nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


¿Cómo se «ve» a los EEUU desde Iberoamérica?

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> América
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Lun Ene 05, 2004 12:30 pm    Título del mensaje: ¿Cómo se "ve" a los EEUU desde Iberoamérica? Responder citando

Estimados amigos y amigas:
me parece interesante, en un foro sobre América, escrito en español, debatir sobre el modo en que se mira desde distintas perspectivas, a ese poderoso vecino de la América del Norte: los Estados Unidos.
Para comenzar, propongola lectura de un artículo escrito en la República de Uruguay, por el director del diario La República
Cita:


Señor EMBAJADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS
30/03/2003 - Dr. Federico Fasano Mertens, director del Diario LA REPUBLICA



Separata del diario la República del Uruguay del Domingo 30 de Marzo de 2003.

Respuesta del director del diario la República del Uruguay al embajador norteamericano en ese país, Martin Silverstein, que protestó por la comparación entre Hitler y Bush publicada en ese diario.


El señor embajador de los Estados Unidos de Norteamérica en Uruguay, Martin Silverstein, hace unos pocos días me envió un comunicado acusando al diario La República, publicación que me honro en dirigir, de carecer 'de toda medida de integridad periodística' por comparar a su presidente, George Bush con el canciller del Tercer Reich alemán, Adolfo Hitler.
No pude contestarle antes porque el acto de piratería internacional que su país cometió al atacar con la más formidable maquinaria de matar que recuerde la historia universal, a un pueblo indefenso y casi desarmado, me obligó a destinar más tiempo que el rutinario en la preparación de las ediciones especiales sobre la matanza. También me encontraba ocupado en hacer condenar penalmente a torturadores uniformados que fueron entrenados en EEUU y que me estaban calumniando, tarea esta que llevé a cabo con éxito en estos días.
Cuando el embajador me visitó hace no mucho tiempo en mi despacho comenté con mis colaboradores que él era el embajador de EEUU más inteligente, perspicaz y humorista que había conocido. 'Por fin -dije-, un representante del imperio con el que se puede discutir ideas fuera de los insulsos y aburridos clichés con que nos intoxican en las reuniones que nos toca compartir'.
Pero, lamentablemente para el embajador, su sagacidad no le impidió la desdicha de tener que representar al presidente 43 de su nación, George Bush (hijo), un fanático paranoico, intoxicado de mesianismo, con menos luces que una babosa, borracho de poder como antaño fue borracho de alcohol y condenado legalmente por ello el 4 de setiembre de 1976 cuando conducía ebrio y a toda velocidad su automóvil, amonestado también por el famoso predicador Graham que le dijo: 'Quien eres tú, para creerte Dios', militante de la Christian Right, la derecha cristiana tejana y sudista, un racista enamorado de la pena de muerte, sobre todo contra los negros, en fin, el peor presidente norteamericano de la última centuria, el que mayores tragedias desencadenará sobre su propio pueblo, la contracara del homo sapiens, la encarnación del homo demens.
Y además misógino, como buen racista. Nadie puede olvidarse de las humillaciones públicas a las que somete a su esposa Laura Bush. No es fácil de olvidar el malestar de Laura cuando el presidente explicó a la prensa que su esposa no lo estaba acompañando ese día 'porque ha llovido y ella necesitaba barrer la entrada, porque mañana recibiremos al presidente de China, Jiang Zemin, en nuestro rancho de Crawford (Texas)'.
Su compatriota, el anciano escritor Kurt Vonnegut no dudó en calificarlo del 'más sórdido y patético golpista de opereta que es dable imaginar'.
Pero vayamos al corazón del incidente. Que se quede el embajador de EEUU con su patética desventura de tener que defender al más delirante de los habitantes de la Casa Blanca y a mí con el honor de procesarlo con las armas de la palabra.
El tema es la comparación entre Adolfo Hitler y George Bush.
Obvio es que existen diferencias. La primera de ellas es que el criminal de guerra, genocida del pueblo judío y del pueblo soviético, ganó por abrumadora mayoría los comicios alemanes, mientras que el criminal de guerra, genocida del pueblo iraquí llegó al poder en forma fraudulenta, en medio del mayor escándalo electoral de la historia norteamericana.
Desde el punto de vista teórico la comparación entre Bush y Hitler es correcta. Los cientistas han definido al nazismo como la dictadura terrorista del capital financiero en expansión. Bush al ponerse al margen de la ley e invadir a una Nación indefensa que no lo agredió, para quedarse con su riqueza petrolera, la segunda mayor del mundo, y anunciar que después le seguirán otras Naciones petroleras, se acercó a la definición de dictadura terrorista del capital financiero. Aunque no le guste aceptarlo.
George Bush ya llevaba en sus genes la raíz nazi.
Su abuelo, Prescott Bush, era socio de Brown Brothers Harriman y uno de los propietarios de la Unión Banking Corporation. Ambas empresas jugaron un papel clave en la financiación de Hitler en su camino hacia el poder alemán. El gobierno norteamericano ordenó el 20 de octubre de 1942 la confiscación de la Unión Ranking Corporation propiedad de Prescott Bush e incautó además la Corporación de Comercio Holando-Estadounidense y la Seamless Steel Corporation, ambas administradas por el banco Bush-Hamman. El 17 de noviembre de ese mismo año, Franklin Delano Roosevelt confiscó, por violación a la ley de comercio con el enemigo, todos los bienes de la Silesian American Corporation administrada por Prescott Bush. El bisabuelo de nuestro George, el guerrero de Dios, Samuel Bush, padre del nazi Prescott Bush, fue la mano derecha del magnate del acero Clarence Dillon y del banquero Fritz Thyssen, quien escribió el libro I Paid Hitler (Yo financié a Hitler), afiliándose en 1931 al partido nazi (Partido Obrero Nacional Socialista Alemán).
Y si el señor embajador tiene alguna duda sobre la espuria alianza de los Bush con Hitler le ruego leer el lúcido ensayo de Víctor Thorn. Dice Thorn: 'Una parte importante de los cimientos financieros de la familia Bush fue constituida por medio de su ayuda a Adolfo Hitler. El actual presidente de Estados Unidos, así como su padre (ex director de la CIA, vicepresidente y presidente), llegaron a la cumbre de la jerarquía política norteamericana porque su abuelo y padre y su familia política ayudaron y alentaron a los nazis'. Todo esto sin contar las estafas y desfalcos de la familia Bush por cuatro millones y medio de dólares al Broward Federal Savings en Sunrise, Florida, o la estafa a millones de ahorristas del Banco de Ahorros Silverado (Denver, Colorado).
Bisabuelo nazi, abuelo nazi, padre que no tuvo tiempo de ser nazi porque ya Hitler se había suicidado en los jardines de la Cancillería en ruinas, aunque se benefició de la fortuna mal habida de sus ancestros.
Pero no condenemos a nuestro homo demens por sus genes siniestros.
Juzguémoslo sólo por sus obras. Y comparemos. Sólo comparemos.
¿Cómo cree el señor embajador, que el delirante cabo austríaco alcanzó la suma del poder público? Porque Hitler llega al poder en elecciones limpias pero se encuentra con la Constitución de Weimar que le impone límites que su omnipotencia le impide aceptar. Planifica entonces el incendio del Reichstag y en una sola noche es ungido el decisor de la guerra o la paz.
¿No le resultan conocidos esos hechos al señor embajador?
La criminal demolición de las Torres Gemelas trajeron los mismos lodos que el incendio del Reichstag. Obviamente no voy a cometer la osadía de afiliarme a la tesis de los que acusan al grupo belicista bushiano de haber orquestado esa masacre o no haberla impedido cuando sabían que se preparaba. No hay pruebas contundentes para tamaña afirmación aunque sí, múltiples indicios de negligencia culpable o vastas sospechas que son alimentadas por una férrea censura, sin precedentes en la democracia norteamericana moderna. Algún día, cuando el pueblo norteamericano recupere totalmente la libertad de información e investigación sobre el martes negro del 11 de setiembre, hoy acotadas por la ley patriótica aprobada con el único voto en contra de una mujer, símbolo de la dignidad nacional norteamericana, se podrá saber por qué desoyeron los numerosos indicios y huellas dejadas por todo el país anunciando el magnicidio. Se podrá saber por qué demoraron 80 minutos en despegar los aviones militares para interceptar las aeronaves secuestradas cuando de inmediato se supo que los aviones comerciales que habían despegado de Boston habían sido secuestrados y se dirigían a Washington, cuando el manual prevé la intervención de la Fuerza Aérea en caso de secuestros, en menos de 5 minutos.
Se podrá saber por qué se ocultaron los restos del presunto avión que impactó en el Pentágono. Se podrá saber por qué el director del servicio secreto paquistaní inmediatamente después de reunirse en Washington con Tenet, el jefe de la CIA norteamericana, dispuso, y así lo informa el diario conservador The Wall Street Journal, que Islamabad girara a EEUU la suma de cien mil dólares para Mohammed Atta, jefe del operativo suicida contra las Torres Gemelas de Nueva York. Sobre este dato aterrador está prohibido investigar al suspenderse las libertades civiles en EEUU a partir de la Ley Patriótica. Se podrá saber, en fin, por qué 15 de los 21 integrantes de los comandos suicidas eran originarios de Arabia Saudita, el principal aliado de los EEUU en el golfo Pérsico. No había ni un sólo iraquí. Ni por casualidad.
Pero más allá de las sospechas, no hay duda que el descontrolado presidente número 43 de EEUU, ungido en elecciones fraudulentas, en medio de una impresionante recesión sin salida a la vista, con el más bajo nivel de popularidad inicial en un mandatario, pasó a dominar todo el escenario, a recibir poderes inconcebibles en una democracia, siendo coronado Emperador vindicator para lavar la afrenta que los bárbaros infringieron a su pueblo.
El incendio del Reichstag americano del 11 de setiembre brindó la gran oportunidad de su vida a George Bush. La peor victoria electoral en EEUU de un presidente desde 1876 hasta nuestros días se transformó en la mayor posibilidad histórica recibida por belicista alguno para imponer al mundo el nuevo orden norteamericano.
Así como Hitler lo primero que hizo fue rodearse de una pandilla de fascinerosos como él, fanatizados por el poder de la fuerza, como Goering, Goebels, Himmler, Mengele, Eichman, el presidente texano buscó la coraza protectora de una guardia de hierro, por momentos más belicista que él, que le impiden la tentación de la duda y que portan como él una marca en el orillo: todos son petroleros. El vicepresidente Dick Cheney estuvo en el grupo Halliburton Oil, el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld en la petrolera Occidental, la Consejera de Seguridad Nacional, la solterona despiadada Condoleeza Rice, que por una broma de la vida su nombre significa 'con dulzura', integró el directorio de Chebron y tiene buques petroleros con su nombre. También la secretaria del Interior, Gale Norton está vinculada al petróleo como Bush padre también lo estuvo en el grupo petrolero Carlyle y el actual presidente Bush hijo en la Harkins Oil.
Este quinteto de la muerte que rodea al guerrero Bush, una verdadera mafiocracia, al igual que el quinteto que se fusionó con Hitler, se nutrió de una Biblia muy especial.En este caso la filosofía de Hegel, Nietzsche, Schopenhauer, que le dio vida y pasión al creador del holocausto del siglo XX fue sustituida por especímenes menos cultos y de menor prosapia intelectual, pero más pragmáticos para el Hitler del siglo XXI.
¿Cuáles son los autores de cabecera de esta pandilla belicista?
El bostoniano Henry Cabot Lodge afirmando que 'en el siglo XIX ningún pueblo igualó nuestras conquistas, nuestra colonización y nuestra expansión y ahora nada nos detendrá'. Marse Henry Watterson declarando que EEUU es 'una gran república imperial destinada a ejercer una influencia determinante en la humanidad y a modelar el futuro del mundo como no lo ha hecho nunca ninguna otra nación, ni siquiera el imperio romano'. O Charles Krauthammer quien hace muy poco, en 1999 escribió en The Washington Post: 'EEUU cabalga por el mundo como un coloso. Desde que Roma destruyó Cartago ninguna otra gran potencia ha alcanzado las cimas a las que hemos llegado. EEUU ha ganado la guerra fría, se ha puesto a Polonia y a la República Checa en el bolsillo y después ha pulverizado a Serbia y Afganistán. Y de paso ha demostrado la inexistencia de Europa'. O Roberto Kaplan señalando que 'la victoria de los EEUU en la segunda guerra mundial, al igual que la de Roma en la segunda guerra púnica, la convirtió en una potencia universal'. O el conocido historiador Paul Kennedy explicando que 'ni la Pax Británica, ni la Francia napoleónica, ni la España de Felipe II, ni el Imperio de Carlomagno, ni siquiera el Imperio romano pueden compararse al actual dominio norteamericano. Nunca ha existido una tal disparidad de poder en el sistema mundial'.
O el director del Instituto de Estudios Estratégicos Olín de la Universidad de Harvard, profesor Stephen Peter Rosen afirmando que 'nuestro objetivo no es luchar contra un rival, porque éste no existe, sino conservar nuestra posición imperial y mantener el orden imperial'.
O el inefable Zbigniew Brzezinski declarando que 'el objetivo de EEUU debe ser el de mantener a nuestros vasallos en un estado de dependencia, garantizar la docilidad y la protección de nuestros súbditos y prevenir la unificación de los bárbaros'.
O el Presidente Wilson declarando en pleno Congreso de la Unión que 'le enseñaría a las repúblicas sudamericanas a elegir buenos diputados'.
O el célebre Billy Sunday quien definía a un izquierdista latinoamericano como 'un tipo con hocico de puerco espín y un aliento que haría huir a un zorrino', agregando que si él pudiera 'los amontonaría a todos en prisiones hasta que se les salieran los pies por las ventanas'.
Escuchemos ahora al actual vicepresidente de los EEUU Dick Cheney y al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, que junto con Dulzura Rice, forman el triángulo belicista, más temible que el de las Bermudas.
Dijo el vicepresidente Cheney ante esta guerra santa: 'EEUU no tiene que enrojecer por ser una gran potencia y tiene el deber de actuar con fuerza para construir un mundo a imagen de EEUU'. Mientras que el jefe del Pentágono fue más claro, por si no lo entendimos. Rumsfeld dixit citando la frase preferida de Al Capone: 'Se consigue más con una palabra amable y un revólver que con sólo una palabra amable'.
Este lenguaje que nutre la epidermis y las neuronas de Bush es un lenguaje encrático, autoritario, intimidante que conduce inevitablemente a la perversión moral del fin justificando los medios. La característica esencial del lenguaje de la banda Bush, similar al lenguaje nazi, es la simplificación, el reduccionismo y la intimidación. El lenguaje de este grupo depredador es un lenguaje esquemático, emocional, cargado de prejuicios que incita a la exaltación de los sentimientos más nobles del pueblo. No tengo dudas que Bush se nutre del lenguaje nazi.
Bush no cree, como Hitler, en el Estado de Derecho que no es el Estado que posee leyes sino el Estado que se somete, él mismo, al imperio de la ley y no puede transgredirla por ninguna causa, y menos aún por la razón de Estado. En nombre de la razón de Estado o de la Patria o de la seguridad nacional se han cometido crímenes abominables.
¿Qué diferencia entre el edificio intelectual de Bush y el de Hitler, existen en el escenario de la razón de Estado? No creo que muchas. Salvo diferencias de estilos, épocas y magnitud de fuerza y poder.
El discurso de la banda Bush es el discurso del amo y del esclavo. No hay diferencias con el discurso de la pandilla hitleriana. Uno es más amable que el otro. Aunque la historia está probando que el menos amable fue menos mortífero.
Civilización, barbarie, pacificación de los bárbaros, pueblo elegido y de ahí a la raza elegida un solo paso. En fin ¿no nos hace acordar todo esto al sicópata del bigotito?
Y hablando del bigotito, es aleccionador el relato que un influyente asesor de seguridad que vive en Washington le contó a la revista argentina 'Noticias': 'Para bien o para mal, George Bush Jr. es el hombre indicado para esta guerra. Nació para esto. La potencia que le viene de adentro lo hace temblar. Cuando uno está hablando con él en su despacho parece que se va a comer al que tiene enfrente. Se sienta en el borde del sillón, casi sin apoyarse y mueve los brazos como si no supiera qué hacer con ellos. Necesita acción'.
Vaya imitación de la gestualidad del dictador nazi. Aunque nunca es lo mismo la flema de un vaquero texano pistola al cinto que la de un teutón cuasi epiléptico que se atraganta con su furia y escupe al hablar y gesticular. El cuerpo de Bush no escupe al hablar. Su alma, sí escupe, odio y violencia y genera terror. Mas no le importa. Debe haberse aprendido el 'oderint dum metuant' del emperador Calígula. ('Dejen que nos odien, basta con que nos tengan miedo').
La incontinencia emocional de Bush ya es un clásico y como el Adolfo, no admite un NO. Su esposa Laura Bush recordó a la prensa que la primera vez que le dijo a su esposo que no le gustaba uno de sus discursos, éste, muy enojado, chocó su auto contra el muro de entrada del garage de su casa.
Se siente como el numen nazi, un enviado de Dios, a quien convoca en cuanta oportunidad se presenta. Decretó que todas las reuniones de su Gabinete se inicien con una oración religiosa. Y dice haber consultado a Dios para atacar a Irak despreciando la posición de la mayoría de las naciones del planeta y del 90% de los seres humanos. Trata de imitar al presidente William McKinley invadiendo Filipinas para evangelizar a los nativos y culpando a Dios que le dio la orden de entrar a patadas en ese país.
Otra coincidencia en estas vidas paralelas, que hubiera hecho la delicia de Plutarco, es que Bush y Hitler se hubieran salvado de ingresar a la galería de los grandes bufones de la historia, de haber tenido un sicoanalista a mano. A ambos un buen sicoanalista les habría ayudado a canalizar su libido hacia menesteres más normales, sublimando el único afrodisíaco que tanto Hitler como Bush conocen, que es el poder omnímodo y cruel sobre los demás.
Sigamos viendo las similitudes entre el guerrero de la raza aria y el guerrero de Dios como bien calificara Telma Luzzani, al exaltado texano. Bush proclama urbi et orbe la guerra preventiva. Dwight Eisenhower en1953 no dudó al respecto: 'La guerra preventiva es un invento de Adolfo Hitler, francamente yo no me tomaría en serio a nadie que me viniera a proponer una cosa semejante'.
Pero ¿guerra preventiva contra quién? Bien es sabido que la primera víctima de una guerra es la verdad. Y Bush lo primero que hace para fabricar su guerra preventiva, tras el incendio del Reichstag, es mentir a lo Goebels a un grado tan primitivo que nadie terminó creyéndole algo. Primero dijo que Irak apoyaba a Al Qaeda. Cuando se comprobó el odio irreconciliable entre Saddam Hussein y el ex empleado de EEUU, Osama Bin Laden, Bush apeló a incluir a Irak en la corriente fundamentalista musulmana. Difícil de creer en el país más laico del mundo árabe. Apelaron entonces a la existencia de armas de destrucción masiva. Afirmaron que Irak no iba a permitir las inspecciones y cuando las permitió, aseveraron que no iba a dejar entrar a la ONU en los Palacios y otros lugares preservados. Cuando también se reveló que tal negativa era falsa, dijeron que las armas estaban bien ocultas. Finalmente no encontraron ni una sola. Cuando todos los argumentos fueron sepultados pidieron la renuncia o el exilio de Saddam Hussein y admitieron la única verdad real: queremos ocupar el territorio iraquí pese a quien pese y decidir quién lo va a gobernar. Democracia planetaria que le dicen. La misma operación de desinformación que Hitler lanzó contra Checoeslovaquia, Austria y Polonia. Las mismas excusas que iban cambiando a medida que se derrumbaban.
Otra similitud es el desprecio por la comunidad internacional y por la opinión pública mundial. Hitler destruyó la Sociedad de Naciones creada en 1919. Bush hizo trizas las Naciones Unidas, concitando en su contra la mayor oposición a un país desde la fundación de la ONU: 170 países no apoyan la guerra contra sólo 30, la mayoría de éstos sin peso alguno y procedentes de la desarticulada Unión Soviética, que se venden al mejor postor. A Bush, como a Hitler, no lo paró ni la mayor derrota diplomática de los EEUU desde que se fundó la ONU. A Hitler jamás le importó el odio y el rechazo de los pueblos del mundo entero. Bush intenta superar al teutón. Las manifestaciones en su contra sin precedentes en el planeta, son música guerrera para sus oídos wagnerianos. Lo enfrenta el espíritu de Seattle que fundó en 1999 el movimiento antiglobalizador y pacifista más imponente de la historia universal. Nada lo detiene.
Indignaba ver el destrato de que hacía objeto al jefe de inspectores de la ONU, Hans Blix, con sus 75 años a cuestas, nacido en la maravillosa y helada Uppsala de la Suecia socialdemócrata, un digno seguidor de las tradiciones democráticas del mártir, Olof Palme.
El desprecio hacia la gente y sus derechos es el motor de su humanismo. Escuchemos al mariscal Goering en el juicio de Nuremberg: 'Naturalmente la gente común no quiere la guerra, pero después de todo, son los dirigentes de un país los que determinan la política y siempre es un asunto sencillo el arrastrar al pueblo. Ya sea que tenga voz o no, al pueblo siempre se le puede llevar a que haga lo que quieren sus gobernantes. Es fácil. Todo lo que uno debe hacer es decirles que están siendo atacados y denunciar a los pacifistas por su falta de patriotismo y porque exponen el país al peligro'. Fue el nazi Goering el que lo dijo en 1945, no fue George Bush. La diferencia entre Goering y Bush es que el nazi lo dijo en alemán y Bush lo dijo en inglés. La invasión de una nación soberana que no lo agredió necesitaba una legitimación ética aunque ilícita: derrocar al tirano Hussein e imponer a sangre y fuego un gobierno democrático y popular. Suena lindo, aunque la comunidad internacional y sus normas sea el precio que haya que pagar. Pero no es cierto. Nadie duda que Saddam Hussein es un dictador siniestro que ha asesinado a su pueblo y que su partido socialista Baath, de socialista no tiene nada. Pero quién puede creerle a Bush que va a instaurar la democracia iraquí cuando sus predecesores menos nazis que él, invadieron y ocuparon durante años y años naciones soberanas e instalaron dictaduras feroces que defendieron contra sus propios pueblos como Somoza en Nicaragua, Duvalier en Haití, Trujillo en República Dominicana. Tanto como los regímenes títeres y despóticos que impusieron los nazis en los países que ocuparon, incluida la Francia antigaullista del mariscal Petain.
Así como Hitler invadió Europa en busca de su Lebensraum, de su expansión territorial y de las urgentes materias primas que necesitaba para el desarrollo alemán y la construcción del nuevo imperio germano que vengara la afrenta del Tratado de Versalles, Bush va en busca también de su propio Lebensraum. Un Lebensraum que en el mundo globalizado de hoy no se mide más por kilómetros de territorios físicamente ocupados sino por el dominio económico y político que se ejerce sobre ellos dirigido a distancia desde los centros financieros internacionales.
Los objetivos del nuevo Hitler son múltiples. En primer lugar apoderarse del tanque de gasolina del capitalismo mundial que no otra cosa es el Golfo Pérsico. Bush sabe que en 10 años el petróleo que produce su país, locomotora productiva del mundo, se agotará irremediablemente. En 40 años no existirá más petróleo en el planeta. Es una carrera contra reloj. Según Statistical Review disminuye en forma alarmante el descubrimiento de reservas energéticas. La última década creció sólo un 5% contra el 45% de la década anterior. El 65% de las reservas están ubicadas en Medio Oriente. EEUU consume 20 millones de barriles por día de los 77 millones que se producen a diario en el mundo, de los cuales sólo 10 millones es producido por los propios norteamericanos, que dependen de los demás para seguir siendo una potencia imperial. El objetivo del ataque a Irak, segunda reserva mundial de petróleo, es controlar esos depósitos, controlar su precio y controlar su producción. Qué armas ocultas ni qué otra cosa. Como dice Galeano, si Irak produjera rabanitos en lugar de petróleo, ¿a quién se le ocurriría invadir ese país?
Para Bush el petróleo está servido. Falta sólo tomarlo. No sabe aun que puede atragantarse.
La segunda jugada de Bush es disciplinar a su aliado, Arabia Saudita, primer productor mundial de petróleo y máxima reserva energética del mundo, cuyos precios no le sirven a EEUU. El tercer objetivo como reveló en febrero de este año el subsecretario de Estado, John Bolton, es invadir a Irán y a Siria, que forman junto con Corea del Norte el 'eje del mal', y si la coyuntura es favorable, incluir a Libia en el santa santorum. El cuarto paso es destruir la OPEP y apoderarse de los combustibles fósiles del mundo. Si no expropia los fósiles y no encuentra a tiempo alternativas energéticas, el capitalismo norteamericano deberá modificar el modelo de consumo de su pueblo y con ello puede perder el punto de apoyo de su hegemonía mundial. El quinto objetivo son los suculentos negocios de la reconstrucción de Irak sobre el que se lanzaran muchas de las 500 transnacionales que dominan el mundo, la mayoría norteamericanas. No menos importante es el sexto objetivo, que se nutre en las enseñanzas de lord Keynes, utilizando la industria bélica para superar la honda recesión en que está hundida la economía norteamericana, con crecimiento cero. No olvidemos que una guerra se gana no cuando se impone la supremacía militar sobre el adversario sino cuando se obtienen los réditos económicos que son la razón última de su desencadenamiento.
No podemos dejar de mencionar un último objetivo y quizás el más importante de esta guerra: imponer la supremacía del dólar frente al euro que en los últimos tiempos le está dando una paliza al dólar en frentes inesperados, poniendo en peligro el privilegio del peso norteamericano en la comercialización del crudo. El dólar se depreció en los últimos meses con relación al euro, un 17%, cifras inimaginables desde la creación de la moneda única europea. Incide en esta depreciación la decisión iraquí de pasar 10 billones de dólares de sus reservas a la moneda común europea, provocando un sismo en el dólar. Esta es otra de las razones del ataque a Irak, intentando que un gobierno títere haga retornar los 10 billones de dólares iraquíes al área del dólar. También Rusia está operando el petróleo en euros y además Irán y varios países de la OPEP están analizando si también abandonan el dólar y se pasan al euro. Los economistas estiman que si esto ocurre se producirá una depreciación inusitada del dólar, desplomándose el valor de los activos norteamericanos, acercando al gigante con pies de barro a un colapso económico como en la década de los 30.
La invasión tiene su antecedente más raigal en la necesidad de un nuevo reparto del mundo al fracasar los acuerdos de la tríada (EEUU, Europa y Japón) en 1998 en la reunión de la OCDE en París y en 1999 en la reunión de la OMC en Washington. No hubo acuerdo en el reparto del mercado mundial asediado por la disminución del porcentaje del Producto Mundial Bruto que llegó hasta el 50% concentrado en las manos de la tríada y sus transnacionales al finalizar el siglo. El fracaso del neoliberalismo en seguir manteniendo la máxima tasa de explotación de las naciones dependientes, la fatiga y la decadencia de la hegemonía unipolar y la posibilidad no muy lejana de una crisis mundial que transforme a la arrogante dominación de hoy en una hegemonía en harapos, se encuentra en las raíces de este acto de piratería internacional.
Europa no aceptó los términos del reparto y embistió con su euro. EEUU replicó con la razón de las bestias y si logra el control de los lagos negros tendrá crudo barato y abundante mientras sus aliados lo recibirán caro y en cuentagotas haciendo sufrir a sus economías.
Ese es el plan guerrero. La misma razón de dominio económico que lanzó a Hitler en los brazos de Marte, al grito de 'ocupar, administrar, explotar'. De ahí a que Bush pueda cumplirlo hay un gran trecho. Sobre todo teniendo en cuenta que esta guerra por primera vez la afrontará económicamente solo. La anterior invasión a Irak, legitimada por la comunidad internacional, la pagaron todas las naciones. Esta invasión ilícita, crimen de lesa humanidad contra el mundo civilizado, la pagará sólo EEUU y un pequeño porcentaje, la Inglaterra del renegado Blair. Y es mucho dinero. Suficiente como para desestabilizar aún más al dueño de la maquinita de fabricar dólares, instalada en el Departamento del Tesoro de la nación más endeudada del planeta: los EEUU de Norteamérica.
Trazados los objetivos reales, Bush y su banda de halcones patentaron la estrategia militar nazi: la famosa 'Blitzkrieg' con que los nazis asolaron Europa, en la modalidad de guerra relámpago con ataques combinados de divisiones enteras de tanques Panzers apoyados por oleadas de aviones y piezas de artillería. Los tiempos cambiaron y la blitzkrieg nazi se transformó en hiperblitzkrieg norteamericana, pero la modalidad inventada por los mariscales de Hitler es la misma que aplica Bush, aunque con una potencia de fuego mil veces superior.
Otra similitud es la desproporción de fuerzas. La invasión nazi a Checoeslovaquia o a Polonia donde la caballería polaca se enfrentaba a los tanques alemanes y era diezmada previamente por la aviación, no es nada comparado con el poder de fuego infernal de la más poderosa trituradora tecnológica de la historia. Es como si los polacos se defendieran con hondas frente a la Luftwage de Goering. En la primera invasión a Irak, los iraquíes tuvieron 120 mil bajas contra sólo 137 norteamericanos muertos y 7 desaparecidos. Salvo la Guardia Republicana de Saddam, el resto del ejército iraquí son famélicos campesinos sin entrenamiento, ni tecnología, ni armamento adecuado, el que se enfrentará a más de 300 mil soldados entrenados año tras año para matar sin dudar.
¿Qué puede hacer un país que tiene un presupuesto militar de 1.400 millones de dólares contra otro que destina 400.000 millones de dólares anuales en sus Fuerzas Armadas? Y por si fuera poco Bush acaba de pedir otros 75.000 millones de dólares para la propina de esta masacre. Promete a cambio que el botín de guerra compensará con creces la inversión.
Antes de comenzar la matanza el ejército iraquí fue desangrado como se hace con los toros de lidia por los piqueteros apenas entran en la arena, para que el matador corra menos riesgos. Una década de sanciones económicas, de embargos, carente de repuestos, sin aviones, con escasos tanques, con pocas baterías antiaéreas y sólo equipado con los viejos fusiles de asalto AK 47, ha puesto de rodillas al toro iraquí. El torero sólo tiene que hundir su espada hasta el fondo y esperar la agonía.
Las últimas noticias del frente, sin embargo, revelan que desangrado y todo, el toro está dispuesto a vender cara su vida.
El vagabundo vienés devenido en profeta de la raza aria, Adolfo Hitler, embistió sin respetar los grandes tesoros de la humanidad, destruyendo ciudades prodigiosas, culturas irrecuperables y fantásticos monumentos creados por el hombre a lo largo de los siglos.
Imitando al protegido de su familia, George Bush entra a sangre y fuego en la cuna de la humanidad, en el Mesos Potamos que así se llamaba Irak hace 8 mil años, 'tierra entre ríos', donde se fundó el primer estado, la primera civilización agraria y se inventó la escritura cuneiforme. En la tierra de la legendaria biblioteca de Nínive, la de la Torre de Babel, la de los jardines colgantes de Babilonia, entre el Eufrates y el Tigris, Bush se lanza inmisericorde en la primera guerra preventiva del siglo XXI.
Deberá responder también por los tesoros culturales que arrase. Su homo demens tendrá que rendir cuentas al homo sapiens. Como Hitler la tuvo que rendir ante la historia y sus secuaces ante Nuremberg.
El señor embajador de los EEUU en Uruguay, dice en su comunicado contra el diario LA REPUBLICA, que está consternado por la comparación de su presidente con Hitler, explicando que lo que está haciendo Bush en Irak es lo mismo que hizo EEUU al liberar a Europa del nazismo. Creo que es un insulto a la inteligencia comparar al brillante creador del New Deal, Franklin Delano Roosevelt, con este energúmeno del poder que en nombre de las ideas mata las ideas, pero con los hombres adentro. Roosevelt ingresó a la guerra con la legitimidad que le daban todos los pueblos que se enfrentaron a la barbarie nazi, el primero de ellos el pueblo soviético que ofrendó en el altar del Moloch germano, 30 millones de sus mejores hombres, mujeres y niños, que dieron su vida para cambiar el curso de la guerra, hasta ese momento victoriosa para el Tercer Reich.
Bush hace lo mismo que Hitler no lo mismo que Roosevelt. Bush viola todas las leyes internacionales, se enfrenta a las Naciones Unidas e invade al igual que Hitler a una nación cuasidesarmada que no lo agredió en momento alguno.
Conviene precisar además ante la afirmación de que EEUU liberó Europa y más allá de la heroica entrega de vidas de los soldados norteamericanos en guerra con el Führer alemán, que el ingreso a la conflagración fue muy tardío, casi al final del conflicto cuando ya Alemania estaba desgastada por la resistencia soviética que enfrentó sola al 95% del potencial bélico nazi concentrado en el frente oriental. EEUU fue el único beneficiado con la segunda guerra mundial. Durante y después del conflicto. Durante, como bien explica Heinz Dieterich en LA REPUBLICA, porque desarrolló lejos de los campos de batalla su industria y agricultura aumentando los salarios reales de 1941 a 1945 en un 27% generando 17 millones de nuevos puestos de trabajo y ofreciendo en 1944 más productos y servicios a su población que antes de la guerra.
Y después de la guerra cobró diez por uno su participación, y en Yalta se erigió como la potencia más fuerte del planeta, desplazando a Inglaterra, aunque temiendo a la Unión Soviética, su nuevo contrapeso histórico.
Y así como decimos que es un insulto comparar a Bush con Roosevelt conviene precisar que tampoco confundimos a los padres fundadores de la democracia norteamericana, esos héroes de la libertad, a George Washington, a Abraham Lincoln, a Thomas Jefferson, con este pedagogo del crimen, patán de la muerte, que al hablar por televisión no puede ocultar el gesto taimado de los cobardes. Charles De Gaulle, ese valiente rebelde de la Francia antinazi, le preguntaba al gran filósofo Jean Guitton. ¿Qué es la cobardía maestro? Y ese nido de sabiduría le contestaba: 'La cobardía, general, es buscar la aprobación y no la verdad; las condecoraciones y no el honor, el ascenso y no el servicio; el poder y no la salud de la humanidad'. ÁQué bien se le aplica esta respuesta a nuestro nuevo Hitler que dice defender los derechos humanos de los iraquíes mientras se especializa en convertirlos en desechos humanos!
Qué nos puede extrañar esta conducta en un gobernante que se resiste a salvar al planeta de la devastación negándose a firmar los protocolos de Kyoto aprobados unánimemente por la comunidad internacional. Un gobernante que rechazó el control de armas bactereológicas porque estimó que el acuerdo para evitar la proliferación de estos arsenales era perjudicial para su país. Un gobernante que exige a las naciones independientes que firmen un documento en el cual renuncian a su derecho a juzgar a ciudadanos norteamericanos por delitos cometidos en el extranjero. Un gobernante que se niega a firmar y a participar en la Corte Penal Internacional creada recientemente por la comunidad mundial para juzgar los crímenes de lesa humanidad. En este rechazo a una institución aprobada por más de 190 países y sólo 7 en contra coincidió su voto con el del invadido Irak quien tampoco quiere que exista en el mundo una Corte Penal integrada por 18 juristas independientes para impedir legalmente que se sigan cometiendo los crímenes de guerra que tanto los gobiernos de EEUU y de Irak han cometido.
Qué se puede esperar de un gobernante que en su propio país, cuna de tradiciones democráticas, ha suspendido los derechos civiles, ha instaurado la censura, las listas negras, la eliminación del habeas corpus, derecho por el que dieron la vida tantas generaciones, imponiendo los juicios clandestinos, las cárceles secretas y el delito de opinión, aproximando a su sociedad a la noche negra del macartismo más anacrónico.
Pese a todo logra hoy una importante mayoría silenciosa en su propio país a favor del horror de la guerra, en medio de un gigantesco apagón intelectual en la sociedad norteamericana, empujada por la desinformación, la deformación de la realidad como sistema, el legítimo dolor del ataque criminal contra las Torres Gemelas que segó la vida de 4 mil seres humanos, y por un nacionalismo atizado por el tartufo de la Casa Blanca. El nacionalismo y el falso patriotismo es otro de los eslabones que unen a Bush y a Hitler. Ese tipo de nacionalismo es el último refugio de los canallas y se apoya en la cultura de los incultos.
Albert Einstein lo describía bien: 'El nacionalismo es una enfermedad infantil, el sarampión de la humanidad'.
Pero ya comienza a crecer, desde el pie, desde la raíz, un movimiento popular, en las mejores tradiciones civilistas del pueblo norteamericano, para expresarse en las grandes ciudades, para parar con la energía moral que da la razón, a este asesino serial que está construyendo la mayor iniquidad bélica de las últimas décadas.
Y el pueblo norteamericano, aunque lentamente, comienza a comprender que 'la libertad no puede ser fecunda para los pueblos que tienen la frente manchada de sangre'.
¿Quién se anima a parar a este sicópata? Es la pregunta que circula por todo el planeta.
Las Naciones Unidas no pudieron. La OTAN tampoco. Sus aliados europeos fueron desairados y humillados.
Pero, desde el fondo mismo de la historia comienza a incubarse el antídoto. Todos los imperios y sus profetas se han ido deslizando de victoria en victoria hacia su derrumbe final. Y este imperio y su emperador, al que poco le importa ganarse la mente y los corazones de los pueblos del mundo, que es sordo o finge demencia ante la inmensa rebelión del sentido común, ante ese gran aullido de las sociedades surgido del vientre exasperado de las multitudes que se han lanzado a las calles en todo el mundo clamando por la paz y el cese de la matanza, no tendrá finalmente más remedio que entender que en esta cruzada, al vencedor sólo le pertenecerán los despojos.
Los hombres como Bush creen que los crímenes se entierran. Está equivocado. Los sobreviven.
La gente está harta de violencia. Harta de las vendettas miserables de unos contra otros. Y quiere poner fin al tiempo de los asesinos. Y si la llevan a callejones sin salida, reaccionará.
El discurso siniestro del amo y del esclavo termina casi siempre con la ferocidad del esclavo que ya nada tiene que perder. Espartaco dixit.
La protesta no cede en todos los rincones del planeta. No ha habido un imperio tan huérfano de apoyo como el que encarna hoy este morfinómano del poder.
Y este inmenso movimiento mundial contra Bush sólo comparable al movimiento mundial contra Hitler, tiene a su favor el clásico estrabismo de los mesiánicos, que les impide ver la realidad. El estrabismo es una disposición viciosa de los ojos por el cual los dos ejes visuales no se dirigen a la vez al mismo sujeto. Ven la realidad deformada.
El murmullo de millones puede transformarse en el brazo que pare esta locura.
No hay que tenerle miedo a estos gigantes que ignoran las leyes de la historia. Aplican la astucia más que la inteligencia. Ello los remite al mundo dinosáurico. Esos gigantescos animales que desarrollaron cuerpos enormes y una cabeza diminuta. Cuando vino la hecatombe sus pequeñas cabezas no pudieron inventar la mutación. Sí lo hicieron los mosquitos.
Hay un refrán alemán que refiriéndose a Hitler decía que 'cuando veas a un gigante, examina antes la posición del sol, no vaya a ser la sombra de un enano'. No sabemos aún cuánto de gigante y cuánto de enano tiene nuestro nuevo Hitler.
Recuerden a Gandhi, ese incendio moral que alertó a las conciencias. Sólo con su voz y su conducta por la no violencia puso de rodillas al mayor imperio de su época.
Gandhi decía que lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena. Ese silencio hoy no existe.
Todos los pueblos, de los países ricos y de los países pobres, gobernados por la derecha o por la izquierda, todos, todos, con excepción del que habita en el país agresor, que comienza ya a desperezarse, han tomado conciencia de que por primera vez en el siglo XXI la guerra como una cruzada irracional puede cambiar la humanidad. Sabe que una guerra injusta es una catástrofe que paraliza el encuentro del hombre con la humanidad. Y une sus manos planetarias para decirle al sicario de la Casa Blanca, que hay una vida y una raza menos sórdida que la suya. Y que vale la pena ponernos de pie para defenderla. Esa es mi respuesta, señor embajador.

Dr. Federico Fasano Mertens, director del Diario LA REPUBLICA.


Un saludo
Eliseo Rabadán
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Ene 05, 2004 4:41 pm    Título del mensaje: Emic/etic y proyectos para la zona Responder citando

Estimados amigos:

Con respecto al texto señalado por Eliseo Rabadán, debo decir que interesa para conocer el punto de vista de algunos iberoamericanos, pero hay que indicar convenientemente que éste es un punto de vista emic, puramente fenoménico. No hay más que ver las dudosas conceptualizaciones acerca de la guerra injusta, sobre las motivaciones petrolíferas (como si el petróleo no fuera necesario para el sostenimiento de nuestra civilización actual), etc. Sin embargo, desde el punto de vista etic, bien sabemos que son numerosos los estados de la Hispanidad que han desplazado contingentes de tropas a Iraq para acompañar a Estados Unidos.

Quiero yo también mostrar un texto que he recibido en mi correo hoy mismo, en el que se señalan algunos proyectos para Iberoamérica. Los conceptos que se manejan en el texto son dudosos, y parte de la información es tendenciosa. Obsérvese además que señala cómo Lula y Kirchner fueron a Uruguay y, en lugar de entrevistarse con el gobierno uruguayo, se entrevistan con un candidato a la presidencia afín ideológicamente a los presidentes brasileño y argentino. Conducta análoga a la realizada por Aznar hace algún tiempo en Cuba, entrevistándose con la disidencia. Que desde proyectos distintos se realicen similares maniobras de ninguneo del adversario, me parecen una buena muestra de que tales proyectos bien pueden ser totalmente incompatibles. Dejo a la sindéresis de los contertulios cualquier ulterior consideración.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.

Cita:
Destaque Internacional - Informes de Coyuntura

Año VI - No. 123 - Responsable: Javier González, Buenos Aires / Madrid - Enero 4, 2004.-

Uruguay, Cuba y neo-imperialismo de izquierda

Dos pesos y dos medidas preocupantes, de los presidentes Lula y Kirchner

1. Episodios recientes en las relaciones con Uruguay y Cuba, protagonizados por los presidentes de Brasil, Sr. Luiz Inácio Lula da Silva, y de Argentina, Dr. Ernesto Kirchner, dejaron al descubierto dos pesos y dos medidas que configuran un preocupante espíritu neo-imperialista, con signo de izquierda, en América Latina.

Durante la última reunión de presidentes de los países del Mercosur efectuada en diciembre, en Montevideo, capital del Uruguay, Lula y Kirchner se negaron a efectuar encuentros protocolares personales con el presidente del país anfitrión, pero sí lo hicieron con el candidato de las izquierdas en las próximas elecciones nacionales, a menos de un año de las mismas.

Ambos presidentes, al parecer, no quedaron satisfechos con ese gesto de arrogancia no sólo en relación al mandatario de un país geográfica, económica y políticamente más pequeño, sino a todos los uruguayos que, independiente de sus posiciones ideológicas, tienen en alta consideración la soberanía y dignidad de su país. Así, concurrieron a la alcaldía de Montevideo para recibir las llaves de la ciudad, evento que se transformó en un acto político a favor del candidato presidencial izquierdista.

2. Si en un contexto de signo contrario, un embajador norteamericano hubiera hecho similares desplantes a un gobernante izquierdista, no sólo las izquierdas del Uruguay, sino las del mundo entero, con el apoyo de las redes neo-revolucionarias que gravitan en torno del Foro Social Mundial (FSM), habrían iniciado un escándalo internacional de proporciones inimaginables. Sin embargo, ante los referidos episodios prefirieron adoptar un silencio satisfecho. ¿De qué valen, entonces, y cuál es la sinceridad de los reclamos contra el poder "unipolar" y "hegemónico", contra el "imperialismo del Norte", etc., que oímos constantemente en prosa y en verso, si se es connivente con actitudes neo-imperialistas de gobernantes de izquierda, en un pequeño país vecino?

3. Si comparamos esa posición de los presidentes de Brasil y Argentina en relación a su par uruguayo, con la asumida hacia el dictador comunista de Cuba, quedan en evidencia dos pesos y dos medidas preocupantes.

El Sr. Lula, en su visita a Cuba en septiembre de 2003, pasó horas reunido en encuentros personales con el sanguinario dictador y en sus intervenciones públicas no hizo la más minima referencia a las violaciones de los derechos humanos en la isla-cárcel, alegando el principio de "autodeterminación" de los pueblos, como si los desdichados cubanos pudieran "autodeterminarse", y como si el régimen cubano no estuviese violando acuerdos y convenciones internacionales que se comprometió a respetar. Esgrimiendo el mismo argumento de la "autodeterminación", se negó a recibir no sólo a representantes de la oposición sino a familiares de los presos políticos cubanos.

Por su parte, el Dr. Kirchner, al asumir el cargo presidencial, recibió al dictador Castro con todas las atenciones posibles; su flamante canciller, en lamentable frase de antología, contra todas las evidencias, declaró: "No me atrevo a decir abiertamente: se violan los derechos humanos en Cuba"; y Eduardo Luis Duhalde, secretario de Derechos Humanos, salió en defensa del régimen cubano porque a su entender "no hay una violación sistemática" de los derechos fundamentales en la isla. Poco después, el gobierno argentino ofrecía, a costa del contribuyente, una ventajosísima refinanciación de la deuda del régimen cubano con Argentina.

4. Tal como fue revelado en el reciente Foro Social Brasileño (FSB) por personeros ligados al gobernante Partido de los Trabajadores, la meta de las izquierdas brasileñas y continentales sería la "reconstrucción del bloque socialista" a nivel internacional, y la "derrota de los Estados Unidos" (cfr. Destaque Internacional, "Foro Social Brasileño: coyuntura latinoamericana y política externa lulista", Nov. 13, 2003).

Si se analiza la estrategia diplomática del gobierno de Brasil durante el 2003, se verifica que sus principales lances fueron de molde a concretar este objetivo, beneficiando no sólo al régimen de Fidel Castro sino también al gobierno procastrista del Coronel Chávez, en Venezuela, y favoreciendo el resurgimiento izquierdista en el continente. Para el 2004, Lula ha lanzado la idea de una sui generis cumbre conjunta de mandatarios sudamericanos y de países árabes, incluyendo a los de Libia y Siria, que acaban de ser visitados por éste; y ha reiterado su intención de estrechar lazos con China comunista (cfr. Denise C. Marin, "Diplomacia de riesgo", O Estado de S. Paulo, Dic. 31, 2003).

5. Será preciso acompañar con atención la evolución de los hechos durante 2004. Se podrá al mismo tiempo verificar si la tan mentada "diversidad", esgrimida por las neo-izquierdas del FSM como uno de los "paradigmas" socialistas del siglo XXI, incluirá el pleno respeto al derecho de discrepar públicamente.

Postdata: Los 45 años de tiranía comunista en Cuba, cumplidos el 1o. de enero pp., pasaron casi inadvertidos. No nos consta que siquiera un líder mundial -espiritual o político- haya hecho referencia a esta tragedia de 12 millones de hermanos latinoamericanos, con todos sus derechos suprimidos, y sin la menor posibilidad de "autodeterminarse".

Hay quienes continúan intentando justificar al régimen comunista alegando supuestos logros en "educación", "salud" y "alimentación" (cfr. Fray Betto, "Cuba resiste, solidariamente", Folha de São Paulo, Brasil, Enero 4, 2004). A éstos, que sirvan de meditación las valientes palabras pronunciadas el sábado 27 de diciembre pp. por el nuevo sacerdote Albert Pons Santana, de 32 años, durante la ceremonia de su ordenación sacerdotal en la Catedral de Camagüey, Cuba. El P. Pons dijo a los presentes que "en estos años de estudio en Roma soñaba con regresar a Cuba, pero hoy que estoy aquí, me cuesta trabajo creer que ésta sea la patria con la que soñaba", añadiendo que "la destrucción está por doquier, y ver niños con hambre y sin educación es horrible, el gobierno debería actuar en tal sentido y permitir la apertura a la que Su Santidad nos invitó y propuso".

Según narró la agencia CubaNet, "las palabras del nuevo sacerdote fueron seguidas de una cerradísima ovación", y las fuerzas represivas "comenzaron de inmediato a llegar al lugar", desplegando "un férreo cordón de seguridad".
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Lun Ene 05, 2004 9:34 pm    Título del mensaje: datos sobre la frontera Norte de México Responder citando

Eimados amigos y amigas:
La revista El Bordo, editada por la UIA(Univ.Iberoamericana, dirigida por los jesuitas en México, con diversas subsedes en el país) ofrece un artículo de Raúl Ramírez baena, con el que podemos tener más clara la situación realmente existente en la frontera, en aspectos de emigración.
Como el artículo está presentado en tres partes, así lo voy a transcribir.

Cita:

La nueva política norteamericana en materia de inmigración

Raúl Ramírez Baena,
Academia de Derechos Humanos de Baja California, A.C.


Antecedentes, alcances y consecuencias

Los dos paradigmas fundamentales que responde la actual política migratoria de los Estados Unidos:

1. A la política de globalización mundial de la economía.

En esencia, se trata de aprovechar la mano de obra barata en los países con alta acumulación de trabajo y bajo nivel de desarrollo tecnológico y científico. Para ello, es condición esencial detener la emigración de trabajadores hacia el primer mundo. En América del Norte, México hace lo propio en su frontera sur, conteniendo la emigración de personas provenientes de Centro y Sudamérica. Junto a esta concepción, y como consecuencia de la ruptura del equilibrio mundial de fuerzas, observamos el fin del Estado Benefactor, no sólo en los países del llamado Tercer Mundo, sino también en los propios países desarrollados, y los Estados Unidos no son la excepción, sino la punta de lanza de este proyecto, sobre todo a partir de la Era Reagan-Tatcher. Dentro de los Estados Unidos, se trata también de incorporar a la producción a toda la población posible en edad de trabajar; quien no sea capaz de lograrlo (mujeres dependientes, viudas, abandonadas, jubilados, discapacitados, huérfanos, enfermos, etc.), "no caben" o "no sirven" al nuevo proyecto de nación, al proyecto neoliberal mundial, y estas personas son candidatos ideales a la miseria, a la cárcel... o a la deportación sin son extranjeros. Son los excluidos del nuevo Sueño Americano. Así, se inicia un desafortunado ciclo creciente del Tercer Mundo dentro del Primer Mundo. Ejemplo contundente de esta política globalizadora: Las recientes Reformas a la Ley de Asistencia Pública en los Estados Unidos (Welfare) y las Reformas a la Ley de Inmigración y Responsabilidad de Inmigrantes, Acta de 1996.


2. Al concepto de "Seguridad Nacional".

Con la ruptura del equilibrio mundial, los estados ricos ven en la población y en la miseria del Tercer Mundo una amenaza para su seguridad. De ahí la necesidad de "proteger" sus fronteras de las hordas incivilizadas del sur. En consecuencia, se militarizan las fronteras entre el mundo desarrollado y el subdesarrollado, en una Guerra de Baja Intensidad. No se escatiman recursos para ello. Todo esto trae, como valor agregado, un peligroso desarrollo de las ideas nacionalistas y de supremacía racial, como en los mejores tiempos del apartheid. Con el aval del electorado (no su complicidad), se legaliza el tradicional discurso antiinmigrante de corte policiaco. Lo que los mejores humanistas y luchadores sociales estadounidenses combatieron, ahora es legal. Es legalizar lo ilegal, en contraposición a la visión cosmopolita y democrática original del país. En el contribuyente estadounidense se siembra la idea de que su país no tiene por qué aceptar a inmigrantes que son desempleados en sus propios países, ya que son los que sobran, los incapaces, los que no caben, los que utilizan el cada vez más bajo presupuesto social, cuyas familias el Estado tiene que mantener. Ideas estas que, por supuesto, no toman en cuenta el valor de la vida y la persona, de la igualdad, de la fraternidad, de la solidaridad, de la convivencia y del bienestar. El criterio excluyente de sociedad. Ante estas circunstancias, ¿qué país puede recibir toda la miseria del mundo?: Ninguno.


Los cambios.

En 1996 el Congreso norteamericano aprobó nuevos ordenamientos legales que tienen que ver con los aspectos de inmigración y seguridad social: el Acta de Reforma de Inmigración Ilegal y Responsabilidad de Inmigrantes de 1996 (IIRAIRA, por sus siglas en inglés) y la Ley de Reforma de la Asistencia Pública. Estas leyes afectan como nunca antes a millones de inmigrantes de diversas nacionalidades, principalmente a los de origen mexicano por ser estos la mayoría y por otras razones que más adelante comentaremos.

Los cambios propuestos desde los sectores más conservadores del congreso norteamericano y apoyados firmemente por el Presidente Clinton, responden, entre otros, a los siguientes razonamientos:

Al abismo que se ensancha cada vez más entre los países con tecnología y los países sin tecnología, que marca un deterioro estructural en los términos de intercambio entre el Norte y el Sur, en donde las ventajas comparativas del Sur (materias primas y trabajo) se anulan frente a la dinámica de la producción tecnológica moderna. Esto provoca una concentración del poder económico, financiero, tecnológico, político y militar como no se había visto antes, y una pérdida de capacidad negociadora de los países con fuerte acumulación de trabajo (mano de obra barata) frente al capital. Tal es el marco en el que, a sabiendas, nuestros gobernantes comprometen al país con la firma del acuerdo comercial de Norteamérica (TLCN), aun a costa del deterioro en el ingreso de los trabajadores y de las condiciones sociales de la población.
La firma de tratados comerciales de México con otros países latinoamericanos y del Caribe, colocan a nuestro país en la punta de lanza del proceso de globalización en la región y, en consecuencia, como principal contenedor de la emigración hacia los Estados Unidos de América (EUA). Tal es el caso de la militarización de facto de nuestra frontera sur con Guatemala.
El proyecto maquilador en la frontera norte de México, en vigorosa expansión, el otorgamiento de permisos para la operación de "franquicias" transnacionales en nuestro país, la desaparición de la llamada "zona libre" en la frontera norte y las restricciones aduanales para la importación de productos norteamericanos, aun a pequeños consumidores fronterizos habituales, muestran las fases del tratado cuyos objetivos son contener la inmigración y el consumo en los EUA.
El control del flujo migratorio hacia los EUA con la Operación Guardián en la frontera Tijuana-San Diego como el programa más importante de la Administración Clinton, así como la expulsión de todos aquellos inmigrantes que no respondan al ideario americano, no implica prescindir de la mano de obra barata, legal o ilegal, de los inmigrantes, pero sí "depurar" a la inmigración laboral en los EUA y, de paso, enviar un mensaje a todos aquellos que quieran convertirse al Sueño Americano.
En el terreno político-ideológico, la Ley 187 para el Estado de California (cuya parte fundamental niega los servicios públicos de educación y salud a los indocumentados, y que por anticonstitucional se encuentra suspendida en un Tribunal Federal), aprobada por el electorado de ese estado en octubre de 1994 junto con la reelección del gobernador republicano Pete Wilson, tuvo como virtud principal servir de modelo al Partido Demócrata para asegurar la reelección del Presidente Clinton. De esta manera, este partido se "monta" en la ideología republicana. Con ello, los demócratas dan un giro en su plataforma ideológica con la aprobación de leyes de consecuencias funestas para los inmigrantes en los EUA.
Detrás de los cambios hay varias tendencias: Se vende al electorado la idea de abatir el abultado déficit presupuestario aun a costa de sacrificar los programas sociales; se muestra una preocupación por el crimen y la amenaza del terrorismo y se manifiesta una incomodidad con los altos niveles de inmigración. Mientras se discutían las reformas a la ley de inmigración, los conservadores aprovecharon la inminente firma del Acta de Sentencia Efectiva de Muerte y Antiterrorismo por el Presidente Clinton en Abril de 1996 y su imposibilidad de veto, para introducir ahí parte de la política antiinmigrante. Así, mezclando estos aspectos, ahorro presupuestal, crimen y terrorismo, que en estricto sentido nada tienen que ver con inmigración, se aprovecha una oportunidad política para ganar electores a costa de los inmigrantes.
Finalmente, el Departamento de Justicia norteamericano, uniendo fuerzas con el Senador Alan Simpson, pudo vencer el punto de vista de la Corte Federal de los EUA, quitando a ésta la autoridad que venía ejerciendo de otorgar audiencias en los procesos de deportación iniciados por el Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN). Amparado en el IIRAIRA, el SIN tiene ahora atribuciones que antes correspondían exclusivamente a la Corte Federal, en materia de expulsión de inmigrantes.
Política de "remoción" de extranjeros: de lo legal a lo "ilegal".

Con la cobertura que otorga el IIRAIRA, basados en sus artículos 377 y 212 (a) (9) (B), el SIN se prepara para expulsar (el nuevo término acuñado ahora es "remover") del interior de los EUA a 2 millones de inmigrantes en 5 años, y a 5 millones en los próximos 10 años. Muchos de estos inmigrantes se convertirán de residentes legales a "ilegales" a partir del 1o. de Abril de 1997, en virtud de que sus procesos de solicitud de amnistía fueron suspendidos por el SIN en 1987-88, acción que algunos juristas consideran anticonstitucional. Tal situación empuja a estas personas (más de 300,000) a vivir ahora prácticamente en la clandestinidad. Estas remociones son independientes de las aprehensiones y deportaciones, la mayoría de ellas por la vía de la "Salida Voluntaria", como consecuencia de la Operación Guardián en el área de San Diego, Ca., la Operación Interferencia en Nogales, Az., la Operación Portero en El Paso, Tx. y ahora la Operación Río Grande en la frontera sur de Texas, deportaciones calculadas en más de 800,000 al año (a pesar de las declaraciones de funcionarios mexicanos y estadounidenses que aseguran que no hay deportaciones masivas).
Con el IIRAIRA, si una persona está en los EUA con una visa de 6 meses y permanece por un lapso mayor a ese tiempo y menor de un año, y luego sale del país, no tendrá derecho a volver en los siguientes 3 años; si la persona residió ilegalmente o dejó vencer su visa por un año o más, entonces será excluida de los Estados Unidos por un período ¡de 10 años¡ Todo ello sin importar si tiene esposo (a), hijos, padres, trabajo, bienes, etc. en los EUA. Si el indocumentado dice tener menos de 2 años viviendo en los EUA, sin averiguación y sin tener derecho a audiencia con un juez de inmigración, podrá ser removido inmediatamente. Si dice tener más de 2 años, de todas maneras no califica para obtener una visa (en esta situación se encuentran aproximadamente 1 millón de personas). Si al momento de la captura la persona no trae sus documentos consigo, podrá ser removida a juicio del oficial de inmigración. No hay escapatoria.
A partir del 1o. de Abril de 1997, el IIRAIRA faculta a los funcionarios del SIN a decidir si las personas capturadas tienen derecho o no de permanecer en los EUA, por tener una situación migratoria irregular. Podrán decidir en el momento la remoción automática a México sin necesidad de que los inmigrantes acudan ante un juez de inmigración a explicar su situación, como antes lo podían hacer.
El IIRAIRA y el Acta de Sentencia de Muerte Efectiva y Antiterrorismo restringen severamente la revisión que la Corte Federal hace de las órdenes de deportación, mientras se ordena la detención sin derecho a fianza para personas con récord criminal, usando como pretexto la falta de espacio en los Centros de Detención del SIN. De esta manera, los oficiales conceden que la gran mayoría de aquellos inmigrantes afectados con estas nuevas disposiciones legales, son criminales comunes y deben salir del país.
Bajo el nuevo régimen legal no importa si las ofensas que provocaron la deportación en aquellos casos definidos ahora como felonía agravada ocurrieron la semana pasada o hace décadas, o si la persona ha llevado una vida ejemplar desde que completó su sentencia. Es decir, la ley tiene carácter retroactivo. Esto quiere decir que si un inmigrante cometió un delito anteriormente, que no era considerado entonces como felonía agravada, pero mantiene en registros una ficha o huella digital, por ese simple hecho será removida sin juicio de deportación. Incluso bajo el IIRAIRA, algunas ofensas menores que llevan sentencias máximas de un año, ahora pueden ser consideradas felonías agravadas y, por tanto, la persona también será removida.
A partir del 1o. de Abril, como felonía agravada se consideran: Entrar a los EUA declarando falsamente ser ciudadanos, entrar a los EUA con documentos falsos o ajenos (recurso que utilizan con mayor frecuencia las mujeres que no quieren arriesgar el ingreso a los EUA por la barda o los cerros), así como quedarse a vivir y trabajar con una visa o permiso vencido. También, ayudar a otras personas a ingresar con documentos falsos, hacer planes con otra persona para que ingrese ilegalmente, ingresar a los EUA antes de cumplir una exclusión de 5 años o más, pagar a un traficante de indocumentados, traficar indocumentados, contrabando, trabajar con documentos falsos, cometer cualquier delito con violencia, robar, recibir propiedad robada, y otros. Como se ve, se mezclan delitos menores con delitos graves. Antes del IIRAIRA, muchos de estos casos podían ser llevados a Corte, ya que para la Ley no son delitos graves, pero, tratándose de inmigrantes, ahora si lo son. En algunos casos, después de haber sufrido condenas que van de los 2 a los 7 años de cárcel, el inmigrante no tendrá ningún perdón y no podrá ingresar a los EUA por un lapso de 20 años, sin importar si tiene dependientes directos. En el primer caso, quienes declararon falsamente ser ciudadanos, podrán ser impedidos de por vida de ingresar a los EUA.
La excepción a la deportación antes se llamaba "Suspensión de Deportación", y se aplicaba a las personas con más de 7 años de residencia en los EUA. Este recurso ha sido cambiado por el IIRAIRA por otro que ahora se llama "Cancelación de Remoción". Para evitar la remoción, el inmigrante debe tener ahora 10 años de residencia o demostrar en la instrucción una situación llamada Sufrimiento Extremadamente Inusual del cónyuge (no aplica para quienes viven en unión libre), de los hijos o padres. No se toma en cuenta el sufrimiento propio, como antes sí se hacía.
Quien desee ayudar a un inmigrante tendrá que extender una "Carta de Sostenimiento" y tener un ingreso, cuando menos, del 25% arriba del nivel de pobreza en los EUA, es decir, tienen que demostrar un ingreso anual de, por lo menos, US $20,500 dólares, cantidad que en 1995 no ganaban poco más del 40% de los inmigrantes con residencia legal. La persona se obliga a sostener al inmigrante hasta que se haga ciudadano. Éste no podrá recibir beneficios sociales hasta pasados 5 años.
En adelante, los abogados de inmigración de los EUA tendrán que tener mucho cuidado de que sus clientes no aporten información o documentos falsos durante los procesos que se les sigan, ya que, de lo contrario, sufrirán también sanciones que van desde la cancelación de su registro profesional hasta sanciones penales.
En una estrategia de largo plazo, el programa de remoción de extranjeros, y el control de la frontera sur lograron elevar el presupuesto del SIN para el ejercicio fiscal de 1997 a una cifra sin precedentes de $ US3,100 millones de dólares, que representa el 17% de incremento en comparación a 1996, y un aumento del 105% en los últimos 4 años.
Finalmente, el SIN se ha propuesto procesar un número récord de solicitudes de ciudadanía, más de 1.3 millones, y reducir el tiempo de trámite de 2 años a 6 meses. Fuera de esta cifra, los inmigrantes legales o indocumentados que no califiquen estarán en riesgo de caer en la categoría de removibles, aun cuando tengan varios años de vivir en los EUA, tengan hijos norteamericanos, trabajo estable, una vida decente, etc.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Lun Ene 05, 2004 9:38 pm    Título del mensaje: segunda parte de texto sobre situación fronteriza mexicana Responder citando

a continuación, la segunda parte del exto anterior de la revista El Bordo
( de la UIA, México )sobre la situación de la frontera Norte de México.

Cita:

La nueva política norteamericana en materia de inmigración

Raúl Ramírez Baena,
Academia de Derechos Humanos de Baja California, A.C.


Algunas consideraciones políticas, económicas, sociales y culturales de las reformas legales.

Estas nuevas disposiciones legales van a desacreditar a la población indocumentada en los EUA, lo que provocará mayor rechazo social hacia ellos, intensificando el racismo y la xenofobia, reforzando la visión de que el indocumentado ("ilegal", "mojado", "ilegítimo", etc.), es un delincuente o un criminal. Si han fallecido varios migrantes en su intento por ingresar a los EUA, es por "su culpa", ya que "ellos toman el riesgo", según la versión oficial.
Algunos de los deportables son social, cultural y lingüísticamente ajenos a sus lugares de nacimiento, lo que es irrelevante en términos legales. Para la mayoría del Congreso que aprobó estas leyes, aquellos que se están quejando ahora son simplemente «extranjeros criminales» que por mucho tiempo han usado el apoyo de abogados expertos en identificar las lagunas legales para evitar la deportación. Para muchos de los congresistas y funcionarios conservadores que apoyaron estas reformas legales, la lógica es que los inmigrantes simplemente "ya no nos engañarán más", y ya no volverán a romper la ley.
Se está presentando una situación sin precedentes de inmigrantes buscando la ciudadanización, más que por "patriotismo" o convicción, por miedo a la deportación y sus graves consecuencias económicas y sociales.
Lógicamente, en lugar de reducir, con esas medidas se incrementará sensiblemente el número de "ilegales" en los EUA, al revertir la condición migratoria de algunos inmigrantes que tienen residencia legal, y que ahora serán arrojados a la clandestinidad.
Lo anterior provocará de inmediato en estas personas un impacto negativo en sus ingresos (recibirán los peores salarios en los peores trabajos), no podrán recibir ya devolución de sus impuestos por el tiempo trabajado en los EUA y se afectarán, también, los envíos de dinero que hacen a sus familiares en México y otros países. Para México, en 1996, por este concepto ingresaron, aproximadamente, US $3,700 millones de dólares, colocándose en el 3er. lugar como actividad generadora de divisas, superior a la balanza favorable por concepto de Turismo en el mismo año.
Por sus características, el IIRAIRA provocará separación familiar, ruptura de unidad y lazos familiares e importantes cambios en los patrones tradicionales de emigración, ya que incrementa los requisitos para que un residente legal o un ciudadano estadounidense pueda solicitar la inmigración de un familiar directo.
Se generarán graves conflictos de identidad cultural en aquellos inmigrantes expulsados a su país de origen, con muchos años de residir en los EUA.
La aplicación del Acta de Sentencia de Muerte Efectiva y Antiterrorismo y el IIRAIRA, los inmigrantes presos, con residencia legal o indocumentados, serán deportados a las fronteras mexicanas y otras localidades de origen. A unos se les otorgan la libertad a cambio de aceptar la "Salida Voluntaria" de los EUA. Lo anterior no implica un aumento de la criminalidad en esas ciudades, ya que la mayoría de los presos deportados han sufrido condenas por delitos menores o faltas administrativas, lo que es razón suficiente para ser expulsados de ese país.
Asimismo, residentes legales se podrán convertir en criminales removibles por ayudar a cruzar sin documentos a sus cónyuges, hijos, padres, hermanos y otros parientes, lo que es muy común entre las familias inmigrantes.
Las modificaciones legales a la asistencia social, que no es otra cosa más que aumentar los ingresos del Estado, afectarán no sólo a los inmigrantes documentados o indocumentados, sino también a ciudadanos norteamericanos que perderán beneficios a cambio de ahorrar en el presupuesto de los EUA.
Indudablemente que estas reformas provocarán el nacimiento de generaciones perdidas y problemas sociales, al impedir el acceso de cientos de miles de niños a los servicios públicos de educación, salud y seguridad social, sin importar si son nacidos en los EUA, así como a sus padres quienes, de ser inmigrantes, pronto podrán adquirir el estatus de ilegales removibles por felonía agravada. Todo ello entra en la peligrosa lógica globalizadora.
Se está creando peligrosamente un ambiente contra los derechos constitucionales que el pueblo norteamericano está tolerando, porque no les afecta personalmente, sino a los inmigrantes. Para muchos es más importante detener la inmigración y ahorrar en el presupuesto federal que preservar los principios constitucionales; menos aún se vislumbran las consecuencias a largo plazo de estas políticas.
La Operación Guardián.
La Operación Guardián tiene sus antecedentes en una estrategia desarrollada por el ejército de los EUA, desde hace poco más de 10 años, para combatir el tráfico de drogas (actualmente se sabe que el 15% de la droga se introduce a los EUA fuera de los puertos oficiales de entrada). Por lo tanto, tiene que ver con el gradual proceso de militarización de la frontera. La Operación Guardián fue diseñada por el Centro para Conflictos de Baja Intensidad (CLIC) del Departamento de Defensa estadounidense , y se inscribe en la lógica de utilizar al ejército como unidades policíacas y a la Patrulla Fronteriza como unidades militares. Los propios especialistas e investigadores estadounidenses consideran la Operación Guardián como el "brazo armado" del SIN. Esta política ha provocado fuertes discusiones al interior del Congreso norteamericano, pues implica el entrenamiento de la tropa fuera de las bases militares en operaciones reales de apoyo a la Patrulla Fronteriza, no sólo para combatir el tráfico de drogas, sino también para capturar indocumentados. La misión consiste en hacer más difícil el cruce de indocumentados hacia los EUA y empujar la inmigración lejos de las áreas urbanas, dificultando su traslado hacia el interior del país. El sector San Diego ha recibido más misiones militares que cualquier otro sector a lo largo de toda la frontera con México, misiones que utilizan la táctica de "Bajo Cubierta", para que el "enemigo" no los pueda ver. Además, habría que agregar que un militar en este tipo de misiones no recibe la preparación suficiente para distinguir entre un narcotraficante, un indocumentado o un poblador rural de la frontera sur de los EUA. Actualmente existe en la Cámara Baja de los EUA un proyecto de ley impulsado por un congresista de Ohio, que pretende incorporar hasta 10,000 los elementos militares en la frontera sur, propuesta que incluye una protección contra las cortes civiles. Además de los 6,700 agentes de la Patrulla Fronteriza que operan actualmente (hasta llegar a 10,000 en 4 años más), se sabe que el Presidente Clinton desarrolla una propuesta para incorporar hasta 20,000 agentes en un lapso de 10 años más. Todo ello con el propósito de "restaurar la ley" en la zona fronteriza con México.
Para dar una idea de la dimensión y alcances de la Operación Guardián iniciada en octubre de 1994 en la frontera Tijuana-San Diego, basta revisar el siguiente reporte del SIN a principios de 1997:

No. de
guardia
fronteriza Inspector
de Garita Millas
alumbradas Telesc.
infrarrojos Millas
barda de
acero
Antes O.G. 980 127 1 12 19
Situación actual 2009 275 4.7 40 29
% aumento 105 116.5 370 233.3 52.6


Km. de
triple barda Helicópteros Vehículos Computadoras Sensores
sísmicos
Antes O.G. 5 6 700 100 448
Situación actual 10 9 1200 700 1045
% aumento 100 50 71.4 600 133.2



La Operación Guardián se concentra en los cañones de Imperial Beach, Otay y Jacumba, California, con lo que la inmigración indocumentada tiende a desplazarse hacia el este de Tijuana (las montañas y el desierto). En octubre de 1997 se inicia la III Fase que cubre ya el área del desierto de Valle Imperial, Ca. De manera general, se observa que este plan estratégico de control fronterizo pretende enlazar en el futuro la Operación Guardián de San Diego, con los operativos Interferencia, Bloqueo y Río Glande de Nogales, Az. y El Paso, Tx., y la frontera sur de Texas, respectivamente.
Por si lo anterior fuera poco, se han implementado ahora las siguientes acciones:
Programa "Ident System", de identificación y ficha, el cual antes no existía; sistema conectado a una red central de información en 13 oficinas del Sector San Diego, enlazado con oficinas de la policía del condado y del FBI.
Programa "Icad", que tampoco existía antes. Permite utilizar frecuencias de radio para enlazar a la Patrulla Fronteriza con Guardias Forestales, Guardia Costera, policías del condados del área de San Diego, la High-Way Patrol, el Sherifato y el FBI.
Programa "Corte de Garita" o "Fast Track", mediante el cual en los 2 años de Operación Guardián se han ejecutado más de 14,000 órdenes de exclusión en las Garitas de San Ysidro y Otay, y procesado a más de 13,000 extranjeros.
En el terreno legal, como resultado del "Ident System", se ha logrado la identificación de reincidentes y personas con delitos menores. Desde la Operación Guardián se han arrestado, procesado y encarcelado a más de 2,100 personas que reingresaron ilegalmente después de deportados, consignándolos con hasta 7 años de cárcel como pena por reingresar después de una deportación.
Metas: Para 1997, el SIN espera que con el incremento al presupuesto se avance en el terreno legal para remover a 68,000 criminales y otros inmigrantes deportables.
En general, la Patrulla Fronteriza da un tratamiento especial a las mujeres indocumentadas que captura, discriminándolas por su función de "reproductoras" más que de "productoras". Para ello, se utilizan tácticas apoyadas en la idea de "prevention through deterrence" (prevenir mediante intimidación, disuadir o desanimar).

Consecuencias de la «Operación Guardián»

Por la excesiva vigilancia, se incrementa el desplazamiento de los migrantes hacia las montañas y los desiertos del este de California, o por zonas de mayor peligro.
Debido a lo anterior, habrá más accidentes y muertes de indocumentados por frío, calor excesivo, hambre, caídas en los barrancos, enfermedades y otros. Generalmente, cuando los inmigrantes son guiados por los "coyotes" o "polleros" durante varios días, y no resisten en las montañas y desiertos, son abandonados a su suerte por estos, sin comida, agua ni ropa y calzado adecuados. De enero a octubre de 1997 se han registrado 75 migrantes fallecidos sólo en los sectores de San Diego, Ca. y El Centro, Ca.
Los "coyotes" aumentarán las tarifas de cobro por cruce. Debido al incremento de las penalidades en ambos países, se dedicarán a esta actividad, ahora más que nunca, personas sin escrúpulos dispuestas a correr todos los riesgos, a diferencia del pasado en el que eran considerados como personajes folklóricos, "prestadores de servicios".
Se prevé también el incremento de indocumentados atropellados en las carreteras del sur de los EUA, o accidentados en persecuciones vehiculares a alta velocidad, por la Patrulla Fronteriza.
A consecuencia de los operativos en la frontera, los migrantes tienen dificultades, como nunca, para cruzar a los EUA. Lo anterior implica que estarán más expuestos en la línea fronteriza -considerada zona de alto riesgo- a asaltos violentos, a las inclemencias del clima (que los enferma con frecuencia) y a serias alteraciones de la personalidad, producto de la frustración, la depresión y el bajo nivel de autoestima generado. Se crea, así, un grave problema de salud pública del cual las autoridades mexicanas no se ocupan.
Aumentarán sensiblemente las violaciones a los derechos humanos de los inmigrantes, de manera proporcional al aumento de agentes de la Patrulla Fronteriza del SIN, en virtud de que, amparados en las facultades extraordinarias que les confía el IIRAIRA, son puestos a trabajar sin una selección y capacitación adecuada. En 1997 se han recibido quejas de indocumentados que son severamente golpeados por intentar escapar al momento de la captura, y otros que han recibido mordidas por los perros de caza entrenados por la Patrulla Fronteriza.
Crecerá el número de mujeres, con o sin hijos, que ingresen a los EUA con documentación falsa, quienes serán aprehendidas, separadas de sus maridos y deportadas por fronteras lo más alejado posible del lugar de captura. A principios de 1997 se documentaron casos de mujeres que ingresaron por la Garita de San Ysidro (frontera con Tijuana), separadas de su familia, trasladadas al Centro de Detención de Las Vegas, Nevada, de ahí a Denver o Dallas, para ser deportadas finalmente por Nuevo Laredo o Matamoros, Tamps.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Lun Ene 05, 2004 9:46 pm    Título del mensaje: tercera parte artículo sobre frontera México-EEUU Responder citando

en este texto se incluye la tercera y última parte del artículo de la revista El Bordo(UIA,México)
Independientemente de que se considere , desde las coordenadas del materialismo filosófico, que se trata de una cuestión meramente fenoménica y además, emic,ello no obsta para que , también desde el materialismo filosófico, se deba tomar en consideración el material dado fenoménicamente.
La cuestión de la estructura esencial , en cuanto a la categorización etic de los fenómenos aportados, queda para un análisis de la relación política entre dos Estados, que todo el mundo lo sabe, son asimétricos: económica, tecnológica y hasta demográficamente considerados. Sin embargo, la cuestión de establecer políticas de inmigración que respeten los derechos de las personas afectadas , es un requisito político, para que la eutaxia siga siendo un factor entre ambos Estados con una frontera de miles de kilómetros.

Cita:

La nueva política norteamericana en materia de inmigración

Raúl Ramírez Baena,
Academia de Derechos Humanos de Baja California, A.C.


Política migratoria de México
Propuestas para mejorar la atención a los migrantes
y la defensa de sus derechos humanos.

Al igual que el gobierno de los Estados Unidos, indudablemente que el Estado Mexicano tiene una enorme responsabilidad en cuanto a la grave situación que enfrentan millones de mexicanos y sus descendientes en la frontera norte y el interior de los EUA. En concreto, habremos de señalar dos aspectos: 1) Las condiciones socioeconómicas producto del consabido modelo de desarrollo adoptado por nuestros gobernantes a principios de los 80´s, que cambian los patrones tradicionales de emigración laboral hacia los EUA., y 2) La escasa e ineficiente acción consular en defensa de los intereses y los derechos humanos y laborales de los inmigrantes mexicanos en los EUA, derechos consagrados universalmente en acuerdos internacionales que México ha signado siempre, tradición que de manera gradual se está perdiendo.

El Estado Mexicano privilegia las relaciones económicas y comerciales por sobre la defensa de nuestra soberanía. Esto último sólo existe en el papel y en el discurso, haciéndose efectiva solamente cuando se atenta contra los intereses de los inversionistas mexicanos en el exterior (por ejemplo, el rechazo a la Ley Helms-Burton), o cuando se pone en riesgo el programa de ajuste que depende, de nueva cuenta, de las dinámicas político-económicas que se dan en los EUA. Otro ejemplo se da en los constantes boicots a productos mexicanos por parte de autoridades norteamericanas, a pesar del TLC. Entonces sí, comisiones mexicanas del más alto nivel acuden de inmediato a Washington a negociar. No importa que se produzcan en los EUA leyes y operativos unilaterales que afectan a los inmigrantes de origen mexicano, violatorias de los derechos humanos, de las normas internacionales y contrarias a la política de buena vecindad; no importa cuántos migrantes mueran o se accidentan en su intento por trabajar o reunirse con su familia en los EUA; no importa el costo social que provoca la deportación al separar a las familias; no importan las cientos de personas extraviadas en las ciudades fronterizas a causa de la deportación o de su intento por ingresar a los EUA por zonas de alto riesgo; no importa la constante violación a los derechos humanos de los mexicanos cometidas por autoridades norteamericanas, etc. Tal parece que el gobierno mexicano evita irritar a toda costa a su poderoso vecino.

De manera concreta, los Organismos No Gubernamentales de México que asisten a los migrantes y defienden sus derechos, han insistido en que enfrentamos ahora un problema social de carácter estructural que, para atenuar sus efectos, requiere de acciones decididas. Entre otras:

La firma de acuerdos bilaterales en materia migratoria para:
La protección especial a mujeres y menores capturados por el SIN, con el fin de conocer oportunamente su situación migratoria.
Conocer lugares de detención y horarios de deportación, en especial de mujeres y menores.
Evitar la separación familiar durante la aprehensión y/o deportación.
Impedir que los migrantes sean deportados por fronteras lo más alejadas posibles del lugar de ingreso, en especial las mujeres y menores.
Evitar tratos injustos, discriminatorios y humillantes durante la aprehensión, reclusión, traslado y deportación de migrantes.
El reforzamiento de las áreas de Protección Consular, mediante:
La contratación de más personal sensible y capacitado en los principales consulados mexicanos de los EUA.
El incremento de visitas y atención de casos especiales en los Centros de Detención del SIN.
La instalación de líneas de emergencia 1-800, para que cualquier persona desde México o los EUA pueda obtener información pormenorizada sobre familiares detenidos, accidentados, extraviados, etc.
Instrumentar programas emergentes en la frontera norte de México sobre:
Programas de empleo emergente.
Programas de Retorno Voluntario de migrantes cuando, por razones humanitarias, se compruebe una situación extrema o de crisis del migrante y su familia, por lo cual debe regresar a su lugar de origen.
Asistencia médica y psicológica a migrantes enfermos, lesionados o en situación de crisis.
Sanciones efectivas a los servidores públicos que atenten contra los derechos humanos de los migrantes, particularmente por las detenciones y capturas anticonstitucionales que, amparados en los Bandos de Policía y Buen Gobierno, se efectúan contra los migrantes en la frontera norte de México, por el sólo hecho de no traer documentos de identificación. Se da así una solución policiaca y no social a la problemática migratoria.
Instalación de Centros de Contratación de Trabajadores Migratorios, que les permitan contar con trabajos eventuales para obtener recursos y evitar que delincan o sean víctimas de delitos.
Campañas permanentes en los lugares que frecuentan los migrantes (centrales camioneras, aeropuertos, iglesias, etc.), para hacerles saber:
Los riesgos legales que acarrea cruzar a los EUA sin documentos, con documentación falsa, declarar falsamente ser ciudadanos, permanecer en ese país con una visa o permiso vencido, reingresar después de ser convicto, ayudar a otras personas a ingresar con documentos falsos (aunque sean sus familiares), etc.
Los peligros para su integridad y su salud física y mental, sobre todo en las zonas de alto riesgo, en las montañas y desiertos.
Los riesgos y consecuencias que les puede acarrear la contratación de "polleros" o "coyotes" para ingresar sin documentos a los EUA.
Campañas dirigidas a los familiares en los EUA para que estos, a su vez, informen a sus parientes sobre los riesgos actuales de la inmigración "ilegal".
El respeto a los derechos humanos de los migrantes se ve obstaculizado en razón de que las leyes norteamericanas y mexicanas exigen una serie de requisitos para comprobar un abuso, que son imposibles de cumplir por un migrante por varias razones, principalmente por su condición migratoria, sobre todo si son indocumentados, por su vulnerabilidad, por su extrema movilidad y porque prácticamente no tiene defensa de su gobierno, como sí la tienen ciudadanos de otros países, de ahí que casi el 100% de los abusos quedan impunes. Por ello se propone:
La intervención de una visitaduría permanente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para la frontera norte de México y sur de los EUA.
Establecer con la contraparte norteamericana, mecanismos legales ágiles y eficientes para que los inmigrantes nacionales puedan entablar una demanda por violación a sus derechos humanos en los EUA.
Instrumentar una campaña intensiva de información y orientación de los derechos de los migrantes en México y E.U. (en los lugares de paso y la frontera), así como de los organismos a los que puedan acudir a presentar una queja.
La supervisión permanente del trato que dan las autoridades mexicanas de los tres niveles de gobierno a los indocumentados extranjeros, principalmente centroamericanos, desde nuestra frontera norte hasta la frontera sur del país.
Desde el punto de vista de las políticas Poblacional y de Desarrollo de México:
Revisar y adecuar la Ley General de Población, en lo que concierne al tratamiento de los indocumentados en México y a los puntos migratorios de revisión.
Instrumentar una política para la generación de empleo remunerado permanente a nivel regional, en los principales estados expulsores de migrantes.
CONCLUSIONES.

México y los EUA tienen una historia que los une irremediablemente. En el siglo pasado, comunidades enteras mexicanas fueron integradas a la Unión Americana, muchos residentes ni siquiera se enteraron entonces, de tal manera que, a la fecha, existen pueblos y ciudades con una rica y profunda tradición histórica, cultural y social de origen mexicano. A pesar de ello, los mexicanos son vistos siempre como los "recién llegados".

La presencia de mexicanos y latinos en los EUA es tan grande, que se calcula será del 20% en 30 años, y del 25% en 50 años. Y no sólo eso, nos encontramos en la frontera a comunidades indígenas autóctonas que, tradicionalmente, han cruzado a los EUA y regresado a México, o viceversa, de manera sencilla, sin más complicación que entender que toda esa tierra es "su casa". Para ellos la barda metálica, la Operación Guardián, el IIRAIRA, la "mica" de residente legal, el pasaporte, etc. representan una vanalidad y una complejidad inútil, cuando la convivencia familiar, el trabajo común en su tierra, los "usos y costumbres" y la hermandad pueden ejercerse en donde sea.

Para la comunidad latina en los EUA, el año de 1996 fue uno de los más importantes, por la combinación de factores políticos que hicieron posible el surgimiento del "voto latino", la recuperación y expresión de sus derechos políticos en la urnas y la irrupción del poder latino en las grandes decisiones nacionales, después de tantos años de mantenerse en la ignominia. No es casual que el Presidente Clinton haya ganado la reelección, en parte, gracias al voto latino, contradictoriamente, impulsando y aprobando la peor legislación en materia de inmigración y de asistencia social de que se tenga memoria en los EUA.

Por otro lado, es justo señalar que con la decisión del Congreso de permitir la discrecionalidad de los estados para otorgar los servicios públicos de educación, salud y seguridad social a los inmigrantes, responsabilidad que anteriormente competía a Washington, se rompe de facto el pacto social suscrito por la Unión Americana desde su origen mismo.

Por todo lo anterior, y ante la injusticia de gran magnitud que se avecina contra los inmigrantes en los EUA, habremos de preguntarnos: ¿Ese es el país que idealizaron los Washington, Jefferson, Franklin y Lincoln ?¿Hasta dónde llega el grado de responsabilidad legal y moral de los Congresistas y autoridades norteamericanas en todos los casos de accidentes, muertes y violación de los derechos humanos de estas personas ?¿Cuál es el límite ético y moral que las leyes deben imponer para evitar la injusticia en contra de las minorías ? Y no sólo eso, sino también el sufrimiento de los familiares que pierden a un ser querido, de quienes son separados de su hogar, de los que son encarcelados como "criminales" o echados sin consideración de los EUA por el "delito" de aspirar a una vida mejor, por creer en el Sueño Americano y por querer adoptar el tan publicitado "modo de vida americano". Para la Comisionada del SIN, Doris Meisnner, los dos países han logrado una "buena comunicación" sobre el asunto migratorio: "Hemos aprendido que la migración es un complejo fenómeno con costos y beneficios en ambas naciones; determinar esos beneficios y precisar esos costos, es la tarea a futuro", apuntó en días pasados en reunión con altos funcionarios mexicanos en El Paso, Texas, reunión cuyo objetivo fue "atender el problema migratorio desde una visión integral y compartida..."

Como se ve, los puntos desarrollados anteriormente nos permiten cuestionar y revalorizar profundamente los valores éticos actuales, desde el tipo de sociedad que queremos, el concepto de país, los principios universales y el valor de las leyes. La Cultura de los Derechos Humanos en el mundo ha sufrido un serio revés ante el avance de la tecnología y del uso de los medios electrónicos, que condicionan a la población, mediante las más modernas técnicas neoconductistas, a asumir conductas de consumo masivo, no sólo de productos, sino también de ideas, con fines lucrativos y hegemónicos. ¿Alguien los puede parar?

La historia nos enseña que no existe lugar, región o país que no haya expulsado o recibido migrantes. No hay señales de que la migración deje de ser una parte intrínseca en la construcción de los pueblos, sobre todo en tiempos de crisis. El monoculturalismo y la exclusividad de nación deben replantearse seriamente. A cambio, el multiculturalismo nace y toma fuerza como movimiento sociopolítico que demanda un replanteamiento del concepto de nación, de comunidad, de ciudadanía, y ahora también, de legalidad.

U.S. Border Patrol (July, 1994), Border Patrol Strategic Plan 1994 and Beyond. National Strategy.


Un saludo
Eliseo Rabadán
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> América Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán