nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


¿Televisión formal o basura fabricada?
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mar Feb 26, 2008 1:30 pm    Título del mensaje: El Debate Responder citando

Estimados amigos:

Quizás hubiera sido mejor abrir un nuevo tema, pero pienso que el debate que tuvo lugar ayer entre los candidatos Zapatero y Rajoy merece la pena continuarse aquí, como segunda vez que la televisión formal enfrenta a los candidatos, ahora en un cara a cara.

Zapatero, pese a llevar cuatro años de gobierno, vendió muchas promesas vacías y no concretó qué había hecho. Rajoy, por su parte, se frotaba las manos al ver que hasta tres veces, como San Pedro, Zapatero se negaba a responder su pregunta sobre inmigración, negativa que sin embargo los periodistas-curas de nuestra partitocracia prefieren ocultar a toda costa. Quien no tenía nada en principio que aportar, más que oposición, llevó la iniciativa. El poseedor de la presidencia siempre fue a la defensiva. Tras el debate, muchos medios intentan sacar encuestas que «demuestran» que Zapatero ganó el debate. ¿Qué piensan los contertulios acerca de la disparidad existente entre la televisión formal y la basura fabricada de los medios de comunicación respecto al evento de ayer?

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J. Ramón Esquinas Algaba



Registrado: 15 Ene 2004
Mensajes: 66
Ubicación: Malaga

MensajePublicado: Mar Feb 26, 2008 2:03 pm    Título del mensaje: ZP vs Rajoy Responder citando

Hola a todos,

Las encuestas dan vencedor a Zapatero por un motivo muy simple, y es que ZP frente a Rajoy unifica a los nacionalistas, izquierdaunidenses, izquierdas indefinidas, &c. Como todos estos, frente a Rajoy en las encuentas, prefieren a ZP, pues sale en todas ellas que el vencedor es el presidente.

Zapatero estupo penoso. Rajoy fue brillante en algunos momentos, pero en otros no supo rematar la faena. En el caso de la inmigración si estuvo claro y distinto, triturando al contrario. Pero en la cuestión económica, supo plantear los problemas del país pero luego no dejó claro cómo solucionarlos. Y es que los liberales del PP, cuando se lee lo que escriben en las FAES o las revistas de Economía, no tienen ninguna propuesta de solución, sino dejar que el libre mercado lo arreble por si mismo.

Como apreciación personal y por tanto, intrascendente, a mi me pareció un debate entre un falangista y un nacionalcatólico. ZP hizo del clásico falangista: literalmente afirmó que con él empresarios y trabajadores irian armoniosamente de la mano, así como defendió el irracionalismo más burdo del momento: según él, en temas de terrorismo hay que creer fielmente y con sin error todo aquello que haga el gobierno. Rajoy por su parte, siguió el discurso nacionalcatólico -más racional, por supuesto- tradicional: sintió mucha pena por los pobres y los desamparados no faltando alusiones a una niña pequeña, pero luego, no dejó claro cómo iba a solucionar esa situación catastrofista que pintaba y que comenzó (en lo económico), no olvidemos, con la entrada del Euro en la que tanto Aznar y él hicieron por entrar compliendo con los requisitos económicos.
No obstante, en otros temas, como el terrorismo, resultó vencedor.

Salud.

José R. Esquinas
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Rubén Álvarez Arias



Registrado: 01 Feb 2004
Mensajes: 98
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Feb 26, 2008 10:30 pm    Título del mensaje: Acerca del Debate Responder citando

Saludos

Para un filósofo habituado a reconocer los sofismas de los que se vale Zapatero, el debate de ayer fue toda una demostración de la basura puramente retórica y del Pensamiento Alicia que despliega el candidato socialdemócrata. Sin embargo no hay que perder del horizonte de análisis que, cuando se analiza un debate político de estas características, tal y como Aristóteles señala en la Retórica, hemos de atender al carácter del orador, al ánimo que comunica al auditorio y a los propios argumentos utilizados. Y muchos espectadores, incapaces de discernir un argumento válido o de reconocer la sindéresis o prudencia política mínima exigible en un discurso de esta clase, sin embargo pueden dejarse llevar por el rencor y el odio que destila Zapatero o bien por la imagen positiva que procura transmitir. ¿Las encuestas recogen estos aspectos? No podemos saberlo, pero desde luego sí podemos criticar los parámetros utilizados para dar la "victoria" no basados fundamentalmente en el discurso.

Un saludo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mar Feb 26, 2008 11:43 pm    Título del mensaje: Retóricos silencios Responder citando

Estimados amigos:

Si analizáramos los argumentos sensu stricto toda la basura ideológica del cambio climático, la paz, la tolerancia y la niña, entonces nadie podría considerarse ganador de ese debate. Si abrimos el abanico de las izquierdas indefinidas y consideramos que todos prefieren a Zapatero antes que a Rajoy, con eso tampoco podemos saber si realmente las preferencias explican cuáles fueron los contenidos y los argumentos que pusieron sobre la mesa los distintos contertulios.

Y es que la cuestión va más allá incluso de la distinción entre argumentos retóricos y dialécticos, elemento funcional que sirve para determinar que Rajoy, cuando menos, argumentaba: Pacto antiterrorista roto, Pacto del Tinell para echar a la media España representada por el PP de la política, inflación de los precios de la vivienda protegida a causa de pelotazos urbanísticos, etc. Pero es que, desde un punto de vista retórico, Zapatero perdió por los reiterados silencios de los que hizo gala. Sinceramente, ¿quién podría votar a alguien que es reclamado hasta tres veces para que le responda una pregunta? Dejar preguntas sin contestar es algo que el espectador percibe como incapacidad argumentativa. Y todo esto sin las convenientes explicaciones de los periodistas-curas, al desnudo, en televisión formal.

Me parece a mí que muchos de quienes vieron el debate y sacaron sus conclusiones no aparecen reflejados en las encuestas, pero por el momento es sólo una conjetura, aunque nada retórica.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Ángel Sánchez Bernal



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 61
Ubicación: Alcazarén (España)

MensajePublicado: Mie Feb 27, 2008 12:31 am    Título del mensaje: Responder citando

Hola.
Vimos anoche, en parte, o vi yo, una especie de genus permixtum: mezcla de basura fabricada y basura desvelada. O basura fabricada que es desvelada por la televisión formal en cuanto basura. Porque lo que hubo fueron discursos autistas escritos por sociológos cantamañanas llamados a "conquistar Milán". Varias veces se dio la circunstancia en la cual, cuando uno hablaba, según los bloques temáticos pre-estipulados, por ejemplo ("temas sociales"), de inmigración, el otro hablaba de los derechos de los homosexuales, quedando claro que debatir no era el propósito principal.
Sólo Rajoy trató de romper esta dinámica, incluyendo "apelaciones" al supuesto rival dialéctico, incluyendo preguntas, que ZP no osaba responder, además de las acusaciones que glosa Rodríguez Pardo; y acierta, creo yo, cuando afirma que lo único que se desveló, en televisión formal, fue la absoluta incapacidad del presidente, las pocas veces que Rajoy consiguió abrir un "hiato" en la superposición de discursos.
Pero, de alguna manera, la Verdad de lo que se dice queda evacuada, porque las tesis no se enfrentan (sólo se enfrentan los rostros, los gestos), y entonces las encuestas, y los creadores de encuestas pueden decir lo que dicen.
Un saludo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Rubén Álvarez Arias



Registrado: 01 Feb 2004
Mensajes: 98
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mie Feb 27, 2008 10:18 am    Título del mensaje: Sobre el debate Responder citando

Saludos

Una conjetura ¿sociológica? Las encuestas realizadas poco tiempo después por las cadenas de televisión dieron la "victoria" o "ventaja" a Zapatero y podemos pensar que fueron cocinadas y no son una muestra recta que representa adecuadamente al conjunto de los espectadores que siguieron el debate. También podría ser que buena parte de los encuestados ocultaran a los encuestadores sus verdaderos cálculos y conclusiones, o que fueran los mismos encuestadores los que rellenaran las encuestas en función de sus propias impresiones sin preguntar a los encuestados. Incluso podría ser que las encuestas no se equivocaran tanto y que un porcentaje mayor de los espectadores diera como vencedor a Zapatero porque se resisten a dejarse convencer por Rajoy.

En cualquier caso, nos mantenemos en el ámbito sociológico de las encuestas, cuya consideración como basura es externo al debate mismo y se dedice en función de la correcta elaboración científica de la muestra.

Una cosa son los parámetros que deciden la "victoria" en uno de estos encuentros, que son filosóficos, y otra el número de espectadores que conceden la victoria según su entender mundano. ¿Existe una relación necesaria entre unos y otros? ¿Existe al menos esa relación en el caso del debate del lunes?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mie Feb 27, 2008 5:26 pm    Título del mensaje: La democracia está podrida Responder citando

Estimados amigos:

Si se recopilara el correspondiente dossier de prensa, incluyendo a los periódicos gratuitos (a los que habría que adscribir a Público, que a los pocos meses de ser editado ha pasado de vender cds y dvds a ser distribuido gratuitamente, un record que supera ampliamente a La Razón y ABC ), se comprobaría que a la victoria de Zapatero otros le contraponen una idea muy general: los candidatos siempre se están enfrentando y mirando al pasado, sin analizar los contenidos de tal enfrentamiento ni tampoco los objetivos que pudieran buscar con tal polémica; sin preocuparse si la polémica conduce o no a alguna conclusión positiva o negativa tras la bronca.

Como además las encuestas tampoco recogen qué motivos llevan a los inquiridos para decir que ganó el debate Zapatero o Rajoy, entonces sólo se puede llegar a una conclusión: la democracia realmente existente está podrida en su esencia, pues el raciocinio que los votantes puedan realizar sobre los argumentos de los políticos queda eclipsado por la adscripción ideológica de los mismos. En dos palabras: sobra el debate porque las opiniones están prefijadas de antemano.

Este autismo político en última instancia podría describirse como una suerte de retorno al despotismo ilustrado: los periodistas considerarán a la ciudadanía como una suerte de menores de edad, cuyas opiniones nunca alcanzarán el grado de racionalidad que los «intelectuales» del régimen alcanzan, por lo que sus juicios estarán de más y habrán de ser sustituidos por las correspondientes encuestas demoscópicas, que serán la verdadera «voz del pueblo». Y si tales opiniones son contrarias al gobierno, serán vistas como producto de la enajenación y de la mala fe de quienes están presos de un ciego partidismo, se llamen Alcaraz, Rajoy o pertenezcan a la AVT o a la Iglesia católica. Ese pueblo retornado a la minoría de edad del despotismo ilustrado tendrá, en consecuencia, el gobierno que se merece.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Rubén Álvarez Arias



Registrado: 01 Feb 2004
Mensajes: 98
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Feb 28, 2008 12:32 pm    Título del mensaje: Sobre el debate Responder citando

Saludos

Aún no tengo claro si más que un debate político, en el cual se ponen ante el juicio de los espectadores los planes y programas de cara al futuro, lo que la televisión desveló emic el lunes fue más bien un "careo" forense ante el jurado popular, la sociedad civil espiritual española, en el que dos sospechosos, los políticos Zapatero y Rajoy, enfrentaron públicamente su testimonio acerca de la labor desempeñada estos últimos años para tratar de discriminar quién decía la verdad o tenía mayor virtud y merece ser salvado por el voto y quién dice la falsedad o era más pecador y merece ser condenado.

Pero si no es en prensa, desde luego sí se ofrecieron en televisión algunos criterios para determinar la "victoria" de uno u otro aunque sean tan sofísticos como el "nerviosismo" mostrado por tal candidato al sentarse hacia delante o el grado de "tranquilidad" que comunicó en los espectadores.

Rajoy al menos argumentaba, hemos dicho. Si la adscripción ideológica no eclipsa el juicio de todos los españoles y existe un porcentaje amplio de los espectadores indeciso lo suficientemente racional para atender a los argumentos presentados, el debate quizá haya servido para aclarar su juicio. Si no es así y triunfa la involución despótica, y con ella los cotos políticos étnicos que plantean ya la secesión, veremos y actuaremos. De momento lo único que se atina a vislumbrar próximamente es el equilibrio entre dos corrientes antagónicas.

Hasta pronto
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Jue Mar 06, 2008 12:17 pm    Título del mensaje: Recapitulando Responder citando

Estimados amigos:

En el segundo debate entre Rajoy y Zapatero se continuó la tendencia del final del primero: Zapatero obstruía intencionadamente los turnos de Rajoy, pero esta vez la moderadora, Olga Viza, no tuvo los gestos de Campo Vidal y Rajoy tuvo que convivir con continuas zancadillas de su rival, ante la aquiescencia de la nueva moderadora.

Parece que el debate es más de lo mismo, pues las interpretaciones periodísticas-curiles se asemejan a las del primero: ganó Zapatero. Sin embargo, y corroborando la afirmación de José Ramón Esquinas, muchos blogs de campaña señalan que el favoritismo de Zapatero en las encuestas viene dado por la gran cantidad de fuerzas políticas heterogéneas que aglutina en torno a su persona: los antisistema, los nacionalistas y otras hierbas prefieren al actual presidente.

Pero no parece que todos ellos lo vayan a preferir en las urnas, pues no concurren a los comicios todos ellos, ni parece que vayan a votarle: la ETA prefiere a ZP, pues gracias a él puede seguir aterrorizando a los españoles sin matar, o simplemente cometiendo «accidentes mortales» que serán justificados del modo que sea necesario. Los nacionalistas también, pues pueden seguir convocando referendums de autodeterminación sin que el gobierno ponga límite alguno.

El corazón de Europa, sin embargo, prefiere que sea Rajoy el ganador, al menos coyunturalmente. Para muchos, si las encuestas dan un empate técnico (menos de tres puntos de diferencia), ganará el PP, dado que la participación electoral será menor que hace cuatro años y al voto oculto, que suele ser «popular». Las especulaciones se acabarán la noche del 9 de marzo.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Luis Gómez Fernández



Registrado: 29 Mar 2004
Mensajes: 97
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Mar 06, 2008 5:50 pm    Título del mensaje: Olga Viza impresentable como moderadora del debate Responder citando

Si bien es cierto, que un moderador debe ser neutral en estas lides, no lo es menos, que el "socialismo de Z", lejos de aquella social-democracia que se nos vendió, no tiene arrestos para presumir de eso, y de ahí esa tramposa esgrima de solapar "lo que yo digo con lo que tú intentas decir", para encubrir la tontuna de mi palabra vacía, abstracta y falsaria. ! Qué tontos sois !


La suerte está echada. El segundo y decisivo debate entre Mariano Rajoy
y
José Luis Rodríguez Zapatero estuvo más igualado y bronco que el de una
semana antes, cuando el candidato popular resultó claro vencedor. En
esta
ocasión, el aspirante socialista cambió su estrategia y comenzó con
mucha
más agresividad, intentando poner trampas a su rival, al que logró
llevar al
terreno que él deseaba en cuestiones como Irak o el 11-M, pero después
se
desinfló como un globo y en la segunda parte del debate Rajoy consiguió
superarle por puntos.
En el cierre, en la parte de las conclusiones, Rajoy llegó mucho más a
los
ciudadanos al rescatar la metáfora de la niña, que ya utilizó en el
debate
anterior y que tanto dio que hablar.
Zapatero llegó al Palacio Municipal de Congresos de Madrid con la
lección
aprendida. En esta ocasión, cambiaron los turnos de palabra y él
comenzó a
hablar en cada bloque, lo que le permitió llevar la iniciativa. Si hace
una
semana estuvo a la defensiva prácticamente en todo el debate, ayer optó
por
la tensión y la bronca, de nuevo con interrupciones continuas, sin
dejar
explicarse a su adversario. Esta vez tampoco dudó en hablar de la
guerra de
Irak y el 11-M para tratar de poner en aprietos a Rajoy. Como novedad,
puso
a su derecha una especie de «libro gordo» de Zapatero, al que remitió
con
insistencia como depositario de toda su verdad y de los datos que
utilizó:
«He traído esta noche un libro blanco con todos los datos que aporté en
el
debate del pasado lunes, y que voy a explicar hoy».
Rajoy apenas varió los argumentos utilizados siete días antes, y
tampoco
llegó con ninguna gran propuesta que no fuera conocida ya. En ese
sentido,
el candidato popular hizo agua respecto a Zapatero, que hizo un repaso
más
exhaustivo de medidas concretas para la próxima legislatura. El
candidato
popular se hizo fuerte a medida que avanzó el debate, sobre todo cuando
acusó a Zapatero de mentir sobre sus negociaciones con la banda
terrorista
ETA, y cuando comenzó a responder sin problemas y con rotundidad las
preguntas-trampa de su oponente.
El precio de los huevos
En la primera parte del debate, se enzarzaron con la subida de los
precios.
Zapatero «olvidó» en esta ocasión hablar de los supuestos tres millones
de
empleos que, según él, se crearon en los últimos cuatro años, y que,
como
desveló ABC, era un dato erróneo y manipulado. En cambio, prefirió
prometer
dos millones de empleos para la próxima legislatura y un Observatorio
de
Precios.
«Yo voy a hablar de lo que afecta fundamentalmente a los españoles»,
cortó
Rajoy. Y se puso a hablar de nuevo de lo que ha subido la leche, los
huevos,
el pollo y el pan. En esta ocasión, al contrario de lo que pasó hace
una
semana, Zapatero llevaba sus datos: «Los huevos con ustedes subieron
tres
veces más, las frutas también, y las patatas veintidós veces más con su
Gobierno».
Zapatero intentó poner en cuestión el interés de Rajoy por la economía
al
reprocharle que la primera pregunta que le hizo en el Congreso, en
2004, no
fue de economía. Rajoy lo negó, y ambos se pasaron gran parte del
debate con
el asunto, que en realidad interesa muy poco. En todo caso, Rajoy sí
habló
de economía en esa primera intervención parlamentaria, hace cuatro
años,
como reflejan las actas del Congreso.
Pero el candidato popular tenía guardada una «bala» dirigida contra
Zapatero, al leerle el «Financial Times» del día: «El vencedor de las
próximas elecciones tendrá que pasar los próximos cuatro años poniendo
orden
en un estropicio sin precedentes en la moderna Historia de España».
Como
respuesta, Zapatero soltó de manera sorprendente: «¿Sabe lo que le ha
importado la economía de las familias. Un bledo, señor Rajoy. Un
bledo». «Ha
estado muy brillante», le contestó Rajoy.
Al hablar de políticas sociales, Zapatero intentó llevar el debate a la
Ley
de Dependencia y a la igualdad entre hombres y mujeres, pero Rajoy, de
nuevo, quiso centrar la discusión en la inmigración, que a su juicio ha
sido
«desordenada» porque el Gobierno «no ha hecho nada, sólo una
regularización
masiva que se oyó en toda Europa». Como contraataque, Zapatero le tenía
guardada otra «sorpresita». Hace una semana le reprochó que, con el PP,
la
regularización se pudo hacer con un bonobús (falso, era con un abono
transporte). En este caso, le mostró el recibo de una rueda de
bicicleta:
«Vaya rigor».
Pero Rajoy tenía también mucho interés en hablar de educación y de la
«pésima gestión» que ha hecho el Gobierno socialista. Propuso como
alternativa una Educación basada en el «mérito, el esfuerzo y el
trabajo».
El momento más «solemne» de Zapatero llegó después. Se puso muy serio y
anunció mirando a la cámara y con las cejas muy levantadas: «Sea cual
sea el
resultado, el PSOE apoyará al Gobierno de España en la lucha
antiterrorista
sin condiciones. Es un compromiso solemne. Me gustaría oírle decir lo
mismo».
Rajoy no se arrugó: «Sea cual sea el resultado, apoyaré al Gobierno...
si el Gobierno lucha contra ETA. Yo apoyo la lucha contra el
terrorismo, no
la negociación política con los terroristas».
«Nosotros, sin condiciones», le interrumpió Zapatero. Pero Rajoy, aquí,
lo
tiene muy claro. Acusó a Zapatero de romper el Pacto Antiterrorista y
de
«mentir» a los españoles con ANV, con De Juana Chaos, con Otegi y con
los
contactos con ETA. «Mintió a los españoles, me engañó a mí, al Congreso
y al
conjunto de los ciudadanos tras la T-4». Fue el momento más brillante
de
Rajoy en todo el debate. Y a partir de ahí, Zapatero se desinfló a una
velocidad realmente llamativa. «Su verdadero problema», continuó Rajoy
sin
contemplaciones (era el momento de dejar KO al contrario), «es que ha
actuado como aprendiz de brujo y engañó a todos».
A vueltas con Irak
Ya contra las cuerdas, Zapatero sacó a relucir lo más recurrente del
PSOE en
la legislatura: la guerra de Irak: «Usted utiliza el terrorismo hasta
para
justificar la guerra de Irak, porque Estados Unidos nos iba a ayudar en
la
lucha contra ETA si íbamos a Irak, ¿se acuerda?». «No», contestó muy
tranquilo Rajoy. Pero Zapatero no perdió
comba: recordó la retirada de tropas y reprochó al PP su actitud por el
11-M.
Otra sorpresa del debate: Rajoy entró al trapo de Irak. Tenía preparado
un
buen golpe. Le recordó que tras retirar las tropas de Irak, Zapatero
aprobó
una resolución en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que
pedía a
los Estados miembros prestar asistencia a la fuerza multinacional, en
particular con fuerzas militares.
Zapatero no se quedó atrás y atacó fuerte: «¿Sigue apoyando la guerra
de
Irak?». Momento delicado para Rajoy, que, por supuesto, no contestó,
pese a
la insistencia del candidato socialista. El combate en corto acabó con
una
exigencia de los dos de que el contrario pidiera perdón a los
españoles.
«Usted ha mentido», le dijo Rajoy.
«Nunca, jamás», respondió Zapatero, quien para defender su política
antiterrorista puso los muertos sobre la mesa y comparó: «¿Qué
legislatura
prefiere, ésta con cuatro víctimas mortales, o la anterior, con 238
víctimas
mortales?» «No creía que fuera a utilizar a los muertos», contestó
Rajoy.
Ahí se produjo el descanso en el debate. A la vuelta, Zapatero defendió
su
idea de España a base de mostrar gráficos con los kilómetros de
autovías y
de AVE que vamos a tener en 2020. «Usted no tiene ninguna idea de
España,
sólo se presenta con gráficos para 2020», le reprochó Rajoy. Zapatero,
dolido, exclamó que «¡el PSOE es el eje central de la democracia en
España,
porque ha estado en todos los consensos!». Rajoy le replicó que el
centro de
este país «está en el PP».
El candidato del PP puso de nuevo en aprietos a su adversario cuando
planteó
la imposibilidad de rotular en español en Cataluña, y no logró sacar a
Zapatero un compromiso para acabar con esa situación. Rajoy le pidió
apoyo
para una ley que garantice que todos los niños puedan estudiar en
castellano
en toda España. «¡Pero si usted no la pió sobre el castellano cuando
fue
ministro!», le espetó Zapatero, quien acabó hablando del cambio
climático y
del trasvase del Ebro: «Sí, haré el trasvase, si es lo que quiere
saber»,
respondió Rajoy.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Jue Jul 22, 2010 3:05 pm    Título del mensaje: Artículo de Sánchez Tortosa sobre la telebasura Responder citando

Estimados amigos:

Un artículo de José Sánchez Tortosa publicado en el suplemento Ideas de Libertad Digital, el 20 de julio de 2010, abunda en las ideas del materialismo filosófico sobre la telebasura, citando profusamente Telebasura y democracia de Gustavo Bueno.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.

Cita:
EL CASO BELÉN ESTEBAN

Teledemocracia

Por José Sánchez Tortosa

La decadencia de una sociedad opulenta supura, como cualquier infección, y acaba traspasando la superficie. De esa manera, cristaliza en determinados síntomas. Los iconos que dominan su campo mediático componen esa sintomatología que permite vislumbrar la naturaleza de la patología.

Por decirlo sin más demora, no es que la centralidad televisiva de un sujeto como Belén Esteban, que accede a la mayor tasa de popularidad por menor número y calidad de méritos objetivos, sea un mal social, sino que es sólo el síntoma de la podredumbre de la sociedad española, es la erupción epidérmica provocada por una infección debida a la falta de defensas del organismo social, falta de defensas que consiste en el vacío intelectual consumado por una masificación (disfrazada de democratización) de los medios de comunicación.

Se dice que la verdadera crisis que se padece actualmente no es sólo ni fundamentalmente económica, sino que es una crisis de valores. Pero no es que no haya valores. Es que los criterios de mínima racionalidad para dirimir entre valores o para criticar y, en su caso, triturar determinados valores, o incluso todos si cabe, han sido enterrados en aras de un idealismo democrático cuyo fruto ha sido el relativismo más pueril y el reino indiscriminado de la santa opinión (trasunto del no menos santo libre albedrío escolástico), en el que todo vale, o en el que lo que vale y acaba imponiéndose es lo más estúpido, lo más banal, consagrado por los índices de audiencia:

Pero como, en una televisión no subvencionada, los programas que no son políticos dependen exclusivamente de la publicidad, y ésta de la audiencia, habrá que concluir que, de hecho, se está razonando desde la suposición basura de que es el volumen del rebaño el que marca los contenidos de los programas, en general. Y no hace falta llegar a concluir, con esto, que es la audiencia quien hacelos programas. Los programas le son ofrecidos, sin duda, a la audiencia, a sus diferentes capas; pero la audiencia los elige, y si rechaza unos y escoge otros es porque procede por el mismo mecanismo de la criba que, según muchos biólogos, gobierna las líneas de la evolución de las especies. El medio no creael genoma de cada especie; pero lo criba, porque es el medio el que determina el que una especie sea más viable que otra en la lucha por la existencia. (Gustavo Bueno, Telebasura y democracia, Madrid, Ediciones B, 2002, p. 194).

Y es que la masa de televidentes es construida por la Tele ("Lo ha dicho la Tele", como una especie de Oráculo de Delfos degradado y confinado a la cochambre estética del tipo La Noria), ese constructo metafísico que rebasa la función meramente técnica del aparato receptor y que está dotado de la capacidad potencial de suplantar al Dios de las sociedades premediáticas en su papel de constructor de conciencias. O, por decirlo de manera más sencilla, si la mentalidad de las masas se forjaba en la sociedad feudal por la recepción del discurso emitido desde el púlpito, y con mucha mayor fuerza por la liturgia de la ceremonia regular, rítmica (ese espejismo de eternidad), en las sociedades mediáticas se forja por los medios de comunicación de masas.

Pero esa construcción de conciencias opera ahora por el procedimiento ya indicado de la desertización del pensamiento racional, por la volatilización de los mecanismos del entendimiento humano, esos que hacen materialmente viable la única forma de comunicación real entre seres racionales finitos.

Belén Esteban es la España real, la culminación de la democracia realmente existente, del idealismo democrático y la partitocracia corrupta. La telebasura, esa suerte de democracia televisada, no malforma ya mentes, sino que directamente las vacía, encerrándolas en un campo magnético del que no se puede salir y en el que no opera el principio de no contradicción, ni las leyes básicas de la lógica formal. El contenido de lo que se emite es irrelevante o, en todo caso, está al servicio del magma indiferenciado de los afectos publicitados, esa tediosa orgía de lugares comunes y sentimentalismos que los programas habituales acaban siendo. Lo televisado se mueve en la nada, en el vacío total(itario) de criterios de racionalidad, produciendo el triunfo tiránico de la estupidez y la servidumbre masificada. La democracia formal del idealismo democrático acarrea por este procedimiento el monopolio del vacío intelectual, el dominio del relativismo absoluto, el éxito de esa ignorancia tan altanera y solemne cuyo arquetipo actual es el sujeto de referencia.

La telebasura es democracia degradada, es la democracia del populacho, es la democracia restringida exclusivamente al procedimiento formal de la votación, materializada en un jurado de telespectadores eligiendo en un concurso de baile al personaje popular, en contra del criterio de los expertos, frente al individuo que ha adquirido al menos ciertos méritos. Como sostenía Platón, no podrá haber justicia en la ciudad en que no gobiernen los expertos. Y para ello es imprescindible que haya expertos, y que esos expertos puedan salir de cualquier estrato de la sociedad. Pero no hay manera de que tal cosa suceda si no es por medio de una enseñanza de calidad en la que los criterios de ascenso académico, y social, sean el talento y el trabajo. Sólo por medio de una enseñanza racional (no basada en el principio de autoridad, ni en el relativismo de la eficacia mediática) que produzca gestores técnicos (científicos de la polis, es decir, políticos, y no retóricos, sofistas o pedagogos/demagogos) el Estado podrá administrar los asuntos públicos sin caer en los delirios utópicos de los salvadores e iluminados (el idealismo exacerbado de "quienes luchan unos con otros por vanas sombras") ni en la descomposición irreversible de la corrupción estructural (el relativismo triunfante de quienes se disputan el mando "como si éste fuera algún bien"). La de Platón es, por lo tanto, una propuesta teórica estrictamente antiutópica:

Y así la ciudad nuestra y vuestra vivirá a la luz del día y no entre sueños, como viven ahora la mayor parte de ellas por obra de quienes luchan unos con otros por vanas sombras o se disputan el mando como si éste fuera algún bien. Mas la verdad es, creo yo, lo siguiente: la ciudad en que estén menos ansiosos por ser gobernantes quienes hayan de serlo, ésa ha de ser forzosamente la que viva mejor y con menos disensiones que ninguna; y la que tenga otra clase de gobernantes, de modo distinto. (Platón, República, 520 c-d).

La telebasura ejemplifica una democracia no construida, adventicia, producto de una especie de advenimiento, precipitada sin tránsito estructural. La democracia es más una palabra que una estructura, una idea metafísica más que una realidad material, una coartada retórica, un tabú intocable reducido a la charlatanería de la libertad de opinión, donde no puede haber libertad real –al faltar criterios comunes de racionalidad–, y a la beatificación de un mero procedimiento técnico como son las elecciones (como decía Borges: "La democracia, ese curioso abuso de la estadística").

Sin una enseñanza de calidad y exigente (como sabía, por ejemplo, Marcelino Domingo) no se puede edificar una sociedad mínimamente democrática. En cambio, el sistema educativo democrático, diseñado por nuestra democracia, produce el espectador de la telebasura. Sistema educativo y telebasura se alimentan mutuamente.

Y así como la escuela-basura, la telebasura es producto de la democracia realmente existente:

Comenzamos constatando cómo son mucho más altas las probabilidades de que la televisión en una sociedad democrática segregue en su metabolismo mayor proporción de basurarelativa que la que suelen segregar las sociedades no democráticas. (G. Bueno, ob. cit., p. 186).

De este modo, nos encontramos con la paradoja de que las etapas democráticas generan productos culturales, pero de consecuencias políticas decisivas, de peor calidad, acaso por el coste que conlleva la universalización de la enseñanza o de la televisión, en estos casos, acaso, en hipótesis más sólida a mi juicio, por las propias exigencias materiales de las sociedades de control, que necesitan esos mecanismos para sus ajustes estructurales.

Con Belén Esteban el Pueblo se hace visible, televisado, presente en las terminales de televisión, donde, como en espejo, se ve a sí mismo, donde se reconoce y se ve reconocido. El sujeto chabacano, semianalfabeto, vulgar (el vulgus en acto) aparece revestido por la aureola de la autenticidad, de la sencillez, de lo contrario a toda hipocresía, glorificado así como representante del "hombre de la calle", del "pueblo llano", protagonista de los programas de televisión gracias a una labor "democratizadora" que se hubiera extendido a los canales de difusión masiva de consignas vacías.

No puede ser casual que miembros del gobierno enarbolen la bandera de este icono (Zerolo, González-Sinde) o aparezcan en programas de esta categoría (Blanco en La Noria). El Poder es imagen, como ya sabía el sabio florentino.

Una democracia directa, técnicamente viable hoy día, tendría, al menos, la virtud de aproximarse en sus resultados a esa metafísica voluntad del pueblo, disuelta en su homogeneidad ilusoria por el procedimiento técnico de votación directa e individual de cada ley, reforma, etc.:

En una democracia hay que aceptar sin duda, como un postulado (si se prefiere: como una ficción jurídica del Estado de derecho) que el pueblo tiene siempre juicio al elegir. Y según esto habrá que decir, no solamente, que la audiencia, en cuanto expresión o fractal de ese pueblo, es causade la programación (a través de la criba), sino también que es responsablede ella. Dicho de otro modo: que cada pueblo tiene la televisión que se merece. (G. Bueno, ob. cit., p. 195).

Así, por lo menos, los idealistas democráticos podrían solazarse en la certeza de que los resultados electorales reflejan las decisiones reales de los átomos que componen el Pueblo soberano.

Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Jul 24, 2010 7:11 am    Título del mensaje: Pienso para la plebe masiva. Responder citando

Ya lo decía yo, los vectores ascendentes tienen en común con el pueblo una cosa: que el hedor de la pestilencia sube hacia arriba.

El pueblo, ese "animal de bellota" ha de ser dirigido por una batuta rígida, de alegre música: http://www.nodulo.org/ec/2004/n029p16.htm


Esto de pensar en el "pueblo" como si fuese una categoría estupenda ya se ha acabado. El pueblo es efectivamente un animal de bellota (a distancia, una agrupación a distancia, como decía Aron) que sólo come bellotas (su estómago está hecho para eso.

De otros depende la calidad del pienso que come...

Quién adula al pueblo, ese es el que miente..., el Judas... Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab Jul 24, 2010 9:24 am    Título del mensaje: Los vectores ascendentes Responder citando

Estimados amigos:

Los vectores ascendentes indican que el poder no sólo viene de arriba sino también de abajo; la resistencia a pagar impuestos o la desobediencia civil son acciones del poder ascendente que van además contra el poder ejecutivo, y no pueden considerarse ajenas a la propia estructura del poder. Cada pueblo tiene la televisión que se merece, pero ese pueblo no es un mero espectador pasivo de lo que le ofrecen, independientemente del criterio mejor o peor que muestre. Hay que leer con atención la cuestión antes de juzgar frívola y particularmente.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Jul 24, 2010 8:01 pm    Título del mensaje: Ese vector superascendente. Responder citando

Eso está pero que muy bien, pero a pesar de ello es un "animal de bellota". Lo ha dicho Don Gustavo, no yo.

Aquí no se trataba de la "rebelión cívica" que se la supone ahora y aquí exquisita, sino de esa "ficción jurídica del Estado de derecho) -que supòne- que el pueblo tiene siempre juicio al elegir", como se dice arriba.
Por tanto en realidad sobra esta discusión.

No hay dudas de que el "pueblo" cuando desobedece y se subleva tarde o temprano vuelve a obedecer a otros y a callar ante otros, a los que ahora, como verdadero animal de bellota cree más... Con estos o con aquellos es, a pesar de todo, un verdadero animal de bellota. Maquiavelo no se fijó demasiado en el pueblo para hablarnos de la virtud política, sino en Fernando el Católico, pues son los sujetos concretos los que "hacen la historia" y no las agrupaciones a distancia.

Con todo, el llamado pueblo no sólo es un "animal de bellota", sino que encima está enfermo, muy enfermo, como decía el Aznar, ya que ha sido ese vector superascendente y en suprema rebeldía contra España (contra su única Patria) el que votó y el que volverá a votar a los porqueros del Pacto del Tinell:el "Partido Socialista de Cataluña, ERC e Iniciativa por Cataluña, que accedieron así al gobierno de la Generalidad catalana en forma de tripartito. De este modo, echaron del poder a la lista más votada, Convergencia y Unión"...

Y será esta "convergencia" y esta "unión" la que pondrá la puntilla a tanta ascensión vectorial de una parte no poco importante del enfermo pueblo español tomándole el pelo una vez más.

¿que el ese pueblo o esa parte del pueblo es tonto? Claro, por eso es un "animal de bellota".

Ya gobiernan con el pueblo, ya..., pero "los asuntos políticos, en tanto que conciernen a todos los ciudadanos, no pueden ser propiedad de un grupo de «expertos» que se consideran la Inteligencia, la Razón y se autodenominan «intelectuales»... ¡Claro que no! La realidad es que "los asuntos políticos" son "propiedad" de la clase o del grupo que puede y porque puede, independientemente de que se consideren o sean unos lumbreras. El poder no está supeditado al saber, sino al contrario: es el saber el que está supeditado al poder, y el pueblo, la plebe plebeyuna, ni sabe ni puede, porque es "democrático".


Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Jul 26, 2010 2:17 pm    Título del mensaje: Re: Ese vector superascendente. Responder citando

Estimados amigos:

Debo responder al autor del último mensaje que todo lo que dice está muy pero que muy bien, pero que no responde a las cuestiones planteadas por mí, y que aparecen en la cuestión que se analiza aquí acerca de la televisión y la democracia, y más concretamente el papel de esa entidad que llaman «pueblo». Porque ese pueblo será muy «animal de bellota», lo diga quien lo diga, pero ese «animal de bellota» evita pasar los peajes, prefiriendo circular por carreteras secundarias, y levanta el pie del acelerador cuando ve la cámara de los radares, evitando así la correspondiente multa con la que el Estado pretende recaudar más y más tributos. Aparte que ese mismo «animal de bellota» no declara los alquileres de su segunda vivienda. Eso se llama un vector ascendente de ese «animal de bellota» en cuanto capa basal que se niega a tributar.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Aquí no se trataba de la "rebelión cívica" que se la supone ahora y aquí exquisita, sino de esa "ficción jurídica del Estado de derecho) -que supòne- que el pueblo tiene siempre juicio al elegir", como se dice arriba.
Por tanto en realidad sobra esta discusión.


Yo creo que no sobra. Evidentemente, es más que discutible el juicio de un «pueblo» que elige a un ser como Zapatero. Pero esa elección denota un juicio, mejor o peor, y desde luego desmiente la pasividad de ese «pueblo». Hasta la propia pasividad, el dejar hacer, ha de ser considerada una forma de actuar: una acción que permite la acción de otros.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
No hay dudas de que el "pueblo" cuando desobedece y se subleva tarde o temprano vuelve a obedecer a otros y a callar ante otros, a los que ahora, como verdadero animal de bellota cree más... Con estos o con aquellos es, a pesar de todo, un verdadero animal de bellota. Maquiavelo no se fijó demasiado en el pueblo para hablarnos de la virtud política, sino en Fernando el Católico, pues son los sujetos concretos los que "hacen la historia" y no las agrupaciones a distancia.


Maquiavelo bastante tenía con prescribir recetas para mantener el poder en el marasmo de las numerosas ciudades estado italianas. No sirve para entender la complejidad de las sociedades modernas. El «pueblo» siempre encontrará un medio de sublevarse y actuar cuando lo que sucede no sea del todo conforme a sus intereses. Vuelvo a insistir en la cuestión fiscal y, desde luego, en la rebelión cívica. Respecto a los sujetos concretos que realizan la Historia, se vuelve a caer en el vicio de considerar al «pueblo» como una masa informe gobernada por una suerte de ser providencial. ¿Las formas de estado y de gobierno no dan forma a ese pueblo? ¿No le ofrecen canales por los que manifestar su descontento y falta de aprobación? Parece que resurge la fantasiosa voluntad de poder nazi-nietzscheana.

En cualquier caso, no es el pueblo sino la Nación quien dispone de capacidad para decidir sobre la situación política. Un referendum de autodeterminación, aprobado por «el pueblo» poco dice si una parte de la Nación representando al todo (ya sea el gobierno o, en el peor de los casos, el ejército) dice que no al expolio.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Con todo, el llamado pueblo no sólo es un "animal de bellota", sino que encima está enfermo, muy enfermo, como decía el Aznar, ya que ha sido ese vector superascendente y en suprema rebeldía contra España (contra su única Patria) el que votó y el que volverá a votar a los porqueros del Pacto del Tinell:el "Partido Socialista de Cataluña, ERC e Iniciativa por Cataluña, que accedieron así al gobierno de la Generalidad catalana en forma de tripartito. De este modo, echaron del poder a la lista más votada, Convergencia y Unión"...


No creo que sea una enfermedad la manera de calificar a ese «pueblo», por lo demás inexistente en cuanto voluntad general. Los varios millones de la rebelión cívica no toleraban el expolio. Otra cosa es que sean más numerosos los que lo consienten porque sus medios de vida coyunturales no se vieran afectados por todo el asunto del Estatuto de marras... Es la voluntad coyuntural y para nada general del «pueblo».

Pero «el pueblo» como tal no tiene existencia sin determinados medios para canalizar su descontento. Con la crisis económica muchos han cambiado de postura y el vector ascendente a día de hoy no sólo intenta evadir los impuestos, sino que dicta que habrá cambio de gobierno. Diráse que mucho ha hecho falta para que ese «pueblo» despertase, y sólo medianamente, de su marasmo. Pero es lo que hay, y desde luego demuestra que no es un sujeto informe que acepta lo que le echan. Si así fuera, ni la crisis económica lo hubiera despertado, y hubiera tolerado el engaño que los «seres superiores» le lanzaban una y otra vez.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Y será esta "convergencia" y esta "unión" la que pondrá la puntilla a tanta ascensión vectorial de una parte no poco importante del enfermo pueblo español tomándole el pelo una vez más.


O no. Quizás simplemente sea una riña entre familias venidas del franquismo que se resolverá con un nuevo Pacto del Majestic.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
¿que el ese pueblo o esa parte del pueblo es tonto? Claro, por eso es un "animal de bellota".


Ahora mismo ignoro quiénes son los tontos y quiénes los listos, salvo que se diga qué es lo inteligente y qué no lo es.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Ya gobiernan con el pueblo, ya..., pero "los asuntos políticos, en tanto que conciernen a todos los ciudadanos, no pueden ser propiedad de un grupo de «expertos» que se consideran la Inteligencia, la Razón y se autodenominan «intelectuales»... ¡Claro que no! La realidad es que "los asuntos políticos" son "propiedad" de la clase o del grupo que puede y porque puede, independientemente de que se consideren o sean unos lumbreras. El poder no está supeditado al saber, sino al contrario: es el saber el que está supeditado al poder, y el pueblo, la plebe plebeyuna, ni sabe ni puede, porque es "democrático".


Siempre hay gobierno de unos sobre otros, pero eso nada quiere decir en principio. Lo único que considero cuestionable es que no pueda darse un mínimo de ilustración, acaso en forma de mejores criterios, para esa masa a la que tanto se desprecia pero de la que se forma parte (aquí ninguno tiene el poder político). Por lo demás, los que se denominan intelectuales son unos impostores, no más plebeyos y analfabetos que quienes les siguen incondicionalmente. Son todos ellos parte de una completa impostura, en la que ni unos dejan de creer, ni los otros dejan de segregar estupideces. ¿El saber sometido al poder? ¿Desde cuándo 2+2=4 está sometido al poder de turno? Desde el poder, máxime en las actuales democracias de mercado, se pueden cambiar muy pocas cosas, y entre ellas no se encuentran los saberes objetivos. El gobierno del PSOE ha aprobado la Ley de la Memoria Histórica, pero ello no ha impedido que Pío Moa se convierta en un superventas y ponga en evidencia la mentira histórica de la Transición, y el fundamento del actual régimen constitucional en la transformación del franquismo, «de la ley a la ley».


Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Página 2 de 4

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán