nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


La(s) Izquierda(s) y el Botellón

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Las Izquierdas
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Santiago Armesilla Conde



Registrado: 09 Oct 2006
Mensajes: 350
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie May 25, 2007 11:48 pm    Título del mensaje: La(s) Izquierda(s) y el Botellón Responder citando

Pablo González Velarde, miembro de Corriente Roja -pseudogrupo trotskysta escindido de Izquierda Unida y comandado por Angelines Maestro-, de la Asociación de Estudiantes de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid y webmaster de "Economistas Rojos", ha escrito ÉSTO sobre la "represión antibotellón". Dedicado a Rodriguez Vega:

Cita:


04.05.07

¿Qué hay detrás de la represión antiBotellón?

Pablo G. V.

No me resigno a reducir el debate del botellón al conflicto sueño-diversión. La dimensión del problema es estructural, y su solución pone en cuestión el modelo privado de ocio existente y la ‘privatización’ de las calles

Ocupación policial de las calles de Malasaña

“Malasaña, barrio sitiado”, titulaba recientemente El País la noticia de la batalla campal producida entre jóvenes y policías las madrugadas de los días 1 y 2 de mayo. El balance global son 20 detenidos y 85 heridos. Entre los 20 detenidos no se encuentra ningún policía pese alborotar y ejercer una violencia arbitraria. En el caso de los 85 contusionados, un par de decenas de maderos presentaron heridas leves salvo uno que sufrió una fractura en el antebrazo izquierdo. Las elocuentes palabras de la Delegada del Gobierno presentan los hechos “a consecuencia del consumo de alcohol”, no sabemos muy bien si es que otros días los jóvenes de Malasaña no consumimos alcohol o si es que ese día hubo una coincidencia cósmica para que se juntaran los más borrachos de Madrid en la plaza del Dos de Mayo para comenzar con una orgía espirituosa y terminar destrozando las calles. Sin comentarios.

Compatibilización de derechos

A la hora de hincar el diente al debate del botellón podemos correr el riesgo de quedarnos en la superficie del problema si sólo lo abordamos desde la perspectiva servida por los mass media, es decir, como un conflicto entre vecinos y jóvenes; entre sueño y diversión. La clase política intenta de esta manera limpiarse las manos de un problema de fondo, y de paso, abrir contradicciones en el seno del pueblo. La contradicción vecinos-jóvenes no es tan real, puesto que yo como joven también reclamo mi derecho al descanso, y supongo que los vecinos de Malasaña no les ha invadido un deseo de extender un “aburrimiento permanente” o implantar una dictadura del silencio en las calles. Así pues, este plano del debate, el más superficial, lo liquido con una solución más que factible: realizar un inventario de parques, solares o espacios vacíos, donde no se moleste, acondicionarlos (higiene, transporte, salud,...), y en consecuencia, liberar espacios de ruido en lugares sensibles para los vecinos. Esto es una solución muy fácil de llevar a cabo.

No obstante, yo no me resigno a reducir el debate del botellón al conflicto sueño-diversión. La dimensión del problema es estructural, y su solución pone en cuestión el modelo privado de ocio existente y la ‘privatización’ de las calles.

Ilegalización de fiestas populares

En primer lugar, mientras los mass media se preguntan ¿porqué los jóvenes se dedican a destrozar mobiliario urbano?, yo me pregunto: ¿por qué Gallardón ilegaliza las fiestas populares del puente de mayo de Malasaña? ¿por qué precisamente Malasaña?. Malasaña es, lógicamente, el barrio más vulnerable en recibir ataques del alcalde del PP por razones obvias: es una zona frecuentada por jóvenes de izquierdas y se trata de un lugar donde existen culturas alternativas críticas al orden establecido. Incluso los comerciantes de la zona han denunciado agravios comparativos respecto a sus colegas de otros barrios.

Si alguien pensaba que Gallardón era menos autoritario y liberal que Fraga, tendrá que bajarse del guindo. El método fraguista de la solución por la vía de la “calle es mía” ha presidido todo el mandato de tan ‘insigne’ alcalde, buena muestra de ello son las agresiones gratuitas de las manis por una vivienda digna. En la asignatura de “liberalismo”, el señor Gallardón, supende con amplio margen no sólo por el endeudamiento público que nos hará pagar a base de impuestos y precios públicos a los ciudadanos, sino por las restricciones a la libertad del consumidor para elegir donde, como y cuando consumimos un determinado producto. La idea de “soberanía del consumidor” que sólo se la creen los propios liberales, viene a ser incumplida constantemente porque quien realmente tiene la soberanía es quien vende, quien tiene el capital.

Ley Antibotellón

Mención particular merece la Ley Antibotellón de Gallardón, que perfectamente podría haberse llamado “ley por el consumo de alcohol en negocios hosteleros”. La siguiente pregunta será muy ilustrativa al respecto: ¿Por qué en una terraza de un bar se permite tomar copas hasta el coma etílico y en cambio a sólo 10 metros de la misma en un banco de calle está prohibido tomarse una cerveza? ¿Alguien se puede creer que esta ley viene a restringir el consumo de alcohol o a proteger del ruido a los vecinos?. Si esto pareciera poco, no está de más informar que ésta prohibición se está ejerciendo con un abuso de poder suplementario. Es más que frecuente encontrarse con la escena nocturna de un policía municipal sustrayendo la copa que está bebiendo un individuo en la calle, tirarla a la basura, poner la correspondiente multa de centenares de euros, y por último, si abres la boca, te llevas un porrazo para casa. Indignante.

Gallardón sólo entiende de intereses empresariales hosteleros, y no entiende, o no quiere entender la situación de precariedad y bajo poder adquisitivo de los jóvenes. A nadie se le escapa las razones económicas que tiene realizar “botellón”. Por el precio de una copa en barra (entre 5 y 8 euros), se puede beber cantidad suficiente para toda la noche en un botellón. Tampoco ‘nuestro’ alcalde se preocupa de la salud de los jóvenes con la generalización del ‘garrafón’ en la mayoría de bares. Así pues, la ley antibotellón se ceba con los sectores más desfavorecidos y las ‘zonas rojas’ de Madrid, estando escrita sobre la coherencia de la lógica del lucro y la privatización de los espacios públicos.

Malestar social acumulado: mercantilización del ocio y privatización espacios públicos

La violencia en las calles de Malasaña como respuesta a la ilegalización de las fiestas populares y los continuados abusos de poder, son expresión de un malestar social acumulado, especialmente importante en sectores juveniles, que no encuentran una expresión política, puesto que los representantes políticos (PP, PSOE, IU) no dan cuenta de ello en las instituciones. De esta manera, los ciudadanos se distancian todavía más de la ‘clase política’, generando una deslegitimación progresiva del sistema en su conjunto. Ese citado malestar social juvenil tiene diferentes causas: como la restricción de libertades, la demanda insatisfecha de espacios de socialización públicos, la incertidumbre ante un mercado laboral cada vez más precario, la inseguridad en las calles generada por la policía,... Sin embargo, también existen caras negativas del botellón, como el consumo inconsciente de drogas (incluido el alcohol) y el incivismo. En el caso de las drogas soy partidario de una información masiva sobre los riesgos de su consumo con explicaciones estrictamente científicas sin dejar espacio a la crítica moral-paternalista. La experiencia histórica nos dice que hay que estar alerta ante intentos de doblegar la voluntad revolucionaria de la juventud a base de introducir drogas en determinadas zonas (ej: Vallecas, Barakaldo,...) Sobre el incivismo, y no lo digo por las expresiones de violencia del puente de mayo, sino por la basura, las meadas y destrozos por diversión, tiene más que ver con la falta de politización de la sociedad, así como la falta de implicación en la responsabilidad individual ciudadana de construir una sociedad mejor. Pero esto no suele gustar a los políticos ya que no quieren soltar el juguete de la política profesional de la que se vive muy cómodo, alimentando estómagos y egos. Esa división social del trabajo político es un freno para la construcción de un nuevo modelo de sociedad.

A los que están todos los días sacando pecho de nacionalismo español, no estaría de más que defendieran la idiosincrasia popular de la “construcción de sociedad” en la calle, como lugar de encuentro y convivencia entre ciudadanos.

Por último, y para situar el debate en su justo fondo, aunque el botellón no suponga un modelo de ocio ‘perfecto’ o ‘alternativo’, si que supone una disidencia de la estrecha oferta privada de ocio basada en centros comerciales y discotecas, con sus precios prohibitivos y su cultura alienante. El botellón, bien entendido, puede ser un espacio robado a la mercantilización del ocio y a la concepción capitalista de las calles como zonas de paso de masas de borregos-trabajadores que van estresados del curro a la casa y de la casa al centro comercial, para consumir. El modelo norteamericano de vida social juvenil entabicado en chalets privados, con mucho videojuego pero con muy poca creación cultural, está imponiéndose a la tradicional convivencia y educación en lo que se ha venido en llamar la universidad de la vida: la calle. Cerrémosle el paso a la lógica del lucro. Que no nos privaticen la calle. La calle es del pueblo.

Corriente Roja
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Santiago Armesilla Conde



Registrado: 09 Oct 2006
Mensajes: 350
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie May 25, 2007 11:57 pm    Título del mensaje: Responder citando

Gustavo Bueno sobre el botellón:

Cita:
P.— ¿Cómo ve el fenómeno del botellón?
R.— Hay que prohibirlo totalmente, pero la cuestión es ¿qué se hace con esa gente y cuáles son las raíces de todo eso? Lo vi por primera vez en Sevilla, hace unos años. Unos 400 adolescentes reunidos en la calle, como primates que se juntaban aterrorizados, dándose ánimos mutuamente, quizá por lo que se les venía encima...
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab May 26, 2007 7:19 am    Título del mensaje: La filosofía de la historia del botellón. Responder citando

Hola.

Baldomero ha tenido la gentileza de meternos en otro sitio esta cita de Carvallo:
Cita:
<Se trata de dirigir el curso de estas tesis hacia la configuración de una plataforma ideológico-política en cuyo suelo queden ofrecidas (…) las líneas maestras que definirán a la que, desde la filosofía de la historia del materialismo filosófico, será denominada como la [/i]séptima generación de la izquierda[/i].>


Así, aparte de los universalismos exsocialistas y capitalistas (pues el socialismo real se ha hundido) que desde luego no pueden ir dirigidos hacia la configuración de ninguna plataforma, tenemos que todo lo más o menos "racional" es ahora propiedad de la "Séptima".

No sólo ahí el Sr. Carvallo configura plataformas "ideológico-políticas" a go-gó, o según su santo y legítimo capricho, sino que es él el que "define las líneas maestras" que "definirán" a su vez a la santa Séptima izquierda. No diré yo que Carvallo no sea un sujeto de mucha valía -Dios me libre-, pero es para echarse a temblar como sale y surge de la más crasa nada una nueva generación entera de "izquierda" basándose únicamente en una supuesta "filosofía de la historia" del MF. Aún me queda por saber si esta famosa filosofía es la filosofía de la Historia Universal (aquella señora hegeliana que anda por ahí hacia no sé donde), o es la filosofía de la historia de otra cosa cualquiera, de la historia de España, del melocotón o de la economía socialista, por ejemplo. Como no creo que esa historia se refiera al melocotón o a España, debe referirse sin duda a la "Historia Universal"...cuya última etapa no puede ser otra cosa sino el mismísimo Materialismo filosófico, que por su adviento, nos aclara y define qué es eso de la Séptima justo en el momento en que Bueno calla y no sabe nada de ello:<¿Qué podemos concluir? Nada, y menos aún formular las líneas de una séptima generación de izquierdas. (Don Gustavo)>.
Pero no me hagáis caso, puesto que yo -el burlador- manipulo los textos sacándolos de su contexto.

Entonces, como beber vino o las bacanales y saturnales no parece hoy día cosa muy racional, viene este septimio del Armesilla y me dedica a mi su mensaje, como diciendo: <¿Ves? Lo contrario del botellón es parte de los "componentes esenciales de carácter socialista" de la Séptima...Esto es la Séptima.>

Que todo lo que la razón ve como razonable pertenece a los septimios y a su maldita Séptima, y es ya y en sí mismo y en cuanto razonable, Séptima en bruto. No es posible así equivocarse aún y a pesar de que tampoco en este caso sabe Don Gustavo "qué se hace con esa gente y cuáles son las raíces de todo eso". Los de la Séptima sin embozo lo saben (por lo menos el Armesilla). Saben que los de la Corriente Roja están indudablemente equivocados en su "revolución juvenil" o en su "demanda insatisfecha de espacios de socialización públicos" o socialización de la borrachera. Y como lo sabe eso es la Séptima.
No conocemos aún la tesis de los septimios del por qué del fenómeno del Botellón... Pero sea cual sea esta tesis pertenecerá una vez descubierta sin duda alguna al elenco majestuoso de acervo de la Santa Séptima, ya que semejante hallazgo estará sin duda basado en el MF y su "filosofía de la historia" universal o de la historia del vino y la borrachera. Como estos de la Corriente Roja son anormales, lo normal es la Séptima... Como ellos son así nosotros somos asá, esto es, lo verdadero. Y no hace falta ni pensar en el por qué... Se mete aquí como mensaje y asunto hecho. Hecho y acabado: Todo lo normal y racional es algún "componente esencial de carácter socialista" de la Séptima... Por eso la dicotomía asacada por Armesilla no es entre el botellón y la sobriedad, sino entre "el botellón y la izquierda", o al revés, como dice el título del fabuloso tema de Armesilla: <La(s) Izquierda(s) y el Botellón>... Y está muy claro que todas las izquierdas (incluyendo los grupos de los "pseudogrupos" trotskystas -¡?!-) están equivocadas y son irracionales menos la certera Séptima, que para eso está aquí y es una "izquierda sobria".

No es de extrañar que la "Séptima" quede como lo que no es más que eso: una opinión personal de cuatro sujetos más o menos fundada sobre el error del mundo: Botellón, Sindicatos, jacobinos, progres, subcomandantes Marcos, otras izquierdas, ETA, el populismo, etc. Esperemos que no crean que todas las fundadas opiniones sobre cualquier cosa y tema han de estar bajo las banderas de la Séptima. ¿No tendría eso, tal vez, septimios míos, un ligero tufillo dogmático?

¿No será que en una confusión majestuosa llamaseis "Séptima" al realismo político y al racionalismo vulgaritos?...Y eso en una época en que nadie cree aquí, ni en el Trono ni en el Altar.

¡Que bello sería eso de ser los "protagonistas" de la Historia! Largos siglos dirían admirados de Carvallo, Armesilla y otros y en letras de marmol y bronce:<Estos son los Padres fundadores del izquierdismo científico. Los de la Séptima. Honor y gloria>
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab May 26, 2007 9:22 am    Título del mensaje: ¿Izquierda y botellón? Responder citando

Estimados amigos:

No consigo entender esta referencia realizada al botellón por Santiago Armesilla. Si se refiere a los vínculos entre los tipos de izquierda que defienden el botellón, entonces nos encontramos ante izquierdas indefinidas, cuyo fin precisamente no es el asalto del Estado, salvo que les prohíba sus nefastos vicios, sino vivir en constante ebriedad. De hecho, tanto el botellón como cualquier tipo de drogas fueron suministradas para alejar a la juventud de cualquier actividad política que comprometiera a los poderes públicos.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Santiago Armesilla Conde



Registrado: 09 Oct 2006
Mensajes: 350
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab May 26, 2007 10:25 am    Título del mensaje: Responder citando

Lo que pretendía era mostrar cómo hay izquierdas -sí, sobre todo las indefinidas, como bien dice Rodriguez Pardo- que diréctamente promueven la drogradicción como una forma de ser antisistema -es decir, de persona conservadora-. Es más, el propio PSOE promueve botellones la jornada de reflexión en Madrid y Granada para atacar al PP. Aunque el PP también ha fomentado el botellón legal mediante fiestas promocionadas por ayuntamientos, como el de Granada por cierto.

Cuando Velarde pide "recuperar espacios" de ocio para la juventud lo hace desde un supuesto análisis marxista del fenómeno del botellón. Cuando lo que hay que hacer es prohibirlo terminantemente, y por tanto, toda forma de alcoholismo. Si para que exista una fuerte relación entre socialismo filosófico y socialismo positivo se debe velar porque exista el mayor número posible de racionalistas -para evitar que en el socialismo específico también dominen los mitos y la irracionalidad-, el botellón, y en general la drogadicción, es incompatible con el racionalismo. Entonces, las izquierdas que promueven el botellón, como antisistema, también están en el punto de mira.

No se si a Rodriguez Vega le gustan los pacharanes. Pero Corriente Roja no sólo se equivocan en ésto. No tiene más que pasarse por su web y ver lo que defienden. Se lo recomiendo leer, porque es una buena forma de empezar la mañana cabreado. No entiendo a qué viene ese relativismo. Y no es cuestión de dogmatismo, pero me gustaría que él me dijera cuál es la relación entre botellón y racionalismo. ¿ Será que el botellón es un ejemplo más de cómo los hombres se relacionan con los tres géneros de materialidad -M1, con los otros hombres que beben a su alrededor; M2, con la botella, el vino y la coca-cola mezclados en forma de calimocho; y M3, con los seres numinosos con que se relacionan y creen ver o estar hablando con ellos tras emborracharse hasta la extenuación o tras haberse comido un "tripi"- ?

¿ Qué haría Rodriguez Vega con el botellón ? Tal vez el botellón no sea el problema, sino que el problema sean los grupos sociales que lo promueven -tanto izquierdas indefinidas en su forma progre como en su forma antisistema, y también los empresarios que se benefician de su existencia-. Pero desde luego yo, en esto, estoy con Gustavo. Hay que prohibirlo totalmente, y por ende, tratar de erradicar el alcoholismo y la drogadicción, ya que llevan a cometer actos irracionales que ponen en peligro a los sujetos operatorios, tanto los que beben como los que están alrededor del borracho y/o yonki.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab May 26, 2007 4:35 pm    Título del mensaje: Hip!! Responder citando

Me agotas, chico. Otro día igual te contesto a estas genialidades tuyas. Ahora me voy a dormir mi borrachera. Tus palabras me han embriagado.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
B. Rodríguez Bernardo



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 237
Ubicación: Leganés (España)

MensajePublicado: Mar May 29, 2007 12:11 am    Título del mensaje: Responder citando

Hola.

Estimados contertulios:

Al entrar he visto las últimas aportaciones de Pardo, Vega y Santiago, y como me temía lo peor, me puse a escribir rápidamente este correo antes de que se cerrase el foro para siempre, pero... Otra vez la puñetera puerta en las narices... Este correo tenía dos partes. En la segunda, que he borrado, hacía algunos comentarios a la respuesta de Rodríguez Pardo a mis pregunta... Y la he borrado pues ya no tiene sentido. Ya no me interesa seguir discutiendo... Ya no entiendo nada. ¡Esto es una mierda! Y lo seguirá siendo si alguien (quien tenga el poder o potestad de hacerlo) no pone, orden en la cosa. Sin cierta dosis de sentido del humor y de ironía esto no tiene sentido… Sin autocontrol, tampoco…

------------

Estimados contertulios, escribí un post de 18 líneas para hacerle ver a Rodríguez Pardo que era innecesaria la “aclaración de su pedigrí materialista” y para pedirle que me respondiera a la pregunta que había hecho en mi anterior correo acerca de la “relación… entre la ‘filosofía de la historia’ (con minúsculas ‘historia’) del MF y la séptima o enésima generación de izquierdas”… J. Manuel responde a esta cuestión, y le agradezco que lo haya hecho, en su segundo post y en la segunda parte del primero. Pero en la primera parte dice algo que me estupidiza, me deja estupefacto, atónico, pasmado:
Cita:
Me parece una estupidez que Baldomero Rodríguez intente desprestigiar al moderador a partir de un simple mensaje aclaratorio mío…
En mi mensaje de 18 líneas hay seis palabras seis, estas: “desde luego Santiago no da una…”en las que Pardo se basa para hacer esa afirmación que en realidad son dos afirmaciones:

La primera de ellas: “Me parece una estupidez que ‘Baldomero Rodríguez intente desprestigiar al moderador a partir de un simple mensaje aclaratorio mío’”.

No tengo mucho que decirle a J. Manuel con relación a esto. El considera una estupidez algo que yo he dicho: que “desde luego Santiago no da una”… ¿Y? No creo que el parecer u opinión de Rodríguez Pardo sean la regla objetiva para medir la estupidez ajena. Se trata de su parecer, sin más, esto es: de una mera opinión suya (sin, si no lo aporta, y no lo hace, fundamento alguno). ¿Se refiere con ‘estupidez’ a una supuesta notable torpeza mía en comprender las cosas (DRAE1)? De ser así tendría que explicarme que eso que he de comprender, pues, y tal vez sea ello la prueba de mi estupidez, no lo comprendo. También podría querer decir que mi afirmación de que Santiago no da una es un “dicho o hecho propio de un estúpido” (DRAE2). No se si será o no será un insulto, aunque tampoco me importa demasiado, Me imagino que no, puesto que Santiago no ha cerrado el tema. ¿Podría Rodríguez Pardo aclarármelo? De momento, a la espera de su aclaración consideraré, es lo único que se me ocurre, que mi estupidez al afirmar tamaña ofensa: ‘Santiago no da una’ (dicha en el contexto que todos conocemos), se debe a una violación de la Tercera Ley Fundamental de la Estupidez Humana de Carlo Cipolla:
Cita:
Una persona estúpida es una persona que causa daño a otra o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio
La segunda afirmación: “Baldomero Rodríguez intenta desprestigiar al moderador…

Esta afirmación, es diferente. Aquí no se afirma mi estupidez, sino mi maldad: mis malas intenciones. Y no se trata de una mera opinión, un sentimiento subjetivo de J. Manuel, sino que se afirma como un hecho objetivo y probado una intención mía. De nuevo la especialidad del Dr. Sigmund Pardo. Me acusa, sin prueba alguna –no puede tenerlas-- de querer desprestigiar a Santiago por esas palabras… Pues va a ser que no. Yo aquí combato/apoyo (prestigio/desprestigio) ideas y/o propuestas (metas), no a personas. El objeto de mi crítica a Santiago en este tema solo busca una cosa: desmontar, y eso nada tiene que ver con el prestigio o desprestigio de uno, su teoría acerca de la derecha y la izquierda en general –y la séptima en particular, que, cae, creo yo, por su propio peso, toda vez que no sirve (no le sirve a él) para entender las cosas (ni siquiera dentro de casa: el MF). Es de eso de lo que hablamos aquí; no de personas y sus famas. Si su criterio (izquierda/derecha) le llevó a errar en sus juicios y atribuciones (al menos en dos casos) me imagino que es porque aún quedan muchas cosas por discutir, clarificar, sentar, triturar… Háganlo, si lo desean, por favor sin mí, pues, ya estoy harto de que me den con la puerta en las narices.

Eso es todo,
Balñdomero
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Santiago Armesilla Conde



Registrado: 09 Oct 2006
Mensajes: 350
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar May 29, 2007 6:00 am    Título del mensaje: Responder citando

Cita:
No creo que el parecer u opinión de Rodríguez Pardo sean la regla objetiva para medir la estupidez ajena.


Cita:
Háganlo, si lo desean, por favor sin mí, pues, ya estoy harto de que me den con la puerta en las narices.


Es así de simple:

1.- Si no quieres que se te de "con la puerta en las narices" no hagas el ridículo y deja de resultar monotemático en el foro.

2.- El escribir todo el rato de lo mismo en distintos hilos de discusión, sólo por el mero hecho de discutir y meter baza, es propio de mentes simples.

Así pues, como Baldomero se une a Rodriguez Vega en su cruzada personal, en primer lugar, contra la mera hipótesis del surgimiento de una nueva izquierda definida (que para él sólo puede y podrá ser una izquierda derivada del PP), y puesto que sigue insultándome -a esto dedica el tiempo Baldomero cuando escribe en Internet; la manía persecutoria, la paranoia, es una enfermedad mental, algo más grave que la estupidez- este topic queda cerrado.

Y aviso, un hilo de discusión más torpedeado de esta manera y los hilos cerrados serán complétamente borrados.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Las Izquierdas Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán