nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Atención a TELESUR

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Vie Ene 27, 2006 9:45 pm    Título del mensaje: Atención a TELESUR Responder citando

El enlace que la revista El Catolepas pone en el margen izquierdo de su portada a la nueva cadena de televisión Iberoamericana TELESUR es importante, en el sentido de que desde esta revista se ha considerado, según constatamos, relevante el hecho de que por primera vez en la Historia de Iberoamérica, una cadena internacional de Televisión(TELESUR) esté operando en varios países de la región y emitiendo también vía internet contenidos que en ninguna otra cadena de las actualmente existentes lo hace , es decir, aportando noticias y comentarios sobre los asuntos y acontereceres de Iberoamérica desde la propia región y no desde agencias y/o cadenas o de Norteamérica ( el caso de CNN "en español" ) o de Europa ( las agencias de noticias más conocidas y ""poderosas"": AFP,Reuters,& )
Me permito sugerir la lectura de la siguiente entrevista hecha al presidente de de TELESUR :

http://www.nuestraamerica.info/leer.hlvs/4582 el enlace .

La entrevista al presidente de la cadena de TV , Andrés Izarra:

Cita:


MEDIOS | ARGENTINA – ENTREVISTA | FECHA DE PUBLICACION: 20/01/2006
Izarra: “Telesur es una ventana al acontecer latinoamericano”

El presidente de Telesur, Andrés Izarra, pasó por la Argentina para avanzar en el armado de la corresponsalía y cerrar acuerdos de producción con la Secretaría de Medios de la Nación, con Universidades y productoras privadas para garantizar la mirada argentina de los temas latinoamericanos desde la producción de programas, informativos y documentales. Nuestra América.info tuvo la oportunidad de entrevistarlo y recoger un pormenorizado informe del avance de la señal en cada uno de los países de la región.

--------------------------------------------------------------------------------

La realidad política de América Latina y el Caribe marca, como pocas veces en la Historia, un momento en el que los pueblos se ponen de pie, se levantan para llevar sus banderas a la victoria. En ese nuevo escenario, el de las luchas sociales y la resistencia, es imprescindible contar con una voz que hable de nuestra realidad con las voces del pueblo para frenar la maquinaria de mentira difundida por los grandes oligopolios mediáticos.

Es además necesaria una mirada hacia nuestro pasado, hacia la gesta de los héroes de las luchas de liberación para poder construir ese futuro que también, invariable y definitivamente, debe ser contado con nuestras palabras.

Eso es Telesur. La concreción de ese sueño de tantos periodistas latinoamericanos que supieron, como lo entendieron Jorge Masetti y Rodolfo Walsh entre tantos otros, que en el lenguaje y la cultura también iba parte de la lucha.

Y Telesur avanza cada día. Con las dificultades de la organización y contra los intentos de acallarlo, el canal latinoamericano de noticias que tiene por Norte el Sur es una realidad que se consolida.

En estos días, su presidente, el venezolano Andrés Izarra, pasó por la Argentina para avanzar en el armado de la corresponsalía y cerrar acuerdos de producción con la Secretaría de Medios de la Nación, con Universidades y productoras privadas para garantizar la mirada argentina de los temas latinoamericanos desde la producción de programas, informativos y documentales. Nuestra América.info tuvo la oportunidad de entrevistarlo y recoger un pormenorizado informe del avance de la señal en cada uno de los países de la región.

- ¿Cuál fue el resultado de tu visita a la Argentina y en qué se avanzó con Telesur?

- Hemos avanzado en acuerdos no sólo con la Secretaría de Medios de la Argentina sino también en todo lo concerniente a la distribución de Telesur en la Argentina. Estamos trabajando para retransmitir algunos de nuestros espacios informativos en Canal Siete, en principio dos espacios de dos horas, y también nos reunimos con otros sectores de los sistemas de cable privados de provincias, con la Red Intercable para instalar la señal de Telesur en más de trescientos canales en todo el país. Como un primer paso para lograr una difusión masiva en la Argentina que para nosotros es estratégico, como primera etapa para después poder entrar en otro sector que es la ciudad de Buenos Aires que es donde se encuentra la mayor densidad de población. También vinimos a armar la corresponsalía de Telesur que va a funcionar en el edificio del Hotel Bahuen y a hacer algunos acuerdos con productores independientes y con los ámbitos universitarios.

- Inmediatamente de lanzada la idea de Telesur, desde los Estados Unidos manifestaron su voz de alerta por el proyecto, ¿Creés que hay una presión para que el proyecto no avance?

- Fíjate que hay una hay una percepción errada con relación a Telesur, se percibe como Tele Chávez, como una herramienta ideológica de apoyo al chavismo cuando no tiene nada que ver con eso. Es un canal que se ha lanzado para apoyar el proceso integracionista y para integrarnos primero debemos conocernos. Se pensó fundamentalmente como una ventana que trata de cubrir el acontecer de los pueblos latinoamericanos pero a la vez, revisar su pasado, su futuro, difundir sus expresiones culturales, creativas, su diversidad, su historia, etcétera. Entonces hoy en día los contenidos que se producen sobre América Latina y que se producen en Telesur no hay ningún otro informativo que los tenga. La CNN no los hace, tampoco Reuters, AP, no hay ningún servicio que cubra América Latina con el detalle y profundidad con que lo hace Telesur.
Tenemos en México un centro de producción con dos reporteros trabajando continuamente, por ejemplo acabamos de darle un seguimiento muy cercano a todo lo que ha sido la marcha zapatista desde Chiapas de La Otra Campaña; tuvimos una cámara acompañando a Evo Morales en lo que ha sido su gira internacional; cubrimos de forma muy profunda todo lo que fue el proceso electoral boliviano. Tenemos oficinas en La Paz. Estamos cubriendo Haití. No hay nadie que esté cubriendo Haití, que parece que es un rincón olvidado del mundo, aunque Argentina tiene tropas allí, pero nadie está dando la información que está brindando Telesur.
También tenemos oficinas en La Habana, en Brasilia, ahora en Buenos Aires estamos estableciendo el centro de producción que esperamos nos ayude a consolidar todo lo que es el flujo informativo que es fundamental para nosotros... Así que Telesur está llenando un vacío informativo que ningún otro medio está haciendo. Los contenidos que hoy se ven en Telesur no se ven en ningún otro lado. Entonces no es un arma de penetración ideológica o de difusión de propaganda política sino que es una ventana que estamos abriendo hacia nuestros pueblos.

- Además de transmitir lo que los grandes medios no informan sobre nuestros pueblos, ¿no es necesario crear otro periodismo, otra manera de decir las cosas para contrarrestar el discurso hegemónico de los poderosos?

- Tu sabes que en el periodismo es poco lo que queda por inventar. Nosotros tratamos de ser muy rigurosos en la forma en la que cubrimos nuestras informaciones y en cómo las presentamos y acudimos a fuentes que los medios, las grandes cadenas no tienen en cuenta. Acudimos a las voces de los pueblos, a dirigentes de base, a fuentes alternativas que muchas veces no son las voces oficiales. Tratamos de dar otra visión sobre esos procesos e inclusive, en la propia selección de la información que damos hay un proceso periodístico que busca otro ángulo sobre los temas. Por ejemplo, hace algunos días se publicó una carta del camarógrafo de la cadena Al Jazeera que está detenido ilegalmente en Guantánamo, ese es un testimonio realmente demoledor de las torturas, los sufrimientos y las humillaciones que padecen los detenidos ilegalmente en Guantánamo por parte de un Estado terrorista... y eso, por supuesto, tu no lo encuentras en la CNN.
Pero si buscan también la situación de los mineros en el estado de Bolívar, en Venezuela, que hay mineros colombianos, peruanos, brasileños... nadie sabe cómo viven, qué hacen, qué pasa en relación al medio ambiente... Telesur te brinda esa realidad, una realidad de América Latina que de ninguna otra forma ibas a poder conseguir.

- En los otros países asociados a Telesur, ¿cómo es la difusión en este momento?

- En Venezuela seguimos por un canal de cable y estamos tramitando una señal abierta, esperamos lograr este primer trimestre tener la licencia y luego instalar los transmisores. En la Argentina a través de los sistemas de cable, igual que en Bolivia, que vamos a tratar de tener una señal abierta y también por cable; en Brasil, estamos en muchos sistemas comunitarios porque todavía no hemos entrado en el satélite doméstico; en Colombia nos toman muchos canales comunitarios, nos enteramos porque se comunican por correo electrónico, porque no tenemos ningún registro; estamos en señal abierta en el norte de Ecuador, estamos en sistemas de cable en Chile...

- ¿Y en Uruguay?

- Allí tenemos una situación especial, porque si bien el país es miembro de Telesur pero hasta que el Congreso no apruebe la adhesión a Telesur por ahora está parada la difusión. La situación requiere de una decisión política que esperamos que el Gobierno de Tabaré Vázquez apoye la iniciativa.

- En Cuba están transmitiendo dos horas diarias...

- Sí. En un sistema de cable de la ciudad de La Habana.

- La señal emite programación las 24 horas desde octubre del año pasado, ¿se incorporaron nuevos programas?

- Estamos incorporando nuevos espacios de noticias. También cubrimos varios eventos en vivo, como la Cumbre en Mar del Plata, los materiales que no se pudieron ver en los debates ya que tuvimos acceso a los videos de esos debates que no se pudieron ver. También incorporamos un espacio desde México con Blanche Petrich, que es una periodista muy prestigiosa del diario La Jornada. También hay un programa que se llama La mesa redonda, que es un programa de Cuba donde se hacen análisis diarios y en Telesur es La mesa redonda internacional. Estamos haciendo varios espacios en la Argentina que esperamos tener al aire en marzo de este año. También tenemos una producción desde Bolivia, un programa con Freddy Muñoz y con Alfredo Morales que es nuestro corresponsal allá y vamos a ir incorporando nuevos espacios, sobre todo documentales, a lo largo de este año.

- En diciembre de este año hay elecciones presidenciales en Venezuela ¿va a haber una guerra mediática?

- Venezuela no ha salido de la guerra mediática. Esta se acrecienta o recrudece dependiendo de la coyuntura política, pero allí hay un acoso constante, de mentiras, de difamaciones de parte de los medios privados alineados con la oligarquía y el imperialismo estadounidense. Hay que confesar que el Estado venezolano no ha sido eficiente en contrarrestar esos ataques y hemos tenido muchas debilidades con las capacidades del canal estatal, con nuestras agencias, aunque se ha avanzado mucho. Lo digo porque yo fui ministro de Comunicación antes de ser presidente de Telesur y hemos tenido que recuperar de la quiebra la infraestructura comunicacional del Estado porque había un proyecto del neoliberalismo de privatizar esos canales para favorecer a un sector con el espacio radioeléctrico que ocupaban los canales estatales. De hecho uno de esos canales fue concedido ilegalmente bajo la fachada de la Iglesia a la coalición oligopólica que domina los principales medios del país. Estamos ahora recuperando esa señal para el Estado. Pero digamos que el Estado se encuentra todavía, a pesar de tener seis años de proceso revolucionario, en una situación de minusvalía comunicacional frente al aparato mediático de la oligarquía y del imperialismo estadounidense.

- ¿Telesur se convertirá también en una herramienta más para equilibrar esas fuerzas en Venezuela?

- Bueno, Telesur no cubre Venezuela a nivel local, es un canal internacional y esa es su línea editorial y su capacidad de producción están enfocadas en eso. Además cubrir Caracas implicaría tener un despliegue de producción que no tenemos. Así que estaremos informando en forma balanceada, equilibrada sobre lo que allí ocurre pero es difícil que Telesur entre en la ferocidad de la batalla mediática, en el día a día. Yo creo que hay otra instancia que tiene que activarse para poder librar esa batalla y de hecho se está trabajando para activarla. El Gobierno está trabajando para hacerlo.

Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Sharon Calderón Gordo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 48
Ubicación: Oviedo

MensajePublicado: Jue Mar 23, 2006 1:55 pm    Título del mensaje: ¡ATENCIÓN A TeleSur... Y ETA! Responder citando

Copio a continuación (y pongo en negrita lo más destacado, a mi juicio) de la noticia de TeleSur relativa al «alto el fuego» de los terroristas etarras.

Puede ser encomiable, como señala Eliseo, que sea una televisión «liberada del yugo de las agencias de prensa yanquis y europeas», pero dado el matiz que le dan a la noticia sobre el terrorismo etarra habría que preguntarse si no tienen otros «yugos».

Cita:
Latinoamérica
Alto al fuego de ETA abre posibilidad de un proceso de paz en España
Telesur / 23/03/2006

España vislumbra la posibilidad de una paz definitiva, tras el anuncio de la agrupación ETA de cese al fuego de manera permanente.
El anuncio del grupo armado separatista vasco ETA de un alto al fuego permanente, reabrió la posibilidad de un proceso definitivo de paz para España, sin embargo el gobierno de esa nación, dirigido por José Luís Rodríguez Zapatero, ha solicitado mantener la prudencia y la calma en este nuevo escenario.

Líderes españoles indican que la historia de las últimas cuatro décadas en ese país no puede ser separada de la lucha armada llevada acabo por el grupo independentista Patria Vasca y libertad, conocido como ETA.

Este grupo nació el 1 de julio de 1959 como un movimiento estudiantil de resistencia a la dictadura de Francisco Franco, y posteriormente en los años 60 toma las armas con el objetivo de obtener la independencia de Euskadi, o país vasco, que extiende sus límites hacia una pequeña parte de Francia.

Los miembros de los cuerpos de seguridad fueron los primeros blancos de los principales atentados de la agrupación, que también en 1975 fue la responsable de la muerte del jefe de gobierno, Luis Carrero Blanco, quien era el posible sucesor de Franco en el poder.

El atentado de 1975 inició el proceso de transición política en el país, pese a que en los últimos años numerosos políticos de diferentes lineamientos fueron víctimas de ataques por parte de la ETA.

Desde el inicio de la organización armada, esta es la primera vez que ETA lanza un alto al fuego permanente, pese a que en anteriores ocasiones la agrupación hizo varios intentos de tregua que, aunque de carácter indefinido, nunca fructificaron en un proceso de paz sólido.

El primer acuerdo con el grupo armado fue un logro del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el cual renueva las esperanzas en resolver un conflicto político y social, que también es considerado por el partido como una herida abierta que divide a la población española.

En la actualidad, el balance de la guerra protagonizada en España es de más de 800 muertos, y el último atentado de ETA ocurrió el 30 de mayo de 2003, con el asesinato de dos policías.

Sin embargo, la violencia que ha cegado la vida de ciudadanos españoles y vascos no ha provenido sólo del ETA, sino también de una agrupación creada por el gobierno español, llamada Grupo Antiterrorista de Liberación (GAL), conformado por altos cargos policiales.

Las víctimas de los atentados perpetrados por ETA reclaman justicia, mientras que familiares de los etarras denuncian prácticas de torturas en las cárceles donde éstos se encuentran detenidos.

Tras el anuncio de ETA y debido a la complejidad de la situación vasca, el jefe del gobierno español, durante una audiencia en el parlamento, pidió el apoyo de todas las fuerzas políticas.

Según Zapatero, los próximos pasos que el gobierno español dará sobre este asunto serán hechos con cautela.

Mientras, en el país vasco se espera a partir de este miércoles una posible resolución del conflicto a través de las vías políticas, conforme al anuncio del ETA y a las reacciones de los grupos políticos y ciudadanos.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Jue Dic 11, 2008 8:00 pm    Título del mensaje: otros yugos en Telesur de Venezuela Responder citando

En el último mensaje sobre el proyecto lanzado por el Gobierno de Chávez en Venezuela (TELESUR), Sharon Calderón comentaba que acaso ,al librarse de los yugos de otras cadenas de noticias , la televisión del régimen chavista podría caer en otros yugos...y al hilo de ese comentario, pongo el título a este mensaje y agrego una entrevista de mucho interés para conocer algunos entresijos de la conexión entre esta Televisión bolivariana y el modo de ejercer el poder político en medio de un mar de ideologías y de cadenas de información en pugna por el influjo social, tanto dentro como fuera de Venezuela

http://prensarural.org/spip/spip.php?article1675

Cita:

Entrevista a Aram Aharonian, vicepresidente de Telesur

"Telesur está tomada por ineptos, contrarrevolucionarios en el amplio sentido de la palabra"

Eloy Pardo / Martes 18 de noviembre de 2008


+ de Eloy Pardo
web: Mundo Hispano
+ en Comunicación alternativa
• El Canal Vive: una iniciativa de comunicación alternativa y comunitaria
• El periodista William Parra solicita aplazar indagatoria
• Cuando un presidente se enloquece
• Periodista Hollman Morris abandona el país por amenazas de muerte de paramilitares
• Defensores de derechos humanos: atrapados en su propia defensa
• Aló Presidente: guerrilla semiótica televisada
• La equivocada terminología "secuestro" de la prensa uribista colombiana
• Carlos Lozano: "Soy un perseguido político"
Temas relacionados
Televisión
Venezuela
A tres años del nacimiento de Telesur, el primer proyecto de televisora con vocación latinoamericanista, Aram Aharonian, fundador de la idea y copartícipe de todas las decisiones del canal hasta diciembre último, sostiene que las cosas no funcionan como debieran, tanto por factores exteriores (detención del periodista Fredy Muñoz en Colombia, entre otras amenazas) como de orden interno. Sin embargo, Aharonian es más crítico con las propias políticas del canal. Denuncia su estatismo y falta de democracia, así como los hierros de la izquierda latinoamericana.

Telesur es hoy un medio de comunicación de calidad, en contraste con un panorama acrítico y manipulador. Pero su poca incidencia social lo convierte en marginal. Según Aharonian, su mayor problema es que, en un contexto de gran competitividad mercantil, este canal no ha sabido convertirse en representante de las transformaciones que se están dando en América Latina, a nivel social, político y económico. En Caracas, Mundo Hispano tuvo la oportunidad de intercambiar impresiones con este experto en comunicación.

Telesur se diferencia de los demás medios por su acercamiento humano…

Telesur es una apuesta revolucionaria. Una forma y un intento de cambiar los paradigmas para romper con más de 500 años de verse con ojos extranjeros y empezar a verse con ojos propios, latinoamericanos, que representen los intereses de la región. Volver a ganar la autoestima de los latinoamericanos, ir a la recuperación de la memoria histórica para saber de dónde venimos y saber adónde vamos, porque si no, el destino siempre nos lo impondrán los de afuera. El planteamiento es marcativo porque también va a otra propuesta: la de definir qué es lo alternativo.

¿Y qué es?

Algunos nos han querido convencer de que lo alternativo debe ser sinónimo de marginal. De que los movimientos sociales, populares, la izquierda, lo que necesitan es tener pequeños semanarios o pequeñas radios comunitarias. Ése es el paradigma de lo marginal. De que para ser alternativo al mensaje hegemónico del norte no se puede ser masivo, sino que hay que ser marginal. Lo que se nos dice es que debemos seguir en ese pequeño nicho para siempre. Pero para ser realmente alternativo al mensaje hegemónico se debe ser masivo.

Y el problema es que eso no lo asuma esa izquierda alternativa…

Hay otro problema añadido: que seguimos creyendo que nuestra idiosincrasia debe ser parecida a la anglosajona. Nos mostramos con esas corbatas y trajes, a pesar de que sabemos que el latinoamericano es informal, coloquial.

Con esa negativa a representar nuestra forma de ser renunciamos a entrar en el hogar de la gente! Por otro lado, a pesar de lo que digan algunos imbéciles, CNN es un excelente canal de TV, con una concepción que cumple perfectamente con la misión de desinformar o informar de lo que ellos quieren. El error es copiarlos a ellos, de creer que para ser competitivos hay que imitar las formas del enemigo. Telesur sabe que en pocos años todo ha cambiado. Que hoy, al contrario que antes, CNN emite las imágenes de todos los presidentes, incluso quienes no son afines al Departamento de Estado del Presidente de EEUU. ¡Emitieron des - de los ceremoniales indígenas de investidura de Evo Morales hasta los discursos de Daniel Ortega en la ONU. ¿Por qué? Porque CNN sabe que si ellos no lo dan, la gente tiene la opción de ir a Telesur a verlo.

Protegen su hegemonía cultural, para hablar en términos de Gramsci…

Un nuevo canal de televisión no sirve para nada si no tiene contenidos y formatos nuevos. Si no lo entendemos, estaremos condenados a ver El Chavo del Ocho y Walt Disney hasta el último día de nuestras vidas. Falta una fábrica de contenidos latinoamericanos. Lo que la gente necesita son documentales, filmografía, cultura, entretenimiento en el mejor sentido de la palabra, telenovelas o deportes, con perspectiva latinoamericana. Por otra parte, las redes de distribución de las señales están en manos del enemigo. Si no apostamos por la democratización del espectro radioeléctrico, que quiere decir más espacio público que privado, nunca vamos a llegar a nadie tampoco. Nos quedaremos en un mero ejercicio onanista. Porque en lugar de vernos cien millones de personas, nos estarán viendo cien mil.

¿Una élite cultural?

No. Ni siquiera cultural. ¡Porque no tiene acceso a la cultura tampoco! El problema es que no llega ni el mensaje ni la señal. Y hay que anclar a los televidentes con producciones que les interesen, revirtiendo, por ejemplo, el concepto de telenovela reaccionaria para convertirla en una telenovela progresista. El informativo debe ser un plus. En realidad, un elemento de “zapping”. Uno no se pasa todo el día mirando informativos. Es una equivocación que Telesur lo base todo en dar noticias, yo no sé si por mediocridad o por “sabotajista”. En todo caso es un error conceptual.

¿Necesita Telesur estrellas mediáticas, como Maradona, pues?

Maradona podría presentar 15 minutos semanales… O el subcomandante Marcos...¡Pero no! En la izquierda siempre se ha pensado que todo es cuestión de dinero para poder producir algo. Hoy los costos de producción han bajado mucho. Así que el problema es mental. Seguimos estando dominados conceptualmente, por más que le pongamos consignas revolucionarias, en la creencia de que éstas lo solucionan todo. El desafío es el de informar y formar. La idea debe ser trabajar colectivamente y combatir el individualismo.

Informando y formando.

En América Latina no sabemos lo que es la formación de ciudadanía. Hablamos de movimientos sociales. Pero con el concepto gringo de la comunicación que se tiene ahora, en donde se obvia a los negros o a los indios, seguiremos mirando América Latina con ojos extranjeros. Algunos creen que pasando única mente un discurso de Chávez o de Fidel se formará una alternativa. Pero lo que se necesita es una visión permanente y transversal en toda la programación. Y hay que fomentar el modelo de trabajo colectivo en lugar de seguir el modelo norteamericano de estrellitas, de individualidades que compiten, camuflado de lenguaje revolucionario, repitiendo consignas.

Tres años son pocos para crear una resistencia, interna y externa, al panorama incomunicativo actual...

Sí, pero ya ha habido muchos errores. Porque en lugar de apostar por el continente, por la gente que comparte nuestros propios conceptos, que son revolucionarios, populares, latinoamericanos, se hacen convenios con transnacionales como Mediapro o Telefónica.

¿Es un problema de libro de estilo?

No. Lo que falta es una rigurosidad de conciencia con el proyecto. Se supone que es una empresa multiestatal latinoamericana. Pero aún no lo es. Es una empresa venezolana, controlada por gente a la que le interesa manejar presupuestos y no proyectos. Tiene que ver con la lucha interna propia que se vive en el Gobierno de Venezuela. Telesur ha involucionado mucho en el último año, con una confusión muy venezolana de creer que la tecnología lo soluciona todo. Pero la tecnología no hace nada de por sí. No se ha entendido que lo esencial es formar cuadros y ser coherente con las propuestas y las líneas planteadas.

Plantea pues que en Telesur no trabaja gente coherente con esta televisión: ¿cómo y quién entra a trabajar?

Los amigos de algunos…

Mal método…

Sí. E incluso se ha hecho todo lo posible para que los mejores cuadros que trajimos de América Latina se fueran yendo. En lugar de ser un semillero de gente joven de América Latina. Las posibilidades de entender lo que es un proceso de integración pasa por lo comunicacional. Antes, el enemigo necesitó fuerzas armadas para imponer sus ideas. Hoy necesita medios de comunicación. Lo último que pasó en Argentina ratifica que los medios son la punta de lanza de la imposición de políticas que son del agrado de las trasnacionales. Si no entendemos eso, si no entendemos que no es con publicidad como se contrarresta al enemigo, no sabremos combatir en una batalla de ideas.

¿Qué entendemos por batalla de ideas aquí?

El tejer un proyecto latinoamericano alternativo al neoliberalismo. Hoy en día la verdadera izquierda está en los movimientos sociales que empujan a los gobiernos, que pueden ser más o menos reformistas, meros administradores temporales que no tienen el verdadero poder. Esa misma timidez en tomar decisiones ha hecho que algunos gobiernos no hayan hecho frente al capital especulativo. En América Latina lo que ha fallado es el capitalismo, no el socialismo. La última experiencia neoliberal ha dejado 300 millones de latinoamericanos en exclusión total, gente que habita el territorio pero que no tiene documentación, ni derecho a educación, ni a salud, ni a nutrición. La pregunta es si la Revolución se puede hacer gracias a una televisora. Y la respuesta es que ésta no va hacer el proceso de cambio, sino que va a coadyuvar con el mismo. Telesur debe ser plural, brindando variados enfoques sobre un mismo hecho para que la gente pueda sacar sus propias conclusiones y tener esa capacidad de decidir por sí sola su futuro. Los medios de siempre desprecian la ciudadanía. Telesur debe tener un respeto permanente por la gente.

Pero esta idea no la enseñan en las facultades…

En América Latina se han graduado miles y miles de comunicadores sociales que tendrán una gran capacidad para manejar un taxi, pero que están totalmente divorciados de la realidad tecnológica del mundo y de la realidad social de su propio país. Hay señores y señoritas que hacen cinco años de universidad para poder moverse en televisión. Hoy un título de comunicación social no sirve para nada.

¿Cómo debería ser un buen comunicador social?

Ante todo debe conocer su sociedad. Y coadyuvar en la idea de informar y formar ciudadanía. Lo podemos disfrazar de lo que se quiera. De hacerles creer que son un poder y acá hay muchos imbéciles que se creen que siendo asalariados son un poder. ¡El periodista que no está consubstanciado con su sociedad no sirve para nada! ¡Solo puede repetir consignas!

El comunicador social debe ser abierto de mente…

La xenofobia, el cerrar puertas a los demás, cosas tan en boga de manera subyacente en las mentes de tantos comunicadores, son conceptos a excluir. Yo soy uruguayo y vivo acá desde hace 20 años. Yo entiendo la sociedad de acá, pero no renuncio a mi nacionalidad. Le voy a dar tres ejemplos de cerrazón. El 13 de abril de 2002, cuando el golpe de Estado contra Chávez, la gente en Caracas salió a la calle a pedir el retorno del Presidente. 640 radios y 47 televisoras privadas se abstuvieron de dar esa información. Se dedicaron a poner música y dibujos animados. Y creyeron que así nadie se enteraría de nada. Pero la vieja tecnología del radio bemba, Internet, los SMS, el boca-oreja, lograron ir más allá de todo eso. Ellos creían en la idea de que si la televisión no lo dice, no existe. Para nada. La televisión no lo dijo y eso existió. Segundo ejemplo: los diarios bolivianos descalificaron racial, social y culturalmente a Evo Morales. A pesar de eso obtiene el 53% de los votos. Tercer ejemplo: en Ecuador, uno de los países en los que más se ve Telesur, Correa venció pese a que todos los medios de comunicación habían sido privatizados y respondían a favor de Novoa, su adversario. Las falsas verdades de muchos medios, cuando contrastan con la realidad cotidiana de la gente, se caen solitas. La gente ha aprendido a leer entre líneas los medios.

¿Si Telesur logra entender este tam-tam social llegará a ser la TV de los pueblos?

Claro. Son pueblos con distintas formas, hay una diversidad de gentes, de posiciones. Entender el pluralismo no quiere decir darle tribuna al enemigo, sino darle tribuna a todas las posiciones que se acerquen a la cosa popular, a la cosa nacional, a la cosa de la integración. Quienes entendieron el peligro de Telesur fueron los responsables del Departamento de Estado de EU. Antes de que saliéramos, ya nos prohibieron. Ellos vieron la amenaza. Y reaccionaron cambiando los criterios de CNN. TVE también cambió. A Telesur no la están matando afuera, sino por dentro, gente que no entiende su real significado.

¿Está diciendo que en Telesur hay gente que podría estar en CNN?

Hay gente con mentalidad de CNN que mañana se irá a la CNN, si les llaman. No les importa el compromiso. En Telesur hay gente que está siendo apartada, pues se considera que no cumple con esos criterios, seguramente porque creyeron que era algo más que un trabajo, que era un proyecto para la democratización. El programa más visto de la mañana, ‘Agenda del Sur’, fue tildado de tedioso y sustituido. Hay gente que vale mucho, que toca temas a fondo, pero que está ahora parada porque se les niegan espacios.

Parece que Telesur debe limpiar la casa por dentro

Hay que limpiar totalmente la casa por dentro. Telesur está tomada por ineptos, contrarrevolucionarios en el amplio sentido de la palabra: gente que recita consignas para parecer revolucionarios pero que no tienen la menor idea de qué se trata.

Gente sin pensamiento propio

Si la Revolución es una consigna, no es nada.

¿Ve una Telesur a largo plazo?

No. Si no cambia mucho, se limitará a ser –como es ahora- una televisión internacional del gobierno de Venezuela en lugar de una empresa multiestatal. Es inmoral que el ministro de Información de Venezuela sea el presidente del canal y lo maneje discrecionalmente.

Son dos funciones diferentes…

Él firma los cheques. ¿Qué autonomía puede tener Telesur así? Acá hay una confusión que se quiso manipular. Se habló de una conspiración contra el proyecto, pero en realidad la conspiración es contra el proyecto multiestatal, plural, diverso que quiso ser.

Ya Chávez debe darse cuenta de que Telesur no acaba de arrancar…

Él lee los informes que le mandan. El medio tiene cien mil televidentes diarios y él habla de 50 millones.

Es evidente que no los tiene.

Con Telefónica se hizo un convenio por más de un millón de euros anuales que finalmente cayó. Pero los asesores sí cobraron. El costo del asesoramiento de Mediapro ascendió a más de medio millón de euros. Dinero perdido, porque no ha servido para nada. Respeto profesionalmente a los chicos de Mediapro, pero no tienen absolutamente nada que ver con Telesur.

Les interesa el dinero

¡Me parece muy bien! Si la integración de América Latina les reporta un 30% de beneficios sí les interesará la integración. Pero nunca verán la integración con ojos latinoamericanistas. La sociedad española es muy diferente a la de América Latina. La realidad de un señor de Mediapro no tendrá nunca que ver con la realidad venezolana, colombiana, argentina, brasileña... Telesur nació para ser un medio revolucionario.

¿Soluciones?

Prescindir de 250 personas. Es la única forma de cambiar la televisión. Es un canal chico con 450 personas, en dónde el nivel de especialización es de -10.

¿Un medio muy burocrático?

Sí, porque hay altos funcionarios que creen que la información es estática y no dinámica. ¿Pedirle permiso a un ministro para ver si se da una información? Ese no es el modelo.

Se han cometido errores…

Yo tengo 62 años y cuando fundamos Telesur dije que yo iba a estar en el proyecto dos o tres años, que los viejos ya hicimos muchas cagadas y eran los jóvenes los que debían hacer las suyas propias. Lo primero que hizo el señor ministro y presidente del canal fue echar a la gente que creó Telesur, que venía de toda América Latina. Y se rodeó de burócratas venezolanos a su servicio, que venían de la televisión privada.

Usted es aún vicepresidente, ¿no puede remediar las cosas?

Soy vicepresidente de un directorio que no es convocado nunca y que puede ser cambiado cuando el ministro quiera: el único accionista es el ministerio que está a su cargo. A mí no me interesan los cargos, me interesan los proyectos. Hace años dijeron que estábamos locos al querer hacer una televisión latinoamericana, el sueño de tantos. Demostramos que era posible. Quizá no nos dimos cuenta de que los enemigos no estaban sólo afuera.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Televisión Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán