nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Viva la pena de muerte
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Vie Abr 06, 2007 11:15 pm    Título del mensaje: Viva la pena de muerte Responder citando

Estimados contertulios: Lo más grande de la doctrina de Gustavo Bueno sobre ética, moral y política es la doctrina de la eutanasia procesal para asesinos, vulgo, pena de muerte o ejecución capital. Tal noble doctrina es fundamental estudiarla para saber cómo rescatar a nuestro país del lodo y del fango en el que está sumergido. Para evitar el envilecimiento moral de la sociedad española, tiene que habar algo llamado ejecución capital y que esté reservada para las personas de grado cero. "Como es sabido, Beccaria ha negado al Estado el derecho a la pena de muerte por la razón de que no podría presumirse que en el contrato social esté contenido el consentimiento de los individuos a dejar que les maten, sino que más bien debería supoenrse lo contrario. Sólo que el Estado no es en absoluto un contrato, ni la protección y seguridad de la vida y la propiedad de los individuos como singulares es tan incondicionadamente su esencia sustancial, antes al contrario es el Estado lo más elevado que también reclama esta vida y esta propiedad mismas, exige el sacrificio de ellas." Hegel , Filosofía del derecho, parágrafo 100. Debería inculcarse en los ciudadanos un gran respeto por la pena de muerte, un orgullo de tener un muro infranqueable para los monstruos. Arriba España, viva la pena de muerte.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Germán Iglesias Hortal



Registrado: 04 Feb 2007
Mensajes: 29
Ubicación: Gijón

MensajePublicado: Lun Abr 09, 2007 12:59 am    Título del mensaje: Pena de muerte. Responder citando

Estimados contertulios:

Felipe tiene, a mi juicio, absolutamente toda la razón en lo que dice a favor de la ejecución mortal. Sólo me gustaría recordar que, además, a lo largo de la Historia, la posición favorable a la conveniencia y adecuación a razón y eutaxia de la pena de muerte fue casi absoluta y unánime. No sólo Hegel en refutación del endeble contractualismo de Beccaria, como pertinentemente recuerda Felipe, sino que el análisis favorable a la misma ya fue ensayado, con mayor o menor acierto, desde los más antiguos códigos normativos y morales, como el código de Hammurabi o la Biblia, hasta Montesquieu, Rousseau, Kant o Balmes, pasando por Platón, Aristóteles, Alfonso X en la célebre Partida VII, e incluso Santo Tomás en sus “Escritos catequísticos”

Hay que recordar, además, que el propio Beccaria, en contra de lo que suele ser opinión común, admite la conveniencia de la aplicación de la pena de muerte ante, por un lado, el supuesto de amenaza por parte del delincuente a la estabilidad del sistema político o al orden de la nación, y, por otra parte, merced al fin disuasorio o de general intimidación que la aplicación de la ejecución tuviera sobre otros hipotéticos criminales, sirviendo aquella de freno a los actos de éstos. No fue, por tanto, tan monolítica la posición del jurista milanés al respecto de la pena de muerte, ni su negación tan drástica como Bobbio y otros fundamentalistas de las teorías abolicionistas han querido mostrar en el pasado siglo.

En resumen, el tema de la pena de muerte, como puede comprobarse haciendo un somero repaso doxográfico de la Historia de la Filosofía, es ya una idea tan pulida y matizada que, en el límite, puede considerarse, si se permite la expresión, como conceptualmente cerrado, a efectos de su estricto análisis filosófico. Otra cosa bien distinta, y aún más ardua tarea, sería convencer de ello a tan precarios entendimientos como débiles voluntades de legisladores, opinantes y votantes. A este respecto y aunque quizá no sea un ejemplo felizmente extrapolable a otros ámbitos, recuerdo cómo, hace unos pocos años, el Parlamento ruso elevó una propuesta al presidente Putin para la reinstauración de la pena de muerte, finalmente no sancionada, pero que cuenta, según estudios demoscópicos y sociológicos al efecto, con un masivo respaldo popular en ese país.

Un saludo.
Germán Iglesias Hortal.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun Abr 09, 2007 1:11 pm    Título del mensaje: Sang y fetge. Responder citando

Hola.



Bueno: «Para defender la pena de muerte se suele presentar ésta como un medio de corrección e intimidación. Pero la historia y la estadística prueban plenamente que desde Caín el mundo jamás se ha corregido o intimidado por el castigo ¡Miserable sociedad ésta que no ha encontrado otro medio de defenderse que el verdugo y que proclama su propia brutalidad como una ley eterna.» (Karl Marx. Citado por Francisco Fernández Buey.

Bueno: «Una democracia auténtica?debe instaurar la pena de muerte»
.....................

Es muy cierto lo que dicen estos dos sabios sobre este asunto tan lúgubre y la vez tan alegre. ¿Pues quién hay de bien nacido que no se alegrase cuando viese caer la cerviz de algún que otro canalla de infame y reciente memoria?
Para sosiego y escarnio de algunos creyentes dudosos y verdaderamente mojigatos, traigo aquí estas santas palabras del no menos Santo Tomás, que digo yo, que aquél que para el creyente fue un santo padre en un tiempo, lo es por necesidad lógica siempre, y que ahora no se nos venga conque todo esto es cosa "antigua", pues de ser eso cierto también sería más antiguo el mismísimo Cristo y hasta el alto Reino de los Cielos con toda su parentela incluida.

Así que aquí les dejo unas notas y párrafos del genial santo que sabía muy de sobras que <la justicia es aquello que ordena al hombre en relación a otro>. Y digo esto para aquellos que acaso la piensan libre y pura como una blanca paloma que a nadie somete... Pero un Orden es orden, esto es "verticalidad"..., nada de "realización" o "desalienación" y demás estupideces.

¡Ahí va! :


No matarás (Ex 20,13)

En la ley divina, se establece las reglas del amor a Dios y al prójimo, se ordena no sólo hacer el bien, sino alejarse del mal. Pero entre todos los males que se pueden ocasionar al prójimo, el más grande es matarlo; de ahí que se prohíba esto, cuando se dice: "No matarás".
En relación con este precepto se han constatado tres errores.
[...]
Otros aseguraron que con este mandamiento el matar a un hombre quedaba prohibido de manera absoluta. Y afirman que son homicidas los jueces que, de conformidad con las leyes, pronuncian sentencia de muerte. Contra ellos dice Agustín que Dios no se quitó a Sí mismo, por tal precepto, el poder de matar; y así, leemos: "Yo doy la muerte y doy la vida" (Dt 32,29). Por lo tanto, pueden lícitamente matar quienes lo hacen por mandato de Dios, porque entonces es Dios el que lo hace; y toda ley es un mandato de Dios: "Por mí reinan los reyes, y los legisladores decretan lo justo" (Prv 8,15); "Si obras el mal, teme; que no en vano lleva espada, pues es ministro de Dios" (Rom 13,4). Y a Moisés se le ordena: "Los hechiceros no consentirán que vivas" (Ex 22,18). En una palabra, lo que es lícito a Dios, es lícito también a sus ministros cuando actúan por mandato de El. Y bien claro está que Dios no peca, siendo como es el autor de las leyes, cuando impone la muerte en castigo del pecado: "El salario del pecado es la muerte" (Rom 6,23). Por tanto, sus ministros tampoco. Por consiguiente, el sentido es: "No matarás" por cuenta propia.
(Escritos de catequesis. Santo Tomás de Aquino.)

Dice Santo Tomás:<...Y esto es querer con voluntad consecuente. Por eso puede decirse que un juez justo quiere absolutamente colgar al homicida.> (Suma. I-I, C19. a7) Al fin y al cabo para un cristiano el cuerpo es -por estar sujeto a la muerte- sólo un mero "defecto" devenido así por el primer pecado.

Así, y no estando Dios aún y aquí para juzgarnos, bien habremos de apañárnoslas solos:

<"Se ha de notar que un individuo, viviendo en sociedad, constituye en cierto modo una parte o un miembro de esta sociedad. Por eso, el que obra algo en bien o en mal de uno de sus miembros, esto redunda en toda la sociedad."> (Santo Tomás de Aquino Summa Theologica, I, II, q. 21, a. 3.)
Y además:

<1.- Nadie peca por hacer lo justo. Y es justo castigar a los malos; porque como consta por lo anterior, el castigo restituye el orden destruido por la culpa. Luego los jueces no pecan por castigar a los malos.
2.- Los hombres establecidos como jueces sobre otros, en esta tierra, son ejecutores de la providencia divina. Pues Dios, según el orden de su providencia, dirige lo inferior por lo superior, como ya expusimos. Pero nadie peca por seguir el orden de la providencia divina. Y a esta pertenece que se premie a los buenos y castigue a los malos, como consta por lo dicho. Luego no pecan los hombres cuando, teniendo autoridad sobre otros, premian a los buenos y castigan a los malos.
3.- El bien no necesita el mal, sino al contrario. Luego lo necesario para la conservación del bien no puede ser malo por naturaleza. Y para conservar la paz entre los hombres es necesario castigar a los malos. Luego esto no es de suyo malo.
4.- El bien común es mejor que el bien particular de uno solo. Luego ha de sacrificarse el bien de uno solo para conservar el bien común. Y la vida de algunos criminales perniciosos impide el bien común, que es la concordia de la sociedad humana. Luego ha de apartarse a tales hombres de la sociedad humana mediante la pena de muerte.
5.- Como el médico pretende devolver la salud mediante una operación, que consiste en el equilibrio de los humores, así el gobernante de una ciudad debe pretender mediante su operación la paz, que consiste en la armonía entre los ciudadanos. Y el médico amputa un miembro canceroso con toda razón, si tal miembro amenaza corromper todo el cuerpo. Luego el gobernante de una ciudad justamente y sin pecado puede matar a los criminales perniciosos, para que no se perturbe la paz del Estado.
Por eso dice el Apóstol: "¿No sabéis que un poco de fermento corrompe toda la masa"? (I Cor. 5, 6). Y poco después añade: "Arrancad de vosotros el mal" (I Cor. 5, 13). Y dice acerca de la autoridad terrena: "No sin causa lleva la espada; pues es ministro de Dios y castigador de quien hubiese obrado el mal" (Rom. 13, 4). Y también: "Estad sujetos a toda humana creatura por Dios, sea el rey, como a supremo, o a los gobernadores, ya que Dios los envía para castigo de los malvados y premio de los buenos" (I Pet. 2, 13-14).
Así se refuta el error de quienes dicen que no es lícito castigar corporalmente, y para apoyar su error aducen el texto: "No matarás" (Ex. 20, 13). Y también añaden que el Señor dijo a todos sus ministros que querían arrancar la cizaña: "Dejad que crezca hasta la siega" (Mt. 13, 20); pues por la cizaña se significan los hijos perversos, y por la siega el fin del mundo, como ahí mismo se explica. Luego no ha de sacrificarse a los malos mediante la muerte, para apartarlos de los buenos. Igualmente alegan que el hombre, mientras está en el mundo, puede cambiar y hacerse mejor. Luego no ha de matárseles, sino dejárseles para que se arrepientan.
Tales razones son vanas. Porque la misma ley que manda: "No matarás", añade poco después: "No dejarás vivir a los malhechores" (Ex. 22, 18). De ahí se deduce que es ilícito matar injustamente a los hombres; por eso también dice el Evangelio: "Habéis oído que se dijo a los antiguos: No matarás. Pero yo os digo: cualquiera que se encolerizase contra su hermano, es reo de juicio", etc. (Mt. 5, 21-22); de donde se colige que es injusta la muerte que procede de la ira, no la que se ejecuta por cumplir con la justicia. Y en cuanto a lo que dice el Señor: "Dejad que crezca hasta la siega", debe entenderse de acuerdo con lo que se añade: "No sea que junto con la cizaña también arranquéis el trigo" (Mt. 13, 29). Luego se prohibe matar a los malos cuando no puede hacerse sin peligro de matar también a los buenos: lo que puede suceder cuando no puede distinguirse claramente a los malos de los buenos, por no ser evidentes los pecados, o cuando hay peligro de que los malos puedan arrastrar consigo a muchos buenos. En cuanto a que los malos, mientras viven, pueden enmendarse, no impide que pueda matárseles justamente, porque el peligro que se sigue de que sigan viviendo es mayor y más cierto que el bien que pueda esperarse de su enmienda. Y aún tienen la oportunidad de hacer penitencia y convertirse a Dios en peligro de muerte. Y si aun en este caso de tal manera se obstinan en su pecado de modo que no se arrepientan de su maldad, con bastante probabilidad podrá juzgarse que nunca se apartarán de su malicia.>
(Suma contra los gentiles. Ed. Porrua. México 2004. Lib. III. Cap CXLVI, pág. 592)

......................

<“La preservación del bien común de la sociedad exige colocar al agresor en estado de no poder causar perjuicio. Por este motivo la enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legitima autoridad publica para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte...”> (Catecismo de la Iglesia Católica, Madrid, 1992, Pág. 498.)

Sobre lo mismo: http://www.edicionescatolicas.com/articulo.asp?Id=221#_ftnref21

Muy interesante: http://www.conoze.com/doc.php?doc=3491

http://www.unifr.ch/derechopenal/tribuna/guerrap_pmuerte.pdf
.....................

Efectivamente muchos y casi todos estuvieron a favor de la pena de muerte: A partir del siglo XVIII, serán también partidarios de la pena de muerte, entre otros, los filósofos Montesquieu (1689-1755), Emmanuel Kant (1724-1804), Hegel (1770-1831) y Jaime Balmes (1810-1848).

CRONOLOGIA DE LA PENA DE MUERTE EN ESPAÑA
1828 : La Pena de muerte está vigente en España.
1870: El Código Penal Español establece la pena de muerte. En su art. 102 recoge: "La pena de muerte se ejecutará en garrote sobre tablado. La ejecución se notificará a las veinticuatro horas de notificada la sentencia, de día, con publicidad y en el lugar destinado generalmente al efecto, o en el que Tribunal determine cuando haya causas especiales para ello".
1873: Durante la Primera República Española, podemos establecer dos periodos en relación a la pena de muerte. En el tiempo en que Salmerón fue presidente de la República, la pena capital fue abolida, mientras que, tras su dimisión, su sucesor, Castelar, fue reinstaurada. La reinstauración fue debida a una estrategia política del gobierno para recuperar, así, la confianza del ejército, que Salmerón había perdido.
1873-1931: En el periodo de la Restauración, la pena de muerte sigue vigente.
1932: La Segunda República abole la pena de muerte, exceptuando los delitos de la jurisdicción militar.
1934: La promulgación de la ley del 11 de octubre, por el gobierno de la CEDA, restablece la pena de muerte para ciertos delitos.
1935: Con la ley del 2 de junio se produce una ampliación del uso de la pena de muerte para delitos de terrorismo.
1938: Con la ley del 5 de julio se restablece la pena de muerte, recogida en el Código Penal, para delitos de derecho común.
1941: En la ley de la seguridad del estado, del 29 de marzo, encontramos más de veinte citaciones sobre la pena de muerte.
1944: El 23 de diciembre se pública el nuevo Código Penal. Éste establece la pena de muerte en 19 delitos.
1945: El 17 de julio se aplica una amnistía para determinados delitos.
1960: El decreto del 26 de Septiembre establece la aplicación de la pena de muerte sobre aquellos que se dediquen al bandidaje o a la subversión social... apartándose ostensiblemente de la convivencia social.
1978: Publicación del "Proyecto de Ley sobre la abolición de la pena de muerte en el Código Penal. Éste es el antecedente del inmediato del art. 15 de la CE, que establece la abolición de la pena de muerte (exceptuando el Código de Justicia Militar, "salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra").
1983: La Reforma del 25 de Junio supone la desaparición del Código Penal de la Pena de muerte para todos los delitos.

Rousseau (1712-1778), en su obra El Contrato Social, exponía:
<"Todo malhechor, atacando el derecho social, conviértese en rebelde y traidor a la patria (...) La conservación del Estado es entonces incompatible con la suya; es preciso que uno de los dos perezca.">

Gustavo Bueno:<"Un individuo que mata a navajazos a cinco personas y luego hace picadillo a su mujer ¿qué puedes hacer con él? ¿Reinsertarle? Sólo existen dos soluciones: o que se suicide, o bien aplicarle la pena capital, que es una manera educada y elegante de invitarle a suicidarse. Es, diríamos, una atención que tiene la sociedad con el criminal.">

Delirante: ¿Qué significa hoy ser de izquierda? (Entrevista en Reberlión.org y en exclusiva a Abel Prieto, Ministro de Cultura de Cuba)

Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Lun Abr 09, 2007 2:45 pm    Título del mensaje: Argumento ontológico Responder citando

Estimados contertulios: Si el crimen es horrendo, la única solución es la muerte del asesino. El asesino no tiene remedio ni solución alguna. Sólo le cabe el suicidio, el suicidio asistido o la ejecución capital. Si un asesino recupera la cordura debería suicidarse sin alharacas, sin ruido, con discreción. Si quiere suicidarse pero tiene miedo, se le puede tranquilizar con una inyección letal para ayudarle a encontrar la ataraxia y si es como un mono, pues habrá que ejecutarlo en contra de su voluntad pero por su bien también como sujeto de eutanasia procesal para asesinos. Un hombre tan degradado no vale para nada y merece la muerte. Cuando un hombre no tiene remedio, como dijo Platón, lo único que se puede hacer con él es matarlo.Atentamente, Viva la pena de muerte, Arriba España.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Lun Abr 09, 2007 3:19 pm    Título del mensaje: Domingo de Soto Responder citando

Estimados contertulios: El español dominico Domingo de Soto (1496-1560) tiene un tratado voluminoso, "De iustitia et iure" en el que argumenta sobre la ejecución capital. En principio, el delincuente asesino se ha convertido en bestia, abdicando de su condición humana, vulgo, ha pasado del eje circular al eje angular y merece la muere como persona de grado cero, como una bestia maligna. "De los animales brutos se pasa primeramente en este segundo artículo a los hombres malvados, los cuales, renunciando a su condición, se pasaron según testimonio de David, al estado de las bestias. Se pregunta, pues, si es lícito apartarlos con la muerte de la sociedad de los vivos. Parece efectivamente, que es ilícito castigar con la muerte a un hombre por muy criminal que sea. Nosotros, ciertamente, hemos de seguir los ejemplos de Cristo, y Cristo prohibió, según San Mateo, 13, a los apóstoles arrancar la cizaña, esto es, los hijos malos, a fin de que al mismo tiempo no se arrancara el trigo. Por consiguiente hemos de creeer que este fue un mandamiento para nosotros.........Es justo dar muerte a los malhechores. La razón de ello la deduce hermosamente Santo Tomás del artículo anterior. Queda, efectivamente, resuelto que es lícito dar muerte a los animales brutos, porque están ordenados a nuestro provecho, como lo está lo que es más imperfecto a lo más perfecto. Pues por la misma ley, como toda parte está ordenada naturalmente al todo, y por esto cuando la salud de una persona lo exige, se corta un miembro podrido, para que no contagie los demás y finalmente ocasione la muerte del cuerpo, siendo todos los ciudadanos partes del todo, que es la sociedad, se sigue que cuando fuere conveniente para su salvación, tenga autoridad para dar muerte a un ciudadano, a fin de que no la dañe totalmente. Porque, como dijo San Pablo en la I a los Corintios: una cantidad pequeña de levadura corrompe toda la masa.....Tan natural es que se de muerte a los hombres culpables y perniciosos para la sociedad, como lo es que no se mate a los inocentes; por tanto la facultad que tiene la sociedad no depende de la excepción que hace la ley antigua, sino qe depende de una concesión del derecho natural........Porque con el mismo derecho con que puede uno defenderse aún con la muerte del enemigo, y permitir la amputación de un miembro para conservar la vida, puede la sociedad procurar su salvación dando muerte a un ciudadano....... A la tercera dificultad, finalmente, se responde que dar muerte a un hombre no es intrínsecamente malo del mismo modo que lo es mentir. Es decir, no es tan general como la mentira, sino que lo es cuando va contra la naturaleza. Y es contra la naturaleza cuando el hombre conserva su dignidad, es decir, cuando vive según la razón, puesto que por la razón es libre y existente por sí mismo. Y cuando pierde esta dignidad, desciende a la bajeza y esclavitud de los brutos animales, según se dijo en el salmo: El hombre, a pesar de haber sido constituido en honor, no lo comprendió y se asemejó a los animales, etc. Y por esta razón es lícito darle muerte lo mismo que a los animales. El hombre corrompido, efectivamente, como dijo Aristóteles en el 7 de los Políticos y en el 1 de los Éticos es tanto peor y más dañino que una fiera, cuanto que por su ingenio y voluntad dispone de más medios para hacer daño." Libro V. Cuestión Primera, Artículo II. Atentamente, Viva la pena de Muerte, Arriba España.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mar Abr 10, 2007 9:13 pm    Título del mensaje: Eutanasia política Responder citando

Estimados contertulios: El Estado tiene derechos. Tiene derecho a mantener su eutaxia política a toda costa. Tiene derecho a eliminar a las amenazas para la paz pública. El Estado, ya lo dijo yo hace tiempo en los foros, está más allá del bien y del mal. Es lo que se llama razón de Estado. Por eso el Estado tiene derecho a matar. Ante el peligro, el soberano declara el Estado de excepción, designa al enemigo y lo combate.
Como bien dijo Caifás: "Es bueno que muera un hombre para la salvación del pueblo". Hay personas degradadas políticamente de forma radical, ciudadanos de grado cero, por lo tanto merecen la muerte. Si matar una persona es algo grave, traicionar a la patria es algo gravísimo y eso se debe penar en justicia con la muerte. El traidor merece la muerte. Su crimen político es horrendo y se le aplica la razón de Estado para garantizar la paz pública. En fin, que habría una suerte de eutanasia procesal para traidores a la patria o para criminales políticos horrendos o ejecución política a individuos indeseables y sin remedio, degradados políticamente al máximo y traidores, criminales de lesa majestad contra el Estado. Atentamente, Arriba España. Viva la pena de muerte.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Abr 14, 2007 9:03 pm    Título del mensaje: Maneras Responder citando

Estimados contertulios:
Ciertamente, el Estado tiene el derecho a matar a un ciudadano o a un bárbaro si ello redunda en eutaxia política, esto es en estabilidad, duración, paz pública y fortaleza del régimen político. Si el amor a la patria es superior ontológica y axiológicamente que el amor a los amigos o a la familia o a uno mismo, entonces, el odio a la patria, la alta traición a la patria, la hostilidad hacia la patria, el enfrentamiento a la patria, debe ser castigado con la muerte. Aquí entra el tema de la razón de Estado. Se trata de saber si el Estado puede o debe matar informalmente mediante operaciones secretas y encubiertas o tiene que hacerlo con un proceso judicial mediante y con todas las formalidades jurídicas. También conviene saber qué actos constituyen una alta traición: El separatismo, el terrorismo, la connivencia con potencias extranjeras, etc. Atentamente, Viva la pena de muerte. Arriba España.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Abr 14, 2007 10:45 pm    Título del mensaje: Hay que guardar las formas. Responder citando

<Se trata de saber si el Estado puede o debe matar informalmente mediante operaciones secretas y encubiertas o tiene que hacerlo con un proceso judicial mediante y con todas las formalidades jurídicas.>

Eso, Felipe: veo que cada día estás más de acuerdo y más cerca con las maneras del despotismo de Mister X o Felipe Gonzalez el amigo de los GAL y de los "Amedo y Domínguez". ¡Menudas alforjas las tuyas!

Si el Estado vulnera sus propias leyes lo hace cuando ya ha declarado la guerra, es decir: fuera de la ley misma o más acá de la ley misma. Si no hay guerra declarada (o estado de sitio o excepción) ha de cumplir necesariamente sus propias leyes, pues al no haber "asuntos graves" que tratar para nada se necesita la gravedad del uso de los graves Arcanas.
Si el Estado mata "informalmente" es un Estado in-formal, esto es, una flagrante y absurda contradicción en sus propios términos. Algo intolerable para la conciencia del subiecto. Un Estado informal, que actúa informalmente es un Estado sin forma, esto es, sin gobierno... Es un ayuntamiento de arbitariedades, o como dice Espinosa, una "pandilla".

Mejor como los chinos: con una simple ley o con una ley secreta, esto es: con una forma, con alguna forma, formalmente.

Espero que te formalices un poco. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Abr 14, 2007 11:28 pm    Título del mensaje: Razón de Estado Responder citando

Estimados contertulios: Desde un formalismo o positivismo jurídico a lo Kelsen, no hay diferencia alguna entre Derecho y Estado. Por lo tanto, el Estado no puede delinquir. Todo Estado es Estado de Derecho por el mero hecho de existir o de ser Estado. Pero si admitimos que el Derecho es algo más que el Estado y que el Estado como esencia política tiene una dinámica autónoma o propia, estaremos en la temática de la razón de Estado. El que el Estado sea formal o informal en el proceder de los arcana imperii, será una cuestión de oportunidad, de kairós favorable, no tanto de principio. Ahí tienes a Felipe II con su hijo Don Carlos o con Escobedo. En principio creo yo que siempre será conveniente proceder conforme a derecho, pero, .....quién sabe lo que nos reserva el destino. Atentamente, Arriba España, Viva la pena de muerte.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mar Jun 12, 2007 10:13 pm    Título del mensaje: Seres monstruosos Responder citando

Estimados contertulios: Unos cuantos monstruos, convictos y confesos de un crimen horrendo: Violación, tortura, quema y asesinato de Sandra Palo, son tratados con deferencia. No son ejecutados. El menor sólo está en la cárcel cuatro años. Es la ideología progresista la ideología causante de tales monstruosidades y aberraciones, que considera que al delincuente hay que rehabilitarlo. La solución hubiera sido su ejecución sumaria. Sería positivo. Sería educador. Sería un remedio para evitar el envilecimiento de la sociedad española. Todas esas criaturas aberrantes, monstruosas merecen ser aniquiladas mediante la eutanasia procesal para asesinos, sea desde la perspectiva de la ética, sea desde la perspectiva de la moral. El progresismo ha calado en la clase política española y la ha corrompido y envilecido. Nuestros políticos han caído en lo más bajo. Tal vez hubiera que aplicarles también a tales seres moralmente defectuosos la eutanasia procesal. Esta vez sería la eutanasia procesal para políticos decrépitos. Podría ser una eutanasia procesal política revolucionaria o restauradora. Atentamente, Viva España. Arriba España. Viva la pena de muerte. Viva Sarkozy.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Mie Jun 13, 2007 8:48 pm    Título del mensaje: Decrepitud Responder citando

Estimados contertulios: El señor Armesilla Conde insiste en la séptima generación de la Izquierda. Es un revolucionario. No debiera asustarle mi propuesta. Por lo demás, es una propuesta que ya previamente ha sido ejecutada a lo largo de la Historia de Occidente. Un ejemplo: Luis XVI fue guillotinado el 21 de enero de 1793. Era un traidor, un decrépito político. Se le aplicó la eutanasia procesal política revolucionaria. En las revoluciones estos fenómenos de eutanasia son muy frecuentes y muy abundantes. La historia política nos da muchos casos. Un político decrépito sería un político traidor, sin remedio, amortizado, de ninguna utilidad y en cambio de mucho perjuicio para la Nación si sigue con vida. La eutanasia procesal política sólo tiene lugar en las revoluciones o en las contrarrevoluciones. Atentamente, Viva España. Arriba España. Viva la pena de muerte. Viva Sarkozy.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mie Jun 13, 2007 10:16 pm    Título del mensaje: La solidaridad de los intereses. Responder citando

Apreciado Felipe... Ya se que para nada necesitas mi conseja, pero se me ocurre que es ejecutable y en base a una futura doctrina jurídica (sin eso todo es crimen), todo aquél decrépito que cree poder reducir todo lo "espiritual" (M2, si acaso) a lo corporal, o sea, a una doctrina (M3) que lo supedita todo a M1. O sea: el materialismo craso y vulgar de Marx: que el ser social determina la conciencia.
También podemos considerar por completo decrépito y acabado a todo aquél que considere cualquier mundo futuro mejor que este mundo presente, y a todo aquél que se inventa generalidades como universales desde su particularidad privada e insoslayable para así quedarse tan contento en su subjetividad. También a todo aquél que considere el "ser social" independiente del pensamiento subjetivo..., y por lo mismo a todo aquél que considere a la clase obrera creadora de algo así como "su consciencia de clase" o la autorealización suya a través de la autoconsciencia suya. Pura y hedionda quimera.

Yo propongo eso de considerar un crimen horrendo al político decrépito cualquiera que sea que considere más y mejor sistema productivo su puro invento que no el real existente sistema capitalista... y a todo aquél que considere mejor lo desconocido que lo conocido, lo "popular" que lo de los expertos, lo "masivo" que lo particular, lo pobre que lo rico, lo peor que lo mejor, etc. etc.

En definitiva y como dice von Mises:<La sociedad es la solidaridad de los intereses.>, por tanto, cualquier particularidad no <capitalista> es asocial pues siempre es y resulta ser un universal hediondo hegeliano impracticable, puro neocristianismo o escatología idealista, sin supuestos intereses (lo cual es mentira).

Ya es hora de que lo podre, se pudra.

Armesilla Conde no es un revolucionario por la simple razón de que aquí no hay que "revolucionar" nada de nada, a menos que uno no sea liberal y procapitalista, esto es: que por sus privados y particulares intereses coopere a la única y real realización universalista y universal: la sociedad existente. Esta. No otra. Esta es lo verdaderamente universal... NO OTRA. Pero esto no sólo hay que hacerlo y saberlo, también hay que decirlo, y callarlo es mentir.

Por eso y más: Atentamente, Viva España. Viva la pena de muerte. Viva Sarkozy y abajo la Francia (o por lo menos que no nos moleste demasiado). Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Jue Jun 14, 2007 4:08 pm    Título del mensaje: Más vale no menear la herrumbre. Responder citando

Lo que es seguro, apreciado Armesilla, es que eso de ser un "revolucionario" a la antigua usanza es cuando menos un insulto a la inteligencia de cualquiera. Un conservador como yo desea conservar lo bueno y desea desechar lo malo, lo pernicioso (igual como haces tú y cualquiera)... Es muy curioso que te veas representado en eso de los "septimianos" o "los de la Séptima" (yo lo escribo siempre con mayúsculas) que, me supongo, se desprende de aquellas mis palabras: <"También podemos considerar por completo decrépito y acabado a todo aquél que considere cualquier mundo futuro mejor que este mundo presente, y a todo aquél que se inventa generalidades como universales desde su particularidad privada e insoslayable para así quedarse tan contento en su subjetividad."> Por lo visto consideras que los de la Séptima son o sois así...

Uno vota al PP por pura desesperación, porque no hay nada mejor o que se acerque más a "ESPAÑA"; ya que ésta es para mi -como se sabe- la única cuestión. Es evidente que ningún partido está contra las autonomías, y por ello, tampoco contra la Constitución de 1978... Otro cantar es eso de que las autonomías nos lleven a la ruina..., aún es pronto para poder saber eso, aunque yo, en principio, estaría de acuerdo contigo en que probablemente eso nos lleve efectivamente a la ruina... ¿Pero qué? ¿Es que acaso si el "partido de la Séptima" estuviera por ahí emberrenchinando yo le iba por eso a votar? Es claro que probablemente no los votaría (y si entras tú o el señor Diego Guerrero en lista seguro que no), que seguiría votando al PP, ya que este partido -como otros actuales- es el resultado de una historia anterior de la derecha española (y sus recurrencias productivas) y tiene gentes que saben y sabrían gobernar. Que es lo que importa.

¿Que gobernarían al modo liberal o neoliberal? Mil veces eso antes que un "gobierno de izquierdosos arreglamundos, antes que los marxistas contritos en su eterna realización de la Historia y la Humana Humanidad humanizada. Cualquier cosa antes que la mierda socialista o comunista al modo marxista (socialismo real) o pseudomarxista, tipo Rebelión.org. Ni izquierdas definidas ni indefinidas. Eso ya es morralla!!

Cuando uno habla de revolución se comprende por ella lo que los marxistas entendían: revolución del sistema productivo, no cualquier cambio de gobierno. Si se trata de cambios de gobiernos (incluso de régimen o grupo dominante) te diré que me son bastante indiferentes (dada mi marginalidad práctica), pero si se trata de cambio de "sistema"... afirmo que este sistema es el único posible y el único universal mejor: la sociedad existente, capitalista, como dije y como dice Ludwig von Mises:<La sociedad es la solidaridad de los intereses.>... Y solamente hay solidaridad donde hay intereses privados, egoístas, comunes...

Dejemos que sea el Poder el que cambie y derribe sistemas judiciales...Hoy por hoy, por muy ascendentes que sean los vectores del Poder y sus capas, poco pueden hacer esos supuestos revolucionarios que sólo existen en la imaginación calenturienta de los idealistas septimianos y no tan septimianos. Yo no "quiero derribar nada"... Yo opino sobre cosas varias sin ánimo de incidir en ninguna realidad social aparte de la opinión misma vertida aquí. Imposible es que mi sola opinión derribe este sistema judicial. Para poder llevar eso a cabo sería necesario elevar una idea factible y bien construida a movimiento de masas, esto es, elevar a movimiento político la voluntad y la idea de un grupo dominante y capaz y que domina sobre esas masas llevándolas a la realización inconsciente de su idea y voluntad de grupo y cuyos fines las mismas masas desconocen casi siempre... En realidad eso ya ocurre: es elevado a la realización inconsciente la voluntad de grupo aquello que consiste en la tolerancia a ultranza, para así socavar las tradiciones y costumbres del Estado decimonónico y poder penetrar con más facilidad y con las políticas ofensivas del neoliberalismo aparentemente apátrida, la cáscara estatalista o proteccionista aún vigente. Si esto es bueno o malo eso no puede aún dilucidarse.

Puede ser, apreciado Armesilla, que este tu último mensaje esconda valores filosóficos que yo no se ver... Cuando menos parece que ahora sí has pensado..., tal vez es que en esta ocasión sí que has tenido suficiente tiempo. Yo, por otra parte, tengo muchísimas contradicciones y vivo perfectamente con ellas. Explícate mejor, si te place... Ya que como citas por entero mi mensaje no sé a veces ni a qué te refieres. En fin, no es lo mismo hablar del cambio revolucionario del "sistema productivo" que hablar del cambio del sistema judicial, que depende del sistema productivo en parte (pues se supone que está puesto para defenderlo). Lo último es muy factible... Lo primero es una bestialidad, dada la pasada experiencia del glorioso "cambio del sistema productivo" (URSS y demás herrumbre). Más vale no meneallo. Más vale no menear la herrumbre. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Jue Jun 14, 2007 7:59 pm    Título del mensaje: Revolución Responder citando

Estimados contertulios: Una revolución es un cambio brusco, rápido, acelerado, subvertidor del orden social y político. De todos modos, el término es polisémico y se ha puesto de moda desde 1789. Estamos en una época determinada e influida por la Revolución Francesa, como bien dijo Julien Freund. Es obvio que un revolucionario deberá aplicar la eutanasia política correcta e incorrectamente. Desde su perspectiva el uso de la distinción entre amigo/enemigo es fundamental y es la base de su política interior. Esto lleva, claro está, a la guerra civil. Toda revolución lleva a la contrarrevolución y por eso lleva a la guerra civil. Un conservador también puede utilizar la eutanasia procesal para políticos decrépitos. Sería éste un uso alternativo de la eutanasia desde una perspectiva conservadora. Para mí, ciertamente, hay políticos que en algunas circunstancias debieran ser eliminados. El criterio es partidista, ideológico, político. La política es ideológica. Por ejemplo: Si en España se diera un giro de 180º en el tema de las autonomías y del terrorismo, es evidente que eso implicaría un uso intensivo de la violencia política, policial, militar, etc. En tales circunstancias, quedaría claro para el público, para la ciudadanía la decrepitud de determinadas figuras políticas. Entonces se plantearía el tema de la eutanasia política, que tiene mucho que ver con la razón de Estado, con los arcana imperii. Como hay enemigo político, la muerte es una posibilidad. Por el momento están bien establecidas la eutanasia clínica, la ética y la moral. Falta establecer la política por razón de Estado o por decrepitud política. Atentamente, Viva España. Arriba España. Viva la pena de muerte, Viva Sarkozy.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Jun 16, 2007 12:53 pm    Título del mensaje: Antisistema, Revolución Responder citando

Estimados contertulios: No soy revolucionario en absoluto. No quiero destruir el capitalismo, ni el mercado, ni la propiedad privada, ni el orden económico espontáneo. Creo que no soy antisistema en principio, aunque no me importaría suprimir la Constitución de 1978 ni a la clase política española en una dictadura constituyente para dar lugar a otro régimen político distinto. Siempre pensé que Antisistema podría significar: 1. Antirrégimen político vigente. 2. Antisistema económico vigente. Yo sólo estoy en contra del régimen político vigente. Sería entonces yo antisistema. Bueno. Qué se le va a hacer... Revolucionario: 1. Subversión del régimen político vigente actualmente. 2. Subversión del orden social y económico vigente actualmente. Entonces si fuera revolucionario, lo sería en el sentido 1. La cuestión no tiene realmente mucha importancia. Pero podemos decir entonces desde esta perspectiva que el PSOE es antisistema constitucional, es antisistema revolucionario. No quiere subvertir en principio la sociedad, pero sí el régimen. Lo mismo podríamos decir de los separatistas. El PSOE es revolucionario políticamente porque quiere cargarse la Constitucíón de 1978 y es antisistema porque quiere cargarse el Régimen vigente actualmente. Revolucionario y antisistema son términos sinónimos. Atentamente, Arriba España, Viva España. Viva la pena de muerte. Viva Sarkozy.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Página 1 de 3

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán