nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


España y las izquierdas
Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> España
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Antonio Romero Ysern



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 386
Ubicación: Aracena (España)

MensajePublicado: Jue Feb 03, 2005 2:21 pm    Título del mensaje: España y las izquierdas Responder citando

Estimados amigos:

Traigo aquí para su comentario un poema de Gabriel Celaya, "España en marcha", perteneciente a "Cantos íberos" de 1955.

ESPAÑA EN MARCHA
(De "Cantos iberos", 1955)

Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

No vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen,
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo.
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.

Creo que este poema de Celaya puede ser analizado desde las ideas expuestas por Antonio Sánchez Martínez en La Antiespaña y las izquierdas satisfechas
con El Quijote al fondo
.

"Cantos íberos" (1955) de Rafael Gabriel Juan Múgica Celaya Leceta Cendo es una de las manifestaciones más características de la "poesía social" ("la poesía es una arma cargada de futuro"). Hay que recordar que Gabriel Celaya vivió en la “Residencia de Estudiantes” y se movió en el circulo de gente de los “intelectuales” de los años veinte y treinta en España. Así mismo, participó como voluntario en el ejército frentepopulista.

El “compromiso político” de Gabriel Celaya parace alinearse con la quinta generación de izquierdas. Llegó a presentarse en las listas del PCE en 1977. Ese “compromiso” se comprueba, en sus versos, por ejemplo, cuando dice: “Yo estoy con el Che, ¿y usted? Claro que sí, que no al yes/¡Que viva el Che nunca muerto! ¡Que viva en su luz Fidel!”. Las dificultades de esta izquierda con la Idea de España pueden entenderse si se recuerda que otro poema suyo, titulado “Euzcadi” –el aberrante neologísmo vasco parido por el racista Arana- que termina así: “y si a tanto nos provocan/ con las armas en la mano/ convocaré, pues luchamos/ por lo bueno, justo y sano”.

Pero queremos detenernos especialmente en el poema “España en marcha”. El sólo título, escrito por un comunista español, podría parecer una prueba de que ha habido comunistas que han podido cantar a España. Pero desde la primera estrofa podemos poner en marcha la maquinaria crítica que el artículo de Antonio Sánchez nos ha proporcionado. El canto a la España en marcha se hace a costa de la negación de su historia misma (“¡Basta de Historia y de cuentos!”). Y, ya en la segunda,: “No vivimos del pasado”. Es cierto que en la quinta estrofa llega a reconocer el poeta, con metáfora vegetal, “De cuanto fue nos nutrimos”. Y en la séptima, “No reniego de mi origen”. Sin embargo, en la siguiente estrofa, se dice que los españoles del futuro “aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno”. El poeta, naturalmente, no se entretiene en explicar qué es lo que no da por bueno, si es toda la historia de España, o si salvaría algún episodio más o menos glorioso, como, por ejemplo, una segunda república más o menos mitificada. En la siguiente estrofa, recuerda otra vez“nuestros errores”, por lo que parece que el motivo de olvidar nuestra historia es que, en suma, nada se da por bueno y todo son errores. ¿Todo? No. Volvamos ahora a la cuarta estrofa. Al parecer, lo que el poeta vasco salva de nuestra historia...es la prehistoria. Es decir, nada, porque los íberos no son historia de España. Y, sin embargo, en esos remotos orígenes se sitúa la esencia de España, "lo ibero", “que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero”.

Puede que barbarie añorada por Celaya (“Somos bárbaros, sencillos..”) tuviera su refluencia en el "fomento inusitado de la barbarie" que Rodríguez Pardo ha mostrado durante la II República y la Guerra Civil (en el bando frentepopulista). ¿Quizás un paréntesis que el poeta salvaría de nuestra historia llena de errores?.

Para Celaya, negando la historia de España, ésta consiste en puro futuro. "Españoles con futuro"... pero sin pasado. El poeta quiere"escribir el primer verso", quiere inventarse España. De los íberos... a Celaya. Y, entre tanto, un largo paréntesis.

Con amor deletrea Celaya a España. Pero hay amores que matan. Y si no, vean a los camaradas de Celaya en la España del Siglo XXI.

Un saludo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Jue Feb 03, 2005 6:27 pm    Título del mensaje: Celaya y el <<optimismo antropológico>> de Zapat Responder citando

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Antonio Romero. No conocía dicha poesía, pero es muy similar a otras muchas, supuestamente dedicadas a España, por parte de ciertos izquierdistas (por ejemplo León Felipe). La mirada al pasado de Celaya sólo pretende recoger una presupuesta esencia de España que, aureolarmente, podrá mostrarse con plenitud en el <<futuro>>. Dicha esencia será la misma esencia de la <<humanidad>>, con lo que, por arte de magia, se pretende evitar la dialéctica imperialista que conlleva la definición de lo <<humano>> (simplemente se presupone ya dada pero aún sin <<manifestar>> en su plenitud). Y, como no podía ser de otra forma, dicha humanidad se pretende que está encarnada no en la historia política de España (eminentemente en la España Imperial), sino en una mítica y brumosa nación, pero que no pasa de ser una simple <<nación étnica>>, prepolítica, que cada cual interpreta como le conviene. Zapatero, que parte de la actual España política (que integra distintas raíces étnicas) la interpreta como una nación armónica con cualquier otra nación (pues todas serían <<humanas>>). Es decir, parte habermasianamente de un <<optimismo antropológico>> que considera que los átomos distributivos -los individuos humanos genéricos- alcanzarán la igualdad política por arte de magia, a través del diálogo indefinido. Pero no se da cuenta de que la igualdad política formal (resultado de la holización forjadora de las <<naciones políticas>>) es resultado de una dialéctica histórico-política que no tiene nada de armonismo, sino de dialéctica de estados y dialéctica de clases. Desde el armonismo de individuos abstractos (la Humanidad distributiva) no pueden recomponerse las realidades <<anatómicas>> (atributivas) de las sociedades políticas, a pesar de las apariencias que se desprenden de la igualdad legal (formal) que declaran las naciones políticas a partir de 1789 (y que ingenuamente se recoge en la Declaración de Derechos del Hombre que recogen todas las Constituciones modernas, olvidándose de que dichos derechos no son <<naturales>>, sino <<políticos>>, y que no cabe extenderlos a las demás sociedades políticas por arte de magia, repentinamente). Además, dichos derechos formales no tienen en cuenta que hay <<propiedades>> y características de las distintas sociedades políticas (lengua, moral, costumbres, etc.) que pueden ser incompatibles, así como las distintas maneras de organización política (con sus correspondientes proyectos). El liberalismo también es proclive a olvidar esos componentes histórico-políticos que envuelven a los individuos y a sus <<libres>> comportamientos (incluidos los mercantiles). Y está claro que en el bando frentepopulista los liberales, presos de la Leyenda Negra, menospreciaron en demasía nuestro pasado político, como si en el Antiguo Régimen (que no es homogéneo en todos los estados) todo hubiesen sido sombras y superstición, al estilo en que algunos siguen mirando hacia la Edad Media y sus coletazos hasta 1812.

En Libertad Digital (2 de febrero de 2005) se recoge que, en el bar del Congreso, Zapatero calificó su intervención del día anterior <<como una intervención de "hoy y de futuro" y lo contrastó con los argumentos "del pasado" que, a su juicio, esgrimió el líder de la oposición>>.
Zapatero está sumido en una ideología <<indefinida>> políticamente (aestatal) que no tardará en mostrar sus graves limitaciones más pronto que tarde. Pero, en el camino, se habrá causado mucho daño a los españoles (no sólo en cuanto tales).


Un cordial saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab Feb 05, 2005 11:29 am    Título del mensaje: Matizaciones a Celaya Responder citando

Estimados amigos:

Contradiciendo algunas afirmaciones señaladas en este tema, creo que Gabriel Celaya no se movía en ambientes tan políticamente indefinidos. Su poema «España en marcha» incluye los tópicos difusos de los liberales españoles, la segunda generación de izquierda. De hecho, fueron ellos quienes se inventaron la «España eterna» que tanto se mencionó en el franquismo, y que no es un invento tradicionalista y católico, sino romántico y liberal. Concretamente, desde que en 1812 se condenó toda la Historia de España posterior a la llegada de los Austrias como un ataque a la tradición española foral, que sería la auténtica España. Recordemos que el Romanticismo es un movimiento que, frente al Renacimiento, defiende la Edad Media y todo lo que pudiera ser un hito en la fundación de la Cultura, en este caso, de la cultura española, que en el siglo XIX se hace equivalente, al menos por momentos, a España como nación. Así, el Himno de Riego, compuesto en 1826 por Evaristo San Miguel, dice:

«De nuestros acentos/ el orbe se admire/ y en nosotros mire/ los hijos del Cid».

Es decir, el Cid como representante de la auténtica España.

Y el poema de Gabriel Celaya dice:

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.


Es decir, España como idea eterna, que aún no ha podido desarrollarse, pues depende del pueblo (el volksgeist, que dirían los alemanes), el pueblo que habla español.

Por eso pienso que Celaya y otros poetas «comunistas» no eran necesariamente indefinidos políticamente, sino que apelaban a una España de raigambre liberal, la de la educación pública (la «muerte al clero» de la II República vino motivada, sobre todo al comienzo, para quitarle sus establecimientos de enseñanza, aunque realizada de forma muy extemporánea) y la de la holización política, aunque su triunfo sólo alumbrase parcialmente. De hecho, el liberalismo español triunfó en el franquismo a través de sus representantes (el Conde de Toreno), difuminándose entre distintas corrientes democristianas y socialdemócratas, igual que se había difuminado antes entre los ideologuemas del ambiguo y cizañero Frente Popular. Y si realmente no somos como Zapatero, nunca diremos que estos discursos son «del pasado», o prescindibles, sino muy importantes.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Feb 05, 2005 1:07 pm    Título del mensaje: El liberalismo <<español>> no es homogéneo Responder citando

Estoy parcialmente de acuerdo con Rodríguez Pardo (como en la discusión que ya mantuvimos en otro Foro, creo que en el de <<Pío Moa y la Guerra Civil>>). Pero no veo en qué nos hayamos podido contradecir. En primer lugar yo no he dicho que Riego (o todos los liberales) fueran indefinidos (otra cuestión es que apele al Cid como héroe según un contexto político <<español>> o de una manera más indefinida políticamente –por ejemplo como héroe <<popular>>-, etc., cuestión que habría que analizar). Tampoco he dicho que Celaya fuera indefinido. Parece todo lo contrario por su apoyo (tampoco lo he investigado a fondo) al Frente Popular hasta el final (con lo que conlleva de <<definición>> a favor de la URRS, del patriotismo ruso: ¡Viva la URSS!), e incluso su apoyo a Euzkadi (como recuerda Antonio Romero). Lo que he dicho es que Zapatero sí que está volcándose hacia la indefinición política (al menos propagandista), que en la práctica favorece a otras naciones, y que el liberalismo es propenso (como lo fue en Frente Popular) a la indefinición individualista (centrada en la Libertad individual, y en la confianza del Mercado <<neutral>> en el que se desenvuelva la lucha por la vida entre distintas libertades, supuestamente individuales) que, por eso mismo, puede favorecer a ciertos estados más que al español (como le ocurrió a Azaña, aunque se arrepintiese). Y en esa tendencia <<antiespañola>> de algunos liberales (no de todos, por lo que no cabe hablar de un liberalismo homogéneo en España) es fundamental la Leyenda Negra, que implica una visión tétrica de la España histórico-política, como plataforma idiográfica política, atributiva, más allá de la valoración abstracta o parcial de algunos personajes: recordemos la utilización por parte de Frente Popular de algunos héroes <<populares>>. Más aún, incluso dentro del PP creo que Alberto Ruiz Gallardón, y otros muchos, se mueve más en esta visión <<progre>> (popularista, humanitarista) de España que en su <<reasunción>> crítica (lo que conlleva el aprecio de lo que supuso, y supone para futuros proyectos, el Imperio Español –por Dios hacia el Imperio-). Por eso lo tenemos mucho más difícil para hacer frente a nuestros enemigos externos e internos. ¿De qué se habla cuando se apela a la <<España eterna>>? ¿A esa <<humanidad>> que deberá mostrarse aureolarmente en el futuro?

Un cordial saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Feb 05, 2005 1:17 pm    Título del mensaje: Celaya definido en la práctica Responder citando

Respecto a Celaya, lo que he querido decir es que aunque fuese <<indefinido>> (aunque él mismo no tuviera conciencia de ello, como le pasó a Machado), en la práctica favoreció (al parecer) la política de la URSS que se hizo dueña de los destinos del Frente Popular. Y hoy sigue pasando eso. El fundamentalismo democrático y el humanitarismo, unido al mensoprecio hacia la España histórica real, son los mayores lastres con los que debemos luchar para la persistencia de España (lo que queda de ella).

Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Feb 05, 2005 3:38 pm    Título del mensaje: Españoles en el plano de la representación y del ejercicio Responder citando

Como el último mensaje creo que no es del todo claro, intentaré mejorar lo expuesto.

Lo que quiero decir es que Celaya (o Machado o Azaña o Zapatero) se puede representar su conducta como beneficiosa para España, como patriótica, pero la cuestión es si <<ejercitó>> efectivamente tal patriotismo, a través de una política que reasumiera la Idea de España que históricamente se plasmó en el Imperio Español, aunque sea desde una <<nación política>> surgida alrededor de 1812. Yo creo que muchos <<liberales>>, <<socialdemócratas>> o <<comunistas>> no llegaron, ni llegan, a ejercitar tal patriotismo (aunque interpreten a España como una comunidad popular eterna, etc.). Dichos sujetos no sólo parecen no tener en cuenta, en el plano representativo, la diferencia entre <<izquierdas definidas>> e <<indefinidas>>, sino que tampoco la ejercitaron, ni ejercitan, a favor de España. Otros muchos –como los que formaron parte del bando nacional, o los que al final aceptaron a Franco antes que a Stalin dentro del Frente Popular- sí que ejercitaron, al menos, tal distinción optando por seguir siendo españoles, aunque tampoco se lo representasen con claridad. Tal confusión sigue produciendo, en la práctica, menoscabo para España.

Un cordial saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab Feb 05, 2005 6:39 pm    Título del mensaje: Indefiniciones Responder citando

Estimados amigos:

Antonio Sánchez no entiende mis afirmaciones. Yo no me referí solamente a la posición política de Celaya, sino a la influencia de la Idea de España del liberalismo en esa poesía suya. Lo de la «España eterna» tiene que ver, sin duda, con el mito de la cultura, la cultura hablada en español, algo que hasta que no fue abolido el Antiguo Régimen no era posible, sin escuela pública e igualdad ante la ley. No sé qué tiene que ver la España eterna con la humanidad aureolada, pues no acabo de entender cómo sacar tantas conclusiones de un poema tan breve. En cualquier caso, esa España está tanto en los poemas de Celaya como en el discurso de Franco del 17 de Julio de 1936, es un liberalismo difuso que aún persiste en la España de hoy; véase sino el discurso de Rajoy del 1 de febrero del presente año.

Respecto a reasumir la Idea de España plasmada en el Imperio, creo que eso ya no es necesario. Primero, porque la Hispanidad tal como la conocemos hoy día depende no sólo de la realidad de ese Imperio, sino también de la holización de las naciones hispanoamericanas sufrida en el siglo XIX: a finales del siglo XVIII, Humboldt contabilizó 17 millones de habitantes en Hispanoamérica, de los que no más de 5 hablarían el español; a mediados del siglo XIX, había ya más hispanohablantes en América que en España. Esto es precisamente lo que hace contradictoria la Idea de Hispanidad en manos de sectores clericales: desde las ideas defensoras de la tradición cristiana que ellos propugnan, la Hispanidad no existiría, o más bien han usado de la labor de la izquierda liberal para expandirse por todo el continente americano. Lo que hay que asumir, en todo caso, es la realidad de una comunidad hispánica de 400 millones, tanto para bien como para mal, que está destinada a crecer aún más y que está disponible para que la utilice quien tenga suficiente amplitud de miras y medios (por el momento, EEUU).

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Muñoz Ballesta



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 194
Ubicación: Mazarrón (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 1:08 am    Título del mensaje: El PCE y España Responder citando

Los planes y programas del Partido Comunista de España son, por lo menos, sorprendentes. Habría que hacer una historia verdadera del partido comunista de España para poder comprender el comportamiento de la izquierda representada por el PCE hoy en día. ¿ Cómo puede defender , un partido que en teoría siempre ha sido de carácter "nacional y español" - ver La Pasionaria-, los intereses de los vascos y de los catalanes que no se consideran "españoles" y que ni quieren hablar el español?
Atentamente
Antonio
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 10:43 am    Título del mensaje: PCE neoliberal. Responder citando

Creo, Antonio, que ya te he contestado en parte en el Foro del Catoblepas: porque prima la <ética> sobre la moral...es imposible una ética “nacional y española”, ya que la ética sólo puede ser individual..., como individual y neoliberal es tu libertad.
Así, con la <ética individualista> es posible desmembrarlo todo para que prevalezca el neoliberalismo mazarroniano. No te extrañes pues, de que el PCE apoye todo lo que vaya en contra de lo colectivo, de España, de la moral, de las costumbres, &c. y es que también tú te me apareces como cortado por el patrón de la <bella individualidad ética> al arrebujarlo todo en tu batiburrillo de la santa Propiedad Cósmica...privada, muy privada. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Antonio Muñoz Ballesta



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 194
Ubicación: Mazarrón (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 11:00 am    Título del mensaje: EL partido comunista de España es ¿ liberal? Responder citando

EL PCE ¿ puede ser liberal? A principios del siglo XXI y en España pueden suceder cosas muy sorprendentes. Tan sorprendentes como la de que el PCE al hacerse separatista en Cataluña ( IU -los verdes que votaron abstención ante el plan de Ibarreche) se convierta en más "liberal" que el PSC de Cataluña y más aún que el PP de Cataluña, pero igual de liberal que CiU y el ERC. Parece como si las características que van definiendo la función-izquierda se hubieran separado cada una por su cuenta y se estén realojando cada una en " partidos" diferentes. La defensa de la Nación política en el PP y algo en el PSOE ( y les hace de izquierda liberal), la defensa de la propiedad privada en PSOE y PP ( y les hace de " derechas"), la defensa del Trono y del ALtar en PP y en parte en PSOE ( y les haces de "derechas"),... En fin, es todo bastante confuso.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 12:01 pm    Título del mensaje: No entiendo a Rodríguez Pardo Responder citando

No sé a qué se refiere Rodríguez Pardo.
En primer lugar no sé si niega las tesis que yo asumo (tampoco explicita las contradicciones en las que, supuestamente, caigo):
¿Se puede hablar de un único liberalismo ya en la España del XVIII? Si es así, por qué Jovellanos, por ejemplo, no se hizo afrancesado hasta el punto de apoyar a Napoleón? ¿Había una sola y homogénea Izquierda liberal en la España de la Guerra Civil? Si no es así, ¿A qué se debió su división (o, incluso, su enfrentamiento)? ¿Tiene algo que ver en dicha división la Leyenda Negra? Repito: ¿A que se debe el que, tal como lo veo yo, la gran mayoría de los izquierdistas (incluidos muchos liberales) no aprecien la historia efectiva de España y, consecuentemente, apoyen (en la práctica) proyectos de otras naciones (como Francia, Alemania o, incluso Marruecos, por no hablar de las naciones fraccionarias de dentro de nuestras fronteras peninsulares)?

Soy yo mismo el que ha dicho que no cabe hablar de un liberalismo homogéneo (incluido el de Franco o de Rajoy, como parece asumir, implícitamente, R. Pardo cuando sugiere que sus palabras se pueden interpretan en el sentido de un <<liberalismo difuso>>).

En segundo lugar tampoco entiendo lo que pretende afirmar. Yo no he tratado del incremento del número de hispanohablantes. Pero, en todo caso, ¿Cree Rodríguez Pardo que tal incremento se debe, tal cual, al <<liberalismo>>? Si hubiesen triunfado los <<afrancesados>> en la guerra de la Independencia se hablaría hoy Español en España? ¿Y en Hispanoamérica? ¿Por qué no se habla en Filipinas? ¿No tiene que ver (yo creo que mucho) el hecho de que España e Hispanoamérica hayan mantenido viva muchas herencias del Antiguo Régimen (incluido el idioma y, también, el catolicismo –aunque sea en su modalidad atea-)? ¿Es el liberalismo (¿cuál?) el que se enfrentó en Hispanoamérica a los intentos de otras potencias para conquistarla? ¿No tuvo nada que ver la misma religión católica? Pero, más aún, ¿Cree Rodríguez Pardo que España (también en Hispanoamericana: no olvidemos que España es una idea Transcendental, no sólo una entidad política sin proyectos transcendentales), y el español, se mantendrán si no se asocia tal persistencia a un proyecto político que, a largo plazo, se considere más racional y universalista que otros? ¿Está garantizada la lengua en Hispanoamérica o en España por el hecho de que seamos naciones políticas? ¿Acaso los Imperios no tienen nada que ver en tal dinámica? ¿Tiene <<el liberalismo>>, tal cual, tales capacidades? Yo creo que no. Y, por eso, considero que hay que saber reinterpretar críticamente lo que hemos heredado del Imperio Español mejor de lo que lo hicieron algunos liberales (como los afrancesados o los que se plegaron a la URSS), o como lo hacen hoy día otros muchos (dentro del PP también) como Ruiz Gallardón.
Reitero: ¿Se habla español en Hispanoamérica sólo gracias al liberalismo o al surgimiento de las correspondientes naciones políticas, a partir de virreinatos hispanos?.... R. Pardo parece sugerir que la <<izquierda liberal>> (sin matizaciones, ni precisiones) es la que ha permitido que el número de hispanohablantes aumente, pero, a la vez, sugiere que los EE. UU. pueden tener suficiente <<amplitud de miras>> para utilizarla (¿?).
Las conclusiones que saco del poema de Celaya no las saco, sólo, del poema mismo (lo cual sería absurdo), sino de muchos otros poemas, como los que analizo en El Catoblepas 35, y de supuestos que he intentado poner de manifiesto en tal artículo. Otra cosa es que tales supuestos sean acertados. Pero, de momento, Rodríguez Pardo no me hace ver lo contrario.

Un cordial saludo. Antonio Sánchez.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 12:04 pm    Título del mensaje: España del XIX Responder citando

Está claro que donde hablo de la <<España del XVIII>> quise decir <<del XIX>>.

Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 1:14 pm    Título del mensaje: Intenciones y realidades Responder citando

Estimados amigos:

Al «inquisidor» Antonio Sánchez le puedo responder a su conjunto de inquisiciones de forma simple. En primer lugar, liberalismo en su sentido político es un invento español, como reconocen diversas fuentes (entre ellas el afrancesado diccionario Lalande), y empieza a utilizarse en política en 1810 para caracterizar a los miembros de las juntas que apuestan por lo que posteriormente sería la constitución de 1812. Respecto a los múltiples «afrancesados» hispanos, no sólo españoles, y sus presuntos deseos de imponer el francés, simplemente le voy a señalar un ejemplo: no sólo había influencia de la revolución francesa en las revoluciones hispanoamericanas (muchos hablan de Feijoo como inspirador de la independencia de Hispanoamérica, por lo que señala en su discurso «Españoles americanos»), sino que en algunos lugares, como en Argentina, se pensó en el francés como idioma nacional. Resultado: hoy en Argentina todos hablan español, salvando algunos mínimos reductos de hablantes de lenguas indígenas. Un buen ejemplo de cómo las intenciones y los deseos, aun siendo producto de proyectos políticos, no pueden imponerse sobre una realidad en marcha.

Debo concluir que si Antonio Sánchez no me entiende, menos le entiendo yo a él. Yo nunca he dicho que el liberalismo sea, como Idea, lo único que ha propiciado que se hable español en Hispanoamérica. Lo que he dicho claramente, y no sólo en este tema sino en varios, es que fueron los liberales quienes efectuaron el proceso de holización que da como resultado que haya 400 millones de hispanohablantes hoy día. Ahora Antonio Sánchez puede seguir creyendo en las ideas que más le convengan, eso a mí no me altera lo más mínimo.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Muñoz Ballesta



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 194
Ubicación: Mazarrón (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 2:25 pm    Título del mensaje: Un dato Responder citando

Que el liberalismo político es cosa de los españoles- como bien dice R.Pardo- se puede comprobar históricamente: en la Constitución de 1812- en la Pepa- se habla de los españoles de uno y otro continente.
El liberalismo español siempre defendió la unidad de la Nación, de la NAción política.
¿ Habrá abandonado ya el PCE su "internacionalismo" y sigue sin entender el liberalismo? ¿ Confunde el federalismo con el liberalismo?
Que se lean, los dirigentes del PCE , el libro de G.Bueno: EL Mito de la Izquierda.

Atentamente
Antonio
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Dom Feb 06, 2005 2:53 pm    Título del mensaje: Persiste la inquisición en busca de <<lo que queda de Responder citando

Me has contestado de una manera tan simple que no me has contestado (a lo que realmente te preguntaba). Yo no niego las raíces hispanas del liberalismo (en general), pero ¿Es el liberalismo algo homogéneo? ¿Por qué se enfrentaron los liberales de ambos frentes en la guerra de la independencia o en la guerra civil?
Al menos parece haber quedado claro que la transformación de la constitución (systasis) de España como nación política, y el hecho de que hoy hablen español 400 millones de personas, no se debe sólo al <<liberalismo>>, sino a múltiples desarrollos científicos y culturales que propiciaron la holización, pero con plataforma en España (en su política, sobre todo), que ya existía en el Antiguo Régimen, del que, por lo tanto, algo habremos heredado para posibilitar su persistencia hasta ahora.
Yo no he dicho que los deseos se impongan a una realidad en marcha. Todo lo contrario. Si el francés (con todo lo que implica y tiene detrás) no se impuso en España o Hispanoamérica precisamente sería porque persistían realidades (heredadas del Antiguo Régimen español, aunque transformado por el proceso holizador) que se <<resistían>> al cambio. Y entre esos factores estaba el aprecio por la historia política efectiva del Imperio español (a través, también, del <<catolicismo español>>), y sus resultados ¿Garantiza <<el liberalismo>>, hoy día, la persistencia de España? ¿Lo garantiza alguna otra izquierda, sin más? Yo creo que no. ¿Y tú?
¿Te identificas con el liberalismo de todos los que se hacen llamar <<liberales>>? Si no es así, ¿Por qué?

Un cordial saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> España Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Página 1 de 4

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán