nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


La desfachatez del amor loco
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Filosofía y Locura
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab May 29, 2004 1:08 am    Título del mensaje: La desfachatez del amor loco Responder citando

Comentaré la comunicación que más me impresionó del 41 Congreso de filósofos jóvenes, que fue expuesta por por Alberto Rubio, que al parecer es estudiante doctorando en la U.A.M
Su conferencia ya no empezó de modo “normal”, es decir, académicamente (curiosamente los más academicistas del Congreso fueron los psicoanalistas y lacanianos que acudieron), que es lo mismo que hablar y pensar sin pasión ni temblor alguno.
Alberto Rubio comenzó, decía, locamente, retando a los oyentes: ¿Qué seríais capaz de hacer por amor? Nadie contestó. ¿Respeto? ¿Timidez? ¿Miedo? ¿Amor? ¿Quién puede hablar de lo no-dicho?
En estas, Alberto Rubio, partiendo de la película de Lars von Trier “Rompiendo las olas”, nos hablaba del amor sin medida, del amor de los fracasados, de los héroes y de los locos. El amor si era algo, decía, era darse sin límite; darse como sufrimiento o tortura; el amor era una cuestión de fe, y como toda fe, no dependía de la vida sino de algo que estaba más allá de la vida. Amar era ganarse el cielo, amar era entregarse a la otra persona más allá de la otra persona misma. Amar a una persona como el puente hacía algo más grande que la misma persona amada. El amor pues, no como una forma del amor de sí sino como un abandono absoluto al otro en nombre de lo Innombrable. Amar, decía Rubio, era una auténtica locura; era una forma de darse sin recompensa
alguna, una apuesta por el amor en tiempos de la Muerte de Dios. Amar como una apuesta trágica en medio de una sociedad que no entiende nada del amor de los nobles. El amor pues como una locura, como algo irracional, sin pies ni cabeza, que aún torturado quiere más, el amor como aquello por lo que morir, ¡no importa que no sirva para nada, al menos, hemos amado!
He de reconocer, que quedé entusiasmado con la comunicación; no estaba en nada de acuerdo con lo que se había dicho, pero todos mis nervios se excitaron. Tenía la sensación de haber estado en un entierro maravilloso; tenía el ensueño de haber asistido a la liberación de las cenizas de Dios por un campo de amapolas. ¡Qué necesitados estamos que sólo la palabra amor nos hace estremecernos!
Pero seamos serios: este amor romántico, es un amor caníbal, egoísta y cobarde. Caníbal porque no juega, únicamente desgarra, tritura y engulle corazones; sólo ama cuando ya no queda corazón, es una amor como el de Saturno devorando a sus hijos, es un amor que ya no tiene tiempo ni fuerzas para amar y por eso devora.
Egoísta porque en nombre del otro se dice que uno se abandona a sí(¡como si eso fuera posible!); el otro más bien aparece como un alter ego al que también destrozar; el desesperado que ya no sabe ni tiene tiempo para amar se dedica, cuál vampiro, a chupar sangre; necesita la inocencia pero como está muerto en vida sólo puede vivir a base de transfusiones crueles bajo el velo del amor.
Y cobarde por último, porque todo lo romántico es cobarde. El romántico es un fracasado, un cobarde, pues una vez se atrevió a amar y ese amor murió, desde entonces no ha vuelto a querer amar, ya sólo hace simulacros, está cansado y quiere morir, pero incluso para eso está cansado; desde que amó ya sólo puede entender el amor como impulso de Tánathos, ya no quiere crear, ya no quiere vivir, y por tanto, ya no quiere amar, sólo morir. Pero para eso necesita víctimas: los amados.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab May 29, 2004 10:29 am    Título del mensaje: Traducción, por favor Responder citando

Estimados amigos:

No acabo de entender el mensaje que aquí nos cuelga Luis Alberto Ramos sobre el ya finalizado 41 Congreso de Filósofos Jóvenes. Parece más un ensayo literario que un análisis filosófico. Por otro lado, pensar que los más académicos del congreso fueron los psicoanalistas y lacanianos, es como para echarse a temblar de lo que allí aconteció.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab May 29, 2004 4:51 pm    Título del mensaje: Análisis y ensayo Responder citando

Querido Rodriguez Pardo-sé que esto en un foro definido como materialista puede crear cierta controversia, pero te aseguro honestamente que no es mi intención- pero yo creo, otra cosa es que lo haya conseguido, que un análisis filosófico, sobre todo cuando estamos hablando de un tema moral o psicológico como es el amor, no tiene por qué despreciar la metáfora o la estética, pues hay cosas, como el amor, que desgraciadamente sólo podemos hablar de ellas metafóricamente.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab May 29, 2004 7:18 pm    Título del mensaje: Polémica sobre el amor Responder citando

Estimados amigos:

Disiento de Luis Alberto Ramos. Pienso que del amor ha de poder hablarse también filosóficamente, aparte de la vertiente psicológica y literaria que existe, pero en un debate no es la principal. El amor es un fenómeno antropológico, con analogados entre los animales (los etólogos suelen hablar de «rituales amorosos»), entre otras posibles vertientes que sería complejo analizar aquí en un solo mensaje.

De hecho, una contraprueba a esa afirmación de Ramos la tenemos en la polémica sobre el amor de la revista El Catoblepas, de la que podrán decirse muchas cosas, pero no creo que pueda reducirse a sentimientos o a metáforas literarias.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Dom May 30, 2004 11:28 am    Título del mensaje: esquizofrenia Responder citando

estimados amigos:

si esto fue lo que más le gustó a nuestro emisario Luis A Ramos, de tal Congreso, pues nada, ¡ viva la dulzura del amor paranoide!
Por cierto, la película que se cita de von Trier, Rompiendo las olas, o me parece que tenga nada que ver con lo que el mensaje "lírico" de Ramos nos transmite.

Precisamente el problema , planteado por un artículo de Bueno en El Catoblepas, de las relaciones entre Locura y Filosofía , al ser dejado por completo de lado ( ¿se ha tomado Ramos la molestia, siquiera de mirarlo aunque fuera "por encima" ? ) da lugar a este tipo de filosofía decadente , pero hablo de decadente en el sentuido fuerte, en el sentido de lo que ha ido cosechando la filosofía desde que la plaga posmoderna se fue poniendo de moda en Europa...producto en parte , de las máscaras con que el excelso heidegger se ocultó tras la derrota de su proyecto nazi para Europa .. y para el mundo entero. Si no se quieren dar por enterados , allá ellos. El único modo factible de que no se convierta DEFINITIVAMENTE a la actividad crítica de la filosofía en mera comparsa histriónica de las actividades políticas, sociales, incluso "culturales" , del presente , a mi juicio, y a juzgar por los materiales de trabajo, de método, de análisis que aporta y están a la vista , es el materialismo filosófico....así que en Barcelona se siguió "cavando la tumba" de la filosofía como pensamiento fierte y no como pensamiento histrióico( y lo puedo planear como la personalidad histriónica con confluencias muy importantes del narcisismo)

Un saludo
Eliseo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom May 30, 2004 2:08 pm    Título del mensaje: Métaforas y el sentido del pasar de las cosas Responder citando

Querido Eliseo Rabadán, ya comentaba en mi segundo mensaje que mi interés no era entrar en polémica, y no lo voy a hacer.
Sí leí lo publicado por Gustavo Bueno sobre filosofía y locura, pero perdóname de que además de a Gustavo Bueno lea a otros filósofos. Pero el tema no es ese, el tema es si la poesía o la metáfora puede decir algo sobre las cosas que[nos] pasan.
Wittgenstein ya mostró que el lenguaje está infundado, que no existe ninguna Esencia objetiva detrás de las palabras, sólo juegos del lenguaje, maneras de referirnos a las cosas. Por tanto la filosofía ya no puede decir nada de Verdad, pues el fundamento desde donde se habla siempre es relativo, una manera de vivir; y es aquí, en la falta de fundamento donde creo que es necesario el saber narrativo. Por que recuerdo que además un hecho en sí, puramente científico, no dice nada; sólo dirá algo si está entretejido en alguna teoría, es decir, en algún sentido de vida. La Verdad, por tanto, y como ya nos avisaron los sofistas, es únicamente convención, si no, ¿por qué cambian las teorías científicas a lo largo de la historia? ¿Si la Verdad Objetiva existiera qué sentido tienen los cambios en las concepciones y visiones de las cosas? ¿No decía el marxismo que era científico, que era la Verdad sobre todo?
Por último Rabadán, me niego a que esto sea una cuestión personal, si tienes algo en lo que puedas ilustrar, y lo digo en serio, hazlo ver con razones, no con acusaciones de nada. Es posible que esté engañado en algo y no seré tan dogmático como para no aceptar equivocaciones.
Saludos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Dom May 30, 2004 10:18 pm    Título del mensaje: nihilismo relativista Responder citando

me quedo , una vez más, asombrado de la capacidad que impera para escurrirse de los asuntos que se plantean. Ni he dicho nada que tenga que ver con asuntos personales, ni tampoco me parece que Wittgenstein tenga mucho que aportar a estas alturas...y el lenguaje que sólo busca ser so del Pastor del Ser", es mera metafísica que acaba a esto que nos parece querer proponer Luis A Ramos: una especie de nihilismo relativista...como no podemos alcanzar, salvo mediante la poesía ( acaso esta alguien pensando en María Zambrano? ) filosófica o cualquier otro modo de poesía posmoderna, nada verdadero...nos consolamos con un nihilismo de muchas facetas...por eso: ¡ viva el amor loco ! ... y tan loco.

No me queda más tiempo que perder en este tema, lo lamento.A Wittgenstein, a ese segundo Heidegger, y otros epígonos, "me harté" de leerlos y no logré nada que a mi juicio haya merecido la pena. Si intervine en este asunto, fue por considerar que podría ser de utilidad para ayudar aotros a no perder su tiempo en cosas que no llevan más que a ese "gozo" hedonista sin más sentido que ..buscar el frenesí de un amor loco.Concepto éste de amor loco que debe ser tan subjetivo que cada cual se puede hacer a su estilo ( y capacidad ) la orgía, y claro, según quien o quienes logre convencer , a no ser que se reduzca( una posibilidad) a mero onanismo, que también a veces es "loco"...si esto no es literatura, podemos seguir intentandolo, a ver si se complace la solicitud de Alberto ramos. Pero en fin...¿merece, en serio, la pena?

Un saludo

Eliseo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom May 30, 2004 10:52 pm    Título del mensaje: Amor loco Responder citando

Señor Rabadán, creo que su sano odio al postmodernismo, cosa que incluso puedo compartir, le ha oscurecido un poco la mente. Si lee el primer mensaje, ya sólo por el título, se dará cuenta de que no comparto la idea de un amor loco, al menos en el sentido del conferenciante del Congreso de Filosofía y Locura. Mi crítica iba dirigida a la concepción romántica del amor como olvido de uno mismo, simplemente. Una cuestión vital, subjetiva, es cierto; pero en la vida creo que hay cosas que son esenciales, puede ser un momento cualquiera, y un momento cualquiera puede ser eterno (o ha de serlo) sólo por esto, para mí, tiene sentido la filosofía, pues es el sentido lo que funda la filosofía o a donde va a parar la filosofía. Y para no ser postmoderno, les remito al Tao te Kin.
Y está pregunta, más que le pese a las corrientes cientificistas, está siendo olvidada por la filosofía, a saber, la pregunta por el sentido de las cosas que[nos]pasan; que por cierto, es la pregunta originaria del pensaiento occidental.
Saludos. Luis Alberto.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Lino Camprubí Bueno



Registrado: 13 Oct 2003
Mensajes: 85
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Lun May 31, 2004 9:06 am    Título del mensaje: l'amour? Responder citando

Saludos a todos,
hola Luis Alberto, creo que tengo un mesajillo privado pendiente contigo, algún día llegará.
No sé cómo puedes decir que aquella ponencia fue mínimamente interesante. La sensación que me produjo a mí y a aquellos con quien hablé (y no puede acusárseme de haber hablado sólo con unos pocos) fue que habíamos sido utilizados como terapia de grupo para un ponente muy caballeresco pero también muy tosco: con sus lloriqueos destrozó una película, un cuarto de hora y un tema que sí puede ser tratado con maestría filosófica: el amor. Reducido a un punto de vista subjetivo, siempre se podía negar la mayor de lo que aquel tipo decía, porque si empezamos con los corazones, podemos terminar con los...
Pido a Marcos Morán que continúe con un tema que tenía bien trabajado, y era el de la Idea de Amor (la "entrega" con que el ponente lo caracterizaba es de clara estirpe religiosa, a María Zambrano y a Zubiri, siguiendo al buen San Isidoro de Sevilla, se les hubiera hecho la boca agua; pero incluso en la tradición cristiana existen otras alternativas); estaría muy bien que el artículo de Marcos saliera a la luz. Mientras tanto, puede tratarse aquí o en otro foro, y si es con un mínimo de rigor, mejor.
Hasta luego,
Lino
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun May 31, 2004 11:49 am    Título del mensaje: A vueltas con lo mismo Responder citando

A ver, es posible que al ser esto un foro no le dediquemos la atención que posiblemente merezcan los mensajes. Lino Camprubí se asombra de que me gustara la ponencia; digo lo mismo que al señor Rabadán: ya con el título creo que queda explícito que no estoy de acuerdo con lo que allí se dijo, es más, creo que mi ataque es feroz al amor romántico, y llorón, que dice Lino. Otra cosa es que mis sentimientos se exaltaran, pero ya digo en el mensaje/ensayo, que quizás eso se deba a lo necesitados que estamos de amor, y que sólo al escuchar esa palabra nos estremezcamos; pero por eso mismo, también digo que hay que ser serios, y de ahí mi ataque al lloriqueo. También hablo de que fue como asitir al entierro de Dios (tú mismo hablas de un amor religioso, y estoy de acuerdo), y para mí eso merece respeto, ya dijo Nietzsche (no recuerdo en que libro), que el dar la vida por amor a Dios debe ser honrado como uno de los más grandes y bellos errores del hombre.
Por otro lado, dice Lino que no fue al único que no le gustó la ponencia; bien perfecto, y eso que tiene que ver con que a mí me conmoviera, ¿desde cuándo lo que dice mucha gente es necesariamente verdadero?
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Lino Camprubí Bueno



Registrado: 13 Oct 2003
Mensajes: 85
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Lun May 31, 2004 3:00 pm    Título del mensaje: Responder citando

Cita:
Pero seamos serios: este amor romántico, es un amor caníbal, egoísta y cobarde. Caníbal porque no juega, únicamente desgarra, tritura y engulle corazones; sólo ama cuando ya no queda corazón, es una amor como el de Saturno devorando a sus hijos, es un amor que ya no tiene tiempo ni fuerzas para amar y por eso devora.
Egoísta porque en nombre del otro se dice que uno se abandona a sí(¡como si eso fuera posible!); el otro más bien aparece como un alter ego al que también destrozar; el desesperado que ya no sabe ni tiene tiempo para amar se dedica, cuál vampiro, a chupar sangre; necesita la inocencia pero como está muerto en vida sólo puede vivir a base de transfusiones crueles bajo el velo del amor.
Y cobarde por último, porque todo lo romántico es cobarde. El romántico es un fracasado, un cobarde, pues una vez se atrevió a amar y ese amor murió, desde entonces no ha vuelto a querer amar, ya sólo hace simulacros, está cansado y quiere morir, pero incluso para eso está cansado; desde que amó ya sólo puede entender el amor como impulso de Tánathos, ya no quiere crear, ya no quiere vivir, y por tanto, ya no quiere amar, sólo morir. Pero para eso necesita víctimas: los amados


Hola de nuevo. Lo que aparece arriba es el primer mensaje de Luis Alberto, ante el que reaccionó Jose Manuel R.P. asombrado, probablemente, por la gratuidad de plantear un debate sobre el amor en los términos - subjetivistas: -"el amor loco es heróico" (Rubio) -"el amor loco es canibal egoísta y cobarde" (L.A.Ramos) -"el amor loco es...como un toro, nunca sabes cuando va a echar los cuernos" (tercero en discordia) - en que el ponente del Congreso y su comentarista lo hacían. Reconoce, Alberto, que tú mensaje bien puede conmover los cimientos de algún lector "necesitado de amor", pero difícilmente se presta a ser replicado con argumentos filosóficos (que necesariamente habrá de tener en cuenta categorías antropológicas, etológicas, históricas, etc.).
Pero bueno, si te interesa perfilar y argumentar tu tesis acerca del "amor loco", y eres capaz de explicar con algo más de calma a qué tipo de amor te refieres y dentro de qué taxonomía (¿hay amores locos, moderados, leves y cuerdos?), probablemente se reabra la polémica que nos entretuvo en El Catoblepas y a la que hacía mención José Manuel, lo cual sería sin duda bien recibido.
Suerte.
Lino
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun May 31, 2004 4:06 pm    Título del mensaje: Recojo la prpuesta Responder citando

Recojo la propuesta de Lino de ser más explícito sobre el concepto de amor romántico (o loco, como lo bautizó Rubio), y me comprometo desde aquí a publicar algo en este mismo foro. Ahora bien, debido a que ahora desgraciadamente estoy con exámenes, ruego se me permita el ancho del verano para pensar sobre el tema.(Si es que en este tiempo se sigue manifestando el interés por el mismo.)
Saludos cordiales. Luis Alberto.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun May 31, 2004 10:38 pm    Título del mensaje: Amor y sensibilidad. Responder citando

Hola.

La verdad es que entro un poco tarde en esta discusión..., pero es que hay nombres que me revuelven las tripas. Uno de ellos es el de Wittgenstein. De él dice Luis Alberto que: < ya mostró que el lenguaje está infundado, que no existe ninguna Esencia objetiva
detrás de las palabras, sólo juegos del lenguaje, maneras de referirnos a las cosas.>


Esto en Wittgenstein no me extraña.
Aunque la “manera de referirnos a ellas”, a las cosas, sea precisamente la esencia: detrás de la manera “piedra” se halla sin dudarlo un ser o cosa que es tan dura que puede partir la cabeza a cualquiera, tan dura como la badila de Wittgenstein...¿Como sería posible un lenguaje -de cualquier tipo- detrás del cual no hubiera nada “sensible”, esto es: primogenéricamente sensible? Es evidente que a veces el lenguaje de Wittgenstein es un mero mascullar, un chapurreau sin sentido (un idealismo), esto es: sin datos empíricos sensibles primogenéricos (realiter). De esto basta para ver lo poco relativista que es cualquier lenguaje que no olvida lo “sensible”..., pero es que Luis Alberto se traiciona cuando nos dice que:
< Por tanto la filosofía ya no puede decir nada de Verdad, pues el fundamento desde donde se habla siempre es relativo, ...etcétera....
Y sin embargo él, Luis Alberto, nos manda un mensaje concreto, empírico y primogenéricamente “sensible”, esto es: que es un absoluto en tanto que mensaje...¿O no lo ha mandado y todo lo que yo le copio para pegarlo aquí son ensoñaciones mías? Si la verdad objetiva no existe...Julio Alberto no debería molestarse en mandarnos estos mensajes...y sin embargo lo hace. Su idea es una verdadera idea, pero no es una idea verdadera ..., precisamente porque él ha mandado ese mensaje.

Es muy claro que no estuve en ese congreso del que hablan ustedes...en realidad jamás he estado en ningún congreso de nada....Pero....

Pero el sentido de la filosofía es ese: dar de comer a los sentidos. Geometría, agrimensura y ocio...y política...y la transmutación del anima en alma. Las cosas tienen un sentido...claro. ¿Como diablos íbamos a saber que son cosas si no las “sentimos”?
Claro que esto es muy burdo y tosco...pero por ahora nada más hay. ¿Acaso el amor no es una operación como otra cualquiera?
Es claro que nadie debe referirse a la víscera llamada corazón y propia de los cardiólogos. El amor es cosa de dos...¿Así? ¿Sin más? ¿De dos qué y para qué? Hoy en día parece que la cosa puede ir por los derroteros de la simple libido: chico-chica, chico-chico, chica-chica, travestido-transexualista, etc. etc. y &c. Las compaginaciones pueden ser abotargantes y muy cansinas. Todas estas compaginaciones cada día se alejan más y más del “amor” animal, etológico, de procreación, &c. y se acercan más y más al puro placer...egoísta, por supuesto! Sobre todo si tenemos muy en cuenta que el “amor” puede explayarse a través del eje angular como zoofilia y a través del eje radial como fetichismo...pero el verdadero amor acaso sea sólo un asunto del eje circular y punto. El amor religioso yo lo metería por ahora dentro del eje angular y sólo lo podríamos introducir, acaso, dentro del eje circular en tanto seamos creyentes y veamos al Cristo como la Humanidad, como el Dios humanizado de Feuerbach, demasiado metafísico. Ángeles y demonios son demasiado numinosos para meterlos en el eje circular...con los santos es otro cantar: ahí ya ha sido operada la completa inversión angular y podemos decir de ella que ya es “cuasi-circular”...y digo cuasi por partir del supuesto de que todo santo es muerto y por tanto está fuera del eje circular por lo tétirico que resulta amar a los muertos, quiero decir a los que no son. No comprendo como se puede amar al que no es (aunque creo que al pueblo, a la plebe, hay que darles entierros, santos entierros, para que se entretenga con “ficciones” y no moleste demasiado). El amor verdadero es una cosa de la imaginis (¡pero cualquiera le dice esto a su novia o parienta!) El amor a los muertos es un respeto entre y para los vivos.

La cuestión es que, me parece, me parece...que el amor dentro de la familia romana, por ejemplo, nada tenía que ver con este amor nuestro -tan romántico él- (ahora ya no es tan romántico, ahora es casi enteramente crematístico, casi...) ¿Será “romántico” el amor gay?

Si los gays aún piden <ceremonias> es porque sospechan que sin ellas los tendríamos por completos animales!
El tema este lo tengo muy olvidado...pero me parece recordar que esto que los temblorosos amantes llaman hoy amor fue un invento político (todos los inventos de estas lides son inventos políticos) auspiciado por el naciente Estado burgués, allá por el siglo de Bocaccio y de Shakespeare...algo para contrarestar la tendencia angular y cuasi-circular de tanto santo y de tanta santa, célibes y anacoretas que no practicaban nada verderamente <apotético> ni <paratético>, la cosa era una plaga...digo yo...nada útil para la fructífera procreación. El celibato empezó a ser una contradicción respecto a la demanda de mano de obra. En cuanto el mercado de trabajo se ha ido a pique la demanda de amor “con-yugal” ha decrecido de forma vertiginosa: <Si no necesitamos obreros podeis follar como queráis...guarros!> La <ceremonia> de las parejas “enamoradas de hecho” es sólo un residuo del Estado del bienestar...cuando esto se acabe la cosa se pondrá al rojo: ni Sodoma ni Gomorra nos achicarán. La neotenia está en desuso!

He dicho que el amor verdadero es una cosa de la imaginis, de la phantasía... pero no es toda la verdad. La verdad hay que buscarla en algo más vulgar, a saber, en la raíz <física>, etológica y genética nuestra: en la NEOTENIA. Ese efecto o fenómeno que se nos aparece cada vez que vemos a un infante, a un ser más débil que nosotros, mirarnos con esos ojos...¿No es la belleza un efecto neoténico? ¿Y la bajada de los párpados y la inclinación de la cabeza de esa señorita sobre el pecho del gorila dorsicano de su novio? ¿No es la “sumisión” un afán de ser protegidos? ¿No lo es el dismorfismo sexual? La protección es la otra cara de la neoténia...Lo que ocurre es que con tanto progre y sus derechos de igualdad todo se está trastocando y lo amable se va al garete. Pero la necesidad de amparar a los hijos pequeños es una parte del mismo asunto al desear acariciar la piel suave de la parienta...Dos en una sola carne es una perogrullada biológica, nada tiene que ver con la religión aunque sí la religión tiene mucho que ver con esto, desde este punto de vista.
Estaba hablando de la división celular...pero eso es irme demasiado atrás. Amor y temor, odio y amistad...son las únicas posibles relaciones dentro del eje circular. ¿Qué es el amor? ¡Y yo qué se! Pocas veces logro ser amable, aunque se, creo, que el amor es una relación duradera de conveniencia: el primer amor es la banda de babuinos asociados y la cosa siempre está ligada a la seguridad o inseguridad del grupo y en el grupo. El amor es seguridad...¿pero seguridad frente a quién? Seguridad frente al odio, del otro, de los otros...enemigos y animales o númenes. El amor puro es un bestieza, propia de descerebrados...El amor es familia, tribu, nación, Estado! El amor es virtud, es virtuoso...por eso, cuando se empieza odiando al Estado se acaba rechazando a la Nación, a la tribu, a la familia...¡Entonces ya todo se ha cumplido y podéis amaros por completo a solas...como “pareja de hecho”...pero por ahí no se llega al amor “comunista”, sino al contrario, al amor solipsista del atomismo individualista del sujeto aislado, sujeto inrreproducible que se enamora locamente antes de su gato que de cualquiera. ¿Y cómo habría de ser de otro modo si algunos ya para nada nos necesitan y la fecundación in vitro y la probeta nos distorsionan hasta la irrisión?

Una vía para el ensayo filosófico podría ser el paralelismo entre el amor y las formas políticas: cuanto más atrás nos situamos mentalmente...más grande es la <familia>...cuanto más nos aproximamos al presente más pequeña es...la relación para la protección. El Estado absoluto de bienestar absoluto conlleva la desaparición del matrimonio y de la familia porque los suple...¡Menos mal que eso parece sólo un mito!..., aunque eso de la fecundación de dos óvulos sin el placentero trabajo del hombre es ya la reducción más radical que imaginarse uno pueda. Kierkegaard, ese gran psicólogo y romántico del amor, decía que el amor humano solamente florece, que esto es precisamente lo melancólico que hay en él: que sólo florece...que no es eterno como el amor cristiano...Seamos católicos ateos: <por sus frutos los conoceréis>. El fruto del amor es el amor. Y no hay más! Bueno, sí...está el recuerdo del fruto el futuro fruto <oculto> y la educación de los frutos. Obras son amores...Pero Romeo y Julieta...¡Que gran invento!

En fin, apreciados contertulios, que siempre me tropiezo con el amor junto con el odio y al lado de la muerte. ¿No cantaba Leopardi que al amor y a la muerte juntos los engendró la suerte?...¿No es el odio la parte dicotómica del amor?: a veces se mata para proteger, por amor...como el león ese que se zampa a los cachorros de su propia especie para proteger su posible descendencia. ¿Acaso como el fundamentalista del Bush, que en su <arripere> bélico lo hace para proteger la civilización occidental, para proteger a “su” descendencia? Al fin y al cabo, el amor humano sólo puede explayarse en un entorno de recursos escasos. ¡Haz el amor...y también la guerra!

Y una higa para todos aquellos que piensan como los descerebrados Testigos de Jehová, que el amor será la gacela en compañía del león y la Humanidad por fin y por completo bien avenida en una paz eterna llena de un amor eterno: ese Omega amoroso no es ni romántico, es sólo una mentira. Y más que ser de “izquierdas” divagantes o estravagantes, es simplemente divagación y extravagancia a secas. Vale.
----------
Y una pregunta: ¿Cuando el contertulio Eliseo Rabadán Fernández me va a perdonar mis pasados deslices o exabruptos? ¿He de declararle mi amor para ello? No le basta con que aquí yo le pida perdón? En fin, que no sólo basta amar, sino que uno también ha de merecerlo, y para esto soy un verdadero patán.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Luis Alberto Ramos Durán



Registrado: 05 May 2004
Mensajes: 50
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Jun 01, 2004 11:05 am    Título del mensaje: El lenguaje y las piedras Responder citando

Querido Jose María, estoy de acuerdo en casi todo lo que has dicho, pero no estoy nada de acuerdo con el ejemplo de la piedra. Claro que con las palabras nos referimos a cosas, pero no siempre, por ejemplo, que cosa hay detrás de la palabra "hola": nada, mera abstracción, mero juego para comunicarnos. Niezsche, pone un ejemplo muy bonito En verdad y mentira en sentido extramoral; y es, el de los diferentes idiomas, es decir, si las cosas hablarán, si dejeran algo, por qué existen tantos idiomas. La cosa, la materia, por sí misma no dice nada, somos los hombres los que decimos algo de ellas; la materia es mero bulto, algo sin sentido alguno, el sentido se lo damos nosotros, que como dice un profesor mío de Antropología, es la mayor droga del mundo, el sentido digo.
Los idealistas, creían que la Naturaleza tenía un fin, un sentido, pero desgraciadamente desde Darwin somos meros juegos de azar. La materia, para saber si dice algo indepdendientemente de nosotros, tendríamos que cortarnos la cabeza, salir de nosotros, cosa que no parece muy posible. Desgraciadamente, y esto es lo que hay que asumir, estamos absolutamente solos, nosotros y nuestras "mentiras", nuestros juegos. Claro que todo son juegos de poder, de política, pero estamos encerrado en ese círculo, somos esclavos del mundo; y eso es lo que hay que aceptar, asumir ese nihilismo, y crear, inventar. Muerto Dios, la Naturaleza, el Alma, tiene que nacer el hombre creador: pero, ¿quedan ganas de crear cuando sabemos que todo es humano-demasiado humano? ¿Crear qué? ¿Más mentiras? ¿Más dogmatismos? Quizás sólo nos quede criticar, destruir y esperar que nazca algo grande, ¿y por qué no un nuevo Dios?: 2000 años y ni un solo Dios nuevo... Sólo un dios pude salvarnos; pero mientras tanto, ¿cómo vivir? ¿Cómo dar sentido a las cosas que pasan? Es por esto, aunque sea molesto en este foro, que creo que es esencial el arte, la metáfora, la poesía; que quizá sean más importante que los dioses, "pues poéticamente(es decir, haciendo) habita el hombre el mundo". Por eso la filosofía tiene que ser también una manera de hacer, de proponer sentidos; y creo que la única manera más o menos sincera de hacerla es partiendo de la asunción del nihilismo. Nada nos fundamenta, hay que inventar, o como dice Buzz Lightyear(Toy Story): "Hasta el infinito y más allá".
Saludos cordiales.
P. d: Supongo que a Rabadán le encantará este mensaje; je, je.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mar Jun 01, 2004 4:10 pm    Título del mensaje: Ceremonia del saludo. Responder citando

Hola...

A Rabadán no se, pero a mi tu mensaje me parece una reverenda porquería (con todos los respetos). Ahora sólo voy hablarte del <Hola>.

Es evidente que <hola> es un saludo (salutaris), no es un saludo militar, es un saludo civil, corto y suave. Es un saludo <humano>. ¿Pero qué es un saludo? Esto ya es más complicado..., es un reconocimiento? ¿un signo de amistad?...¿Qué es un saludo? Yo no digo <hola> a las piedras ni me hablo con los pajarillos como San Francisco y San Antonio, pero es que aunque saludase a los pajarillos esto sería sólo una forma de traslación metafórica del eje radial propio de lo humano donde el saludo es pertinente, al eje angular donde el saludo es innecesario a pesar de que también puedo saludar a <mi> perro...comprendo que dos perros se <saluden> olfateándose al reconocerse...pero yo no puedo “olfatear” a un perro por la sencilla razón de que no se interpretar sus olores. El saludo dentro del eje angular (a un perro) es siempre antropomórfico, por decirlo así. Creo que el saludo es una “ceremonia formalizada” dentro de las relaciones circulares del espacio antropológico, que arrancó, desde luego, de relaciones etológicas ya superadas. Tal vez el saludo es la ceremonia más corta y la más etológica. El saludo es también una intención...teleológica que conlleva una anamnesis y una prólepsis, un recuerdo y un plan más o menos definido respecto al futuro. Como <ceremonia> corta que es, no pierde empero las características propias de cualquier otra ceremonia: <Se trata de figuras del hacer humano sujetas a normas y que suponen secuencias operatorias de carácter transitorio que se cierran internamente desde su propia configuración., dice el diccionario de García Sierra.

En fin, que si uno acude a las Etimologías de San Isidoro, puede encontrar que el saludo (sal-udo, salutaris) viene a ser algo así como la sal que sazona la convivencia entre conocidos y extraños, que le quita la “sosería” y facilita el acercamiento (etológico y antropológico) entre conocidos y extraños...De la sal, dice San Isidoro...<que de ella viene todo deleite y suma satisfacción por el alimento, y de aquí se piensa que recibió su nombre la salud (salus). Nada hay más útil que la sal y el sol.>(Etim. XVI, 3.6) De ahí podemos llegar a suponer -acaso herróneamente- que el <salve> romano, el saludo romano, viene de la sal o del sol, a los cuales y sea lo que fuere, les hemos de estar muy agradecidos...al fin y al cabo, estar <salvado> es beneficioso. El sal-udo es la sal de las relaciones antropológicas, su principio.
<Salud!> era el saludo de los izquierdistas republicanos para evitar el <adiós> de los católicos nacionalistas para los cuales el supremo bien les es dado, no por la antigua sal, sino por el supremo Bien que es Dios (El Sal-vador del mundo). El saludo está circunscrito al espacio cultural donde se estila y fuera de ese espacio puede a veces ser ininteligible. Decir “hola” en el Congo debe servir de bien poco, acaso habría uno de levantar las manos...para mostrar así que uno no va armado. Hay saludos gestuales. empero, que para nada necesitan del lenguaje.

Se me ocurre que a la palabra <salva-je> (o sal-vaje) también le podríamos extraer algo de jugo. Pero lo dejaremos aquí por ahora pues no se como continuar por ese camino. Acaso eran los salvajes los que únicamente comerciaban con sal...

Sea lo que fuere de todo esto, de lo que no hay duda es que el <Hola> con el que encabezo siempre mis mensajes, no es una mera palabra aunque sí es una especie de <juego> para comunicarnos, como bien dices tú...pero ya ves que es lo que hay <detrás> de este simple juego. Todo un mundo.

O sea, que eso de que detrás del lenguaje, de las palabras, no existe ninguna esencia objetiva, como afirmabas siguiendo a tu Wittgenstein, es una soberana simpleza y un craso error y sólo se cumple eso con él, pues es claro que él habla sin decir nada, absolutamente nada al considerar a las esencias descoyuntadas de las demás esencias y al creer posible que la cosa está hecha por el concepto, cuando es al revés. Aunque él ni tan siquiera usa de conceptos, sino de meras unidades silábicas... Te aconsejo dejar a ese fantoche y leer a Gustavo Bueno...mira a ver que son los “procesos picnológicos”, te hará provecho. Wittgenstein se movía, desde luego, en un mundo de esencias terciogenéricas sin el mundo de los fenómenos correspondientes a esas esencias (ver La Vuelta de la Caverna. pág. 382), y claro, así les va a todos sus entrañables lectores. ¡Lo esencial aquí es que no hay circulo sin redondel! ni palabra cuerda sin cosa primogenérica.

Con todo esto, nos hemos salido del tema que era el Amor.

Una forma de saludo puede ser “más amorosa” que otras...besarse en las mejillas entraña más confianza que no apretarse las manos en un “choque de manos”. El saludo, como cualquier ceremonia de su estilo, puede ser también negativo. Si el saludo positivo conlleva reconocimiento y amistad, el saludo negativo conlleva extrañeza y enemistad: un “corte de mangas” o la estulta señal de los cuernos con los dedos son significados de des-precio y enemistad u odio. El grito de guerra es el contrario al grito de júbilo... y hay “salvas” de aplausos y salvas de artillería y salvas de sal, de cartuchos de sal...saludos de bienvenida y castigos de despedida...
¿Qué significado puede tener el primer tímido saludo y el primer intercambio de miradas en una tierna parejita que lo desconoce todo por ahora y sin embargo ya “siente” el arrobo del amor? ¿No es el arrobo mismo una denuncia y un saludo? Cuando eso te ocurra -si no te ha ocurrido ya- es que te están “midiendo”... Están sopesando tu salud y tu vigor a través de la belleza...en el primer saludo hay ya una primera calibración. Si te calibran bien, acaso la mirada furtiva es el preámbulo de la sonrisa...¡y quién sabe!, y si te calibran mal serás indiferente y entrarás en el mundo de los “transparentes” (yo ya estoy en él)...en el que te ven pero no te miran. ¡Verlas venir y dejarlas pasar! Que tristeza...mi alma ya no es como un arco tenso.
¿Acaso cuando alguna señorita gusta a un ganapán él no hace lo mismo? Entonces él, como el seductor de Kierkegaard con su Cordelia, se dice para sus adentros:<Ahora basta un poco de paciencia y nada de avidez: ella fue la elegida, algún día me ha de pertenecer.>

-------------

En fin que del resto de tu mensaje no digo nada por ahora excepto que todo él es un cúmulo de errores y confusionismo mental. Me despido así, con un adiós áspero respecto a tus peregrinas ideas, pero deseándote salud corporal y alegría en tus días. ¡Salve!¡Salud!

El nihilismo, Luis Alberto, es una impostura: nadie en la práctica es nihilista, nadie excepto el que verdaderamente se suicida.

<Secundux index et salutaris seus demonstratorius, quia eo fere salutamus vel ostendimus.>(Etim. XI, 1.70). Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Filosofía y Locura Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán