nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Tras la masacre (El vídeo de FAES)
Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> España
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eduardo Robredo Zugasti



Registrado: 13 Oct 2003
Mensajes: 103
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Jue Mar 31, 2005 6:18 pm    Título del mensaje: Tras la masacre (El vídeo de FAES) Responder citando

La que se ha armado con el vídeo producido en FAES (http://www.fundacionfaes.es/default.cfm). Es un vídeo claramente panfletario, adscrito al género de la propaganda política, que sacrifica el análisis riguroso en favor de la persuasión mediática, el concepto complejo en favor de la consgina, etc. No se puede decir que el vídeo haya recibido una calurosa acogida ni tan siquiera entre los medios liberales y "afines a la derecha". Es cierto que la preferencia por la retórica política no parece ser lo más afín al espíritu de un instituto de estudios sociales; sin embargo, el escándalo ante "ras la masacre" esconde un viejo conejo en la chistera. La trapisonda vuelve a recordarnos que, en la democracia hispánica realmente existente, sólo las izquierdas detentan -según parece- la administración de la propaganda y de la mentira política.

¿Y esto por qué? Porque las izquierdas no sólo han ganado las elecciones, sino que han conseguido virar el centro de la gravedad política hasta el corazón de sus postulados y de su "visión de mundo", por divagante que nos parezca a algunos. Así, sólo ellos poseen el monopolio legítimo del estado y sólo ellos, al parecer, pueden beber de las ubres de la subvención institucional. En la izquierda sopla el espíritu santo de la "cultura" legítima. Únicamente ellos pueden hacer acopio de la violencia simbólica, gritando, con ira y sin estudio, "Asesinos", Fascistas", o "Hay motivo", sin que tengan porque ser considerados ejemplos de crispación, sino más bien el grito unánime de la "sociedad civil" dotada del corazón más prístino. Las izquierdas, ya se sabe, asumen como si tal cosa el punto de vista de la emancipación, y -en la línea de la escuela de Frankfurt- se consideran a sí mismas en posesión tanto de la verdad política y antropológica, como de la verdad epistemológica. Por eso se consideran plenamente legitimadas para "orientarnos utópicamente" , para guiar al pueblo o, como se dice ahora, hablar en nombre de la "sociedad civil" si es que no del mismísimo "inconsciente colectivo" de la nación. Los que así se expresan, generalmente conspicuos miembros de la farándula y de la clase política, sin embargo, es prácticamente seguro que no han leído a Hegel ni a Jung. De otro modo sabrían que la sociedad civil es una categoría política inseparable del estado, o que eso del "iconsciente colectivo" junguiano remite a una ontología de corte idealista incompatible con el materialismo histórico.

Se diría que las izquierdas tienen una especial relación con la realidad, por la cual, si la realidad no se adapta a su ortograma teórico, pues tanto peor para la realidad misma. Por contra, en el imaginario de las izquierdas, el punto de vista de la derecha coincide con la pura facticidad de la política cínica e instrumental. La derecha es esa malhumorada distopía que impide a la humanidad reconocer que "otro mundo es posible".

En algún lugar de la web leemos "Video 11M, El PP sigue manipulando y los internautas responden" (http://www.noticiasdot.com/publicaciones/2005/0305/3103/noticias/noticias_310305-16.htm). Atención al lenguaje: "Los intenautas responden". Los internautas, es decir, nosotros. Los democrátas, es decir, nosotros (las izquierdas). ¡Chupa del fraco, Carrasco! Juan Carlos Carnicero (El País 31-03-05) asegura que FAES es sólo un "laboratorio para la revancha" y sostiene que el PP ha mantenido su teoría de la "conspiración" en "la más terrible soledad". Que esa soledad esté habitada por unos nueve millones de votantes le debe parecer una menudencia empírica al columnista de PRISA, ¿o bien es que considera a sus votantes meros "fachas" enajenados y paranoicos?. Sí, me temo que se trata de esto último. En un blog se habla, sin ningún rubor, de la "revolución democrática ante un gobierno mentiroso y manipulador" que tuvo lugar durante los fatídicos Tres Días de Marzo. Sí, pero ¿qué tendrá que ver la revolución con la democracia?. Aunque, bien pensado, algunas escenas de esos días de marzo bien las podría haber pintado Delacroix. En fín. O jugamos todos a la propaganda, o que no juegue nadie.

Shalom

Eduardo
Blog: http://elbipedoimplume.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 8:40 am    Título del mensaje: Ideologías y mentiras. Responder citando

Quisiera llevarles a un viejo tema mío al que titulé “La ideología como arma política”:
http://www.nodulo.trujaman.org/viewtopic.php?t=192
Allí va la cosa más o menos de lo que ahora tan bien nos ha expuesto Eduardo Robredo Zugasti, sobre la mentira y todo eso, por lo que es innecesario repetirme.
Todo buen progre ve ahora lo muy útil que es venderle al Chavez bolivariano cuatro aviones y tres hojalatas...pues las “armas para la paz” no nos llevan a la guerra de Irak y nos impiden ver la pérdida del contrato con la sexta flota yakee, que daría –indudablemente- más trabajo a los astilleros Izar “en bancarrota técnica por la mala gestión del PP”. Es bueno vender armas a los “buenos”...¡Cómo la sonrisa meliflua del ZoPenco iba a incentivar la guerra! Eso es impensable para la farándula almodovariana, que sólo puede vivir su felicidad engañándose a sí misma de continuo dentro de su opulencia en el Mercado pletórico, mercado y consumo muy similar ya al de los yankees “malos”, tan obesos ellos.
¡Que gentuza! Abominan ideológicamente de los EE.UU. y de las guerras únicamente para conseguir el poder de manera magistralmente maquiavélica, y luego justifican sus tropelías con una sonrisa y un ridículo contrato para “la paz”... Y es que la ideología es invencible y el pueblo es el que labra su propia ruina. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 9:09 am    Título del mensaje: Propaganda torpe Responder citando

Estimados amigos:

Creo que Eduardo Robredo se equivoca en este caso cuando plantea que a unos les dejan hacer propaganda y a otros no. Independientemente de los tópicos arraigados, que sin duda influyen, el video de la FAES es un ejemplo de torpeza inimaginable. Para empezar, todo el mundo lo relacionará de inmediato con el PP y el «rencor» de Aznar, cosa que no se hizo con el famoso «pásalo» y la oposición en ningún momento. Explicación falsa por psicológica, pero sí que tiene «propaganda» entre la gente común, y entre otras personas más cultas como Felipe Giménez, que ha señalado que detrás del PSOE e IU está el resentimiento.

Un año después de perder las elecciones, y con tres años vista, esto sólo servirá para que el PP quede desacreditado y como un partido de paranoicos, viendo gigantes donde sólo hay molinos. La propaganda es una cuestión de kairós, de oportunidad, y si nos fijamos la grosera demagogia de la guerra de Iraq no caló en la ciudadanía hasta que se produjo la famosa masacre: el PP iba a ganar las elecciones a pesar de cuatro años intensos de agitprop. ¿Por qué a estas alturas iba a calar la versión opuesta, cuando ya todos recogen velas y están en otros asuntos? Este video es un ejemplo para que se siga creyendo en la burda distinción izquierda/derecha en el sentido que quieren los demagogos del PSOE. El famoso Miguel Ángel Rodríguez, autor del vídeo, identifica a la oposición con la izquierda, como si fuera el franquismo hablando de las hordas marxistas, con lo que está reconociéndose él mismo como «la derecha». Luego está el tema de la famosa marca de los terroristas que no aparecía, pero eso nos llevaría a Los agujeros negros del 11-M que hemos tratado en el foro de Actualidad, y a calificar la acción de entonces como terrorismo procedimental, etc, etc.

En fin, lo único positivo del vídeo para el PP es que Rajoy no lo hace suyo, aunque señale que no hay por qué amonestar a nadie, pues es parte del ambiente propagandístico y de basura fabricada que vivimos hoy día. Pero seguro que más videos como estos dejan al PP a la altura de UCD dentro de tres años. Las lamentaciones a posteriori, y más cara a la opinión pública, sólo servirán para quedar al nivel de la paranoia.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Romero Ysern



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 386
Ubicación: Aracena (España)

MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 10:27 am    Título del mensaje: "izquierda" en el vídeo Responder citando

Estimados amigos:

Algunas matizaciones a la última intervención de José Manuel, centradas en el uso del término "izquierda" en el vídeo:

En primer lugar, aunque hay que reconocer que hablar tan reiteradamente de "la izquierda" en el vídeo es una apuesta fuerte: quizás se concede demasiado al PSOE y a IU al llamarlos de "izquierdas", alimentando su propia interpretación de las cosas. Pero, ¿No puede hablarse de la "izquierda", como se hace en el vídeo, desde el centro reformista? ¿No podría situarse el autor del vídeo, la FAES o el PP en ese "espacio político" a la hora de hablar de ese modo de la "izquierda"? ¿No puede ser incluso inteligente para la propaganda de ese centro reformista empezar a darle a prestigiado término "izquierda" un matiz negativo, asociándolo, como se hace en el vídeo, a radicalismo, pero también a sectarismo, manipulación, maquiavelismo...

Pero incluso si no es así, si la propaganda no se hace desde un supuesto centro reformista (sea lo que sea eso), sino desde la derecha sin más. ¿No está uno de los ideólogos más exitosos del PP, Federico Jiménez Losantos, reclamando continuamente el término "derecha". ¿Es realmente tan poco exitoso en el mercado ese producto que no tiene ningún rubor en llamarse "derecha". Las audiencias de la COPE y las visitas a "Libertad Digital" indican que el producto no es tan malo. Por tanto, incluso aceptando que el vídeo descalificase a la izquierda desde la derecha, y no desde el centro reformista, ese producto quizás sea vendible.

Finalmente, quizás las dos alternativas anteriores desde las que puede defenderse el uso de "izquierda" en el vídeo no son del todo excluyentes. Bien puede haber aquí un reparto de papeles, más o menos planeado, tipo "poli bueno, poli malo" (algo parecido a la pareja González-Guerra). Rajoy se distancia sutilmente del video, permitiéndole precisamente acentuar el perfil del PP como partido de centro reformista, mientras que, por su lado, Aznar sigue cultivando a un sector del electorado que también está ahí, tipo las señoras que llaman al programa de Losantos que, o en realidad es siempre la misma, o por lo menos tienen todas la misma voz.

Un saludo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eduardo Robredo Zugasti



Registrado: 13 Oct 2003
Mensajes: 103
Ubicación: Bilbao

MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 7:22 pm    Título del mensaje: Ideas, creencias, propaganda Responder citando

Yo creo que esos cuatro intensos años de "agitprop", que señala Rodríguez Pardo, sí que han dado sus frutos. Frutos, sobre todo, en el sentido de haber logrado cambiar el centro de gravedad (así se expresan en un artículo de FAES) ideológico del país. Frutos, en el sentido de haber radicalizado la hiperlegitmidad y el monopolio simbólico de la violencia, por parte de las izquierdas. Porque una cosa es el régimen político de un país, y otra cosa es su régimen "ideológico"; el ámbito de las creencias. Aún en el improbable supuesto de que los partidos "constitucionalistas" obtuvieran la mayoría del parlamento vasco, estaría por ver si el régimen ideológico, la cosmovisión, las ideas sobre la cultura, etc, cambiaban realmente de signo. Las "creencias", como decía Ortega, están mucho más arraigadas en el alma de la gente que las "ideas".

El vídeo de FAES expresa en un lenguaje persuasivo simple una tesis que no hay porque considerar disparatada, ni mucho menos "paranoica"; que el fín de los atentados no consistía sólo en causar víctimas sino en volcar el resultado electoral y desalojar el gobierno popular. Clausewitz, al fín y al cabo, distinguía entre el objetivo militar de una guerra (ziel) y su fín geopolítico (zweck). ¿Es que los terroristas carecen de objetivos políticos, e incluso, geopolíticos bastante complejos?

Otra cosa es la cuestión del kairós, de la oportunidad. Por ejemplo, en EE.UU la respuesta propagandística a Michael Moore resultó bastante tardía (a través del documental Fahrenhype 9/11) y pese a esto Bush ganó las elecciones. Parece como si la derecha (o lo que sea) llegara tarde a esto de la propaganda, un ámbito en el que las izquierdas se mueven como pez en el agua.

Salud

Eduardo
Blog: http://elbipedoimplume.blogspot.com/
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 8:46 pm    Título del mensaje: Ideas y creencias españolas Responder citando

Estimados amigos:

Me resulta ciertamente opaco el lenguaje utilizado por Eduardo Robredo a la hora de seguir abundando en sus tesis. El «monopolio simbólico de la violencia» lo tenía la izquierda sociológica (PSOE e IU) y no lo había perdido en cierta medida: las ventas del diario El País o la audiencia de los programas del emporio PRISA no se habían esfumado durante la época del gobierno del PP. En el fondo, la viscosa ideología socialdemócrata seguía operando entre la ciudadanía hedonista y consumista, y el PP no hizo nada por evitar eso; todo lo contrario: cuando intentó realizar reformas a nivel estatal, se encontró con una oposición frontal que le frenaba en casi todos los sentidos. Si las creencias son «aquello en lo que uno está», según Ortega, la ciudadanía no ha dejado de estar en la ambigüedad socialdemócrata del cliente hedonista y autosatisfecho.

Ahora bien, otra cosa es que el discurso socialista fuera creíble para el público. A mi entender, cada vez convence menos, y los resultados electorales, considerados azarosos en esta ocasión, llevan al propio gobierno a pensar así. De otro modo no se entienden tantos procesos electorales sobredimensionados (elecciones europeas) o adelantados (referendum sobre la Constitución europea), de los que se han ido con tristes empates. La ciudadanía es indiferente a las broncas políticas, al margen de la situación de involución en la opinión pública que se ha dado a partir del 11 M. A mi juicio, y sin desmerecer que tras el vídeo de FAES se encuentre la necesidad de un «poli malo», como señala Antonio Romero, creo que estas actitudes a día de hoy, y mientras no suceda nada realmente grave, no benefician al PP. Más bien tienden a confirmar la propaganda del PSOE sobre «la derecha cavernícola» y encima paranoica.

Sobre si los terroristas buscaban cambiar el gobierno de España con su acción, diré que lo que sucedió el 11 M buscaba sin duda alterar nuestra política, pero no puede decirse que fuera terrorismo. ¿Qué sentido tiene que un terrorista no proclame a los cuatro vientos la autoría de su acción? En lugar de dejar una marca concreta, que permitiera identificarle, los autores fueron «dosificando la información», lo que hace pensar en una estrategia que no era el terrorismo de ETA o Al-Qaeda (al menos la primera colaboró con la dinamita y los planos del corredor del Henares), sino terrorismo procedimental, de un Estado a otro Estado, con Francia y Marruecos detrás. Y si se llevó a cabo toda esta maniobra fue sin duda porque sabían que el gobierno no tendría los suficientes arrestos para proclamar el estado de excepción y suspender las elecciones, que dejarían correr el asunto siguiendo la inercia de ocasiones anteriores (manifestación institucional, manos blancas, etc.), hasta que apareció la información privilegiada que manejó el PSOE y que sirvió para que ganase las elecciones, en el momento oportuno.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Abr 01, 2005 11:17 pm    Título del mensaje: La basura política. Responder citando

Yo también creo –con Felipe Giménez- que “detrás del PSOE e IU está el resentimiento”, esto es, la rabia de no poder gobernar y mandar cuando ni mandan ni gobiernan... Eso es el guerracivilismo de Losantos y la infausta memoria histórica con el olvido de Paracuellos. Que esto es psicologismo es evidente, como psicologismo es ahora nombrar aquí, a santo de no sé qué, a Felipe Jiménez (?).

Comprendo lo que dice Rodríguez Pardo, pero si por mí fuera, ejercitaría una propaganda estilo Crónicas Marcianas, lo más puerca posible, pues es efectivamente cosa muy psicológica, “de un partido de paranoicos, viendo gigantes donde sólo hay molinos” –como dice muy psicológicamente R. Pardo- ver en Aznar a un genocida o a los “malos”, como hace el PSOE y sus fans. El pueblo llano no leerá jamás el libro de Cesar Vidal <Paracuellos-Katyn>, pongo por caso, por lo que nada se pierde con emplear sus propias y demagógicas armas, las del PSOE y el Sr. Rubalcaba. ¿Acaso la demagogia y la basura no son también armas legitimas en el juego y arte sucio de la política? ¿Hay alguna política limpia? Incluso bajo el epitome del “buen talante” y las buenas maneras lo único que se esconde es el afán de poder. Que la eutaxia o su contraria como efecto suyo sea lo que hemos de esperar, ya es asunto bien triste... El Sr. Rajoy dice que <no se hace oposición desde las vísceras>, pero fue desde las vísceras del Tren de la Muerte desde las que hizo oposición el conglomerado almodovariano y del PRISOE, sin “finura” ninguna y sin ninguna “educación”... y el pueblo, el lerdo inmenso de buena parte del pueblo español, les creyó, les creyó pues todo buen nazi sabe con Goebels, que la mentira cuanto más grande, mejor, más creíble.
Hoy viene en la portada del El Mundo esta frase del genial Anaxágoras:<Si me engañas una vez, tuya es la culpa. Si me engañas dos, la culpa es mía.>
Puesto que parte del pueblo quiere ser engañado y es culpable por haber sido engañado un montón de veces, ¿por qué no habría de engañarlo también el PP al afianzar los clásicos y obsoletos conceptos de “izquierdas y derechas” y al hablarles con las vísceras? ¿Es que acaso la indistinción efectiva entre izquierdas y derechas no puede llegar a la misma manipulación de la supuesta verdad? Lo lógico y consecuente, por muy paradójico que esto pueda resultar, es que el PP trate de equiparase en suciedad y basura ideológica al PSOE. Muy mal no le irá o no le irá peor de lo que con la honestidad le ha ido. Predica que algo queda: este pueblo miserable y sin virtud política no se merece otra cosa sino embustes, y estos, los embustes, no le sientan nada mal..., les encantan, les consuelan en su complacencia de clase media vergonzante, que mientras se atiborra de consumo puede así olvidarse de su realrepugnanz psicológica, del conflicto de su real clase con sus ideales de conciencia totalmente enajenada. Al fin y al cabo, si el pueblo es el Soberano -como decía Rousseau en el Contrato-<”Va contra la naturaleza del cuerpo político que el soberano se imponga una ley que no pueda infligir”>, y como según cree el fundamentalismo democrático ese soberano es el pueblo mismo, hacen muy bien sus representantes todos en mentirle obscenamente y de continuo, ya que es el sacrosanto pueblo quién por mediación de ellos se miente a sí mismo infligiendo la más minima moral. El pueblo es un amante de los gymnosophistae, que únicamente miran de taparse sus vergüenzas-adhibentes tantum genitalibus tegmina-... lo que importa es la apariencia, las pudenda pro verecundia, lo demás no importa. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 12:36 am    Título del mensaje: Al PP le faltan vísceras e inteligencia (valentía) Responder citando

Estimados aforados a estos foros:

Yo soy de los que piensa (en parte con Ricardo de la Cierva y con otros muchos) que el PP está acomplejado (“derecha de Edipo”) y es incapaz de afrontar las batallas que le esperan con suficiente valentía e inteligencia. No cabe duda de que en el PP hay una buena parte de políticos que se consideran a sí mismos herederos del franquismo (y de la “derecha” que, por muy ecualizada que esté, siempre tiene peor prensa que cualquiera que se haga llamar de “izquierdas”, aunque se trate de una izquierda vergonzante –pero ya sabemos que éstas pretenden ser siempre mejores, más justas para el “pueblo”, etc.-). Lo malo que a dichos “franquistas” (aunque lo sean tanto o menos que los que les acusan) se les cae el mundo encima cuando se lo recuerdan, y no cejan en el intento de borrar su pasado y matar al padre (en algunos casos porque puede que haya algo sucio que ocultar).
Pero entre los “izquierdistas” ocurre todo lo contrario: a pesar de que en muchos casos tienen tanto o más que ocultar (no hay más que echar un vistazo al pasado y presente de Polanco, Haro Tecglen o Juan Luis Cebrián y el coro de faranduleros que les acompañan), sin embargo se consideran de “izquierdas” y antifranquistas, e incluso intentan inventarse un pasado que oculte la realidad. Ahora bien, como en el terreno político objetivo cada vez lo tienen menos fácil para intentar convencer a los españoles de que “la izquierda” es mejor para defender sus intereses que la “derecha”, entonces están recurriendo a todo tipo de artimaña para reinventar el pasado reciente y mostrar al bando franquista como los malos de la película, no sólo desde un punto de vista político (en el que, como digo, lo tienen más difícil –sobre todo después del colapso de la URSS-) sino también, y sobre todo, en el terreno humanitarista, eticista.
Como nos dice Moa, en el artículo que hemos “pegado” más abajo, la historiografía progre se está viendo incapaz en hacer frente a los análisis del vigués respecto a lo que ocurrió durante la Guerra Civil y en sus momentos previos. Pero como después de acabada la guerra los únicos que podían hacer justicia (partiendo de un determinado “Derecho” –de un determinado “Estado de Derecho”-) eran los vencedores, pues intentan basar toda su agitación y propaganda en lo que supuso el régimen franquista, incluida la inevitable represión. Ni que decir tiene que si los vencedores hubieran sido los “rojos” la represión hubiera sido mucho más terrible (viendo los precedentes que se dieron en la contienda bélica y sus prolegómenos).
Está claro que las izquierdas no tienen un proyecto político claro y su impotencia para hacer frente a la política del PP es hacernos creer que se posicionan en las antípodas del mismo. Y en esta estrategia les viene muy bien intentar sacar tajada de la represión franquista, para atribuírsela a los “inhumanos peperos”. Pero ante esta estrategia me parece que el PP haría muy mal en intentar “echar balones fuera”, como creo que pretende hacer Rajoy (no sé si pretende ir de policía bueno, y si dicha estrategia es razonable –con el peligro de crear la sensación de que hay dos partidos: uno más “cavernícola” y otro más “civilizado”….). Desde mi punto de vista creo que Rajoy y Aznar (que tampoco hiló muy fino en el plano propagandístico cuando gobernó) deberían “parar los balones” que les lanzan (mostrando que ni Franco fue tan malo, ni ellos son más franquistas que algunos de sus enemigos) y devolverlos con mucha más fuerza e inteligencia que sus contrarios (echando los balones fuera lo único que conseguirán es dejarles la iniciativa del juego a los enemigos, que siempre tendrán en su poder el balón y sacar un corner o de banda para intentar meter goles). No creo que la propaganda deba ser siempre “basura” (falsa o engañosa), sino que se puede intentar hacer una propaganda que se sustente en la racionalidad más exquisita y potente posible. Lo que deberían hacer es enfrentarse a las manipulaciones y falsedades de sus enemigos (que son muchos) con todas las vísceras y fuerza de que sean capaces. El problema, si no me equivoco, es que en el PP tampoco tienen las ideas muy claras (no son tan fuertes y/o inteligentes como algunos quisieran –fuerza de la razón-), y de momento no parece que haya un partido que quiera asumir lo que significó el franquismo sin acomplejarse o, al menos, sin acomplejarse tanto o más que sus enemigos que, desde mi punto de vista, tienen muchas más vergüenzas que taparse.
Lo que me parece claro es que Rajoy (o Rato o Gallardón, como se vio en la guerra de Irak) no va a ninguna parte separándose del “cavernícola” de Aznar (como hacían Romanones o Alcalá Zamora renegando de sus principios). Me parece que Rajoy, en este sentido, no le llega a la altura de los zapatos a Aznar (y a este paso tampoco a los de Zapatero). Pero, por desgracia para España, estos son los políticos que de momento tenemos, en gran medida porque nos los merecemos. Si el PP no es capaz de parar los balones que les tiran sus enemigos, y devolverlos con mayor fuerza que ellos, acabarán mostrándose cada vez más débiles. Y en política (como en cualquier campo) la debilidad no es una buena carta de presentación para los posibles votantes. Las vísceras pueden ser estupendas (muy razonables) en algunas situaciones límite, como en la que nos encontramos, siempre que no se caiga en una temeridad irracional o en el resentimiento de los impotentes.

Un cordial saludo. Antonio Sánchez.

El artículo de Pío Moa es el siguiente:


Represión de posguerra
Ante una nueva campaña contra la verdad histórica
Pío Moa

La izquierda conoce muy bien el enorme efecto de las campañas amasadas con relatos de sangre y crimen atribuidos a sus adversarios. Con ellas ha logrado una y otra vez borrar sus propias responsabilidades

Hace poco el profesor Macarro autor de algunos estudios estimables, mostraba su indignación hacia mis tesis, pero afirmando, con desaliento, que ellas estaban fundando una nueva “historia canónica”. El ataque, que no crítica, trasluce un hecho real: mis conclusiones se van imponiendo, aunque con esfuerzo, por el peso de su argumentación y de sus datos. Y creo que terminarán asentándose, a menos que Macarro u otros logren refutarlas por medios académicamente aceptables, lo cual ni siquiera intentan. Su argumento se reduce, en fin de cuentas, a la exigencia de censura contra mis libros. ¿Cabe mayor bancarrota intelectual?

Me parece bien fundada ya, por tanto, la idea que paso a resumir: la guerra civil provino de la erosión, primero, y el asalto, después, a la legalidad republicana por parte de las izquierdas, en un proceso revolucionario. También hubo en la derecha conspiraciones contra aquel régimen, pero con esta diferencia: las ofensivas de la izquierda provinieron de sus principales partidos y de los nacionalistas, mientras que las intentonas de la derecha sólo abarcaron a sectores muy minoritarios de ella. Dicho de otro modo: si los asaltos izquierdistas se hubieran limitado a los de la CNT, el sistema republicano habría funcionado, a pesar de todo, pero cuando se les sumaron los del PSOE y la Esquerra, con la complicidad de las izquierdas republicanas, la convivencia se tornó imposible. No quedó otra alternativa que una dictadura totalitaria de izquierdas o una dictadura autoritaria de derechas. Sólo los totalitarios o los sordos a las lecciones del siglo XX pueden preferir la primera, que, por cierto, estuvo cerca de triunfar. Ese fue el planteamiento real, pues ni existía un partido democrático potente ni éste habría podido mantener la democracia cuando el grueso de la oposición la rechazaba.

Así pues, la versión izquierdista de la guerra civil puede darse hoy por fracasada, y creo que gracias, en medida muy alta, a los estudios de César Vidal y a los míos. No digo los magníficos y fundamentales de Ramón Salas Larrazábal, porque los irreconciliables habían conseguido borrarlos de la universidad y sepultarlos en el olvido. Ni los valerosos, además de valiosos, de Ricardo de la Cierva, porque si bien los sectarios no habían logrado impedir su difusión, habían limitado su incidencia alzando en torno a ellos un muro de Berlín construido con insultos y falsedades. Con César y conmigo no lo han conseguido, al menos por ahora.

Pues bien: hace poco el profesor Santos Juliá explicó a unos diplomáticos españoles en París la nueva línea de ataque de la historiografía antifranquista. Reconociendo de modo implícito el fracaso de la versión izquierdista (los dos bandos habían cometido crímenes, vino a admitir), indicó que los esfuerzos iban a concentrarse en la represión de posguerra, donde había un solo y evidente culpable: el bando vencedor.

Menciono esta conversación, llegada por casualidad a mis oídos, porque nadie debe creer que se trata de actitudes espontáneas. Por el contrario, están minuciosamente orquestadas, con colaboración de numerosos políticos, historiadores y paniaguados. Preston ha anunciado para este otoño un nuevo libraco sobre el “holocausto español” (nada menos), y ya proliferan en las librerías estudios por el estilo. Leo ahora que la televisión en manos de los irreconciliables ha encargado una serie sobre la represión de posguerra a varios simpatizantes de las dictaduras progresistas. Será la segunda parte de la serie sobre la guerra civil ordenada por el PSOE en los años 80, bajo dirección de demócratas como el stalinista Tuñón de Lara, colaborador del KGB, en testimonio de Jorge Semprún. Tuñón formó en Pau una “escuela de cuadros” comunista dedicada a manipular la historia según la lucha de clases.

La serie de los 80 hizo renacer odios y rencores, revanchismos y justificaciones de la violencia progresista, cuyos frutos consisten en el ambiente creado en Vascongadas y Cataluña, extendido por Zapatero a todo el país mediante agitaciones callejeras violentas, bajo banderas totalitarias o anticonstitucionales. A ello ha contribuido la inhibición de la derecha, presa de la consigna medrosa y falsa del “hay que mirar al futuro”, como si esa mirada fuera incompatible con restablecer la verdad sobre el pasado.

La izquierda conoce muy bien el enorme efecto de las campañas amasadas con relatos de sangre y crimen atribuidos a sus adversarios. Con ellas ha logrado una y otra vez borrar sus propias responsabilidades, saltar del banquillo de los acusados al estrado del fiscal y convertir sus reveses en victorias políticas. Es preciso, por consiguiente, afrontar esta nueva campaña de envenenamiento de la memoria colectiva.

No hay duda de que la represión de posguerra fue brutal, pero debemos situarla en su contexto. Escribe el profesor Malefakis: “Los recientes intentos de restar importancia a la represión tomando como referencia la persecución de los colaboracionistas en Francia y en Italia están lejos de la verdad; no sólo fue la escala de violencia de Franco mucho mayor en muertes y todavía más en prisioneros, sino que además fue desarrollada casi enteramente por el aparato del Estado en vez de por grupos privados actuando sin aprobación gubernamental”.

A mi juicio es muy adecuado comparar el caso español con el italiano y el francés (y no hablemos de los espeluznantes campos useños de prisioneros alemanes), porque fueron todos casos de odio ideológico vinculados a una guerra civil. En España hubo más muertes, pero la guerra civil previa fue también incomparablemente más intensa y dejó, por tanto, muchas más “cuentas por saldar”. Con esta consideración, la represión franquista no resulta proporcionalmente mayor, sino menor, que las de Francia o Italia.

Además, la represión por el aparato del Estado no debe estimarse negativamente en relación con la “privada”. Significa que las ejecuciones en España se realizaron previo juicio, mientras que en Italia y Francia consistieron muy mayoritariamente en simples asesinatos. La presunción de que los asesinos “privados” actuaban sin aprobación gubernamental es tan falsa en Italia o Francia como en el bando revolucionario español durante la guerra civil. Esa “falta de aprobación” consiste en una táctica bien conocida de efectuar limpiezas masivas de enemigos prescindiendo de formalidades legales y achacándolas al “pueblo” o a “incontrolados”.

La campaña en curso enfrenta, por lo menos, otros dos problemas engorrosos. Pinta a todos los ejecutados como “víctimas del franquismo”, mezclando a los inocentes, como el anarquista Peiró, con asesinos sádicos como el socialista García Atadell. Menciono a éste porque, aunque fuese ajusticiado en plena guerra, representa al alto número de criminales, ladrones y torturadores que cayeron en manos de Franco. La equiparación de éstos con los inocentes ya indica el valor de las “investigaciones” en curso.

Otro problema: ¿por qué cayeron en manos de los nacionales tantos participantes en el terror revolucionario? Pues porque los dirigentes izquierdistas, tanto en la campaña del norte, como en la de Cataluña o en la del centro, se preocuparon de huir ellos, sin dejar la menor previsión de escape para los miles de secuaces suyos complicados en la represión. Sólo en Cataluña lograron escapar muchos, aunque no todos, en una huida masiva y desordenada, cuya descripción por Zugazagoitia debiera leer todo el mundo. Asunto embarazoso para los campañeros, pero ineludible en un estudio serio.

Basten estas consideraciones, para empezar, y preparémonos a librar un nuevo combate por el restablecimiento de la verdad histórica.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 1:32 am    Título del mensaje: El vídeo de la FAES es lo mínimo que debe hacer el PP Responder citando

Acabo de ver el vídeo de la FAES “Tras la masacre” y me parece que es lo mínimo que podía hacer el PP en las circunstancias actuales, con todos los partidos en contra suya, como se pone de manifiesto en la vergonzosa Comisión del 11 M. Lo único que se pretende en dicha Comisión es dejar al PP como mentiroso y culpable (indirecto) del atentado. Pero se intentan cerrar todas las posibles vías que conducen a las conexiones de los asesinos con proyectos que buscaban desbancar al PP del gobierno, a pesar de todo lo que se está descubriendo en “los agujeros negros del 11 M”. Con lo cual me reafirmo en la idea de que Rajoy no es el político que dicho partido, o España, necesita en estos momentos. El PP debe hacer todo lo posible por descubrir la verdad de los proyectos que había detrás del 11 M, con todas las vísceras que pueda. ¿Acaso no es para estar cabreados después del asqueroso partido que han sacado a dicho atentado los sociatas, PRI-SA y compañía, en contra del PP y, mucho peor, de España? Intentar parecer "civilizados" en estas circunstancias es de suicidas (o de sujetos que se rinden -como el perro que enseña el cuello al atacante-).

Un cordial saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 10:15 am    Título del mensaje: ¿Ocasión? Responder citando

Estimados contertulios:
Estoy completamente de acuerdo con Antonio Sánchez.
Rubalcaba lleva un año diciendo que el PP "se sitúa en la estrategia del rencor" y no había vídeo ninguno: jamás habrá "ocasión".
La posición de Losantos y el editorial de "El Mundo" y otros, me parecen de un cinismo impresionante: Losantos dijo por la radio que "ellos", los periodistas, sí pueden decir las cosas que se dicen en el vídeo, pero no "los del PP": ¿no fue Losantos el que más insistió (con razón) en lo de "maricomplejines" y esas cosas?.
¿Que le falta precisión conceptual?. Pues sí. Yo he enviado un artículo al Catoblepas la semana pasada en el que espero ser más preciso conceptualmente, pero llego a las mismas conclusiones a las que se llegan en el vídeo que, por lo demás, me parecen evidentes: la "izquierda fundamentalista" ha minusvalorado la amenaza yihadista sobre España, presentando a Aznar y a su gobierno como un agresor contra el Islam, arropando y justificando al yihadismo en una posible respuesta suya. No hace falta comisión alguna para saber de tal complicidad entre izquierda fundamentalista, ahora gobernante, y yihadismo.
Lo dicho por Rajoy, además de faltarle humildad, tampoco es muy "inteligente", si es que vió el vídeo durante Semana Santa y aprobó su contenido: ¿se creerá el mismo Rajoy que hay dos "facciones" en su partido, una representada por él y otra "más extrema" representada por Acabes y Aguirre?. Esto lo lleva diciendo Blanco desde hace tiempo: craso error por parte de Rajoy si se lo cree (sin duda habrá facciones dentro del PP, incluso más de dos, pero no creo que la polarización Acebes/Rajoy sea real).
En fin, no sé de qué "ocasión" se habla, la verdad.
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
Antonio Sánchez Martínez



Registrado: 26 Oct 2003
Mensajes: 339
Ubicación: Rivas Vaciamadrid (España)

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 11:11 am    Título del mensaje: Rajoy, la ironía liberal sin principios españoles Responder citando

Acabo de leer la crítica de Serafín Fanjul al reportaje de la FAES (http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_24099.html) y me reconforta pensar que tal persona coincide en lo básico con lo que yo pienso al respecto. Los últimos acontecimientos, como los referidos a la retirada de la estatua de Franco (mientras se prodigan las colocadas en “memoria” de Largo, Prieto o La Pasionaria, y mientras se elogiaba a Carrillo –que ya tendría una estatua si se hubiera muerto-) o como el proyecto de derribar (o reinterpretar a su manera) todo lo que quede del franquismo, incluido el Valle de los Caídos, y la tímida reacción de la mayoría de los peperos (de Rajoy muy especialmente), demuestra que por este camino es por donde van derechos a su desaparición (como en otras circunstancias le ocurrió a la UCD), en contra de lo que piensa José Manuel Rodríguez Pardo. No hay nada peor para un político que la falta de convicción respecto de sus principios, su acomplejamiento y debilidad. Rajoy está sumido en el mismo complejo en que estaban Romanones o Alcalá Zamora (salvando las distancias doctrinales), y por ese camino lleva a su partido a la ruina más absoluta, a permitir que se los coman con patatas los resentidos vengativos del “buen talante” y el “diálogo”, que por fin se ven con fuerzas de ganar la Guerra Civil.
Aunque el PP no se identifique totalmente con el franquismo lo que no puede hacer es permitir que mientras se retiran las estatuas de Franco (y otros muchos símbolos del franquismo) se prodiguen los homenajes públicos a los responsables del bando “rojo”. ¿Acaso está el PP de acuerdo con dicha asimetría? ¿Reconocen que la guerra la debían haber ganado los que la perdieron y que, por tanto, ahora ha llegado el momento de que la ganen? ¿Con qué principios se identifica el PP, sólo con los de un liberalismo indefinido sin referencias a la España histórica más o menos reciente? ¿Permitirán, también, que se reinterprete toda la historia de España según la ideología de la Leyenda Negra y se empiecen a derribar las referencias simbólicas a los reyes españoles o El Escorial, por ejemplo (como ya pedía en sus días ERC y otros muchos)?.....
Me parece que Rajoy es un "liberal" muy indefinido respecto a la plataforma política e histórica de España. Es muy irónico, pero le faltan principios. Si su partido no reacciona con él van derechitos al matadero.
Antes de publicar el presnte mensaje he leído el de Pedro Insua, y estoy completamente de acuerdo con lo que dice.

Un cordial saludo. Antonio Sánchez
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Pedro Insua Rodríguez



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 279
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 11:16 am    Título del mensaje: Responder citando

Por cierto, en el vídeo jamás se habla, ni se acusa al Psoe de ninguna complicidad "operativa" con los islamistas, ni siquiera se insinúa tal extremo. De nuevo Llamazares y Olabarría (del PNV) mienten cuando afirman tal cosa.
Saludos,
Pedro Insua
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 3:15 pm    Título del mensaje: El video de FAES. Responder citando

Hola.

Meto aquí esto por creerlo interesante para la discusión que estamos manteniendo.
-----------


El vídeo de Faes, tan partidista como legítimo


Sábado, 2 de abril de 2005. Año XVII. Número: 5.590.


OPINION


TRIBUNA LIBRE

El vídeo de Faes, tan partidista como legítimo

LUIS HERRERO

La tesis que voy a defender -lo aviso para que no tengan por qué
hacerse esperar ni muecas ni murmullos- es que el vídeo de Faes me
ha parecido bastante bueno. Tenía ganas de decirlo en el primer
párrafo del artículo porque hasta ahora no he leído ni escuchado
ningún juicio de valor aproximadamente parecido y, ya puestos a
hacer el gasto, me fastidiaría casi tanto no llegar el primero como
ser el único en atreverse a decirlo. Y no es que le tenga miedo a la
soledad, que a estas alturas me empieza a importar un rábano, es que
sencillamente no me creo que no haya nadie que no se sienta
identificado con la mayoría de las opiniones que se vierten en el
reportaje. Lo que creo es justo lo contrario: que muchos españoles
lo aplaudirían si pudieran verlo, lo que pasa es que la mayoría no
puede y tiene que conformarse con la idea cavernícola -en su doble y
antagónica acepción de sombra platónica y exabrupto políticamente
incorrecto- que produce el eco del debate abierto.
Por lo tanto, primera conclusión: si es verdad lo que creo y el
contenido del vídeo responde al punto de vista que de la parte
oscura de la masacre del 11-M tiene una porción de la ciudadanía,
entonces no hay más narices que darle la más cordial bienvenida y
felicitar a sus autores por su indudable sentido de la
oportunidad.Un año después de aquella trágica víspera electoral han
vuelto a las portadas de los periódicos y a las pantallas de la
televisión las imágenes demoledoras que a casi todos nos hicieron
llorar -y más que a nadie a las víctimas-, pero esta vez acompañadas
de conjeturas variadas, sospechas razonables, silencios ominosos,
novedades misteriosas, progresos policiales, conclusiones políticas
y un sinfín de ingredientes más, todos ellos adjetivables, que han
servido para alimentar una gran porfía conmemorativa de ámbito
nacional. Esa porfía, sin el vídeo de Faes, hubiera quedado
incompleta.Ahora tenemos un ángulo más desde el que ver las cosas.
Las opiniones que se añaden a una controversia con ánimo
complementario nunca están de más. En todo caso, estarían de menos
si no se hubieran abierto paso. Guste o no, cuentan, después de
todo, con el aval intelectual de una muchedumbre de ciudadanos
libres. ¿En base a qué principio deberían haber quedado excluidas
del debate?
Por otra parte, yendo más a lo hondo, me atrevo a afirmar que en el
vídeo hay muchas más afirmaciones inequívocamente verdaderas,
dictadas por la rectitud de intención, que presuntas maldades
difamatorias, si exceptuamos las reproducciones textuales de algunas
declaraciones públicas que hicieron por aquellos días Rubalcaba,
Llamazares, Ibarra o Zapatero, a las que no cabe aplicar presunción
alguna. Esas sí que fueron maldades difamatorias a secas, ¡y de qué
calibre!
Estas son las principales afirmaciones del denostado vídeo de Faes,
una a una, sometidas a la prueba del algodón:
¿Es verdad que el atentado fue similar al que ETA había previsto
tres meses antes del atentado de marzo?
-Sí.
¿Es verdad que la Guardia Civil, diez días antes del atentado, había
interceptado un furgón de ETA lleno de explosivos en Cuenca?
-Sí.
¿Es verdad que el 2 de marzo el Gobierno avisó que temía un atentado
de ETA?
-Sí.
¿Es verdad que dirigentes socialistas afirmaron en público que el
Gobierno exageraba el riesgo de atentados para infundir miedo en
época electoral?
-Sí.
¿Es verdad que el 11-M, durante todo el día, España pensó que ETA
había sido la responsable de los asesinatos de aquella mañana en
Madrid?
-Sí.
¿Es verdad que el 11-M por la noche acabaron las autopsias y que no
había ningún suicida a pesar de que la izquierda había difundido que
sí los había para darle apoyo argumental a la tesis de que el
Gobierno estaba ocultando la verdad?
-Sí.
¿Es verdad que antes del 11-M los avisos del Gobierno de posibles
atentados islamistas fueron despreciados por la izquierda?
-Sí.
¿Es verdad que ningún servicio de información del mundo estaba sobre
la pista del atentado?
-Lo ignoro, pero a juzgar por lo que leí en su día en el estupendo
libro que escribió Casimiro Carcía-Abadillo, esa es la tesis más
extendida y razonable.
Hasta aquí el resumen de la primera parte del vídeo. Pincho de
tortilla y caña a quien pueda demostrar que me he dejado en el
tintero alguna cuestión fundamental. En la segunda parte, la voz en
off nos cuenta que el Gobierno tardó menos de sesenta horas en
detener a los principales autores materiales de la masacre y le
imputa a la izquierda cuatro fechorías concretas: que sembró las
calles de odio y enfrentamiento, que convirtió en un estruendo el
eslogan de que el Gobierno estaba mintiendo, que trató de
aprovecharse políticamente del drama al establecer una relación de
causa-efecto entre el atentado y la Guerra de Irak y, por fin, que
nada de eso fue improvisado: "el 11-M -escribe el guionista anónimo
de Faes- los socialistas tuvieron la oportunidad de representar la
obra de teatro que habían ensayado meses antes". Acaso sea esa la
frase más enigmática e interpretable del reportaje y algunos, al
escucharla, puedan pensar que trasmite la idea de que los
socialistas sabían de antemano qué iba a pasar y cuándo, y cómo
rentabilizarlo en beneficio propio. Pero, francamente, no ha lugar.
Es demostrable que el PSOE había ensayado con anterioridad al
atentado del 11-M cada uno de los ejercicios que luego mantuvo en
escena durante las 48 horas anteriores a la cita con las urnas: que
había sembrado las calles de odio y resentimiento, un año antes, es
una verdad palmaria. Basta recordar las agresiones a las sedes del
PP y a algunos de sus dirigentes. También es un hecho irrefutable
que la cantinela del Gobierno de la nariz de Pinocho estaba en el
guión socialista desde antes. Sin ir más lejos, Zapatero declaró a
El País el 9 de marzo: "El cambio es diálogo y transparencia. No más
mentiras". Y en cuanto a la utilización de la Guerra de Irak como
factor de riesgo de un ataque islamista, ahí están también las
hemerotecas: después de los atentados de Casablanca, en mayo de
2003, a Aznar se le ocurrió decir que no tenían nada que ver con la
guerra y Zapatero y Llamazares, como dos jinetes a lomos del mismo
caballo, le saltaron a la yugular jaleados por los titulares de la
prensa.Ambos llevaban todo un año diciendo que si había un atentado
sería por culpa de la foto de las Azores y, todavía hoy, muchos
españoles lo siguen creyendo a pesar de que los autores materiales
del atentado ya han confesado que lo estaban preparando desde mucho
antes.
La disección del vídeo, francamente, no da mucho más de sí. Las
conclusiones finales, tan partidistas como legítimas, añaden que la
izquierda protagonizó el día de reflexión una jornada de coacción
antidemocrática y que, una vez en el poder, ya ha perdido todo
interés por conocer y dar a conocer la verdad de lo sucedido. Eso es
todo. Bueno, ¿y qué?
La izquierda le ha puesto a la derecha un collar de doberman y aquí
no ha pasado nada, ha movilizado a sus quince artistas de cabecera
para hacer Hay motivo y tampoco ha pasado nada, y ha utilizado la
ceremonia de los Goya para criminalizar a un Gobierno legítimo y ha
seguido sin pasar nada. ¿Por qué no es más cerril ni más sectaria la
izquierda ante sus propios votantes cuando vapulea sin escrúpulos a
su adversario y en cambio corre peligro la derecha de ser tildada de
retrógrada, cavernícola y antediluviana cuando sólo trata de dar su
versión de los hechos?
He visto la película media docena de veces y no he encontrado, en
ninguno de los catorce minutos que dura, un solo exabrupto visceral
que ponga en riesgo el talante de centro reformista de un partido,
el PP, que por otra parte ya aprobó esa oposición cum laude después
de ocho años de gobierno. El cuento chino de la involución aznarista
es un invento que Rubalcaba y compañeros mártires tratan de poner en
circulación para sembrar cizaña y dividir en dos a la oposición. Muy
suyo (de Rubalcaba, quiero decir): en la oposición decide cuándo
miente el Gobierno y cuándo no, y en el Gobierno distingue lo que le
conviene a la oposición y lo que no le conviene. Que no se caliente
tanto la cabeza.A Rajoy le conviene casi todo lo que al PSOE le
perjudica y al PSOE, por regla general, lo que más le perjudica es
que se sepa la verdad.

Luis Herrero es eurodiputado del Grupo Popular en el Parlamento
Europeo.



(c) Mundinteractivos, S.A.


Dice Luis Herrero:<"el 11-M -escribe el guionista anónimo de Faes- los socialistas tuvieron la oportunidad de representar la obra de teatro que habían ensayado meses antes". Acaso sea esa la frase más enigmática e interpretable del reportaje y algunos, al escucharla, puedan pensar que trasmite la idea de que los socialistas sabían de antemano qué iba a pasar y cuándo, y cómo rentabilizarlo en beneficio propio. Pero, francamente, no ha lugar.>

De todo lo dicho, yo soy de los que piensan que sí ha lugar para sospechar profundamente del PSOE, de los moros, de la Francia y de la ETA... y si no fuera así, por mor de la eutaxia a mi no me importa. Ese Rubalcaba y cia. es muy ladino.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Joaquín Robles López



Registrado: 18 Oct 2003
Mensajes: 275
Ubicación: Caravaca (España)

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 4:03 pm    Título del mensaje: de acuerdo Responder citando

Me sumo a las intervenciones de Insúa y Antonio Sánchez ahora que acabo de ver el video. Aunque es cierto que esa apelación a la "izquierda" es abusiva (deberían haber dicho con todas sus letras el PSOE e IU) no veo en el vídeo nada que no se pueda suscribir. Respecto a su oportunidad o no en relación al rendimiento electoral no puedo decir nada porque mi ciencia media no da para tanto. Y lo de Rajoy tampoco se entiende demasiado ¿no lo suscribe? ¿está o no está de acuerdo?. A lo mejor alguien debería recordarle que no ganó las elecciones y que tiene que espabilar ¿o es que piensa ganarlas tirando de "talante"?. El PP tiene que asumir ciertas posiciones que el enemigo utilizará para identificarles con la derecha cavernícola y este vídeo, efectivamente, les da alas. Sí, pero ¿cree alguien que el PSOE va a renunciar a esta estrategia por buenecito y dócil que se muestre Rajoy? ¿Es que, a estas alturas no nos hemos dado cuenta de que el único "argumento" del PSOE es el de apelar a la derechona para aparecer ellos como los modernos y buenos?. Porque siendo "buenos y progres" podrán hacer más o menos la misma política económica del PP o vender "armas pacifistas" al pacífico gorila rojo o permitir que los pisos sigan por las nubes o seguir desmantelando la enseñanza pública o pegar pelotazos a lo clan "Guerra" en Sevilla... Todo sea en nombre de esta burda estrategia. Por esto, haga lo que haga el PP, siempre habrá alguna estatua de Franco para arrojar o un Haro Tecglen señalando con el dedo a "los fascistas". Así que: de perdidos al rio. En el próximo vídeo de la FAES deberían sacar imágenes de aquellas manifestaciones pacifistas de hace dos años en las que se veia a dirigentes de IU y PSOE encabezando manifestaciones en las que había banderas de Irak mezcladas con banderas republicanas. Por cierto: ¿irían los terroristas del 11-M a aquellas manifestaciones? ¿Habrá alguna foto?.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Javier Delgado Palomar



Registrado: 09 Oct 2003
Mensajes: 116
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab Abr 02, 2005 6:53 pm    Título del mensaje: El Partido Popular necesita un meneo para que espabile. Responder citando

Estimados amigos de los foros:

Hace dos días que tuve la desgracia de ver el polémico video que firma la FAES. Se trata de un grave error político e intentaré a continuación explicar por qué.


1º) Como ha señalado en este foro José Manuel Rodríguez Pardo, la utilización del término "izquierda" para referirse a PSOE e IU exclusivamente, es un error garrafal ¿No se han entrado de que ellos, el pp, son también la "izquierda", la tercera generación? Aunque no lo tengan claro y ellos se crean (emic) que son el "centro", lo cierto es que son simplemente liberales con una fuerte ecualización con la socialdemocracia. Claro que en el PP conviven, como ha señalado Pedro Insua, diversas tendencias, corrientes o sensibilidades, algunas incluso son nostálgicas del "antiguo régimen", del franquista quiero decir. Sin embargo, también conviven diversas tendencias o corrientes en el PSOE o IU, algunas incluso nostálgicas la 2ª República, régimen todavía más antiguo que el franquismo, la diferencia fundamental es que en las izquierdas de cuarta y lo que queda de la quinta generación "todos los perros ladran lo mismo". Antes, apenas hace un año, en el Partido Popular también todos los perros ladraban los mismos mensajes, pero ahora, a un año vista de las elecciones del 14 - M, el PP aparece fragmentado en torno al dichoso video: a unos les gusta, a otros les hace gracia simplemente y otros opinan que esa no es la manera de hacer oposición. La división está servida y si bien puede que no sea tan grave como para causar su desaparición como la UCD, (aquí matizo lo que decía José Manuel aunque suscribo sus ideas en lo fundamental) bien sí puede llevarles a un estado agónico equiparable al de la Alianza Popular de Hernández Mancha o Jorge Verstrynge.

2º) Sinceramente, el llamarse a sí mismos "fachas" no creo que vaya a ayudar mucho a María San Gil (candidata en la que yo había puesto esperanzas de subida electoral respecto del insulso Iturgaiz) en plena campaña electoral ¿Ustedes qué piensan? Mientras el PP tira puñaladas, el PSOE devuelve bombas de mano. Pregunta Joaquín Robles "¿Es que, a estas alturas no nos hemos dado cuenta de que el único "argumento" del PSOE es el de apelar a la derechona para aparecer ellos como los modernos y buenos?." Y yo respondo: Claro que muchos nos hemos dado cuenta, pero en FAES parece que no, tanto ha cacareado el PSOE lo de la derechona que al final se lo han creído hasta ellos y han hecho un video en el que se lo llaman a así mismos. Necesitan que se les envíe un ejemplar de "el mito de la izquierda".

3º) El video es tan torpe que reconoce que el Partido Popular fue el primero en utilizar políticamente el dolor de las víctimas al sacar a la gente a la calle detrás de una pancarta que decía "Todos con la Constitución". El Gobierno (siempre según mi punto de vista) ante semejante ataque, quizá hubiera debido cerrar fronteras, cerrar espacio aéreo, declarar el estado de excepción y suspender las elecciones. En lugar de estas medidas fuertes, optaron por sacar a la calle a las indefinidas "manos blancas", cubiertos por la pancarta "Todos con la Constitución". Los socialistas y comunistas contaminaron como un virus a esas masas dóciles e indefinidas. Es un video lacrimógeno y llorón porque se lamenta de que en tres días (bueno en "tres días de representación tras un año de preparación", como dice la apocalíptica voz en off del video) los socialdemócratas oficiales y los "socialdemócratas que se creen comunistas" consiguieron darle la vuelta a la situación. Es decir, se lamentan de que supieron hacer "política profesional" a un nivel muy superior a ellos, de que, a la postre resultara que en la utilización política de los acontecimientos fueron mucho más hábiles Rubalcaba, la SER y sus chicos consiguiendo llevarse el gato al agua.

4º) Es un video que perjudica sobre todo a los que estuvimos "relativamente conformes" con la manera de gobernar del Partido Popular (si no hubieran tomado dos medidas tan antieutáxicas como la supresión del servicio militar y la inmersión "de cabeza" en el Euro, mi conformidad con esa manera de gobernar hubiera sido aún mayor), o al menos a los que nos identificamos más con los gobiernos del PP que con los del UCD o PSOE, digo que perjudica a los votantes y simpatizantes, porque nos van a obligar a padecer gobierno tras gobierno de zetapé, por lo menos durante otra década. Yo no sé si el tirón de orejas habrá que pegárselo a Rajoy por blando, como señala Joaquín, o conviene más bien purgar a los responsables del video por bobos, el caso es que parece llegado el momento de coger de las solapas al PP y darle un buen meneo para que espabile... Ya que los que vamos a padecer su desintegración (los más progres del pp se pasarán al psoe y los más simpatizantes de la extrema derecha también se escindirán o desaparecerán, mientras que los anarquizantes, dejarán de votar definitivamente) somos nosotros. El Partido Popular necesita unidad si quiere recuperarse, necesita apoyar a sus líderes autonómicos y alcaldes para mantenerse donde está (Madrid, Cádiz, Oviedo, Murcia, &c,) y para subir donde no tiene mucha presencia (País Vasco, Asturias, Andalucia...). Necesita unidad, sin embargo, estas estrategias de tirarle piedras publicamente a Gallardón, o solicitar la equiparación del valenciano al catalán por un "reflejo simiesco" (y por otros intereses), o la elaboración de este tipo de videos tienen, a mi juicio, un clarísimo efecto disolvente.

Recordando que a Felipe González no le venció la apagada labor del PP en el parlamento, ni en la propaganda y sí le venció la labor de el diario El Mundo y su propio desgaste.... gobierno progre me temo que habemus para mucho, mucho tiempo.

Saludos
Javier Delgado Palomar
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> España Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Página 1 de 6

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán