nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Al Yazeera y la televisión «occidental»

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Jue Oct 21, 2004 9:13 pm    Título del mensaje: Al Yazeera y la televisión "occidental" Responder citando

Los VII Encuentros de Flosofía en Gijón en julio del 2002 , organizados por la Fundación Gustavo Bueno, se dedicaron a discutir sobre el papel de la Televisión eln el presente.
Y ahora lo traigo a este foro, porque hubo una comunicación sobre la cadena árabe Al Yazeera, de la que hay un brevísimo resumen en la web de la Fundación Gustavo Bueno. Y la pongo de nuevo a la consideraciónde quienes tengan interés en este tema, porque he leído unartículo muy interesante en la web de IPS, que también me permito transcribir aquí, a pesar de ser un tanto extenso, pero cuya lectura puede ser de utilidad para ver cómo el papel de la TV, en tanto stá inmersa en el presente político, es fundamental para entender el curso de las sociedades políticas, y en especial en relación con los países árabes.
Cita:


VII Encuentros de Filosofía en Gijón
Televisión, política y cultura
Gijón, miércoles 10 al viernes 12 de julio de 2002
Colegiata del Palacio de Revillagigedo


--------------------------------------------------------------------------------


Resúmenes de las comunicaciones aceptadas [18 junio 2002]
(orden alfabético de autores)

Mar Domínguez (Madrid)
Al Jaazera: el reto árabe

La información mundial como fábrica de una ideología única para reducir nuestra libertad de pensamiento y opinión no contaba con la cadena de televisión qatarí por satélite Al Jazeera.

El panorama informativo ha cambiado, algo está pasando desde el nacimiento de esta pequeña emisora cuyas exclusivas hacen temblar tanto a los gobiernos árabes e islámicos como a los occidentales.

Sobradamente conocidas son las amenazas gubernativas y presiones diplomáticas para que sus noticias y programas se dobleguen a la noticia única, a la opinión única, a la imagen única, pero su rigor, su objetividad y su seriedad informativa la han hecho acreditarse como una verdadera ventana para conocer de primera mano el mundo árabe.

Y es que ha logrado algo insólito en los medios de comunicación árabes e islámicos hasta ahora sujetos a la censura de los Estados: convertirse en un foro democrático, liberal y abierto. Temas tradicionalmente considerados tabúes como el sexo, la participación política de la mujer o la gestión política de sus gobernantes son ya cotidianos en sus emisiones.

Mientras su voz suena, Al Jazeera refleja la más clara oposición a la manera de adoctrinar tradicionalmente a la humanidad y colabora a que ésta no pierda su capacidad de pensar libremente.



El artículo de IPS a continuación:
Cita:

texto y fuente originales

PERIODISMO:
Al Jazeera, nuevo símbolo del nacionalismo árabe

Thalif Deen

NACIONES UNIDAS, oct (IPS) - Cuando un grupo de países creó la Liga de Naciones Arabes en 1945, se la consideró el símbolo definitivo de nacionalismo en un Medio Oriente desmoralizado en lo político y lo militar.

Pero en los últimos años, la alianza de 22 países ha pugnado por hallar una causa común en conferencias caracterizadas por embrollos políticos y rivalidades.

En la cumbre celebrada en marzo, las cámaras de televisión dejaron de rodar para que los insultos que se intercambiaban dos líderes árabes quedaran sin registro.

”En las reuniones de la Liga Arabe, por cierto, los miembros ni siquiera pueden mantener una conversación”, dijo Jehane Noujaim, la cineasta libanesa-estadounidense que produjo el documental ”Control room” (Sala de control), dedicado a la red de televisión árabe Al Jazeera.

”Están todos sentados detrás de sus mesas, peleando unos con otros. Al Jazeera es la única entidad que todos en el mundo árabe aprecian. Quizá sea hoy el único fundamento del nacionalismo árabe, y los árabes están orgullosos de ella”, sostuvo Noujaim.

Esta emisora de televisión satelital fundada en 1996 por la corona de Qatar, pero administrada como empresa privada, alcanzó destaque mundial por sus entrevistas al líder terrorista Osama Bin Laden y su cobertura de la ocupación israelí en Palestina y la invasión estadounidense a Afganistán tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Más recientemente, la red árabe enfureció al gobierno estadounidense por sus informes sobre la ocupación de Iraq. Al Jazeera logró ganarle la carrera por la información a muchos medios estadounidenses en esa cobertura.

Al Jazeera es llamada ”la CNN del mundo árabe”, en referencia a Cable News Network, la popular cadena estadounidense de noticias para abonados. Pero los responsables de la emisora prefieren decir que su influencia mayor procede de la BBC británica.

Según el diario estadounidense The New York Times, el canal tiene una audiencia diaria de 35 millones de personas.

Al Jazeera no es meramente ”un fenómeno árabe”, pues ha logrado seguirle --y marcarle-- el ritmo a gigantes como la CNN y la británica BBC (British Broadcasting Corporation), en particular en Medio Oriente.

En sus seis años de trayectoria, la red no ha logrado precisamente aplausos del gobierno de Estados Unidos. El presidente George W. Bush la acusó de ”incendiaria”, específicamente por sus informes sobre las víctimas civiles en Iraq.

También la calificó de ”portavoz” de la insurgencia iraquí y de la red terrorista Al Qaeda, liderada por Bin Laden, a la que se atribuye los atentados que dejaron 3.000 muertos en Nueva York y en Washington en septiembre de 2001. La cadena rechaza tales acusaciones.

”Estamos muy preocupados por las emisiones de Al Jazeera porque, una y otra vez, hallamos informes imprecisos, falsos y equivocados”, dijo en abril el portavoz del Departamento de Estado (cancillería) estadounidense Richard Boucher.

El ministro del Interior iraquí, Falah al-Naqib, dijo que Al Jazeera muestra ”muchos delitos y delincuentes, lo que pinta una mala imagen de Iraq y de los iraquíes y alienta a los criminales”.

El secretario de Estado (canciller) de Estados Unidos, Colin Powell, emitió en abril una protesta formal por las actividades de Al Jazeera, cuando recibió en Washington a su par de Qatar, jeque Hamad bin Jassim bin Jabir al-Thani.

El diario estadounidense The New York Times afirmó que el gobierno de Bush se negó a invitar a Qatar a la cumbre del Grupo de los Ocho países más poderosos del mundo, en junio, porque el gobierno de ese país árabe no reprimió los ”excesos” de Al Jazeera.

Esta actitud resulta paradójica, porque ”durante muchos años, Estados Unidos ha sermoneado sobre la falta de libertad de prensa y otras libertades democráticas en el mundo árabe”, dijo a IPS Norman Solomon, director ejecutivo del Institute for Public Accuracy (Instituto de Precisión Pública), con sede en Washington.

La presión ejercida por el gobierno de Bush sobre la corona de Qatar para que controle a Al Jazeera ha ido en aumento desde 2001, sostuvo Solomon.

Las gestiones de Washington ”contradicen su afirmación de que pretende la democratización de Medio Oriente”, agregó.

La principal base militar del Comando Central estadounidense se trasladó este año de Arabia Saudita a Qatar, a unos 30 kilómetros de las oficinas de Al Jazeera en la capital, Doha.

El periodista a cargo de presentar las noticias desde Londres para Al Jazeera, Malek Triki, afirmó que la red mantendrá su independencia editorial a pesar de las presiones.

En ciertas cuestiones controvertidas, la cadena ”acordó estar en desacuerdo” con el gobierno qatarí, que no ha dado ninguna instrucción a la televisora a pesar de las demandas estadounidenses, aseguró Triki.

Las elites gobernantes del mundo árabe han importado el modelo de desarrollo pero cuidando de vaciarlo de todo progresismo, dijo el periodista qatarí en un seminario sobre medios de comunicación celebrado el mes pasado en Helsinki.

Al seminario, copatrocinado por Inter Press Service (IPS) y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Finlandia, asistieron representantes de la red televisiva Al Arabiya, de Dubai, de la cadena patrocinada por Estados Unidos Al Hurra y de la Escuela de Comunicaciones Masivas de la Universidad de El Cairo.

”En cualquier contexto occidental, nada de lo que ha hecho Al Jazeera resulta extraordinario”, dijo Triki. ”Si se hubiera lanzado en una región acostumbrada a la libertad de expresión y de prensa, como Europa septentrional o Canadá, sería como cualquier otro canal de televisión.”

Pero ”en el mundo árabe --autocrático, autoritario, censurado y obsesionado por los tabús--, Al Jazeera fue una innovación”, agregó.

Triki considera que Al Jazeera ha jugado ”un papel principal” en el avance de la causa del desarrollo político del mundo árabe y en la liberalización de su cultura.

Por su parte, Mouin Rabbani, colaborador de la revista Middle East Report, que se publica en Washington, consideró que ”el éxito de Al Jazeera se debe al hecho muy simple de que ha roto el monopolio de las emisoras estatales y controladas por los gobiernos.”

Las televisoras estatales convencionales de Medio Oriente no fueron diseñadas para aportar información sino para legitimar a sus regímenes y, con frecuencia, para glorificar a sus líderes.

”En consecuencia, perdieron su legitimidad y credibilidad, y son vistas con justicia como medios de propaganda de tercera categoría. Sus títulos nunca se refieren a lo que sucede en un día determinado, sino a lo que les respondió el líder”, dijo Rabbani a IPS.

Por ejemplo, ”la noticia no es 'Nelson Mandela salió de prisión' o 'Cientos de miles son muertos en Ruanda', sino 'El rey/presidente X felicita a Mandela tras su salida de prisión' o 'expresa alarma por la situación en Africa central'”, señaló.

”Al Jazeera es totalmente diferente: tiene sede en Qatar y es financiada por la familia real qatarí, pero las veces que noticias de Qatar han encabezado su boletín pueden contarse con los dedos de una mano, y aun esos casos son justificados”, agregó Rabbani.

En otras palabras, dijo, el principal éxito de Al Jazeera es que, en comparación con los medios estatales, ofrece noticias y no propaganda gubernamental. Y por no concentrarse en las idas y venidas de determinados gobernantes, se ganó el apoyo panárabe.

Otro factor ha sido su disposición a abordar asuntos polémicos y ofrecer diferentes puntos de vista, ciertamente más diversos que los que ofrecen los principales medios periodísticos estadounidenses.

”Esta fórmula también fue utilizada por otros canales árabes, como Al-Arabiya, Abu Dhabi y Lebanese Broadcasting Corporation, por nombrar sólo unos pocos. Por lo tanto, Al Jazeera no es la única que la utiliza, aunque ciertamente fue el canal pionero”, dijo Rabbani.

Naseer H. Aruri, professor y rector de la Universidad de Massachusetts, consideró que Al Jazeera es un enigma.

Por un lado, señaló, el canal es propiedad del emir de Qatar, uno de los emiratos más pro-occidentales de la península arábiga, y muy lejos de ser un bastión de nacionalismo árabe o resistencia a la penetración estadounidense; por otro, es una fuente indispensable de noticias sobre las atrocidades diarias de las fuerzas de ocupación contra civiles árabes en Iraq y Palestina.

”Pese a esto, la cobertura de Al Jazeera ha sido una espina para los neoconservadores que gobiernan Estados Unidos, cuya distorsión de la realidad relacionada con la debacle en Iraq, Afganistán y la 'guerra contra el terrorismo' fue ignorada por los principales medios estadounidenses”, dijo Aruri a IPS.

Para el académico, la prensa estadounidense ”actúa más como un apéndice del gobierno que como fuente independiente de noticias y análisis en una sociedad democrática”.

La administración de Bush, que dice exportar la democracia a países árabes y musulmanes, ejerció una enorme presión sobre Al Jazeera y el gobierno de Qatar para que redujera el tono de su cobertura, afirmó Aruri.

Además, agregó, el ejército estadounidense atacó edificios donde estaba instalada la estación qatarí en Iraq y Afganistán, lo que provocó varias víctimas entre sus corresponsales.

”Ahora que el Comando Central estadounidense se trasladó de Arabia Saudita a Qatar y que Estados Unidos está intensificando sus vínculos políticos y militares con este país, cabe esperar una mayor presión de Washington sobre Al Jazeera y el gobierno qatarí para silenciar una voz que se ha identificado con la oposición nativa a la invasión extranjera”, vaticinó Aruri.

Si esa campaña tiene éxito, advirtió, Al Jazeera tendrá dificultades para encontrar una sede alternativa, dada la tendencia de los líderes árabes a acatar los ultimátum de Estados Unidos.

Según Rabbani, el levantamiento palestino contra la ocupación israelí y la guerra en Iraq contribuyeron al éxito de Al Jazeera, por varios motivos.

”El principal es puramente tecnológico, y es que pudo llevar el conflicto directo a los hogares, como lo hizo CNN en la primera guerra del Golfo (1991), y además en árabe”, sostuvo, y agregó que ”otro factor clave fue que, como no trabaja con las mismas restricciones que los medios oficiales convencionales, pudo reflejar la visión de su audiencia”.

”En suma, concuerdo con que el canal representa una faceta importante del panarabismo contemporáneo”, concluyó Rabbani. (FIN/2004)



Al-Jazeera, en inglés

Middle East Report, en inglés

Liga de Naciones Arabes, en inglés



Lo interesante puede ser, a mi juicio, el papel que este medio de comunicación, cuya cota de audición está en más de treinta millones de personas (como se dice en el artículo de IPS), juega en el contexto de lo que fue esa Liga Arabe de potencia de obrar internacional en tiempos pasados, y que ahora podría tomar nuevos bríos en la política internacional, quizá, como se dice en este artículo, en gran parte debido al impulso de esta televisión quatarí. Otra cosa es que uno se crea que la propia Al Yazeera sea tan "independiente", respecto de los Estados Unidos, como se pretende hacer ver o creer.
De cualquier manera, como se dice al final del artículo de IPS, el alcance de esta TV en cuanto a su posibilidad de influir realmente en la "opinión pública arabe" , no es ninguna elucubración en "el vacío", a juzgar por los propios contenidos informativos que encontramos en la web de Al Yazeera, favorables siempre y muy en plan "amarillismo noticioso", a la causa árabe y palestina, como era por otra parte de esperar de esta cadena.



Un saludo

Eliseo Rabadán
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán