nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


El núcleo absolutista del PSOE.

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Jue Dic 01, 2005 4:37 pm    Título del mensaje: El núcleo absolutista del PSOE. Responder citando

Helicóptero que cae a tierra con el presidente del PP Mariano Rajoy y la presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y algunos otros. Vivos de milagro... Ya veremos... Mientras tanto, allá en la muy lejana Europa su presidente el socialista nuestro, el Sr. José Borrell, presidente del Parlamento europeo, digo, no se nos olvide –perfectamente tolerante y con muy buen talante-, lee en un papel la noticia que le traen... Su comentario ante el “accidente” del helicóptero y cuando cree no ser escuchado por nadie es el siguiente: “Eso les pasa por ir a los toros en helicóptero”. Sublime. Digno de la boca de un “socialista” amigo del genio del buen talante y de la tolerancia, digno de todo un presidente de la pacífica Unión Europea. Ya le piden a Borrell que dimita esta misma tarde. No dimitirá, y junto con España, Europa hará una vez más el ridículo y los sociatas nuestros demostrarán qué talante y buena moral es la suya, la moral de los amigos de los enemigos de España estilo Carod Rovira.

Es el talante de la futura dictadura, del absolutismo:

<Isabel Durán.
El plagio de José Luis Rodríguez Zapatero al comunista francés Roger Garaudy ha comenzado su andadura el domingo en Mallorca. La puesta en marcha de la Alianza de Civilizaciones, en un esperpéntico foro que concita tan solo a los bienpagaos de los gobiernos de turno y a los amiguetes del jefe del convoluto de Naciones Unidas, ha sido todo un acontecimiento que marcará un antes y un después en la lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo. Sin duda.
Turcos copatrocinadores aparte, el foro de Zetapé y Annan está integrado por lo mejor de cada casa: Federico Mayor Zaragoza y Máximo Cajal por parte española y el onusiano cesado por corrupción, señor Riza. El trío de la bencina anda estos días haciendo como que se gana el sueldo. Tres jornadas de trabajo cada tres meses para emitir un informe ¡dentro de un año! Debe de ser un proyecto francamente agotador. Todo un festín sociolaboral por el módico precio de tres millones de euros.

El ex director general de la UNESCO y premio Sabino Arana, declaró recientemente que la “cumbre” sería un éxito si aportaba “dos, tres o cuatro ideas”. El fotopresidente ha puesto una sobre la mesa y además predica con el ejemplo. “Los españoles –ha dicho ZP- deberíamos dar lo mejor de nosotros mismos" para contribuir al "aislamiento de los radicales, de los violentos y de los fanáticos” (sic). ¿Se refiere el presidente al Partido Comunista de las Tierras Vascas?

Si el millón de euros que sale de nuestros bolsillos para la orgía ideológica de las civilizaciones sirviera para que se acabara con la ETA estaría bien gastado. Pero mucho me temo que los radicales señalados por el presidente son los cristianos “de no hace tanto” a los que aludió Máximo Cajal. O sea, que ni siquiera Ben Laden se encontraría entre los “violentos” en el informe de 3,15 millones de euros que elaborarán el año próximo los ultra-trabajadores bienpagaos de la Alianza zapatista-annanista.>


En: http://www.libertaddigital.es/opiniones/opi_desa_28347.html

Pero este vulgar plagio que hace nuestro melifluo Zapatero, el amigo del PCTV, no se lo hace sólo al comunista Roger garaudy, sino que es como ya sabemos mucho más antiguo..., la cosa proviene del fondón idealista y cristiano del Reino en este mundo y en concreto de las ideas mayestáticas de Nicolás de Cusa y de la estupenda y aureolada “naturaliter majorennes” kantiana, y también, y un poco más acá, en nuestros lares, de nuestro carcamal e idealista kantiano Ramón de Campoamor (en su capítulo V de su “asociación universal”, sección VI, “Leyes internacionales”, de su obrita “Filosofía de las leyes” en Obras de Filosofía Tomo I, pag. 444. Ed Pentalfa. Oviedo 2003)

En esa obrita suya nos dice Campoamor que “Si hay autoridades que rijan la asociación municipal, la provincial y la nacional, ignoro por qué motivo no ha de haber un congreso general permanente que establezca principios y que dirima todas las contiendas de la asociación universal.

Un hombre podía ser un hijo de tal pueblo, individuo de cual nación, y llamarse al mismo tiempo ciudadano del universo.

La confederación de todos los pueblos sin la existencia de un código obligatorio que fije las reglas de sus deberes respectivos, es una anarquía repugnante, tolerable sólo en una reunión de salvajes”
... Campoamor nos habla de “las obligaciones que la razón universal impone a todos los gobiernos, comúnmente –dice- los pueblos más pícaros o más barbaros suelen ser el azote de los más honrados o los más débiles, sin que los otros pueblos indiferentes salgan de su apatía hasta que a ellos les toca respectivamente ser víctimas de la fuerza o de la intriga.

La razón o el interés recíproco reclaman imperiosamente una asociación universal.

La astucia y la barbarie se opondrán constantemente a que el mundo salga de este brutal desorden, en el cual siempre sacan el mejor partido la destreza y la violencia”.
¡Ciudadano del universo! Campoamor soñaba.

También Edmundo Burke había criticado el “Pacte universel” utópico y absurdo de los revolucionarios franceses.

La idea, como vemos, es muy antigua. La “asociación universal” y el Pacto de civilizaciones suponen como ideología la posibilidad en el tiempo de una absoluta unificación de lo diverso (incluyendo en esta diversidad el factor moro, factor irreconciliable que ha mandado a hacer puñetas –emtre otras cosas- la reunión universel de Barcelona), la unificación de esa diversidad que hoy en día encontramos sorprendentemente en todos los que están por el respeto a la pluralidad(¿cómo se puede respetar lo plural cuando a la vez se lo trata de eliminar con la unificación universal?). Esta contradicción ni siquiera les escandaliza a estos lerdos debido principalmente a que los sectores sociales a los que va dirigido este cansino discurso ideológico de la unificación de lo diverso son esencialmente unos ignorantes y fundamentalistas democráticos y pacifistas. Pero el meollo (político sin duda) de las ocultas pretensiones de los que tal barbaridad propugnan se encuentra –como siempre- en un afán de puro dominio sobre los supuestos “bárbaros” (así son llamados los realistas políticos), sobre los que por saber este mundo compuesto de pluralidades desde siempre, saben de sobras que la parte, el partidismo, es consustancial a cualquier materia, y más aún a la materia y forma política. Lo esencial de la libertad “de” y de la libertad “para”, lo esencial de la democracia, es la necesidad de respeto de la parte por la existencia perenne de lo naturalmente diverso. Sin partes fuera partes no es posible ni la democracia ni nada de nada. Toda democracia supone la división y la política, el enfrentamiento político. Cuando no hay enfrentamiento político lo que hay es la dictadura simple y llana.

Con la “asociación universal” de Campoamor, con el “Pacto de civilizaciones” zapateril ya criticado por Burke, lo que se pretende (en la idea, sólo en la idea) es acabar absurdamente con la parte, con lo diverso, y por tanto, y en la realidad, lo que se pretende es acabar con la pluralidad misma que se dice defender: lo diverso es lo dividido, lo privado diferente del “in-dividuo”, individuo diferente al Estado, lo cortado, lo cercenado, la privación, el privatus latino, lo privado por la libertad respecto del Estado y por la autonomía del individuo (como libre productor y consumidor en el mercado pletórico en su libertad “de” y su libertad “para” producir o consumir en su libertad externa y para amar u odiar en su libertad interna, kantiana) Si el individuo es ciertamente en el liberalismo indivisible, no puede ser a su vez indivisible la sociedad. La sociedad es división y por eso es relación entre partes. Las partes indivisibles se relacionan en la sociedad dividida. La sociedad unificada consiste en la anulación de la división, del individuo, de la persona incluso.

Lo que se da en lo privado es trasladado en el concepto y en la realidad y por su propia esencia a la clase, como solidaridad de grupo, y de esta clase a la dialéctica de Estados, como Estados diferentes con sus diferentes clases inmersas en él y enfrentados a los otros y diferentes Estados y por la libertad de esos sus grupos y clases y precisamente por la indivisibilidad del individuo. La unificación de lo diverso anula al individuo enclasado, anula la libertad de lo in-divide, de lo individual.

Para que haya democracia es necesario la existencia perenne de la discordia, de lo discorde, de las diferencias individuales o entre individuos y clases. Es la discordia lo que hace posible la existencia del núcleo democrático de la “concordia discors”, del discurso discordante, y por ello es posible la concordia de lo diverso y lo individualizado en equilibrio siempre precario que es a lo que llamamos paz social.

La pretensión de anular la discordia, lo diferente, bajo la égida excelsa del Pacto de civilizaciones, es un absolutismo. Así se pretende de paso y por esta ideología –por ejemplo- anular a la COPE, y al PP por su permanente”crispación”, por ser discordes, por ser diferentes, como si el control y la oposición al gobierno no fuese un indispensable requisito para la existencia misma de la democracia, para la existencia misma de la “concordia discors”. La competencia política es el meollo de esta democracia. Sin oposición y competencia no hay democracia.

La competencia política es el problema político y el constitucionalismo es inevitablemente la solución jurídica de un problema político. La pretensión de la anulación de la oposición –su demonización- conlleva la despolitización del problema, la despotilización de la competencia política: se demoniza a la oposición cuando se la trata fuera de los cauces políticos (o judiciales), como ocurre por ejemplo al tratar de silenciar los medios de comunicación contrarios al PSOE (el acoso a la COPE llevado ayer en Madrid por sujetos parlamentarios de ERC con el beneplácito de Zapatero, porque –según dicen-, insultan), y por tanto se abandona el constitucionalismo. Este abandono del constitucionalismo es el núcleo claro del despotismo y la demagogia de estas nuestras divinas “izquierdas”. El abandono de la política –siendo la política como es, un pleno “concordia discors”, significa sólo despotismo. Tiranía.

Se trata para estos caballeretes de anular la jurisdictio, el control de la oposición sobre el poder (el vector ascendente de las capas y ramas del poder)... Se trata de que el ejercicio del poder –gubernaculum- esté sin las trabas de la jurisdictio, esto es, sin el control del pueblo ni del principal partido de la oposición, el PP. Se trata en definitiva de anular la política y quién abole la política elimina al mismo tiempo la democracia y con ella la supuesta tolerancia y el supuesto y famoso buen talante.

<Quién elimina la jurisdictio del –gubernaculum se burla del constitucionalismo; y debemos al menos impedir que ello ocurra en su nombre.>, dice Sartori.

El deber ser idílico del Pacto de civilizaciones se convierte en el ser del despotismo y la demagogia, pues la historia enseña que a las bellas ideas, que a “los ideales desmesurados corresponden siempre catástrofes prácticas”. Detrás de cualquier idea aureolada hay una adulación al pueblo y detrás de cada adulación una mentira.

(Fuente: Giovanni Sartori. Elementos de teoría política. Alianza editorial, Madrid 2005)
-----
Sería inútil enumerar las “catástrofes” prácticas del despotismo del PSOE. Baste un botón:

11M y sus mentiras.

GAL y Filesa, Lasa y Zabala y el chorizo a Pedro J. Ramírez.

Acoso a las sedes del PP.

Persecución institucional y callejera.

Ruptura de pactos de Estado.

San Montilla y su Caixa.

Legalización del PCTV.

Persecución lingüística en Cataluña.

Coronas de espinas. Etc, etc.

Estatuto anticonstitucional. Etc. Etc.

Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Teoría Política Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán