nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


Brechas.

 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Bioética
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Francisco Sanz Vilanova



Registrado: 13 Dic 2004
Mensajes: 17
Ubicación: Lérida (España)

MensajePublicado: Vie Jul 07, 2006 5:31 pm    Título del mensaje: Brechas. Responder citando

La cuarta pregunta kantiana ¿qué es el ser humano? deja a las otras tres (¿que puedo saber? ¿qué me es dado esperar? ¿qué debo hacer?) en su lugar descanso. Lo que está claro es que no somos quienes nos pensamos. La vieja admonición de Lenin de que ninguna teoría revolucionaria sin práctica revolucionaria abunda en lo mismo. Lo que decimos querer comprar y acabamos comprando son dos cosas distintas.
A nivel ecológico el asunto apesta. Para decirlo como Sacristán: “Una cosa es la realidad y otra la mierda, que es sólo una parte de la realidad, compuesta precisamente, por los que aceptan la realidad moralmente, no sólo intelectualmente”. Los carroñeros negamos serlo, decimos que no se puede ser de otro modo, que aún se puede ser más peor. Es como el chiste de aquella que se queja que le han devuelto la tetera rota: En primer lugar no sé de qué tetera me hablas, en segundo lugar te la he devuelto bien y finalmente ya estaba rota cuando me la dejaste.
El engaño al que nos sometemos debería poner a prueba nuestra autoestima. No lo hace. Consumimos carne a pesar del sufrimiento animal, derivados del petróleo a pesar del calentamiento y la cantada escasez. Aire acondicionado a pesar de estar contra las nucleares y a favor de Kioto, y todo tipo de artículos por muy insensato que haya sido su origen y difícil su reciclado.

Las líneas de actuación las sabemos perfectamente. Pero no hacemos nada, estamos acostumbrados a la civilización: a la separación entre la teoría y la práctica. Como decía aquel ruso del socialismo, teoría equivocada y práctica errónea, sin que sea posible aclarar ni teórica ni prácticamente qué es teoría y qué es práctica. Y es que hay cosas que podemos intentar memorizar mil veces y cuando queremos recordarlas siempre nos cuesta, no nos pertenecen. La otra brecha se abre entre las cosas que sabemos, podemos incluso verbalizar correctamente, traerlas a cuento en el momento oportuno, pero cuando actuamos, como si una nueva brecha se hubiera abierto, no las tenemos en cuenta en absoluto.
Parece que interactuando más nos comportamos más racionalmente. Tengo mis dudas. Los primates que más tiempo se dedican a sacarse los piojos y otras actividades grupales son efectivamente más listos. Hasta dicen de un experimento con monos que cuenta que cuando ante conductas iguales obtienen de nosotros beneficios diferentes lo llevan muy mal. Pero nosotros por muy animales que seamos somos algo más. No en vano estamos en trance de dejar la biodiversidad temblando como si fuéramos otro meteorito.
Mil veces hemos dicho que así no podemos seguir y sin embargo seguimos así. Cambiar la parte del mundo que nosotros somos individualmente es cada vez más difícil porque vivimos en redes. Y cambiar los colectivos en los que estamos enredados no parece tampoco muy fácil. Cuando he leído los preceptos de sentido común de los bien intencionados me duele en la inteligencia lo demasiado humano que soy, que somos. No se me ocurre receta que añadir para mí mismo, de modo que siguiendo la antigua ruta de los hombres perversos me abandono al comportamiento que se espera de mí.
Hay que desaparecer de escena socialmente para ser un rompepelotas como Dios manda.” ¡Tener juntamente el gusto por la provocación y el del ocultamiento, ser por instinto un aguafiestas y por convicción un cadáver!”.

La alternativa ¿Sigue siendo alternativa cuando no hay otra alternativa? Eso espero. Cuanto menos conozco a mis semejantes, cuando menos me importan personalmente, más fácil es decirles lo que tienen que hacer para aliviar “mi” mala conciencia. Y no digamos hacerlo. Tendemos hacia la benevolencia hacia los que dependen de nosotros y hacia la tolerancia con los que con nosotros viven. En el nivel mismo del discurso decimos: respeto su opinión pero no la comparto, en lugar de le respeto a usted pero su opinión me parece detestable, porque le conocemos.
Aunque tus pecados sean de color escarlata tú será blanco como la nieve, dice un libro sagrado. Muchos de nosotros predicamos para convencernos, explicamos para entender y andamos cabreados con el sistema para ver si así nos aguantamos a nosotros mismos. Lo de comportarnos encima como consumidores responsables, comprometernos políticamente, ayudar a los que se lo pasan peor y están a nuestro alcance o están lejanos, y personificar una vibración que mejore el mundo es claramente mucho pedir.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Jul 07, 2006 6:58 pm    Título del mensaje: Moral irracionalista. Responder citando

Hola.

No se si eres un constructivista o un desconstructivista a lo Sloterdig. Mucha gracia me hace eso de Sacristán, pues el llanto moral por la realidad –por la sucia realidad- abunda en el fondo en aquellos fines últimos del progresismo tan parejos al etienne majorennes de todo ser nauseabundamente escatológico: que al final (¡como en las pelíulas!: “the hend”), al ser todos en la contemplación de la Esencia divina quedamos anegados por ella en la perfecta Naturaleza y la perfecta simplicidad: el único Uno. Aquél mejor que ningún otro puede ser pensado, perfecto, quieto, inmóvil, muerto...
La perfecta moral, cuando mira esta apestosa naturaleza, se olvida que “intelectualmente” lo apestoso también es natural, tan natural como la apestosa moral, como es natural esta romántica limpieza de la limpia moral. ¿Desde qué punto intelectual de limpieza moral y física se nos habla? Pues es para mi evidente que un supuesto punto de vista “moral” único y verdadero sería una pura inmoralidad, una impostura.
Cita:
<Consumimos carne a pesar del sufrimiento animal, derivados del petróleo a pesar del calentamiento y la cantada escasez. Aire acondicionado a pesar de estar contra las nucleares y a favor de Kioto, y todo tipo de artículos por muy insensato que haya sido su origen y difícil su reciclado.>
¡Sufrimiento animal! Otro luterano!! Me dan ganas de darte una pluma para que te la pongas en la coronilla y un taparrabo para taparte tus partes pudendas! ¡Vete a la selva!... (<<”Los primates que más tiempo se dedican a sacarse los piojos y otras actividades grupales son efectivamente más listos”.>>)Pero llévate un libro de física para que aprendas sobre la “energía” y sus transformaciones polucionadoras e impuras. Para que aprendas que al que algo quiere algo le cuesta, que todo sistema cerrado ha de meter de afuera su energía o trabajo para poder perseverar en sí, que toda construcción conlleva alguna destrucción.
Al pluralizar no tomas partido y te nos difuminas en la inocente masa. Dices:
Cita:
<...y personificar una vibración que mejore el mundo es claramente mucho pedir.>
¿Y qué diablos es el “Mundo”? Eres en esto otro protoplasta, uno que parece estar por el Protoplastos de los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra. ¿Y por qué habríamos de pedir semejantes perfecciones adialécticas? ¿Qué es lo mejor?

Yo prefiero el conflicto, el roce, el gasto, la transformación, la confrontación, la oposición, el batallar pepétuo de las partes entre partes.
Sólo con esto: <“todo tipo de artículos por muy insensato que haya sido su origen y difícil su reciclado”>, merecerías ser relegado a la categoría del vulgus más idealista, pues por lo que a mi respecta, ninguna causa física de estos tan inmorales efectos (artículos) puede ser tildada de “insensata”, pues la cosa es como es. Cuando uno aborrece a las “segundas causas” es que adora a la Primera causa, aquella mejor –moralmente- que ninguna otra.
¡Da un salto mortal y brinca! ¡Inviértete! ¡Que no se diga que tu “intención” subjetiva no fue buena! Estate a salvo como Sacristán, ya que tú tampoco has cooperado a esta mierda: <“compuesta precisamente, por los que aceptan la realidad moralmente, no sólo intelectualmente”>... ¿pero no quedamos ya hace tiempo que es el trabajo –principalmente obrero- el que transforma la realidad? Y es que Sacristán aquí tiene o tenía dos personas en una: la persona moral (incólume) y su alma intelectualis martirizada y alienada por la cruda y sucia realidad. Una vez te has confesado tus pecados te han sido redimidos. Puedes dormir en paz y de aquí en adelante la realidad será la que “acepta la moral”... ¿Pero qué moral?. Al aceptar la realidad intelectualmente, y si no se coincide con la moral, lo único que ocurre es que la comprensión intelectual de uno es por completo deficiente. La escinsión o alineación no es un defecto del “sistema”, sino una aberración del intelecto progre del etiennes majorennes que aún cree como santo Tomás que todo movimiento tiende a un estupendo fin.

Que lejos estás tú y Sacristán del gran Napoleón, ya que este genial corso decía:<Todo lo que no se fundamente en bases físicas y matemáticas exactas debe ser proscrito por la razón.>
El señor Francisco Sanz Vilanova nunca bajo estas sus premisas será proscrito del más rancio idealismo, o sea, del más rancio irracionalismo, pues irracionalista es siempre cualquier moral no particular, cualquier moral general y universal mejor que la cual ninguna otra hay. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Bioética Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán