nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


El Último samurai

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Animalia
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Jue Ene 22, 2004 12:25 am    Título del mensaje: El último samurai Responder citando

Estimados amigos:

Ayer tuve la ocasión de ver El último samurai, la película que protagoniza Tom Cruise y que se encuentra en las carteleras desde hace dos semanas. Es una reconstrucción épica que mezcla fantasía y realidad histórica, aparte de una serie de elementos que convendría analizar.

La película cuenta la historia de un capitán del ejército norteamericano que protagonizó una masacre de indios norteamericanos indefensos (mujeres y niños), y que desde entonces malvive con su mala conciencia, promocionando el rifle Winchester para costear su afición a la bebida. Sin embargo, por casualidades de la vida, es reclutado por el gobierno japonés para que ayude a derrotar a los samurais y facilitar así la occidentalización y modernización de una sociedad como la japonesa, que ha vivido en siglos de casi absoluto aislamiento.

Tras la primera batalla con los samurais, dirigiendo a unos campesinos muy mal adiestrados, Tom Cruise es hecho prisionero, y allí tiene la oportunidad de aprender, tal y como hizo con las tribus indias, sus costumbres, y de llegar a introducirse tanto en su mundo que sufre, en parte producto de su mala conciencia anterior, la denominada inversión del extrañamiento. Es decir, que se acaba convirtiendo en samurai él mismo, y protagoniza un último ataque suicida frente a las modernas tropas, armadas con cañones y ametralladoras, con solamente espadas y arcos.

También es destacable, dentro de esta película, las múltiples referencias a los númenes de la religión primaria, y su refluencia en forma de espíritus (la religión japonesa, el sintoísmo, supone que todas las cosas están animadas y poseen vida propia). De hecho, cuando Tom Cruise es capturado por los samurais, éstos le rodean, e intenta mantenerlos a distancia por medio de una lanza. En ese momento, la cámara nos revela que su lanza lleva un estandarte con una figura de un tigre, señal que es interpretada por los bushis (guerreros) como si realmente su enemigo fuera un tigre malherido que intenta defenderse de sus captores.

Es decir, que el extranjero, el norteamericano, es percibido no tanto como persona, pues en las culturas orientales esa Idea no está plenamente desarrollada, sino como si su presencia fuera algo numinoso, como un ser angular. De hecho, cuando es llevado a la aldea gobernada por el samurai Katsumoto, su presencia altera por completo la vida cotidiana y disciplinada de los japoneses. Hasta su anfitrión, Katsumoto, le trata con una cortesía que no sería la propia para un prisionero, y le denomina en ocasiones como «el tigre que ha llegado allende los mares».

En fin, como podéis ver la película da para temas que están relacionados con varios foros, aunque quizás pueda servir este mensaje como una introducción para aquel que desee comentar el tema más a fondo.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Lun Feb 16, 2004 6:33 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;


Todavía no he visto El último samurai, pero voy a ir a verla esta misma tarde ; después de verla tendré ocasión de comentar estos detalles tan interesantes que menciona José Manuel Rodríguez Pardo.



Atentamente
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Mie Feb 18, 2004 6:52 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios;


El lunes tuve ocasión de ver El último Samurai y lo cierto es que me llamó sobremanera la atención el modo cómo la película pone de relieve esa "inversión de extrañamiento" de la que hablaba José Manuel; algo por cierto que el llamado "séptimo arte" ya había explorado en ocasiones anteriores : estoy pensando ahora en la película "Bailando con lobos", dirigida , producida e interpretada por Kevin Cotsner y que pudo sacar una "buena tajada" en la entrega de los óscars hace cosa de diez años. En la película de Costner , la inversión se producía respecto a una cultura bárbara norteamericana , aquí los "nativos" elegidos son los samurais japoneses por la que por lo demás, la película toma partido en todo momento. De hecho se hace ver cómo Katsumoto consigue, como el Cid Campeador, "ganar la batalla después de muerto" dado que tras la derrota infringida al atrasado ejército Samurai, el propio Emperador ( a quien en algún momento de la película se le tilda de "dios viviente" en consonancia con las creencias Shinto) termina por asumir las "razones" de los vencidos ( e incluso sugiere el suicidio a uno de sus consejeros más "occidentalizados" , llegando incluso a ofrecerle una espada para que se haga el Hara- Kiri.)


La asimilación de la figura de Cruise al eje angular del espacio antropológico a ojos de los propios guerreros,t ambién es algo que aparece como claramente detectable a la luz de los contenidos que se desarrollan en El último samurai; lo que por cierto entroncaría con la discusión que se ha venido manteniendo en otro foro acerca de la numinosidad de los bárbaros . Curiosamente para los bushis estos, un norteamericano como Cruise es un bárbaro que no puede quedar subsumido entre los límites del eje circular ,algo que por cierto, compadece muy bien con los usos xenófobos que eran tradicionales en Japón país, precisamente prácticamente vetado a la entrada de extranjeros durante muchos siglos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Vie Feb 20, 2004 12:28 am    Título del mensaje: Numinosidad Responder citando

Estimados amigos:

Sin duda la xenofobia es una característica de Japón durante siglos, aunque yo destacaba la angularidad del extranjero más por la vía numinosa. Es decir, que las múltiples referencias a los númenes de la religión primaria, y su refluencia en forma de espíritus (la religión japonesa, el sintoísmo, supone que todas las cosas están animadas y poseen vida propia), son aplicables al personaje que Tom Cruise en la película. De hecho, cuando es capturado por los samurais, éstos le rodean, y él intenta mantenerlos a distancia por medio de una lanza.

En ese momento, la cámara nos revela que su lanza lleva un estandarte con una figura de un tigre, señal que es interpretada por los bushis (guerreros) como si realmente su enemigo fuera un tigre malherido que intenta defenderse de sus captores. Detalle que proviene precisamente a través del mecanismo del sueño que tiene Katsumoto, al comienzo de la película, es decir de la anamnesis propia del lenguaje doblemente articulado, que como sabemos es parte constituyente del proceso de hominización y de la consideración numinosa de los animales. Pienso que este detalle es el que más llama la atención en la película.

Por otro lado, no olvidemos que la progresiva inversión del extrañamiento que va sufriendo el personaje de Cruise, a lo largo de su estancia en la aldea nipona (al principio ve a los samurais como unos indios más a los que estudiar, sin tocar ni alterar su habitat), va transformando esa percepción numinosa y su carácter angular, en unas relaciones ya circulares, de hombre a hombre. Una vez que Cruise es un samurai más, no cabe xenofobia. Además, no olvidemos que Cruise representa a un soldado, y se siente identificado con los samurais por su elevado sentido del honor y el sacrificio, precisamente aquellos valores morales que desdeñó al atacar a un poblado de indígenas indefensos.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Íñigo Ongay de Felipe



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 371
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Dom Feb 22, 2004 3:58 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados Contertulios;


En efecto, durante la película vemos que Cruise queda incorporado a la capa conjuntiva de la sociedad nipona ( un verdadero estado alternativo, si hemos de juzgar por la auténtica guerra civil que se nos muestra en la película, a pesar de la formal adhesión al emperador de la que hace gala el ministro Kashumoto), y en este sentido la xenofobia queda disuelta precisamente por que Cruise deja de ser visto como un extranjero e incluso como un bárbaro ( recordemos que a los "bárbaros" la condición de tales se les atribuye entre otras cosas, por no saber hablar.) y se convierte en un samurai capaz incluso de expresarse en japonés. Con todo, en un principio la presencia de Cruise tiene, como dice José Manuel, un coeficiente numinoso muy notable y no sólo por que en esa secuencia clave a la que se refiere Roddríguez Pardo se le asimile a un tigre acosado. Cruise es sobre todo un extranjero que mantiene relaciones corticales con los samurais, un enemigo por tanto con todo lo que ello implica ( y que ya hemos discutido largamente en el foro textos) de angularidad... y evidentemente mucho más en una sociedad donde la xenofobia es toda una tradición secular.


Atentamente
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Animalia Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán