nódulo materialista
los foros de nódulo
www.nodulo.org


manos a la obra contra las imposturas , dogmas y mentiras
Ir a página Anterior  1, 2, 3
 
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Religión
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Oct 09, 2006 10:34 am    Título del mensaje: Re: La esencia de la religión. Responder citando

José Mª Rodríguez Vega escribió:


Hay iglesias y viajes del Papa..., luego hay religión. Debería ser Rodríguez Pardo quién nos definiese la religión católica para convencernos de que no existe o que en nada o poco se parece la Iglesia católica y lo que ella pregona a la “religión”, a una religión terciogenérica y tan positiva como otra cualquiera.


Lo que yo quiero decir es que precisamente las religiones terciarias, en tanto que ya nada tienen que ver con el núcleo de lo numinoso, con los animales paleolíticos (incluso los niegan como seres racionales), ya son la antesala del ateísmo. Mientras que el tigre de dientes de sable o el jaguareté han existido o existen, el Dios infinito ni existe ni existirá, por muchas iglesias y viajes del Papa que haya. ¿Diría Rodríguez Vega que la Iglesia de Maradona (hablo en serio) es religión o simplemente un conjunto de locos que divinizan a una piltrafa humana? Digo esto manejándome desde El animal divino y los saberes etológicos, algo sobre lo que Rodríguez Vega y yo tenemos posturas contrapuestas desde hace tiempo. Pero quede aquí ampliada mi postura.

Por cierto, el verdadero problema para la filosofía de la religión no es que la gente crea emic que hay espíritus, lo que nos situaría en la posición de Puente Ojea, sino si desde un punto de vista etic, es decir, de las cosas mismas, existen los númenes. No olvidemos además que la religiosidad primaria no tiene nada que ver con la política, en tanto que pertenece al ámbito de las sociedades prehistóricas, es decir, previas al estado y por lo tanto a la política.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Oct 13, 2006 11:47 am    Título del mensaje: Claro que existen los númenes. Responder citando

Claro que existen los númenes...¿No es Jesucristo un númen? ¿Desde cuando los mismos dioses no son númenes? ¿Es que acaso el ET no es un númen? ¿Lo es Superman o Gaia? (Cf. El animal divino. Pág. 152 y 153) El que no existan dioses para el MF y los sujetos materialistas no significa que no exista religamiento en muchos otros que ni pueden acercarse lo más mínimo –por lo que sea- a una comprensión del materialismo o del objetivismo y la contrastación científicas.
¿Es que la existencia de la creencia en la Virgen María o del Pilar, o en Gaia, o los animalitos que me confortan y conforman con y por su compañía no son númenes “desde un punto de vista etic, es decir, de las cosas mismas”? Yo pienso que sí lo son.
Además, la creencia en espíritus, es, etic, una verdadera creencia, una cosa misma en tanto algunos (otros) la padecen. Lo de menos es que los propios espíritus no existan realmente fuera de esa conciencia emic. Además, tampoco importa que no exista la religión católica, existen los mahometanos que se suicidan por Alá y ya eso basta a pesar de su actualísimo enrevesamiento con la política.

Una forma de religamiento proviene del exceso de animalidad devenido, o dicho del modo opuesto, de la creencia en la Escala Dei y del lugar supuestamente superior que en ella ocupaba el hombre en el Plan divino respecto de los demás animales... Pero también es otra religazón lo contrario, a saber: que en la escala humana (antropomórfica) seamos el peor bicho de la Tierra. Que podemos por nuestras malas relaciones circulares acabar con todos los sujetos apropiados para unas buenísimas relaciones angulares. La jerarquía divina muta, no en más animalidad o exceso de animalidad (pues que de lo animal nos es efectivamente imposible salir), sino en deficiencia de animalidad, en defecto... con lo cual mi gatito queda elevado eo ipso a la categoría poco menos que de querubín etéreo, pues decir que un mono es persona –por ejemplo- es lo idéntico a decir que la persona humana es un mono, que no es un “exceso de animalidad”, sino un animal como otro cualquiera. Y sin dejar de ser animal, esto tampoco es cierto, pues efectivamente somos nosotros los que con ellos tenemos una relación angular, no ellos con nosotros.

Ya lo he dicho: mientras haya “cuerpo físico” de la religión hay religión... Y si la religión católica está desapareciendo pues no pasa nada, otra ocupará su lugar físico, aunque sea en las salas de los cines deseando ver aparecer volando a Superman para que así nos solucione nuestros problemas con el Mal. A veces, cuando la esencia de lo económico prevalece demasiado, hasta la Bolsa como meretriz pública que es aparece a los ojos de muchos como sacrosanta... y en ella muchos desean ver realizados todos los sueños para la consecución religada de la felicidad indefinida.

Todo esto nos ha apartado de la cuestión, nos ha apartado del tema. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Vie Oct 13, 2006 11:58 am    Título del mensaje: Sorprendente Responder citando

Estimados amigos:

Estoy desconcertado: ahora resulta que Rodríguez Vega cree que existen Jesucristo, Superman o Gaia. Interesante. Pero mis afirmaciones iban por otro lado: si podemos hablar de Superman o de Jesucristo como númenes es porque hay unos númenes primarios, animales para más señas, en la religión prehistórica. Si no, lo de Cristo y compañía no cabe calificarlo más que como delirio. O explicarlo como una simple institución social: ¿acaso el Cristo histórico no era un revolucionario que luego fue adoptado por la Iglesia? Y que conste que puede seguir habiendo Iglesia sin que Dios exista, como institución histórica e incluso política. ¿Necesita de la existencia de Dios para seguir persistiendo? No necesariamente.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Sab Oct 14, 2006 12:07 pm    Título del mensaje: King-kong. Responder citando

Hola.

En ningún momento he dicho yo que Jesucristo o Superman o Gaia aúnexistan...como sujetos operatorios...
Soy yo el que me quedo estupefacto al ver el desconcierto de R. Pardo y su manera de leerme.

Es evidente que para la existencia de Jesucristo y adláteres en tanto son explicados o aclarados como númenes (o démones), se necesita de la existencia anterior de los númenes primarios prehistóricos... Pero eso se necesita en, y para la filosofía de la religión del MF, y en la sabia cabeza de Rodríguez Pardo; pues mi santa madre, que en paz descanse, jamás oyó hablar de los númenes prehistóricos y sin embozo alguno creía -hasta hacerse atea- en el Cristo santo y en todos los santos, sin necesidad de ellos, sin necesidad del conocimiento de los númenes prehistóricos de la religiosidad primaria... La refluencia de los númenes en nada molesta a la explicación de Jesucristo como un númen o demon actual... ni ahora es cuento de volver a decir si este númen es mixto, híbrido, equívoco o demoníaco (El animal divino, pág. 156), o si es un pimpollo silvestre que brota o es parido por la Virgen Madre... por Gaia, digo... Tierra... tierra virgen (pág. 285), y lo que todo esto -explicado muy bien por Bueno- conlleva..., incluyendo al Cristo luteranizado y sin pecado original de la pág. 327 y en adelante.

Como es natural yo no sabría escribir El animal divino...

Por eso no lo he escrito yo, sino Gustavo Bueno...Lo capital es saber que estas refluencias actuales son númenes humanos y no zoomorficos (pág. 157), y que las refluencias de los ET, de los extraterrestres, en tanto Ufología y Etología son consecuencias de “un retorno a las formas de religiosidad secundarias o primarias” (pág. 294), ¡que sí! existen en el curso global del desarrollo de la religiones positivas(pág. 295), y que acaban en la religiosidad mitológica de la Demoniología o Demonología (pág. 316). Superman -en la pág. 311-es explicado como un demon, lo mismo que King-Kong en la pág. 313, sin que por eso se pretenda llegar a la religión del porvenir (pág. 315).

Es evidente que dada las tres materialidades del MF, el Superman, el Luthor y el ET sí existen como verdaderas ideas aunque no como ideas verdaderas... Por eso sí que existen en tanto que demones verdaderos y objetivos refluenciados e influenciantes sin necesidad del conocimiento emic de los númenes prehistóricos, esto es, de los númenes de las religiones primarias, secundarias o terciarias. Precisamente se cree en esas extrañas cosas y se paga por verlas porque los creyentes no son sabios materialistas... NO saben de la cantidad ingente y heterogénea que hay de “especies numinosas” (pág. 300).

A mi el “Cristo histórico” me importa ahora un carajo. Me interesa el Cristo de Miguel de Molinos o el Cristo de los Faroles o el sangrante Cristo de Velásquez... Que sí existen en tanto ideas nebulosas, en tanto chorreantes númenes salvíficos... ¿Acaso el “Che” pintarrajeado en el pecho de tanto joven progre no es un actual demon?... Pues claro que sí...están por todas partes... Por eso dije..........................:
Cita:
<<Claro que existen los númenes...¿No es Jesucristo un númen? ¿Desde cuando los mismos dioses no son númenes? ¿Es que acaso el ET no es un númen? ¿Lo es Superman o Gaia? (Cf. El animal divino. Pág. 152 y 153)>>
Rodríguez Pardo sabe que sí, que son númenes... No se entiende por qué se asombra tanto. Adiós.

P.D. Por cierto: mi “adiós” no es una refluencia... Es un vestigio que me afluye como habitus. ¡Rediós!
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Lun Oct 16, 2006 10:25 am    Título del mensaje: Asunción y dudas Responder citando

Estimados amigos:

Creo que Rodríguez Vega no entiende lo que yo le digo, y las citas de El animal divino no sirven para salvar esa incomprensión. Que los númenes secundarios hagan referencia al hombre, sin duda, pero eso no quiere decir que el hombre sea divinizado, porque entonces dejaría de ser hombre. Si el hombre es divinizado lo es como dominador de los animales (Heracles domando al león de Nemea, por ejemplo). Por otro lado, me sorprende que Rodríguez Vega, tan escéptico respecto a la validez de la etología en otros foros, ahora intente asumir las posiciones de El animal divino, libro basado fundamentalmente en los saberes etológicos. ¿Los asume ahora Rodríguez Vega?

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Lun Oct 16, 2006 1:12 pm    Título del mensaje: Generación y relación social. Responder citando

Hola.

<Asimismo, las sustancias intelectuales inferiores, esto es, las almas humanas, tienen la potencia intelectual naturalmente incompleta...>(Sto. Tomás de Aquino. Suma de Teología, I, C55 a2)

Parece que la incomprensión es mutua. En ningún momento he negado yo la base etológica del hombre en tanto (homo) hombre y dominador de los animales (su continuidad causal y física). He discutido sobre la “inteligencia” y el lenguaje de Washoe o de los chimpancés... Nada más. Y conste que creo recordar que en alguna ocasión he insinuado a Rodríguez Pardo que no todo lo que entonces decía era propiamente mío... pues de algo había que discutir (esto parece una estratagema).

Por lo menos parece que SÍ estamos de acuerdo en la existencia de los númenes secundarios o en la refluencia de los contenidos de las religiones primarias y secundarias en las formas demoniacas y zoomórficas y no zoomorficas (ET) actuales: un izquierdoso es un religado de derechas porque es irracional ese demon, ese “Che Guevara” que luce en su canijo pecho.

Evidente que el hombre es divinizado. Es divinizado por la religión...en tanto es real como dominador de los animales y como dominador del hombre mismo (¿Jesucristo como pimpollo?) en la medida en que el hombre se hace Dios y pasa a ser considerado por la religazón o religión como un “excelso” puesto en la categoría de persona por encima de los ángeles y a la altura del mismo Dios (¿Cómo Homo viator, provisional?: Cf. Sto. Tomás de Aquino. Summa C62 a9. ¿como Heracles?). Ya se que el hombre no es Dios ni puede ser nada más que un “exceso de animalidad”, lo cual significa, sin duda, que todo exceso de animalidad es sólo más animalidad, que sólo puede haber animalidad y nada más que animalidad. Pero eso ya ha sido dicho y tú lo sabes y para nada necesitas mi corroboración.

¡Claro que asumo las posiciones de El animal divino! ¿Es que no están asumidas grosso modo y a mi parca manera en la recesión que hice en el Catoblepas Nº 41 del Feuerbach de La Esencia de la religión? Allí, me parece, recojo lo que sé y puedo y no más... Pero allí recojo que todo exceso de animalidad es lo que excede al animal común en tanto este otro animal es dominado por el animal humano que lo sobrepasa y excede puesto que lo domina.
¡¡Buenísimo el capítilo 5 sobre el derecho de los simios de libro Zapatero y el pensamiento Alicia!!

Ah! Si siempre estuviéramos de acuerdo esto sería un perfecto aburrimiento. Procuraré hacer de abogado del Diablo y estar en desacuerdo todo lo que pueda aún a riesgo de hacer el ridículo a vuestros ojos.

El tema aquí era sobre la racionalidad o no de la religión católica... Uno se pregunta hasta qué punto el concepto etológico/político de <dominio> usado por Bueno en ese capítulo 5 de Zapatero y Alicia, podría cuajar o cuaja con el concepto marxista de <explotación> del hombre por el hombre... Y si en la medida en que dejásemos de explotarnos a nosotros mismos al “emanciparnos” (¿emanciparnos de qué o de quién?) y aupásemos a los simios al nivel de “personas” no dejaríamos de ser personas y acabaríamos así convertidos en “verdaderos animales”, es decir: no ya como exceso de animalidad, sino como verdaderos menguados. Tal es la animalada –permítaseme- de convertir a los monos en personas o la pretensión de las izquierdas canónicas de la superación del dominio del hombre sobre el hombre y su excelsa y definitiva emancipación y libertad absoluta lograda.

Dominio y explotación, y amor a los animalitos y solidaridad, se me antojan dos pares de conceptos conjugados que ya nada tienen que ver con la dicotomía de “derechas” e “izquierdas”, y que parecen por eso borrar absurdamente la diferencia esencial de las humanas relaciones angulares y circulares. Esta es una primera impresión que saco de la lectura primera de ese capítulo 5...

Decir relación es decir sociedad, decía Donoso Cortés... Y la relación es generación de personas. O al revés como dice Santo Tomás: “pues la generación en Dios significa relación” (Suma, I, C43 obj.3); por eso, parece, el equiparamiento o identidad de los monos a las personas en una absoluta solidaridad -también entre las mismas personas humanas-, se me antoja como una absurda ausencia de relación, como una hipotética ausencia de sociedad, ya que sin relación de dominio angular y circular no puedo comprender la sociedad...Pues que una relación de igualdad absoluta es un absurdo irracional...porque ...<“Solo en un terreno metafísico cabe hablar de “libertad” al margen del poder”>, dice Gustavo Bueno en Zapatero y Alicia, pág. 148.

¿Acaso la estructura jerárquica del dominio es un reflejo de la jerarquía de las Personas divinas? ¿O es más bien al contrario, que esa jerarquía perfecta y celestial es reflejo del dominio infecto etológico/político de este bípedo que asaca su propia “sustancia intelectual inferior” de su impotencia para poder admitirse como ser político que nunca podrá superar la dialéctica propia de un mundo en eterno conflicto?

El realismo político no es ni de derechas ni de izquierdas, tampoco es fascista... Es sólo realista, racionalista, materialista. Así me lo veo. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mar Oct 17, 2006 10:02 am    Título del mensaje: Etología, divinización y hombres Responder citando

Estimados amigos:

Creo que Rodríguez Vega está mezclando y confundiendo los planos. No entiendo muy bien qué significa eso de que se diviniza el hombre y que luego todo esto tenga repercusiones en la política. Si el hombre es divinizado entonces deja de ser hombre, luego ya no cabe hablar de política.

Es más, si Rodríguez Vega reconoce la importancia de la etología, entonces habría que reconocer también la importancia del hallazgo de lenguajes animales, de la racionalidad animal y por lo tanto la consideración de los animales como seres que nos envuelven y nos acechan, aunque ya no del modo de la megafauna del Pleistoceno que constituye el núcleo de la religión.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Jue Oct 19, 2006 6:43 pm    Título del mensaje: Etología y política. Responder citando

Hola.

<La cabeza de todo varón es Cristo, la cabeza de la mujer es el varón y la cabeza de Cristo es Dios.> (I Corintios 11.3)

<Sobre todo, en el cristianismo, el hombre es Dios mismo gracias a la unión hipostática en Cristo de la Segunda Persona de la Trinidad y del Hijo de María, que hace que el hombre se sitúe, en la escala del Universo, incluso por encima de los ángeles...> (Gustavo Bueno: Zapatero y Alicia... pág. 180).

Por supuesto que esto tiene repercusiones en política (baste con recordar el mandamiento bíblico y divino del dominio del hombre (como “rey de la creación”, a “imagen de Dios”, &c. sobre todos los animales, de parecida manera, mutatis mutandis, a como el velo musulmán actual tiene mucho que ver con el velo como vestigio del mandato -¿machista?- en y de las ancianas nuestras que aún muchas llevan sobre su cabeza en algunas partes de las Españas... y, todo esto, con la concepción bíblica y evangélica de la sujeción de la mujer al hombre que se nos da en I Corintios, 11.3 hasta 11.15 y que muy complacido nos cita Santo Tomás en su Suma)... Mi interés no era mezclarlo todo como cree Rodríguez Pardo. Baste nada más para convencerse de ello con conocer la estructura jerárquica y política de las diversas capacidades –capaccitas- de los diversos hombres en San Agustín o en Santo Tomás, capacidades dimanadas de la concepción cristiana y jerárquica suya de la vida.
¿Acaso los Césares y los Alejandros de todos los tiempos no han pretendido ser dioses ellos mismos o ser reconocidos así por los subdites? El “vestigio” es aún hoy y en muchos sitios los dos cuerpos del Rey... que luego heredará el moderno Fisco fixus, o sea el Estado, que nos domina y despluma a todos.
La inmanencia racionalista estriba en desmarcar a Dios del hombre, y con Él a todos los númenes y demonios de las relaciones políticas humanas, en hacer que esas relaciones políticas no se expliquen ya por las relaciones angulares –religiosas- de los hombres (aunque esa sea su raíz), sino que sean vistas por sus meras relaciones circulares, por las meras relaciones políticas entre ellos: la teología política acaba en política a secas. Por lo menos para el MF, pienso.

A ver si acabamos ya con el asunto de los monos: yo lo único que les niego es el lenguaje nuestro, el lenguaje lingüístico nuestro... de parecida manera a como se lo niego a una persona afásica ¡salvando las diferencias!... diferencias que consisten en la gran acumulación de cultura –o información- humana y de comprensión humana que aún queda en el conocimiento intuitivo de los afásicos y que los chimpancés no poseen ni pueden poseer. El lenguaje monil, sus gruñidos (y la “razón” monil), a mi no me interesan... Me interesan sí, su conocimientos intuitivos (tal y como esto de la intuición lo entiende un Schopenhauer) o de la percepción inmediata sensorial que serán empero siempre muy diferentes a las nuestras... Tienen inventiva y memoria y &c. Pero huyo como de la peste de toda antropomorfización. Lamento que yo te haya confundido (a Rodríguez pardo), pero mi objetivo era discutir y sonsacar tus conocimientos (sobre la conducta por ejemplo), y así, me daba igual tener o no tener “razón”. También ahora.

Evidente es que los animales “nos acechan”... pero ahora aquí nos acechan como amable refluencia, creo entender. Nos acechan, si se puede decir así, como perritos falderos y de los cuales algunos humanos en lugar de tenerles temor parece que ahora les tienen amor (nueva religión). Por tanto el núcleo del origen de la religión serán los númenes o el temor a los animales que es sobrepasado con y por el dominio sobre los mismos animales en las religiones terciarias: el hombre excelso se hace Dios o al hacerse (o creerse) Dios se hace excelso... Se hace Dios en Cristo, como se ha dicho. Efectivamente esto es también política, y la política –el dominio- tiene raíz etológica. Como la religión, como cualquier otra esencia. Ahora bien, el hombre es sólo un “exceso de animalidad”..., y como toda verdadera animalidad lo es, sin necesidad de “exceso”, que para nada necesita ser un “mas” imposible, resulta que el hombre no puede dejar de ser lo que es: un mero y diferente animal.

Por otra parte, y en relación al tema de la “razón” o la impostura de la religión y para ver lo mucho que tiene que ver la religión con la política... La razón misma y la Ley misma es comprendida como “vestigio” o “signo”, como efecto de la voluntad divina : Cf. Francisco de Vitoria: La ley. Tecnos 1995.

Es netamente claro que antes de la ley, como institución política que sólo ataña al eje circular, encontramos a la ceremonia y a su anterior ritual bastantes pringados con el eje angular. Del lodo de aquellos antiguos rituales vinieron estos modernos lodazales de las instituciones nuestras.

Un abrazo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Vie Oct 20, 2006 9:47 am    Título del mensaje: Re: Etología y política. Responder citando

José Mª Rodríguez Vega escribió:
¿Acaso los Césares y los Alejandros de todos los tiempos no han pretendido ser dioses ellos mismos o ser reconocidos así por los subdites? El “vestigio” es aún hoy y en muchos sitios los dos cuerpos del Rey... que luego heredará el moderno Fisco fixus, o sea el Estado, que nos domina y despluma a todos.


Muchos personajes históricos han pretendido ser divinos, pero de la pretensión al hecho hay mucha distancia, como bien sabemos. De hecho, ¿cómo eran divinizados esos personajes? Incluyéndoles en el perfil genérico de un animal (la famosa esfinge egipcia, por ejemplo).

José Mª Rodríguez Vega escribió:
La inmanencia racionalista estriba en desmarcar a Dios del hombre, y con Él a todos los númenes y demonios de las relaciones políticas humanas, en hacer que esas relaciones políticas no se expliquen ya por las relaciones angulares –religiosas- de los hombres (aunque esa sea su raíz), sino que sean vistas por sus meras relaciones circulares, por las meras relaciones políticas entre ellos: la teología política acaba en política a secas. Por lo menos para el MF, pienso.


Aquí estriba la confusión de la que hablaba yo antes, porque precisamente el proceso de las fases de la religión consiste en la desligación paulatina de los númenes animales del hombre. En la religión secundaria el hombre ya no está dominado por los animales, sino que es señor y dominador de los animales. Y en la terciaria el Dios infinito se va identificando cada vez más con el hombre (incluso Dios se vuelve hombre), con lo que se va produciendo el fenómeno de la inversión teológica: Dios no es aquello de lo que se habla, sino el lugar desde el que se habla, con la consideración negativa para los animales, que son meros instrumentos a su alcance, simple reino de la necesidad. La política es ella misma una relación circular, y la religión es angular, pero poco a poco va difuminándose y confundiéndose con la política, sencillamente porque desaparece como tal religión: es una institución política peculiar, como la Iglesia católica. Capítulo aparte son las relaciones Iglesia-Estado, que son eminentemente políticas. Ahí la religión es algo que queda ciertamente lejos, pues el Trono y el Altar son esquemas de identidad políticos, no religiosos, y su paulatina desaparición son un asunto político.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
A ver si acabamos ya con el asunto de los monos: yo lo único que les niego es el lenguaje nuestro, el lenguaje lingüístico nuestro... de parecida manera a como se lo niego a una persona afásica ¡salvando las diferencias!... diferencias que consisten en la gran acumulación de cultura –o información- humana y de comprensión humana que aún queda en el conocimiento intuitivo de los afásicos y que los chimpancés no poseen ni pueden poseer. El lenguaje monil, sus gruñidos (y la “razón” monil), a mi no me interesan... Me interesan sí, su conocimientos intuitivos (tal y como esto de la intuición lo entiende un Schopenhauer) o de la percepción inmediata sensorial que serán empero siempre muy diferentes a las nuestras... Tienen inventiva y memoria y &c. Pero huyo como de la peste de toda antropomorfización. Lamento que yo te haya confundido (a Rodríguez pardo), pero mi objetivo era discutir y sonsacar tus conocimientos (sobre la conducta por ejemplo), y así, me daba igual tener o no tener “razón”. También ahora.


Creo que todo esto es un rodeo que nada aclara, porque no sé qué tiene que ver la intuición con las operaciones lingüísticas de los chimpancés. No creo que sea antropomorfismo decir que el lenguaje humano en sus orígenes era gesticulante, al igual que el de los chimpancés. No se trata de antropomorfizar a los animales, sino de animalizar al hombre, prescindiendo de todos los artefactos teológicos anteriormente nombrados que despistan más que aclaran.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Evidente es que los animales “nos acechan”... pero ahora aquí nos acechan como amable refluencia, creo entender. Nos acechan, si se puede decir así, como perritos falderos y de los cuales algunos humanos en lugar de tenerles temor parece que ahora les tienen amor (nueva religión). Por tanto el núcleo del origen de la religión serán los númenes o el temor a los animales que es sobrepasado con y por el dominio sobre los mismos animales en las religiones terciarias: el hombre excelso se hace Dios o al hacerse (o creerse) Dios se hace excelso... Se hace Dios en Cristo, como se ha dicho. Efectivamente esto es también política, y la política –el dominio- tiene raíz etológica. Como la religión, como cualquier otra esencia. Ahora bien, el hombre es sólo un “exceso de animalidad”..., y como toda verdadera animalidad lo es, sin necesidad de “exceso”, que para nada necesita ser un “mas” imposible, resulta que el hombre no puede dejar de ser lo que es: un mero y diferente animal.


Efectivamente, pero este hacerse Dios del hombre es contradictorio con el párrafo de más arriba. Algo parece mal expresado. Respecto al acecho animal, yo creo que los animales sí nos acechan, y mucho: pruebe Rodríguez Vega a enfrentarse al yaguareté en Iguazú o a caminar por la sabana africana delante de una manada de leones.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Por otra parte, y en relación al tema de la “razón” o la impostura de la religión y para ver lo mucho que tiene que ver la religión con la política... La razón misma y la Ley misma es comprendida como “vestigio” o “signo”, como efecto de la voluntad divina : Cf. Francisco de Vitoria: La ley. Tecnos 1995.

Es netamente claro que antes de la ley, como institución política que sólo ataña al eje circular, encontramos a la ceremonia y a su anterior ritual bastantes pringados con el eje angular. Del lodo de aquellos antiguos rituales vinieron estos modernos lodazales de las instituciones nuestras.


Religión terciaria, maticemos. Porque lo que yo niego es la mayor: que el catolicismo sea el canon religioso y por lo tanto el humanismo trascendental sea la verdadera filosofía de la religión.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Vie Oct 20, 2006 9:39 pm    Título del mensaje: Tramposa añagaza. Responder citando

Hola.

Qué embrollo, ¿no?

Lo último que dice Pardo yo no lo he afirmado en ningún sitio. ¿Dónde he dicho yo que un humanismo cualquiera sea la verdadera filosofía de la religión? Por lo menos –parece- que estamos de acuerdo en que al hombre sólo lo podemos conocer por sus opuestos: angular y radial... que son estos ejes los que nos definen o limitan como hombres..., en el llamado “exceso de animalidad” al poder matarlos y comerlos. Debo expresarme muy mal.

Cita:
<Muchos personajes históricos han pretendido ser divinos, pero de la pretensión al hecho hay mucha distancia, como bien sabemos. De hecho, ¿cómo eran divinizados esos personajes? Incluyéndoles en el perfil genérico de un animal (la famosa esfinge egipcia, por ejemplo).>
¿Eso de la pretensión al hecho, qué significa? Yo ni de crío creía en que Cristo fuese el hijo de Dios... empero otros muchos sí lo creían y aún lo creen.
¿No estará insinuando Pardo que yo creo en los “dioses humanos” o en los “dioses humanizados”? Y si bien es muy cierto lo de los egipcios no menos cierto es el Mesías y las Tres Personas de la Santísima Trinidad... que ya no se corresponden con “el perfil genérico de un animal”... no humano, sino que coinciden con el perfil mitico/genérico de lo humano.

Niego que el lenguaje humano haya sido en algún momentto igual o parecido al de los chimpancés... Debes referirte si acaso a los australopitécidos... Por otra parte, el lenguaje nos viene del bipedismo, o sea, de la postura de la laringe; y esta postura de la laringe es debida –creo recordar- al desarrollo e inclinación del hueso esfenoides que posibilitó el enclastamiento en el foramen mágnum de la típica columna vertebral nuestra. Nada de eso han padecido nunca los chimpancés. Antes de la inclinación fuerte del esfenoides no había humanos y la inclinación del esfenoides en los chimpancés es mínima e irrelevante para esto. Bueno, da igual...pues como sabes, no venimos del mono, sino de otro animal que ya no es ni existe. Y si venimos del australopithecus podemos suponer algún lenguaje...ya bastante alejado del chimpancé... Pero yo esto no lo sé ni lo he visto. De acuerdo en que este lenguaje nuestro debe necesariamente haber tenido algún protolenguaje.
Hay en alguna tribu -que ni recuerdo ahora su nombre- que posee un lenguaje a base de chasquidos y clics... pero son por completo humanos. Eso puede ser un protolenguaje pero ellos no son protohumanos, sino humanos linneanos por completo.

Dices que:
Cita:
<Respecto al acecho animal, yo creo que los animales sí nos acechan, y mucho: pruebe Rodríguez Vega a enfrentarse al yaguareté en Iguazú o a caminar por la sabana africana delante de una manada de leones.>
¡No me seas sofístico! No soy yo el que ha de caminar delante de los leones, sino el cazador que los aceha, caza, enjaula y domina metiéndolos en nuestros circos y zoológicos. Yo solamente pago la entrada.
No hay dudas de que ahora dominamos a los animales y no ellos a nosotros. Además te contradices, pues más arriba dices:
Cita:
<En la religión secundaria el hombre ya no está dominado por los animales, sino que es señor y dominador de los animales.>
¡Pues muy bien! Si el hombre genérico –y no yo- ya no está dominado por los animales desde las religiones secundarias, mal puede estar dominado o ser “acechado” por ellos en los tiempos de las religiones terciarias u hoy en día.

De todas formas hay algo que me deja muy descontento. Yo dije:

José Mª Rodríguez Vega escribió:
La inmanencia racionalista estriba en desmarcar a Dios del hombre, y con Él a todos los númenes y demonios de las relaciones políticas humanas, en hacer que esas relaciones políticas no se expliquen ya por las relaciones angulares –religiosas- de los hombres (aunque esa sea su raíz), sino que sean vistas por sus meras relaciones circulares, por las meras relaciones políticas entre ellos: la teología política acaba en política a secas. Por lo menos para el MF, pienso.


Y tú me dices:

Aquí estriba la confusión de la que hablaba yo antes, porque precisamente el proceso de las fases de la religión consiste en la desligación paulatina de los númenes animales del hombre. En la religión secundaria el hombre ya no está dominado por los animales, sino que es señor y dominador de los animales.

Pues niego ambas, la tuya y la mía... Pues que ese párrafo entrañaba una tramposa añagaza: Que ni por asomo el hombre puede explicarse a sí mismo y a su <política> por sus meras relaciones circulares, por sí mismo. Pues el hombre, para definirse y delimitarse a sí mismo necesita de los otros dos ejes: del radial y del angular que son los que le especifican su eje circular en tanto domina, digamos, aquellos otros dos ejes, animales y cosas. El hombre es hombre por lo que se le opone.Y si bien como dices, nos hemos por ello “desligado paulatinamente de los númenes animales”, no ha sido para olvidarlos por la actual ausencia del temor, sino para considerarlos en una nueva dimensión o plano: el del amor a ellos, el plano ridículo del amor a los perritos falderos, como ya dije. Ahora hemos pasado a ser para ellos “una amenaza” incluso “ecológica”, que destrozamos sus habitas. Pobrecitos.

Debajo de esta tramposa añagaza estaba algo muy parecido a lo que dice Bueno en Zapatero y Alicia... pág. 315, sobre el círculo vicioso de definir el humanismo por el hombre y el hombre por el humanismo. La prueba de que esto lo pensaba así antes de leer este último libro de Bueno, es mi artículo ya citado (no sé donde) del Sistema circularista de Feuerbach puesto en el Catoblepas.
Es evidente que esto puesto arriba por mi, responde a la visión circularcita de Ludovico Feuerbach:

<“La inmanencia racionalista estriba en desmarcar a Dios del hombre, y con Él a todos los númenes y demonios de las relaciones políticas humanas”. >

Pues esto es efectivamente no salirse de una concepción circularcita de la religión y de la antropología circularcita de Feuerbach, opuesta a la concepción angular (basada en el eje angular) del MF, el cual nunca podrá prescindir de ninguno de sus tres Ejes (esto tampoco existe en el MHistórico, el cual adolece también de una visión circularcita de la religión y del devenir del hombre. Por tanto y en verdad, no hay una “desligación (total) paulatina de los númenes animales del hombre”, como dices y como dije, sino una vuelta, una “refluencia” como amor a los animalitos (o númenes extraterrestres buenos o malos), acaso en tanto verdaderamente hacemos posible su extinción.

Nada hay que decir de quién es materialista y ateo, pues el materialista y el ateo explican a la religión y al hombre por los tres Ejes, no los tres Ejes por la religión y el hombre, pues eso sería precisamente una actitud religiosa, una actitud religada. Acaso hoy pudiéramos definirnos más por el eje radial que no por el angular, dado el auge y dominio de la tecnología y la “naturaleza” en general. Adiós.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Sab Oct 21, 2006 11:35 am    Título del mensaje: Responder citando

Me permito enviar este mensaje , que he puesto en el foro política también por su conexión con el mismo, y sirva como una muestra más de lo que acertadamente insiste Javier Pérez Jara en recordar: la existencia de ingentes cantidades de basura ideológica, religiosa, política, que opera en el presente dialécticamente y no debemos dejar de insistir en ello una y otra vez desde el Materialismo Filosófico.

El artículo que envío me parece una muy interesante muestra de lo que debemos enfrentar en el presente, desde una filosofía crítica inmersa en el presente pero que de ninguna manera se puede permitir el lujo de aproximarse siquiera a posiciones lindantes con dogmatismos de ninguna raigambre...sea ésta de la derecha o de la( s) izquierda(s) sin triturar sus componentes nebulosos respectivos...

http://www.jornada.unam.mx/2005/07/21/039n1soc.php

En línea con algunos asuntos que ha puesto sobre la mesa el debate entre José Manuel Rodríguez Pardo y Javier Pérez Jara , entre otros participantes, me parece interesante la lectura de esta nota periodística sobre la tesis de licenciatura del actual secretario(ministro) de Gobernación(Interior) de México Carlos Abascal que publicaba el diario mexicano La Jornada

Cita del mensaje de J Pérez Jara :
Cita:

(…)
Ahora bien, quitando fundamentalmente el español como lenguaje universal y la cultura «católica» común, tanto la formación de una Confederación de Estados iberoamericanos con moneda común enfrentados a Estados unidos, etc., como la 7º generación de izquierdas (y ésta si cabe aun más) son potencialidades que «para pasar de la potencia al acto» deben superar toneladas de basura ideológica y económico-política que, hoy por hoy, no cabe, ni de lejos, menospreciar, (…)


La cita que he puesto se refiere a cuestiones relativas a la basura a barrer desde la “izquierda”, pero en otras partes del extenso e interesante texto de Javier Pérez Jara se hace referencia también a basuras procedentes de la derecha , o podemos ver que desde la derecha hay bastante ideología irracional y praeter racional pero que opera a través de esos sujetos operatorios que son los políticos y sus nematologías (gnosticismo) que buscan su actualización cuando van logrando ser implantadas políticamente en el caso citado , en la dialéctica de Estados(Estados católicos vs. Estados protestantes en el caso de referencia) y en la propia dialéctica interna de clases o de partidos, para ser más precisos. Algunas de las propuestas de Ismael Carvallo en su Manifiesto de Gijón al respecto no deben ni mucho menos , dejar de ser tenidas muy en cuenta desde el Materialismo Filosófico, a mi juicio, aunque algunas de las críticas que se desprenden de la lectura de los textos de Javier Pérez Jara son muy acertadas, como cuando se hace referencia a lo siguiente:

Cita del mensaje de J Pérez Jara :
Cita:

como la 7º generación de izquierdas (y ésta si cabe aun más) son potencialidades que «para pasar de la potencia al acto» deben superar toneladas de basura ideológica y económico-política que, hoy por hoy, no cabe, ni de lejos, menospreciar, y que, entre otras cosas, deberían hacernos recelar a la hora de declarar «compromisos solidarios» con «izquierdas» (emic) hispanoamericanas.


He puesto textos de Pérez jara de su propio resumen final para no cargar en exceso mi mensaje, por lo cual es desde luego fundamental tener en cuenta la totalidad de sus mensajes en este debate que cito.


proporcionado por



• Escrìbanos
• Suscripciones


Cita:

La Jornada
Jueves 21 de julio de 2005
En su tesis de licenciatura, calificó la democracia de ''farsa promovida por la masonería''
El poder de la Iglesia, superior al del Estado, planteó Abascal
Sostuvo que es obligación del gobierno ''favorecer la acción'' del catolicismo y tolerar las demás religiones sólo dentro de los límites racionales Trampa liberal, la libertad de credo
CLAUDIA HERRERA BELTRAN

El actual titular de la Secretaría de Gobernación, en imagen de archivo FOTO Francisco Olvera
El poder de la Iglesia es superior al del Estado. Cuando la mayoría del pueblo sea católica, el gobierno debe declarar oficial esa religión. La democracia es una "farsa" promovida en México por la masonería. Esas ideas fueron defendidas por el actual secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, cuando obtuvo su título de licenciado en derecho, en 1973.
Abascal está ahora en el centro de la polémica. A partir de que la Iglesia católica condenó la inclusión de la anticoncepción de emergencia en el cuadro básico de medicamentos, el secretario de Gobernación ofreció que dicha inclusión se revisaría, no obstante que la norma sobre la materia y el uso de la píldora del día siguiente ya habían sido publicados -luego de años de estudio- en el Diario Oficial de la Federación.
Hace 32 años, el ideario de Abascal Carranza quedó plasmado en su tesis profesional Las relaciones entre el poder espiritual y el poder temporal, publicada por Editorial Tradición el año citado.
En su reflexión académica, el actual responsable de las relaciones del gobierno con las iglesias considera que el catolicismo tiene primacía sobre cualquier otra religión; pugna por que el matrimonio religioso sea reconocido por las leyes mexicanas, y aboga para que la Iglesia cuente con libertad de apropiación de bienes materiales.
Cuestiona la educación laica y señala que el Estado debe permitir a la Iglesia católica dar enseñanza religiosa en todas las escuelas a las que concurran católicos.
Para Abascal, el momento culminante de la historia de la humanidad es el siglo XIII, cuando Europa logra su "mayor unidad de todos los tiempos" y toma como nombre propio el de cristiandad y la Iglesia es "madre y maestra".
Pero establece que las ideas liberales, la Revolución Francesa y la Reforma protestante buscaron destruir a la Iglesia católica y, con el tiempo, el Papa se convirtió en figura decorativa en el plano internacional.
Inconforme con esta situación, en las 112 páginas del texto plantea poner fin a la esclavitud de la Iglesia y que el Estado "se reduzca a sus proporciones normales reconociendo la superioridad del fin espiritual sobre el temporal".
Al inicio de la tesis, de la que se editaron mil ejemplares, el entonces estudiante de la Escuela Libre de Derecho reconocía que al abordar ese tema no podía buscar aplausos ni la admiración que causaban -a diferencia del suyo- estudios sobre técnica jurídica.
''En este acto, que es el más personal de nuestros estudios profesionales, aspiro únicamente a exponer y defender en un campo en que la Verdad ha sido escarnecida por la Revolución y por un falso derecho a su servicio", afirma.
Manifiesta su confianza en Dios en que su tesis haga algún bien y se declara optimista de que, en medio de atroces persecuciones, el cristianismo logrará levantarse "majestuoso, proclamando sus derechos, aunque sufriendo injusticias..."
La única obra escrita del ex secretario del Trabajo y Previsión Social refleja sin ambages el pensamiento de un hombre católico en una época en la que la relación entre Iglesia y Estado era inexistente en México, pero sus propuestas iban más allá de deplorar esa situación.
Las legislaciones más perfectas, inspiradas en el cristianismo
Para el entonces aspirante a obtener el título de licenciado en derecho, las legislaciones más perfectas han sido aquellas que han tenido fundamentos cristianos.
En su defensa de la Iglesia católica, afirma que el poder de ésta es superior al del Estado y, por tanto, dice, es innegable la primacía espiritual sobre lo temporal.
Ante ello, el Estado está obligado a proteger a la Iglesia "limitando en lo que fuere necesario las libertades liberales, pues es innegable que no pueden tener los mismos derechos la Verdad y el error, y en consecuencia el Estado debe procurar garantizar y defender la libertad y el derecho del hombre de no ser engañado con doctrinas falsas y erróneas".
El Estado, añade, debe estar al servicio de la Iglesia. "La tendencia del hombre hacia Dios es un derecho innato del hombre que el Estado debe proteger", afirma.
Aun en una sociedad mixta o pluralista, añade, el católico tendrá derecho a exigir un trato preferencial.
''Un pueblo que es católico en su mayoría debe tener, aun por razón natural, un gobierno que proclame la religión católica como religión oficial, y que tolere las demás religiones dentro de límites racionales, para no violar la libertad de conciencia. Ese gobierno debe favorecer y proteger la acción de la Iglesia y mantener armónicas relaciones con ella", afirma.
Crítica al voto de los ''vagos''
En el cuarto capítulo, "Razones de orden natural y jurídicas", critica a quienes propugnan poner fin a la religión de Estado para adaptar la Iglesia a la realidad del Estado democrático moderno.
Pero explica que quienes afirman que la democracia es la última esperanza de libertad están partiendo de un supuesto falso, porque "la democracia es una falacia".
Critica entonces a la democracia liberal y el voto universal, al considerar que la mayoría de los electores, entre los que menciona a "vagos, viciosos, ignorantes y gente honesta", no puede entender la forma de gobierno más conveniente para México ni la naturaleza de la relación entre el Estado y la Iglesia.
Al abordar la situación de México, señala: ''la democracia es una farsa de la que se ha servido la masonería en México, como en todas partes, para hacer creer a una mayoría confundida y desorientada que se está haciendo su voluntad y que ésta es forzosamente buena".
En opinión de Abascal, el principio democrático liberal no opera, porque la "famosa voluntad general" está modelada al gusto de los grandes medios de difusión manejados directamente por el Estado y por capitales anónimos.
Considera que las bases fundamentales de una sociedad no deben ser fijadas mediante el voto universal, "porque los votos no deben contarse sino pesarse".
Señala que la mayoría de los votantes no pueden entender la forma de gobierno más conveniente en México y la naturaleza de las relaciones que debe haber entre el Estado y la Iglesia.
En esta línea, afirma: "la democracia es el camino que han escogido las fuerzas internacionales de la subversión para alcanzar el poder omnímodo con la instauración del comunismo, que es precisamente la contra-Iglesia''.
Más adelante, advierte que la democracia liberal es una ''trampa'' y, por tanto, no debe aceptarse el principio de que todas las doctrinas y religiones tienen el mismo derecho a ser difundidas y defendidas.
Se pregunta si la Iglesia puede adecuarse a un ''sistema falaz en sí mismo'', como es la democracia, y aceptarlo como bueno. Sostiene que no es posible, porque los católicos están imbuidos en el juego de la democracia y están tan desunidos que "ningún remedio puede intentarse ni por la vía del respeto del voto, por la falacia del sistema que está en manos de la propaganda''.
Dice que la fuerza de la propaganda en un régimen de libertad cambia la mentalidad y las costumbres del pueblo de un día para otro.
"Sin hablar de temas de alta política ni de difíciles especulaciones teológicas, ¿no lo estamos viendo con la votación popular por aclamación en favor de la minifalda, del control artificial de la natalidad y del amor libre?", plantea.
Advierte que la democracia tiene "notables vicios de origen" y por eso la Iglesia no debe estar sujeta a un régimen democrático.
Al final de su estudio, hace votos por que en México haya una ''decidida reacción católica en las inteligencias, en las costumbres y en las instituciones'' para frenar el comunismo.
El catolicismo, afirma, es la única fuerza que puede contenerlo y destruirlo.

© Derechos Reservados 1996-2005 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

http://www.jornada.unam.mx/2005/07/21/039n1soc.php


Desde luego con políticas estatales de este estilo el Materialismo Filosófico lo puede tener complicado en el sentido que Pérez Jara indica en sus intervenciones.
A pesar de ello , la Real Politik lleva a acciones que dependerán , me parece, de contextos del propio curso de los distintos cuerpos político… y esto sin duda lo debe tener presente el Materialismo Filosófico, no tanto en la representación cuanto en el ejercicio.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Sab Oct 21, 2006 2:03 pm    Título del mensaje: Afirmaciones ligeras Responder citando

Estimados amigos:

Considero que Rodríguez Vega debería cuidarse de afirmaciones tan ligeras como que intento envolver el debate en una tramposa añagaza. Quizás esté equivocado, pero percibo una serie de contradicciones recurrentes en el otro lado. Veamos.

José Mª Rodríguez Vega escribió:

Cita:
<Muchos personajes históricos han pretendido ser divinos, pero de la pretensión al hecho hay mucha distancia, como bien sabemos. De hecho, ¿cómo eran divinizados esos personajes? Incluyéndoles en el perfil genérico de un animal (la famosa esfinge egipcia, por ejemplo).>
¿Eso de la pretensión al hecho, qué significa? Yo ni de crío creía en que Cristo fuese el hijo de Dios... empero otros muchos sí lo creían y aún lo creen.
¿No estará insinuando Pardo que yo creo en los “dioses humanos” o en los “dioses humanizados”? Y si bien es muy cierto lo de los egipcios no menos cierto es el Mesías y las Tres Personas de la Santísima Trinidad... que ya no se corresponden con “el perfil genérico de un animal”... no humano, sino que coinciden con el perfil mitico/genérico de lo humano.


Sinceramente, a quien ya no entiendo es a Rodríguez Vega, porque primero habla de la pretensión de ser divino y la relaciona con la política, y luego se extraña de mi escepticismo al respecto. La verdad que si Rodríguez Vega entiende poco, yo menos aún. Eso sí, de la esfinge, que es la base de mi argumentación, ni palabra.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Niego que el lenguaje humano haya sido en algún momentto igual o parecido al de los chimpancés... Debes referirte si acaso a los australopitécidos... Por otra parte, el lenguaje nos viene del bipedismo, o sea, de la postura de la laringe; y esta postura de la laringe es debida –creo recordar- al desarrollo e inclinación del hueso esfenoides que posibilitó el enclastamiento en el foramen mágnum de la típica columna vertebral nuestra. Nada de eso han padecido nunca los chimpancés. Antes de la inclinación fuerte del esfenoides no había humanos y la inclinación del esfenoides en los chimpancés es mínima e irrelevante para esto. Bueno, da igual...pues como sabes, no venimos del mono, sino de otro animal que ya no es ni existe. Y si venimos del australopithecus podemos suponer algún lenguaje...ya bastante alejado del chimpancé... Pero yo esto no lo sé ni lo he visto. De acuerdo en que este lenguaje nuestro debe necesariamente haber tenido algún protolenguaje.
Hay en alguna tribu -que ni recuerdo ahora su nombre- que posee un lenguaje a base de chasquidos y clics... pero son por completo humanos. Eso puede ser un protolenguaje pero ellos no son protohumanos, sino humanos linneanos por completo.


Pues niego rotundamente todo lo que dices, Rodríguez Vega. Tan lenguaje es el mímico como el de los chasquidos o el doblemente articulado. Otra cosa es que por presión selectiva (se puede expresar poco con gestos u onomatopeyas) se abandone el gestual o el de los chasquidos (como el quechua) y se use el doblemente articulado, pero negar que los anteriores sean lenguaje no sólo equivale a refutarme a mí, sino a muchos lingüistas.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Dices que:
Cita:
<Respecto al acecho animal, yo creo que los animales sí nos acechan, y mucho: pruebe Rodríguez Vega a enfrentarse al yaguareté en Iguazú o a caminar por la sabana africana delante de una manada de leones.>
¡No me seas sofístico! No soy yo el que ha de caminar delante de los leones, sino el cazador que los aceha, caza, enjaula y domina metiéndolos en nuestros circos y zoológicos. Yo solamente pago la entrada.
No hay dudas de que ahora dominamos a los animales y no ellos a nosotros. Además te contradices, pues más arriba dices:
Cita:
<En la religión secundaria el hombre ya no está dominado por los animales, sino que es señor y dominador de los animales.>
¡Pues muy bien! Si el hombre genérico –y no yo- ya no está dominado por los animales desde las religiones secundarias, mal puede estar dominado o ser “acechado” por ellos en los tiempos de las religiones terciarias u hoy en día.


No hay ninguna contradicción, sencillamente porque que hayamos reducido a los animales a nuestro control no implica que en la actualidad no les reconozcamos voluntad y conducta muy similar a la nuestra. Va a resultar que Darwin se equivocó al final. Además, que no tengamos que enfrentarnos al león no significa que éste no pueda acecharnos y devorarnos si nos enfrentamos a él. El argumento anterior quedaría bien en la época de Descartes, paseando en la barquita frente a zoológicos, pero en la sabana africana no funciona.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
De todas formas hay algo que me deja muy descontento. Yo dije:

José Mª Rodríguez Vega escribió:
La inmanencia racionalista estriba en desmarcar a Dios del hombre, y con Él a todos los númenes y demonios de las relaciones políticas humanas, en hacer que esas relaciones políticas no se expliquen ya por las relaciones angulares –religiosas- de los hombres (aunque esa sea su raíz), sino que sean vistas por sus meras relaciones circulares, por las meras relaciones políticas entre ellos: la teología política acaba en política a secas. Por lo menos para el MF, pienso.


Y tú me dices:

Aquí estriba la confusión de la que hablaba yo antes, porque precisamente el proceso de las fases de la religión consiste en la desligación paulatina de los númenes animales del hombre. En la religión secundaria el hombre ya no está dominado por los animales, sino que es señor y dominador de los animales.

Pues niego ambas, la tuya y la mía... Pues que ese párrafo entrañaba una tramposa añagaza: Que ni por asomo el hombre puede explicarse a sí mismo y a su <política> por sus meras relaciones circulares, por sí mismo. Pues el hombre, para definirse y delimitarse a sí mismo necesita de los otros dos ejes: del radial y del angular que son los que le especifican su eje circular en tanto domina, digamos, aquellos otros dos ejes, animales y cosas. El hombre es hombre por lo que se le opone.Y si bien como dices, nos hemos por ello “desligado paulatinamente de los númenes animales”, no ha sido para olvidarlos por la actual ausencia del temor, sino para considerarlos en una nueva dimensión o plano: el del amor a ellos, el plano ridículo del amor a los perritos falderos, como ya dije. Ahora hemos pasado a ser para ellos “una amenaza” incluso “ecológica”, que destrozamos sus habitas. Pobrecitos.


Y yo digo que ese párrafo que citas se contradice con el resto de tu texto, pero en fin, no sé ni para qué escribo. ¿Qué tiene que ver el humanismo y la inmanencia política con las relaciones con los animales? Sigo sin entender nada, la verdad. Además, ¿se atreve Rodríguez Vega a acusarme de añagazas y trampas cuando él me atribuye una posición circularista de lo humano que jamás he defendido? Hemos llegado a unos extremos increíbles.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Nada hay que decir de quién es materialista y ateo, pues el materialista y el ateo explican a la religión y al hombre por los tres Ejes, no los tres Ejes por la religión y el hombre, pues eso sería precisamente una actitud religiosa, una actitud religada. Acaso hoy pudiéramos definirnos más por el eje radial que no por el angular, dado el auge y dominio de la tecnología y la “naturaleza” en general. Adiós.


Pues sí habría que decir, y mucho, porque materialistas y ateos no son sólo los seguidores del materialismo filosófico. A ver si va a resultar que Marx no era materialista y ateo. Habrá que ver qué materialismo es aquel del que hablamos. Y los tres ejes famosos no son una sustancialización, sino un formalismo que intenta explicar los fenómenos de la religión y del hombre. Si nos definimos por el eje radial o por el angular me parece una sustancialización, porque los tres ejes siempre están presentes de algún modo, aunque algunos se anulen en el proceso de análisis.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
José Mª Rodríguez Vega



Registrado: 11 Oct 2003
Mensajes: 1429

MensajePublicado: Dom Oct 22, 2006 1:01 pm    Título del mensaje: Cuando me coma un león... Responder citando

Hola.

Pero mi apreciado amigo... No me has comprendido en nada. La “tramposa añagaza” la puse yo, y me refiero a eso, a una añagaza puesta por mí (NO por ti) en ese párrafo en cursivas. Si atiendes a lo que digo allí verás que es así. Puedes comprobarlo por esto:
Cita:
<Es evidente que esto puesto arriba por mi, responde a la visión circularcita de Ludovico Feuerbach:

<“La inmanencia racionalista estriba en desmarcar a Dios del hombre, y con Él a todos los númenes y demonios de las relaciones políticas humanas”. >
... Por ..., digo.

Tampoco niego la existencia de los diferentes lenguajes. Lo único que he negado es que el lenguaje humano sea “igual o parecido al de los chimpancés”, como dije. Prueba de ello es que hablo de “protolenguajes”, de protolenguajes humanos, se entiende. Y si ha habido protolenguajes humanos es evidente que ha habido protolenguajes de esos protolenguajes, es decir: lenguajes de animales no humanos.

En ningún momento he negado yo que tengamos conductas y lenguaje animal... puesto que somos animales. No somos seres espirituales...

...............

Dices ahora:
Cita:
<Además, que no tengamos que enfrentarnos al león no significa que éste no pueda acecharnos y devorarnos si nos enfrentamos a él. El argumento anterior quedaría bien en la época de Descartes, paseando en la barquita frente a zoológicos, pero en la sabana africana no funciona.>


¡Pero hombre! Este “enfrentamiento” de ahora sería un enfrentamiento “accidental” que no daría nunca pié a una activación de la religión ni a una actualización de los númenes aquí y ahora: por mucho que yo corra ahora delante del león en la sabana africana, nadie aquí va a pensar que eso es otra cosa que no un mero accidente o desgracia. Los salvajes de allá, si es que quedan, sí podrían pensar en ese león como el númen que les domina. Pero mis seres queridos acaso sólo se dirían que tuve una muerte “cruel” por encontrarme en un lugar y en un momento inadecuado a mi status cultural o de civilización. Mis familiares nunca levantarían un tótem con cara de león...

Dices:
Cita:
<
José Mª Rodríguez Vega escribió:
Nada hay que decir de quién es materialista y ateo, pues el materialista y el ateo explican a la religión y al hombre por los tres Ejes, no los tres Ejes por la religión y el hombre, pues eso sería precisamente una actitud religiosa, una actitud religada. Acaso hoy pudiéramos definirnos más por el eje radial que no por el angular, dado el auge y dominio de la tecnología y la “naturaleza” en general. Adiós.


Pues sí habría que decir, y mucho, porque materialistas y ateos no son sólo los seguidores del materialismo filosófico. A ver si va a resultar que Marx no era materialista y ateo.>


Efectivamente, porque Marx era materialista y ateo es por lo que él explicaría o hubiera explicado la religión a través de uno de sus ejes... a través del eje circular, como hizo Feuerbach (acaso Marx lo hubiera explicado como falsa consciencia, como alineación, si es que no fue así, ya que para Marx la religión es, para decirlo brevemente y con sus propias palabras, unicamente “obra de su propia cabeza”, de la cabeza del hombre alienado -Grijalbo, OME 41 pág. 266-), obra de su phantasía, diríamos ahora nosotros. La diferencia del MF es que Bueno lo ha explicado (los númenes, su real existencia) a través del Eje angular..., lo cual... aunque puede ser entendido también como “obras de su cabeza” (ya que el espacio antropológico sólo es uno), cuando menos se descubre la independencia del númen –su real existencia en tanto animal- independientemente del hombre, que existe fuera del hombre. Esto es lo que dije y esto es lo que digo. Ya veo que la cosa es embrollada.

No me olvido de los otros ejes, pues ya lo dije en ese mensaje: “pues el materialista y el ateo explican a la religión y al hombre por los tres Ejes”.... No me olvido de la symploké.
Sin embargo puede ser que yo todo esto lo haya explicado mal...

Efectivamente ha habido mucha confusión y es mejor dejarlo. Lamento parecerte un sustancialista, aunque a veces seguramente lo soy. Un abrazo.


Y repito: la añagaza la puse yo... Me salió como fruto de mi retórica. Nada más.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado Enviar correo MSN Messenger
J.M. Rodríguez Pardo



Registrado: 10 Oct 2003
Mensajes: 1423
Ubicación: Gijón (España)

MensajePublicado: Mie Oct 25, 2006 3:16 pm    Título del mensaje: Comprensión Responder citando

Estimados amigos:

Si la añagaza era un supuesto de Rodríguez Vega, entonces debo matizar mis afirmaciones, recalcando eso sí algunos detalles de su último mensaje.

José Mª Rodríguez Vega escribió:

Tampoco niego la existencia de los diferentes lenguajes. Lo único que he negado es que el lenguaje humano sea “igual o parecido al de los chimpancés”, como dije. Prueba de ello es que hablo de “protolenguajes”, de protolenguajes humanos, se entiende. Y si ha habido protolenguajes humanos es evidente que ha habido protolenguajes de esos protolenguajes, es decir: lenguajes de animales no humanos.


La cuestión es saber qué es protolenguaje, porque el lenguaje no es algo patrimonio del ser humano. Las abejas tienen lenguaje, al igual que los chimpancés. Otra cosa es que carezcan de aparato fonador y no tengan la doble articulación, o que no tengan términos abstractos. Pero eso es lenguaje porque sirve para comunicarse. Que es por cierto lo que olvidan muchos lingüistas, que se quedan en hablar de la sintaxis o a lo sumo la semántica, olvidando las cuestiones pragmáticas, es decir, la utilidad del lenguaje. Lo que yo digo en definitiva es que los seres humanos utilizaban el lenguaje gestual al igual que lo usan los chimpancés según los experimentos de los etólogos, porque se ha probado que son capaces de usar los gestos de modo significativo y comunicando algo a los demás. No sé por qué denominar a esto «protolenguaje».

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Dices ahora:
Cita:
<Además, que no tengamos que enfrentarnos al león no significa que éste no pueda acecharnos y devorarnos si nos enfrentamos a él. El argumento anterior quedaría bien en la época de Descartes, paseando en la barquita frente a zoológicos, pero en la sabana africana no funciona.>


¡Pero hombre! Este “enfrentamiento” de ahora sería un enfrentamiento “accidental” que no daría nunca pié a una activación de la religión ni a una actualización de los númenes aquí y ahora: por mucho que yo corra ahora delante del león en la sabana africana, nadie aquí va a pensar que eso es otra cosa que no un mero accidente o desgracia. Los salvajes de allá, si es que quedan, sí podrían pensar en ese león como el númen que les domina. Pero mis seres queridos acaso sólo se dirían que tuve una muerte “cruel” por encontrarme en un lugar y en un momento inadecuado a mi status cultural o de civilización. Mis familiares nunca levantarían un tótem con cara de león...


Pero entonces, ¿esos fenómenos de piedad ante los animales no son reinterpretables como una forma de refluencia de la religiosidad primaria? Cuando en la película de Jean Jacques Annaud, «El oso», el protagonista se humilla ante un gigantesco plantígrado que amenaza con comerle, ¿no está practicando una conducta cogenérica con el acto de arrodillarse ante un totem? Cogenérica, porque el arrodillarse ante un ser «que nos enardece y nos horroriza» (San Agustín), parece tener algún sentido, pero arrodillarse ante un trozo de piedra o de madera tallados no puede pasar de delirio. Ahí está la diferencia.

José Mª Rodríguez Vega escribió:
Dices:
Cita:
<
José Mª Rodríguez Vega escribió:
Nada hay que decir de quién es materialista y ateo, pues el materialista y el ateo explican a la religión y al hombre por los tres Ejes, no los tres Ejes por la religión y el hombre, pues eso sería precisamente una actitud religiosa, una actitud religada. Acaso hoy pudiéramos definirnos más por el eje radial que no por el angular, dado el auge y dominio de la tecnología y la “naturaleza” en general. Adiós.


Pues sí habría que decir, y mucho, porque materialistas y ateos no son sólo los seguidores del materialismo filosófico. A ver si va a resultar que Marx no era materialista y ateo.>


Efectivamente, porque Marx era materialista y ateo es por lo que él explicaría o hubiera explicado la religión a través de uno de sus ejes... a través del eje circular, como hizo Feuerbach (acaso Marx lo hubiera explicado como falsa consciencia, como alineación, si es que no fue así, ya que para Marx la religión es, para decirlo brevemente y con sus propias palabras, unicamente “obra de su propia cabeza”, de la cabeza del hombre alienado -Grijalbo, OME 41 pág. 266-), obra de su phantasía, diríamos ahora nosotros. La diferencia del MF es que Bueno lo ha explicado (los númenes, su real existencia) a través del Eje angular..., lo cual... aunque puede ser entendido también como “obras de su cabeza” (ya que el espacio antropológico sólo es uno), cuando menos se descubre la independencia del númen –su real existencia en tanto animal- independientemente del hombre, que existe fuera del hombre. Esto es lo que dije y esto es lo que digo. Ya veo que la cosa es embrollada.


Bien, la cuestión es que las afirmaciones de Marx o de Feuerbach no son filosofía de la religión, sino sociología o psicología. Hablar de la religión como cámara oscura de la conciencia o como una mera estructura social es restringirlo de los problemas filosóficos, puesto que no se explica el origen de la religión ni tampoco su desarrollo. Deja, por ejemplo, fuera de su estudio a las religiones prehistóricas, y todo lo que no tenga que ver con el hombre queda segregado. Es una filosofía circular de la religión, pero por eso mismo deja de ser verdadera filosofía de la religión, salvo que podamos encontrar en su argumentario algún elemento relativo al eje angular, es decir, al núcleo de la religión. Esa es la cuestión, y espero que no quede demasiado embrollado.

Un cordial saludo,
José Manuel Rodríguez Pardo.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Eliseo Rabadán Fernández



Registrado: 12 Oct 2003
Mensajes: 567
Ubicación: España

MensajePublicado: Sab Nov 18, 2006 12:26 pm    Título del mensaje: Espinosa , Bueno y "pensadores" Alicia-Zapatero Responder citando

Acerca de alianza de civilizaciones y religiones

El primer capítulo del libro de Gustavo Bueno Zapatero y el pensamiento Alicia plantea cuestiones fundamentales sobre el tema que nos ocupa, sobre el asunto de ponernos manos a la obra contra imposturas dogmas y mentiras…

Alicia (ZP) piensa: «La Alianza de las Civilizaciones es el primer paso obligadopara alcanzar la Paz universal»

El segundo paso de la argumentación expuesta en la parte III del capítulo o, la parte definida como «crítica» nos plantea un problema fundamental al que voy a referirme a continuación. Este paso de la crítica parte naturalmente de los esenciales análisis (parte II) que hacen referencia a cuestiones filosóficas imprescindibles. Cuestiones como las que surgen de lo que Kant definía como paralogismos de la Razón Pura ( ideas de Alma, Mundo y Dios ) … sin embargo hay que destacar que , al igual que Kant lo advertía, bueno en esta parte segunda recuerda( algo fundamental ) que hay más que esa mera paralogísitca ( sofismas ) en torno a Dios, Mundo y Alma.

Cito a Kant: en la sección de la Crítica de la Razón Pura titulada El ideal de la Razón Pura 570 B598)

Cita:
Así ocurre con el ideal de la razón, que siempre tiene que basarse en ciertos conceptos y servir de regla y arquetipo, sea para obrar de acuerdo con ellos, sea para efectuar valoraciones. Muy distinto es el caso de las creaciones de la imaginación. Nadie puede explicarlas ni dar de ellas un concepto comprensible …


Volviendo a lo que se plantea en la parte III de Zapatero y el pensamiento Alicia titulada La unicidad de la Civilización y la unicidad del Mundo, de Dios y del Hombre como persona . Voy a destacar este problema, digamos, que surge al proponer lo que en otra parte llamaba yo Controlando rebaños: una propuesta para el Siglo XX: la guerra contra las religiones, problema que Gustavo Bueno plantea delimitando sus líneas de demarcación en el siguiente párrafo:

Cita:

Y nos encontramos en la paradoja del monoteísmo pluralista, en la paradoja del monoteísmo que se manifiesta a propósito de las tres religiones monoteístas en torno a la cual gira el drama Nathan el Sabio, de Lessing (cuya lectura recomendamos al Sr Zapatero, así como al señor Kofi Annan, al Sr Moratinos y al Sr Mayor Zaragoza). Pero el irenismo de Lessing, en cuanto racionalista, implicaba la demolición de cada una de las tres religiones positivas, de sus dogmas, sacramentos, imanes o rabinos, incluso d e los templos; es decir, desde un punto de vista práctico, reproducía e intensificaba los conflictos sociales y eclesiásticos entre las tres religiones del Libro, en lugar de atenuarlos .


Lo que parece derivarse de la lucha contra los dogmas e imposturas ( en el caso de referencia) las de orden religioso, será , según este párrafo que cito de Bueno, por tanto, desde el punto de vista práctico, es un efecto contrario al que se pretende … esto es, si suponemos que luchando por triturar los fundamentos dogmáticos de las religiones, lograremos evitar conflictos sociales entre esas sociedades cuya moral se centra en tales dogmas, algo se habrá ganado en cuanto a eutaxia política de las capas ( y vectores correspondientes de las ramas en el cuerpo político referidas a esas capas: basal, cortical y conjuntiva) conformadoras de los diversos cuerpos políticos .

Me permito sugerir que en esta cuestión y el problema práctico que presenta, según lo dicho respecto a la tesis de Nathan el sabio habría que defender las siguientes tesis que ya ha planteado Gustavo Bueno en el artículo Notas sobre la socialización y el socialismo de El Catoblepas número 54 http://www.nodulo.org/ec/2006/n054p02.htm


Cita:

Frente al gnosticismo, el socialismo, en su sentido genérico o filosófico, se define precisamente como su negación absoluta. La «conciencia filosófica», al menos la de la filosofía materialista, rechaza totalmente cualquier intento de derivación de la actitud filosófica a partir de una subjetividad individual gnóstica.


Cita:

En resolución, la filosofía (materialista) no reconoce fuentes o revelaciones subjetivas sino sociales porque ella aparece en determinadas situaciones características de determinadas «sociedades avanzadas» que han desplegado ya un complejo conjunto de tecnologías, normas jurídicas, ciencias categoriales, &c. y han tenido ocasión de confrontar sus instituciones con las instituciones de otras sociedades colindantes (histórica o geográficamente). De esta doctrina deriva la tesis acerca de la «implantación política de la filosofía».


Cita:

Por análogas razones por las cuales el racionalismo materialista rechaza el gnosticismo individual rechaza también el gnosticismo grupal. No es la revelación ofrecida en exclusiva a un grupo religioso étnico, social o político aquello que puede dar lugar a la filosofía racionalista. El gnosticismo de grupo –cuando rechaza a los demás grupos como insignificantes para sus intereses filosóficos– sigue oponiéndose al socialismo en su sentido genérico; sigue siendo un particularismo.


Cita:

El particularismo grupal (que generalmente procede de una escisión o secta que se separa de un grupo expansivo previo) es, sin duda, frente al gnosticismo individual una forma específica, teórica o histórica, de socialismo; pero no es una expresión del socialismo genérico que ponemos en conexión con el racionalismo materialista. Un socialismo que, en tanto se constituye como crítica y rechazo del particularismo individual o grupal, habrá de entenderse como socialismo genérico de signo universalista, no particularista.


Cita:

«Universalista» significa en este contexto, por tanto, ante todo, el rechazo de todo particularismo en el sentido dicho, pero no la apelación a «un hombre universal», o a un «Género Humano», o a un «humanismo», en el sentido del Ideal de la Humanidad de Don Julián Sanz del Río, por ejemplo. El universalismo al que apela el racionalismo materialista no es tanto un presupuesto sustancial sobreentendido cuanto un proceso de recurrencia; una energeia y no una estructura, un ergon. Es el proceso que comienza reconociendo que la implantación política de la filosofía sólo es posible a partir de un grupo (una nación, un estado, un imperio), pero no a partir de un supuesto Género Humano con el que pudiéramos identificarnos. Pero, al mismo tiempo, el universalismo sugiere que es preciso desbordar continuamente el grupo de partida, evitando su interpretación como fuente de un saber exclusivo («revelado» al grupo) y, por tanto, afirmando que todos los demás grupos han de ser tomados en consideración concreta, aunque sea para someterlos a una trituración crítica (por ejemplo, la crítica de Jenófanes al zoomorfismo de los etíopes). El universalismo procesual supone que los contenidos de una filosofía racionalista no proceden por emanaciones reveladas a un grupo o a un individuo sobresaliente, sino por la confrontación de un grupo dado con otros grupos afines o heterogéneos, amigos o enemigos.


Cita:

Ahora bien: desbloquear el término «socialismo» de las sinécdoques consabidas (del «socialismo circunscrito» especialmente circunscrito a determinados partidos políticos), es decir, rescatar de la «prisión particularista» a la idea secuestrada del socialismo genérico universalista, no es una «tarea revolucionaria» (una «revolución socialista») que pueda considerarse como fruto de una ocurrencia gratuita o infundada.



Cita:

Lo que importa, en conclusión, es, destacar la circunstancia de que todo proceso de universalización racional tiene que ir conducido a través de los canales constituidos por los sujetos corpóreos operatorios (descartamos cualquier hipótesis sobre un entendimiento agente universal de tradición musulmana), entre otras cosas porque, como «contenidos» universales, comunes a todas las sociedades humanas, a todas las clases sociales, étnicas, religiosas, figuran precisamente los sujetos operatorios (a los cuales se orientan las normas éticas). A través de ellos habrá que triturar las instituciones suprasubjetivas que hayan de ser trituradas según planes y programas definidos.
El socialismo genérico no puede (ni siquiera en su versión esclavista) poner entre paréntesis a los sujetos operatorios, a sus ritmos y a sus leyes. Tiene que contar con ellos si quiere hacer política filosófica y no meramente moldeamiento skinneriano, necesariamente efímero o neutralizable por otro condicionamiento skinneriano de la misma dirección y sentido contrario.


Propongo en cuanto a los críticas que he puesto aquí como referencia en torno a la tarea de demoler dogmas y efectos adjuntos a los mismos como supersticiones de todo tipo y sus implicaciones políticas( en el sentido de implantación política de la religión como falsa apariencia , no en el sentido de Lessing en tanto sería más perjudicial que benéfico ( cuanto a la eutaxia digamos ) sino en el sentido de la filosofía de la religión de Espinosa tal y como el materialismo filosófico la ha planteado sistemáticamente. El capítulo 6 ( Una ilustración hitórica: la Filosofía de la Religión de Espinosa) de El Animal Divino ( G Bueno ; Pentalfa; Oviedo 2º ed. 1996) es la expresión más patente y potente de la viabilidad racionalista de un socialismo no gnóstico (al modo de el socialismo idealista que ha inspirado el Pensamiento zapatero, modélica y sublime expresión del Pensamiento Alicia), sino el socialismo universalista de implantación materialista que se plantea a lo largo de todas las críticas del libro Zapatero y el Pensamiento Alicia ya citado .
El planteamiento sobre Espinosa en el sentido mencionado antes, es complejo y no es este el lugar para desarrollarlo más ampliamente, pero sí se puede dejar como sugerencia el siguiente texto de El Animal divino( página 134)

Cita:

En ningún caso la religiones, para Espinosa, amor del hombre a algo que esté por encima de él (salvo que se tome como referencia al hombre del primer género, el cual precisamente no es religioso), puesto que el Dios de Espinosa no es trascendente.


Cita:

Pero también podemos ver en la Etica [de Espinosa] los principios del progressus crítico, es decir, orientado a constatar de qué modos las religiones positivas se desvían sistemáticamente de la verdadera religión y se constituyen como religión falsa o aparente, como apariencia de la verdadera religión. Porque la religión falsa no es propiamente religión, pero tampoco es algo que haya perdido toda conexión con la religión. Es su apariencia, es su superstición


Esta crítica podría aplicarse de modo muy similar y de hecho, me parece, ha sido aplicada en algunos de los análisis propuestos por Gustavo Bueno sobre el Pensamiento Alicia en el sentido de que hay componentes políticos en ciertas propuestas de Zapatero , sobre todo es notorio en el caso de las propuestas de la Alianza de las Civilizaciones, en las que hay una autñéntica letanía de apariencias , o en el sentido del texto anterior citado aquí, supersticiones cuya utilidad electoralistas y partidista nonegamos , pero que se sotienen en modelos perfectos de Pensamiento de mala Fe, mediante esas grandes imposturas de referencia i-lógica Alicia: sustantificaciones metafísicas de conceptos como democracia, educación en valores humanistas para la convivencia, Alinza armonicista, irenista de civilizaciones para la Paz perpetua gnósticamente implantada (Pensamiento Alicia); pero que resulta políticamente( sostenemos desde el materialismo filosófico) inviable a todas luces contra lo que defiende el organizador de mitos y embaucos , Bambi en el País de Babia o Alicia-Zapatero en el País de las Maravillas.

Y dado que este mensaje está inscrito en el apartado de los foros titulado religión, me permito introducir un texto más, esta vez tomado de El Catoblepas, se trata del «rasguño» de Gustavo Bueno que lleva por título Sobre la obligatoriedad de la asignatura Religión , texto que muestra una de las 4 alternativas posibles, alternativa ala que me adhiero desde luego y en torno a la que tratan de ir mis propuestas de ponerse manos a la obra contra dogmatismos, imposturas…

Cita:

Una orientación antireligiosa positiva de signo materialista, que considera al agnosticismo (y no sólo al agnosticismo positivo, sino al agnosticismo teológico, ante la cuestión de Dios) como un ateísmo vergonzante, según la conocida fórmula de Engels. La asignatura «Religión» sería una disciplina propiciada por un Estado, no ya confesional, o agnóstico, o laico, en sentido débil, sino laico en sentido fuerte, el de un Estado ateo, que da por supuesto que una sociedad política sólo podrá considerarse verdaderamente democrática cuando sus ciudadanos se reconozcan como personas que no pueden aceptar ninguna esperanza que pudiera venir de un más allá de la propia sociedad humana; por tanto, cuando el Estado asume su responsabilidad de educar a los ciudadanos, corrigiendo la falsa conciencia de sí mismos, que es promovida muy especialmente por las religiones positivas, pero también por la religión natural.


Cita:

Crítica a la cuarta alternativa, del racionalismo ilustrado o impío
(…)
a) La orientación espiritualista del racionalismo ilustrado comprende a su vez dos versiones muy distintas: desemboca, en su versión más radical, en la doctrina de la religión natural, entendida como la religión que ha logrado desprenderse de las superestructuras o supersticiones creadas por los intereses sacerdotales y políticos y cristalizadas en las dogmáticas y rituales de las religiones positivas (es la línea de Voltaire o de Volney); pero otras versiones menos radicales tienden a recuperar todo cuanto les sea posible de las religiones positivas, reinterpretándolas según sus principios, y partiendo del supuesto de la «identidad del mensaje» de todas las religiones positivas como manifestaciones de un mismo sentimiento religioso «escrito en el corazón de los hombres honrados», como decía el vicario saboyano del Emilio de Rousseau.
Lessing, en Natham el sabio, ofreció la fórmula general en su famosa alegoría de los tres anillos de oro que el padre habría dado a sus hijos, como prenda de su sucesión: los anillos simbolizaban al judaísmo, al cristianismo y al islamismo. Lo que quería decir Lessing es que estas tres religiones positivas son, en el fondo, la misma «Religión natural». En consecuencia, si se mantuviera el criterio, la asignatura «Religión» quedaría bien respaldada, como asignatura obligatoria, dada la importancia que se le atribuye, no sólo desde el punto de vista ético (sino también espiritual y político), siempre que a esta asignatura se le dieran los contenidos no confesionales pertinentes.
La crítica al proyecto, en un Estado aconfesional, de una asignatura «Religión» entendida como «Religión natural», dentro de los límites del más estricto humanismo (al modo kantiano), no sólo habría que fundarla en la crítica filosófica a la misma doctrina de la religión natural, sino también a la crítica política, relativa a su viabilidad.
Ya la propuesta «conciliatoria» de Lessing fue rechazada por las confesiones afectadas, que veían en ella un desprecio de lo que cada una tenía que considerar como sus valores más preciados: sus dogmáticas, sus sacramentos, sus rituales, su organización eclesiástica. El irenismo ecuménico que en nuestros días se predica por parte de algunos grupos religiosos no deja de ser un experimento utópico fundado acaso en la solidaridad de los adalides de las «religiones superiores» frente al ateísmo y la irreligiosidad en ascenso, sobre todo en la época de la Guerra Fría. Pero esta solidaridad irenista («¡sacerdotes de todos los países, uníos!») no garantiza la irreductible incompatibilidad de las religiones positivas entre sí, siempre que se mantenga la fe en las creencias respectivas, y no se consideren éstas (con Lessing) como meros símbolos de un fondo de religión natural.


En cuanto a la posición del materialismo filosófico, valga el texto que sigue (mismo artículo de Gustavo Bueno) :

Cita:

Esta cuarta alternativa, al enfrentarse con los valores artísticos, culturales, &c., que puedan encontrarse en las religiones positivas, tendrá que proponerse como objetivo el de la disociación o depuración de estos valores respecto de las placentas religiosas en las que maduraron; tendrán que hacer ver, por ejemplo, cómo el valor musical de la misa en sí menor de Juan Sebastián Bach, es independiente de sus componentes religiosos.


En la parte III de este Rasguño (Correspondencia de las alternativas propuestas con diversas alternativas políticas), se introduce un tema crucial para nuestra propuesta de trituración de dogmas, imposturas, ideologías a ellos relacionadas,&tc. Sólo me referiré a la correspondencia de esas alternativas sobre la enseñanza de la asignatura Religión con la alternativa política que podemos considerar como la más cercana al Pensamiento Alicia-Zapatero

Cita:


(4) ¿Y qué correspondencias políticas podríamos asignar a la alternativa racionalista?
Ante todo, ¿cómo traducir esta alternativa racionalista en términos de contenidos de una asignatura?
A nuestro juicio los contenidos de esta asignatura deberían tomar de un modo u otro la forma de una «Filosofía de la Religión», antes que los de una «Historia de las Religiones», una «Antropología» o una «Historia cultural». Y no porque la Filosofía de la Religión, cuando no es mera apología de una religión determinada o de las religiones en general, pueda siempre desenvolverse al margen de la historia o de la antropología cultural, sino porque las utilizará, reinterpretando sus datos desde sus propias coordenadas.
También es cierto que, según lo que hemos expuesto a propósito de la alternativa (4), la asignatura «Filosofía de la Religión», cuando se mantiene a distancia de todo tipo de confesionalismo, podría orientarse en dos direcciones muy distintas y opuestas entre sí:
a) Ante todo, siguiendo una orientación humanista espiritualista, es decir, entendiendo la asignatura «Religión» como Religión natural, y tratando de reinterpretar su historia y sus componentes culturales como expresión de una religión natural (o de una ética, en sentido kantiano).
Esta orientación de la asignatura «Religión» (que dejaría en todo caso muy descontentos a católicos, musulmanes o calvinistas) no resultaría muy ajena a lo que podrían impulsar algunas corrientes liberales o socialdemócratas moderadas, de inspiración humanista o krausista. De hecho, mucho de aquello que impulsó la asignatura «Etica», tan bien amada por la socialdemocracia en los tiempos de Felipe González, tiene una inspiración humanista espiritualista muy próxima a la religión natural, al deísmo, o al agnosticismo positivo, al incluir en los programas temas tales como «el sentido de la vida», entendidos en los términos de la trascendencia existencial.


Cita:

b) Es muy difícil en cambio encontrar correspondencias políticas, en España, a la concepción de la asignatura de «Religión» como una Filosofía de la Religión de signo materialista, y no sólo ateo sino antignóstico. Descartada, tras la caída de la Unión Soviética, la inspiración de los Partidos Comunistas, las posiciones más próximas a esta versión de la cuarta alternativa habría que buscarlas acaso en las corrientes radicales de una virtual «izquierda republicana», impregnada de racionalismo cientificista, pero con muy escasa organización política definida, y muy escasas posibilidades en un futuro inmediato.
Otro tanto habrá que decir de las posibilidades de orientar, en un plan de estudios, la asignatura «Religión» en el sentido del materialismo filosófico.


El constatar que este último comentario( texto próximo) de Gustavo Bueno está fundamentado en los hechos objetivos del presente( in medias res) no es impedimento para que sigamos en la brecha ( filosófica ) para no acabar totalmente anegados por la basura ideológica de todo tipo, ahora más fortalecida por los seguidores embobados de nuestro actual presidente redentor de la Humanidad(¿?)
Debemos sin duda alguna celebrar desde el materialismo filosófico que el éxito editorial y la importante (mejor aún, importantísima) repercusión en los medios impresos y radiales y televisivos del libro sobre la estulticia filosófica ( y sus perniciosos efectos prácticos para la sociedad española sin duda alguna) de un presidente cuyo pensamiento resulta tan idiotizante en todos los campos seccionados y triturados por el método filosófico materialista. Por supuesto, la reacción de la llamada filosofía universitaria (no digo académica) será como siempre últimamente(véase si no el caso de la lucha contra la LOE y sus ataques contra la Filosofía en la Educación).
Contamos, además con El Catoblepas , el Diccionario Filosófico de Pelayo García y ahora con la Enciclopedia de Filosofía en la wikipedia que se está convirtiendo en una herramienta imprescindible u de un valor educativo muy importante dadas las circunstancias a que se refiere Gustavo Bueno en el párrafo que pongo a continuación, al menos en mi caso y seguramente en el de muchísimos profesores y alumnos.

Cita:

Y sobre todo, aún en el supuesto utópico de que pudieran alcanzarse en un plazo medio alguna situación para las alternativas tercera o cuarta, habrá que dudar de la disponibilidad de un cuerpo de profesores suficientemente preparados para poder ofrecer una materia consistente capaz de ser enfrentada a los debates que, no sólo desde el punto de vista de los apologetas de las diversas confesiones, sino también de los sociólogos, antropólogos o historiadores de las religiones, habrán de suscitarse.
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Este foro está bloqueado: no se puede publicar, responder, ni editar mensajes en este tema.   El tema está bloqueado: no pueden editarse ni agregar mensajes.    Índice del Foro los foros de nódulo -> Religión Todas las horas están en GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3
Página 3 de 3

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas




Canal rss servido por el trujamán de la comunicación electrónica y digital © 2003 - 2007 Trujamán