nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


«Sospechoso habituales» o el genio maligno
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Cine
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mie Nov 19, 2003 11:35 pm    Título del mensaje: "Sospechoso habituales" o el genio maligno Responder citando

Hoy emiten a las 23:30 en Antena 3 "Sospechosos habituales", una película "filosófica", si se me permite: es la representación cinematográfica más perfecta que yo he visto de la hipótesis del "genio maligno" cartesiano: la representación de lo que se concibe desde el materialismo filosófico como situaciones gnoseológicas resueltas a través de "metodologías Beta 2-II", correspondiente a la "teoría de juegos"...
No digo más para no revelar.... quizás ya he dicho demasiado...
Si les parece bien a los foristas, mañana la comentamos
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Sab Nov 22, 2003 10:34 am    Título del mensaje: sospechosos habituales y las metodologías beta operatorias Responder citando

Estimados Contertulios;


Agradezco mucho a Pedro su anterior mensaje dado que yo no había visto esta película en cuestión y me decidí a verla el otro día.


La cosa ciertamente está muy bien vista por Pedro Insua: en efecto la pleícula parece narrar las peripecias de un sujeto operatorio ( Kaiser Sozé- Kevin Spacey) capaz de prefigurar en sus prolepsis, por "ciencia media", las prolepsis mismas de otros sujetos con los que interactúa ( sus mismos compañeros de fatigas, los policías que le someten a interrogatorio - entre otros por cierto, un magnífico Chazz Palminteri), a fin de "ganarles" la partida. En fin , algo como se ve perfectamente ajustado a lo que la TCC denomina situación II-Beta1.


Pero hay más; y ésto nos permite hilar con el último mensaje de Javier Delgado en la discusion sobre la crítica de cine. Javier había dicho lo siguiente:


Cita:
Concebidas de esta manera, cabe pensar en las películas como una suerte de "partidas de ajedrez sentimentales o emocionales" (técnicas betaoperatorias) entre el autor y los espectadores, en las que el autor siempre juega con las piezas blancas. El director efectúa unos movimientos, en el marco de unas reglas de transformación válidas, y nosotros respondemos con emociones, con sensaciones, que pueden ser las que él pretendía "sacarnos" o no. En este sentido es en el que decía yo en anteriores mensajes que la "buena película" es la que nos ha manipulado más y mejor durante más tiempo, la que es capaz de hacer que nos "enroquemos" cuando ella lo pretende, la que nos hace caer en "celadas", nos sorprende y nos pone en "jaque" a cada momento.



Pues muy bien, "Sospechosos habituales" de Bryan Singer ( por cierto el mismo cineasta curiosamente de las "angélicas" películas sobre la Patrulla X) es un clarísimo exponente de ésto que señala Delgado: quiero decir que aquí tenemos a un sujeto operatorio ( cineasta) que a través de la construcción de apariencias alotéticas cinematográficas puede prefigurar( otra vez haciendo uso de la racionalidad beta operatoria en su situación II-beta1) la conformación por parte de otros sujetos operatorios ( espectadores) de "esquemas" de interpretación de lo que se muestra en la pantalla; y ello para finalmente destruir tales esquemas ( en esto por ejemplo, Hitchcock era un verdadero maestro).


Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab Nov 22, 2003 2:30 pm    Título del mensaje: Responder citando

Efectivamente Íñigo ha dicho perfectamente lo que yo no quería decir para no revelar la trama de la película (tengo que decir que además corrige la errata de mi primer mensaje: donde dice Beta 2-II, debe decir Beta 1-II).
Pero quizás la cosa tiene un recorrido más complejo porque Kaiser Sozé está "envolviendo" con su conciencia (operatoria) la conciencia operatoria del policía (Chazz Palmentieri), mediante el recuerdo relatado de unos acontecimientos, los relatados por "Verbal" , que son ellos mismos la red en la que va quedando atrapado el policía. Estos acontecimientos que relata Verbal vienen a exponer cómo él mismo con sus compañeros de fatigas son, a su vez, "envueltos" en sus operaciones por las operaciones de Kaiser Sozé, pero de tal modo que Verbal termina, frente al policía, por mostrarse impotente para explicar los acontecimientos que está relatando, haciendo creer así al policía que el propio policía sabe más acerca del relato que Verbal mismo, cuando el policía identifica a uno de los compañeros de fatigas como Kaiser Sozé, y se lo revela a Verbal. Estas evidencias que el policía cree estar revelando a Verbal es precisamente la trampa, tendida a través de la personalidad de Verbal -un alter ego de Kaiser Sozé completamente inventado a los efectos-, con la que Kaiser Sozé termina por envolver al policía ganándole la partida.
El policía con el espectador se da cuenta demasiado tarde: las evidencias falaces se rompen cuando Kaiser Sozé ya se fue de la comisaria; las evidencias se rompen para el espectador cuando ya la película termina y lo único que ha visto ha sido a un tipo declarando en una comisaría: todo lo demás, las peripecias narradas por Verbal que el espectador creía estar viendo son producto de la fantasía de Kaiser Sozé que ha logrado mantener al espectador encadenado al asiento de la sala. El Genio maligno ha ganado la partida: nada sabemos de la historia ni de lo que "en realidad" ha hecho Kaiser Sozé: lo único que se nos revela es que Verbal es Kaiser Sozé, lo único que se nos revela es que hemos sido completamente engañados.
En todo caso a lo largo del relato de Verbal se van dando pistas que avanzan tal final: el propio nombre "Verbal" (retórica, engaño), la procedencia de Kaiser Sozé, Turquía -el Mal viene de Oriente lo que indica determinados "compromisos políticos"-, y algunas frases que finalmente el policía recuerda de su "ten con ten" con Verbal cuando el policía va destruyendo las evidencias en las que permanecía...,Esto indica que hasta la evidencia veraz "encontrada" por el policía lo es porque así se lo revela Kaiser Sozé.
En fin, yo creo que la película se deja analizar de un modo muy profundo desde metodologías betaoperatorias...
En este sentido el texto de Javier traído a colación por Íñigo viene que ni pintado.
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Javier Delgado Palomar



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 116
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Nov 23, 2003 2:11 pm    Título del mensaje: Sospechosos habituales Responder citando

Estimados amigos:

No pude ver la película que estais comentando en este tema, pero me propongo verla en cuanto pueda como uno de mis próximos deberes.

Me atrevo, no obstante, después de leer vuestros mensajes, a escribir unas lineas sobre todo esto:

Son muchas las películas del género que comentais, pienso ahora por ejemplo en la argentina y más actual Nueve reinas o en la clásica obra maestra de Mankiewicz La Huella, que desde aquí os recomiendo a todos. Por poner un ejemplo de Hitchcock, al que siempre terminamos regresando Iñigo Ongay y yo, diré que todos pensábamos que en la casa de Norman Bates vivían dos personas hasta el mismo final del metraje, aunque lo verdaderamente grandioso de esta película es que sigue caminando después de haber asesinado a la que creíamos protagonista absoluta del film, más o menos en el minuto cuarenta. Por supuesto, el colmo en finales inesperados es el "Todo había sido un sueño" al que se vio obligado por la productora Fritz Lang en La mujer del cuadro.

Sin embargo, cuando yo decía que el cine podía clasificarse como una técnica beta, &c me refería a todas las películas en general. Todas juegan, pero es la manera de jugar lo que las convierte en buenas o malas películas para la crítica de cine.

Por ejemplo, cuando en la película Casablanca los protagonistas se besan, ese beso está filmado de una manera peculiar que marcó época en la historia del cine: la cámara gira alrededor de ellos haciendo que el fondo se desenfoque y se convierta en un torbellino y dejando a los dos actores bien enfocados y besándose ansiosos en el centro del plano. Aquí, el director está diciendo al público que sus personajes se aman tanto que no les importa nada más, que toda la realidad ha perdido sus contornos y sólo queda perfectamente perfilada la carnalidad del amante. Y lo cuenta exclusivamente con imágenes. Si las piezas se hubieran movido de manera diferente, más torpe o inadecuada, las sensaciones producidas no hubieran sido las mismas.


Un último apunte: Esos alardes y efectos en la historia que estais comentando ( en sospechosos habituales ) no son obra del director , son obra del guionista Christopher McQuarrie ( al que por cierto dieron el Oscar de la Academia de Hollywood al mejor guión original por esta película ).

Un saludo.
Javier Delgado
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Dom Nov 23, 2003 4:14 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

Para seguir con esto del "género de los finales inesperados" , se me ocurre recordar aquí dos películas que hicieron mucho ruido en su momento: me refiero a las famosísimas "El Sexto sentido" (1999- Night Shyamalan) y "El Club de la Lucha" ( 1999-David Fincher), que desde luego también establecen una partida con el espectador; una partida que finalmente - y precisamente en virtud de esos desenlaces que nadie espera- acaban por ganar los cineastas, sólo que- en ambas ocasiones- "haciendo trampa" dado que ocultan al espectador- " con malas artes"- muchas de los movimientos de las piezas, y ciertamente, así cualquiera envuelve operatoriamente al rival... Bastante más honesta narrativamente sería en este sentido, "Los Otros" ( Alejandro Amenábar-2001) y ello aunque por otro lado, tengamos que poner también algunas prevenciones - por ejemplo racionalistas, en el sentido de los comentarios de Bueno sobre El Exorcista en ´su artículo sobre el cine religioso- a la historieta de fantasmas que se nos cuenta en este filme.


Pero, para perfilar un poquitín más los análisis de Javier, me parece interesante comentar cómo se resuelven diferentes modos de "jugar" con los espectadores por parte de los cineastas en algunas situaciones concretas de la historia del cine ( naturalmente que los ejemplos elegidos tienen qué ver más con mis propios gustos que con otra cosa, pero también es verdad que se trata de lugares canónicos, de pelis consagradas por la crítica y los historiadores del cine). Veamos:


En el caso de Hitchcock, me estoy acordando de Vértigo- De entre los muertos ( según muchos su mejor obra) y en Encadenados.Si en una el espectador comparte el desconcierto de Scottie ( Jaime Stewart) ante el personaje interpretado por Kim Novak ( Madelaine, prefiero no contar más para no reventar la peli a nadie que no la haya visto), un desconcierto que sencillamente arrastramos hasta el final de la historia ( por cierto que un artificio parecido, e igualmente construido de una manera magistral podemos encontrarlo en una extraordinaria obra de Stanley Donnen, Charada, en la que el espectador se mantiene en todo momento identificado con la pobreAndrey Hepburn que no sabe realmente lo que está sucediendo alrededor y ante todo con Cary Grant), en Encadenados los que vemos la película manejamos "más información " que los personajes principales ( Cary Grant e Ingrtid Bergman) y precisamente ahí está la gracia, ésto permite al "mago del suspense" tensionar la "intriga" hasta niveles verdaderamente sorprendentes ( en concreto hay en esta película una secuencia asombrosa, diría que insoportablemente tensa, que se desarrolla en el caserón de Claudio Rains; no digo más ...).


Otro caso muy distinto lo tenemos en otro "mago", el Howard Hawks del ciclo de las llamadas "Screwball Comedy", y en particular de " La fiera de mi niña" y "Luna Nueva", aquí lo importante es el ritmo vertiginoso que Hawks ( haciendo uso de todos los recursos cinematográficos de los que disponía: montaje, dirección de actores,...) impone a las narraciones, llevando de la mano al espectador a donde quiere llevarlo. Este es el "secreto" fundamental del gancho irresistible de ambas películas ( que también recomiendo si alguien no las ha visto).


Por fin me gustaría referirme a Juan Ford ( y es que: "John Ford, John Ford y John Ford" como decía Orson Welles, lo que por cierto es, si se me permite, como si en filosofía dijéramos: " Platón, Platón y Platón") y aquí ( por ejemplo en "El Hombre tranquilo" o en "La taberna del Irlandés", Centauros) lo que el cineasta consigue es comunicar, con muy pocos artificios en la mano - fundamentalmente jugando con la luz, la composición del encuadre en exteriores, los actores y demás- comunicar a los espectadores estados "sentimentales" muy sutiles y matizados ( y realmente la cosa funciona admirablemente, por lo menos para mí; quiero decir que las pelis de este cineasta resultan muchas veces verdaderamente muy "emocionantes" y sin hacer "trampa", es decir sin torcerse hacia lo lacrimógeno. Yo creo que uno de los herederos contemporáneos de Ford en este sentido no es otro que Anacleto Eastwood ( por cierto que ahora mismo está en cartelera una estupenda película de éste último, "Mystic River", que también recomiendo a todo el mundo).


En fin, lo que hace grandes a estos nombres es precisamente su maestría como jugadores de manera que resulta casi imposible "ganarles" la partida.

Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Nov 23, 2003 4:36 pm    Título del mensaje: Responder citando

Además de ese Oscar la película llevó otro -en total pues dos- a Mejor actor secundario, Kevin Spacey, siendo esta la película que "catapultó" a este actor al "estrellato".
Pero aquí disiento con Javier en cuanto a que se pueda equiparar a "La Huella" o a "Nueve Reinas" (quizás, esta última, la que más se parezca): tiene una estructura distinta en cuanto que en "Nueve Reinas" o en "La huella" en ningún momento hay narración retrospectiva de tales acontecimientos, de tal modo que la profundizacion en la hipótesis del genio queda redondeada en "Sospechosos habituales" envolviendo también al espectador. En todo caso tendría que ver de nuevo "Nueve Reinas" que, por supuesto, recuerda a "Sospechosos habituales", pero yo diría que no es lo mismo.
En "Sospechoso habituales" el final resuelve en que las propias apariencias que el espectador tiene delante, no sólo los "esquemas de interpretación" según los cuales el espectador ve la apariencias, tiene que resolverlas en nada: así termina la película, con ese gesto "etológico" común por el que mostramos que algo queda aniquilado, reducido a polvo y que podemos dispersar con un leve soplido. En "Nueve Reinas" el espectador tiene que reinterpretar retrospectivamente, destruir los esquemas de identidad, como dice Íñigo, pero para recomponer otros (hay vicariedad, digámoslo así) reiterpretando lo que ha visto de otro modo: en "Sospechosos habituales" el espectador no puede en absoluto recomponer lo que ha visto, porque el final se resuelve con que no se ha visto nada.
Por aquí creo que irían los tiros, pero deseo que Javier la vea, a ver si la estructura de esta película se deja analogar hasta identificarse con la estructura de las que él menciona, o existe un giro de tuerca más en ella, en el sentido de la genialidad del maligno, que la hace muy singular, que es lo que yo creo (aunque releyendo el mensaje lo he dicho con cierta confusión: antes de aclaralo con más precisión prefiero esperar a la opinión de Javier). En todo caso no sé que opinará Íñigo, pero me encantaría saberlo (veo además su último mensaje se ha "cruzado" cuando yo estaba escribiendo este: lo he leído y completamente de acuerdo con lo de las trampas de "Sexto sentido" -una tomadura de pelo de película-).

Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Javier Delgado Palomar



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 116
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Nov 23, 2003 7:38 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados amigos:

No quería decir en mi anterior mensaje que estas películas que señala Pedro Insua fuesen equiparables en cuanto a su estructura narrativa y tampoco a su manera de llevar a efecto sus movimientos en el tablero: aunque no he visto Sospechosos habituales he comprendido más o menos, que tiene que ver con unos sucesos falsos que le son narrados a un policia en un interrogatorio (haciéndonos creer a los espectadores que son reales) lo cual requiere, me imagino, de continuos flash-backs que en realidad, narran las falsedades de Verbal (corregidme si me equivoco), esto es lo que quizá pueda recomponer el espectador: que le han engañado como al policia. Nueve reinas, La huella o Psicosis narran historias muy diferentes y de maneras también diferentes. Y en esto no disentimos.

Lo que yo les encuentro en común a estas películas, y no estaba expresado claramente en mi anterior mensaje, es que no sólo establecen el juego que corresponde a toda película, entre el autor y los espectadores, y del que hemos venido discutiendo en este foro de cine en otros temas, sino también otro más (que por supuesto está en función de la estrategia general de la obra), interno a la historia narrada, establecido entre los personajes: Michael Caine maquillado de inspector investigando su propia muerte e interrogando a su 'asesino' Lawrence Olivier en La Huella, Norman Bates haciendo creer a su huésped (y a todos los espectadores) que vive con su madre, el estafador estafado por su aprendiz en Nueve reinas o en el comentado interrogatorio de Sospechosos habituales. El recurso narrativo utilizado siempre en todos estos casos es ponernos en el punto de vista del personaje engañado, del estafado (de Olivier, de Janet Leigh, del estafador-víctima de la película argentina o del policia en el film norteamericano). En este sentido decía yo que estas películas tienen un cierto aire de familia. Pero no hasta el extremo de poder identificarlas por completo. En cualquier caso, en este punto suspendo el juicio y mis consideraciones sobre Sospechosos habituales hasta el día en que pueda ver el video.

Por otro lado, Las consideraciones de Iñigo Ongay son interesantísimas y en este momento me es imposible poder responder a ninguna de manera adecuada. Es dificil saber cuándo conviene más darle un mayor grado de información al público sobre los personajes y la historia. Los tres directores que pone sobre la mesa (Hitchcock, Hawks y Ford) son quizás los más importantes de la historia del cine, preferidos también por la mayoría de críticos y tienen la virtud de que en sus obras encontramos ejemplos para todo, como ha demostrado Iñigo en este caso concreto. Si hubiera "afición" suficiente, habría que proponer crear un tema exclusivo en este foro para cada uno de ellos.

Saludos
Javier Delgado
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rufino Salguero Rodríguez



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 88
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Nov 23, 2003 8:37 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados foristas:
¿En serio pensais, Pedro e Íñigo, que "Los Otros" es menos "tramposa" que "El sexto sentido"? Según mi criterio la única virtud de la película de Amenábar es "copiar" de manera efectiva la estética del terror gótico. Pero es mucho más tramposa que "El sexto sentido", pues :

1- En el "Sexto sentido" se adopta el punto de vista del personaje del niño, que tiene la "facultad" de ver muertos. El punto de vista de "Los Otros" es el de los propios muertos que ¡¿no pueden ver a los vivos?! Además, ¿tampoco el espectador vivito y "coleante" puede ver a los vivos y sí a los muertos? Si lo de la primera película es estúpido, lo de Amenábar es un invento "ad hoc" (no respaldado por tradición alguna por delirante que sea), para justificar de mala manera la sorpresa y el giro final. En este sentido, es maravilloso el giro de Hitchcock en "Vértigo", que parece que está haciendo al principio una película de fantasmas, muy de moda en la época, para luego reírse de ellas, del espectador y, de paso, pero muy principalmente, hablar del poder hipnótico del amor y del cine. (Por cierto, Amenábar, haciéndose el "inteligente", afirmó que él no hubiera descubierto al espectador en "Vértigo" que la protagonista estaba viva en mitad de la película. No entendiendo que lo "genial" en Hitchcok está en mantener la tensión cambiando las expectativas y las preguntas del espectador).

2- "Los Otros" es, además de tramposa, incoherente. Pues contradictorio es que Amenábar se dedique a criticar el fanatismo religioso de la protagonista, a través de la lectura escéptica de los textos sagrados por parte de sus hijos, para luego hacer una película que cae en la más ridícula de las supersticiones. (Y me da igual que Amenábar personalmente no crea en ellas).
Ridículo es el final en el que una muerta le ofrece a su "señora" muerta una "tacita de té"(¡Si Marx se levantara de entre los muertos y se diera cuenta de que la explotación de clases se mantiene en el otro mundo!)

Amenábar ya nos plantó un giro tramposo en su película "Abre los ojos". Sabe rodar pero ¡que pase ante la crítica como un gran cineasta!
En fin, perdonad, pero me tenía que desahogar.

Un saludo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Atilana Guerrero Sánchez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 99
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Nov 23, 2003 9:21 pm    Título del mensaje: Responder citando

Queridos foristas:
hablando de películas "con trampa", se me ocurre "Una mente maravillosa", en la que la percepción de la realidad que tiene el espectador es nada menos que la de un esquizofrénico cuyas alucinaciones son indiscernibles respecto a lo que se supone que es la realidad objetiva. Ahora bien, la "trampa" se resuelve cuando sabes que el protagonista está aquejado de tal enfermendad y los personajes que creías reales han de ser reconocidos como la percepción subjetiva del protagonista. Aquí ocurre como con los milagros que Bueno llama "cinematográficos" o "no cinematográficos". La esquizofrenia es una enfermedad "cinematográfica" a cambio de que el espectador también la "padezca".
Saludos,
Atilana
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Lun Nov 24, 2003 7:01 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;


Tiene razón Rufino en irritarse contra la película de Amenábar que a mí por cierto tampoco me gustó demasiado ( aunque me pareciço, eso sí, bastante superior a Abre los Ojos por ejemplo, lo cual tampoco es demasiado decir): lo único que quería señalar es que aunque sea exigible prevenirse ( yo aludía a las "prevenciones racionalistas" necesarias) frente al argumento de Los Otros ( por los motivos que Rufino ha desarrollado y por otros muchos más) al menos la construcción narrativa de este filme me parece un dechado de solidez si es que lo comparamos con la bazofia de la "ópera prima" del tal Shyamalan ( cuyos boquetes marcan época sin duda ninguna). Es cierto que como dice Rufino las incoherencias de Los Otros están ahí y son ciertamente muy obvias pero también es verdad que si nos tragamos las premisas de las que parte la propia película - es decir que los "muertos " "ven" cosas; lo que por cierto ya es contradictorio- pues entonces efectivamente todo comienza a fluir a las "mil maravillas": quiero decir que si aceptamos que los "muertos" "ven", entonces ya no tiene la más mínima importancia qué cosa sea lo que "ven" ( ya se sabe: " ex falso quodlibet").


Por otro lado quisiera saludar a Atilana que se incorpora a este foro con un mensaje sobre Una Mente Maravillosa que profundiza en el tema de las "trampas" cinematográficas. M e estoy acordando ahora de la extraordinaria obra maestra de Billy Wilder Sunset Boulevard ( 1950) o " El Crepúsculo de los dioses" según la "nietszheana" versión española del título de esta pieza magistral. Pues bien, una de las cosas más comentadas ( aunque no su aspecto más interesante, al menos a mi juicio)de esta peli ha venido siendo el sorprendente artificio que idearon Wilder y Brackett, el famoso "falso flash back" con que arranca la historieta, un falsh back ligado a la narración que a los espectadores ofrece el personaje de William Holden... ¡ que está muerto desde el inicio de la peli!. ¿ Qué les parece a los contertulios este procedimiento? ¿ vuelve eo ipso inconsistente el trazado mismo de la historia, todos los contenidos de la narración?.


Sobre lo que comentaba Pedro acerca de la imposibilidad de parangonar la estructura de Nueve Reinas y Sospechosos Habituales, Javier ha precisado bien sus posturas al respecto. Por mi parte me resulta imposible pronunciarme en torno al particular: si Javier no vio Sospechosos a mí me pasa lo mismo con la película argentina.


Finalmente: Javier ha propuesto dedicar una sección a cada uno de los tres directores - completamente de acuerdo con que son quizás los más significativos de la historia del cine, y sin duda ninguna del cine clásico norteamericano-a los que yo aludía en un mensaje anterior ( Hawks, Hitchcock y Ford); completamente de acuerdo con la propuesta, me parece una muy buena idea.

Atentamente

íñigo.

PD: Si alguien no la ha visto, que no se pierda esta noche ( TVE2) "El Mundo en sus manos" de Raúl Walsh.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun Nov 24, 2003 10:41 pm    Título del mensaje: Fobias. Responder citando

Hola.

Siempre he sabido que de arte fílmico no tengo ni la más remota idea. Lo reconozco, lo reconozco totalmente. Tanta es mi ignorancia cuanto que yo antes creía que el arte era o buscaba un fin noble y verídico, tal vez para que la plebe bebiera en él y se sintiera más elevada. ¡Que error! El arte es el “engaño”, la “artimaña”, la “treta” y la “estratagema”..., el arte es el “artificio”...que sólo los grandes maestros de la ficción pueden saber hacer y dar.

Un gran arte es todo aquél que por saber el final antes de acabar nos puede engañar al empezar y por el medio. ¡Qué bonita sorpresa! Eso es como el juego de la Cucaña, que sólo conoce el premio aquél que lo monta. Phantasmas ficticios no exculpan a “pájaros” vengativos, con prólepsis, y por tanto también con anamnesis (que la genialidad del gordito no nos cuenta segro que por su “grán ingenio”)...la ficción todo lo permite, tanto, que ya es muy lícito -¿qué hay que lo prohiba?- que por huir del “realismo socialista” acabemos cayendo en la locura capitalista, o por decirlo más suavemente: en los parámetros del mundo “pop”: vuelen burros por el aire y mirlos nos ataquen, sean los mortales inmortales y vean tus ojos por los ojos de otro...¿es el paracine paranormal para subnormales?, pregunto.

Todo arte nos cuenta algo, todo arte es un “relato” (¿y qué cosa hay que no lo sea?). y cuanto más se aleje de lo plausible, y con sólo que “esté bien hecho”, tanto más grande o mejor “artificio” es...¿No es eso? Porque si es muy realista ya estamos enfangados en el documental...

Creo que la sociedad de masas tiene la telebasura que se merece y el cinebasura que se merece...Y creo que a los niños les encanta el ser engañados...un poquito de ingenio y ¡ala! ya tenemos otra obrita de arte lista. No hay nada como el ser poco exigentes.

Lo que más me preocupa, apreciados contertulios, no es que estas fobias mías (sobre ese “pergañar”) me las haya aprendido en el colegio de los “expertos”, ¡no!, ni mucho menos; es que las siento viscerales, pueden más que yo, y claro, así no se va a ninguna parte. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun Nov 24, 2003 11:08 pm    Título del mensaje: Responder citando

Vamos a ver...
Yo no he visto Los Otros porque, después de haber visto Abre tus Ojos, por decir algo -porque esta película es imposible de ver, creo yo, tal es el guirigai que monta Amenábar-, no me quedaron ganas de ver la siguiente. Sobre Los Otros, Rufino, no tengo opinión.
Respecto a las diferencias entre Sospechosos habituales y Nueve Reinas esperaré a que algún día Javier vea la primera e Íñigo la segunda: no es poca cosa, me parece a mi, lo que pueda salir de aquí, y es que a mi por lo menos me interesa mucho una discusión acerca de las situaciones de enfrentamiento y/o cooperación de sujetos operatorios en escenarios apotéticos, sobre todo cuando tales escenarios son generados por un sujeto para "envolver" a otro. El caso de el cine es un buen lugar para desplegar las virtualidades, sin duda ya exploradas por Gustavo Bueno, de la idea de Apoteticidad. Pero, vamos a esperar a que Javier e Íñigo cumplan con sus deberes...
Un dato por cierto interesante, ajeno al film pero interesante, de la película "Sospechosos habituales": los propios actores, al parecer, no conocieron el final de la película hasta el día del estreno.
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Mie Nov 26, 2003 6:27 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;

Todavía no he visto Nueve Reinas, pero sí que vi La Huella hace ya algunos años y algo puedo decir sobre la película de Mankiewicz. Dice Pedro en relación a Sospechosos Habituales:

Cita:
En "Nueve Reinas" el espectador tiene que reinterpretar retrospectivamente, destruir los esquemas de identidad, como dice Íñigo, pero para recomponer otros (hay vicariedad, digámoslo así) reiterpretando lo que ha visto de otro modo: en "Sospechosos habituales" el espectador no puede en absoluto recomponer lo que ha visto, porque el final se resuelve con que no se ha visto nada.

Pues sí , esa diferencia está ahí , con respecto a La Huella. En Sospechosos ciertamente el espectador queda rebasado por el cineasta, de tal suerte que como señala Pedro muy bien, al final se ve obligado a destruir las apariencias sin poder reconstruir nada más que el hecho de que Bryan Singer le ha engañado del mismo modo que Verbal engañó a Chazz Palminteri ( eso sí que puede reconstruirlo como señala Javier, pero sólo eso). En este sentido me parece que la referencia a "EL Crepúsculo de los dioses" se hace más que adecuada en tanto que también en este filme "todo lo sólido se desvanece en el aire".
Justamente en la película de Wilder no es que se nos engañe precisamente, pero también se ve obligado el espectador ( al menos si es racionlaista) a concluir que de alguna manera no "ha podido ver nada", en la medida al menos en que el núcleo de la peli es un flash back no tanto falso como directamente "imposible".


Atentamente

íñigo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Mie Nov 26, 2003 6:33 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;


Pedro nos aporta la siguiente información:

Cita:
Un dato por cierto interesante, ajeno al film pero interesante, de la película "Sospechosos habituales": los propios actores, al parecer, no conocieron el final de la película hasta el día del estreno.




Curioso procedimiento, que recuerda por cierto al empleado por Michael Curtiz en Casablanca donde tampoco Ingrid Bergman supo casi hasta el final del rodaje si su personaje ( Ilsa) acabaría con el cínico Rick ( Humphrey Bogart) o con Victor Lazlow ( Paul Henreid).
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Josep María Camps Collet



Registrado: 15 Ene 2004
Mensajes: 7
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Mie Ene 28, 2004 7:01 pm    Título del mensaje: ¿"Kaiser Sozé", el "genio maligno de descarte Responder citando

Hola,

He leído con extrañeza las afirmaciones que se hacen tanto en el mensaje inicial como las respuestas que lo siguieron en su momento. Extrañeza porque, aunque recordaba vagamente el texto de Descartes, no me parecía que la película "Sospechosos habituales" pudiera ser de ninguna manera una ilustración del genio maligno. He ido al original para confirmar mis ideas al respecto, y aporto una cita literal para corroborarlas:

Cita:
"...Supondré, pues, que no un Dios óptimo, fuente de la verdad, sino algún genio maligno de extremado poder e inteligencia pone todo su empeño en hacerme errar; creeré que el cielo, el aire, la tierra, los colores, las figuras, los sonidos y todo lo externo no son más que engaños de sueños con los que ha puesto una celada a mi credulidad; consideraré que no tengo manos, ni ojos, ni carne, ni sangre, sino que lo debo todo a una falsa opinión mía;..." Rene Descartes, "Meditaciones Metafísicas", ed. Orbis, 1986, p. 34.


La película que sí cuadra con esta idea de descartes es "Matrix". Casi me atrevería a decir que parece directamente inspirada en Descartes, al menos mucho más que en cualquier otra idea o referente tanto de la filosofía como de la ciencia ficción: Matrix es la representación contemporánea más plausible posible del genio maligno, de acuerdo con nuestra era tecnológica, y Neo es el cerebro en el tarro que descubre primero que su cuerpo real estaba aletargado dentro de una pila eléctrica y después que toda su vida previa era producto de Matrix, de igual manera como Descartes imagina su vida bajo el dominio del genio maligno en su célebre experimento mental.

En cambio, "Sospechosos habituales" es simplemente la historia de un individuo extremadamente hábil en tramar explicaciones lo suficientemente plausibles que enmarquen los hechos sucedidos de manera que él pueda escapar a la justicia. Y, además, sin éxito, ya que al final de la película consigue huir, pero su historia y su auténtica identidad han quedado al descubierto.

Josep Maria Camps Collet
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Cine Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Página 1 de 3

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán