nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Sobre la dictadura.
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Marcos R. Márquez



Registrado: 15 Abr 2004
Mensajes: 166
Ubicación: Sevilla

MensajePublicado: Mie Ene 26, 2005 7:40 pm    Título del mensaje: La soberanía del País Vasco. Responder citando

Estimados compañeros:

Permítanme un pequeño comentario sobre la frase de Molina que ya ha comentado Vega: "<...a lo mejor no quiere ni la Soberanía, sino más autoridad.>". Creo que Molina lo ha planteado como una hipótesis que, hasta en el contexto en el que va, parece que ni él mismo se cree (se muestra escéptico). Obviamente no es muy creíble porque si leemos el célebre Estatuto Vasco de Ibarreche, en el Artículo 13 (Ejercicio democrático del derecho a decidir. Título I: Del régimen de relación política con el Estado español y sus garantías), nos encontramos con esto:

3. Cuando en el ejercicio democrático de su libre decisión, los ciudadanos y ciudadanas vascas manifestaran, en consulta planteada al efecto, su voluntad clara e inequívoca de alterar íntegra o sustancialmente el modelo y régimen de relación política con el Estado español, así como las relaciones con el ámbito europeo e internacional, que se regulan en el presente Estatuto, las instituciones vascas y las del Estado se entenderán comprometidas a garantizar un proceso de negociación para establecer las nuevas condiciones poíticas que permitan materializar, de común acuerdo, la voluntad democrática de la sociedad vasca.

Ya sé que esto no dice explícitamente que los vascos van a romper el hipotético régimen de Estado libre asociado, pero es una vía de escape que está ahí y por la que se asegurarían la independencia total. Esto puede darnos a entender que el Estado libre asociado sólo sería un paso en la consecución del objetivo final. Creo que abrir la puerta del Plan Ibarreche sería meternos en un proceso de entrega absoluta del País Vasco a los que apoyan el Plan Ibarreche.

Cordiales saludos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Mie Ene 26, 2005 11:38 pm    Título del mensaje: Esencia de lo político. Responder citando

Lo de Don Pelayo, lo digo yo, para exagerar.

Veamos: que el presente depende del pasado es evidente y sólo puede significar aquí que sólo hay un Pueblo, una Nación y una Soberanía. Esto ya lo sabemos todos...Y dice R. Pardo:
Cita:
<...y la Constitución depende de una correlación de fuerzas que, mientras no se vea alterada, no podrá llevar a cambios de régimen.>


No, no...Si lo que yo afirmo es que con la correlación actual de fuerzas (con el PP como oposición), efectivamente no se podría cambiar por no bastar la mayoría absoluta para ello...Pero el asunto no es ese...el asunto como problema (gnoseológico si quieres) es preguntarnos sí es posible cambiar o deshacer España conforme marque la Ley, conforme diga la misma Constitución. Y R. Pardo parece sostener que desde esta Constitución eso no es posible, pues dice:

Cita:
<Lo que no quiere decir que, desde esta constitución, pueda seguir ahondándose en la separación entre regiones ricas y pobres, de forma plenamente «legal y legítima»
¿Entonces? ¿Se puede o no se puede? Yo afirmo que sí se puede............
Cita:
......Porque si razonamos desde la perspectiva formalista, o bien reconocemos que todo lo que aprueba el legislativo es conforme a Derecho, o bien señalamos que las leyes no son más que una simple cobertura de una voluntad capaz de deshacerlas a su arbitrio. Entonces, la legitimidad de ZP no estaría en saltarse la ley o no, sino en hacer lo que le diera la real gana. ¿No podría ser ZP ese dictador que reclama Felipe Giménez y que, desde su arbitrariedad, bien podría salvar España?>

¡Es que es evidente que todo lo que aprueba el Legislativo es conforme a Derecho! Es más: Yo lo que he afirmado es que el Legislativo puede modificar la Constitución misma para la destrucción misma de España. Destruir España -o construir otra cosa diferente a esto que ahora tenemos-, no ya sólo desde el Derecho, sino desde aquella voluntad que es previa a toda Constitución (¡El Estado soy yo! de Sieyes), y que crea un nuevo Derecho, una nueva Constitución, o modificación de ella de tal magnitud que su efecto sería el mismo: otra España, por ejemplo federal.

¿Puede o no puede?
Claro que hay aquí que suponer o una rendición del PP o una total demonización del PP y su ruina como partido de diez millones de votos. En eso están los del PSOE trabajando, y eso aún -gracias a Dios-, no es una correlación actual de fuerzas que lo permita. Aún no es así y esperemos que nunca sea así.

Y sigue R. Pardo:
.
Cita:
......Porque si razonamos desde la perspectiva formalista, o bien reconocemos que todo lo que aprueba el legislativo es conforme a Derecho, o bien señalamos que las leyes no son más que una simple cobertura de una voluntad capaz de deshacerlas a su arbitrio. Entonces, la legitimidad de ZP no estaría en saltarse la ley o no, sino en hacer lo que le diera la real gana.>

Desde la hipótesis abstracta en que yo he planteado el tema, a saber, que el PSOE y sus aliados logran tres tercios de las Cámaras (o lo que mande la Constitución)...está muy claro que eso es así: que lo que aprueba el Legislativo va de modo absoluto a misa, y que es muy cierto que las leyes no son más que una simple cobertura de una voluntad capaz de deshacerlas a su arbitrio.........cuando esa voluntad o arbitrio tiene una mayoría suficiente para cambiarlas en el Parlamento. Porque aquí ya no estaríamos ante un mero arbitrio, sino ante una mayoría cualificada para modificar la Constitución, y con ella a España entera......y claro que eso es “su real gana”, por eso es real: porque puede, y es “gana” porque es humana, del PRISOE o de quién sea.
Cita:
< ¿No podría ser ZP ese dictador que reclama Felipe Giménez y que, desde su arbitrariedad, bien podría salvar España?>


Efectivamente, lo sería!, aunque lo de “salvar” o “perder” es ya un juicio de valores. ¿Qué más da coger el poder por los cuernos que por el rabo?

¿Hay algo que se lo impida una vez lograda la derrota del PP o su rendición? NO, nada hay que se lo impida. ¿entonces?... ¿“señalaremos que las leyes no son más que una simple cobertura de una voluntad capaz de deshacerlas a su arbitrio.?....¡¡¡Pues claro!!!...¡legibus solutus!

Ya que pensar otra cosa es el núcleo del fundamentalismo democrático. Nada más.

Pues si el análisis (hipotético) que hago es cierto, esto nos lleva al dictador ZP...o a otro cualquiera, pues una vez anulada la Carta Magna y puesto el Poder en su absoluta desnudez, como voluntad política, como aquello de:
Cita:
<El Estado soy yo!> de Sieyes, es lo idéntico a su “voluntad nacional” que es pre-constitucional (como dice Felipe), porque ella es el origen de toda legalidad. -Austral Nº 187. pág. 214).>
, como ya dije.

¿Se me comprende?
Pues así como la doctrina de la soberanía divina acabó en la monarquía absoluta, la teoría de la soberanía popular conduce primero a la soberanía parlamentaria y, al fin, al absolutismo plebiscitario, como decía Bertrand de Jouvenel (El Poder. Editora Nacional. Madrid, 1974. pág. 36).
De todo esto se pueden tener dos posturas: la que en estos asuntos se mofa de las Leyes por no idolatrarlas..., y la postura de los que no creen que las “leyes no son más que una simple cobertura de una voluntad capaz de deshacerlas a su arbitrio”, que postulan que las leyes son la “representación de la voluntad general”..., y ésta máscara, ésta patina, es el barniz propio del núcleo del fundamentalismo democrático.

Partimos de la dictadura como meollo de la sociedad política y hemos vuelto a ella dando un rodeo y pasando por la democracia... En el entreacto, la revolución que significa la posibilidad del cambio de gobierno gracias al sufragio universal, ha ejercido su dictamen, y ha sido conformada y modelada paulatinamente por mor de la eutaxia...gubernamental.

Falta saber qué resultará de todo esto realmente, en la realidad, por mor de la eutaxia política basada en las prólepsis reales en curso...pero se mire como se mire siempre nos topamos con que el núcleo de la sociedad política no es ciertamente siempre un “empujar”, pero sí es siempre dictatorial...siempre es dictadura, por muy bellas que sean sus formas y maneras: ¡legibus solutus!
¿De verdad aún es posible que alguien crea aún que las “leyes son -algo- más que una simple cobertura de una voluntad capaz de deshacerlas a su arbitrio”... una vez - como queráis- tenga (el dictador parlamentario o el dictador individual) toda la fuerza y toda la capacidad para hacerlo?

Esta sigue siendo la cuestión, si es que hay algo más que discutir. Y esto al margen de las acusaciones de sustancialismos y similares, pues si no logro dejar de ser sustancial, creo es perdonable, ya que lo esencial se me entiende perfectamente.

Dicho en plata: ninguna necesidad hay de despotricar contra la posibilidad real de una dictadura, porque la realidad es un dictadura, una eterna dictadura que sólo a veces se disfraza de democracia, de “voluntad general” o “popular”. La diferencia no está en su esencia como dictadura, sino en su forma, en su más o menos bonita forma justificadora...
Cita:
<Entonces la ley que salga del poder legislativo español, sea del signo que sea, aunque bendiga el Plan Ibarreche, como es la voluntad del soberano ZP (el legislativo controla al ejecutivo en España), no hay preocupación que valga, porque España queda segregada del análisis político en pos de la voluntad absoluta del gobernante. Siento mucho que se irriten algunos por leer estas cosas, pero todo lo que aquí digo lo deduzco de sus principios filosófico-jurídicos, no de mi simple arbitrio.>


¿Pero qué tiene que ver tú análisis político (o el mío) y muy legitimo con todo esto? Podemos pensar políticamente con nuestra libre voluntad lo que deseemos y queramos; pero saber esto, si es cierto (y yo pienso que lo es), más nos ayudará a pensar que no perjudicará, digo yo.
¿Y por qué alguien se habría de irritar por leer eso? ¿Es que es falso lo que he dicho?, pues si se piensa que es falso lo que hay que hacer es discutirlo, y ya está. ¿Acaso R. Pardo podría o querría mantener que es preferible cualquier cosa antes que consentir la legalidad, o sea, antes que consentir una “ley que salga del poder legislativo español, sea del signo que sea, aunque bendiga el Plan Ibarreche? ¿Desea otra cosa? ¿Y esa cosa como se llama? ¿Y si no desea eso qué es lo que desea?
Porque no les quepa duda ninguna: suponiendo una mayoría suficiente del PSOE y aliados en las dos Cámaras, es muy posible acabar con España, o modificarla sustancialmente...Eso hay que admitirlo como correcto jurídicamente, o...comenzar a poner en práctica alguna voluntad que se le oponga extralegalmente, ya que la legalidad sería hipotéticamente de ellos y estaría enteramente en sus manos. ¿Y a eso “extralegal” cómo se le llama, señores?...¡Se le llama dictadura!

Y me despido con un recuerdo: que todo lo dicho se refiere al momento esencial del Poder Constituyente, a lo que podríamos llamar la alta política interna...o sea, que no me salgan ahora con algo así como la “libertad de expresión” o simile y de que esta democracia es mejor que la dictadura, pues a todo el mundo le gustan más los buenos modales que no los malos. Adiós.

P.D. No he podido ver al secesionista del Ibarretxe en la TV, sólo el final...Qu él se pone, y pone a su “cámara vasca” junto con el llamado “Pueblo Vasco”, al mismo nivel que el Parlamento y el Pueblo español. Esto ya lo sabián ustedes, claro. Y también lo sabe él.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Andrés González Gómez



Registrado: 11 Ene 2004
Mensajes: 56
Ubicación: Alicante

MensajePublicado: Jue Ene 27, 2005 5:14 pm    Título del mensaje: Responder citando

El progressus tiene un límite, pero el reconocimiento de ese límite como no contradictorio con la identidad que se desarrolla, implica suponer, siquiera virtualmente, la continuación indefinida del proceso de desarrollo, pues es esta virtual continuación indefinida la que sí resultaría, entonces, contradictoria con el límite. El problema viene si, por el contrario, reconocemos dicho límite como contradictorio con la identidad, pues en este caso estaríamos "obligados a detener" el proceso antes de alcanzar el límite en una "estrategia" de involución.

Del mismo modo que la España realmente existente se incorpora a una biocenosis asociándose libremente a un conjunto de Estados que progresa hacia el límite de su unidad política, las partes de España pueden des-unirse progresivamente para a continuación asociarse libremente unas con otras dando lugar en el límite a la configuración de una biocenosis.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Andrés González Gómez



Registrado: 11 Ene 2004
Mensajes: 56
Ubicación: Alicante

MensajePublicado: Vie Ene 28, 2005 12:54 am    Título del mensaje: Responder citando

Saludos,

Rodríguez Pardo ha reducido al absurdo mi anterior mensaje partiendo del supuesto de que yo afirmo lo que niego. Ha debido ser un descuido, y no descarto que el mismo haya podido ser motivado por la falta de claridad de mi exposición anterior. Veamos: Yo afirmé que el progressus tiene un límite (y no que no lo tiene). Después, que ese límite no se alcanza, pero que se progresa hacia él porque no se le reconoce como contradictorio o incompatible con la identidad procesual. Seguidamente, afirmé que si se alcanzara el límite, lo contradictorio sería prolongar indefinidamente el proceso por el que se habría configurado, pues efectivamente, el límite dado implicaría el paso a otro género. Por tanto, para reconocer al límite como no contradictorio con la identidad en proceso, es necesario considerar a éste como "virtualmente indefinido".

En el ejemplo que puse, los límites inalcanzables son: por un lado, la configuración de Europa como una unidad política (un Estado) y, por otro, la configuración de España como una biocenosis.

Desde esta perspectiva del progressus me resultan inteligibles las posiciones de quienes se oponen a la posición de Felipe Gimenez, la cual me resulta inteligible en la perspectiva del regressus, según la cual, el límite sí se alcanza y resulta ser una configuración contradictoria o incompatible con la identidad procesual, siendo necesario, por ello, detener el proceso antes de llegar al límite en una estrategia involutiva.

Pero en fin, he de confesar que empieza a aburrirme esto de tomar en serio e intentar entender teóricamente lo que ha dicho un señor al que sus propios amigos consideran poco menos que un psicótico nihilista resentido.

Adios.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Ene 28, 2005 9:15 am    Título del mensaje: ¿Paso a otro género? Responder citando

Creo que entre tanto progresus regresado y regresus progresado la realidad del peligro de secesionismo o de cualquier otra nueva situación para España, ha quedado olvidada en una neblina muy materialista, pero neblina al fin y al cabo.

Así R. Pardo, dice, seguramente con muchas de sus razones, que :< El progressus hacia la España actual desde sus fundamentos históricos no es ilimitado>...¿Esto quiere decir que las causas del pasado nos han llevado a esta España presente y no hacía otra?, o sea que:< Mientras haya España, el objeto del regressus y el progressus es
explicar España, no otra cosa.>
....¿Ya está? ¿A esto se reducen las preguntas que yo he hecho sobre la posibilidad desde la legalidad de hundir este país?

Que lo que luego venga sea o no sea una biocenosis, o una agregación de partes suyas a Francia o Alemania, o un Estado confederado (por muy políticamente absurda que sea esta posibilidad), o que si se desmembra ya no sería España, esto es o sería un resultado acaso de esa posibilidad legal de la que he hablado...pero eso nos saca de la cuestión que yo he planteado, y para la cual pido una respuesta concreta, no una divagación metodológica de como tratar a España, que eso al Ibarretxe le importa un carajo por mucho que se “hubiera desbordado -por nosotros- el género”.
Si llegar al limite es llegar a esta España actual, eso ya lo sabemos y no es un problema para nadie, pues precisamente el Sr. Ibarretxe y la “vía catalana” lo que parecen desear es exactamente traspasar esos limites aunque para ello tengan que acabar con la eutaxia de España como “la verdad de la política”.

Creo que tengo derecho a que se me conteste a mis anteriores mensajes sin ambigüedades ni escabrosidades metodológicas; que se me conteste en los términos en que yo he planteado el problema desde el comienzo de este tema, que recuerdo era, <sobre la dictadura>. Esta respuesta podría sintetizarse en una respuesta a esta sola pregunta ya hecha:

<< ¿Acaso R. Pardo (o cualquiera) podría o querría mantener que es preferible cualquier cosa antes que consentir la legalidad, o sea, antes que consentir una “ley que salga del poder legislativo español, sea del signo que sea, aunque bendiga el Plan Ibarretxe? ¿Desea otra cosa? ¿Y esa cosa como se llama? ¿Y si no desea eso qué es lo que desea? Porque no les quepa duda ninguna: suponiendo una mayoría suficiente del PSOE y aliados en las dos Cámaras, es muy posible acabar con España, o modificarla sustancialmente...Eso hay que admitirlo como correcto jurídicamente, o...comenzar a poner en práctica alguna voluntad que se le oponga extralegalmente, ya que la legalidad sería hipotéticamente de ellos y estaría enteramente en sus manos. ¿Y a eso “extralegal” cómo se le llama, señores?...¡Se le llama dictadura!>>

Porque si bien es verdad que España es España, y que su “verdad” es la verdad de su eutaxia política en cuanto tal, no hay que olvidar, que si bien <La categoricidad de una ciencia corresponderá a la soberanía de una sociedad política.>, esto es, a la verdad de su eutaxia...hay que tener en cuenta que...<Esta analogía se mantiene sin perjuicio de las diferencias de la praxis política y de la construcción científica, de la prudencia y de la ciencia.> http://filosofia.org/filomat/df587.htm, o sea, sin perjuicio de las intenciones segregacionistas o separatistas...que están ahí, como metábasis (*),y a las cuales no se les puede contestar con un “Perdone usted, Sr. Ibarretxe, que lo que usted nos pide no se le puede dar porque eso implica el paso a otro género”.

Pues es eso acaso -si así prefieren-, lo que desean los nacionalistas y separatistas: pasar a otro género, a otra España...o modificarla si vencen..., y cuyo resultado por esta lucha interna y a raíz de esta lucha interna no tiene por qué dejar de ser una <biocenosis> de lo que sea.
Y es que, diga lo que diga ese método, el “resultado” de todo esto, de esta “identidad en proceso” será más o menos cercano o lejano, pero es, desde luego, como todo proceso, un proceso “indefinido”, indefinido por su entronque en el mundo, sea Europa, o sea otra cosa cualquiera, o sea su perseverar en sí mismo como derrota del Plan Ibarretxe.
La cuestión no es saber si “pasamos a otro género”. La cuestión es saber si dentro de este “genero”, si dentro de esta España es posible su destrucción desde la legalidad -por ahora hipotética- por el procedimiento de las mayorías cualificadas en el Parlamento de Madrid. O sea: saber si el Bien General puede ser vulnerado desde la legalidad, o si la legalidad, haga lo que haga, es fiel reflejo del Bien General sea éste el que fuere. Si se debería <“detener el proceso antes de llegar al límite”>, como dice Andrés Gómez, o si nada se puede o debería hacer...,si esto lo pueden arreglar o estropear los líderes civiles, o lo pueden o han de arreglar de malas maneras los militares, como dice hoy en El Mundo Jiménez Losantos, que se hubo de hacer en 1936: meter una dictadura para acabar con la metábasis.

El que esto sean hipóstasis no les quita su valor en tanto preguntas teóricas, pues si de la práctica hemos sólo de hablar, lo que debemos hacer es callar; puesto que aquí no practicamos nada, o que lo único que practicamos son teorías.

Las preguntas están en mis mensajes anteriores y pido sean contestadas en los términos en que están hechas. No se me vayan por los cerros del progresus/regresus, que no todos sabemos tanta `cencia´, y habré de entender que si no contestan escuetamente a mis preguntas, es que están enganchados en ellas. Adiós.

------------

(*)Figura o estrategia, en la línea del progressus, de la dialéctica procesual divergente [100-103]. En la metábasis, el desarrollo de identidad (según su ley propia) conduce a una configuración que se encuentra «más allá de la serie» (metábasis eis allos genos) y que, aunque no es contradictoria en sí misma, implica la resolución del proceso por «acabamiento» (la continuación indefinida del proceso de lo mismo sería incompatible con este límite).

Modelo I.1. La serie decreciente de elipses, según su distancia focal, lleva por metábasis a la circunferencia, porque se hace incompatible con la prosecución del proceso (lo «mismo»–las elipses– se hacen otro –circunferencia–).

Modelo I.2. La serie de circunferencias cuyos centros van desplazándose a lo largo de la recta que contiene al radio perpendicular a una tangente se resuelve, por metábasis, en la recta-tangente («otro género» de la curva).

Modelo I.3. El argumento de la dicotomía (el atleta en el estadio) conduciría, por metábasis, al reposo.

Modelo I.4. Situaciones muy nítidas las encontramos en el campo de la evolución de los organismos. Tomemos, como «esquema de identidad», el constituido por una especie mendeliana (un esquema definible por la recurrencia o re-producción de sus individuos según una estructura propia). Una especie A va desplegándose en subespecies B,C,D,E,F (que son, entre sí, por tanto, coespecies: [A,B], [A,C], [A,D]... [B,C]...). Las coespecies mantienen el esquema de identidad. Pero al llegar a un determinado punto crítico resultará que dos subespecies dadas (pongamos [B,G]) dejarán de ser coespecies, si en ellas hemos llegado a «otro género»; serán ya especies distintas, no coespecies, y no podremos escribir [B,G]. Advertiremos que no se trata sólo de un caso de no transitividad de las relaciones de semejanza, pues las coespecies no solamente están relacionadas isológicamente, sino sinalógicamente (por las relaciones de reproducción) [36, 95]; lo que se ha interrumpido son las relaciones sinalógicas (podríamos poner, por ejemplo, el desarrollo de la salamandra californiana, en Satina; el desarrollo de las variedades de pinzones, &c.). {BS19 48 / ? CC
316-333}

En: http://filosofia.org/filomat/df104.htm
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Juan A. Rodríguez Molina



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 306
Ubicación: El Escorial (Madrid)

MensajePublicado: Vie Ene 28, 2005 1:53 pm    Título del mensaje: La Soberanía Trascendental Responder citando

Creo que la Soberanía que Vega busca (o buscaba) definir se le escapará siempre de entre las manos como un pez porque traspasa los límites de la realidad aprehensiva; está al otro lado, pertenece a la MT. Ni Luis XIV o el soberano "absoluto" que queramos, poseía tal grado de Soberanía. ¿He de recordarle el revuelo que causó Juan de Mariana cuando dijo que si el rey no cumplía...? Pues no sólo no estaba inventando nada (a más de un faraón se le había aplicado ya), sino que, quizá por ser de cajón, nadie consiguió refutarle convincentemente. Más acá de la frontera de la MT no hay nada absoluto; de hecho el "absoluto" en un pensador es como una piedra en el zapato de un caminante: terminará teniendo que quitársela.

Ahora bien, el puñetero espíritu jurídico del genio romano no es una piedra en el zapato, sino un muro delante del camino que no se ve por dónde saltar o rodear. La Ley es como la Hidra de Lerna; "trabajo de Hércules" para el que necesitó ayuda (Yolao) y auto-envenenarla, por así decirlo. No aceptar la superioridad del Derecho, por ahora (y teóricamente), se me antoja más un trabajo de Sísifo que de Hércules.

¿Dónde está escrito que el Legislativo pueda hacer lo que le dé la gana? Más bien está escrito lo contrario y, de hecho, más de un proyecto de ley ha tenido que rectificarse; y si en todo caso, pasa, pasa a ser ley; y, desde entonces, sólo le toserá otra ley. Las leyes no se hacen como churros, como, eso sí, pretende a veces el Legislativo. El propio sistema democrático, consciente de las "alegrías" de unos y otros poderes, contempla y realiza su división para que unos limiten a los otros: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Que el pueblo sólo elija a uno de ellos y deba aprender chino para controlarlo, entra en aquello de lo que se quejaba García-Trevijano (que ahora recuerde): en España gozamos de todas las libertades, excepto la política. Si nuestra libertad política se limita a que en la Constitución ponga que el poder emana del pueblo y a elegir (a ciegas) a quien nos represente para ejercerlo, por supuesto nunca sabremos dónde hemos ubicado la Soberanía. Yo veo al pueblo por la calle todos los días; muy soberano no le veo no, pero le veo, cosa que no hago con la Soberanía. Y menos con la de Vega. Por supuesto, si asimilamos un ciudadano a una oveja, yo no tengo nada más que decir aquí.

Parece que, no obstante, estoy dándole la razón, en cuanto a que, vistas así las cosas, el Legislativo podría partir España o desmembrarla hilando más fino que el Judicial y saltándose al pueblo a la torera. Tan difícil veo hilar más fino que los especialistas en hilar, que más bien sería llegar a "las malas", o sea, a que el pueblo dejara de ser Ideal para pasar a ser vil populacho o héroe; o sea, a devolverle la Soberanía. (Ciertamente, es el Legislativo quien elige a sus contrapesos, pero lo que pretende posible Vega requeriría un acuerdo/consenso imposible: un partido único)

Por otra parte, Vega parece olvidar que un simple grupo de niños, para jugar a algo que se les acabe de ocurrir, instaura unas normas. De lo contrario no habrá juego, sino pelea. El caso es que los niños no dan más importancia a las normas que al juego, pero los mayores, como son más listos, sí lo hacen. Por eso lo niños inventan juegos y los mayores juegan a lo que hay. Hasta que "se rompe la baraja". "Fundamentalista democrático" será el que piense (y se lo crea) que la Soberanía reside en el Legislativo porque es el que ha elegido el pueblo. Sin embargo, a quien horroriza la dictadura es al político, no al pueblo; con ella el político no puede jugar. La dictadura es el fin de los jueguecitos políticos. ¿A qué se somete un dictador? A la Ley. La política no es un juego de niños. Cuando vea que se cumple, podrá irse a plantar coles; si él no la cumple, irá a criar malvas. Lex dura, sed lex. (Otra cosa es que la Ley permita más o menos libertades).

La Soberanía ha de estar en lo colectivo, rozando lo absoluto, y lo más colectivo, no absoluto, que hay es el Derecho. ¿Hemos olvidado que para pasar del Régimen anterior a la Democracia actual, con reforma pero sin ruptura, fue necesaria una ingeniería legal de lo más fina? ¿No nos hemos dado cuenta, tampoco, de que pasar de Rey a Ley implica una secularización? ¿No «Se dejó a Battos —según Heródoto—, descendiente de los reyes, al cuidado del culto y la posesión de las tierras sagradas; pero se le arrebató todo el poder de que sus padres habían gozado»? Aristóteles lo explicaba: «Como los reyes se mostraron orgullosos y duros en el mando, la mayoría de los griegos les despojaron del poder y sólo les dejaron el cuidado de la religión» (Política, III).

La Ley es, al menos en teoría, una traducción escrita de la Moral; un pueblo práctico, pragmático, no dejará a la libre interpretación de nadie las normas de un juego tan serio. El mayor parecido del Derecho con lo absoluto es que su poder es anónimo; la máxima autoridad no la tiene nadie, no descansa en ningún sujeto/s concreto/s. No hay cabeza que cortar. Es lo más parecido posible, real, a un Absoluto: Cambiando, reposa. Como (y con) el Estado. Otra prueba de su falta de absolutividad es que hay situaciones en que esa autoridad desciende a sujetos concretos (más bien grupos de sujetos); es lo que he dicho del dictador (una concentración de poderes), pero recuerdo también un caso, en principio de lo más opuesto: Cataluña, 1936. Resulta que la autoridad les cae a los anarquistas. ¿Revolución Social? No, tres ministerios. Otro, distinto: España, 1808. Mucha Ilustración, pero se rebusca hasta en Las siete partidas.

Todo esto, creo yo, ayuda a pensar que la Política no se basa, como dije, en el poder, sino en la relación de lo público y lo privado. La familia es la organización política más simple; ya en ella hay conflictos entre lo público (familiar) y lo privado (individual); en una tribu, además de éstos, aparecen los conflictos entre familias... y así, sucesiva y ¿geométricamente? ¿aritméticamente? ¡¿exponencialmente?!...

Los "nacionalistas" quieren emanciparse; otros, reclaman un pater familias; las leyes contemplan permitir familias con personas del mismo sexo... ¡Este es el lío, no que aquí nos expliquemos mejor o peor!

No lo he dicho, pero es evidente: sin libertad política la traducción de moral a ley dejará mucho que desear —por decirlo de buenas maneras. Sobre todo si se da rienda suelta al resto de "libertades". Da la impresión de que se pretende que la autoridad no tenga ninguna responsabilidad (derecho sin deber), lo cual no lleva al absoluto sino al absurdo. Que tampoco andan muy lejos. ¿Por qué van a ayudar unas Comunidades Autónomas a otras? ¿Por qué voy a preocuparme yo por los problemas de los demás?... ¡Cuánta estulticia! Si nos cargamos a padre, tendremos que ocuparnos de la hacienda; digo yo.

Lo que hace la Modernidad es quitar el poder a Dios y divinizar el Poder. Tal es el "viaje a ninguna parte" de la Teoría Política. Cambiar mayúsculas.

El Estado es una institución, la Soberanía es una teoría. Teoría que han ido construyendo los que pelean por el poder, no los que buscan comprender la política. Éstos han de partir de individuo-sociedad, aquéllos van derechos a la soberanía, es decir a identificar el principio con el ejercicio del poder, que es lo que les interesa. La Política existe de siempre, la Teoría Política arranca en el s. XVI; igual que la noción de Soberanía. El príncipe es la aportación de Maquiavelo. El liberalismo (con su "peculiar" noción de individuo) y la industrialización (vencidos los conflictos que crea) hacen el resto para llegar al Estado de Derecho: una mezcolanza de institución y teoría. Aceptemos la noción de soberanía, ya que ha surgido, pero no la ubiquemos donde quieran algunos porque quien ejercita el poder no es la fuente de poder. Pretender tal cosa es vender la piel del oso (Política) antes de matarle.

Nuestros ínclitos políticos pretenden que sigamos cantando Libertad sin ira (¡y que vayamos a Eurovisión con ella!), en lugar de exigir libertad política.

¡Salud! que falta nos va a hacer.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Joaquín Robles López



Registrado: 18 Oct 2003
Mensajes: 275
Ubicación: Caravaca (España)

MensajePublicado: Vie Ene 28, 2005 1:58 pm    Título del mensaje: Eutaxia, dictadura y herramientas inadecuadas Responder citando

Es de agradecer la última intervención de José Manuel que pone las cosas en la dirección correcta. En primer lugar por la crítica a la utilización "sui géneris" que hace A.G.G. del circuito lógico, identificando la negación de la posibilidad de la dictadura felipesca "en progressus" y a la propia dictadura "en regressus" (confieso que esto me parece más un dislate que otra cosa: ¿no sería más adecuado hablar de anámnesis y prolepsis por ejemplo? ¿No habría que hacer explícita la conjunción entre ambos conceptos?. En fin: me dá la impresión de que lo que hace Andrés es análogo al cirujano que pretende operar un tumor usando un libro de anatomía como bisturí. Un error en la elección de las herramientas).
Respecto a la eutaxia: una sociedad eutáxica durará más que una distáxica en términos generales. Pero no será más eutáxica por durar más sino que durará más por ser más eutáxica. Es inútil ( y aun absurdo) intentar fijar los límites en la duración. Aquí no hay ciencia media que valga. Pero hemos de ir pensando en el fin consuntivo como límite final: de modo análogo a como "sabemos" que vamos a morir y a dejar de existir como organismos individuales a pesar de gozar de buena salud cuando lo "sabemos". ¿Ha llegado la hora final de España? (Hace bien Rodríguez Pardo al recordar la antigüa Yugoslavia) ¿se podría seguir llamando España a esa absurda federación post-rupturista que postulan los Ibarreches y Maragalles de turno?. A mi juicio no. Tampoco podemos apelar a ninguna dictadura salvadora (esto es un delirio de Felipe, un desahogo suyo que González se toma en serio "en regressus" (?)): cabe, sin embargo, tomar partido por quienes quieren reformar la constitución en el sentido contrario al del secesionismo. Amplos sectores del PP están de acuerdo y tampoco es descartable que ciertos sectores muy minoritarios (pero algo es algo) del PSOE no vieran como necesaria una reforma tal. Siguiendo con el símil salud-enfermedad: los virus campan a sus anchas por las venas de España pero no hay que descartar la recuperación porque todavía quedan defensas. Reconozco, no obstante, que el enfermo está en la UCI desde las bombas marroquíes del 11M.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Ene 28, 2005 9:59 pm    Título del mensaje: Eutáxia distáxica. Responder citando

Salud y ¡Viva España!

Molina: para la reforma de la Constitución por cualesquiera de los que determina la Ley, con dos tercios de ambas Cámaras más el referéndum basta (Art. 168) (y es mucho, claro es) pero eso no es imposible de conseguir si el PSOE lograse romper el “bloque” del PP en grupúsculos o lograse desbancarlo totalmente con su estrategia de la criminilización.

Sobre sí la soberanía es o no una teoría...digo que todo esto es y son teorías, del Estado, de la eutaxia, del poder, de la soberanía, de la democracia, de la dictadura, del materialismo, del MF, etc.
Empero respecto de la soberanía, habrá que reconocer por el Art. 9, que “los ciudadanos y los poderes públicos...están sujetos al ordenamiento jurídico”, ordenamiento que designa por su Art. 8, que “las fuerzas armadas...tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”, y que la soberanía, por el Art 1º.2 “reside en el pueblo español...del que emanan los poderes del Estado”, y, todo eso por obra y gracia de “la Nación española...que “en uso de su soberanía, proclama su voluntad de &c.” para el logro de lo cual establece esta Constitución...según reza el preámbulo.

Si la soberanía es una teoría habrá que reconocerle cuando menos que juega un papel capital en lo que es España como Estado democrático y de Derecho, como dice el Título preliminar.
Tenemos pues, que la soberanía no es una broma, sino un concepto jurídico de primer orden, que ha ido surgiendo... por lo que tú Molina, dices, por los que se pelean por el poder...pero para todo lo contrario: para que nadie destruya el Poder, para que el Poder sea inexpugnable.
--------------

Rodríguez Pardo, en su derecho, se niega a contestarme por las razones que aduce. Bien. Ya está, no pasa nada.
Dice él:
Cita:
< Si Rodríguez Vega dice que la cuestión fundamental es la eutaxia, de acuerdo, pero lo que hay que explicar es la eutaxia de la dictadura, que está ligada, inevitablemente a su virtualidad, su posibilidad actual.>


No, no...nada de explicar la eutaxia de la dictadura o la eutaxia de la democracia...Eso no es ni puede ser así. La eutaxia es de y para la Nación, para España, para la Unidad política, tenga el gobierno que tenga; la eutaxia no es un concepto para y de la duración del Gobierno, sino para la duración de la Unidad política...La eutaxia es el buen gobierno para la duración de la Unidad política, NO para la duración del régimen. Por tanto mejor estaría decir que la democracia parece el régimen más eutaxico, que más favorece la duración de España como buen gobierno que es, pero no que en él, en el régimen, esté la finalidad de la eutaxia.
Pero eso, que la democracia parece ser el mejor régimen, lo es efectivamente, muchas veces y en muchos sitios...aunque por lo que vemos, aquí la democracia puede llevarnos desde la Constitución del 78 a la más crasa distáxia...(con dos tercios).

Pero para la duración de España, de la Unidad política, a veces, y si la democracia no fuese lo más idóneo, podría servir mejor a la duración de esa Nación un otro régimen...esto es: la dictadura...ya que a veces ha sido la dictadura la que ha posibilitado la duración de muchas Unidades políticas...aunque su operar sea temporal...un pasado <temporal> en España de 40 años (!).
Y claro, R. Pardo nos dice que lo que hay que explicar es la eutaxia de la dictadura, que está ligada, inevitablemente a su virtualidad, su posibilidad actual.......y tiene mucha razón...Pero lo mismo tendríamos que decir entonces de esta democracia o de cualquier democracia...¿O es que la eutaxia por esta o de esta democracia está ya explicada? ¿Es que ya está explicada su “virtualidad y su posibilidad actual? de sólo 25 años.
¿Están seguros señores, que por el mero hecho de esta Constitución y de esta democracia ya está explicada su “actualidad”? ¿No sería eso un dogma propio del fundamentalismo democrático?... a saber: que ya vivimos en la “Democracia” y que la soberanía reside en el Pueblo, como dice la Constitución?

Y llegados aquí ¿por qué no se releen ustedes el mensaje con que inicié esta barahúnda y que titulé “Sobra la dictadura”? Allí se viene a decir, que todo poder, por ser poder, es siempre dictatorial....y después he tratado de explicar la iustificación de ese poder por su concepto jurídico de la soberanía, que, al decir de Jouvenel, nos lleva al absolutismo plebiscitario (desde luego que este Jouvenel no se parece en nada a un demócrata fundamentalista).

Dejando a un lado todo eso de los progresos y regresos, metábasis y prólepsis, tenemos algo sencillo entre manos:

<< ¿Acaso cualquiera podría o querría mantener que es preferible cualquier cosa antes que consentir la legalidad, o sea, antes que consentir una “ley que salga del poder legislativo español, sea del signo que sea, aunque bendiga el Plan Ibarretxe? ¿Desea otra cosa? ¿Y esa cosa como se llama? ¿Y si no desea eso qué es lo que se desea? Porque no les quepa duda ninguna: suponiendo una mayoría suficiente del PSOE y aliados en las dos Cámaras, es muy posible acabar con España, o modificarla sustancialmente...Eso hay que admitirlo como correcto jurídicamente, o...comenzar a poner en práctica alguna voluntad que se le oponga extralegalmente, ya que la legalidad sería hipotéticamente de ellos y estaría enteramente en sus manos. ¿Y a eso “extralegal” cómo se le llama, señores?...¡Se le llama dictadura!>>

Dictadura para la eutaxia, para la duración de España como Nación, con lo que tenemos que el buen gobierno dependería de la coyuntura, y que según sea esta coyuntura a veces el buen y mejor gobierno es o sería la dictadura. Como a veces también lo es la democracia...Depende. Depende de la prudencia...de la prudencia de los políticos, del pueblo o de los militares. Todos han de ser prudentes...y a veces la gran prudencia en política, señores, es la dictadura.

¿Tan difícil es entenderme?

¿Porque de qué estamos hablando aquí? ¿Vamos nosotros a gobernar? No!, por tanto aquí se trata de Teoría política. Nada más.

Pero si les gusta más hablar de “reformar la constitución en el sentido contrario al del secesionismo”, como dice Joaquín Robles, que no de la dictadura, por mi que no quede...Aunque eso acaso sea igual de virtual y de inactual...y como también se necesitan dos tercios..., y dado lo muy realista que es considerar al PP con predominio en las Comunidades Autónomas que se van a desgañitar todas por reformar la Constitución en ese sentido...pues nada... adelante!, que “algo es algo”... Igual tiene razón el Felipe Gonzalez y resulta que el Estado está en peligro por lo muy centrifugado que está!

Sea lo que sea...y cuando todo pase...y pase como pase...aún habrá algunos que creerán y dirán...<Mira, pasó todo sin dictadura>...y es que hay gentes con fe, con buena fe...y creen ellos en la democracia, en el absolutismo plebiscitario de soberano pueblo...No me extraña..., Molina dice que el otro día vio al Pueblo andar por la calle! ¡Que bueno!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Ene 29, 2005 12:01 am    Título del mensaje: Los resultados Responder citando

Estimados contertulios: Lo que está claro es que hay un grupo de señores materialistas biempensantes que son fundamentalistas democráticos y que tienen miedo a la dictadura aunque reconozcan paladinamente que la situación es difícil y que empeora día a día. Si las cosas siguen así admitirán tácitamente la dictadura aunque no reconozcan abiertamente su cambio de posición. ¿Qué tiene de malo la dictadura? ¿Que hay muertos? ¿También los habrá con democracia? Vamos hacia un caos creciente con que no me digan que la dictadura es muy mala. Es un mal menor en comparación con la degradación política por la que atravesamos. Los sucesos últimos son graves (detención de militantes delPP como represalia política) Media España no se resigna a morir a manos de la otra media. Aquí se discute de la soberanía. El soberano debe decidir en las situaciones excepcionales. Ahí aparece la dictadura, bien sea comisarial o bien sea constituyente o soberana. ¿Cree alguien que la democracia es intrínsecamente eterna y necesaria? Sigo pensando que solamente una dictadura es capaz de desfacer el entuerto. Desde luego la democracia ésta, la única realmente existente que tenemos es incapaz de rectificar. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Ene 29, 2005 9:21 am    Título del mensaje: Resultados de la democracia. Responder citando

<Es buena la democracia, como cualquier poder, cuando este poder es irresistible, cuando en su fondo es una muy buena dictadura.> (Menda.)

<La soberanía era para Nicolás de Cusa un “ius divinum et naturalem”>
-------------

Y yo lo que quería decir, apreciados contertulios, es que esta democracia parece no bastar a todos aquellos para los cuales la soberanía es un estorbo y la necesitan desunida. Como decía Alexis de Tocqueville: “una soberanía fraccionada será siempre más débil que una soberanía completa”.
Y lo que aparece como consecuencia de esta democracia no es un Poder o Estado que tienda a concentrarse o a asegurarse en sí mismo, sino unas tendencias que tienden a separar y a debilitar su soberanía y a olvidar el descubrimiento de Bodino, esto es, que la soberanía es ante todo un “poder independiente de todo otro poder, unitario e indivisible” (Cfr. Meinecke. La idea de la razón de Estado..., pág. 230), o parafraseando a Meinecke: <Allí donde no hay una razón de Estado peculiar, allí donde no se afirman unitaria y permanentemente principios e intereses peculiares de una existencia política común, allí no hay Estado.> (Ibid. pág. 233)
No digo yo que esta democracia no pueda o sepa atajar esa disolución, sino que parece que esta disolución sólo se concibe en esta democracia..., que sea en las entrañas de esta Constitución donde anide el espíritu y el ánima que da vuelos a la actual coyuntura de España. ¿Es esto la eutaxia?
Creo que deberíamos pensar a más largo plazo, pues si hasta ahora esta democracia ha durado estos veinticinco años, parece que los ha durado para al enaltecerse a sí misma como buen gobierno a la vez que puede por ello y entre otras cosas acabar con España...Y esto no parece muy lógico, o que su lógica de aparente buen gobierno sea esa, disolver la soberanía, afirmar la desunión de intereses no comunes, esto es: ser esta democracia profundamente distáxica para España. Como si esa su presunta finalidad que lleva a la distáxia hubiese nacido de los procesos mismos de hacerse y desarrollarse como democracia, como un reparto inmenso de la tarta por los Padres constituyentes.
No importa que no tengamos gudaris y escamots (que los tenemos!), ya que es mucho más peligroso el maquiavelismo revestido de honradez, de humanidad y de buen talante y tolerancia, que no el maquiavelismo claro y seco de la lucha declarada por un fin declarado.
Lo esencial para el Estado no es el atributo de la soberanía, sino la potestad de Estado, su marca distintiva -al decir de Jellinek- es la existencia en él de una potestad originaria de dominación como “poder de una coacción irresistible”. ¿Y esta “coacción irresistible” se da en esta democracia?...Ante el desacato continuo de algunos y la tolerancia al límite de otros, parece que eso no es así, que no se da este Poder de manera irresistible en esta democracia (aquí el desacato está revestido de gloria). Falta esperar, estar expectantes y ver cómo esta democracia ataja la cercenación de la soberanía, como la protege o cómo la descentraliza, o sea, cómo la mata...entonces, a posteriori, veremos si esta democracia resultó eutáxica o distáxica. ¿Qué ella es, que este régimen es? No importa el ser del régimen, sino el durar del ser de España...y eso está por ver y sólo pertenece a la prudencia del pueblo, de los políticos o de los militares la decisión de la forma que ha de revestir en los diferentes momentos el gobierno para la duración de España. Lo que ahora no es bien puede ser mañana...,y todo lo que ahora es, bien merece perecer, que decía Hegel, y como acaso dictamine alguna sabia prudencia política...

Ya sabemos todos que cuando en un pueblo no hay virtud política, hasta los campos floridos son un páramo. Adiós.

---------------

P.D. AVISO de SILA:

No empiecen por favor a caldearse; les ruego que moderen los apelativos, pues si no es así empezaré a eliminar mensajes. No hay más avisos. Graciasssss...Felipe...Felipe...!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Juan A. Rodríguez Molina



Registrado: 16 Feb 2004
Mensajes: 306
Ubicación: El Escorial (Madrid)

MensajePublicado: Sab Ene 29, 2005 6:46 pm    Título del mensaje: Ese dicho que yo he dicho... Responder citando

Observando esta discusión —igual en esto a tantas otras— me ha venido a la mente el trabalenguas: "Ese dicho que tú has dicho que yo he dicho no lo he dicho yo, pues si yo lo hubiera dicho estaría muy bien dicho por haberlo dicho yo". O algo así. Quizá nos ocurra a todos, pero —como a él le gusta decir— quien se "lleva la palma" es Vega, sin duda. No la he tomado con él, es que es así; voy a mostrar un ejemplo, pero antes voy a comentar algo que no es exclusivo del mentado y tiene su importancia.

Aquí se emplea con frecuencia el término "dictadura" de una forma, si no errónea del todo, sí conducente a error y a confusión. No sé si se practica una metáfora, una metonimia u otra figura, pero imaginemos la que se armaría en un congreso de Bioquímica si utilizaran "amilasa" por "enzima". ¿Que los de letras somos más listos y así nos apañamos muy bien? Lo dudo. En fin, antes verá Felipe su dictadura (ésta sin "figuras retóricas") y yo "mi" Revolución Social que la solución de este intrincado y, al parecer, irresoluble problema. Parece que a una discusión de "hombres de letras" hay que ir más preparado a luchar contra los elementos que contra el "enemigo"; o quizá no haya más "enemigo" que los elementos.

Vamos al ejemplo. Molina dijo:
Cita:
«Yo veo al pueblo por la calle todos los días; muy soberano no le veo no, pero le veo,...».
Según Vega,
Cita:
«Molina dice que el otro día vio al Pueblo andar por la calle! ¡Que bueno!».
Me parece a mí que hay una diferencia perfectamente notable. Lo que yo había dicho estaba bien dicho, y no por haberlo dicho yo; pasado por el tamiz vegano da la sensación de que a Molina se le apareció la Virgen en un semáforo. Lo curioso es que su mensaje siguiente —por no remontar en el pasado— denota que él también ve "entelequias":
Cita:
«No importa el ser del régimen, sino el durar del ser de España...y eso está por ver y sólo pertenece a la prudencia del pueblo, de los políticos o de los militares...».
Y muy poco después, antes de terminar:
Cita:
«Ya sabemos todos que cuando en un pueblo no hay virtud política, hasta los campos floridos son un páramo.»
(Las negritas son mías). Sin comentarios. No parece que haya ironía.

¡Salud!

P.S.: Una última cosa, por si acaso: Cuando un anarquista se modera, podrá resultar fundamentalmente demócrata, pero dudo mucho que caiga en el "fundamentalismo democrático". Lo digo porque sale en la discusión, de vez en cuando, y yo, sinceramente, no lo veo aplicable a mí ni a otros. ¡A santo de qué, pues!

Perdón, otra: Ese poder «inexpugnable», ¿no es un absoluto?

Y la última de verdad: Se "teoriza" sobre todo, pero hay diferentes géneros de materia, ¿no?

¡Voto a tal, Belfegor!,
que sacas de sus casillas
a las cosas más sencillas.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Ene 29, 2005 8:11 pm    Título del mensaje: Anarquismo Responder citando

EStimados contertulios: J. Antonio Rodríguez Molina debería pronunciarse o bien a favor de la dictadura o bien en contra. Así de claro y argumentar en contra o a favor. Eso de la soberanía y el derecho. Dejemos claras las cosas y abandonemos la cháchara metafísica. Aquí decide la fuerza y si el dictador se impone habrá que salir a la calle a aclamarle porque será grandioso. Lo patético es ZP haciendo el tonto fuera de España y dentro de España y considerando prioritario que los maricones se casen. Se detiene a militantes del PP por ser del PP. Si ZP hace una dictadura será en contra de España y habrá que oponerse. Si ZP fuera dictador pro España, pero como es Antiespaña, es un peligro público. Media España no se resigna a morir a manos de la otra media. Hace unos meses no se me ocurrió esto de la dictadura, pero ahora las cosas cada vez van a peor y las palabras de nada sirven si no hay una espada Hobbes dixit. En cuanto al anarquismo, en fin, los fascistas por lo menos tienen cabeza, pero los anarquistas, en fin, qué se le va a hacer. Desde un planteamiento anarquista el Estado es malo y da igual todo. El anarquismo intelectualmente deja mucho que desear. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Sab Ene 29, 2005 11:19 pm    Título del mensaje: La guerra Responder citando

Estimados contertulios: Tal vez se pudiera entender lo que es la excepcionalidad al compararla con la guerra o mejor, considerar el estado de excepción como estado de guerra. Decía Robespierre: " El gobierno revolucionario necesita una actividad extraordinaria y precisamente porque está en guerra. Está sometido a reglas menos uniformes y menos rigurosas porque las circunstancias en las que se encuentra son tempestuosas y variables y, sobre todo, porque se encuentra forzado a desplegar sin cesar nuevos y rápidos recursos frente a peligros nuevos y urgentes." Sobre los principios del Gobierno revolucionario" La energía de un gobierno dictatorial o revolucionario lleva al terror: "El gobierno revolucionario debe a los buenos ciudadanos toda la protección de la fuerza nacional; a los enemigos del pueblo sólo les debe la muerte" Sustitúyase por españoles ciudadanos y pueblo por España y todo se entiende mejor. Sigue este genio político: "El terror no es más que la justicia rápida, severa, inflexible...domad con el terror a los enemigos de la libertad...El gobierno de la revolución es el despotismo de la libertad contra la tiranía." Sobre los principioos de la moral política. Respecto a la virtud política decía Robespierre. "En el sistema de la revolución francesa, lo que es inmoral es impolitico, lo que es corruptor es contrarrevolucionario (...) Si la fuerza del gobierno popular en la paz es la virtud, la fuerza del gobierno popular en la revoluciión es al mismo tiempo la virtud y el terror; la virtud, sin la cual el terror es funesto; el terror, sin el cual la virtude es impotente." Esto va dirigido sobre todo a Zarpax y a Antonio Muñoz Ballesta, a los pocos que me han entendido lo que he afirmado sobre la dictadura. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Andrés González Gómez



Registrado: 11 Ene 2004
Mensajes: 56
Ubicación: Alicante

MensajePublicado: Dom Ene 30, 2005 10:43 am    Título del mensaje: Responder citando

Saludos,

Estimados contertulios: admitamos que Felipe plantea la "cuestión de la dictadura" motivado psico-lógicamente y, admitamos también que, como consecuencia de ello, su "propuesta" es "alocada" y tiene muy pocas posibilidades de llevarse a la práctica a corto o medio plazo.

Pero es que lo que yo he venido defendiendo todo el rato, es que con independencia de ambas cosas, la "cuestión de la dictadura" tiene sentido planteársela desde un punto de vista lógico, y no ya directamente como cuestión "práctica", sino como cuestión "teórica". De aquí se deriva que no usé el "circuito lógico" para "identificar" regressus con "posibilidad de la dictadura" y progresssus con "imposibilidad de la dictadura", sino para poner en correspondencia la perspectiva del regressus con la "teoría" y la perspectiva del progressus con la "práctica", dando por supuesto que teoría y práctica son conceptos conjugados.

Así las cosas, las posiciones de los que se oponen a Felipe también podemos representárnoslas en la perspectiva del regressus, aunque como posiciones menos consistentes (a mi modesto entender, que no por modesto tiene que ser necesariamente "absurdo" o "dislatado".).

Que a partir del ortograma del "patriotismo constitucional" (en el que está dado el límite regresivo, la patria, aunque reducida a un conjunto de reglas de juego para la convivencia) esté en marcha una reforma de la constitución en el sentido del regressus es algo que está por ver. De momento, no es más que un buen deseo por medio del cual se quiere expresar la esperanza que se tiene puesta en la "recuperación del enfermo". Aquí Felipe y sus opositores, en todo caso, empatarían en "voluntarismo".

Lo que sí está en marcha es, no una reforma de la constitución, sino una reforma del estatuto jurídico de la relación entre una determinada comunidad autónoma y el Estado que, virtualmente, sí pide una reforma de la constitución. Se puede rechazar esta reforma estatutaria para, a continuación, reformar la constitución de modo que tengan cabida en ella reformas de estatutos de autonomía más "moderados" que el plan Ibarreche (plan Guevara, plan Maragall) pero que marchen en el mismo sentido en el que marcha éste (el sentido del progressus).

Atentamente,
Andrés.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Felipe Giménez Pérez



Registrado: 14 Oct 2003
Mensajes: 1050
Ubicación: Leganés (Madrid, España)

MensajePublicado: Dom Ene 30, 2005 11:22 am    Título del mensaje: Falta de virtud Responder citando

Estimados contertulios: Lo que está claro es que los que se oponen a la dictadura tienen la convicción de que no pasa nada grave y eso es una estupidez. Pardo ni tiene virtud ni capacidad para darse cuenta de la gravedad de la situación y se queda tan tranquilo y luego se opone a mi propuesta sin dar razones diciendo que es imposible, bueno eso lo veremos. Lo que está ocurriendo en España no ocurre en nigún país normal y algunos no se lo creen, creen que ZP es bueno, justo y benéfico y creen que la democracia es eterna, necesaria y que la alternativa es inviable y que por tanto es mejor la secesión. Lo que digo no es algo psicológico. Lo que me parece una contradicción es hablar de unidad de España y luego no postular medidas extraordinarias para frenar la secesión. Eso lo llamo yo estupidez política y cobardía moral. También llamo idealismo irracionalista apoyar a ZP y a la pasividad política. Si no les gusta lo que digo, pues qué se le va a hacer. Rodríguez Pardo no se da cuenta de la gravedad de lo que pasa y como no quiere reconocerlo se pone a echar pestes de mí. Él no tiene virtud política y tampoco tiene fuerza espiritual para frenar el independentismo con el diálogo habermasiano. Lo que decía Robespierre era razonable yjusto y por lo menos tenía la capacidad de darse cuenta de lo que es una situación excepcional. Es que este chico no ha leído a Carl Schmitt ni a Bueno. Qué se le va a hacer. Descalificándome a mí no se consigue nada. Que diga coño de una p*** vez qué es lo que hay que hacer. Yo propongo medidas excepcionales y los progres se echan las manos a la cabeza. Eso no es políticamente correcto, qué terrible. Basta ya de ñoñerías progres. El idealismo es pensar que no pasa nada. Ni virtud ni razón. Irracionalismo democratico. Porque lo que es irracional es pensar que la clase política española pueda hacer algo hoy por hoy o creer que es normal debatir una propuesta ilegal en el Congreso como si tal cosa. Frente a la secesión, medidas extraordinarias. Si la propuesta mía no es correcta, pues que se invente otra. Yo creo que las contradicciones van a ir agudizándose. Si Rodríguez Pardo piensa que no pasa nada y que todo es normal, pues es muy libre de creer lo que quiera. Más idealismo y nihilismo es pensar que un gobierno debe hacer frente a la secesión con el diálogo y las bunas palabras y no con la fuerza. Atentamente,
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
Página 4 de 9

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán