nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Televisión y democracia
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Sab Feb 07, 2004 9:55 am    Título del mensaje: mal camino lleva la cosa : la censura en EEUU Responder citando

amigos y amigas:

al hilo de la cuestión que plantea Rufino Salguero, cuyas sugerencias respecto a las consecuencias negativas para la "libertad" democrática para elegir la información, etc., he encontrado una noticia que complementa la que él aporta tomada de El País.

Me permito transcribirla, para que los foristas analicemos el tema...
Recuerdo que en un concierto en el estadio de los yankees de Nueva York, creo que fue hacia el año 1993, en que se hacía un homenaje a Bob Dylan, el propio público "censuraba" a una cantante irlandesa por haberse atrevido a declarar que el Papa era algo así como "inmoral" por su posición contra el aborto...se llama (la cantante) Sinead O´Connor (creo que se escribe más o menos así, no estoy seguro).

Lo curioso es que ese públicó que, con sus bucheos, impidió que O´Connor cantara [aunque ella siguió cantando sin micrófonos, sin el acompañamiento de los músicos..., enfrentándose al público que la abucheba...] era mayoritariamente de la "generación hippie", lo cual no deja de llamar la atención y quizá ayude a entender el por qué de una censura como la que está ahora, al parecer, llevando a este fundamentalismo mediático en EEUU.


Cita:

6 de febrero de 2004 · La música cubana, los "Oscar" y el pecho de Janet Jackson sus víctimas · Censura en EE.UU.

Carlos Martinez M. · Rebelión

Estados Unidos ha negado el visado a un grupo de artistas cubanos aspirantes a los premios Grammy de música, que se entregarán el domingo en Los Ángeles, porque les considera profesionales a sueldo del régimen castrista, declararon fuentes del Departamento de Estado, que se remitieron a una ley de 1985.

Entre los afectados por esta medida están el cantante Ibrahim Ferrer, el pianista Guillermo Rubalcaba, el laudista Marbarito Torres y el percusionista Amadito Valdés, integrantes del proyecto musical Buena Vista Social Club, que dio la vuelta al mundo.

El Instituto Cubano de la Música ha calificado la negativa de "indignante" y "absolutamente aleatoria y arbitraria".

A su vez, la ceremonia de entrega de los "Oscar" se retransmitirá con un falso directo, ya que existirá un retardo de cinco minutos entre el acto y la retransmisión, que permitirá la censura del mimos. La revista Daily Variety publicaba el miércoles un editorial en el que calificaba de «alarmante» la vocación censora de las televisiones, que probablemente el año pasado hubiesen estado encantadas de disponer de un sistema como el «delay» para evitar que se escucharan las palabras que el cineasta Michael Moore dedicó a Bush. «Las ramificaciones de este nuevo patrón de la televisión en directo no pueden ser buenas», apuntaba Variety .

Se justifica la anterior medida por lo ocurrido en la "Super Bowl" en el cual la cantante estadounidense Janet Jackson enseñó medio pecho. Pues la fámosa artista ya ha sufrido también persecución por tamaña afrenta a la nación norteamericana, ya que se ha anunciado que no participará en la entrega de los Grammy el próximo domingo, como estaba previsto, por si acaso....

P.D: La NBC censura un plano de Urgencias que mostraba durante un segundo el pecho desnudo de una anciana.

La cadena NBC anunció ayer que se disponía a recortar apresuradamente el episodio de Urgencias programado para anoche para eliminar un plano, que no duraba ni un segundo, en el que lejanamente se mostraba un pecho de una mujer de 80 años que entraba herida en el hospital.

En un comunicado, la NBC parecía pedir disculpas por la censura, pero lo achacaba a los tiempos que corren: "Lamentablemente, hemos llegado a la conclusión", decía la cadena, "de que el ambiente creado por los acontecimientos del pasado fin de semana hacía difícil permitir la emisión de ese plano".

El productor de la serie, John Wells, ha lamentado la decisión de la NBC: "Este tipo de comportamiento", dijo Wells, "consigue que muchos productores y espectadores se marchen a las televisiones de pago", en las que sí se permiten imágenes más atrevidas.


un saludo
Eliseo R.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Feb 08, 2004 12:41 am    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: El asunto fundamental es la plebe, su opinión volátil y cambiante, qual piuma al vento. La opinión pública es opinión publicada Donoso Cortés dixit. Leo en un manual de ciencia de la Administración de la UNED, Madrid, 1999 (pág.564) de D. José Antonio Olmeda:

Cita:
Tampoco debe suponerse que las opiniones expresadas en los medios de comunicación de masas son opinión pública, muchos periodistas creen que ellos son el público, confundiendo con frecuencia sus propias opiniones con la opinión pública, incluso diciendo a la masa del público cuál es su opinión. La mayoría de las personas no tienen opiniones sobre la mayoría de las cuestiones de las políticas públicas. Las encuestas de opinión crean opiniones con frecuencia planteando preguntas sobre las cuales los entrevistados nunca pensaron hasta que fueron cuestionados. Pocos respondedores querrán admitir que no tienen opinión, creen que deben proporcionar algún tipo de respuesta, incluso si su opinión no es firme o era inexistente antes de que la pregunta fuera planteada.

Asimismo la opinión es inestable o poco firme y preguntados por la misma pregunta en una fecha posterior, muchos respondedores no recuerdan sus respuestas precedentes y dan al encuestador la respuesta opuesta, y aunque no son cambios reales en la opinión, son registrados como tales. Además las opiniones también varían de acuerdo con el enunciado de las preguntas. Es relativamente sencillo plantear casi cualquier pregunta relativa a las políticas públicas de manera que se evoque la aprobación o la desaprobación de las masas. La única forma de evitar este sesgo es plantear la misma pregunta con idéntico enunciado a lo largo del tiempo, así se mantiene constante esta influencia y pueden medirse los cambios de opinión.


En la página 565 se viene a decir:

Cita:
La televisión suele ser la fuente principal de información para la amplia mayoría de la población en las democracias de los países industrializados avanzados. Es, pues, la primera forma de comunicación auténticamente de masas, porque alcanza a casi todo el mundo, incluidos los niños, presentando una imagen visual y no una palabra impresa; esta cualidad refuerza su impacto emocional, transmitiendo información con emociones. El poder de los medios en el juego político deriva de su doble condición de árbitro y jugador al tiempo, pues no sólo informan sobre las luchas por el poder sino que ellos mismos participan en ellas. Son un grupo de élite junto con otras agrupaciones de liderazgo tradicional como los empresarios, los sindicatos, los gobiernos de los distintos niveles territoriales, los partidos políticos y otros sectores de la sociedad. La publicación de noticias en cualquier medio de comunicación de masas implica decisiones muy importantes acerca de qué es noticia y quién es noticiable. Los directivos, los redactores y los productores de los medios deciden qué personas, organizacions y sucesos reciben atención. Sin esa cobertura de los medios el público en general no "sabría" nada sobre esas personalidades, organizaciones o acontecimientos. No se convertirían en objeto de debate político, ni serían considerados importantes por los altos funcionarios públicos. La atención de los medios crea cuestiones y personalidades y viceversa., proporcionando sugerencias a las masivas audiencias sobre la importancia de las cuestiones, sucesos o personalidades. Al ejercer su juicio con respecto a qué historias recibirán tiempo de emisión en la radio o en la televisión o espacio en la prensa, los directivos de los medios de comunicación de masas deben confiar en sus propios valores políticos y sus intereses económicos como pautas para determinar qué se convertirá en noticia.

Pero la principal fuente de distorsión en las noticias no es el sesgo político, sino la necesidad de tragedia, acción y confrontación para mantener la atención de la audiencia. La televisión debe entretener. Los fenómenos complejos como la inflación, la política exterior o el gasto público deben ser simplificados y dramatizados o ignorados. El poder de los noticiarios parece descansar no en la persuasión sino en la dirección de la atención del público —el establecimiento de la agenda— y en la definición de los criterios subyacentes a los juicios del público —la impronta. El papel de los medios de comunicación de masas resulta, por tanto, crucial para el establecimiento de la agenda de las políticas públicas y para la movilización de la opinión pública.


Parece pues, que el autor apuesta por la tesis de la influencia de la TV sobre la masa. Entonces, la TV es clave en la democracia, porque influye decisivamente en las elecciones de los ciudadanos. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Francisco Javier Pajuelo



Registrado: 15 Ene 2004
Mensajes: 3
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Feb 08, 2004 1:23 pm    Título del mensaje: Responder citando

Hola a todos los contertulios.

En contestación a Rodríguez Pardo y siguiendo sobre el tema de la abstención en televisión se me ocurre tratar el tema desde dos puntos:

1. Como el fracaso de los políticos- responsables televisivos. Un alto grado de abstención implicaría en determinados sistemas democráticos la repetición de las elecciones (no en EE.UU. pues de todos es conocido su alto grado de funcionalidad), pero independientemente de esto, sería la constatación de que los proyectos políticos no despiertan el interés de la ciudadanía.

2. Como el triunfo de los políticos-responsables televisivos. Y tomemos como ejemplo a EE.UU. ¿Que es mas fácil? Convencer, ilusionar, engañar o simplemente obtener los votos de la mitad mas uno de la cuarta parte, o la mitad mas uno de la totalidad.

En mi opinión el problema de la abstención es que no posee carga ideológica, o si la tiene o la tuvo, el sistema democrático se ha ocupado de igualarla a cero dando legitimidad a unos gobiernos surgidos de minorías pero al que se le llena la boca hablando de mayoría democrática o mayoría parlamentaria.

Sin mas un cordial saludo a todos.
Francisco Javier Pajuelo
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Feb 09, 2004 11:12 am    Título del mensaje: Democracia y abstencionismo: sus límites Responder citando

Estimados amigos:

Francisco Javier Pajuelo me responde desde dos perspectivas que paso a comentar.

Francisco Javier Pajuelo escribió:
1. Como el fracaso de los políticos- responsables televisivos. Un alto grado de abstención implicaría en determinados sistemas democráticos la repetición de las elecciones (no en EE.UU. pues de todos es conocido su alto grado de funcionalidad), pero independientemente de esto, sería la constatación de que los proyectos políticos no despiertan el interés de la ciudadanía.


Efectivamente, un alto grado de abstención puede ser indicativo de falta de interés. También pone en cuestión los límites de la democracia, pero no en el caso de EEUU, sino en aquellos casos en los que un alto grado de abstención obliga a repetir las elecciones, o en los que hay que pagar una multa por no votar (como sucede en las elecciones legislativas australianas). Estos dos casos serían más antidemocráticos, en el momento que el voto no es simplemente sobre las alternativas existentes, sino condicionado y limitado: censurar el rechazo popular a los partidos políticos o gravar con multa la abstención es negar la legitimidad de una opción determinada. También habría que mantener reservas sobre la distinción entre votos populares y votos legislativos, como sucede en EEUU, pero en principio una democracia que censura de antemano una determinada opción electoral, se acerca más a la democracia procedimental que a la política, pues se niega o se denigra que los ciudadanos, que son los que controlan al gobierno periódicamente en las urnas, puedan mostrar su rechazo al propio sistema.

Francisco Javier Pajuelo escribió:
2. Como el triunfo de los políticos-responsables televisivos. Y tomemos como ejemplo a EE.UU. ¿Que es mas fácil? Convencer, ilusionar, engañar o simplemente obtener los votos de la mitad mas uno de la cuarta parte, o la mitad mas uno de la totalidad.


Sinceramente, ilusionar y convencer a los votantes, y su inversa, es tarea de una legislatura, no de una campaña electoral que, según está registrado, no sirve para cambiar el sentido del voto. En el caso de la escasez de votantes, creo que ese argumento no es válido: ni toda una nación tiene derecho al voto (sólo a partir de la mayoría de edad y poseyendo la nacionalidad), ni tampoco es necesario, para vencer, poseer una mayoría absoluta. Ahora bien, aquí podríamos decir, en el caso de EEUU, que los televidentes y los ciudadanos difieren (por la diferencia de votos populares y votos electorales), e incluso podríamos decir que EEUU, en el límite, se acerca más a una democracia procedimental, en la que el sufragio es capacitario, que a una democracia material, en la que es la ciudadanía quien ejerce el control y elección de representantes. Pero estas ambigüedades suceden en todas las democracias actuales, pues el método de sufragio nunca es puro.

Francisco Javier Pajuelo escribió:
En mi opinión el problema de la abstención es que no posee carga ideológica, o si la tiene o la tuvo, el sistema democrático se ha ocupado de igualarla a cero dando legitimidad a unos gobiernos surgidos de minorías pero al que se le llena la boca hablando de mayoría democrática o mayoría parlamentaria.


Creo que hablar de minorías o mayorías sin dar unos criterios precisos es confuso. Para empezar, habrá que ver el estado del censo, y después comprobar si la opción ganadora es la más votada. Tampoco los muestreos de la televisión recogen al cien por cien, y ello no elimina la validez ecológica de unos programas que son vistos por una cuarta parte de la audiencia. En cualquier caso, el que decide abstenerse es porque quiere. La pasividad es una forma de acción como cualquier otra.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José M. Juarros Banciella



Registrado: 19 Feb 2004
Mensajes: 6
Ubicación: Hoyo de Manzanares (España)

MensajePublicado: Mar Mar 02, 2004 12:39 am    Título del mensaje: Re: mayorías y minorías Responder citando

Hola.

En asuntos como "la programación televisiva" no me parece razonable que nadie tenga que acatar la decisión de otros.

Me parece más correcto plantearse la forma de satisfacer a todos.

Es posible: en el caso de la televisión pública la pagamos X ciudadanos,
de los cuales Y ciudadanos quieren ver tv-tipo-Y,
mientras que Z ciudadanos quieren ver tv-tipo-Z ,

deberíamos organizarnos para que :
siendo T el tiempo de emisión disponible para todos se emita un tiempo Ty = T * (Y/X) para los ciudadanos Y, un tiempo Tz = T * (Z/X) para los ciudadanos Z .

Es perfectamente posible: tenemos un Instituto Nacional de Estadística que podría encargarse de hacer encuestas a partir de las cuales se podrían obtener los números X,Y,Z .

¿Qué os parece? (digo yo que si se hacen encuestas para conocer la opinión del vulgo sobre las bodas de la realeza... se podrían hacer encuestas sobre preferencias televisivas... ¿o no?)

Sharon Calderón Gordo escribió:
Amigos del foro:

Por supuesto que todo el mundo es libre de elegir, ese es el fundamento de la sociedad democrática; pero la democracia es también un sistema de mayorías, y si millones de personas (personas que también eligen el Presidente o el Primer Ministro de un Estado, personas que votan en plebiscitos, referéndums, y que, por tanto, suponemos capaces) han optado por la llamada «televisión basura», la minoría (si se supone integrada esta minoría en esa sociedad democrática) no tendrá más remedio que acatar la decisión de la mayoría. Y de no hacerlo podrían ir, por ejemplo y siguiendo esta línea de esta argumentación, conta la libre elección del otro; y siendo, como hemos dicho, la libre elección el fundamento de la democracia ¿no sería esto ir contra la propia democracia?
....
Un saludo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mar Mar 02, 2004 12:34 pm    Título del mensaje: Sobre mayorías y minorías Responder citando

Estimados amigos:

José M. Juarros señala que en televisión, a diferencia de en la sociedad democrática, no se debe acatar la decisión de otros, y pide que se realicen encuestas sobre los gustos de los telespectadores, en especial en la televisión pública. Sin embargo, pienso que ya se realizan (como los hace cualquier empresa habitualmente), y que los índices de audiencia son una forma de encuesta y de chequeo a lo que la gente quiere. Por otro lado, que TVE se nutra de esos criterios me parece algo normal, pues con el déficit que arrastra no creo que le convenga realizar programas por simple amor al arte. La TVE es un servicio público, pero por eso mismo también debe servir programas que le interesen al público. Ya lo hace con los deportes (discutible a veces en algún criterio de ese tipo) y otros ámbitos. Ahora bien, me gustaría que José M. Juarros precisase algo más, referido a la pertinencia o impertinencia de los métodos seguidos por TVE para seleccionar su programación.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José M. Juarros Banciella



Registrado: 19 Feb 2004
Mensajes: 6
Ubicación: Hoyo de Manzanares (España)

MensajePublicado: Vie Mar 05, 2004 12:40 am    Título del mensaje: Re: Sobre mayorías y minorías Responder citando

Hola,

J.M. Rodríguez Pardo escribió:
Estimados amigos:
José M. Juarros señala que en televisión, a diferencia de en la sociedad democrática, no se debe acatar la decisión de otros,


Sería muy interesante discutir a cerca de en qué temas tiene sentido la exigencia de acatar las decisiones de la mayoría, y en qué temas no.

La democracia ("Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado") no implica que las mayorías sean fuente de autoridad para todo tipo de decisiones. Hay muchos ámbitos en los que cada individuo es soberanamente libre para decidir con total independencia de la opinión de la mayoría.

Y es, me parece, tristemente frecuente en la actualidad el recurrir a la "autoridad de la mayoría democrática" para defender decisiones que, violando el derecho de las minorías o de los individuos, o afectando a temas que nunca deberían plantearse como susceptibles de ser "ventilados" democráticamente, tienen como objetivo oculto el favorecer los intereses de tal o cual grupo.

Pongo un ejemplo que creo que viene al caso: parece ser que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha expresado, hace unas semanas, la intención de establecer la obligatoriedad del uso de uniforme escolar en los centros de enseñanza pública de Madrid. Me resultó chocante, porque no veo la utilidad que el uso de uniforme pueda tener para la educación de nuestros hijos. Lo cierto es que, personalmente, opino que no sería bueno. El caso es que a raíz de esa noticia me contaron que en algunos centros de enseñanza pública ya ocurre que los padres de los alumnos deciden democráticamente si quieren que el uso de uniforme sea obligatorio o no.

¿Qué tiene de "gobierno político del estado" el que los niños vivan durante el horario escolar uniformados? ¿Tiene el gobierno de la comunidad que preocuparse a cerca de la forma de vestir de sus ciudadanos? ¿Hace falta que alguien nos diga cómo debemos vestir?
¿No tiene cada uno, dentro de los límites que el sentido común marca, el derecho a vestir como mejor le parezca?

Increpada a cerca del coste que el uso de uniforme escolar supone, Esperanza Aguirre anunciaba que, en caso de que la intención se materializase, el gobierno autonómico subvencionaría parte del coste de los uniformes. ¿Quién fabrica los uniformes? ¿Quién los vende?...
Lo único claro es quién los paga.

Cita:
y pide que se realicen encuestas sobre los gustos de los telespectadores, en especial en la televisión pública. Sin embargo, pienso que ya se realizan (como los hace cualquier empresa habitualmente), y que los índices de audiencia son una forma de encuesta y de chequeo a lo que la gente quiere. Por otro lado, que TVE se nutra de esos criterios me parece algo normal, pues con el déficit que arrastra no creo que le convenga realizar programas por simple amor al arte. La TVE es un servicio público, pero por eso mismo también debe servir programas que le interesen al público. Ya lo hace con los deportes (discutible a veces en algún criterio de ese tipo) y otros ámbitos. Ahora bien, me gustaría que José M. Juarros precisase algo más, referido a la pertinencia o impertinencia de los métodos seguidos por TVE para seleccionar su programación.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.


No sabía que se hiciesen encuestas sobre los gustos de los telespectadores. Caminando por Madrid capital me han hecho algunas encuestas, pero ninguna sobre gustos televisivos. ¿Sabes a ciencia cierta si se hacen tales encuestas? Tengo un conocido que trabaja en TVE, le preguntaré si sabe algo al respecto, y si consigo detalles puede ser interesante ver los resultados de esas encuestas —si existen— y analizarlos.

Respecto a los índices de audiencia, a mi me parece que lo único que miden es el éxito de la programación. Y eso, hablando con propiedad, no es medida de "lo que la gente quiere", es medida de "lo que la gente elige" de entre lo que se le ofrece en cada franja horaria.

Si a esto le añadimos el que la programación es bastante similar en casi todas las cadenas, al final los índices de audiencia me parecen bastante poco apropiados para medir preferencias o apetencias.

Por estas razones, no me parece que los índices de audiencia sean pertinentes para seleccionar la programación.

(Un ejemplo, creo que pertinente, aunque intencionadamente exagerado y algo cómico: reúnase un grupo de cien vegetarianos tremendamente hambrientos en un páramo yermo, estéril y aislado... póngase a su disposición una cantidad respetable de embutidos de variada procedencia, y tómese buena nota de qué come cada uno. Se podría obtener de esta forma el sorprendente resultado de que al 80% de los vegetarianos les encanta —por un suponer— la cecina de León, eso sí: sólo si antes no se "fartucaron" de buenos chorizos de Noreña )

Respecto al déficit de TVE, el tema se podría discutir largamente.
A mi me parece que TVE tiene déficit sencillamente porque el Estado no dedica los recursos necesarios para mantener la televisión pública como debiera. En general, no creo que los servicios públicos deban de ser considerados como actividades puramente económicas.
Pero dejando ese tema al margen: TVE lleva años de déficit acumulados... años nutriéndose de esos criterios basados en índices de audiencia.

Da la impresión que insistir en esos planteamientos es aplicar la estrategia habitual: "para resolver este problema el año pasado intentamos esto, y no funcionó... hace dos años intentamos esto mismo, y no funcionó... este año... este año vamos a aplicar esa misma idea de nuevo, con mas medios, con más convicción, con más cuidado ..." .

Para terminar, me gustaría insistir en que la televisión pública la pagamos todos, y por tanto me parece razonable pedir que se intente que satisfaga a todos, de forma razonablemente proporcional al "peso" de cada una de las preferencias existentes.

Un cordial saludo.
José Miguel Juarros
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Vie Mar 05, 2004 10:51 am    Título del mensaje: Los derechos de las minorías Responder citando

Estimados amigos:

Detecto gran ambigüedad en el mensaje de respuesta de José M. Juarros. Para empezar, no pienso que la democracia sea sin más el gobierno del pueblo sobre un estado, pues «el pueblo» más bien lo que hace es elegir representantes entre las múltiples opciones políticas, del mismo modo que elige consumir lo que le interesa. Sobre esto se está debatiendo en el foro España, en concreto en el tema Panfleto contra la democracia realmente existente.

Respecto a los derechos que tienen las minorías para ver su televisión o para que sus gustos se tengan en cuenta, también detecto una gran ambigüedad. No sé muy bien a qué minoría se refiere. El ejemplo que refiere José M. Juarros de obligar a todo el mundo a llevar el uniforme también es el «respeto por el derecho de las minorías», en este caso la minoría de los ricos que gustan de educar a sus hijos en la ortodoxia de un colegio privado (muchas veces católico). Las mayorías en democracia son vinculantes, y si un programa desaparece de la parrilla por falta de validez ecológica (es decir, que no lo vea nadie) la decisión es vinculante, incluso para los pocos que lo sostenían, a quienes quizá se les otorgue una segunda oportunidad emitiéndolo en horario de madrugada.

Pienso que sobre esta problemática de mayorías y minorías la cuestión es sencilla: dígamos José M. Juarros el título de un programa, no sólo en la televisión pública sino en otras cadenas, que sin una audiencia importante haya durado mucho tiempo, o no haya sido desterrado a horario de madrugada (en el caso de un fracaso sonado por una serie de televisión que ya había sido comprada y no se podia suspender su emisión, etc.). Existe un caso, que es el de Negro sobre Blanco, programa sostenido por una audiencia escasa aunque al parecer fiel, pero su horario de la una de la madrugada, después de Estudio Estadio, invita más a dormir que a verlo.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José M. Juarros Banciella



Registrado: 19 Feb 2004
Mensajes: 6
Ubicación: Hoyo de Manzanares (España)

MensajePublicado: Vie Mar 05, 2004 9:59 pm    Título del mensaje: Re: Los derechos de las minorías Responder citando

Hola.

Ambiguo es lo que puede entenderse de varios modos o admitir distintas interpretaciones. No veo ambigüedad ninguna en mis planteamientos, que se resumen claramente como sigue :

1- La democracia ("Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado") no implica que las mayorías sean fuente de autoridad para todo tipo de decisiones. Y la programación de la televisión pública, en mi opinión no es un ámbito en el que sea razonable aplicar un sistema de decisión democrático.
2- La televisión pública la pagamos todos los ciudadanos. Y me parece razonable pedir que, en consecuencia, satisfaga en la medida de lo posible las expectativas de todos, además de cumplir las funciones que le son propias en cuanto servicio público que es.
3- Respecto al tema de los uniformes escolares, yo me he referido a centros de enseñanza pública, no a centros de enseñanza privada, y en este caso insisto en que obligar a usar uniforme a quien no quiere hacerlo me parece una aberración. De la misma forma, en lo referente a la programación televisiva, me he referido exclusivamente a la televisión pública: la que contribuimos a mantener todos con los impuestos que pagamos.
4- Lo que hagan o dejen de hacer instituciones o empresas privadas, no lo he discutido en absoluto. En el ámbito de las empresas privadas es claro que cada persona elige consumir lo que le interesa, pero en el ámbito de lo público –puesto que “la empresa somos todos”, que se podría decir– no sólo consumimos lo que nos interesa sino que , me parece a mí, es bien razonable pedir que “produzcamos” lo que nos interese a todos. Y este producir “lo que nos interese a todos” no quiere decir “decidir democráticamente lo que se produce”, quiere decir lo que dice literalmente: que se produzca lo que nos interese a * todos * . Y para que esto sea así yo propongo que se hagan encuestas sobre la preferencias de los ciudadanos, y se haga una programación que respete la razón de proporciones a la que hacía referencia en mi primera aportación a este debate.

Desgraciadamente, no puedo dar ningún ejemplo de programa que se haya mantenido sin una audiencia cuantitativamente importante.

Un cordial saludo.
José Miguel.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Mar 06, 2004 8:49 am    Título del mensaje: El Retablo de las Maravillas. Responder citando

Hola.

«La plebe, instigada por estas palabras, pertenecía ya a un sólo hombre...» (Tito Livio. Ab urbe condita. VI. 14, 9 )

José M. Juarros Banciella nos habla de “todos”, y parece creer que la democracia sea el "Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado"; o sea, que según él, la democracia española -por ejemplo- sería el “predominio de 41 millones en el gobierno político del Estado”. Es evidente que esto es falso.

En primer lugar no votan todos los que son; en segundo lugar votar no es gobernar; en tercer lugar, una “confluencia estadística” no somos “todos”... y aunque lo fuéramos, mejor que nos gobiernen unos pocos, que no que nos gobierne esa barahúnda que es el “todo”.

“Todos” es un número ambiguo, demasiado alto para ser verdad. Luego viene el problema de quién hace la televisión, y es claro que la televisión la hacen los que son “capaces” (al decir de Bueno), esto es, los pocos, los expertos... y en consecuencia la oferta televisiva responderá siempre a los intereses —claros u oscuros— de esos pocos, es decir, del grupo dominante.

Lo “público” no somos todos, lo público es verdaderamente el bien general, o sea, un mero concepto, esto es: lo que atañe al Estado. Por eso, creo, «las funciones que le son propias», las funciones de lo público, (tanto si es la televisión como si es la reparación hospitalaria de la mano de obra) no serán las “espectativas de todos”, sino las espectativas de la clase o grupo que domina los aparatos de poder del Estado, aunque para el contento de la plebe, o del pueblo, y para la duración del Estado, use ese Estado de los conocimientos de aquella confluencia estadística basada en los apetitos (a veces) irracionales de las masas.

“Todos”... y lo que nos interesa a todos es ya algo realizado en el mercado pletórico, pagando San Pere canta. Aquí ya tenemos las aspiraciones del fundamentalismo democrático que cree tener derecho a todo pues que son “todos” los que piden sus derechos. ¿Acaso los pervertidos han de poder tener su canal o programas televisivos, ya que también los pervertidos pertenecen al “todo”? ¿Cabria preguntarse si no estaremos ya en el “Estado mejor"?, esto es, que sin sospecharlo o percibirlo estuviéramos ya en el Estado mejor posible? Y todo ello gracias a una “confluencia estadística”.

Ayer noche gocé de la visión del Retablo de las Maravillas de Els Joglars, de Albert Boadella (les aconsejo que no se lo pierdan). No he leído la obra de Cervantes en la cual se basa. Allí se ven verdaderas visiones phantasmales, allí se ven muchas cosas donde no hay nada, donde la realidad es creada por el apetito del incauto y es transparente como una pompa de jabón. Esencialmente ese maravilloso retablo nos muestra aquello que deseamos para al ser engañados ser felices. No hay nada y parece estar lleno de maravillas. Sólo hay aire... Por cierto, Boadella usa de una pantalla gigante de TV como un ingrediente capital para la creación de este mundo de ensoñaciones y phantasías... El Todo, el Pueblo, lo Público y su sacrosanta opinión, el Disney, la alta Cocina, Felipe Gonzalez y sus acólitos visionando las lágrimas de “El Che Guevara”, el Arte pop, la Memoria histórica, la Opinión del Mundo, la Santisima Trinidad y José Mª Escrivá de Balaguer... un verdaderoRetablo de las Maravillas que nos llena la cabeza de humo, de phantasmas...La plebe, instigada por estas palabras, pertenecía ya a un sólo hombre: el Leviatan.

Mientras... Arlequino sólo piensa como Sancho en comer morcillas y aspira la droga sobrante de la clase “jet” con un aspirador casero...y esto yo leo como sigue: que sólo ven maravillas esa estulta clase media anodina. Al pueblo llano, al Arlequino, sólo le interesa llenar la panza con morcillas y drogarse para no pensar en nada, porque eso es en el fondo, la única y verdadera maravilla. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Mar 06, 2004 10:31 pm    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: La TV debe entretener, agradar al vulgo para poder cumplir su función. Los programas de TV deben gustar, de lo contrario, suelen desaparecer en cierto tiempo. Respecto a la influencia de la TV sobre el vulgo, la ignoro, porque un sabio contertulio me convenció sobre las bondades de pensar que el vulgo es autónomo respecto a la publicidad. Sinceramente, yo ya estaba convencido del asunto, pero quería explorar la posibilidad de que fuera falsa mi creencia. Resulta que el vulgo hace lo que le da la gana. Las creencias falsas son tan difíciles de desarraigar como las creencias verdaderas.
Claro está que la oposición al PP acusa a este partido de manipulador de la TV como si eso tuviera gravísimas consecuencias sobre la mentalidad del vulgo. No deberían preocuparse tanto de tal asunto. Tampoco creo que un debate en la TV entre Rajoy y ZP cambiara nada las cosas. Tampoco hay que preocuparse de la censura en TV, puesto que la opinión del vulgo es independiente de tales discursos. La TV de los países socialistas del Este no pudo impedir la caída del socialismo real. Entonces los medios de comunicación no influyen sobre la mentalidad del vulgo. No nos preocupemos, la masa es ingobernable. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José M. Juarros Banciella



Registrado: 19 Feb 2004
Mensajes: 6
Ubicación: Hoyo de Manzanares (España)

MensajePublicado: Dom Mar 07, 2004 2:00 am    Título del mensaje: Re: El Retablo de las Maravillas. Responder citando

Buenas noches.

Para entablar una discusión es necesario utilizar un lenguaje común.
Según el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española, democracia es "Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado".

Respecto a la democracia española, creo que este no es el foro indicado para discutir a cerca de ella. Tampoco es el foro para discutir de la democracia en general, pero no me resisto a hacer un breve comentario sobre algunas de las frases de José Mª Rodríguez Vega. Sobre “mejor que nos gobiernen unos pocos, que no que nos gobierne esa barahúnda que es el “todo”: llevamos unos cuantos miles de años gobernados , de una forma u otra, por “unos pocos”, y no parece que sea buena idea . Al menos a mí no me lo parece cuando observo las consecuencias que el gobierno de “unos pocos” ha tenido y tiene. Mejor sería que nos “gobernásemos todos": que todos tuviésemos el poder necesario para defender nuestros legítimos intereses personales , y la habilidad “política” suficiente para negociar la forma de ocuparnos de los asuntos públicos (en el sentido de asuntos colectivos, los que nos afectan a todos y aquellos en los que es necesaria la participación directa o indirecta de todos).

El aparente desprecio del vulgo que parece manifestar con palabras como “esa barahúnda —ruido y confusión grandes— que es el todo", y “estulta clase media anodina” ....me hace pensar que quizá sería bueno recordarle cordialmente que “infinitus est stulti numeri“ —aproximadamente escrito... hace años que no frecuento el latín— ya lo dijo el Aquinate. Es idea vieja, manida, notable mito, aburrida y simplista descalificación.

Para terminar, respecto a “pagando San Pere canta”: yo pago, y no me canta. ¡Y de eso es de lo que me quejo! Pago la televisión pública, y apenas la veo porque o no me gusta su programación, o los programas que me interesan se emiten a horas demasiado intempestivas.

Cordialmente.
José Miguel Juarros.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Dom Mar 07, 2004 10:32 pm    Título del mensaje: El número de tontos crece. Responder citando

Hola,

En el Retablo de las Maravillas dice aquél, (aquél que si el pueblo llano es listo, entonces es su par); dice Cervantes: «Cada día que amanece... el número de tontos crece.»

Y a Felipe le digo, que si el vulgo es autónomo respecto a la publicidad, entonces la publicidad sobra... y millones de listos se han gastado un montón de dinero para nada. ¿Acaso la educación que impartís los profesores no es en el fondo un constreñimiento propagandístico? Ante todo propagar es dar a la fama. El conocimiento aprendido es también fruto de la propaganda. Lo que no sale en televisión no existe, ¿quién dijo eso?

*****

A mi me parece increíble que tengamos que hablar de esto. Parezco el malo de la película y estoy cansado... cansado de que se me quiera meter en mi tosca mollera a la masa (pues el pueblo es sólo eso: masa, ya que los individuos privados no son el pueblo) como si esta masa pensara y actuara con cordura, pero la masa ni piensa ni tiene cordura, eso corresponde a los individuos físicos. Prefiero la sabiduría de Tito Livio cuando nos habla de los errores que llevaron al desastre la juventud de Lucio Furio y su confianza en la informe masa, en el pueblo, en la multitud:
Cita:
...engreído con las esperanzas de la multitud, que cobra bríos de los motivos más inconsistentes.(Ab Urbe Condita. Lib. VI. 23, 3)

Insiste José M. Juarros Banciella en la definición del diccionario... pero hombre, ¿cómo vamos a “predominar” en el gobierno de cualquier Nación siendo tantos? Predominaremos como “censores” de la gestión, como consumidores de los productos, &c., pero nada más (y esto es toda una revolución, por tanto no es poco!).

Pretender el gobierno de los muchos es vano. Nunca lo verán tus ojos. La democracia es representación de los muchos y la democracia directa es demasiado primitiva para que, dada la complejidad actual, vuelva, si es que alguna vez existió. La democracia de los muchos hoy en día es sobre todo «procedimiento electoral, depende todo de un miserable detalle técnico, todo lo demás es secundario...» decía Ortega y Gasset en su Rebelión de las Masas, y repite Raymond Aron y también Gustavo Bueno de parecida manera.

Dice Banciella:
Cita:
Mejor sería que nos “gobernásemos todos “ : que todos tuviésemos el poder necesario para defender nuestros legítimos intereses personales , y la habilidad “política” suficiente para negociar la forma de ocuparnos de los asuntos públicos (en el sentido de asuntos colectivos, los que nos afectan a todos y aquellos en los que es necesaria la participación directa o indirecta de todos).

Eso es muy bonito... y ahora no me voy a referir a ti, sino a esa frase y a su sentido político en general:

¡Eso es una gran mentira! Si todos tuviésemos el poder necesario para autogobernarnos esto sería una permanente guerra de todos contra todos ¿Quién habría para domeñar al que desease ser más poderoso que otros? ¿No se comprende que la partición del poder político en unidades minúsculas es una especie de feudalismo exacerbado?, y ni eso: el autogobierno de cada uno es la pura selva, la vuelta a la animalidad.

Y si hay asuntos públicos entonces es que hay Estado. Sin Estado (o sin Unidad política) no existe lo público. Lo público y el Estado son lo mismo. Sería una gran presunción que yo tuviese la pretensión de “autogobernarme” mi energía eléctrica, la que consumo, pongo por caso..., y si me la han de gobernar “otros”... expertos, ingenieros, &c., entonces ya tenemos otra vez metido de contrabando al Estado y a su tan denostada alienación. Cuando se habla de “legítimos intereses personales” y se busca eso del “autogobierno”, no se sabe ni que son los intereses personales ni qué el autogobierno. ¿Qué es la habilidad política? No podemos ser hábiles para todo...luego unos serán hábiles para gobernar una empresa y una central eléctrica y otros serán hábiles para gobernarnos políticamente, unos para ser informáticos y otros para ser pintores o verdugos o militares, &c... imagínate la paticipación directa de todos... no con el telemando zapineando, no, que eso ya se hace. Sino todos allí metidos en la TV opinando que si así que si asá. ¡Uff! el resultado sería —caso de ser ese absurdo posible— el mismo que ahora sufres o gozas: basura.

El principal error en todo esto es creer que lo político es otra cosa diferente a la voluntad de dominio o mando que uno tiene sobre los muchos... y no porque esos muchos estén coaccionados a seguirle, sino que le siguen, y por eso él es un lider (¿Lenin por ejemplo?).

Lo que hay que comprender es que
Cita:
<...el hombre libre no es Juan ni Pedro, obrero o campesino, ingeniero o peón. De la libertad sólo se beneficia un ser ideal, imagen o fantasma del hombre real, el ciudadano abstracto, que está más allá de la vida realmente vivida por el hombre de la sociedad civil. La crítica de la filosofía del derecho (de Hegel) desemboca en una crítica de la democracia formal.> R. Aron. Estudios políticos. FCE. pág. 86).

¿Esto mismo no lo suscribiría Gustavo Bueno?

Si la TV pública no te gusta (a mi tampoco), debes o pagar más dinero o apagar el televisor o ver la privada, ya que desde luego eso que ves lo elige la mayoría con un “procedimiento técnico” idénticamente aleatorio como las elecciones generales próximas (más o menos), esa televisión basura la elige el pueblo. Es esa televisión democrática a la que ningún demócrata puede censurar so pena de desdecirse... Yo sí puedo censurarla por la sencilla razón de que no soy o no me tengo por un “demócrata fundamentalista”, esto es, que no soy un demócrata.

Respecto a las descalificaciones... qué quieres que te diga..., en primer lugar el pueblo no es una persona concreta... es sólo una persona jurídica. No veo por qué ha de parecer bien a algunos el descalificar a la persona jurídica que es el Estado, por ejemplo, y le ha de parecer a otros mal que yo descalifique a las masas, al pueblo, que también es otra persona jurídica. Relee bien el texto ese de Aron de aquí arriba.
Tiene razón, y mucha, tu cita de latines: infinito es el número de los tontos, aunque nada más sea porque son muchos. Y si algún contertulio me preguntara: ¿“para qué vales tú”? Yo aquí le respondo: para casi nada, soy de un montón.

Admiro a muchos hombres concretos de este mundo... pero no me da mi real gana admirar a las masas o al pueblo cuando de él bien me hablan aquellos a los que no admiro, que son los sicofantes, los malandrines mediocres que usando de las mentiras halagüeñas para las masas pretenden trepar espadañas políticas; y no lo hacen por amor a la Patria o a la verdad, sino por amor a sus poltronas caciquiles.
¿Crees, por ejemplo, que los actores esos que han hecho una película contra el PP, son, como dicen ellos, la conciencia del pueblo? Mienten. Y mienten, porque aún y en el supuesto de que el pueblo tuviera “conciencia” (que no la tiene, pues que no es una persona física), ¿quienes son ellos para abrogarse semejante papel? Adulan a las masas torticeramente para lograr cada día que pasa parecerse menos a ellas. Al adularlas las traicionan..., en fin... las masas, el pueblo... esa “agrupación a distancia” siempre es el objeto de alguna voluntad política. Verdaderamente cuando alguno se molesta por mis descalificaciones sobre ese pueblo, es que está contemplando una escena de Retablo de las Maravillas: ¡ahí no hay nada! y por tanto no hay por qué molestarse.

Debo empero decir, que también se defender al Pueblo (con mayúsculas), como muchas veces he hecho...pero es porque a pesar de todo el régimen menos malo es aquél en el que el pueblo está contento... para eso en él está depositada formalmente la Soberanía... pero esto no es un invento del “pueblo”, sino de un grupo o clase determinado: cuando el pueblo pide un absurdo imposible bueno fue darle un sucedáneo plausible.
Cita:
Los pueblos libres buscan sacudirse el yugo de sus leyes y quedan sometidos a los monarcas. Los monarcas buscan fortalecer su posición envileciendo a sus súbditos con todos los vicios de la disolución, y los disponen para soportar la esclavitud a manos de naciones más fuertes. Las naciones buscan disolverse, y lo que queda de ellas huye a los montes en busca de refugio, donde, como el ave fénix, resurgen otra vez. Lo que hizo todo esto fue la razón, porque los hombres lo hicieron con la inteligencia; no fue el destino, porque lo hicieron por elección; ni el azar, porque las consecuencias de que actúen siempre así son perpetuamente las mismas. Vico, Conclusiones, La Ciencia Nueva (1744)

Ahora estamos a punto de huir a los montes en busca de refugio ya que nuestra Nación parece que busca el camino más corto para disolverse... ¿Y por qué?, porque el pueblo, esa masa informe e inconsistente, busca sacudirse un yugo que ni existe, un yugo que es otra maravilla más del Retablo de Cervantes. ¿Pero eso lo busca verdaderamente el pueblo? No lo se, el día 14 lo sabremos..., de todas maneras el Retablo (las ilusiones y las phantasías) no lo pone el pueblo... sino los pícaros sicofantes. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Lun Mar 08, 2004 1:33 am    Título del mensaje: Responder citando

Estimados contertulios: A Zarpax le digo que la virtud no puede ser enseñada y que a nadie se le puede obligar a aprender. La virtud no la podemos enseñar los profesores porque los alumnos no quieren. El vulgo no tiene remedio. Siempre habrá bárbaros en el seno de las naciones civilizadas. Sólo aprenden los que quieren aprender. La enseñanza obligatoria es una bazofia. La TV es como las drogas: sólo desequilibra a quien ya está de por sí bastante desequilibrado. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mie Mar 10, 2004 2:30 pm    Título del mensaje: Manuel Carballal y el tráfico de mujeres Responder citando

Estimados amigos:

Acaba de salir el libro de Manuel Carballal Pazos, más conocido bajo el seudónimo de Antonio Salas, titulado El año que trafiqué con mujeres, en el que se realiza una dudosa investigación que María Santillana Acosta ha dejado en entredicho en su artículo del número 25 de El Catoblepas. Curiosamente ayer mismo, al día de ser presentado el libro de Antonio Salas, sin que su autor estuviera presente, se realizó un elogio en medios como Tele 5, destacando su labor de «periodismo de investigación». Todo ello coincide con el fallecimiento tras disparos en Haití de un periodista de Antena 3, a quien se le consideraba, como a San José Couso y a otros muchos, la voz de la Verdad. Propongo debatir, a la luz de este libro, el papel que juegan muchos periodistas, endiosados por sus concepciones sobre la verdad, a la hora de difuminar y fabricar basura, tanto televisiva como periodística.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
Página 4 de 5

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán