sabes, Molina a donde vamos?


Por lo que sé, Vega, vamos a desaparecer. A criar malvas. Lo más gracioso que concozco es “El cromosoma” de Javier Krahe: no es mala esperanza que las flores que salgan de nuestra cabeza, al menos, den algo de aroma.

¿Tú sabes, Vega, cómo puede alguien saber algo de historia o de Historia despreciando a los historiadores? No digo que sea imposible, sino que de dónde sacará ese saber sobre la historia que no se atreve a sacar ningún historiador. Serio, claro.

Aquí cada uno va a lo suyo: tú quieres conocer la finalidad de la historia (o del cuento chino-hegeliano de la Historia Universal), yo quiero saber cómo puede conocerse porque me resulta muy extraño que se pueda. Nada más. Entiéndeme, que no es tan difícil.

Salud
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Ene 13, 2007 7:45 am    Título del mensaje: Y la nave va... Responder citando

¿Quién desprecia a los historiadores, Molina?

Dices:<“No digo que sea imposible, sino que de dónde sacará ese saber sobre la historia que no se atreve a sacar ningún historiador. Serio, claro.”>
Pero es que para hablar del telos –de si lo hay o no lo hay- hay que partir del supuesto de que ya conocemos algo del relato, que ya somos antes cuentistas que no filósofos. Dices que te resulta muy extraño que se pueda conocer ese saber “hacia donde vamos”, pero la cosa ni es tan solo hegeliana ni es una señora emperifollada que anda por la calle yendo al mercado a cumplir su cometido cual es vender el perejil.
Podemos mirarla a través de los ojos de un Aristóteles para el cual es antes la ciudad Estado que no el individuo o la familia -individuo que es ese sujeto sujetado que según Felipe hace prolepsis y programas- (Política 1253ª), por tanto parece muy cierto que hay una “evolución civilizacional” que culminó en la Polis y que ahora se llama Estado y a veces parece que desea o tiende a ser y llamarse Imperio o ir hacia algo que ahora aún no es.

Y si la Historia con mayúsculas no ve hacia ningún lado, ni hay un “proceso civilizacional” hacia las“determinaciones que impone el mismo proceso y el concepto del proceso”..., entonces no se entiende que este fin equivalga a un destino, o sino, de una trayectoria que está cumpliéndose como análoga a otras trayectorias ya cumplidas, como dice el diccionario... O que las leyes causales y las prolepsis/anamnesis a ningún lado nos llevan y que por tanto da igual ser un universalista que un asqueroso gnóstico particularista. Porque esto es lo esencial y lo que trato de indagar desde mis limitaciones.

Parece que podríamos representar una determinación inmediata de la idea general de fin como identidad sintética. El referente será ahora un proceso (o configuración) cuyo resultado (contexto) con el cual se identifica aquél (o aquélla) desempeñe el papel de un «lugar de resolución» o término de plenitud o «perfeccionamiento» del referente. El fin es ahora, sobre todo, un finis operis, un «destino» que confiere significado al referente y lo lleva a su plenitud o perfección actual...

O sea, que no me repitáis más eso de que “No hay causa final histórica, que no está escrito el destino de España”, pues parece que sí hay fines cuyo “destino” puede o nos da el referente para saber de entrada si somos o no somos universalistas en tanto materialistas incompatibles con la derecha. Y ya sabemos que al final, muy al final, nos engullirá el Sol.

Yo, más que aseverar nada, he hecho preguntas. Nada más.

Si el Estado es mayor y anterior que la familia y que el individuo, como afirma Aristóteles, entonces parece muy cierto que el sujeto individual está en manos del “titiritero divino” luterano, el cual en tanto proceso nos trasciende y nos sobrepuja llevándonos hacia un no se sabe donde que en nada dominamos, pero la solución materialista es una solución basada en los propios referentes que desde luego han sido creados por nosotros y que de alguna manera dominamos. El titiritero no es así tan divino como parece y la afirmación de una total desconexión nuestra de los procesos de la Polis o de la Ciudad y el Imperio, ese “camino” o nave que a alguna parte va, digo, que esa desconexión y negación que es la base del gnosticismo (Ensayos materialistas, pág. 243 y ss.), es rotundamente falsa y es el núcleo de futuros desastres políticos.

La noesis materialista no puede ser idéntica a la noesis del gnosticismo. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Página 1 de 3

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán